Throwback Review: ‘A Girl Like Me’ de Rihanna

A Girl Like MeA diferencia de muchas ‘pop stars’ que triunfaron con sus primeros álbumes y luego iniciaron una espiral decreciente en su éxito comercial, Rihanna inició tímidamente su carrera musical hasta dar el espaldarazo definitivo a nivel internacional con su tercer álbum de estudio y convertirse en la super estrella que es hoy en día. La artista barbadense hizo su debut en el mundo de la música en el año 2005 con el disco Music of the Sun, el cual estaba encuadrado dentro del sonido reggae y Dancehall con gran influencia del R&B y apenas contaba con input por parte de la joven cantante en el proceso creativo. Este álbum obtuvo un moderado éxito en Estados Unidos, donde fue certificado platino por ventas superiores al millón de copias y contó con el hit single ‘Pon de Replay’, el cual alcanzó el #2 en la lista americana y también resultó una de las canciones más populares de aquel año en países como Reino Unido, Alemania o Australia. Durante sus primeros años de carrera, Rihanna se caracterizó por una gran agilidad a la hora de lanzar discos y apenas 7 meses después de su debut publicó su segundo álbum de estudio, titulado A Girl Like Me, con el amplió su público y empezó a hacerse un nombre en el resto del mundo. Aunque la mayoría de los temas presentes en el álbum son de estilo reggae e inspirados en sus orígenes caribeños, Rihanna empezó a incorporar un sonido R&B/pop comercial más acusado. Debido al escaso tiempo transcurrido con respecto a su primer trabajo, Rihanna contó con los mismos responsables de ‘Music of the Sun’, Evan Rogers y Carl Sturken, quienes se encargaron de la mayoría de los temas, además del dúo noruego StarGate, aunque incorporó otros productores como JR Rotem o Mike City. Pese a que Rihanna participó en el proceso creativo más que en su anterior trabajo y compuso varias canciones de ‘A Girl Like Me’, todavía no había asumido el control artístico de su carrera, algo muy común en las ‘pop stars’ durante los primeros años de carrera. El segundo álbum de Robyn Rihanna Fenty debutó en el #5 de la lista americana y vendió un millón y medio de copias en Estados Unidos, aumentando ligeramente las cifras de su álbum debut, sin embargo en el resto del mundo experimentó un mayor avance a nivel comercial y fue #1 en Canadá y top 10 en Reino Unido y Australia.

El single presentación del álbum fue SOS, un enérgico tema dance-pop que destacaba por samplear la famosa canción ‘Tainted Love’ y estaba producido por JR Rotem junto a sus habituales colaboradores Evan Rogers y Carl Sturken. A igual que ‘Umbrella’ le llegó a Rihanna de rebote tras ser rechazada por Britney Spears, la primera opción para SOS fue Christina Milian, pero decidió no grabarla y Rotem se la ofreció a la cantante de Barbados. SOS logró gran éxito en 2006 y se convirtió en el primero de los muchos #1 que conseguiría Rihanna en la lista americana a lo largo de su carrera. No sólo fue #1 en Estados Unidos, sino también en Canadá y Australia y ocupó el top 5 en Reino Unido y Alemania. Pese a que era el tema más pegadizo y bailable del disco, como single resultaba un tanto ‘engañoso’ ya que no representaba el contenido del álbum, en su mayoría influenciado por el sonido reggae. Tras la gran acogida de SOS, llegó Unfaithful, la primera balada que Rihanna lanzaba como single. Unfaithful se trata de una melodramática balada pop/R&B a piano compuesta por Ne-Yo junto a StarGate cuyas letras hacen referencia al remordimiento que siente una mujer al ser infiel a su pareja. Unfaithful recibió buenas opiniones de los expertos musicales al mostrar el lado más vulnerable de Rihanna sin embargo encontraron el tema muy similar a otras de producciones de StarGate y también se criticó su escaso rango vocal. Unfaithful tuvo buen desempeño comercial en las listas de venta y ocupó el top 10 en los principales mercados musicales. Como tercer single se lanzó We Ride, un medio tiempo R&B producido nuevamente por StarGate que a diferencia de sus predecesores resultó un fracaso a nivel comercial. El último single extraído del álbum fue Break It Off, un marchoso tema Dancehall con gran componente electrónico que contaba con la colaboración del artista jamaicano Sean Paul y nos devolvía a los orígenes caribeños de la cantante. Break It Off fue lanzado como single de manera limitada en varios países, entre ellos Estados Unidos, donde alcanzó el top 10, el cuarto obtenido por Rihanna en tierras americanas.

La estrategia comercial de ‘A Girl Like Me’ resultó muy acertada ya que se lanzaron como single los temas más marchosos y pegadizos del álbum y que contaban con mayor viabilidad comercial, dejando a un lado los temas de estilo reggae reminiscencia de ‘Music of the Sun’ que abundan en el disco. Del resto del álbum merece la pena mencionar ‘Kisses Don’t Lie’, un original tema reggae con gran componente rock debido al uso prominente de guitarra eléctrica y compuesto por la propia Rihanna, ‘Dem Haters’, uno de los temas con mayor influencia reggae del disco y que cuenta con la participación del artista barbadense Dwane Husbands o ‘Crazy Little Thing Called Love’, otro tema de reggae en el que colabora el grupo J-Status, también de procedencia caribeña. Mientras que la primera parte del álbum está formada por temas up-tempo, la segunda parte baja de ritmo y encontramos varias baladas, como por ejemplo ‘A Girl Like Me’, que da título al disco y se trata de una balada R&B mid-tempo con uso de guitarra española que le da un cierto toque latino.

Aunque la mayor parte del público conoció a Rihanna a raíz del éxito de ‘Umbrella’, yo me empecé a interesar por ella desde sus inicios con ‘Pon de Replay’ y el álbum protagonista de este post fue el primero de Rihanna que compré, por ello le tengo un cariño especial. Pese a que el reggae no es uno de mis géneros favoritos, este álbum me sorprendió gratamente ya que encontramos una variedad de estilos que van del reggae al dance-pop o el R&B y me parece un disco muy interesante de la época más desconocida de Rihanna. Los únicos puntos negativos de ‘A Girl Like Me’ son las baladas, que a excepción de ‘Unfaithful’ resultan bastante insípidas y olvidables, además de la escasa capacidad vocal de Rihanna, que al principio era muy limitada pero mejoró considerablemente a lo largo de su carrera. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: ‘Talk That Talk’ de Rihanna

Talk That TalkA finales de 2010 Rihanna publicó Loud, uno de los álbumes más importantes dentro de su carrera y con el que volvió a mostrar su lado más desenfadado y bailable tras la época oscura que supuso ‘Rated R’. Loud superó los 8 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en su segundo disco más vendido y contó con los singles #1 ‘Only Girl (In The World)’, ‘What’s My Name?’ y ‘S&M’. Siguiendo su habitual estrategia de lanzar discos con gran agilidad, la cantante de Barbados publicó en noviembre de 2011 su sexto álbum de estudio, titulado Talk That Talk, el cual fue grabado durante la gira promocional de Loud y debido al escaso lapso de tiempo entre ambos resultan muy similares y no se aprecia excesiva evolución. El sexto álbum de estudio de Rihanna sigue la estela musical de Loud y está encuadrado dentro de un pop/R&B muy bailable con influencia House, dubstep, Hip Hop y Dancehall. Rihanna participó en la composición de 8 temas de álbum y contó con la producción de sus habituales colaboradores StarGate además de Dr. Luke, Cirkut, Hit-Boy o Calvin Harris. ‘Talk That Talk’ debutó en el #3 de la lista americana de álbumes, consiguió el quinto top 5 consecutivo de Rihanna en Estados Unidos y vendió más de un millón de copias. En el resto del mundo también tuvo una gran acogida comercial y ocupó el top 5 en los principales mercados musicales como Francia, Alemania, Canadá y Australia incluyendo el #1 en Reino Unido, donde resultó un tremendo éxito y vendió más de un millón de ejemplares.

El single presentación del álbum fue We Found Love, un bailable y marchoso tema electro-House y dance-pop producido por el DJ Calvin Harris que recordaba a varias canciones de Loud como ‘Only Girl (In The World)’. Este single logró un éxito descomunal en las listas de venta: llegó al #1 en más de 20 países de todo el mundo incluyendo Canadá, Alemania o Reino Unido y acabó superando los 20 millones de copias, entrando en la lista de las canciones más exitosas de todos los tiempos. En la lista americana ‘We Found Love’ se mantuvo en el #1 durante 11 semanas no consecutivas superando a ‘Umbrella’, que hasta la fecha era el single más exitoso de Rihanna. Este tema que habla de «encontrar el amor en un lugar sin esperanza» obtuvo críticas principalmente positivas y recibió varios premios, entre ellos ‘mejor videoclip del año’ en los Grammy. Como segundo single se lanzó You Da One, un medio tiempo reggae-pop con influencia electro-pop y dubstep producido por Dr. Luke y Cirkut. Debido al éxito masivo de ‘We Found Love’, ‘You Da One’ se mantuvo a la sombra de él y pasó muy desapercibido en las radios y listas de venta, aunque ocupó el top 20 en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. En mi opinión la elección de ‘You Da One’ como single no fue de lo más acertado ya que en ‘Talk That Talk’ podemos encontrar mejores canciones. El tercer single elegido fue Talk That Talk, un marchoso tema Hip Hop/R&B producido por StarGate que contaba con la colaboración del veterano rapero Jay-Z y resultaba el tema más urbano del disco. Al no contar con videoclip ni apenas promoción por parte de Rihanna, este single tuvo un desempeño muy moderado y apenas ocupó el top 40 en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Como cuarto single se lanzó Where Have You Been, un enérgico tema electro-House y dance-pop que compartía similitudes con el estilo del primer single ‘We Found Love’ y estaba producido por Dr. Luke, Cirkut y Calvin Harris. Debido a su naturaleza bailable y desenfadada este tema cosechó buenas críticas por parte de los expertos musicales, recibió una nominación a ‘mejor actuación pop’ en los premios Grammy y tuvo un gran éxito en las listas de venta, en las que ocupó el top 10 en Reino Unido, Australia, Francia y Estados Unidos.

Pese a que ‘Talk That Talk’ contiene temas muy interesantes, también incluye en mi opinión la peor canción de toda la carrera de Rihanna: ‘Cockiness (Love It)’, que se trata de un extraño tema dubstep y Dancehall con letras sexuales muy explícitas producido por Bangladesh que fue lanzado como último sencillo en tierras americanas. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘Drunk on Love’, un medio tiempo electro-pop que nos recuerda el estilo de la era ‘Rated R’, el marchoso ‘Watch n Learn’ que contiene ritmos caribeños como Dancehall y reggae, o ‘Roc Me Out’, un tema mid-tempo synth-pop con influencia R&B producido por StarGate en el que Rihanna seduce a su amante revelándole sus secretos sexuales más íntimos. En resumen, Rihanna no tiene prácticamente ningún álbum malo y aunque mis favoritos dentro de su amplio catálogo musical son ‘Good Girl Gone Bad’ o ‘Loud’, Talk That Talk también tiene grandes momentos aunque resulta tan similar a este último que podríamos considerarlo como su re-edición debido a sus puntos en común. Temas imprescindibles: We Found Love, Where Have You Been, Talk That Talk, Roc Me Out y Drunk on Love. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: ‘Good Girl Gone Bad’ de Rihanna

RihannaRihanna hizo su debut en el mundo de la música en el año 2005 con el álbum ‘Music of the Sun’, el cual tenía influencias de la música caribeña, estaba encuadrado dentro del sonido reggae/R&B, ocupó el top 10 en la lista de ventas de Estados Unidos e impactó tímidamente en el resto del mundo, aunque contó con el hit single ‘Pon de Replay’, el cual ocupó el top 10 en la mayoría de países. Apenas 8 meses después, la cantante nacida en Barbados lanzó su segundo disco de estudio, ‘A Girl Like Me’, con el que aumentó su popularidad a nivel internacional gracias al single #1 ‘SOS’ o ‘Unfaithful’. Desde sus inicios en el mundo de la música, Rihanna se ha caracterizado por su gran agilidad a la hora de publicar álbumes y un año después de ‘A Girl Like Me’ vio la luz su tercer disco, Good Girl Gone Bad, que supuso un punto de inflexión en la carrera de la joven cantante ya que se distanció de la imagen dulce e inocente de sus comienzos para adoptar otra más sexy y rebelde, además su música abandonó el sonido reggae y los ritmos caribeños para incorporar un estilo pop, dance-pop y R&B más comercial y accesible a un público más amplio. Aunque sus habituales colaboradores Evan Rogers y Carl Sturken también participaron en este álbum, su presencia disminuyó en favor de otros famosos productores como Tricky Stewart, Timbaland, J.R. Rotem, Ne-Yo o StarGate, los cuales ya habían participado en sus anteriores discos pero aumentaron su participación en ‘Good Girl Gone Bad’ y se convirtieron en los artífices de sus temas más exitosos. Gracias a una magnífica selección de singles que recibieron una gran acogida comercial, el álbum debutó en el #2 de la lista americana y vendió más de dos millones y medio de ejemplares en Estados Unidos, un incremento más que considerable con respecto a ‘A Girl Like Me’. Alrededor del mundo Rihanna aumentó su popularidad de manera exponencial y el álbum obtuvo un recibimiento muy positivo en las listas de venta de Reino Unido o Canadá, donde fue #1 y ocupó el top 10 en los principales marcados musicales y superó los 9 millones de copias.

El single presentación del álbum fue Umbrella, un marchoso tema pop/R&B con influencia Hip Hop que contaba con la colaboración del veterano rapero Jay-Z y estaba compuesto por The Dream y Tricky Stewart bajo la producción de este último. Tricky Stewart compuso la canción con Britney Spears en mente sin embargo el equipo de la princesa del pop rechazó ‘Umbrella’ sin imaginarse el nivel de éxito que alcanzaría dicho tema (no sería la última vez que Britney rechazaría temas que se convertirían en un hit). Umbrella fue aclamado por expertos musicales por su producción y sus letras, en particular su adictivo estribillo «under my umbrella, ella, ella» aunque algunos criticaron la fría ejecución vocal de Rihanna en comparación con la calidez del tema. Este single superó todas las expectativas y ocupó el #1 en la lista americana durante 7 semanas consecutivas y acabó vendiendo más de 6 millones de copias en Estados Unidos, donde logró un récord en ventas en formato digital. En el resto del mundo también resultó un tremendo éxito y fue #1 en Australia, Canadá, España, Alemania o Reino Unido (donde se mantuvo en lo más alto durante 10 semanas consecutivas) y se convirtió en uno de los singles más exitosos de todos los tiempos y el tema más radiado de la década del 2000. Umbrella recibió numerosos premios entre ellos el Grammy a mejor colaboración rap/cantada y su videoclip, que también fue tremendamente popular, ganó el premio MTV a mejor vídeo del año.

Tras el éxito masivo de ‘Umbrella’ llegó Shut Up and Drive, un tema muy diferente al anterior que abandonaba su lado urbano para adentrarse en el pop/rock y el sonido ‘new wave’ de los años 80. Este tema estaba producido por Evan Rogers y Carl Sturken recibió criticas muy variadas de los expertos musicales (personalmente considero que hay mejores canciones en el álbum) y tuvo una moderada acogida en Estados Unidos aunque ocupó el top 5 en Reino Unido. El tercer single elegido fue Hate That I Love You, un bonito tema mid-tempo R&B producido por StarGate y que contaba con la colaboración del cantante Ne-Yo y que nos mostraba el lado más sensible de Rihanna. Este tema recibió buenas críticas de los expertos musicales por su similitud con temas de Ne-Yo y otras producciones del dúo noruego como ‘Irreplaceable’ de Beyoncé. ‘Hate That I Love You’ ocupó el top 10 en Estados Unidos y el top 20 en Australia, Canadá y Reino Unido. Para mostrar la amplia variedad de estilos presentes en el disco como cuarto single se lanzó Don’t Stop The Music, un pegadizo tema dance-pop producido por StarGate que destacaba por samplear el famoso estribillo de Wanna Be Startin’ Somethin’ de Michael Jackson y resultaba el tema más up-tempo del álbum. Por su naturaleza marchosa y bailable ‘Don’t Stop The Music’ resultó tremendamente popular en Europa (el mercado más receptivo al sonido Dance) y alcanzó el #1 en Francia, Alemania o España y el top 5 en Reino Unido. En Estados Unidos ocupó el #3 y se convirtió en el segundo single más exitoso de la edición original del álbum. 

Un año después de su lanzamiento, Good Girl Gone Bad fue re-editado con nuevos temas, entre ellos Take a Bow, que se convirtió en el single presentación de la re-edición. Esta balada R&B mid-tempo producida por StarGate y Ne-Yo relata la traición e infidelidad de su ex-pareja y recibió buenas opiniones de los expertos musicales aunque se criticó la producción poco original de StarGate, quienes imprimían su habitual sonido en todos los temas mid-tempo que producían. ‘Take a Bow’ resultó un éxito en Estados Unidos, donde se convirtió en el tercer single #1 de Rihanna y en el resto del mundo también tuvo un buen desempeño, especialmente en Reino Unido y Canadá, donde también alcanzó el #1. Otro de los temas inéditos de la re-edición, Disturbia, fue lanzado como siguiente single. Este marchoso y bailable tema dance-pop y electro-pop estaba compuesto por el cantante Chris Brown (quien más adelante sería su pareja) y recordaba a otras canciones up-tempo del álbum como ‘Don’t Stop The Music’ aunque contenía una temática más oscura que sería la seña de identidad de su siguiente disco ‘Rated R’. ‘Disturbia’ continuó la excelente racha comercial de Rihanna en Estados Unidos y nuevamente llegó a lo más alto de la lista de ventas americana. Como último single del álbum (aunque pertenecía a la edición original) se lanzó Rehab, que se trataba un medio tiempo R&B de carácter melancólico producido por Timbaland que contaba con una pequeña participación de Justin Timberlake y en el que Rihanna se enfrenta a los dolorosos recuerdos de su anterior relación y compara a su ex-pareja con una enfermedad. Del resto del álbum destacan ‘Breakin’ Dishes’, un marchoso tema electro-pop y dance-pop producido por Tricky Stewart que mostraba a la perfección el lado rebelde que quería ofrecernos Rihanna en este trabajo o ‘Good Girl Gone Bad’, un tema mid-tempo pop/R&B con la producción típica de StarGate que explica cómo los fracasos con los hombres y las relaciones fallidas le hicieron madurar y dejar de ser una ‘chica buena’.

Good Girl Gone Bad fue un álbum clave en la carrera musical de Rihanna ya que le dio el espaldarazo definitivo para convertirse en un fenómeno global y una de las cantantes pop más importantes de la década del 2000. Además marcó una transición entre sus dos primeros trabajos, muy influenciados por el reggae y sus raíces caribeñas y sus siguientes álbumes, que seguían la estela dance-pop y R&B de Good Girl Gone Bad. Aunque personalmente descubrí la música de Rihanna mucho antes de que despuntara a nivel internacional y considero ‘A Girl Like Me’ uno de mis discos preferidos de la cantante barbadense, ‘Good Girl Gone Bad’ también se encuentra entre mis favoritos ya que es un disco muy variado, completo y lleno de buenas canciones que hicieron de Rihanna una súper estrella del mundo de la música. Temas imprescindibles: Don’t Stop The Music, Umbrella, Disturbia, Hate That I Love You, Take a Bow, Good Girl Gone Bad y Breakin’ Dishes. Puntuación: 8’5/10.

Los mejores discos pop de la década 2010-2019

Tras haber realizado el listado a los mejores álbumes dentro del género R&B de la década 2010-2019, ahora le toca el turno a los discos de estilo pop. Al igual que comenté en la otra ocasión, la industria musical ha cambiado a pasos agigantados y mientras que los álbumes lanzados durante los primeros años de la década todavía se regían por los patrones establecidos en la década del 2000 (con unas ventas de CD’s físicos todavía aceptables, un progresivo aumento en las ventas digitales y respaldados por uno o dos singles lanzados con anterioridad a la publicación del disco) los que han visto la luz estos últimos años se han basado en las cifras de streaming y han seguido estrategias promocionales muy diferentes como el lanzamiento de numerosos sencillos (o ‘buzz singles’) por parte de los artistas para tantear el terreno y ver si obtienen apoyo por parte del público, que ahora valora la inmediatez en el consumo de música. En el aspecto musical cabe destacar la gran influencia que ha tenido el sonido electrónico en el pop, de ahí que varios de los discos presentes se encuentren dentro del estilo electro-pop. Los álbumes que pasaré a comentar a continuación son los que en mi opinión he considerado los más influyentes e importantes de la pasada década.

The Truth12. The Truth About Love de Pink.

Pink comenzó el 2010 publicando un álbum de grandes éxitos que resumía lo mejor de la cantante americana durante la década anterior, en la que fue una de las artistas pop más importantes y exitosas. Tras ser madre de una niña fruto de su relación con el motociclista Carey Hart, Pink regresó en 2012 con su sexto disco de estudio, The Truth About Love, en el que no sólo trataba el tema del amor y la turbulenta relación amorosa con su pareja, sino también otros temas como el empoderamiento femenino o la exclusión social. Alecia Moore (el verdadero nombre de Pink) dejó el listón muy alto con su último álbum de estudio, Funhouse, el cual recibió buenas críticas de los expertos musicales, obtuvo ventas millonarias y gozó de gran éxito gracias a singles como ‘So What’, ‘Sober’ o ‘Please Don’t Leave’, por lo que la cantante tenía un reto muy importante con este disco, sin embargo superó todas las expectativas y nos regaló posiblemente su trabajo más maduro y consistente hasta la fecha. The Truth About Love estaba producido principalmente por Greg Kurstin, con producción adicional de sus habituales colaboradores Billy Mann y Max Martin. Este álbum lideró las listas de ventas de Australia, Canadá o Alemania y destacó por el hecho de que consiguió el primer #1 de Pink en Estados Unidos y acabó vendiendo más de 7 millones de copias en todo el mundo gracias a la magnífica acogida de los sencillos lanzados. El primer single del álbum fue Blow Me (One Last Kiss), un marchoso tema dance-pop y electro-pop producido por Greg Kurstin que resultaba un auténtico himno de desamor tras una ruptura y gozó de buena acogida en las listas de venta: fue #1 en Australia y ocupó el top 5 en Estados Unidos y Reino Unido. Pink siguió el mismo patrón que con sus últimos discos y tras un explosivo primer single llegó un tema más lento y profundo, en este caso Try, un medio tiempo pop/rock que suponía uno de los puntos fuertes del álbum tanto por su composición como por la producción y la voz de la cantante. Como suele ocurrir habitualmente con Pink, la elección del tercer single escondía uno de los tesoros del álbum: me estoy refiriendo a Just Give Me a Reason, una preciosa balada que contaba con la colaboración del cantante Nate Ruess y resultó no sólo el single más exitoso del disco sino de toda la trayectoria de Pink. Just Give Me a Reason alcanzó el #1 en Australia, Canadá o Alemania y se convirtió en el cuarto chart-topper de la cantante en Estados Unidos. The Truth About Love es un disco de estilo pop y pop/rock que contiene grandes canciones como ‘Slut Like You’, la única contribución de Max Martin del álbum y que mostraba el habitual lado gamberro de Pink o ‘Here Comes The Weekend’, que contaba con la participación del rapero Eminem. Como gran seguidor de Pink que soy desde sus inicios en el mundo de la música, ningún disco suyo me decepciona pero «The Truth About Love» se encuentra entre los mejores trabajos de su discografía y merece aparecer en este repaso a los álbumes pop más importantes de la pasada década. Puntuación: 8/10.

Animal11. Animal de Ke$ha.

Tras iniciarse en el mundo de la música haciendo coros y componiendo para otros artistas, una joven llamada Kesha Sebert despuntó en la escena musical gracias a su participación en el single ‘Right Round’ del rapero FloRida, el cual alcanzó el #1 en los principales mercados musicales como Reino Unido, Australia o Estados Unidos y supuso el espaldarazo definitivo para iniciar su carrera como cantante. Ke$ha estuvo trabajando en su debut durante años y publicó su primer álbum, Animal, el 1 de enero de 2010, inaugurando la década de la mejor manera posible. La cantante nacida en Los Angeles se rodeó de importantes nombres de la industria musical como Dr. Luke (el cual le fichó en su discográfica, se convirtió en su mano derecha y fue el responsable de la mayor parte de las canciones del disco) además de Max Martin, Greg Kurstin, Ammo o Benny Blanco para dar forma a un álbum encuadrado dentro del sonido dance-pop y electro-pop que tan de moda estaban en aquel momento. El single presentación de Animal fue Tik Tok, un tema electro-pop sumamente adictivo producido por Dr. Luke en el que Ke$ha destacaba por su técnica sing-rap y el uso desmedido de Auto-Tune, que se convertirían en la seña de identidad de la cantante durante los primeros años de su carrera. Tik Tok sorprendió al público por sus pegadizas letras sobre pasarlo bien, vivir la vida y no dejar que nadie te pisotee mientras que relataba un sueño en el que se despertaba siendo un importante rapero rodeado de bellas mujeres y creyéndose una estrella de la música. Tik Tok tuvo un enorme impacto comercial: lideró las listas de venta en más de 20 países de todo el mundo y se convirtió en uno de los temas con mayores ventas digitales de la historia de la música, superando los 10 millones de copias. Tras la espectacular acogida del primer single, la controvertida cantante demostró que su éxito no era flor de un día y lanzó varios singles que nuevamente ocuparon las primeras posiciones en las listas de venta como ‘Your Love Is My Drug’ o ‘Take It Off’. Desde un primer momento Ke$ha destacó por su excéntrica personalidad, su imagen ‘descuidada’ de ‘party girl’ y sus polémicos comentarios pero sin duda cautivó al público joven gracias a unas canciones divertidas, desenfadadas y dirigidas a las pistas de baile, además fue una de las abanderadas del sonido electro-pop que triunfó durante aquellos años. Animal se puede escuchar prácticamente en su totalidad sin apenas saltar ningún tema y resulta uno de los debuts más sólidos de las últimas décadas, por ello merece formar parte de este repaso. Puntuación: 8/10.

Teenage Dream10. Teenage Dream de Katy Perry.

Tras un álbum de rock cristiano publicado con su verdadero nombre, ‘Katy Hudson’ cuando apenas era una adolescente, Katy Perry hizo su debut internacional con One Of The Boys, el cual tuvo un impacto positivo gracias a varios hit singles que ocuparon las primeras posiciones en las listas de venta. Con «One of The Boys» se alejó completamente de la temática cristiana del anterior y estaba formado en su mayoría por marchosos temas pop/rock, power pop y dance-pop, de entre los que destacaban ‘I Kissed a Girl’ y ‘Hot n Cold’, que lograron un gran desempeño comercial y ocuparon el top 5 en los principales mercados musicales. Desde un primer momento, la cantante californiana destacó por su imagen de «Lolita» moderna y sexy, sus extravagantes atuendos y sus canciones de letras irónicas con gran sentido del humor, aunque también resultaron muy controvertidas las que hablaban sobre homosexualidad, como ‘I Kissed a Girl’ o ‘Ur So Gay’. En verano del 2010 Katy Perry regresó al panorama musical con su tercer álbum de estudio, Teenage Dream, el cual seguía la estela musical pop/rock de su anterior disco pero incorporaba gran influencia electro-pop y dance-pop, estilos en los que profundizaría en sus trabajos posteriores. Katy Perry compuso todas las canciones presentes en el álbum, que trataban temas como el amor adolescente, salir de fiesta o el empoderamiento femenino, bajo la producción de importantes nombres de la industria musical como Dr. Luke, Max Martin, StarGate, Benny Blanco, Tricky Stewart o Greg Wells. Gracias al tremendo éxito de los singles lanzados, Teenage Dream debutó en el #1 en las listas de ventas de Estados Unidos, Canadá, Australia o Reino Unido entre otros y superó los 6 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en uno de los discos más populares y exitosos de aquel año. Si por algo destacó Teenage Dream fue por su excelente elección de los singles lanzados, los cuales gracias a su variedad y gran calidad, 5 de ellos alcanzaron el #1 en la lista americana de manera consecutiva (además de otro #1 no consecutivo perteneciente a la edición deluxe del álbum), logrando un gran hito en la historia de la música, ya que hasta el momento sólo Michael Jackson había logrado 5 singles #1 de un mismo álbum. El single presentación del álbum fue California Gurls, un marchoso tema electro-pop con influencia Disco/funk que contaba con la colaboración del rapero Snoop Dogg y destacó por sus divertidas letras sobre los encantos de las chicas californianas y sobretodo por su polémico videoclip, en el que Katy lucía numerosos y escasos modelitos de lo más estrafalarios. El segundo single fue el tema que daba título al disco, Teenage Dream, que abandonaba el toque gracioso/divertido del single anterior, regresaba al sonido pop/rock y power-pop presente en su primer álbum y hablaba de un amor adolescente. Otros de los singles más destacados del álbum fueron Firework, una de las producciones de StarGate para el álbum y que se ha convertido en uno de los temas más representativos de la carrera de Katy, Last Friday Night, con el que Katy volvía a su lado más fiestero y divertido, E.T., que resultaba uno de los temas más originales y diferentes del disco debido a su gran componente electrónico, su influencia del sonido Trap/Hip-Hop y contaba con la participación del rapero Kanye West o el emotivo The One That Got Away, que hablaba sobre la perdida de un antiguo amor y es uno de mis temas favoritos del disco. Sin duda, «Teenage Dream» es el trabajo más sólido de la trayectoria musical de Katy Perry y uno de los álbumes pop más influyentes de la historia del pop. Puntuación: 8/10.

e754d-kylieaphrodite9. Aphrodite de Kylie Minogue.

Durante la década del 2000, Kylie Minogue protagonizó uno de los regresos más importantes del mundo del pop gracias a Light Years, el cual devolvió a la diva australiana la popularidad perdida tras varios años infructuosos a nivel comercial, y se superó con Fever, con el que regresó a los primeros puestos de las listas de ventas gracias al hit ‘Can’t Get You Out of My Head’ que la catapultó de nuevo al olimpo de las cantantes más importantes del pop. Aunque sus siguientes trabajos, Body Language y X, no lograron igualar el desempeño comercial de Fever, Kylie continuó generando singles de éxito en Reino Unido, Europa y Australia, sus mercados estrella. Con una popularidad en alza y en uno de sus mejores momentos personales y profesionales, la diminuta cantante comenzó la década del 2010 publicando su undécimo álbum de estudio, Aphrodite. Tras el coqueteo con el sonido R&B y electro-pop en Aphrodite y X, Kylie regresó a sus orígenes musicales y nos ofreció un álbum más parecido al estilo de Light Years encuadrado en el dance-pop y Disco con cierto toque electro-pop. La veterana cantante trabajó con importantes nombres de la industria musical como Stuart Price (responsable del éxito de Confessions de Madonna), Calvin Harris, Fraser T Smith, Starsmith o Xenomania para crear uno de los mejores álbumes de Kylie dentro de su extensa trayectoria musical. El single presentación de Aphrodite fue All The Lovers, un magnífico tema electro-pop producido por Stuart Price que fue aclamado por la crítica por sus letras, su gran producción y el gran estribillo, en el que Kylie afirmaba que sus anteriores parejas no se pueden comparar a su actual relación, que por entonces era el modelo español Andrés Velencoso. All The Lovers obtuvo un gran acogida comercial (ocupó el top 10 en Reino Unido, España o Francia), fue catalogado como un clásico de Kylie y se convirtió en un ‘fan favorite’. Este álbum está lleno de interesantes temas up-tempo dirigidos a las pistas de baile como ‘Get Outta My Way’, que fue lanzado como segundo single, ‘Closer’, ‘Cupid Boy’ o ‘Looking For an Angel’, por ello considero «Aphrodite» como uno de los mejores trabajos de Kylie Minogue y un merecedor ocupante de esta lista a los álbumes pop más influyentes de la anterior década. Puntuación: 8/10.

aa678-21adele8. 21 de Adele.

Adele pasó de ser prácticamente una desconocida para el público internacional (no en Reino Unido, donde ya era conocida con su anterior trabajo) a convertirse en la artista revelación del año 2011 gracias a su disco segundo disco de estudio, titulado 21. Este álbum, que mezcla Soul, pop y R&B, está lleno de canciones melancólicas provocadas por la depresión que sufrió tras la ruptura de la cantante con su pareja. Adele compuso las letras de todas las canciones que componen 21 bajo la producción de Paul Epworth, Rick Rubin o Ryan Tedder y además de sus grandes habilidades como compositora destacaba su maravillosa y personal voz, haciendo de la cantante británica una de las más completas y talentosas de las últimas décadas. Uno de los temas más up-tempo y marchosos del disco, Rolling In The Deep, fue elegido como primer single y además de recibir excelentes críticas de los expertos musicales logró ocupar el #1 en las listas de venta de Estados Unidos o Canadá y #2 en Reino Unido, sin embargo el segundo single, Someone Like You, consiguió superar el éxito del primer single y se ha convertido en una de las canciones más exitosas de la historia de la música tras vender más de 15 millones de copias. Esta preciosa balada de desamor inspirada en una relación fallida logró un premio Grammy a mejor actuación pop del año y también recibió una nominación a single británico del año en los premios BRIT. El tercer single single fue Set Fire to the Rain, otro de los puntos fuertes del álbum y personalmente mi favorito. Este tema también consiguió gran éxito y aunque no entró al top 10 en la lista de Reino Unido, se convirtió en el tercer #1 consecutivo en Estados Unidos, donde Adele gozó de un éxito tremendo. Entre lo más destacado de 21 por su gran calidad se encuentran ‘Rumour Has It’, otro de los temas up-tempo del disco y la balada pop/Soul producida por Ryan Tedder ‘Turning Tables’. El éxito comercial de «21» fue descomunal: lideró las listas de ventas de prácticamente todo el mundo, se convirtió en el disco más vendido de la historia en Reino Unido, fue #1 en Estados Unidos durante 24 semanas y superó los 30 millones de ejemplares vendidos a nivel mundial. Dentro de una década dominada por el sonido electrónico y el abuso del Auto-Tune es de agradecer que aparecieran álbumes melódicos y acústicos como «21», donde el centro de las canciones es la fantástica voz de Adele y no existe ningún truco de producción. Puntuación: 8/10.

sia_1000_forms_of_fear7. 1000 Forms of Fear de Sia.

Aunque ya era una afamada compositora solicitada por los mejores cantantes y productores, durante el año 2014 Sia Furler pasó de ser una artista minoritaria y desconocida por el gran público a convertirse en una de las cantantes más importantes del mundo de la música y ocupar las primeras posiciones en las listas de venta con 1000 Forms of Fear, su sexto álbum de estudio pero el primero que despuntó a nivel internacional. La gran acogida que obtuvo la cantante australiana fue sin lugar a dudas gracias al tema Chandelier, el primer single extraído del disco y con el que Sia consiguió una presencia máxima en las radios de todo el planeta. Gracias a la espectacular y personal voz de Sia, sus llamativas letras y su pegadizo estribillo, Chandelier logró un tremendo éxito en todo el mundo y aunque no alcanzó el #1 prácticamente en ningún país fue top 10 en todos los principales mercados musicales. 1000 Forms of Fear estaba formado por baladas y medios tiempos de estilo pop y electro-pop compuestos por la propia Sia bajo la producción de Greg Kurstin. Aunque Chandelier fue sin duda el single más popular del disco también destacan ‘Elastic Heart’, un tema synth-pop con influencia Trap que inicialmente formó parte de la banda sonora de la película «Los Juegos del Hambre» junto al cantante The Weeknd pero más tarde fue lanzado como single en una versión cantada en su totalidad por Sia, ‘Fire Meet Gasoline’, mi canción favorita del álbum, o ‘Big Girls Cry’, en la que habla de su batalla contra sus adicciones al alcohol y las drogas. 1000 Forms of Fear nos dio a conocer a Sia, una artista extremadamente talentosa pero a la vez muy excéntrica ya que durante la promoción del disco decidió no mostrar su rostro y se centró en el aspecto visual de su arte mediante complejas coreografías en sus videoclips y actuaciones en directo realizadas por la bailarina Maddie Ziegler. Sin duda «1000 Forms of Fear» es uno de los mejores y más originales discos de la pasada década, aclamado por los críticos musicales, #1 en las listas de ventas de Estados Unidos, Australia o Canadá y que recibió 4 nominaciones a los premios Grammy. Puntuación: 8/10.

24cf3-loud6. Loud de Rihanna.

Desde sus inicios en el mundo de la música, Rihanna se ha caracterizado por su frenético ritmo de trabajo y prácticamente cada año ha lanzado un disco pero lo más destacable es que a diferencia de otros cantantes que han iniciado una espiral decreciente en su éxito comercial a lo largo de su carrera, a la cantante de Barbados le ha ocurrido lo contrario y álbum tras álbum ha conseguido aumentar su popularidad y acogida comercial. Su tercer álbum «A Girl Gone Bad», con el que su música viró del reggae al pop/R&B más comercial, se convirtió en su espaldarazo definitivo para elevarla al olimpo del pop gracias a temas como ‘Umbrella’ o ‘Don’t Stop The Music’. Tras la etapa oscura que supuso su siguiente disco «Rated R», posterior al maltrato sufrido por su entonces novio Chris Brown, Rihanna volvió a dar un giro a su música y nos sorprendió con un trabajo que nada tenía que ver con Rated R, tanto en temática como en su imagen. A finales de 2010 vio la luz Loud, un álbum más alegre, divertido y positivo, formado por un compendio de temas up-tempo de estilo dance-pop y medios tiempos R&B, aunque también podíamos encontrar influencias reggae y pop/rock. Gracias al excelente rendimiento comercial de los singles lanzados, Loud superó ampliamente las ventas de su anterior disco y casi iguala las de A Girl Gone Bad, el mayor éxito de su carrera. Ocupó el top 5 en Estados Unidos, Australia, Francia o Alemania y fue #1 en Canadá y Reino Unido, donde tuvo un rendimiento excepcional, vendió casi 2 millones de copias y se convirtió en uno de los discos más vendidos del 2010 y 2011. Pocos álbumes han tenido una elección de singles tan acertada: el adelanto de Loud fue Only Girl (In The World), un bailable y marchoso tema dance-pop muy en la línea de ‘Don’t Stop The Music’, producido por el dúo noruego StarGate, colaboradores habituales de Rihanna. Este single fue un auténtico éxito en todo el planeta y ocupó el #1 en más de 10 países. El segundo single, What’s My Name, contaba con la colaboración del rapero canadiense Drake y se trataba de un tema electro-R&B de sonido caribeño que logró nuevamente el #1 en las listas de Estados Unidos y Reino Unido. El tercer sencillo, S&M, era otro potente tema dance-pop dirigido a las pistas de baile que causó gran controversia por su naturaleza erótica y su temática sadomasoquista pero se convirtió en el tercer single consecutivo de Loud en liderar la lista americana. La magnífica racha de singles siguió con la balada rockera ‘California King Bed’ o ‘Man Down’, un pegadizo tema reggae que recuperaba las raíces caribeñas de la cantante. Sin duda Loud es uno de mis discos favoritos de Rihanna y uno de los trabajos pop más influyentes de la pasada década. Puntuación: 8/10.

Jennifer5. Love? de Jennifer Lopez.

Tras tres álbumes de estudio comercialmente exitosos y varios singles #1 en las listas de venta de todo el mundo, Jennifer Lopez pasó de ser una famosa actriz a formar parte del olimpo del pop como una de las cantantes más importantes a principios de la década del 2000. Sin embargo a partir de su cuarto álbum Rebirth, Jennifer inició una espiral decreciente en su éxito comercial y con Brave tocó fondo ya que dicho álbum resultó un sonado fracaso y los niveles de popularidad de la cantante neoyorquina descendieron de manera notoria. En 2009 J.Lo empezó a trabajar en su nuevo trabajo discográfico y lanzó el single anticipo, ‘Louboutins’, cuya promoción fue bastante accidentada, no logró captar la atención del público y supuso uno de los mayores flops del año, lo que llevó a su discográfica Epic a romper su contrato con la cantante de origen puertorriqueño y dejó el futuro del álbum en el aire. Tras este nuevo traspiés, Jennifer Lopez volvió al estudio de grabación y en 2011 vio la luz su séptimo álbum de estudio, Love?, cuyo título hacía referencia a lo confuso que resultaba el amor para ella tras haber sufrido numerosas relaciones fallidas. Love? estaba formado por un compendio de nuevas canciones de sonido dance-pop y electro-pop junto al productor RedOne (responsable del éxito de Lady Gaga) y varios descartes de las sesiones originales del álbum de estilo R&B/pop. Cuando muchos daban por acabada su carrera musical, J.Lo resurgió como el ave fénix con el single On The Floor, que se trataba de un bailable y pegadizo tema dance-pop con influencias latinas que sampleaba la melodía de la lambada. Este marchoso tema producido por RedOne y con la colaboración del rapero latino Pitbull fue uno de los singles más exitosos del año, ocupó el #1 en más de 20 países de todo el mundo y logró numerosos premios. Aunque las canciones de estilo dance-pop y electro-pop dominan Love?, también podemos encontrar temas con influencia R&B como ‘I’m Into You’, un sensual medio tiempo con melodía caribeña que contaba con la colaboración del rapero Lil Wayne y fue lanzado como segundo single del álbum. «Love?» marcó el inicio de Jennifer Lopez dentro del sonido dance-pop, con el que lograría otros éxitos como ‘Dance Again’, perteneciente a su primer disco de grandes éxitos. Aunque la J.Lo más urbana de sus inicios siempre será mi favorita, «Love?» es uno de mis discos preferidos de la veterana cantante y merece formar parte del listado a los mejores álbumes de la década 2010-2019 ya que fue el responsable de devolver de nuevo a Jennifer Lopez a la cima de las listas de venta y está lleno de interesantes canciones como ‘Hypnotico’, ‘Invading My Mind’, ‘One Love’ o ‘Papi’. Puntuación: 8’5/10.

britney-spears-glory4. Glory de Britney Spears.

En el año 2013 Britney Spears publicó su octavo disco de estudio Britney Jean, el cual pese a la mayor implicación de la cantante en la composición y su carácter personal y autobiográfico, recibió ciertas críticas negativas por hecho de haber dejado la entera producción en manos de Will.I.Am, el cual le dio su toque Dance machacón a las canciones up-tempo del álbum, que resultaban básicas y genéricas. Además Britney Jean tuvo un impacto comercial inferior a sus últimos trabajos que fueron #1 en Estados Unidos y cosechó unas ventas muy bajas por la ausencia de promoción por parte de Britney, la cual se embarcó en su residencia de conciertos en Las Vegas. En agosto de 2016, mientras la princesa del pop se encontraba inmersa en su exitosa residencia «Piece of Me» vio la luz su noveno álbum, titulado Glory, el cual también sufrió una escasez de promoción debido a los compromisos de Britney en la ciudad del pecado. Glory se alejaba del sonido electrónico y los temas up-tempo de estilo Dance de su anterior trabajo discográfico para centrarse en un pop más alternativo y diverso con influencias R&B, synth-pop o reggae y un ritmo más calmado. Al igual que con su último disco, Britney tuvo una mayor participación en el proceso creativo y para la producción de «Glory» contó con nombres menos conocidos en la industria musical como Mattman & Robin, BloodPop o Ian Kirkpatrick, pero que fueron responsables de uno de los mejores álbumes pop del año. Dentro de «Glory» abundan medios tiempos y baladas como Make Me…, el primer single del álbum, que tenía una gran influencia R&B y contaba con la colaboración del rapero G-Eazy, o Slumber Party, un tema de carácter muy sensual y con aroma reggae, aunque también podíamos encontrar temas más up-tempo como el marchoso ‘Do You Wanna Come Over?’. Podemos considerar a Glory como un importante paso adelante con respecto al «maldito» Britney Jean ya que recibió criticas muy positivas de los expertos musicales (de las mejores de su carrera) por su ejecución vocal y su versatilidad como cantante y además consiguió unas buenas posiciones en las listas de ventas, entre ellas el #2 en Reino Unido y España o #3 en Estados Unidos y Alemania. Mientras que «Britney Jean» ha envejecido bastante mal con el paso de los años, «Glory» se mantiene fresco y actual ya que no siguió una senda musical en concreto y podemos considerarlo un disco atemporal, diverso y lleno de canciones originales, por todo lo cual está situado en la parte alta de este repaso a los mejores álbumes de la década que acaba de terminar. Puntuación: 9/10.

Robyn-Body-Talk-Pt-33. Body Talk de Robyn.

Robyn se convirtió en una de las cantantes de pop más populares durante la década de los 90 y principios de la década del 2000 no sólo en su Suecia natal sino también en otros países europeos como Reino Unido e incluso contó con un par de hits en Estados Unidos. Tras varios años en silencio, Robyn se tomó su tiempo preparando un proyecto muy original y complejo que consistía en tres mini álbumes o EP’s que componen una trilogía y culminaban en un álbum que contenía las mejores canciones de los tres mini álbumes, llamado Body Talk. En junio de 2010 se puso a la venta el primer EP, Body Talk Part I, que destacaba por contener el single Dancing On My Own, el cual se convirtió en uno de sus temas más famosos y su primer single #1 en la lista de ventas de Suecia, además de ocupar el top 10 en Reino Unido, Dinamarca y Noruega. Este pegadizo tema electro-pop habla de la soledad de la cantante en la pista de baile mientras observa a su pareja engañarle con otra mujer. ‘Dancing On My Own’ está co-producido por Robyn y Patrik Berger y es el ejemplo perfecto del estilo electro-pop que triunfaba en el año 2010. Este primer EP fue bastante exitoso en Europa y estaba producido en su mayoría por el músico sueco Klas Ahlund. Tres meses después llegó Body Talk Part II, con Hang With Me como single presentación, que se trataba de un interesante tema electro-pop y aunque no logró despuntar en el resto del mundo como ‘Dancing On My Own’, fue #2 en su nativa Suecia. Esta segunda entrega contenía un sonido más electrónico, era más marchosa que la primera parte e incluía grandes canciones como ‘Love Kills’ o ‘U Should Know Better’, con influencia del sonido Hip Hop y que contaba con la colaboración del rapero Snoop Dogg. En noviembre llegó el álbum completo, «Body Talk», que recogía los singles y las mejores canciones de las dos primeras entregas y 5 nuevos temas, los cuales también se pusieron a la venta el mismo día de manera separada como el EP Body Talk Part III. El single presentación fue Indestructible, una auténtica joya electro-pop que ya apareció en una versión acústica en la segunda entrega. Entre los temas nuevos destacaba el magnífico «Time Machine», que supuso la esperada colaboración de Robyn con su viejo conocido Max Martin o el marchoso ‘Call Your Girlfriend’, el segundo single y una de las mejores canciones del disco. Para este álbum, la rubia cantante mostró su lado más original y extravagante, con unos videoclips muy atrevidos e impactantes y un look muy desenfadado aunque con el toque habitual de tristeza que suele tener la cantante sueca. En resumen, «Body Talk» fue un proyecto muy interesante, original, ambicioso y repleto de buenas canciones de estilo electro-pop y dance-pop, donde destaca la maravillosa voz de Robyn y la magistral producción de Klas Ahlund. Sin duda uno de los mejores álbumes electro-pop de todos los tiempos, de ahí que forme parte de este repaso a los mejores álbumes de la década pasada. Puntuación: 9/10.

14614170850342. Electra Heart de Marina and the Diamonds.

La cantante galesa Marina and the Diamonds hizo su debut en el mundo de la música en el año 2010 con The Family Jewels, que recibió buenas críticas de los expertos musicales por las originales letras de sus canciones y la personal voz de Marina, que contaba con registros muy diversos. El segundo álbum de estudio de Marina Diamandis llegó en 2012 y se trataba de un álbum conceptual acerca de las diferentes vertientes que tiene una mujer y cuyo personaje principal era Electra Heart, la cual reúne los estereotipos femeninos de la cultura del Sueño Americano y describe los altibajos que sufre toda mujer, como las rupturas amorosas y las complejas relaciones con los hombres. Durante la promoción de este álbum Marina lució una estética retro, muy ‘girlie’, que representaba a perfección la imagen de Electra Heart. Con respecto a su anterior disco la principal diferencia es la evolución musical ya que Electra Heart profundiza en el sonido electro-pop, tan de moda durante esos años aunque Marina incorporaba un sonido pop/rock más indie y alternativo, con influencia de la música electrónica de los años 80 y 90. Este sonido más comercial se debió a la colaboración de Marina con algunos de los mejores productores musicales del panorama musical como Rick Nowels, Dr. Luke o Greg Kurstin, quienes le dieron al disco un toque más bailable y marchoso aunque además de enérgicos temas electro-pop y dance-pop también hay varias baladas que muestran el lado más vulnerable y emotivo de la cantante. La elección de los singles no pudo ser más acertada ya que los tres sencillos lanzados son los temas más sobresalientes de este proyecto tan original. Primadonna fue el primer single extraído y el tema que mejor acogida recibió en las listas de venta y está basado en sus propias experiencias amorosas y en la imagen que su ex-pareja tenía de ella. Este magnífico tema destaca por el amplio registro vocal de Marina, que alterna registros muy altos en el estribillo y bajos durante las estrofas de la canción. ‘Power & Control’, el segundo single, era una auténtica joya electro-pop y fue muy bien recibido por los expertos musicales y considerado como el mejor tema del álbum. Como tercer y último single se lanzó How To Be Heartbreaker, un pegadizo y original tema electro-pop y pop/rock con unas letras sorprendentes acerca de cómo ser el perfecto rompecorazones. Con «Electra Heart», Marina and the Diamonds consiguió el #1 en la lista de ventas británica y aunque su rendimiento fue moderado en el resto del mundo, el álbum logró entrar en el top 40 de la lista americana. En definitiva, Electra Heart es uno de los mejores álbumes de la pasada década por numerosos motivos, como el magnífico conjunto de canciones presentes, la gran elección de los singles, la inconfundible voz de Marina que tiene infinidad de matices, su gran talento como compositora que siempre sorprende gracias a unas letras originales e imaginativas y su peculiar estilo que no deja indiferente a nadie. Puntuación: 9/10.

Femme Fatale1. Femme Fatale de Britney Spears.

Tras pasar unos duros momentos personales y profesionales durante la promoción de «Blackout» (a pesar de ser calificado como uno de los mejores álbumes pop de la historia de la música por los expertos) Britney Spears remontó durante la era Circus, en la que recuperó el éxito perdido, mejoró su imagen pública y recobró el estatus de pop star. Britney comenzó la década de la mejor manera posible y en 2011 publicó Femme Fatale, su séptimo álbum de estudio y uno de los más sólidos de su amplio catálogo musical. En «Circus», Britney se reunió con su habitual colaborador Max Martin tras un largo tiempo sin trabajar juntos y en «Femme Fatale» se convirtió en el productor ejecutivo del álbum junto a Dr. Luke, quien también participó en varios temas de Circus (incluido el exitoso tema que da título al disco). Aunque Max Martin y Dr. Luke se encargaron de la mayoría de temas de Femme Fatale, también participaron otros importantes nombres como Darkchild, StarGate, Bloodshy (la mitad de Bloodshy & Avant, responsables de su hit Toxic), Will.I.Am o Fraser T Smith, los cuales crearon un álbum dirigido a las pistas de baile formado por temas up-tempo de estilo dance-pop y electro-pop. Sin duda el punto fuerte del álbum fue la gran elección de los singles lanzados, quizás la mejor de toda la carrera de Britney. El enérgico ‘Hold It Against Me’ fue el single presentación del álbum y logró el #1 en lista americana (el cuarto single #1 para Britney y segundo consecutivo tras ‘3’) sin embargo el single más memorable de la era Femme Fatale fue Till The World Ends, aclamado por la crítica y que se convirtió en uno de los temas más radiados del 2011. La excelente racha de singles continuó con el pegadizo tema dance-pop ‘I Wanna Go’, que resultó el tercer top 10 consecutivo de Britney en la lista americana y «Criminal», un original tema mid-tempo de estilo folk con melodía de flauta que en ausencia de baladas era el tema más calmado del álbum. «Femme Fatale» debutó en el #1 en la lista americana, convirtiéndose en el sexto álbum de Britney Spears que llegaba a la posición de honor de Billboard y acabó siendo certificado platino por más un millón de ejemplares distribuidos. Con 6 álbumes #1 en Estados Unidos, Britney entró en el selecto club de cantantes femeninas con más discos #1 junto a Mariah Carey y Janet Jackson (más tarde se uniría Beyoncé). En el resto del mundo Femme Fatale también logró una buena acogida comercial: fue #1 en Canadá y Australia y top 10 en los principales mercados musicales como Reino Unido, Alemania o España. Pese a que fue muy criticado el hecho de que Britney no participara en el proceso de creación de Femme Fatale y fuera una marioneta en manos de los productores, lo cierto es que el equipo que trabajó en este álbum creó uno de sus mejores álbumes de su carrera y personalmente el mejor que ha publicado durante la anterior década, de ahí que sitúe al séptimo disco de Britney en la posición de honor de esta lista. Puntuación: 9/10.

Crítica de «ANTI» de Rihanna

ANTILa campaña de publicidad y promoción del nuevo disco de Rihanna no ha estado exenta de polémica ya que el contrato de la cantante con Samsung hizo que la famosa marca de telefonía móvil comprara un millón de descargas digitales de ANTI para regalar a sus clientes, lo que provocó que el álbum automáticamente fuera certificado platino antes siquiera de ponerse a la venta, a lo que hay que sumar que la plataforma de música en streaming TIDAL a la que pertenece Rihanna puso a la venta el álbum por sorpresa y de manera gratuita un día antes de su lanzamiento oficial. Pero dichas estrategias promocionales tan controvertidas no consiguieron su objetivo y estas copias digitales no fueron contabilizadas por Billboard para las ventas del álbum y ocupó un modesto puesto #27 en la lista americana por las ventas digitales del primer día de ANTI, sin embargo una semana después y con el CD físico ya a la venta el álbum ascendió a lo más alto de la lista Billbaord, consiguiendo el segundo #1 de Rihanna en Estados Unidos. Centrándonos en el aspecto musical, entre los temas más destacados del disco se encuentran Work, el primer single lanzado de ANTI, que cuenta con un verso del rapero canadiense Drake y tiene influencia del sonido reggae y Dancehall, ‘Kiss It Better’, una balada electro-Soul que trata el tema de las relaciones amorosas, ‘Consideration’, donde Rihanna canta en acento caribeño, ‘Needed Me’, un tema electro-R&B producido por DJ Mustard, o ‘Love on the Brain’, una interesante balada Soul/R&B de corte retro que habla de las relaciones tóxicas. Aunque a priori puede resultar un álbum aburrido y monótono, no se hace pesado y se puede escuchar prácticamente entero sin saltar ningún tema, aunque no engancha tanto desde el principio como otros álbumes de Rihanna como Loud o Rated R.

Los seguidores de los álbumes «Good Girl Gone Bad» o «Loud» (que estaban formados por alegres temas dance-pop) se sentirán decepcionados con este nuevo disco, el cual no resulta tan accesible ni tiene temazos dirigidos a las pistas de baile, sin embargo quienes disfrutaron con la naturaleza oscura de «Rated R» y prefieren a una Rihanna más seria y madura, éste es su álbum, ya que sigue la senda del R&B electrónico y alternativo de Unapologetic aunque sin los temas de estilo Dance que tenía éste último. ANTI está compuesto principalmente por medios tiempos R&B y baladas electro-Soul con una producción dispersa y minimalista y comparte similitudes con el disco homónimo de Beyoncé. A pesar de que Rihanna es conocida por sus temas más bailables, con ANTI ha mostrado su verdadera personalidad y ha creado un disco íntimo, maduro e intemporal del que pueda estar orgullosa cuando pasen varios años y que pueda cantar durante toda su trayectoria. Puntuación: 7’5/10.

ANTI, el nuevo álbum de Rihanna

rihanna ANTIDesde sus inicios en el mundo de la música, Rihanna se ha caracterizado por su frenético ritmo de trabajo, ya que ha publicado un álbum por año, y su presencia en las radios ha sido máxima, convirtiéndola en una de las artistas más exitosas e importantes de esta década. Aunque su agilidad para lanzar material musical podría hacer pensar que iba a saturar al público, nada más lejos de la realidad ya que su éxito se ha mantenido durante los años e incluso ha ido en ascenso, ya que consiguió su primer álbum #1 con Unapologetic, el séptimo y último trabajo de estudio de la cantante de Barbados. Pero el patrón típico de Rihanna de disco por año se ha roto ya que el lapso de tiempo entre Unapologetic y ANTI, su nuevo disco, ha sido el más largo de toda su carrera musical, y en estos tres años la cantante ha probado suerte en el mundo de cine y se ha dedicado a otras actividades empresariales. La estrategia de promoción y publicidad de ANTI no ha sido la más adecuada ya que el fichaje de Rihanna por la plataforma de música en streaming TIDAL ha supuesto un tremendo fiasco para los artistas implicados y sobretodo para Jay-Z, el creador de dicha plataforma musical.

Además la elección de los singles previos al disco, «Four Five Seconds» y «Bitch Better Have My Money», ha sido muy cuestionada y su rendimiento comercial no ha sido la esperada ya que han ocupado posiciones más bajas en las listas de venta que la mayoría de los singles de Rihanna, por lo que finalmente han sido excluidos de la edición final del disco. Por un error de TIDAL, el disco fue lanzado sin previo aviso y de manera gratuita en la plataforma musical la última semana de enero, lo que ha pasado factura a las descargas legales de ANTI, que fueron muy bajas al principio. Esta sucesión de errores, malas decisiones y la ausencia de un single que respalde el lanzamiento del disco han pasado factura al rendimiento comercial del disco, que ha debutado en un decepcionante #27 en la lista americana de álbumes, la peor posición que ha obtenido Rihanna, aunque tras ponerse a la venta de manera oficial y estar disponible en formato físico, el álbum ha ascendido a la posición de honor de la lista Billboard, convirtiéndose en el segundo álbum #1 de la cantante de Barbados. ANTI es un álbum encuadrado dentro del R&B alternativo y supone un cambio de dirección musical con respecto a los anteriores discos de Rihanna, ya que abandona los temas dance dirigidos a las pistas de baile para centrarse en medios tiempos con un sonido más oscuro, similar a su álbum «Rated R». ANTI ha sido producido en su mayoría por Kuk Harrell, con la producción adicional de DJ Mustard, Hit-Boy, Jeff Bhasker, Boi-1da y Timbaland entre otros. Work ha sido elegido como el «primer single» del álbum y se trata de un tema reggae que cuenta con la colaboración del rapero canadiense Drake, quien ya ha trabajado en anteriores ocasiones con Rihanna.

Bitch Better Have My Money

rihanna-bitch-better-have-my-moneyComo primer single de su esperado octavo álbum de estudio, Rihanna presentó FourFiveSeconds, una insípida balada casi acústica con la colaboración del rapero Kanye West y el legendario Paul McCartney, que a pesar de recibir grandes críticas de los expertos musicales y alcanzar posiciones muy altas en las listas de venta de todo el mundo, personalmente lo considero uno de los temas menos interesantes dentro de su trayectoria musical ya que esta balada pop-folk casi sin instrumentación no engancha como la mayoría de los singles de la cantante de Barbados ni ofrece nada nuevo o impactante. Rihanna comentó que para su nuevo álbum, todavía sin título ni fecha de publicación, ha querido hacer música intemporal, de la que no se canse en un futuro y que pueda cantar durante toda su carrera, lo que da a entender que no se siente orgullosa de algunos de sus singles más famosos y que fueron fruto de una moda musical concreta. Lo cierto es que durante sus últimas giras de conciertos ha olvidado los temas de sus dos primeros discos, «Music of The Sun» y «A Girl Like Me», que tenían gran influencia del sonido reggae, y aunque tuvieron moderado éxito, por aquel entonces Rihanna no era la super estrella que es hoy en día, ya que empezó a despuntar mundialmente con su tercer álbum «Good Girl Gone Bad», el punto de inflexión de su carrera y cuando cambió de estilo musical, abandonando sus raíces caribeñas para adoptar un sonido más pop y dance, ademas del cambio personal y de imagen que desarrolló, ya que dejó atrás su imagen adolescente e ingenua, para convertirse en la chica mala y rebelde del pop internacional. 

Tras el casi acústico «FourFiveSeconds», Rihanna ha vuelto a dar un giro brusco a su estilo musical y nos ha ofrecido Bitch Better Have My Money, un tema completamente diferente al anterior para demostrar su amplio registro y su versatilidad como artista. Este tema producido por Kanye West es el segundo single de su nuevo trabajo discográfico y en él Rihanna muestra su lado más urbano. Se trata de un tema R&B con influencia del sonido Trap y Hip Hop que perfectamente podría encajar en el último álbum de Beyoncé ya que recuerda mucho al tema «Flawless» y también tiene un cierto parecido a varias canciones de su anterior disco Unapologetic. Rihanna presentó en directo por primera vez «Bitch Better Have My Money» en los recientes premios «I Heart Radio» y recibió buenas críticas por mostrar su lado más ‘swagger’ en una actuación en la que recuperó la actitud, imagen y puesta en escena de la rapera Lil Kim en sus inicios. Estaremos muy atentos al inminente nuevo trabajo de la diva de Barbados y a este single tan polémico como pegadizo.

Can’t Remember To Forget You

Can't Remember To Forget YouLa cantante colombiana Shakira publicó en el año 2010 «Sale El Sol», su último disco, que tuvo buena acogida en el mercado latino y varios de sus singles fueron un éxito en las pistas de baile y las radios de nuestro país, como Loca, Rabiosa o Addicted To You. Tras la gira que llevó a cabo la cantante para promocionar dicho álbum, se retiró un tiempo para centrarse en su vida privada y en otros proyectos. Durante ese tiempo, Shakira participó como jueza en el concurso televisivo «The Voice» sustituyendo a Christina Aguilera, afianzó su relación con el futbolista del Barça Gerard Piqué y fue madre del pequeño Milan. Ahora, centrada al máximo en su trabajo ha lanzado el single anticipo de su inminente nuevo disco. Dicho tema se llama Can’t Remember To Forget You y en él ha participado la mismísima Rihanna, lo que supone uno de los dúos más inesperados y sorprendentes del mundo del pop. Este tema up-tempo con influencias reggae y New Wave está producido por John Hill, quien ya ha trabajado anteriormente con Shakira en temas como She Wolf. Las críticas hacia este tema han sido bastante variadas pero en su mayoría negativas al esperarse más de la colaboración entre estas dos estrellas de la música y por no ofrecer nada distintivo o nuevo al panorama pop. Aunque este single no pasará a la historia ni batirá récords, mantendrá presente una vez más a Shakira y Rihanna en las radios y discotecas de todo el mundo.

El nuevo álbum de Shakira, el décimo de su carrera, se pondrá a la venta en marzo y en él ha trabajado con una gran variedad de productores como Dr. Luke, Max Martin, Fernando Garibay, The Runners o The Dream. Rihanna por su parte sigue con una presencia máxima en las listas de venta, ya que aunque se encuentra preparando su nuevo álbum, sus canciones de Unapologetic siguen muy fuerte en las radios y sobretodo, por su colaboración con Eminem en «The Monster», que se ha convertido en uno de los éxitos del nuevo año que acaba de comenzar y promete serlo durante los próximos meses. Shakira conoce a la perfección el poder que tienen las colaboraciones con otras estrellas del pop, ya que en 2007 Beyoncé solicitó la presencia de la colombiana en su single «Beautiful Liar», el cual tuvo una gran acogida por parte del público y llamó la atención por su su videoclip en el que ambas cantantes se mostraban muy sensuales mientras movían las caderas y mostraban lo mejor de sí mismas. Por ello Shakira ha decidido contar con Rihanna en «Can’t Remember To Forget You», un tema que cantado únicamente por la colombiana no hubiera atraído tanta expectación.

Crítica de ‘Loud’ de Rihanna

24cf3-loudTras la etapa oscura que supuso su disco ‘Rated R’, posterior al maltrato sufrido por su entonces novio Chris Brown, Rihanna volvió a dar un giro a su música y nos sorprendió con un trabajo que nada tenía que ver con Rated R. La cantante no quiso repetir la exitosa fórmula de ‘Umbrella’, sin embargo el estilo musical de este álbum está más próximo al del disco ‘Good Girl Gone Bad’. El título del quinto disco de estudio de Rihanna, que se puso a la venta en noviembre de 2010, es Loud, y se trata de álbum más bailable, alegre y positivo, y sobretodo más enfocado a las pistas de baile, ya que varios de los temas de Loud se encuadran dentro del dance-pop, aunque por primera vez desde su segundo disco, Rihanna volvió al estilo reggae en alguno de los temas del disco. Tras la era Rated R, Rihanna colaboró con el rapero Eminem en el tema ‘Love The Way You Lie’, una balada Hip-Hop muy radio-friendly que se convirtió en #1 en las listas de venta de prácticamente todo el mundo, y debido al éxito de este single, la cantante grabó una nueva versión de este tema para Loud, con más parte cantada por ella.

El single adelanto de Loud fue Only Girl (In The World), un bailable y marchoso tema dance muy en la línea de ‘Don’t Stop The Music’, producido por el dúo noruego StarGate, colaboradores habituales de la cantante de Barbados. Este single fue un auténtico éxito en todo el planeta y ocupó el #1 en más de 10 países. El segundo single, What’s My Name, cuenta con la colaboración del rapero canadiense Drake, y se trata de un marchoso tema electro-R&B con un sonido muy caribeño. Este tema también tuvo buena acogida en las listas de venta de todo el mundo, incluyendo el #1 en las listas de Estados Unidos y Reino Unido. S&M, el tercer sencillo, es otro tema dance dirigido a las pistas de baile y causó gran controversia por su naturaleza erótica y su temática sadomasoquista. Gracias al remix de este tema junto a Britney Spears, ‘S&M’ logró llegar al #1 en la lista americana, convirtiéndose en el tercer single consecutivo de Loud en liderar la lista de Estados Unidos.

Tras el gran recibimiento que han tenido los tres primeros singles, Rihanna siguió desgranando temas de su prolífico disco Loud, como la balada rockera ‘California King Bed’ o ‘Man Down’, un pegadizo medio tiempo que recupera el estilo reggae con el que conocimos a la cantante de Barbados y estuvo presente en sus dos primeros álbumes (Music of The Sun y A Girl Like Me) para abandonarlo en los siguientes, cuando su música se volvió más comercial y profundizó en el sonido dance-pop. A pesar de que su anterior disco ‘Rated R’ obtuvo buen resultado en las listas de venta al igual que sus singles, Rihanna ha regresado con un disco muy diferente al anterior, tanto en lo musical como en sus letras, pero que ha logrado un auténtico éxito en todo el mundo, con unas ventas muy altas, superiores a los 5 millones de copias en todo el mundo y con varios singles tremendamente exitosos en las listas de venta. Temas imprescindibles: Only Girl (In The World), What’s My Name, Man Down, California King Bed y S&M. Puntuación: 8/10.

Right Now/What Now

rihanna-right-nowRihanna sigue desgranando canciones de su último álbum de estudio, Unapologetic. Pese a contar con temas tan interesantes como Diamonds, que ha logrado un éxito rotundo en todo el mundo y ha sido #1 en más de 20 países, este álbum ha logrado unas ventas más bajas que sus últimos trabajos discográficos y ha recibido algunas críticas negativas que lo tachaban de ser un disco muy precipitado (se lleva menos de un año con «Talk That Talk») y sin cohesión. En los dos primeros singles, «Diamonds» y «Stay», Rihanna nos mostró su lado más emotivo y calmado, ya que se trataban de un medio tiempo R&B con toques Soul y de una balada, alejándose del lado más marchoso y bailable que conocemos últimamente de Rihanna. Como tercer single internacional, Rihanna nos ofreció el contrapunto a estos dos temas, y lanzó el marchoso Right Now, un tema electro-house producido por David Guetta y dirigido a las pistas de baile. Right Now tuvo una gran rotación en las radios de nuestro país y en el resto de Europa, mercado donde este single tuvo un mejor rendimiento en las listas de venta, a pesar de no haber tenido tanto tirón como los anteriores singles. En Estados Unidos se lanzó a su vez Pour It Up, un extraño tema de sonido urbano y naturaleza muy sexual producido por Mike WiLL Made It que no ofrece nada nuevo a la música ni a la carrera de Rihanna.

What_NowComo cuarto single internacional y quinto lanzamiento de Unapologetic se ha lanzado recientemente la preciosa balada What Now, reminiscencia de su disco Rated R y que es uno de los temas donde mejor se muestran las habilidades vocales de la cantante de Barbados. Tanto Right Now como What Now han sido interpretados en la reciente gira mundial de Rihanna, «Diamonds World Tour», con la que ha recorrido con gran éxito Europa, Australia y Norte América durante los últimos meses. Pese a ser completamente diferentes musicalmente y de estilos opuestos, los considero los dos mejores temas de «Unapologetic», por ello han sido una gran elección como singles.