Throwback Review: «Butterfly» de Mariah Carey

ButterflyDurante este mes de septiembre se ha cumplido el vigésimo quinto aniversario del lanzamiento de uno de los álbumes esenciales dentro de la carrera musical de Mariah Carey y considerado por la cantante americana como su «obra maestra» (tal y como reveló años más tarde en el libreto del álbum ‘Memoirs of an Imperfect Angel’). Me estoy refiriendo sin duda a su sexto álbum de estudio, Butterfly, el cual es el favorito de Mariah y uno de los más aclamados por la crítica de toda su trayectoria y más queridos por parte de sus seguidores. Durante sus primeros álbumes, la cantante neoyorquina tuvo muy poco control sobre su música y a pesar de que componía y co-producía la mayor parte de sus canciones, el control creativo y el poder de decisiones recaía en Tommy Mottola (presidente de su discográfica y quien más tarde se convertiría en su marido) el cual decidía qué canciones componían sus discos, los singles que debía lanzar, con qué productores debía trabajar y el concepto general de sus álbumes. Mariah Carey logró un éxito sin precedentes con sus cuatro primeros trabajos discográficos, los cuales vendieron más de 60 millones de copias en todo el mundo y generaron 8 singles #1 en la lista americana, sin embargo sentía que no podía expresar sus verdaderas ambiciones musicales ni tomar sus propias decisiones. Durante la grabación de su quinto álbum de estudio, Daydream, que podríamos considerarlo como su disco de transición, se agravaron las diferencias entre Mariah y su discográfica, ya que empezó a trabajar con productores de Hip Hop como Jermaine Dupri e incorporó un mayor componente R&B a su música (pese a que siguió colaborando con su habitual productor Walter Afanasieff). Mientras grababa su siguiente álbum, la cantante se separó de su marido Tommy Mottola y por tanto pudo ejercer mayor presión hacia su discográfica y tomar sus propias decisiones con respecto al nuevo álbum.

Publicado en septiembre de 1997, «Butterfly» es considerado el punto de inflexión de su carrera y un álbum plenamente encuadrado dentro del género R&B con numerosas colaboraciones y productores del mundo del Hip Hop, como Puff Daddy, Trackmasters, Missy Elliott o Cory Rooney. Con «Butterfly», Mariah Carey asumió el control creativo de su música pero sus relaciones con Sony pasaron por sus peores momentos, lo que repercutió en su relación con Walter Afanasieff, con el que dejó de trabajar después de este álbum. En «Butterfly» podemos encontrar dos partes diferenciadas: las tradicionales baladas de Mariah producidas por Walter Afanasieff y los nuevos temas con fuerte sonido R&B/Hip-Hop que mostraban las verdaderas aspiraciones musicales de la cantante nacida en Long Island (New York). Además de su evolución musical, también es notorio el cambio de imagen que sufrió la cantante durante este trabajo, ya que adoptó una imagen más sexy y provocativa como símbolo de rebeldía, en contraposición con sus primeros álbumes, donde lucía un aspecto más recatado e ingenuo. «Butterfly» debutó en el #1 de la lista americana de álbumes (su cuarto álbum «chart topper»), vendió 4 millones de copias en Estados Unidos y fue certificado 5 veces platino. En el resto del mundo también tuvo un desempeño comercial muy positivo y alcanzó el #1 en Canadá o Australia y fue top 10 en Reino Unido, Francia, Alemania o España. Las ventas totales superaron los 10 millones en todo el mundo, inferiores a las de «Music Box» o «Daydream», pero que todavía se podían considerar un gran éxito comercial.

El single presentación del álbum fue Honey, un tema R&B con influencia Hip Hop producido por Puff Daddy que seguía los pasos del remix de ‘Fantasy’, su primera incursión en el verdadero sonido R&B. Honey es una canción crucial dentro de la carrera de Mariah Carey, que la presentó de nuevo al mundo como una mujer más madura, independiente y segura de sí misma y destacó sin duda por redefinir el sonido R&B de los años 90 y posteriores. El primer single de Butterfly recibió excelentes críticas por parte de los expertos musicales por su pegadizo estribillo y su moderna producción y recibió dos nominaciones a los premios Grammy, a mejor canción R&B y mejor actuación vocal femenina de R&B. Honey debutó directamente en el #1 de la lista americana (el tercer single de Mariah que entraba en lo más alto de Billboard) convirtiéndose en el duodécimo single #1 de la cantante en Estados Unidos y se mantuvo en lo más alto durante 3 semanas consecutivas. En el resto del mundo, Honey también resultó un éxito y ocupó el top 5 en Reino Unido, Canadá o España. ‘Honey’ destacó también por su espectacular videoclip grabado en Puerto Rico en el que Mariah aparece secuestrada en una lujosa mansión (que representa la relación opresiva de Tommy Mottola), para luego liberarse y escapar en una moto acuática, mientras mostraba por primera vez su faceta más sexy y su escultural físico.

Debido a la tensa relación que mantenía Mariah Carey con Sony, varios de los singles apenas recibieron promoción por parte de la discográfica y no tuvieron un lanzamiento oficial, por lo que no pudieron entrar en la lista americana. El segundo single lanzado fue el tema que da título al álbum, Butterfly, que se trata de una bonita balada pop/R&B influenciada por el sonido Gospel y Soul que habla de sus sentimientos tras la separación de su controlador marido («abre tus alas y prepárate para volar, porque te has convertido en mariposa») y es la canción favorita de Mariah dentro del álbum. Mariah originalmente concibió ‘Butterfly’ junto con el productor David Morales como un tema Dance/House llamado ‘Fly Away’ (Butterfly Reprise), pero al darse cuenta de sus letras tan personales, lo transformó en una balada junto a Walter Afanasieff, aunque la canción original fue incluida también en el ‘track listing’ del álbum. Pese a ser una de las mejores baladas del álbum, la escasa promoción por parte de Sony y la ausencia de CD-single a la venta en Estados Unidos hizo que ‘Butterfly’ no entrara en la lista americana. En el resto del mundo apenas alcanzó el top 40 en Australia, Reino Unido y Canadá. 

Tras ‘Butterfly’ fueron lanzados dos singles de gran componente urbano que representaban la esencia de su nuevo sonido. Uno de ellos era Breakdown, un tema R&B/Hip-Hop algo insípido producido por Puff Daddy que cuenta con la participación en forma de rap de dos componentes del grupo Bone Thugs-n-Harmony. Más interesante resultaba The Roof (Back In Time), lanzado como tercer single en el mercado europeo y que se trata de un tema R&B mid-tempo de rica instrumentación cuyas letras relatan el encuentro íntimo de dos amantes en una azotea mientras el recuerdo de su antigua relación llega a su memoria. El punto fuerte del álbum son las baladas y personalmente mi favorita es My All, que fue lanzado como quinto y último sencillo del álbum, pero el segundo que recibió tratamiento oficial como single. ‘My All’ es una de las baladas producidas por Walter Afanasieff y destaca por su distintivo sonido de guitarra española e influencia latina, unido a una producción R&B más convencional. Las letras de ‘My All’ hacen referencia a una solitaria mujer que daría todo por pasar una noche más junto a un amante que se marchó de su lado. Esta romántica balada recibió grandes críticas por parte de los expertos por la excelente ejecución vocal de Mariah, su labor como compositora y su magnífica producción y fue considerado como uno de los temas más sobresalientes de Butterfly. Debido a su mayor promoción con respecto a los tres anteriores sencillos, ‘My All’ tuvo una gran respuesta por parte del público: consiguió el decimotercer #1 de Mariah Carey en la lista americana y alcanzó el top 10 en importantes mercados como Reino Unido, Francia o España.

Butterfly es famoso por adentrarse en el sonido R&B y dirigirse al mercado urbano, sin embargo dentro del álbum destacan las baladas, como por ejemplo ‘Close My Eyes’, una de sus canciones más personales en la que habla de sus experiencias negativas en el amor y que sin duda hace referencia a su separación de Tommy Mottola o ‘Whenever You Call’, una emotiva balada pop/R&B que un año más tarde sería incluida en el disco recopilatorio «#1’s» con la colaboración del cantante Brian McKnight. En resumen, Butterfly es uno de los álbumes más importantes dentro de la extensa trayectoria de Mariah Carey ya que coincidió con un momento vital de liberación e independencia en el que pudo asumir el control creativo de su música y realizar el álbum que siempre deseó. En Butterfly seguimos encontrando las clásicas baladas románticas por las que es conocida la legendaria cantante neoyorquina pero incorpora un nuevo sonido R&B/Hip-Hop que se convertiría en su sello de identidad e imprimiría a sus trabajos posteriores. Al principio Butterfly no se encontraba entre mis álbumes favoritos de la cantante (pese a que contiene una de mis canciones favoritas de Mariah como es ‘My All’), sin embargo con el paso de los años ha ido creciendo en mí y ganando puntos. Coincidiendo con el 25º aniversario de «Butterfly», Mariah Carey ha lanzado una edición especial del álbum que incluye versiones en directo y ‘a capela’ de varias de las canciones y una nueva versión de ‘The Roof’ con la participación de la cantante Brandy, para quien Mariah siempre ha sido un ídolo e inspiración. Temas imprescindibles: My All, Honey, Butterfly, The Roof y Whenever You Call. Puntuación: 8’5/10.

Throwback Review: «My Way» de Usher

My WayRecientemente el rapero y productor Diddy fue noticia por unas polémicas declaraciones en las que afirmaba que el «R&B estaba muerto» al ser preguntado por el estado en el que se encontraba dicho género en la actualidad. Muchos artistas pertenecientes al R&B como Mary J Blige, Usher o Chris Brown respondieron a los comentarios de Diddy y afirmaron que el género R&B no está acabado en absoluto ya que «es algo que se lleva en la sangre y pasa de generación en generación», tal y como declaró Mary J, una de sus mayores exponentes. Más tarde, Diddy quiso aclarar sus palabras y afirmó que no quería ofender a nadie y que siempre ha defendido y apoyado el R&B, ya que incluso ha creado un sello discográfico dedicado exclusivamente a la música R&B. Usher también se posicionó del lado de Mary J Blige y afirmó que «si el R&B no existiera, tampoco lo haría el Hip Hop». El debate sobre quién es el ‘rey del R&B’ lleva abierto durante años y tras pertenecer dicho título a R.Kelly, muchos afirman que el digno sucesor es Usher, quien en varias entrevistas afirmó ser «el último de su especie» y se mostró orgulloso de ostentar el título, aunque él recoge el testigo de importantes leyendas del R&B como Teddy Pendergrass, James Brown, Marvin Gaye, Luther Vandross, Michael Jackson o R.Kelly, a quien cita como uno de sus mayores referentes musicales a pesar de haber cometido múltiples felonías. Esta misma semana se han cumplido 25 años del lanzamiento de uno de los álbumes clave en la carrera de Usher, el protagonista de este post. Me estoy refiriendo por supuesto a My Way, el segundo álbum de estudio del cantante americano, el cual fue publicado en septiembre de 1997, tres años después de su debut de título homónimo, el cual pasó inadvertido entre el gran público. My Way está compuesto por 10 temas encuadrados dentro del R&B con influencias Soul, pop y Hip Hop producidos en su mayoría por Jermaine Dupri, con producción adicional de Babyface y cuenta con la participación de la cantante Monica, Lil’ Kim y el propio Dupri como artistas invitados. Usher Raymond IV, quien apenas contaba con 18 años cuando se publicó el álbum, participó en la composición de 5 de los temas presentes. My Way debutó en un discreto puesto #15 de la lista americana de álbumes (top 5 en el componente Hip-Hop/R&B de Billboard) pero gracias a la excepcional acogida de los singles lanzados, en enero de 1998 alcanzó el #4 y fue certificado seis veces platino por ventas superiores a los 6 millones de copias en Estados Unidos. En el resto del mundo, My Way no logró tal nivel de éxito, sin embargo ocupó el top 20 en las listas de venta de Canadá y Reino Unido.

El single presentación del álbum fue You Make Me Wanna…, un tema R&B mid-tempo producido por Jermaine Dupri (quien aportó su característica producción R&B que incluye guitarra acústica y uso de campanas) y en el que Usher participaba en la composición. Las letras de ‘You Make Me Wanna…’ hacen referencia a un triángulo amoroso en el que el joven cantante quiere dejar la relación con su novia para comenzar una nueva relación con su mejor amiga. ‘You Make Me Wanna…’ recibió buenas críticas de los expertos musicales por las magníficas habilidades vocales de Usher y su pegadiza melodía y resultó un auténtico éxito comercial: alcanzó el #2 en la lista americana (#1 en el componente de canciones Hip-Hop/R&B de Billboard) y fue certificado doble platino por ventas superiores a los dos millones de copias. En Reino Unido debutó en lo más alto de la lista de singles (el primero de los 4 singles #1 que Usher conseguiría en las Islas Británicas) y alcanzó el top 10 en Canadá, Australia o España, que siempre se ha caracterizado por ser un mercado poco receptivo al R&B. ‘You Make Me Wanna…’ ganó numerosos premios, entre ellos mejor single R&B/Soul de un artista masculino en los Soul Train Awards y fue nominado a un Grammy en la categoría de mejor actuación vocal masculina de R&B.

En enero de 1998 llegó el segundo single, Nice & Slow, que se trataba de una sensual balada R&B/Soul con influencia Hip Hop producida por Jermaine Dupri y que contaba con la participación de Brian Casey del grupo Jagged Edge en la composición y segundas voces. ‘Nice & Slow’ destacó por sus letras sobre las relaciones íntimas entre un hombre y una mujer y se convirtió en un auténtico «bedroom banger» que influenciaría muchas de sus baladas posteriores. ‘Nice & Slow’ debutó en el #9 de la lista americana de singles cuando ‘You Make Me Wanna…’ (que destacó por su gran longevidad en las listas de venta) todavía se encontraba en el top 10 y en febrero ascendió a lo más alto de la lista americana, convirtiéndose en el primer single #1 de Usher en Estados Unidos. Sin duda ‘Nice & Slow’ se ha convertido en una de las canciones más representativas de la carrera musical de Usher y el epítome de las baladas sensuales típicas del R&B de los años 90. Como tercer y último single se lanzó la canción que da título al álbum My Way, que se trata de un marchoso tema R&B de sonido electrónico y con influencia Hip Hop que contiene un rap no acreditado por parte de Jermaine Dupri, el productor del tema. En ‘My Way’, Usher presume de sus artes amatorias y advierte al novio de la chica que le gusta que él la satisface más sexualmente y cubre todas sus necesidades. ‘My Way’ continuó la excelente racha comercial de los anteriores singles del álbum y alcanzó el #2 en la lista americana.

Entre las canciones más interesantes del álbum se encuentran ‘Just Like Me’, que cuenta con la participación de la rapera Lil’ Kim o ‘Come Back’, un marchoso tema R&B/Hip-Hop en el que nuevamente colabora Jermaine Dupri en forma de rap. Dentro del lado más romántico del álbum destaca el medio tiempo ‘One Day You’ll Be Mine’ y ‘Slow Jam’, una balada R&B/Soul que supone una de las dos contribuciones de Babyface y en la que participa la cantante Monica, originaria también de Atlanta y que fue una de las artistas más prometedoras del R&B de los 90 junto a Usher. En resumen, ‘My Way’ es un álbum breve pero sólido que contiene la esencia del R&B de los 90, ya que está formado por un compendio perfecto entre baladas y temas rítmicos influenciados por el Hip Hop que destacan por la gran producción de Jermaine Dupri y la magnífica voz de Usher, que aún no había alcanzado todo su potencial. En mi opinión, ‘My Way’ forma parte del trío de ases formado por ‘8701’ (el álbum con el que descubrí a Usher y el cual considero su mejor trabajo) y ‘Confessions’, que catapultó al atractivo cantante al estrellato mundial. Temas imprescindibles: You Make Me Wanna…, Nice & Slow, My Way, Slow Jam y One Day You’ll Be Mine. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: «This Is Not a Test!» de Missy Elliott

This Is Not a Test!En el año 2002, Missy Elliott publicó su cuarto álbum de estudio, Under Construction, que se convirtió en el más vendido de su carrera, superando los dos millones de copias en Estados Unidos y contó con uno de sus singles más exitosos y reconocidos, ‘Work It’, el cual se mantuvo en el #2 de la lista americana durante 10 semanas bloqueado por el imbatible ‘Lose Yourself’ de Eminem. Además de ser su álbum más vendido, «Under Construction» recibió grandes elogios de los críticos musicales, que alabaron la producción de Timbaland, la versatilidad de Missy Elliott como rapera y cantante, el acertado uso de samplers y su influencia del sonido Old School Hip-Hop. La rapera de Virginia continuó con su frenético ritmo de trabajo (no sólo publicaba disco por año sino que su presencia era solicitada por numerosos artistas) y exactamente un año después lanzó su quinto álbum de estudio, This Is Not a Test!, el cual está formado por 16 temas encuadrados dentro del Hip-Hop/R&B con influencia del sonido Dancehall y compuestos por la propia Missy bajo la producción de su íntimo amigo Timbaland, pero en esta ocasión encontramos 4 temas en los que no participa su habitual colaborador y a su vez están producidos por Nisan Stewart y Craig Brockman (quienes ya se encargaron de los temas ajenos a Timbaland en «Under Construction») y Soul Diggaz. Entre los artistas invitados del álbum aparecen importantes nombres como Jay-Z, Nelly, Fabolous, R.Kelly, Monica o Mary J Blige, quien se encargaba de la ‘intro’ y ‘outro’ del álbum. «This Is Not a Test!» debutó en el #13 de la lista americana de álbumes, su peor posición hasta la fecha y el primer trabajo de su carrera que no alcanzaba el top 10 y acabó vendiendo más de 700 mil copias en Estados Unidos, donde fue certificado platino por un millón de copias distribuidas. En el resto del mundo tuvo un rendimiento mediocre y apenas fue top 50 en Reino Unido, Alemania y Australia, sus mercados estrella.

El single presentación del álbum fue Pass That Dutch, un tema Hip Hop up-tempo de ritmo trepidante producido por Timbaland que contaba con numerosos samplers y una original melodía con aplausos. Este tema destacaba por el ágil flow de Missy y sus originales letras en las que animaba a pasarlo bien el club mientras pide que le pasen «el cigarro de la risa». Pese a su gran potencial como single y las buenas críticas que recibió por su naturaleza bailable, ‘Pass That Dutch’ apenas ocupó el top 30 en la lista americana, convirtiéndose en uno de sus ‘lead singles’ menos exitosos. En Reino Unido sin embargo, Missy anotó su sexto single top 10. Missy Elliott siempre se ha caracterizado por los espectaculares visuales que tienen sus singles y ‘Pass That Dutch’ no fue una excepción, ya que en este original videoclip dirigido por su habitual Dave Meyers podemos ver a la rapera (visiblemente más delgada) realizar una coreografía en un campo de trigo mientras sobrevuela un ovni. Como segundo single se lanzó I’m Really Hot, otro tema Hip Hop up-tempo en el que la rapera de Portsmouth declara que lo que verdaderamente «le pone» es cuando sus álbumes ven la luz y los clubs y las radios pinchan su música, aunque afirma que se dejaría besar por 50 Cent. ‘I’m Really Hot’ tuvo un desempeño comercial muy moderado en la lista americana y apenas ocupó el top 60, aunque en Reino Unido y Australia tuvo mejor acogida y alcanzó el top 40.

Al igual que en «Under Construction», sólo dos singles fueron lanzados, por lo que se quedaron en el tintero canciones interesantes como ‘Wake Up’ junto a Jay-Z (su tercera colaboración con Missy) en la que recuerda a sus compañeros dentro del Hip Hop que no hace falta hablar de armas, violencia, ‘beefs’ o posesiones lujosas para hacer buena música, ‘Let It Bump’, que destaca por la vanguardista producción de Timbaland, ‘Let Me Fix My Weave’, donde demuestra que es una de las mejores raperas de su generación o ‘Don’t Be Cruel’, un marchoso tema Dancehall en el que participa la cantante Monica. Aunque Missy Elliott es mi rapera favorita y he valorado de manera muy positiva todos sus álbumes, los cuales han obtenido puntuaciones altas en el blog MiSTeR MuSiC, también he de reconocer que tanto «This Is Not a Test!» como «The Cookbook» son los dos álbumes más flojos dentro de su excelente catálogo musical. «This Is Not a Test!» no es en absoluto un álbum de baja calidad ya que encontramos varias canciones muy interesantes en las que podemos apreciar la gran versatilidad de Missy como artista y sus habilidades como compositora, sin embargo contiene bastante relleno y palidece si lo comparamos con trabajos tan redondos y sólidos como «Miss E… So Addictive» o «Under Construction». Temas imprescindibles: Pass That Dutch, Let It Bump, Wake Up, Let Me Fix My Weave y I’m Really Hot. Puntuación: 7/10.

Crítica de «Renaissance» de Beyoncé

Renaissance.jpgDurante los últimos años Beyoncé ha estado presente en el mundo de la música gracias al álbum colaborativo junto a su marido Jay-Z bajo el nombre The Carters o por su contribución a la banda sonora del remake de la película ‘The Lion King’, sin embargo tenemos que remontarnos hasta el año 2016 para dar con su último álbum de estudio. «Lemonade» se trataba de un álbum conceptual en el que Beyoncé relataba su viaje emocional tras enterarse de una infidelidad por parte de su marido y recibió críticas muy positivas de los expertos musicales por su temática sobre el empoderamiento femenino y la celebración de sus raíces afroamericanas y la variedad de estilos presentes, entre los que encontrábamos R&B, Hip Hop, Soul, Country, reggae o rock. Más de 6 años han transcurrido desde Lemonade, lo que supone el mayor periodo entre álbum y álbum de toda su carrera profesional. Tras haber sido filtrado unos días antes de su lanzamiento oficial, esta misma semana ha visto la luz el séptimo álbum de estudio de Beyoncé, titulado Renaissance, aunque ha sido referido como «Act I: Renaissance», ya que es el primer acto de un proyecto formado por tres álbumes, tal y como ha confirmado la propia artista. El concepto del álbum fue concebido durante la pandemia del coronavirus y supone un himno al hedonismo, ya que tras la angustia y tristeza provocadas por el confinamiento, es hora de bailar y disfrutar de la vida. La cantante nacida en Houston dedica este álbum, aparte de sus hijos y su marido, a su tío fallecido Jonny, «el tío gay más fabuloso que se puede tener», el cual le introdujo en la música de baile y la cultura de club. Renaissance está formado por 16 temas de carácter up-tempo encuadrados dentro del sonido Dance, House y Disco, con ciertos elementos funk, R&B, Gospel y Soul, con el objetivo de rendir tributo a los pioneros de la música de baile (sobretodo los de origen afroamericano) y destaca por el uso de numerosos samplers. Beyoncé se ha encargado de la composición y producción de todos los temas presentes en el álbum pero cuenta con una extensa nómina de colaboradores como Tricky Stewart y The Dream (responsables de su éxito ‘Single Ladies’), Bloodpop, Raphael Saadiq, Hit-Boy, Nova Wav, Honey Dijon o Skrillex entre otros. Todas las canciones del álbum están conectadas unas con las otras como si de una sesión de Dj se tratase, al igual que hizo anteriormente Madonna en su álbum «Confessions on a Dance Floor».

El single presentación del álbum, Break My Soul, llegó el pasado mes de junio y se trataba de un marchoso tema Dance/House de sonido muy ‘noventero’ compuesto junto a Jay-Z y producido por Tricky Stewart y The Dream que cuenta con varios samplers, entre ellos el clásico de Robin S ‘Show Me Love’ y un tema de estilo Bounce del cantante Big Freedia. Las letras de ‘Break My Soul’ hacen referencia al movimiento social surgido en la población americana durante los últimos años (denominado como ‘la gran renuncia’) por el que muchos trabajadores abandonan sus empleos debido a la precariedad de sus puestos de trabajo y el estancamiento de sus sueldos. Aunque no ha liderado las listas de venta de manera masiva a diferencia de otros de sus ‘lead singles’, Break My Soul ha tenido un buen desempeño comercial y ha ocupado el top 10 en Estados Unidos, Australia, Canadá o Reino Unido entre otros, aunque en importantes mercados musicales como Francia, Alemania o España apenas ha alcanzado el top 50.

Mis canciones favoritas de «Renaissance» son ‘Virgo’s Groove’, un tema Disco de más de 6 minutos que resulta una de las canciones sexualmente más explícitas del álbum (Beyoncé tiene como signo del zodiaco Virgo, que se dice que son sensuales, lujuriosos y con alta libido), ‘Summer Renaissance’, un marchoso tema Dance/House que samplea el clásico ‘I Feel Love’ de Donna Summer (no es la primera vez que Beyoncé samplea a Donna Summer ya que su single ‘Naughty Love’ contenía una interpolación ‘Love To Love You Baby’) y ‘Cuff It’, un tema Disco/funk que recuerda el estilo de varias canciones de su álbum ‘4’ y resulta uno de los temas más inmediatos y pegadizos del álbum. También destacan ‘Heated’, un marchoso tema Dancehall en cuyos créditos de composición aparece el rapero Drake o ‘Pure/Honey’, que está compuesto por dos canciones: ‘Pure’, de sonido House y en el que Beyoncé se presenta como una mujer empoderada y ‘Honey’, encuadrada dentro del sonido Disco/funk. Dentro de un álbum mayoritariamente up-tempo destaca ‘Plastic off the Sofa’, de carácter mid-tempo y sonido R&B/Soul y que resulta el tema menos experimental del álbum y podría pertenecer al catálogo de Destiny’s Child o de los inicios de Beyoncé.

Desde hace unos años Beyoncé está empeñada en distanciarse del sonido comercial de sus primeros álbumes y aunque es de admirar su continua re-invención, evolución musical y la búsqueda de nuevos sonidos, lleva años entregándonos álbumes complejos y arriesgados pero sin singles potentes como los que contenían «Dangerously In Love», «B’Day» o «I Am… Sasha Fierce». En resumen, «Renaissance» es una buena adición al catálogo musical de Beyoncé por su versatilidad vocal, el carácter bailable y desenfadado de las canciones, la enérgica producción, sus sonidos experimentales y su temática en la que reivindica sus orígenes como mujer afroamericana y rinde tributo a la cultura de club. Los puntos en contra son el excesivo relleno (sobretodo en la primera parte del álbum), el abuso de los samplers y que muchas de las canciones cuentan con hasta 10 compositores y 5 productores. Aún con sus fallos, «Renaissance» es uno de los álbumes más destacados del año. Temas imprescindibles: Summer Renaissance, Virgo’s Groove, Cuff It y Break My Soul. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: «Forever» de Spice Girls

ForeverTras la marcha de Geri Halliwell durante la gira promocional SpiceWorld, el icónico grupo femenino Spice Girls continuó adelante con sus compromisos profesionales y terminó la promoción de su exitoso segundo álbum pese a haber perdido a una de sus componentes más carismáticas y queridas por el público. Una vez finalizada la parte europea de la gira, el recién estrenado cuarteto se embarcó en la parte americana del SpiceWorld Tour, a la vez que seguían componiendo y grabando nuevas canciones, entre las que se encontraban Goodbye, que fue lanzado como single en diciembre de 1998. Esta emotiva balada pop compuesta por las 4 componentes de Spice Girls y producida por sus habituales colaboradores Richard Stannard y Matt Rowe, originalmente hablaba de pasar página tras el fin de una relación, pero tras la marcha de Geri del grupo la letra cambió de significado y se interpretó como un adiós a su antigua compañera. Goodbye recibió muy buenas críticas de los expertos musicales, quienes lo catalogaron como uno de los mejores singles de toda la carrera de Spice Girls y una de las baladas más sobresalientes de su catálogo musical. Spice Girls habían competido años atrás por conseguir el ansiado #1 navideño en Reino Unido y lo lograron tanto con ‘2 Become 1’ de su álbum debut como con ‘Too Much’ de su segundo trabajo. Al alcanzar ‘Goodbye’ el #1 en Reino Unido durante el periodo navideño, Spice Girls se convirtieron en el primer grupo británico en conseguir dicho logro durante tres años consecutivos. En el resto del mundo ‘Goodbye’ también tuvo un buen desempeño comercial: fue #1 en Canadá y ocupó el top 10 en importantes mercados como Australia, Italia, Suecia o España. En Estados Unidos alcanzó el #11, fue certificado oro y se convirtió en el último gran éxito del grupo en tierras americanas. Tras la maratoniana gira SpiceWorld, las componentes de Spice Girls se tomaron un descanso y mientras Victoria y Mel B, embarazadas prácticamente a la vez, fueron madres a principios de 1999, Melanie C, quien ya había hecho sus pinitos en solitario colaborando en un tema de Bryan Adams, se centró en su carrera como solista y grabó su primer disco en solitario.

En agosto de 1999 las componentes de Spice Girls comenzaron la grabación de su tercer álbum de estudio junto a sus habituales productores Richard Stannard y Matt Rowe además de Elliot Kennedy, quienes elaboraron un material pop muy similar al de sus dos primeros trabajos, sin embargo el álbum tomó una nueva dirección musical cuando entraron en escena Rodney ‘Darkchild’ Jerkins (conocido por crear hits para Brandy y Monica, Destiny’s Child, Jennifer Lopez o Whitney Houston) y el dúo formado por Jimmy Jam & Terry Lewis, la mano derecha de Janet Jackson. De las sesiones con Stannard y Rowe se descartaron todas las canciones grabadas, mientras que de la sesión junto a Elliot Kennedy sólo sobrevivió ‘Right Back At Ya’, que posteriormente sería re-grabada y re-mezclada por el equipo de Darkchild. La grabación del tercer álbum fue interrumpida varias veces, debido a los compromisos profesionales en solitario de Melanie C, quien publicó en octubre su primer álbum en solitario, «Northern Star», con el que se alejó de la música que hacía junto a Spice Girls para adentrarse en un sonido pop/rock. A finales de 1999 el famoso grupo se embarcó en una mini gira por Reino Unido, llamada ‘Christmas in SpiceWorld’, en la que además de interpretar todos sus éxitos presentaron tres nuevas canciones procedentes de las sesiones de grabación de su nuevo álbum, entre ellas ‘Holler’, la versión pop de ‘Right Back At Ya’ y ‘W.O.M.A.N.’, la única contribución de Stannard y Rowe que vio la luz.

En noviembre del año 2000 vio la luz el tercer álbum de estudio de Spice Girls y sucesor de ‘SpiceWorld’, titulado Forever, el cual está formado por 11 temas (10 nuevos más ‘Goodbye’) en su mayoría up-tempo encuadrados dentro del pop/R&B y producidos por Darkchild y su equipo, formado por LaShawn Daniels y Fred Jerkins, además de un par de temas firmados por Jimmy Jam & Terry Lewis. Forever resultaba un trabajo más maduro y moderno que los anteriores álbumes de Spice Girls, además las letras incorporaban un mayor componente sexual y provocativo, algo que también se trasladó a la imagen de las chicas, que adoptaron un look más adulto y sexy. El cambio musical de Forever no pasó inadvertido entre el público y surgieron muchas voces que criticaron el viraje de Spice Girls hacia el sonido R&B y la ausencia de material estrictamente pop. Victoria Beckham, Emma Bunton y Melanie Brown participaron en la composición de todas las canciones de Forever, sin embargo Melanie C, debido a sus compromisos en solitario, estuvo menos presente en el proceso creativo del álbum y sólo contribuyó en la composición de 7 canciones. Debido a la ausencia de Geri en el grupo, Victoria aumentó su participación de manera considerable con respecto a los anteriores trabajos de Spice Girls y destacó por la mejora en sus habilidades vocales. En Forever, los solos estaban más repartidos entre las 4 componentes y los productores implicados se esforzaron en sacar partido a las voces de todas ellas, que brillaron de manera especial en este álbum.

Forever fue publicado en una semana de extrema competencia, ya que Westlife, otro de los grupos favoritos del público británico, lanzaron en las mismas fechas su segundo álbum, por lo que los medios de comunicación del Reino Unido «avivaron la batalla» entre ambos grupos. Finalmente el quinteto irlandés se llevó el gato al agua y consiguieron el ansiado #1 y Spice Girls tuvieron que conformarse con el #2, a diferencia de sus dos primeros álbumes que lideraron la lista británica durante numerosas semanas. En el resto del mundo, Forever tuvo un desempeño comercial moderado y ocupó el top 10 en Australia, Alemania o Canadá. Como Forever sólo contó con un single que respaldara la promoción, las ventas cayeron enseguida y apenas superó los 4 millones de copias a nivel mundial, a diferencia de los 14 millones de ‘SpiceWorld’ y los 23 millones de ‘Spice’.

Como presentación de Forever se lanzó un single de doble cara A, una técnica muy utilizada en la música británica de aquella época y que las chicas picantes usaron durante la promoción del álbum Spice, cuando lanzaron como último single ‘Who Do You Think You Are’ junto a ‘Mama’. En el caso de Forever el single de doble cara A incluía ‘Holler’ (que se lanzó de manera individual en Estados Unidos) y ‘Let Love Lead The Way’. Holler es un marchoso tema R&B/pop up-tempo que contaba con la característica producción de Darkchild de principios de la década del 2000 y resultaba similar a otros temas R&B del momento como ‘Say My Name’ de Destiny’s Child o ‘No Scrubs’ de TLC. Holler llamó la atención del público por desviarse del estilo pop típico de Spice Girls y adoptar un moderno sonido R&B, además de por sus provocativas letras, en las que chicas se volvían más picantes que nunca y pedían a sus parejas que no fueran tímidos y les contaran sus fantasías sexuales. Mientras que Forever recibió críticas muy tibias por parte de los expertos musicales, Holler recibió buenas opiniones relativas a su ritmo bailable y sus pegadizas letras. Por otra parte estaba Let Love Lead The Way, una balada pop/R&B más cercana al habitual estilo de Spice Girls en el que mandan un mensaje inspirador a una chica para que «mantenga la fé y deje que el amor guíe su camino», dirigido con toda probabilidad a su ex-compañera Geri. Los críticos denominaron a ‘Let Love Lead The Way’ como una clásica balada de Spice Girls y destacaron las voces de las integrantes, especialmente las de Emma y Mel C. Este tema sólo ha sido interpretado en directo durante la promoción inicial de Forever y en las giras de conciertos ‘The Return of the Spice Girls’ (cantado únicamente por las 4 componentes que lo grabaron, pese a que Geri regresó al grupo en dicha gira) y en el último tour de Spice Girls de 2019, en el que Geri canta la parte de Victoria, ya que ‘Posh Spice’ decidió no participar en esta gira. ‘Holler/Let Love Lead The Way’ fue intensamente promocionado por parte del grupo, por lo que debutó en el #1 de la lista británica de singles, convirtiéndose en el noveno y último single de Spice Girls que ocupaba la posición de honor en Reino Unido. Con 9 singles #1, las chicas picantes se encontraban por detrás de los Beatles, Elvis Presley y Madonna en la selecta lista de artistas con más singles #1 en la lista británica. Como dato curioso, para Melanie C suponía el undécimo single compuesto por ella que llegaba a lo más alto de la lista británica (9 con Spice Girls y 2 en solitario). En el resto del mundo, ‘Holler’ también resultó exitoso y ocupó el top 5 en España, Italia, Canadá o Australia, sin embargo no logró entrar en lista americana pese a estar encuadrado en el sonido R&B que triunfaba por aquellos años.

La promoción de Forever decayó rápidamente tras ‘Holler/Let Love Lead The Way’ y no fueron lanzados más singles ya que las componentes de Spice Girls se centraron en sus proyectos como solistas (tanto Emma como Victoria estaban inmersas en la grabación de sus primeros discos en solitario), lo cual fue una auténtica pena ya que el álbum tenía varios temas con gran potencial para ser single y que hubieran remontado las bajas ventas. Dentro de Forever sin duda destaca el anteriormente mencionado ‘Right Back At Ya’, originalmente grabado en clave pop durante las primeras sesiones junto a Eliot Kennedy pero transformado por el equipo de Darkchild en un tema R&B up-tempo de moderna producción que incluso contaba con un rap por parte de Mel B, convirtiéndose en el tema del álbum con mayor componente urbano. En ‘Right Back At Ya’, las chicas hablan del camino que les ha llevado hasta su ansiado regreso, mientras que en el rap Mel B hace una retrospectiva de su carrera y agradece el apoyo brindado por sus fans. Merece la pena reseñar ‘Get Down With Me’, un pegadizo tema up-tempo con influencia Disco/funk que supone uno de los momentos más bailables del álbum, ‘Tell Me Why’, un tema R&B con cierto componente electrónico que originalmente fue planeado como segundo single pero cuyo lanzamiento fue cancelado por las bajas ventas de Forever, ‘Weekend Love’, un bonito medio tiempo pop/R&B en el que las chicas declaran que no quieren nada serio y sólo buscan un amor de fin de semana o ‘If You Wanna Have Some Fun’, una de las dos contribuciones de Jimmy Jam y Terry Lewis al álbum. Aunque Forever está formado principalmente por temas up-tempo, también encontramos varias baladas, entre las que destaca ‘Time Goes By’, donde la voz de Melanie C y Victoria lucen especialmente.

Pese a que Forever recibió en su momento críticas muy tibias por parte de los expertos musicales por su cambio de dirección musical y su divergencia con respecto a sus anteriores álbumes, las críticas posteriores lo valoraron de una manera más positiva. Además hay que matizar que el R&B no era del todo ajeno a Spice Girls, ya que en su primer álbum ‘Spice’ podíamos encontrar varias canciones con aroma R&B/funk como ‘Say You’ll Be There’ o ‘Something Kinda Funny’. Personalmente considero que Forever es un álbum R&B/pop muy sólido que no tiene nada que envidiar a los trabajos de otros grupos femeninos contemporáneos como Destiny’s Child o TLC. Forever fue injustamente tratado porque el público esperaba canciones pop del tipo ‘Spice Up Your Life’, sin embargo Spice Girls mostraron una gran evolución y madurez musical con este trabajo, además de una mejora considerable en su papel como vocalistas y compositoras. En mi opinión, Forever es el álbum más consistente y cohesivo de la carrera de Spice Girls pero careció de una promoción adecuada, de ahí que cayera en el olvido poco después de ser publicado. Temas imprescindibles: Holler, Right Back At Ya, Get Down With Me, Let Love Lead The Way, Tell Me Why, If You Wanna Have Some Fun y Weekend Love. Puntuación: 9/10.

Throwback Review: «Supa Dupa Fly» de Missy Elliott

Supa Dupa FlyEsta semana se han cumplido 25 años del lanzamiento de uno de los álbumes más importantes e icónicos dentro del género Hip Hop y que ha sido incluido tanto en la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos (donde aparece en el top 100) como en la de los mejores álbumes debut de la historia de la música, ambos creados por la prestigiosa revista musical Rolling Stone. Me estoy refiriendo al primer álbum de estudio de la legendaria rapera Missy Elliott, que este mes de julio cumple su vigésimo quinto aniversario. A principios de la década de los 90, una jovencita de Virginia llamada Melissa Elliott cumplió su sueño al formar un grupo junto a tres amigas, llamado Sista y que contaba con la producción de su inseparable amigo de la infancia Timothy Mosley, más conocido como Timbaland, quien años más tarde se convertiría en uno de los productores musicales más solicitados y prestigiosos. DeVante Swing, productor musical y uno de los componentes del grupo Jodeci, se fijó en Sista y les ayudó a grabar un álbum, sin embargo este proyecto finalmente no vio la luz y las componentes se separaron, por lo que Missy Elliott continuó con su sueño de triunfar en el mundo de la música. Mientras componía canciones para otros artistas como Total, 702, Ginuwine o Aaliyah, Missy empezó a trabajar en su álbum debut, el cual vio la luz en julio de 1997. Supa Dupa Fly está formado por 17 temas encuadrados dentro del Hip-Hop y el R&B y compuestos por Missy ‘Misdemeanor’ Elliott junto a Timbaland, el cual se encargaba además de la entera producción de este trabajo. Desde un principio Missy Elliott destacó por su carismática personalidad, su inconfundible estilo y su gran versatilidad como cantante y rapera, lo que unido a la magistral producción de Timbaland, quien añadió a las canciones un sonido vanguardista y numerosos samplers, hicieron de este álbum uno de los más destacados de la década de los 90 dentro del género Hip Hop. Además Missy y Timbaland fueron los responsables de redefinir el sonido R&B y Hip-Hop de la época con este álbum, el cual inspiró a numerosos artistas posteriores como Aaliyah, Destiny’s Child, Ciara o Lizzo entre otros. Supa Dupa Fly cuenta con la colaboración de varios artistas invitados como el propio Timbaland, Aaliyah (quien se convertiría en su protegida e íntima amiga), Lil’ Kim, Da Brat, 702, Nicole Wray, Magoo o Busta Rhymes, quien se encarga de la ‘intro’ y ‘outro’ del álbum. «Supa Dupa Fly» debutó en el #3 de la lista americana de álbumes (#1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) y superó las 120 mil copias en su primera semana a la venta, lo que suponían las cifras más altas de una rapera hasta el momento. El debut de Missy acabó vendiendo más de un millón de copias en Estados Unidos y fue certificado platino.

El single presentación fue The Rain (Supa Dupa Fly), un original tema mid-tempo Hip-Hop y R&B que sampleaba una canción de los años 70 llamada ‘I Can’t Stand The Rain’, cuyas letras servían de estribillo al tema. ‘The Rain’ no sólo destacó por su innovador sonido sino por su original videoclip dirigido por Hype Williams (quien se convertiría en habitual colaborador de Missy) en el que la rapera llamó la atención por llevar un traje que se asemeja a una bolsa de basura llena de aire mientras realizaba una coreografía. ‘The Rain’ tuvo un desempeño muy moderado en Estados Unidos y no logró entrar en el Hot 100 de Billboard, sin embargo ocupó el top 20 en Reino Unido, que se convirtió en uno de los países más receptivos a la música de Missy. Como segundo single se lanzó Sock It 2 Me, otro tema que fusionaba R&B y Hip-Hop (lo que se convertiría en una de las señas de identidad de Missy Elliott) y contaba con la colaboración de la rapera Da Brat. ‘Sock It 2 Me’ contó con un original videoclip grabado por Hype Williams y ambientado en un planeta remoto en el que podemos ver a Missy, Da Brat y Lil’ Kim vestidas con trajes espaciales escapar de malvados seres de otras galaxias. ‘Sock It 2 Me’ alcanzó el #12 en la lista americana de singles, su mejor posición hasta el momento y también ocupó el top 50 en Alemania y Reino Unido. Ya en 1998, el tercer single lanzado fue Beep Me 911, un marchoso tema Hip-Hop/R&B que contaba con la colaboración del trío de R&B 702 y el rapero Magoo y en cuyas letras Missy insiste a su amante que si piensa abandonarle debe decírselo antes de marcharse. Beep Me 911 nuevamente tuvo un buen desempeño comercial en Reino Unido, donde alcanzó el #14, sin embargo no logró pisar el Hot 100 americano. Como cuarto y último single del álbum se extrajo Hit Em wit da Hee, un tema R&B/Hip-Hop de sonido oscuro en cuya versión del álbum cuenta con la participación de Lil’ Kim pero para su lanzamiento como single fue sustituida por la menos conocida rapera Mocha. ‘Hit Em wit da Hee’ se convirtió en el tercer single top 40 de Missy Elliott en Reino Unido.

Entre los temas más interesantes de Supa Dupa Fly se encuentran ‘They Don’t Wanna Fuck wit Me’, en el que Missy relata que no hay hombres que estén a su altura y cuenta con la colaboración de Timbaland como artista invitado, ‘Izzy Izzy Aah’, que muestra a la perfección el original e inconfundible fraseo de Missy, ‘Best Friends’, que cuenta con la participación de Aaliyah y en el que Missy se empeña en defender y proteger a su pareja pese a la opinión contraria de su mejor amiga o la balada R&B/Soul ‘Friendly Skies’, en la que aparece Ginuwine. Mientras que sus colegas masculinos de la época hablaban de drogas y violencia y las raperas femeninas contemporáneas se centraban en el sexo, Missy, quien no tenía un físico imponente como Lil’ Kim, destacó por tratar temas como la auto-aceptación, el empoderamiento femenino y las complicadas relaciones con los hombres. En resumen, «Supa Dupa Fly» es uno de los álbumes debut más potentes de un artista de Hip Hop de todos los tiempos y tanto las canciones, como la innovadora producción de Timbaland, la estética de los videoclips y la presencia escénica de Missy Elliott resultan vanguardistas, están adelantados a su tiempo e incluso hoy en día siguen llamando la atención y resultan modernos. Temas imprescindibles: The Rain, Hit Em wit da Hee, Sock It 2 Me, Beep Me 911, They Don’t Wanna Fuck wit Me y Best Friends. Puntuación: 8/10.

Crítica de «Special» de Lizzo

SpecialLa cantante y rapera Lizzo publicó en 2019 su tercer álbum de estudio, Cuz I Love You, con el que pasó de ser una artista prácticamente desconocida por parte del público a alcanzar la fama mundial y convertirse en una de las artistas revelación del panorama musical gracias a una sucesión de exitosos singles. ‘Cuz I Love You’ se trataba de un álbum urbano muy ecléctico que combinaba funk, R&B, Hip Hop y Soul, y gracias a esta mezcla de sonidos, la versatilidad para cantar y rapear de Lizzo y el conjunto de buenos temas presentes recibió grandes críticas de los expertos musicales y alcanzó el top 10 en las listas de venta de Estados Unidos y Canadá. Los dos singles lanzados del álbum fueron el marchoso tema Disco/funk ‘Juice’ y ‘Tempo’ junto a Missy Elliott, los cuales hablaban de positivismo sexual y lanzaban un mensaje sobre quererse a uno mismo, convirtiéndose en himnos de auto-aceptación y amor propio, sin embargo Lizzo alcanzó el éxito con dos temas antiguos que se viralizaron en las redes sociales y se convirtieron en ‘sleeper hits’ hasta despuntar en las listas de venta. Gracias a su aparición en una película y su inclusión en la red social de moda entre los más jóvenes, TikTok, el tema Hip-Hop/Trap ‘Truth Hurts’ poco a poco fue ascendiendo en la lista de ventas americana hasta alcanzar el #1 dos años después de su lanzamiento original como single. A raíz del éxito de ‘Truth Hurts’, que acumula más de 800 millones de reproducciones en Spotify, otra canción antigua de Lizzo, ‘Good as Hell’ (lanzada originalmente en 2016 y perteneciente al EP ‘Coconut Oil’) atrajo la atención del público y empezó a ganar streaming hasta alcanzar el #3 en la lista de Estados Unidos y el top 10 en Reino Unido, Australia y Canadá. Posteriormente ‘Good as Hell’ se incluyó en la edición deluxe del álbum y contó con un remix junto a Ariana Grande. Tras la promoción de ‘Cuz I Love You’, el cual ganó un premio Grammy a mejor álbum urbano contemporáneo y estuvo nominado a álbum del año, la rapera de Detroit se tomó un merecido descanso y en verano del 2021 regresó con Rumors, un pegadizo tema funk y Hip-Hop producido por su habitual colaborador Ricky Reed y que contaba con la participación estelar de la rapera Cardi B. En ‘Rumors’ ambas artistas afrontan todos los chismes y rumores (falsos y verdaderos) que se han dicho sobre ellas en los medios de comunicación y hacen frente a los ‘haters’ que las critican en las redes sociales. El verso de Cardi B no tiene desperdicio y en él reconoce que «todos los rumores son verdaderos: mi culo y mis tetas son falsos». Rumors tuvo un buen desempeño comercial en Estados Unidos: alcanzó el #4 (su tercer single top 5 en la lista americana) sin embargo en el resto del mundo su impacto fue menor y apenas ocupó el top 20 en Reino Unido, Canadá y Australia. Aunque Rumors se encuentra entre las canciones más escuchadas de Lizzo en las plataformas musicales y supera los 130 millones de reproducciones en Spotify, lamentablemente no forma parte de su nuevo álbum.

Después de un parón de varios meses, Melissa Jefferson (el verdadero nombre de Lizzo) lanzó el single presentación de su nuevo álbum, About Damn Time, que se trata de un marchoso tema Disco/funk en el que la cantante expresa el buen momento personal y profesional que está viviendo y se muestra aliviada y emocionada por lanzar su nueva música. Pese a llegar un par de años tarde al ‘revival’ del sonido Disco, ‘About Damn Time’ recibió críticas positivas de los expertos musicales por su naturaleza desenfadada y su ritmo bailable y ha resultado un éxito comercial, ya que ha ocupado el top 5 en las listas de venta de Estados Unidos, Australia, Canadá o Reino Unido. Como sencillo promocional previo al lanzamiento de su nuevo trabajo, la curvilínea artista lanzó ‘Grrrls’, un tema Hip-Hop/Trap que samplea una canción de Beastie Boys y cuyas letras causaron controversia por la inclusión de la palabra ‘spaz’ (que podría ser traducida como ‘espasmo’ pero contiene un componente peyorativo hacia las personas discapacitadas) por lo que tuvieron que ser cambiadas para su inclusión en el álbum. Esta semana ha visto la luz el cuarto álbum de estudio de Lizzo, titulado Special, el cual está formado por 12 canciones encuadradas dentro del sonido funk, Disco, R&B, Hip-Hop y Soul y compuestas por la propia Lizzo bajo la producción de importantes nombres como Ricky Reed, Max Martin, Ian Kirkpatrick, Benny Blanco, The Monsters & The Strangerz o Kid Harpoon entre otros. Lizzo vuelve a tratar temas como la auto-aceptación y el amor propio, las relaciones y el positivismo sexual, ya presentes en su anterior trabajo. Lizzo nos da la bienvenida al álbum con ‘The Sign’, un marchoso tema funk en el que relata el tiempo que ha estado fuera de la música desde su último trabajo y le ha servido para recuperarse y «curar todas las heridas». Entre las canciones más destacadas de Special se encuentran ‘2 Be Loved (Am I Ready)’, un pegadizo tema dance-pop, funk y Disco producido por Max Martin en el que Lizzo declara que ha aprendido quererse a sí misma por lo que ya está preparada para ser amada por los demás, ‘Special’, una balada mid-tempo de estilo R&B/Soul producida por Ian Kirkpatrick en la que Lizzo anima a valorarse, quererse a uno mismo y sentirse especial, ‘I Love You Bitch’, en el que agradece a su mejor amiga por apoyarle en los malos y buenos momentos o ‘Break Up Twice’, un medio tiempo R&B que samplea ‘Doo Wop’ de Lauryn Hill y en el que la cantante advierte a su pareja que le da una última oportunidad para salvar su relación. Uno de los temas más llamativos de Special es ‘Everybody’s Gay’, un potente tema Disco en el que Lizzo relata una noche de fiesta (podemos interpretar que en una discoteca gay) donde uno puede desinhibirse, bailar, pasarlo bien y mostrar tu verdadera personalidad.

Lizzo es una de las artistas más completas y versátiles de los últimos tiempos ya que aparte de ser una gran vocalista y compositora, también rapea y es una virtuosa tocando la flauta, la cual incorpora en muchas de sus actuaciones en directo. En mi opinión, Special resulta un proyecto mucho más cohesivo y centrado que ‘Cuz I Love You’ (el cual carecía de dirección artística pese a ser un buen álbum) y supone todo un acierto la incorporación del sonido Disco, que encaja a la perfección con la voz de la cantante de Detroit y no desentona con su habitual estilo funk, R&B y Hip Hop. Special me ha sorprendido gratamente porque se puede escuchar de principio a fin sin apenas pasar ninguna canción ya que está formado por un conjunto muy sólido de canciones marchosas y bailables pero con importantes mensajes auto-aceptación, amor propio y positivismo sexual. Sin duda uno de los álbumes del año. Uno de los pocos puntos en contra es la omisión de Rumors dentro del ‘track listing’ de Special. Temas imprescindibles: About Damn Time, 2 Be Loved (Am I Ready), I Love You Bitch, Grrrls, Special, Everybody’s Gay y Break Up Twice. Puntuación: 8/10.

Crítica de «Breezy» de Chris Brown

BreezySi hay algo que molesta profundamente a los fans de un artista es que su ídolo pase largos periodos sin publicar nueva música, sin embargo los seguidores de Chris Brown no pueden quejarse en este aspecto ya que es uno de los artistas más prolíficos y ágiles a la hora de publicar álbumes dentro del panorama musical actual. Indigo, el último trabajo discográfico del cantante americano, fue publicado en junio de 2019, se convirtió en su tercer álbum #1 en la lista americana, fue certificado platino en Estados Unidos debido a sus altas cifras de streaming (ya que estaba formado por más de 30 canciones) y contó con el hit single ‘No Guidance’ junto a Drake. Tras Indigo, Chris lanzó un proyecto colaborativo junto al rapero Young Thug del que destacó el single ‘Go Crazy’, gracias al cual anotó un nuevo top 5 a su extensa trayectoria musical. Exactamente 3 años después de Indigo, el cantante de Virginia ha publicado su décimo álbum de estudio, Breezy, cuyo título hace referencia al apodo con el que sus fans le conocen y su ‘nickname’ en las redes sociales. Al igual que sus dos últimos trabajos, Breezy destaca por su larga extensión y está formado por 24 temas (33 en la edición deluxe) compuestos por el propio Chris y encuadrados dentro del R&B con influencias Hip Hop, pop y Soul. Chris Brown declaró que este álbum incluiría «material de R&B puro» en un intento por volver al sonido de sus orígenes musicales. Como es habitual, encontramos una larga lista de artistas invitados, entre los que se encuentran Lil Wayne, H.E.R., Anderson Paak, Ella Mai, Jack Harlow, Tory Lanez, Lil Baby, Yung Bleu o Fivio Foreign. El single presentación de Breezy, Iffy, llegó el pasado mes de enero y se trataba de un marchoso tema R&B/pop producido por OG Parker en el que Chris presume del dinero, coches y joyas que posee pero también habla de su afición al baloncesto, deporte que practica desde pequeño y nombra a su ídolo Kobe Bryant, fallecido hace un par de años. Iffy tuvo un rendimiento moderado en las listas de venta y apenas ocupó el top 75 de Billboard, por ello ha quedado relegado al final del ‘track listing’ de Breezy. El segundo single ha sido Warm Embrace, una romántica balada inspirada en el R&B de los años 80 y producida por el legendario Teddy Riley en la que Chris vuelve a sus raíces y habla del amor y admiración que siente por su chica y los momentos que comparten juntos. El videoclip de ‘Warm Embrace’ ha atraído la atención del público debido a la participación de la cantante Normani, con quien Chris realiza un baile de lo más sexy. Pese a que Breezy es el primer álbum de Chris que no cuenta con un single top 40 que respalde su lanzamiento, se espera que anote otro top 10 en la lista americana de álbumes debido al alto streaming conseguido por su largo ‘track listing’.

Coincidiendo con la publicación de Breezy, Chris Brown ha lanzado el tercer single, Call Me Every Day, que se trata de un tema mid-tempo R&B con influencia del sonido Afrobeat producido por su habitual colaborador Roccstar, que cuenta con la participación del cantante nigeriano Wizkid y destaca por su uso de saxofón y ritmos caribeños. La primera parte de Breezy está compuesta por temas encuadrados dentro del Trap y el Hip Hop como ‘Till The Wheels Fall Off’, que cuenta con la colaboración de Lil Durk y en el que Chris canta y rapea sobre su ascenso a la fama y las dificultades que se ha encontrado en la vida, ‘Psychic’, en el que participa el rapero Jack Harlow, cuya popularidad ha subido como la espuma durante los últimos meses o ‘Possessive’, en el que Chris advierte a su chica que puede ser un poco posesivo y agresivo pero tiene buenas intenciones y supone nada más y nada menos que la vigésimo quinta colaboración con su amigo Lil Wayne. Entre los temas más marchosos del álbum se encuentran ‘Forbidden’, un tema pop/R&B up-tempo que destaca por su gran uso de instrumentos en vivo y recuerda al estilo de su single ‘Fine China’ del álbum X. La segunda parte del álbum baja el ritmo y está formada por medios tiempos y baladas R&B con influencia Soul como ‘Luckiest Man’, en la que Chris muestra su lado más romántico declarando su amor a su pareja y diciendo que es el hombre más feliz del mundo al haberla encontrado o ‘Sleep at Night’, la balada Soul más tradicional del álbum y en la que podemos confirmar que Chris es un talentoso vocalista y compositor. Es justo reconocer la agilidad de Chris Brown a la hora de publicar álbumes, ya que desde su debut en el mundo de la música en 2005, Chris Brown ha lanzado 10 álbumes de estudio (todos ellos top 10 en la lista americana incluyendo tres #1) además de numerosas mixtapes y álbumes colaborativos con otros artistas, por lo que podemos considerar su carrera profesional como una de las más sólidas y consistentes dentro del R&B contemporáneo y todo ello pese a las continuas polémicas en las que se ha visto envuelto. Puede que Breezy no sea el mejor álbum de su carrera, pero es una digna adición a su más que notable catálogo musical y resulta admirable el hecho de que lleve ofreciendo tres álbumes seguidos con más de 30 canciones, lo cual es un regalo para sus seguidores. Temas imprescindibles: Warm Embrace, Forbidden, Sleep at Night, Iffy y Psychic. Puntuación: 7/10.  

Throwback Review: álbum «Britney»

Britney_Spears_-_BritneyBritney Spears se hizo un importante hueco en el panorama musical de finales de los años 90 gracias al enorme éxito cosechado por el single ‘…Baby One More Time’, el cual alcanzó el #1 en más de 40 países del mundo y fue uno de los temas más populares de la época. El álbum de título homónimo que incluía este hit-single además de ‘Sometimes’ y ‘(You Drive Me) Crazy’, también tuvo un desempeño comercial sin precedentes y superó los 25 millones de copias en todo el mundo, haciendo de la joven Britney una de las cantantes más prometedoras del momento. Un año más tarde, Britney Jean Spears publicó «Oops!… I Did It Again», su segundo álbum de estudio, encuadrado en el clásico sonido pop que triunfaba durante aquellos años, con el que continuó su imparable conquista del mundo gracias al éxito del tema que daba título al álbum, ‘Lucky’ y ‘Stronger’. En octubre del 2001, la joven cantante publicó su tercer álbum de estudio, titulado simplemente Britney, que hacía referencia al carácter personal de sus canciones y reflejaba el periodo vital por el que estaba pasando la cantante en esa época. Aunque está encuadrado dentro del pop y el dance-pop como sus dos anteriores trabajos, «Britney» es un álbum más variado musicalmente y profundiza en el sonido R&B, además de incorporar ciertos elementos electrónicos, funk y pop/rock. Britney Spears siguió confiando en sus habituales colaboradores Max Martin y Rami (quienes fueron responsables de la mayoría de sus éxitos y produjeron 4 temas para este álbum) o Darkchild, sin embargo se unió a nuevos productores como The Neptunes, que aportaron un sonido más moderno y vanguardista al álbum. La cantante de Louisiana asumió un mayor papel creativo que en sus dos anteriores trabajos y en «Britney» participó en la composición de 6 temas del álbum y cabe destacar que su novio por entonces, Justin Timberlake compuso y co-produjo otro tema. Podemos considerar «Britney» como un disco de transición entre la primera etapa de Britney Spears, en la que era una adolescente y mostraba su lado más dulce e inocente y su paso a la madurez, incorporando una imagen más sexy y provocativa. Por ello en «Britney» podemos encontrar tanto canciones que recuerdan a la época «Oops!» (las producidas por Max Martin que seguían fieles a su anterior sonido) y nuevos temas con letras más sugestivas, en las que Britney habla de su sexualidad. «Britney» debutó en el #1 de la lista americana de álbumes con más de 740 mil copias en su primera semana (las segundas mayores cifras de una artista femenina por detrás de su propio «Oops!») y acabó siendo certificado cuádruple platino por ventas superiores a los 4 millones de copias, lo que suponían unas cifras de venta notoriamente inferiores a las de sus dos anteriores trabajos, sin embargo todavía se podía considerar un gran éxito comercial. Al debutar «Britney» en lo más alto de la lista americana de álbumes, siguiendo los pasos de «…Baby One More Time» y «Oops!… I Did It Again», Britney Spears se convirtió en la cantante más joven en tener 3 álbumes #1 en Estados Unidos. A nivel internacional, el álbum también tuvo un desempeño comercial muy positivo y fue #1 en Alemania o Canadá y top 5 en Reino Unido, Australia, España, Francia y la mayoría de países del mundo. Aunque fue lanzado a finales de octubre, «Britney» acabó el 2001 como el quinto álbum más vendido del año y supera los 10 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en el tercer trabajo más exitoso de la cantante. Este álbum fue promocionado con la exitosa gira ‘Dream Within a Dream’, que podemos considerar su «primer gran tour» y con el que recorrió de manera extensa toda Norteamérica. «Britney» fue nominado a mejor álbum vocal de pop en los premios Grammy del año 2002 y uno de sus singles, ‘Overprotected’, también fue nominado a mejor actuación vocal femenina, aunque no consiguió ninguno de los dos galardones.

Cuando todos esperábamos un nuevo ‘Oops!’ o un tema de la factoría Max Martin, Britney inició su nueva era con un sonido totalmente diferente al que estábamos acostumbrados. El single presentación del álbum fue I’m a Slave 4 U, un tema urban-pop con gran influencia R&B producido por The Neptunes que incorporaba su habitual uso de sintetizadores y moderna producción. Chad Hugo y Pharrell Williams (los dos componentes de The Neptunes) compusieron y produjeron este tema con Janet Jackson en mente, sin embargo al ser rechazado por la hermana de Michael para su álbum «All For You», fue ofrecido a la discográfica de Britney, quienes aceptaron encantados. ‘I’m a Slave 4 U’ destaca por la manera susurrada de cantar de Britney (inspirada en Janet) y sus letras de naturaleza sexual en las que habla de sentirse liberada y dar rienda suelta a sus fantasías. ‘I’m a Slave 4 U’ recibió opiniones muy variadas por parte de los expertos musicales y el público, ya que por una parte se alabó su nueva dirección musical y su mayor madurez sin embargo se criticó su imagen más sexualizada, en contraposición a la antigua imagen de «chica de al lado». En Estados Unidos, ‘I’m a Slave 4 U’ tuvo un rendimiento comercial moderado y apenas ocupó el #27 (una de sus peores posiciones en la lista americana hasta la fecha) sin embargo en Europa y el resto del mundo gozó de gran éxito: fue top 5 en Reino Unido o Alemania y top 10 en Canadá, Australia, Francia o España. Como segundo single internacional se lanzó Overprotected, un tema pop y dance-pop producido por Max Martin y Rami que pertenecía al lado del álbum que continuaba con el habitual estilo de Britney y recordaba a anteriores temas up-tempo como ‘Stronger’. Overprotected resultaba uno de los temas más interesantes de «Britney» (personalmente mi favorito) debido a su naturaleza bailable, su pegadiza melodía y sus reveladoras letras en las que Britney declara que está harta de ser controlada y sobreprotegida y quiere ser libre y sentirse ella misma. Unas letras que hoy en día cobran un nuevo significado debido a la tutela a la que se vio sometida la cantante por parte de su padre y el excesivo control que ejerció sobre ella. Overprotected resultó un éxito comercial en Reino Unido e Italia, donde ocupó el top 5 y fue top 20 en España, Francia o Australia. En Estados Unidos, Overprotected fue lanzado en forma de remix con producción adicional de Darkchild, quien incorporaba un sonido R&B más moderno y contó con un videoclip exclusivo para la versión «Darkchild remix». El rendimiento comercial de Overprotected en Estados Unidos fue mediocre y ocupó la parte baja de la lista americana.

El segundo single en tierras americanas y tercero a nivel internacional fue I’m Not a Girl, Not Yet a Woman, una clásica balada pop compuesta y producida por Max Martin y Rami en cuyos créditos también aparecía la cantante Dido como compositora. En este tema, Britney hablaba de lo complicado que resulta la época de la pubertad y su paso hacia la madurez. Este tema recibió buenas impresiones de los críticos musicales por sus personales letras, la gran ejecución vocal de Britney y su magistral producción. ‘I’m Not a Girl, Not Yet a Woman’ era además el tema principal de la película Crossroads que vio la luz a principios del año 2002 y estaba protagonizada por Britney. Aunque ‘I’m Not a Girl’ sólo fue interpretado durante la promoción de «Britney» y en la gira que acompañó al álbum (debido a sus letras referentes a una etapa concreta de su vida), esta balada es una de las mejores de toda su trayectoria. Este single logró gran éxito en Reino Unido, donde fue #2 y en el resto del mundo tuvo un buen desempeño comercial y alcanzó el top 10 en Australia o Alemania y top 20 en España e Italia. En Estados Unidos y Canadá, donde ‘I’m Not a Girl’ fue lanzado como segundo single, no entró en las listas de venta y se convirtió en uno de los singles menos exitosos de Britney Spears y el segundo en no aparecer en el Billboard Hot 100, tras ‘Don’t Let Me Be The Last To Know’ de su anterior álbum.

En sus dos primeros álbumes, Britney Spears versionó una canción famosa (‘The Beat Goes On’ de Sonny & Cher y ‘Satisfaction’ de los Rolling Stones) aunque estas versiones no fueron bien recibidas por los expertos musicales y precisamente han sido las canciones más criticadas de sus respectivos álbumes. Para el álbum «Britney» la cantante decidió versionar el famoso himno rockero I Love Rock’n’Roll, que fue lanzado como cuarto single en Europa y Australia aprovechando su aparición en la película Crossroads. Esta versión del grupo Arrow y popularizada más tarde por Joan Jett fue producida por Darkchild, quien también se encargó de la versión de ‘Satisfaction’, pero en esta ocasión fue mejor recibida por parte de los críticos musicales ya que se mantenía bastante fiel a la versión de Joan Jett. I Love Rock’n’Roll es una de las pocas incursiones de Britney en el pop/rock pero el público reaccionó de manera positiva y alcanzó el #7 en Alemania y #13 en Australia y Reino Unido. Como quinto y último single del álbum se lanzó Boys, la segunda contribución de The Neptunes al álbum y al igual que ‘I’m a Slave 4 U’ fue compuesta para Janet Jackson, de ahí que la influencia de la veterana cantante se notara ampliamente en el tema, sobre todo en la manera de cantar de Britney. Boys es un tema up-tempo de estilo R&B y funk en el que Britney utiliza la técnica ‘sing-rap’ y cuyas letras hablan de ligar con un chico que te gusta mientras ofreces tu lado más provocativo. Boys fue lanzado en forma de remix junto a Pharrell Williams (uno de los integrantes de The Neptunes) con una producción algo más lenta y un mayor componente R&B/Hip-Hop, convirtiéndose en una de las canciones más urbanas de Britney hasta la fecha. Pese a ser el quinto single extraído, Boys resultó un éxito moderado debido a su incursión en la banda sonora de la película «Austin Powers» y ocupó el top 10 en Reino Unido e Irlanda y top 20 en Australia, Alemania y España. Sin ser uno de los mejores singles de Britney o resultar especialmente exitoso, Boys es sin duda una de las canciones favoritas de la cantante y lo ha interpretado en todas sus giras de conciertos desde entonces: Onyx Hotel, Circus, Femme Fatale y Piece of Me.

En mi opinión, las mejores canciones del álbum son las producidas por Max Martin y Rami, como ‘Cinderella’, un enérgico tema de estilo dance-pop similar a ‘Stronger’ en el que Britney reflexiona sobre un antiguo novio que no supo valorarla y apreciarla, y ‘Bombastic Love’, un pegadizo tema pop up-tempo en el que la voz de Britney luce especialmente. Uno de mis temas favoritos es ‘Let Me Be’, un marchoso tema pop/R&B producido por Darkchild en el que la cantante pide ser tratada como adulta y que se tomen en cuenta sus propias opiniones. También destacan ‘Anticipating’, un bailable tema dance-pop con influencia Disco que recuerda a ‘All For You’ de Janet y fue lanzado como último sencillo promocional en Francia o ‘When I Found You’, una balada synth-pop en la que declara que ha encontrado el amor más profundo. La edición internacional del álbum incorpora varias joyas como ‘Before The Goodbye’, un tema que contiene varios cambios de ritmo y empieza como un medio tiempo pop/R&B para convertirse más adelante en un trepidante tema dance-pop con gran componente electrónico. En resumen, «Britney» mantuvo el buen nivel de los dos primeros álbumes de Britney Spears y estaba compuesto por conjunto muy sólido de canciones que combinaban el clásico estilo pop de sus comienzos con un nuevo sonido más urbano y moderno. Además es considerado un disco transicional que refleja el momento vital que atravesaba Britney, la cual pasó de dulce adolescente a una mujer cómoda con su propia sexualidad. Sin duda «Britney» es uno de los álbumes pop más importantes de la década del 2000 e indispensable dentro del amplio catálogo musical de la Princesa del Pop. Temas imprescindibles: Overprotected, Cinderella, Let Me Be, I’m Not a Girl Not Yet a Woman, Bombastic Love, Anticipating, When I Found You y Before The Goodbye. Puntuación: 8’5/10.

Throwback Review: álbum «Chris Brown»

Chris_Brown_coverDurante los primeros años de la década del 2000 se lanzaron algunos de los mejores álbumes R&B de todos los tiempos y las listas de venta estaban copadas por artistas de origen afroamericano como Usher, Alicia Keys, Ashanti, Brandy o Mary J Blige. En el año 2005 se uniría a esta impresionante lista de talentosos artistas un jovencito de apenas 16 años pero que daría mucho que hablar en los siguientes años (no sólo por su música) y pasaría a formar parte de la realeza del R&B americano. Me estoy refiriendo a Chris Brown, quien dio sus primeros pasos en el mundo de la música prácticamente a la vez que Ne-Yo, otra de las promesas del pop/R&B de la década del 2000 y con el que entraría en competencia durante sus primeros años de carrera. A finales del 2005 vio la luz del álbum debut del cantante de Virginia, titulado simplemente Chris Brown, el cual está encuadrado dentro del R&B contemporáneo con gran influencia Hip Hop y cuenta con una gran nómina de productores musicales implicados entre los que destacan Scott Storch, Dre & Vidal, Sean Garrett, Bryan-Michael Cox, The Underdogs o Cool & Dre. Teniendo en cuenta la edad de Chris durante la grabación del álbum, las letras de las canciones hablaban de los primeros coqueteos con las chicas, amores adolescentes, las relaciones con la familia y resultar «guay» ante los amigos, una temática que cambiaría en los siguientes trabajos del cantante, quien se adentraría en unas letras más maduras y de carácter sexual, además de convertirse en un auténtico «enfant terrible» de la música. El joven Chris Brown era un portentoso cantante muy influenciado por la música de Michael Jackson y Usher (sus mayores ídolos y referentes musicales) y gracias al éxito de sus primeros singles se ganó el título de «príncipe del R&B» debido a su magnífica voz, su gran talento como bailarín y presencia escénica. Respaldado por un single de gran éxito, «Chris Brown» debutó en el #2 de la lista americana de álbumes (#1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) y fue certificado doble platino por ventas superiores a los dos millones de copias en Estados Unidos, convirtiéndose en el primero de los numerosos álbumes multi-platino que publicaría el cantante. A nivel internacional el álbum tuvo un desempeño moderado y apenas ocupó el top 40 en Reino Unido y Australia, sin embargo la popularidad de Chris Brown ascendería considerablemente con sus siguientes trabajos discográficos, en los que iniciaría un viraje hacia el sonido dance-pop.

En verano del 2005, Chris Brown lanzó su primer single, Run It!, que se trataba de un marchoso tema que fusionaba R&B y Crunk (un subgénero del Hip Hop muy popular por entonces), producido por Scott Storch y que seguía la estela de otros singles de estilo Crunk lanzados anteriormente como ‘Yeah!’ de Usher o ‘Goodies’ de Ciara. Run It! resultó un gran éxito y fue uno de los singles más populares del año en Estados Unidos, donde ocupó el #1 durante 5 semanas consecutivas e hizo de Chris el tercer artista más joven de la historia en alcanzar la posición de honor en la lista americana. En el resto del mundo ‘Run It!’ también tuvo gran éxito y alcanzó el #1 en Australia y ocupó el top 5 en Reino Unido, Irlanda o Alemania. Run It! contaba con la colaboración del rapero Juelz Santana pero también contó con un remix muy popular junto a Bow Wow y Jermaine Dupri. Coincidiendo con la publicación del álbum se lanzó como segundo single Yo (Excuse Me Miss), un tema R&B up-tempo producido por Dre & Vidal en el que Chris habla de las inseguridades que siente al intentar acercarse a una chica que le gusta. Este single también tuvo un desempeño positivo en las listas de venta y ocupó el #7 en Estados Unidos y fue top 15 en Reino Unido y Australia. Como tercer single se lanzó Gimme That, un pegadizo tema R&B con influencia Hip Hop producido por Scott Storch, quien imprimió su característica producción a través de una adictiva e hipnótica melodía de violines. En Gimme That, Chris intenta ligar con una mujer mayor que él mientras presume de su estatus y le dice que aunque sólo tiene 16 años tiene mucho que ofrecerle. Este single fue lanzado en forma de remix con la colaboración del rapero Lil Wayne, quien se convertiría a lo largo de los años en íntimo amigo de Chris y habitual colaborador, ya que han trabajado juntos en más de 10 ocasiones y ha aparecido en la mayoría de sus álbumes. Gimme That también tuvo un buen desempeño comercial: alcanzó el #15 en Estados Unidos y fue el tercer single platino consecutivo de Chris Brown.

Para mostrar la variedad presente en el álbum, el joven cantante lanzó como cuarto single Say Goodbye, una emotiva balada R&B producida por Bryan-Michael Cox en la que Chris intenta encontrar en momento más adecuado para romper con una chica con la que está saliendo. Say Goodbye alcanzó el #10 en la lista americana (su tercer top 10 del álbum) y fue certificado doble platino por ventas superiores a los dos millones de copias físicas y digitales. De manera limitada, en tierras americanas se lanzó como quinto single Poppin’, un marchoso tema R&B producido por Dre & Vidal en cuyas letras Chris elogia el físico de una chica que le gusta. Debido al carácter limitado de su lanzamiento y la ausencia de videoclip, Poppin’ tuvo un rendimiento moderado y apenas ocupó el top 50 en la lista americana. Dentro de «Chris Brown» destacan ‘Ain’t No Way (You Won’t Love Me)’, la única canción del álbum que contiene ciertos matices sexuales y en la que Chris asegura que no defraudará a su chica o ‘What’s My Name’, que contiene el clásico sonido R&B de la época y en el que el joven cantante presume de su nuevo estilo de vida y sus posesiones para intentar ligarse a una chica. En resumen, «Chris Brown» es uno de los álbumes debut más sólidos de un artista R&B y con él demostró que era un vocalista talentoso y un artista muy profesional pese a ser apenas un adolescente. Este álbum marcó el inicio de la frenética carrera profesional de uno de los cantantes más importantes (y polémicos) de la música americana, además de ser el trabajo más encuadrado dentro del R&B de toda su trayectoria. Temas imprescindibles: Gimme That, Run It!, Yo (Excuse Me Miss), Say Goodbye, What’s My Name y Just Fine. Puntuación: 7’5/10.