Throwback Review: ‘Bedtime Stories’ de Madonna

Bedtime StoriesEn el año 1992, Madonna publicó su quinto álbum de estudio, Erotica, que contaba con letras muy explícitas sobre sexo y salió a la venta de manera simultánea su libro ‘Sex’, los cuales recibieron críticas feroces desde los sectores más conservadores de la sociedad americana. ‘Erotica’ contó con dos hit singles, ‘Deeper and Deeper’ y el tema que daba título al álbum, ocupó el top 5 en los mercados musicales más importantes como Reino Unido, Alemania, Estados Unidos o España e incluso fue #1 en Francia y Australia, sin embargo vendió sólo 6 millones de copias a nivel mundial, unas cifras muy inferiores a las de sus anteriores álbumes y se convirtió en el trabajo de Madonna menos exitoso hasta la fecha. En un intento por suavizar su imagen tras la controvertida era ‘Erotica’, la discográfica de Madonna le propuso trabajar en un álbum más conservador, relajado y reflexivo que seguía la estela musical del single ‘I’ll Remember’, perteneciente a la banda sonora de la película ‘With Honors’. En octubre de 1994 vio la luz el sexto álbum de estudio de Madonna, titulado Bedtime Stories, el cual está formado por 11 temas encuadrados dentro del pop/R&B con influencia del sonido New Jack Swing compuestos por la propia Madonna bajo la producción de Dallas Austin, Babyface, Dave Hall y Nellee Hooper, con el objetivo de competir con las estrellas del momento, Whitney Houston y Mariah Carey, que poseían una imagen más blanca, limpia y exenta de polémica. Bedtime Stories supuso el primer álbum de la cantante de Michigan en explorar plenamente el género R&B (aunque ya encontrábamos ciertas influencias R&B en Erotica) y estaba formado principalmente por medios tiempos y baladas en las que Madonna trata temas como el amor y el romance pero en un tono más reflexivo y romántico. Bedtime Stories debutó en el #3 de la lista americana de álbumes (una posición por debajo de Erotica) pero superó las cifras de éste último y fue certificado triple platino por ventas cercanas a los tres millones de copias en Estados Unidos. En el resto del mundo ‘Bedtime Stories’ también tuvo un impacto comercial positivo: fue #1 en Australia, ocupó el top 5 en las principales listas de venta, como Reino Unido, Francia, Alemania o España y acabó vendiendo 8 millones a nivel global, unas cifras superiores a las de Erotica.

El single presentación del álbum fue Secret, un bonito medio tiempo pop/R&B con melodía de guitarra acústica producido por Dallas Austin en el que Madonna habla de guardar un secreto de su amante, el cual no se revela en ningún momento de la canción. ‘Secret’ recibió críticas muy positivas de los expertos musicales, quienes elogiaron el cambio de dirección musical hacia el sonido R&B, su rica producción y el énfasis en la voz de Madonna. Secret resultó un éxito comercial y alcanzó el #1 en Canadá y el top 5 en Estados Unidos, Francia, Australia o España. En Reino Unido, al ocupar el #5, se convirtió en el single nº35 consecutivo de Madonna en ocupar las 10 primeras posiciones de la lista británica. Como segundo single se lanzó Take a Bow, una emotiva balada pop/R&B producida por Babyface, quien también participa en los coros de la canción, cuyas letras hablan de un amor no correspondido y cómo se produce la triste despedida. El original videoclip de ‘Take a Bow’ adoptó una temática inspirada en el mundo del toreo, se grabó en Ronda (Málaga) y en la plaza de toros de Antequera y en él, Madonna interpreta el papel de una mujer abandonada por un famoso torero, interpretado por Emilio Muñoz. ‘Take a Bow’ tuvo un gran desempeño comercial en tierras americanas, donde fue certificado oro, alcanzó el #1 y se mantuvo en lo más alto durante 7 semanas consecutivas, convirtiéndose en el mayor éxito de Madonna hasta la fecha, superando a ‘Like a Virgin’ que permaneció en el #1 durante 6 semanas. En el resto del mundo ‘Take a Bow’ tuvo impacto menor que en Estados Unidos y ocupó el top 20 en Alemania, Reino Unido o Australia y fue #1 en Canadá y #2 en Italia.

El tercer single lanzado fue Bedtime Story, un extraño tema de estilo House/Trance con gran componente electrónico compuesto por la cantante islandesa Bjork que se alejaba del sonido R&B predominante en el álbum. En mi opinión, fue un error lanzar ‘Bedtime Story’ como single ya que no encajaba con el carácter mid-tempo y estilo del resto del álbum ni representaba su esencia. Como cuarto single se lanzó Human Nature, un tema R&B con marcada base Hip Hop en el que Madonna reflexiona en tono sarcástico sobre acciones protagonizadas por ella que han resultado polémicas (como el álbum Erotica y su libro Sex) pero confiesa que no se arrepiente de ellas. ‘Human Nature’ destaca por el uso repetido de la frase «express yourself, don’t repress yourself», recuperaba el estilo presente en el álbum Erotica, recibió buenas críticas por su mensaje de empoderamiento y tuvo un impacto comercial moderado alrededor del mundo: alcanzó el top 10 en Reino Unido pero apenas ocupó el top 50 en Estados Unidos, convirtiéndose en su peor posición en la lista americana hasta la fecha. Dentro del álbum destacan ‘I’d Rather Be Your Lover’, un medio tiempo R&B con gran influencia New Jack Swing, ‘Don’t Stop’, uno de los temas más up-tempo y marchosos del álbum o la balada ‘Forbidden Love’, de corte minimalista y ambiental. En resumen, aunque ‘Bedtime Stories’ no se encuentra entre mis álbumes preferidos dentro de su larga trayectoria musical, contiene dos de mis canciones favoritas, ‘Secret’ y ‘Take a Bow’ y nos presenta a una Madonna más madura, serena, reflexiva y alejada de las polémicas protagonizadas durante la era Erotica. Temas imprescindibles: Take a Bow, Secret, I’d Rather Be Your Lover, Forbidden Love y Human Nature. Puntuación: 7/10.

The Best of Pop: ‘True Blue’ de Madonna

True BluePuede parecer increíble pero se han cumplido 35 años del lanzamiento de uno de los álbumes más importantes de la historia del pop e icónico dentro de la extensa carrera musical de Madonna. Me estoy refiriendo a True Blue, el tercer álbum de estudio de la Reina del Pop y que tomó el relevo al exitoso ‘Like a Virgin’, el cual vio la luz dos años atrás y contó con hit singles de la talla de ‘Material Girl’ o el tema que daba título al álbum. True Blue está formado por 9 temas encuadrados dentro del pop y el dance-pop con influencias pop/rock y Latin-pop compuestos por la propia Madonna bajo la producción de Patrick Leonard y Stephen Bray, quien ya participó en varios temas de su anterior álbum. True Blue incorporaba letras sobre amor, perseguir sus sueños o las relaciones con su familia y está dedicado a su marido por entonces, el actor Sean Penn. El tercer disco de Madonna fue aclamado por la crítica por su sólido conjunto de canciones pegadizas y bailables, su mayor madurez como compositora, sus mejoradas habilidades como vocalista y supuso un importante avance cualitativo con respecto a sus dos últimos álbumes. En un intento por llegar a un público de mayor edad, Madonna incorporó a sus canciones una instrumentación más clásica, usó un tono de voz menos agudo y se alejó en cierta manera de la imagen juvenil presentada durante la era ‘Like a Virgin’. Respaldado por varios singles muy exitosos, True Blue debutó en el #1 en las listas de venta de 20 países en todo el mundo, incluyendo importantes mercados como Reino Unido, Australia, Canadá, Alemania o España. En Estados Unidos se convirtió en el segundo #1 de Madonna, fue certificado 7 veces platino por ventas superiores a los 7 millones de copias aunque no logró superar las cifras de ‘Like a Virgin’, el cual fue certificado diamante al vender más de 10 millones de ejemplares en tierras americanas. True Blue superó los 25 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en uno de los álbumes más exitosos de los años 80 y permanece como el álbum de estudio de Madonna más vendido, sólo superado por el recopilatorio ‘The Immaculate Collection’, publicado en 1990 y que superó los 30 millones de ejemplares alrededor del mundo.

El primer single del álbum fue Live To Tell, una emotiva balada pop producida por Patrick Leonard con gran componente orquestal cuyas letras hablan sobre ser fuerte y sobreponerse al engaño y la desconfianza en las relaciones, inspirada en la complicada relación con sus padres. Live To Tell marcó un claro viraje de Madonna hacia el formato Adult Contemporary, recibió buenas opiniones de los expertos musicales por sus personales letras, la madurez y serenidad mostrada en el tema y fue considerada como una de las mejores baladas dentro de la carrera de Madonna. Live To Tell obtuvo un gran apoyo por parte del público, alcanzó el #1 en las listas de venta de Estados Unidos o Canadá y fue top 5 en Reino Unido. Como segundo single se lanzó Papa Don’t Preach, un tema pop up-tempo que destacaba por su gran uso de instrumentos musicales, incluyendo violín, piano o guitarra. Mientras que la mayoría de canciones presentes en el álbum hablan de amor, en ‘Papa Don’t Preach’ Madonna trata el tema del embarazo durante la adolescencia y cómo una joven católica afronta su decisión sobre abortar o tener el bebé, además del complicado momento de contarle su situación a un padre religioso y conservador. Esta canción generó gran controversia entre la conservadora sociedad americana de los años 80 por su mensaje anti-aborto y provocó el primer conflicto de Madonna (de los muchos que tendría con el paso de los años) con el Vaticano, sin embargo fue aclamado por la crítica experta, que lo consideró uno de los temas más sobresalientes del disco. Papa Don’t Preach fue nominado a un premio Grammy a mejor actuación vocal femenina de pop, tuvo un extraordinario desempeño comercial y lideró las listas de venta de Reino Unido, Australia, Canadá o Estados Unidos. 

El tercer single lanzado fue la canción que daba título al álbum, True Blue, que se trataba de un tema pop de corte retro con influencia doo-wop, inspirado en el sonido Motown de los años 60 que Madonna escuchaba durante su juventud y cuyas letras están dedicadas al amor que sentía por Sean Penn. En el videoclip de ‘True Blue’ Madonna lucía una imagen más conservadora, recatada y femenina que se oponía a su habitual imagen rebelde y sexy mostrada hasta el momento. True Blue alcanzó el #1 en Reino Unido, #3 en Estados Unidos y ocupó el top 10 en la mayoría de los mercados musicales más importantes. Como cuarto single llegó Open Your Heart, un tema pop up-tempo con uso prominente de percusión originalmente concebida como una canción rock para Cindy Lauper pero transformada en un tema dance-pop por Patrick Leonard y Madonna para ser incluido en True Blue. En esta canción de amor, Madonna rogaba a su amante que abriera su corazón y le expresaba sus deseos más íntimos, convirtiéndose en el tema del álbum con una temática más sexual. Open Your Heart tuvo un desempeño comercial inferior al de los anteriores sencillos alrededor del mundo pero alcanzó el #1 en la lista americana y fue top 5 en Reino Unido. El quinto y último single fue La Isla Bonita, un pegadizo tema Latin-pop cuya melodía cuenta con varios instrumentos de origen hispano como la guitarra española, castañuelas o maracas, está inspirado en la pasión de Madonna por la cultura latina e incorpora varias palabras cantadas en español. Este tema recibió grandes críticas por su original melodía de inspiración latina y sus letras sobre soñar con el paraíso como vía de escape de la aburrida vida cotidiana y con el paso de los años se ha convertido en uno de los temas más icónicos de la carrera de Madonna e interpretado en la mayoría de sus giras de conciertos. ‘La Isla Bonita’ resultó extremadamente exitoso en Europa, donde alcanzó el #1 en Reino Unido, Francia, Canadá o Alemania y ocupó el top 5 en Estados Unidos, continuando la impresionante racha comercial de los singles lanzados de True Blue. El inesperado éxito de ‘La Isla Bonita’ fue responsable de que Madonna continuara por la senda Latin-pop en su siguiente single ‘Who’s That Girl’, perteneciente a la banda sonora de la película del mismo título protagonizada por la cantante americana en 1987.

Aunque los 5 singles lanzados resultaban las mejores canciones del álbum, todavía quedaban temas muy interesantes dentro de True Blue como ‘Love Makes The World Go Round’, un marchoso tema dance-pop con influencia Latin-pop que abordaba la temática de que «el amor mueve el mundo» pero también lanzaba un mensaje en contra de la guerra y la pobreza, ‘Where’s The Party’, un bailable tema synth-pop y pop/rock de sonido muy ochentero o el marchoso ‘Jimmy Jimmy’, que se trataba de un marchoso tema synth-pop y dance-pop en el que Madonna habla de su predilección por los «chicos malos y rebeldes» del vecindario que le recordaban a su ídolo James Dean. En resumen, en su momento de lanzamiento, True Blue supuso el trabajo más maduro de la carrera de Madonna y mostraba una evidente evolución musical que la convertía en una artista más completa tanto a nivel de compositora como vocalista, además la elección de los singles de este álbum es posiblemente la mejor de toda la trayectoria de la Reina del Pop. El impacto comercial del álbum fue espectacular: se ha convertido en el álbum de estudio más exitoso de Madonna, uno de los más vendidos de la historia de la música y cabe destacar que todos sus singles alcanzaron el #1 bien en Estados Unidos o en Reino Unido. Personalmente True Blue es mi álbum favorito de Madonna de su primera etapa ya que está compuesto por un conjunto muy sólido de canciones pop tremendamente marchosas, alegres y pegadizas. Temas imprescindibles: La Isla Bonita, Papa Don’t Preach, Open Your Heart, Live To Tell, True Blue y Love Makes The World Go Round. Puntuación: 9/10.

Throwback Review: ‘American Life’ de Madonna

American LifeEl primer álbum de Madonna de la década del 2000 fue Music, el cual recibió excelentes críticas por parte de los expertos musicales, tuvo un desempeño comercial espectacular (fue #1 en más de veinte países y superó los 10 millones de copias en todo el mundo) y contó con hit singles de la talla de ‘Music’ o ‘Don’t Tell Me’. Tras la extensa gira ‘Drowned World Tour’, que promocionaba tanto ‘Music’ como ‘Ray of Light’ y se convirtió en la gira más exitosa del año 2001, Madonna publicó su segundo disco de grandes éxitos y retomó su faceta como actriz protagonista en la película ‘Swept Away’ (‘Barridos por la Marea’ en España) e hizo un pequeño papel en ‘Die Another Day’, perteneciente a la saga de James Bond. Además de participar en la película de 007, Madonna grabó una canción para su banda sonora, Die Another Day, que se trataba de un tema electro-pop y dance-pop producido por Mirwais Ahmadzaï que destacaba por su uso prominente de violines y la voz de Madonna muy distorsionada. ‘Die Another Day’ recibió críticas negativas por su desacertada elección como canción principal de una película de James Bond, ya que su sonido electrónico no encajaba con el habitual estilo presente en la saga, sin embargo recibió dos nominaciones a los premios Grammy (entre ellas mejor grabación Dance) y en el terreno comercial resultó un nuevo éxito para Madonna: fue #1 en España y Canadá, ocupó el top 5 en Australia, Reino Unido o Alemania y el top 10 en Estados Unidos. Una vez que terminó sus compromisos profesionales como actriz, la cantante de Michigan volvió al estudio de grabación para dar forma a su siguiente proyecto musical. En abril de 2003 vio la luz el noveno álbum de estudio de Madonna, American Life, que seguía la estela musical de su anterior trabajo ‘Music’ y estaba formado por 11 temas encuadrados dentro del electro-pop y dance-pop con gran influencia del sonido folk y uso prominente de guitarras acústicas, reminiscencia de Music. Madonna compuso todos los temas del álbum junto con el productor francés Mirwais Ahmadzaï (responsable de 6 temas de Music) quien se encargó de la entera producción del álbum, con pequeñas participaciones de otros productores como Stuart Price, Guy Sigsworth y Mike ‘Spike’ Stent. American Life es un álbum conceptual que trata temas como el materialismo y la búsqueda del ‘Sueño Americano’ y supone la respuesta de Madonna como ciudadana estadounidense ante trágicos acontecimientos sucedidos en los últimos años como el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York y la guerra de Irak, que tuvieron un profundo efecto en la sociedad americana y crearon una sensación de desasosiego, paranoia y desolación entre la población. Las críticas de Madonna en contra del materialismo y la superficialidad presente en la actual sociedad suponían una divergencia con respecto a la reputación que se ganó la cantante durante los años 80 con canciones como ‘Material Girl’, apodo que se le daría a Madonna y cuyas letras citaban «porque estamos viviendo en un mundo material y yo soy una chica material», lo que chocaba con la opinión actual de la Reina del Pop. Durante la promoción de American Life, Madonna lució un look militar y revolucionario que encajaba con el mensaje del álbum y en la portada recreó la icónica foto del Che Guevara con su boina militar. Como dato curioso, Madonna lucía melena morena en la portada de un álbum por primera vez en 14 años, concretamente desde ‘Like a Prayer’ (si bien no aparecía su cara en la portada del álbum, en las fotos promocionales sí lucía melena morena) aunque es cierto que durante la era ‘Ray of Light’ también aparecía morena en varios de sus videoclips como ‘Frozen’, ‘Nothing Really Matters’ o ‘The Power of Good-Bye’.

El single presentación fue el tema que daba título al álbum, American Life, en el que Madonna critica la cultura del ‘Sueño Americano’, la fama y la superficialidad de la vida moderna. Este tema está encuadrado dentro del electro-pop pero contiene gran influencia folk y uso de guitarra acústica durante el estribillo e incorpora un rap en el que Madonna relata todos los privilegios de los que goza («tengo un abogado, un manager, un agente, un chef, tres niñeras y un asistente») pero que no le hacen ser feliz ni estar satisfecha y declara vivir fuera del ‘Sueño Americano’, además de declararse como no cristiana. American Life recibió numerosas y feroces críticas en Estados Unidos por sus polémicas letras, por ello muchas radios americanas dejaron de pinchar el tema, de ahí que apenas alcanzara el top 40 en Billboard, convirtiéndose en la peor posición de un ‘lead single’ de Madonna hasta el momento. En el resto del álbum sin embargo tuvo un desempeño comercial muy positivo y fue #1 en Canadá, #2 en España o Reino Unido y top 10 en Italia, Francia o Alemania. El videoclip original de American Life, de temática militar y con un contenido muy violento y agresivo (en el que incluso tiraba una granada al presidente Bush) finalmente no vio la luz por expresa decisión de Madonna debido al inestable clima político en Estados Unidos por la reciente guerra de Irak, por ello se grabó un segundo videoclip más inofensivo en el que cantaba delante de banderas de todo el mundo.

El segundo single fue Hollywood, un marchoso tema dance-pop y electro-pop en el que Madonna continuaba con su crítica al ‘Sueño americano’ y relataba cómo muchas personas intentan conseguir la fama viajando a Hollywood (que representa el negocio del espectáculo), al que califica como un mundo codicioso y de sueños efímeros. Debido al boicot en contra de Madonna en Estados Unidos y su escaso ‘airplay’ en las radios, Hollywood fue incapaz de entrar en la lista americana, convirtiéndose en su primer single en 20 años que no entraba en el Hot 100 de Billboard, aunque alcanzó el #1 en el componente Dance Club Songs de Billboard. En el resto del mundo gozó de moderado éxito y alcanzó nuevamente el #2 en Reino Unido o España y top 5 en Canadá. Como tercer single se lanzó Nothing Fails, una balada mid-tempo pop/folk con uso prominente de guitarra acústica y coro Gospel al final de la canción que se distancia del mensaje anti-capitalista de los anteriores singles y se trata de una canción de amor. Este tema está compuesto junto a Guy Sigsworth y destaca por ser la única canción del álbum no escrita por Mirwais, aunque sí se encargó de la producción. Nothing Fails contó con una escasa promoción y ni siquiera se grabó videoclip, de ahí que tuviera un desempeño comercial muy negativo (fue el segundo single del álbum que no entraba en la lista americana) aunque alcanzó el #1 en España, uno de los mercados más receptivos durante la era ‘American Life’. El cuarto y último single del álbum fue Love Profusion, un tema dance-pop y electro-pop con uso prominente de guitarra dedicado a Guy Ritchie, su marido por entonces y en el que Madonna nuevamente expresa su confusión con respecto a la cultura americana y cómo ha perdido la ilusión. Love Profusion resultaba la apuesta más comercial y ‘radio-friendly’ del álbum y se convirtió en el tercer single #1 del álbum en España, fue top 5 en Canadá o Italia y alcanzó el #11 en Reino Unido. Aunque no fue lanzado de manera oficial como single, Nobody Knows Me se usó como sencillo promocional en las radios americanas y varios de sus remixes aparecían en el CD-single de ‘Nothing Fails’. Nobody Knows Me es un tema Dance y electro-pop, el más up-tempo del álbum y guarda similitudes con ‘Impressive Instant’, perteneciente a ‘Music’.

Entre las canciones más interesantes del álbum se encuentran ‘Intervention’, un tema electro-pop mid-tempo con gran uso de guitarra acústica en el que Madonna habla sobre el amor duradero, ‘X-Static Process’, una balada acústica que cuenta sólo con la voz de Madonna, un órgano y una guitarra, ‘Mother and Father’, un marchoso tema electro-pop y dance-pop en el que la cantante habla de la muerte de su madre cuando ella era una niña y cómo le afectó a su padre y a la relación entre ambos o ‘I’m So Stupid’ en el que expresa su desilusión por vivir en un sueño confuso y se declara «estúpida». Pese a la intensa polémica que provocó el lanzamiento del primer single, American Life debutó en el #1 en la lista americana de álbumes con más de 240 mil copias en su primera semana, convirtiéndose en el quinto álbum #1 de Madonna en Estados Unidos y acabó siendo certificado platino por ventas cercanas al millón de ejemplares, lo que resultaban unas cifras muy inferiores a las de Music y Ray of Light, que superaron los 3 y 4 millones de copias respectivamente. A nivel internacional, American Life alcanzó el #1 en más de 10 países del mundo, incluyendo Reino Unido, Canadá, Francia o Alemania y superó los 5 millones de copias alrededor del mundo, menos de la mitad que Music. En resumen, aunque ‘American Life’ es considerado como el álbum «maldito» de Madonna y fue muy criticado en el momento de su publicación, años después ha recibido el reconocimiento que merece y personalmente es uno de mis favoritos y más escuchados dentro de su extensa carrera discográfica. Temas imprescindibles: American Life, Hollywood, Love Profusion, Intervention, Nothing Fails, Mother and Father y Die Another Day. Puntuación: 9/10.

The Best of Pop: ‘Music’ de Madonna

MusicHace unos días se ha cumplido el vigésimo aniversario del lanzamiento de uno de los álbumes más icónicos de la historia del pop. Me estoy refiriendo a Music, el octavo disco de estudio de Madonna, con el que la Ambición Rubia inauguró la década de la mejor manera posible y se ha convertido en uno de los álbumes más importantes dentro de su amplio catálogo musical. Music es el sucesor de Ray of Light, que vio la luz en 1998, recibió grandes opiniones por parte de los críticos musicales por su enésima re-invención tanto de imagen como de sonido, su naturaleza experimental y sus letras de carácter introspectivo. Ray of Light debutó en el #2 de la lista americana de álbumes por detrás de la BSO de la película Titanic y acabó siendo certificado cuádruple platino por ventas superiores a los 4 millones de copias en Estados Unidos, a lo que hay que sumar el #1 en más de 10 países del mundo incluyendo Australia, Reino Unido, Alemania o España, con unas cifras de 16 millones de copias a nivel global. Durante esta era Madonna adoptó una imagen mística, serena y menos sexual ya que la cantante neoyorquina abrazó la Kabbalah y contó con varios singles imprescindibles dentro de su carrera musical como la balada electrónica ‘Frozen’ o el marchoso ‘Ray of Light’, ambos top 5 en la lista americana de singles. Tras el éxito de Ray of Light, el cual recibió 4 premios Grammy incluyendo mejor álbum pop del año, Madonna quiso salir de gira para promocionar el álbum sin embargo su discográfica la animó para entrar en el estudio de grabación y dar forma a su nuevo disco, por lo que el ‘Drowned World Tour’ de 2001 sirvió como respaldo tanto para Music como Ray of Light. En el año 2000 Madonna retomó su faceta como actriz con la comedia ‘The Next Best Thing’ y participó en la banda sonora de la película con el tema ‘American Pie’, versión del clásico de Don McLean, el cual llegó al #1 en la lista de ventas de Reino Unido, Canadá, Australia y más de 10 países. El álbum ‘Music’ llegó en septiembre del año 2000, dos años y medio después de Ray of Light y está formado por 10 temas encuadrados dentro del electro-pop y dance-pop con influencia Folk y Country y aunque seguía la estela musical de su disco predecesor, Madonna cambió drásticamente su imagen mística influenciada por la Kabbalah por otra más desenfadada de ‘cow-girl’ con estética Country. En cuanto a la producción del álbum, Madonna contó con la ayuda de William Orbit, responsable de la mayor parte de Ray of Light, aunque su presencia se redujo en favor del productor francés Mirwais Ahmadzaï, el cual se encargó de la mayoría de los temas.

Respaldado por el éxito del single de idéntico título, Music debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes con más de 400 mil unidades en su primera semana, convirtiéndose en el cuarto álbum #1 de Madonna en Estados Unidos y el primero desde ‘Like a Prayer’ de 1989. Music fue certificado triple platino y superó los 3 millones de ejemplares en Estados Unidos y en el resto del mundo también tuvo una excepcional acogida y lideró las listas de venta en más de 20 países y superó los 11 millones de copias. Gracias al buen momento profesional que vivió durante las eras Ray of Light y Music, Madonna recobró su estatus de Reina del Pop tras años de declive comercial durante los años 90, cuando su imagen estuvo empañada por diversas polémicas y una imagen abiertamente sexual.

El single presentación de álbum fue Music, un marchoso tema electro-pop y dance-pop con influencia funk/Disco compuesto y producido por Madonna y Mirwais en el que la cantante mandaba un positivo mensaje de unión de las personas a través de la música. Desde un momento llamó la atención la letra de la canción que comenzaba con «Hey Mr. Dj, ponme mi canción que quiero bailar con mi amor y cuando la música empieza no quiero parar». Music recibió críticas muy positivas por parte de los expertos musicales por su pegadizo estribillo, su naturaleza desenfadada, bailable y optimista en contraposición al carácter introspectivo de las canciones pertenecientes a Ray of Light. Gracias a sus sencillas pero efectivas letras y su adictivo ritmo, Music resultó un tremendo éxito en las listas de venta: ocupó el #1 en Estados Unidos (su último single #1 hasta la fecha) durante 4 semanas y fue certificado platino por ventas de más de un millón de copias de CD’s físicos. En el resto del mundo el desempeño comercial también fue espectacular y alcanzó el #1 en más de 20 países, convirtiéndose en uno de los singles más populares y exitosos del año 2000. Tras el éxito de Music, a finales de año llegó el segundo single, Don’t Tell Me, que se trataba de un tema electro-pop con instrumentación Country y un tono melancólico en la voz de Madonna que encajaba a la perfección con la imagen ‘cow-girl’ que nos presentó la cantante en esta era y en cuyas letras pedía a su amante que no le controlara. Aunque no resultó tan exitoso como Music, Don’t Tell Me tuvo buena acogida comercial y fue #1 en Canadá, #4 en la lista americana y ocupó el top 10 en Australia, España e Italia. Ya en 2001 se lanzó el tercer single, What It Feels Like For a Girl, que en su versión original se trataba de un tema mid-tempo synth-pop producido por Guy Sigsworth (su única aportación en Music) cuyas letras hablan del rol de la mujer en la sociedad y los dobles estándares que existen hacia las mujeres. Este tema fue aclamado por la crítica por sus letras sobre el empoderamiento femenino y considerado como uno de los más sobresalientes del álbum. El videoclip de What It Feels Like For a Girl fue lanzado en una versión totalmente diferente que incorporaba un sonido Trance/House y recibió opiniones negativas por su agresivo y violento contenido. Este single fue el menos exitoso de los tres lanzados oficialmente de Music aunque fue #1 en España y top 10 en Australia y Reino Unido.

Entre los temas up-tempo más destacados del álbum se encuentran ‘Runaway Lover’, un enérgico tema Trance/House producido por William Orbit que habla de las relaciones fugaces con hombres que no merecen la pena, o ‘Amazing’, un marchoso y pegadizo tema dance-pop y electro-pop que guardaba similitudes con su single ‘Beautiful Stranger’ y se trataba de otra de las aportaciones de William Orbit al álbum y mi tema favorito de Music. Por otra parte encontramos ‘Gone’ y ‘I Deserve It’, dos baladas electrónicas con uso de guitarra, de carácter acústico e influencia Folk, un estilo que Madonna profundizaría en su siguiente álbum American Life, y también merece la pena reseñar ‘Paradise (Not For Me)’, un original tema electrónico down-tempo de atmósfera ambiental y enigmática, reminiscencia de Frozen y otras canciones pertenecientes a Ray of Light, en el que Madonna empieza susurrando para incorporar luego un verso en francés. En resumen, Music es uno de los álbumes pop más importantes de la década del 2000 no sólo por su notable éxito comercial sino porque Madonna incorporó el sonido electrónico al pop comercial e influyó a una generación entera de jóvenes artistas que decidieron adoptar el estilo presente en el álbum. Music fue uno de los primeros álbumes que escuché de Madonna (concretamente su primer CD que compré) por lo que le tengo un cariño especial, además de ser uno de mis favoritos de su repertorio. Varias publicaciones prestigiosas como Rolling Stone lo han incluido en su listado de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Puntuación: 9/10.

Throwback Review: ‘Confessions on a Dance Floor’ de Madonna

ConfessionsMadonna es conocida dentro del mundo de la música por su capacidad para re-inventarse con cada álbum y ofrecer al público un estilo diferente y una imagen totalmente opuesta a la anterior, algo que muchas cantantes han intentado imitar posteriormente. En 2005 la reina del pop resurgió de sus cenizas como el ave fénix con su décimo álbum de estudio, titulado Confessions on a Dance Floor, que tomaba el relevo a ‘American Life’, publicado dos años atrás con críticas y ventas mediocres. ‘Confessions’ supone una gran divergencia en cuanto a sonido con respecto a su anterior álbum y en esta ocasión Madonna regresó a sus raíces pop para ofrecernos un trabajo dirigido a las pistas de baile. Con la ayuda de Stuart Price (el cual se convirtió en una pieza indispensable del éxito del álbum) y la producción adicional de su colaborador habitual Mirwais Ahmadzaï y el dúo sueco Bloodshy & Avant, Madonna creó un disco encuadrado dentro del dance-pop y el electro-pop con gran influencia del sonido Disco de los años 70 y 80 e inspirado en la música de ABBA, Donna Summer o Pet Shop Boys. ‘Confessions’ se aleja totalmente de American Life tanto en el componente visual como lírico, ya que éste último resultó muy polémico y controvertido en Estados Unidos por su crítica al ‘sueño americano’ y el materialismo presente en su sociedad y estaba encuadrado en el sonido electro-pop con un acusado toque acústico e influencia folk. ‘Confessions’ se podía escuchar de principio a fin porque el relleno se reducía al mínimo y las 12 canciones presentes estaban encadenadas las unas con las otras como si de una sesión de Dj se tratase. Tras el ‘fracaso comercial’ que resultó American Life, el cual tan sólo vendió 5 millones de copias en todo el mundo (unas cifras muy inferiores a las que estaba Madonna acostumbrada) y se convirtió en el disco menos vendido de su carrera, ‘Confessions’ supuso no sólo un importante repunte en su popularidad sino un tremendo incremento en las ventas, que fueron superiores a los 10 millones de copias a nivel mundial y logró el #1 en más de 20 países de todo el mundo. Este álbum no sólo tuvo un enorme impacto comercial sino que recibió excelentes críticas por parte de los expertos musicales, quienes se reconciliaron con Madonna tras sus negativas opiniones hacia ‘American Life’ y consiguió un premio Grammy al mejor álbum electrónico/Dance.

Es conocido el hecho de que los componentes del mítico grupo sueco ABBA son muy reticentes a la hora de dejar que otros artistas versionen o utilicen sus canciones sin embargo permitieron a Madonna samplear la melodía de su conocido hit ‘Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)’ para su nuevo single. Dicho tema resultó ser Hung Up, el single presentación de ‘Confessions’ y que se trataba de un bailable tema dance-pop con influencia Disco y House producido por Stuart Price cuyas sencillas letras reflejaban el carácter de mujer fuerte e independiente de Madonna. Hung Up superó todas las expectativas posibles y ocupó el #1 en más de 40 países de todo el mundo, pasando a formar parte de las canciones más exitosas de todos los tiempos, con ventas superiores a los 9 millones de copias, incluyendo formato físico y digital. Aunque ‘Hung Up’ supuso el mejor resultado de Madonna en Estados Unidos en años, cabe destacar que apenas ocupó el #7 en la lista de ventas, posiblemente una de las ‘peores’ posiciones del single alrededor del mundo, aunque fue certificado platino por ventas superiores al millón de copias. Tras el éxito masivo de ‘Hung Up’ como segundo single de ‘Confessions’ llegó Sorry, otro de los ‘highlights’ del álbum y que recibió alabanzas de los expertos musicales por su carácter pegadizo y bailable. Sorry destacaba por incluir las palabras «lo siento» y «perdóname» en varios idiomas como español, francés o italiano. Este tema dance-pop y Disco compartía muchas similitudes con el single precedente aunque tenía contenía más profundidad en las letras y en ellas Madonna declaraba sentirse harta de oír excusas por parte de su amante, el cual no paraba de disculparse por sus errores. En Estados Unidos ‘Sorry’ tuvo un desempeño muy moderado debido a su bajo nivel de ‘airplay’ sin embargo en el resto del mundo tuvo una acogida muy superior y ocupó el top 5 en Australia, Canadá o Alemania y alcanzó el #1 en España, Italia y Reino Unido.

Como tercer single se lanzó Get Together, un potente tema electro-pop y dance-pop con influencia Disco y House que habla sobre encontrar el amor en la pista de baile y cuya promoción fue mínima porque Madonna se encontraba de gira con el exitoso ‘Confessions Tour’, pero aún así fue #1 en España (el tercero consecutivo del álbum) y top 10 en Reino Unido, los cuales se convirtieron en los dos mercados musicales más receptivos en la era Confessions. El cuarto y último single lanzado fue Jump, un tema dance-pop y synth-pop que destacaba por el hecho de que Madonna hace uso de su registro más bajo de la voz y hablaba sobre pasar página de una relación. Jump, que resultaba un himno de auto-empoderamiento, recibió escasa promoción aparte de su videoclip y tuvo un rendimiento comercial moderado, aunque alcanzó el top 10 en España, Reino Unido e Italia. Entre mis canciones favoritas del álbum se encuentran ‘Let It Will Be’, un pegadizo tema Disco con uso prominente de violines que habla del éxito y la fama o ‘Forbidden Love’, un tema electro-pop y dance-pop de carácter mid-tempo cuyas letras hacen referencia a cómo el amor trasforma nuestras creencias y afecta a las relaciones con los demás. También destacan las aportaciones de Bloodshy & Avant en ‘Like It or Not’, un tema electro-pop que resulta menos up-tempo que el resto del contenido del álbum y Mirwais en el electrónico ‘Future Lovers’.

‘Confessions’ siempre será recordado por su carácter discotequero y bailable, los icónicos looks de Madonna ensayando frente al espejo y haciendo posturitas en el videoclip de ‘Hung Up’ y ha servido de inspiración a numerosos artistas pop, los cuales empezaron a adoptar el estilo dance-pop y la música electrónica tras el éxito de este álbum. En los últimos tiempos el álbum ha vuelto a estar de actualidad gracias al ‘revival’ que vive la música Disco y álbumes como ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa están influenciados en gran medida por el estilo presente en ‘Confessions’. Aunque descubrí a Madonna en la era ‘Ray of Light’ con el tema ‘Frozen’, el cual sigue encontrándose entre mis temas favoritos de la reina del pop, tras el lanzamiento de ‘Confessions’ se convirtió en mi disco favorito de Madonna y uno de los que más veces he escuchado desde entonces. Temas imprescindibles: Hung Up, Sorry, Forbidden Love, Let It Will Be, Get Together y Jump. Puntuación: 9/10.

Los mejores discos del 2019

lizzo_cuz-i-love-you15. Cuz I Love You de Lizzo.

Durante el 2019 Lizzo se ha convertido en una de las artistas más populares gracias a la publicación de Cuz I Love You, sin embargo la rapera y cantante americana ya había publicado anteriormente dos álbumes y varias mixtapes. El tercer disco de Melissa Jefferson está encuadrado dentro del R&B y Hip-Hop aunque se aprecian influencias Soul, pop y Funk, lo que lo convierte en un álbum urbano muy ecléctico. Lizzo se ha ganado al público gracias a su simpatía, su gran carisma y seguridad en sí misma ya que luce sin complejos sus curvas tanto en la portada del álbum como en las apariciones promocionales que ha hecho durante este año. Cuz I Love You trata temas como la auto-aceptación y la confianza en uno mismo o su relación con los hombres y muestra la versatilidad de Lizzo como cantante y rapera. El single presentación del álbum fue ‘Juice’, un bailable y marchoso tema Funk/Disco de sonido retro que hablaba de aceptarse a uno mismo. Aunque fue lanzado como single en 2017, gracias a su incursión en una conocida serie de TV, «Truth Hurts» ha ganado mucha popularidad durante este año y se ha convertido en un auténtico grower y uno de temas más escuchados en Spotify, por lo que fue añadido «in extremis» al álbum. Finalmente este medio tiempo R&B/Hip-Hop llegó al #1 en la lista americana de singles, haciendo de Lizzo la tercera rapera en solitario en llegar a lo más alto de Billboard. Mientras que ‘Truth Hurts’ ocupaba la parte alta de Billboard, Lizzo se ha esforzado en promocionar otros singles como ‘Tempo’, un marchoso tema que combina sonido electrónico con Hip-Hop en el que muestra su faceta de rapera y cuenta con la participación de Missy Elliott. ‘Cuz I Love You’ debutó en el #6 de la lista americana, convirtiéndose en el trabajo más exitoso de Lizzo y el primero que entra en la lista Billboard, sin embargo meses más tarde consiguió subir hasta el #4 gracias al éxito sin precedentes de Truth Hurts. Aunque el tercer álbum de la artista nacida en Detroit podría parecer su debut, ya que cuenta con una falta de dirección habitual en los primeros álbumes, también resulta muy interesante y original y ha permitido al gran público conocer a una cantante peculiar y polémica pero muy talentosa que seguirá dando mucho que hablar los próximos años. Puntuación: 7/10.

tinashe-songs-for-you14. Songs For You de Tinashe.

Gracias a tres mixtapes que fueron aclamadas por la crítica por sus habilidades como compositora y cantante y su vanguardista estilo, Tinashe fue considerada una prometedora figura del R&B alternativo. Su primer álbum de estudio Aquarius llegó en 2014, evolucionó hacia un R&B/pop más comercial, nuevamente fue muy bien recibido por parte de los expertos musicales y tuvo un moderado resultado comercial. Sus dos siguientes trabajos, Nightride y Joyride, apenas contaron con promoción debido a las diferencias creativas de la joven cantante con su discográfica. A principios de año Tinashe rompió con RCA debido a diferencias creativas (aunque la escasez de promoción de sus últimos trabajos también la motivaron a dejar dicha discográfica) y el pasado mes de noviembre llegó Songs For You, su tercer álbum de estudio y el primero lanzado de manera independiente bajo su propio sello. Songs For You está compuesto por 15 temas encuadrados dentro del R&B con influencias electro-pop y del R&B alternativo, todos ellos compuestos por la propia Tinashe y con la producción de Hitmaka entre otros. El single anticipo fue «Die a Little Bit», un tema de sonido underground que combina electro-pop, dance-pop y R&B, cuenta con la colaboración de la rapera británica Ms Banks y nos recuerda al sonido que tenían sus primeras mixtapes. Muchas expectativas estaban puestas en Tinashe debido a sus prometedores inicios, pero han pasado los años y aunque se ha hecho un hueco dentro del género R&B no ha logrado despuntar pese a su indudable talento, en parte por los conflictos con su discográfica y la escasez de promoción de sus trabajos, pero también porque ésta no ha sabido cómo presentar al público a Tinashe, si como una cantante de R&B alternativo o como una pop-star, de ahí que su carrera haya ido dando bandazos y no haya conseguido el éxito que merece. En resumen, estamos ante uno de los álbumes R&B más sólidos lanzados este año, ya que cuando Tinashe asume el control creativo de su música (y se deshace de las limitaciones que te impone una multinacional) es capaz de ofrecernos su trabajo más vulnerable y personal. Puntuación: 7/10.

In My Defense13. In My Defense de Iggy Azalea.

En el mes de julio vio la luz In My Defense, el esperado segundo álbum de estudio de Iggy Azalea, 5 años después de la publicación de su disco debut The New Classic. El nuevo álbum de la rapera australiana ha sufrido numerosos retrasos debido al fracaso de varios temas lanzados que pretendían ser el single anticipo del mismo. In My Defense fue publicado bajo su propio sello discográfico, estaba compuesto en su totalidad por Iggy Azalea y producido por J. White, quien imprimió su habitual sonido, un Hip-Hop muy escorado al Trap. El single presentación del álbum fue «Sally Walker», un pegadizo tema Hip-Hop que sampleaba la canción infantil del mismo nombre y recibió buenas críticas de los expertos musicales por el nuevo estilo adoptado por la rapera, sin embargo se observaban muchas similitudes con la melodía de «Money» de Cardi B, ambos producidos por J. White Did It. Con «Started», el segundo single, Iggy volvió a dar en el clavo ya que se trataba de otro magnífico tema mid-tempo Hip-Hop/Trap con un estilo y melodía parecida a Sally Walker. El punto fuerte del álbum ha sido sin duda la gran elección de los singles, sin embargo tras escuchar el disco en su totalidad la producción de J. White acaba resultando muy repetitiva, puesto que el productor ha re-utilizado la base de «Money» una y otra vez a lo largo del álbum. Mientras que The New Classic resultaba variado y divertido, el nuevo álbum de Iggy Azalea es más consistente y maduro, sin embargo no encontramos temazos de la talla de Fancy o Black Widow. En definitiva, In My Defense ha sido un álbum muy esperado por todos los seguidores y detractores de Iggy Azalea: los primeros para poder disfrutar de las nuevas canciones de su diva y los segundos para presenciar el fracaso en las listas de venta de la rapera australiana. Puntuación: 7/10.

LP112. LP1 de Liam Payne.

Aunque no presté excesiva atención a la boy-band One Direction, sí seguí más de cerca la carrera en solitario de Zayn Malik, el componente que abandonó la formación antes de su separación en 2016 y dejó atrás el estilo musical que hacía junto a sus ex-compañeros para adentrarse en un sonido R&B alternativo mucho más interesante. También empecé a escuchar varios temas en solitario de Liam Payne y tengo que admitir que me sorprendieron de manera positiva de ahí que decidiera a darle una oportunidad a su primer álbum de estudio, que vio la luz a principios de diciembre. LP1 ha seguido el patrón habitual de muchos artistas durante los últimos tiempos de incluir en el álbum los numerosos singles lanzados con anterioridad a su publicación así como todas las colaboraciones en las que ha participado el joven cantante inglés. De hecho hay que remontarse hasta mayo de 2017 para dar con el primer single, «Strip That Down», con el que consiguió gran éxito en todo el mundo. Desde entonces Liam Payne nos ha ofrecido varios sencillos adelanto del álbum, de estilos musicales muy diferentes y con un rendimiento comercial también muy variado. LP1 está compuesto principalmente por modernos temas mid-tempo pop/R&B aunque encontramos influencias electro-pop, dance-pop y Hip Hop. Varios de sus singles más recientes me han sorprendido muy gratamente como por ejemplo «Stack It Up», un pegadizo tema urban-pop con la colaboración del rapero A Boogie wit da Hoodie que recuerda a su primer single o «Live Forever», un marchoso tema  de sonido synth-pop producido por el trío de DJ’s Cheat Codes. Gracias a su bonita voz, sus marchosos temas de estilo urbano y su indudable atractivo han hecho de Liam Payne uno de los cantantes masculinos actuales más destacados del panorama musical y por ello su primer álbum de estudio LP1 merece aparecer en este listado a lo mejor del año. Puntuación: 7/10.

camila-cabello11. Romance de Camila Cabello.

En 2017 Camila Cabello protagonizó uno de los mayores éxitos del año, «Havana», el cual gracias a su pegadizo estribillo y su original sonido latino ocupó el #1 en las principales listas de ventas, batió récords en streaming y convirtió a la joven cantante en una de las figuras más prometedoras del mundo de la música. Su primer álbum de estudio, Camila, recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales y llegó a lo más alto de los charts de Estados Unidos, México y España aunque los siguientes singles lanzados después de Havana tuvieron un recibimiento más tibio por parte del público. En 2019 Camila volvió a la actualidad musical gracias a su participación en el tema «Señorita» de Shawn Mendes que ocupó el #1 en medio planeta y se convirtió en una de las canciones estrella del año. Tras este importante empujón de popularidad, la cantante de ascendencia cubana empezó a lanzar singles que formarían parte de su segundo álbum de estudio como «Shameless» o «Liar», que resultaban muy interesantes por su sonido diferente (el primero era un oscuro tema electro-pop y pop-rock mientras que el segundo se trataba de un marchoso tema de estilo Latin-pop) pero no lograron el éxito esperado y se estancaron en la parte baja de las listas de venta. Camila optó por una estrategia comercial de lanzar numerosos sencillos promocionales hasta que uno de ellos tuviera éxito y fuera un respaldo suficiente de cara a su nuevo trabajo, sin embargo ni «Cry For Me» ni «Easy» llamaron la atención del público por lo que las cosas empezaban a ponerse feas para la ex-componente de Fifth Harmony. En noviembre lanzó otro single, «Living Proof» y a principios de diciembre llegó su esperado segundo álbum, Romance, tras el tibio recibimiento de todos los temas lanzados. Aunque se aprecia una evolución en la música de Camila Cabello, una mayor diversidad que en su primer disco (encontramos Latin-pop, pop/rock, electro-pop y R&B) y una mejora en sus habilidades como compositora, este trabajo resulta bastante plano y no logra sorprender en exceso. Aunque Romance entra en la lista de los mejores álbumes del año se tiene que conformar con aparecer en la parte baja. Puntuación: 7/10.

marina-210. Love + Fear de Marina.

Tras la promoción de Froot, su tercer disco de estudio, la cantante galesa Marina (anteriormente conocida como Marina and the Diamonds) se tomó un descanso del mundo de la música, aunque de manera puntual realizó una colaboración con Clean Bandit en 2016 y más recientemente el año pasado con el mismo grupo inglés. ‘Baby’ recibió buenas críticas por la presencia de Marina y resultó un éxito moderado en las listas de venta europeas. El mes de abril, tras cinco años sin publicar música nueva, vio la luz el cuarto álbum de estudio de la cantante, titulado Love + Fear, aunque primero se desveló Love y unas semanas después el proyecto completo. Para este nuevo álbum Marina ha dejado atrás los temas up-tempo divertidos y originales de Electra Heart para ofrecernos un trabajo más íntimo, maduro y reflexivo, compuesto principalmente por baladas y temas mid-tempo de estilo electro-pop, pero en su conjunto no acaba de enganchar y resulta plano y monótono. Es bastante revelador y desconcertante que ‘Baby’ de Clean Bandit (el cual ha sido incluido en el disco) sea la mejor canción de Love + Fear sin ser una creación propia de Marina, sin embargo no es un trabajo de baja calidad ya que podemos encontrar temas muy interesantes como el pegadizo ‘Karma’, el himno contra los haters ‘No More Suckers’, la emotiva balada ‘Soft To Be Strong’ u ‘Orange Trees’, uno de los temas más pegadizos del disco y que cuenta con influencia Tropical House. Love + Fear es un proyecto muy ambicioso en el que Marina Diamandis ha trabajado durante un largo tiempo, sin embargo ha tenido una acogida muy tibia por parte del público y se ha convertido en uno de los mayores fracasos comerciales del año. Los motivos de este flop han sido una campaña de promoción desastrosa y una elección de los singles poco acertada, ya que en mi opinión la parte de Fear es muy superior pese a no haber sido lanzado ningún sencillo. Aún con todo, Love + Fear no es un disco de baja calidad en absoluto y merece aparecer en este repaso a los mejores álbumes del año. Puntuación: 7/10.

800px-IndigoChrisBrown9. Indigo de Chris Brown.

Este 2019 no ha sido un año especialmente boyante para el género R&B, sin embargo se han lanzado varios discos interesantes como Indigo, el noveno álbum de estudio de Chris Brown, quien se ha convertido en uno de los cantantes más prolíficos de los últimos tiempos, no sólo por la agilidad con que ha publicado álbumes sino por la extensión que han tenido sus recientes trabajos discográficos, que superan ampliamente los estándares habituales en el mundo de la música. «Heartbreak on a Full Moon», su último disco de estudio, fue lanzado en 2017 y contaba con nada más y nada menos que 45 temas, lo que contribuyó a aumentar las ventas del disco debido al alto nivel de streaming acumulado por las canciones. Chris Brown ha demostrado que es un talentoso compositor y con Indigo nos ha vuelto a ofrecer un trabajo muy extenso, que cuenta con más de 30 temas en la edición deluxe. A nivel musical, Indigo sigue los pasos de «Heartbreak» y está encuadrado dentro de su característico estilo R&B/pop sin embargo resulta más up-tempo y marchoso que éste último y cuenta con influencia Tropical House y Hip-Hop. Como suele ser habitual, Chris Brown ha lanzado un gran variedad de singles antes del lanzamiento del disco, como «Undecided», un pegadizo tema R&B/pop con influencia Tropical House producido por Scott Storch que ha recibido buenas críticas de los expertos musicales y logró un éxito moderado en las listas de venta, «Back To Love», un marchoso tema R&B/dance-pop también influenciado por el Tropical House en el que Chris declara que el amor le ha hecho ser mejor persona, «Wobble Up», un tema Hip-Hop/R&B de naturaleza sexual que habla del twerking y cuenta con la participación de G-Eazy y Nicki Minaj y «No Guidance», un medio tiempo R&B alternativo en el que colabora Drake y se ha convertido en el single más exitoso de Indigo ya que permaneció en el top 10 de la lista americana durante numerosas semanas. Aunque es digno de admirar el talento como compositor de Chris Brown, quien en 15 años de carrera musical ha publicado 9 discos de estudio, no se aprecia una gran evolución en sus últimos trabajos y apenas podemos distinguir Indigo de Heartbreak, por lo que quizás lo más acertado para Chris sería descansar un tiempo, llenarse de inspiración y ofrecer un trabajo original y más arriesgado. Indigo no pasará a la historia por ser el álbum más célebre de Chris Brown pero dentro de un año no muy boyante para el R&B, es uno de los mejores trabajos lanzados dentro de este género. Puntuación: 7’5/10.

D4bjtzWWkAACRjX8. High Expectations de Mabel.

Una de las grandes sorpresas de este año ha sido High Expectations, el álbum debut de Mabel. La cantante de ascendencia inglesa y sueca ha ido ganando popularidad desde el lanzamiento de su mixtape Ivy To Roses, que recibió buenas críticas de los expertos musicales y gracias a la cual se ha hecho un importante hueco dentro del pop británico. El momento álgido de la carrera de Mabel llegó a principios del 2019 cuando lanzó el single Don’t Call Me Up, que se trataba de un marchoso tema dance-pop y Tropical House que se convirtió en una de las canciones más importantes del año y un éxito en las listas de venta (alcanzó el #3 en Reino Unido e incluso hizo su aparición en la difícil lista americana). Gracias a la gran acogida comercial de Don’t Call Me Up, este tema se añadió a la re-edición de Ivy To Roses pero ha sido el primer single de su álbum debut. High Expectactions ha sido compuesto en su totalidad por la propia Mabel, abandona el componente urbano de su anterior mixtape y sigue la estela musical del primer single ya que está compuesto por temas dance-pop y electro-pop con influencia Tropical House y un cierto toque R&B. El álbum debutó en el #3 de la lista británica aunque a nivel internacional ha tenido un escaso impacto comercial. El segundo single, Mad Love, no sólo es una de las mejores canciones del disco sino que demostró que Mabel no es una artista «one-hit wonder», ya que ocupó el top 10 en Reino Unido, aunque en el resto del mundo tuvo un desempeño más moderado. Pese a su juventud, la cantante nacida en Málaga es una buena vocalista y compositora, sin embargo Mabel todavía tiene margen para crecer y evolucionar como artista. Uno de los puntos fuertes de ‘High Expectations’ es la inclusión de todas las exitosas colaboraciones que realizó Mabel con anterioridad al lanzamiento al álbum, como por ejemplo «Ring Ring» o «Finders Keepers». Puntuación: 7’5/10.

westlife-album-Spectrum7. Spectrum de Westlife.

Dentro de un año protagonizado por grandes regresos al panorama musical sin duda destaca la vuelta del grupo irlandés Westlife tras 9 años de silencio. En 2011 la legendaria boy-band abandonó su discográfica tras el escaso apoyo de sus últimos álbumes y anunció su separación temporal, aunque realizaron una extensa gira para despedirse de sus fans. Durante su extensa trayectoria, Westlife han conseguido 16 singles #1 en la lista de ventas de Reino Unido, 6 álbumes #1 en UK (8 en Irlanda) y vendido más de 50 millones de copias en todo el mundo, haciendo de Westlife uno de los grupos más exitosos de todos los tiempos. En este 2019, para celebrar los 20 años de su disco debut, el cuarteto se embarcó en la gira «The Twenty Tour» con la que se reencontró con sus leales fans y anunciaron el lanzamiento de su undécimo disco de estudio, Spectrum. Desde principios de año Westlife han estado lanzando singles que formarían parte del álbum como el marchoso tema dance-pop «Hello My Love», las emotivas baladas «Better Man» y «My Blood» o el bailable «Dynamite». Spectrum supera ampliamente la calidad de sus dos últimos álbumes de Westlife (los cuales evolucionaron hacia el pop-rock y recibieron críticas muy tibias) y recupera la esencia del grupo con sus clásicas baladas románticas aunque también incorpora marchosos temas dance-pop adaptados a los tiempos que corren. Westlife son en Europa los equivalentes a Backstreet Boys en Estados Unidos, es decir unos auténticos supervivientes del fenómeno fan de finales de los 90 y los primeros años del 2000, cuando las boy-bands triunfaban en las listas de ventas. Hoy en día, puede parecer que este tipo de grupos son parte del pasado y no se han integrado en las nuevas reglas de la industria musical, sin embargo Westlife han demostrado que sus fieles seguidores les siguen apoyando y han conseguido nuevamente el #1 en sus mercados estrella, Reino Unido e Irlanda. Spectrum no sólo es un álbum pop más que digno sino que merece formar parte de los mejores trabajos publicados durante este 2019. Puntuación: 7’5/10.

madamex6. Madame X de Madonna.

Muchas expectativas estabas puestas en torno al nuevo álbum de Madonna ya que durante las semanas previas a su lanzamiento fue desvelando a través de sus redes sociales numerosos videos e imágenes de la nueva era que estaba por llegar, en la que la protagonista era un enigmático personaje llamado Madame X. El decimocuarto álbum de estudio de Madonna es un trabajo muy ecléctico, experimental e influenciado por la larga temporada que pasó en Lisboa, la cual le llevó a crear un álbum inspirado por los sonidos latinos y la música típica portuguesa como el fado, aunque en esencia es un álbum de estilo pop y electro-pop. El punto fuerte de Madame X no es la voz de Madonna, que aparece sintetizada y no destaca especialmente, sino su carácter intimista y las letras de las canciones, cargadas de mensajes sociales y donde trata temas como la discriminación, el feminismo, la libertad y la igualdad entre las personas. Aunque contiene canciones interesantes como la oscura balada «Dark Ballet», el original tema Disco «God Control», el apocalíptico medio tiempo reggae «Future» o las marchosas «Faz Gostoso» y «Bitch I’m Loca» (dos de los temas más up-tempo del disco) es quizás el álbum con menor viabilidad comercial de Madonna. Madame X fue lanzado la misma semana que el último trabajo de Bruce Springsteen (otro peso pesado del mundo de la música) por lo que Madonna quedó relegada al #2 en los principales charts mundiales como Reino Unido, Australia o Canadá, sin embargo pudo llevarse el gato al agua en Estados Unidos, donde se convirtió en el noveno #1 de su carrera. Tras una primera semana de buenas ventas, como suele ser habitual en todos los álbumes de Madonna gracias a su leal base de fans, en su segunda semana cayó más de 70 posiciones en Billboard debido a sus bajas cifras de streaming y en la tercera desapareció de la lista, algo que no había ocurrido con ningún disco de la Reina del Pop hasta la fecha y que convertía a Madame X en uno de los mayores flops del año. Pese a no encontrarse entre mis álbumes favoritos de la reina del pop, Madame X merece aparecer en las primeras posiciones de este repaso a lo mejor del 2019 por su originalidad y su enésima re-invención musical. Puntuación: 7’5/10.

Hurts 2B Human5. Hurts 2B Human de Pink.

Como gran seguidor de Pink que me considero desde sus inicios en el mundo de la música, cada vez que la cantante lanza nuevo álbum es motivo de alegría, y aunque durante su larga trayectoria ha podido estar más o menos acertada, puedo afirmar que no tiene ningún disco malo. Hurts 2B Human es el título del octavo álbum de estudio de Pink, que se puso a la venta en abril, apenas año y medio después del lanzamiento de Beautiful Trauma, el cual recibió críticas muy variadas por parte de los expertos musicales pero obtuvo una gran respuesta comercial y alcanzó el #1 en las principales listas de venta. Hurts 2B Human resultaba similar a su anterior álbum, en el que abandonó su habitual estilo pop-rock para centrarse de lleno en el pop, con varias canciones encuadradas dentro del dance-pop y el electro-pop, sin embargo en lo que respecta a las letras, este nuevo álbum resulta más optimista que Beautiful Trauma. El primer single del álbum fue «Walk Me Home», un tema pop de estilo muy similar a los que encontrábamos en su anterior disco y contiene el característico estribillo de Pink con coro creciente. Este tema destacaba por su mensaje inspirador y su naturaleza de himno, pero a diferencia de otros primeros singles de Pink, no engancha tanto ni resulta tan original. Para este disco, Pink contó con varios de sus habituales colaboradores como Max Martin, Shellback, Greg Kurstin y Billy Mann, sin embargo decidió trabajar por primera vez con otros productores como por ejemplo Ryan Tedder o el desconocido Odegard, quien fue el responsable de “Hustle”, uno de los temas más marchosos y bailables del álbum, o «Hurts 2B Human», una balada con cierto aroma R&B en la que participaba el cantante Khalid. Teniendo en cuenta que la cantante ha estado inmersa en una maratoniana gira por todo el mundo, ha descuidado la promoción de Hurts 2B Human: sólo ha lanzado un par de singles y apenas ha dado entrevistas o apariciones televisivas, lo que ha perjudicado el rendimiento comercial del álbum, que ha tenido un impacto menor que sus últimos trabajos. En resumen, Hurts 2B Human no es el mejor álbum de su trayectoria ni cuenta con canciones que ofrezcan nada nuevo ni original al panorama musical ya que resultan muy similares a las presentes en Beautiful Trauma, sin embargo es una buena adición al amplio y magnífico catálogo musical de Pink y uno de los discos más destacados del 2019. Puntuación: 7’5/10.

91JbBgJAoTL._SS500_4. My Happy Place de Emma Bunton.

Este año será recordado por la gira de reunión de Spice Girls, en la que las chicas picantes (sin Victoria Beckham) recorrieron Reino Unido y desataron la nostalgia entre sus fieles seguidores. Un mes antes de la gira, Emma Bunton retomó su carrera en solitario y protagonizó uno de los regresos pop más importantes del 2019. Durante estos últimos años, Baby Spice se centró en su trabajo como presentadora en la radio inglesa, aunque tuvo que abandonarlo debido a sus compromisos con Spice Girls y la promoción de su nuevo álbum en solitario. Tras más de una década en silencio, Emma regresó al mundo de la música con su cuarto álbum de estudio, titulado My Happy Place, el cual toma el relevo a Life in Mono, que vio la luz en diciembre de 2006 y contó con una escasa promoción debido al embarazo de la cantante. El álbum estaba formado por 10 temas, de los que 8 son versiones de algunas de las canciones favoritas de Emma, con el particular sonido Motown y retro presente en los dos anteriores álbumes de la cantante británica. El single presentación del álbum fue «Baby Please Don’t Stop», que se trataba de un marchoso tema pop que recuperaba el estilo retro iniciado por Emma en el álbum Free Me y era una de las dos canciones originales del disco. «Too Many Teardrops» era el otro tema inédito, contaba también con un toque retro que podía encajar perfectamente dentro del álbum Free Me o en una superproducción de James Bond. Ambos temas fueron compuestos por la propia Emma y debido a su gran calidad se echaban de menos más canciones inéditas en My Happy Place. El disco contaba con varios artistas invitados, de entre los que destacaba Jade Jones, pareja sentimental de Emma y padre de sus dos hijos, quien colabora en “You’re All I Need to Get By”, una de las canciones más emotivas y bonitas dentro de My Happy Place y en la que se observa la gran química existente entre ambos artistas. Otra de las canciones más esperadas por los fans de Spice Girls era la versión del clásico «2 Become 1» interpretada por Emma junto a Robbie Williams y que cuenta con un sonido más acústico y mayor uso de guitarra. Definitivamente fue toda una sorpresa y un gran detalle por parte de Emma incluir esta versión del tema de Spice Girls dentro de su nuevo álbum, ya que nos devuelve la nostalgia de los años 90. Sin duda, el lanzamiento de My Happy Place fue motivo de alegría para todos los fans de Emma Bunton entre los que yo me encuentro, aunque fue una pena que apenas fuera promocionado debido a la gira de Spice Girls. Emma Bunton ha sabido dirigir su carrera de manera correcta encontrando en el sonido retro su estilo propio e inspirándose en el Motown con influencias del R&B y Soul de los años 60, lo cual que encaja muy bien con su voz y resulta un soplo de aire fresco dentro del actual panorama pop. Aunque tuvo un rendimiento moderado en las listas de venta (fue #11 en Reino Unido) My Happy Place es en mi opinión uno de los mejores álbumes pop del año. Puntuación: 8/10. 

Ciara-Beauty-Marks-album-cover3. Beauty Marks de Ciara.

Uno de los regresos más esperados dentro del género R&B ha sido Beauty Marks, el séptimo álbum de estudio de Ciara, el cual llegó 4 años después de Jackie, su último trabajo discográfico. Desde el año pasado la cantante americana ha lanzado numerosos singles como anticipo de su nuevo álbum, entre los que destacó «Level Up», un marchoso y bailable tema electro-pop y dance-pop que atrajo la atención del público y se convirtió en uno de los singles de Ciara más exitosos de los últimos tiempos. Este pegadizo tema producido por JR Rotem estuvo acompañado de un videoclip muy futurista en el que Ciara realizaba una compleja y original coreografía que se convirtió en viral en las redes sociales. El resto de los singles fueron «Freak Me», un bailable tema Tropical House con sonido tribal, «Dose», un tema R&B up-tempo con gran uso de percusión producido por Darkchild, «Greatest Love», que rompía la racha de temas marchosos y se trataba una balada mid-tempo R&B muy sexy o «Thinkin Bout You», un original tema R&B/pop de carácter retro que recupera el sonido Disco/pop de los años 90 y recuerda al estilo de Prince o Janet Jackson. Uno de los puntos fuertes de Beauty Marks fue duda la gran elección de los singles, que resultaban muy pegadizos y están perfectamente elegidos para mostrarnos la variedad de sonidos presentes en el disco, aunque como punto en contra está la brevedad del álbum teniendo en cuanta el amplio lapso de tiempo que ha pasado desde su último trabajo discografico y por otra parte es que el resto de los temas que conforman Beauty Marks no enganchaban tanto como los singles. Este álbum supera ampliamente a Jackie, el cual era poco consistente y con muchos temas de relleno, por tanto estamos ante el mejor álbum de Ciara de esta década y uno de los mejores publicados durante este año. Puntuación: 8/10.

Courage2. Courage de Céline Dion.

Una de las mayores divas del mundo de la música ha protagonizado su esperado regreso en este 2019. Durante esta última década Céline Dion ha dedicado la mayor parte de su tiempo a su residencia de conciertos en Las Vegas por lo que no se ha prodigado en exceso en giras internacionales (a excepción de sus visitas a los países francófonos para promocionar el álbum Encore Un Soir) y apenas hemos tenido música nueva por parte de la cantante canadiense. En el mes de noviembre Céline Dion publicó su último álbum, Courage, el primero en inglés desde 2013 cuando vio la luz «Loved Me Back To Life». A pesar del amplio lapso de tiempo la espera ha merecido la pena ya que la veterana cantante ha regresado con uno de sus discos más maduros y sólidos y que resulta un digno sucesor de los dos álbumes publicados por Céline durante esta década. Courage es un gran álbum en todos los sentidos, ya que no sólo cuenta con 20 temas en su edición deluxe sino que es un trabajo muy consistente compuesto en su mayoría por medios tiempos y baladas de estilo pop en los que la veterana cantante expresa sus sentimientos, relata los duros momentos personales que ha vivido y cómo se ha sobrepuesto al dolor. Entre las canciones más interesantes del álbum se encuentran «Flying On My Own», el tema más up-tempo y bailable del disco, «Courage», una emotiva balada a piano en la que Céline habla de la superación de los momentos difíciles o «Lying Down», otra balada de corte electrónico que cuenta con la producción de David Guetta y una magnífica ejecución vocal por parte de la cantante de Quebec. Courage debutó en lo más alto de la lista de álbumes de Estados Unidos, lo que supone el quinto #1 para la cantante canadiense en dicho país y el primero desde «A New Day Has Come». Sin duda estamos ante uno de los álbumes más destacados del año. Puntuación: 8/10.

ariana-grande-thank-u-next-album-cover1. Thank U, Next de Ariana Grande.

Durante este año una de las indiscutibles protagonistas ha sido Ariana Grande, quien ha alcanzado en 2019 su mayor cota de popularidad y éxito. En el mes de febrero, tan sólo 7 meses después del lanzamiento de Sweetener, Ariana publicó su quinto álbum de estudio, Thank U, Next, el cual superó todas las expectativas y se convirtió en uno de los discos más importantes del año, gracias al excepcional recibimiento de los singles lanzados. Este álbum se centraba el pop/R&B como sus anteriores trabajos, pero dominaban los medios tiempos, profundizaba más en el sonido urbano y estaba muy influenciado por el sonido del moda, el Trap. Ariana dejó atrás el desfasado sonido de Pharrell Williams, el responsable de los temas más flojos de Sweetener y contó con Tommy Brown y Max Martin para la producción de este álbum, lo que ha resultado todo un acierto. El single presentación «Thank U, Next», en el que relataba sus relaciones fallidas e incluso nombraba a sus ex-parejas, se convirtió en el primer #1 de la cantante en la lista americana y se mantuvo en lo más alto durante 6 semanas, además también resultó un gran éxito en el resto del mundo. Era complicado superar la tremenda acogida de este tema sin embargo Ariana lo consiguió con «7 Rings», el segundo single, el cual profundizaba en el sonido R&B/Trap y sampleaba el tema «My Favorite Things» de la película «Sonrisas y Lágrimas». 7 Rings fue #1 en Estados Unidos durante 8 semanas y rompió varios récords por sus altas cifras de streaming. El tercer single «Break Up with Your Girlfriend» era otro tema R&B/pop muy influenciado por el sonido Trap que nuevamente cosechó gran éxito en todo el mundo. Thank U, Next es un trabajo cohesivo y sólido y recibió grandes críticas por la magnífica voz de Ariana y su gran producción. Sin embargo, la gran rapidez con que la cantante de Florida está lanzando música durante los últimos tiempos y su sobre-exposición en los medios de comunicación y redes sociales están empezando a saturar al público por lo que debería descansar durante una temporada para poder mostrar una verdadera evolución musical. Mientras que a Sweetener lo situé en la parte baja del repaso a los mejores álbumes del año pasado, en este 2019 Ariana Grande consigue la posición de honor ya que ha lanzado no sólo el mejor álbum del año sino de toda su carrera. Puntuación: 8/10.

Crítica de ‘Madame X’ de Madonna

4bc501f378850a5c3ef459c8baa19256.jpgLa era Rebel Heart no comenzó de la mejor manera posible ya que el decimotercer álbum de estudio de Madonna fue filtrado en internet varios meses antes de su lanzamiento, por lo que la discográfica de la veterana cantante en una rápida maniobra puso a la venta el álbum en iTunes de manera anticipada y quienes lo reservaban podían descargarse inmediatamente las 6 primeras canciones del disco. Por otra parte, ‘Living For Love’, el primer single del álbum, no obtuvo el éxito esperado y se convirtió en el primer «single anticipo» de Madonna que no entraba en la lista americana Billboard, a lo que hay que sumar que en una de las presentaciones en directo de este tema Madonna tuvo un problema con el vestuario y cayó varias escaleras abajo, aunque pese a este contratiempo supo continuar con la actuación de manera muy digna. Muchos tomaron esta caída como el presagio de lo que iba suceder con el álbum, ya que la era Rebel Heart había comenzado de una manera muy torcida. Sin embargo pese al traspiés inicial, Rebel Heart recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales ya que resultaba superior a sus últimos lanzamientos. Por su parte, Madame X, el nuevo álbum de la reina del Pop, ha generado gran expectación entre el público por el misterioso personaje que ha creado Madonna para este proyecto, sin embargo el single anticipo del disco, Medellín, ha despertado reacciones muy variadas por parte de los fans y los críticos musicales, y ha obtenido unas posiciones muy discretas en las listas de venta. Además la actuación de la cantante en el festival de Eurovisión resultó muy polémica por mostrar las banderas de Palestina e Israel (aún cuando estaba prohibida cualquier manifestación política durante el certamen), aunque lo más comentado de la noche fue la mediocre ejecución vocal de Madonna durante el tema Like a Prayer, que fue objeto de grandes críticas por desafinar en varias ocasiones, algo muy criticado teniendo en cuenta que la cantante cobró más de un millón de euros por actuar en Eurovisión (aunque su actuación fue sufragada por un millonario israelí). Por todo ello, podemos considerar que la era Madame X tampoco ha empezado de la mejor forma posible, aunque esto puede cambiar cuando el público escuche las canciones del disco y descubra el ambicioso proyecto en el que Madonna ha estado trabajando durante un largo tiempo. 

Antes del lanzamiento de Madame X hemos podido escuchar varios temas del álbum, como Medellín, un extraño tema electro-pop con gran influencia latina en el que colabora el artista colombiano Maluma, y pese a haber atraído la atención del público por la curiosa mezcla de ambos artistas no ha tenido un gran impacto comercial. Otros de los sencillos promocionales de Madame X han sido I Rise, una balada en la que Madonna pone voz a las personas marginadas y desfavorecidas y resulta todo un himno gracias a su mensaje inspirador, Crave, una insulsa balada mid-tempo con melodía de guitarra e influenciada por el sonido Trap en la que participa el artista Swae Lee, o Future, que se trata de un medio tiempo de sonido reggae en el que participa el rapero Quavo y fue presentado en directo por primera vez en el festival de Eurovisión. Aunque en mi opinión es el mejor tema y el que más me ha gustado de todos los que nos ha adelantado Madonna debido a su mensaje y su influencia reggae, lo cierto es que la anodina aparición de Quavo no aporta nada al tema y es totalmente prescindible, y otro de los puntos negativos es el prominente uso del Auto-Tune en la voz de ambos artistas.

Madame X es un disco introspectivo y personal, pero también cargado de mensajes sociales y políticos, donde las letras de las canciones toman más fuerza que la voz de Madonna y destaca por el hecho de contar con Mirwais como productor principal (quien fue responsable de su exitoso Music o el polémico American Life), aunque también han participado otros importantes nombres como Diplo, Billboard o Mike Dean. Musicalmente hablando Madame X es un disco muy ecléctico y diverso, ya que el largo período que vivió Madonna en Portugal le sirvió para conocer la cultura del país, su influencia en África y su conexión con España y el resto de Europa. El conocimiento de la cultura portuguesa y su acercamiento a músicos y artistas de aquel país inspiraron a la veterana cantante a incorporar a su nuevo trabajo la música latina, los ritmos tribales africanos e incluso el fado, fusionándolos con su habitual sonido pop y electro-pop. Madame X está formado en su mayoría por baladas y medios tiempos, que conectan mejor con el mensaje inspirador y reivindicativo que pretende difundir Madonna, como por ejemplo ‘Dark Ballet’, una oscura balada que contiene un fragmento de la pieza clásica El Cascanueces y es uno de los mejores temas de Mirwais del álbum o ‘Killers Who Are Partying’, quizás el tema con mayor inspiración de la cultura portuguesa, que comienza como una balada con melodía de fado para luego transformarse en un medio tiempo electro-pop y destaca por su gran carga política y social. Aunque dentro del álbum dominan los temas down-tempo también podemos encontrar varias canciones más rítmicas, como ‘Bitch I’m Loca’, un marchoso tema Latin-pop con influencia reggaeton en el que colabora nuevamente Maluma y donde Madonna se atreve a cantar en español, o la versión de ‘Faz Gostoso’, otro de los temas influenciados por la música latina y quizás el más marchoso y bailable, en el que Madonna canta el estribillo en portugués y cuenta con la participación de la joven cantante brasileña Anitta. Sin duda son las dos canciones más pegadizas del álbum y que resultarán las más accesibles al público en general. Otros de los temas más llamativos del álbum y que merecen la pena comentar son ‘God Control’, que comienza como una balada pero acaba convirtiéndose en un tema Disco o ‘I Don’t Search I Find’, el más up-tempo de Madame X, de naturaleza experimental y que recuerda a la era Erotica por su sonido dance y electrónico. 

Mientras que muchos seguidores de la cantante esperaban un disco del tipo Confessions con canciones bailables y marchosas, Madonna nos ha ofrecido por contra un álbum íntimo, experimental, con gran conciencia social y política y que no está dirigido a las listas de baile ni resulta comercial, ya que en este punto de su carrera Madonna prefiere hablar de los temas que le preocupan como la libertad, el feminismo y la igualdad. Esto hace que en la primera escucha cueste digerir varias de las canciones presentes, debido a su ritmo lento y su carácter introspectivo. Por esta razón, las letras de las canciones son el punto fuerte de Madame X, por encima de la voz de Madonna, que no destaca especialmente y hace uso de un registro bastante limitado. Probablemente Madame X sea uno de los álbumes de Madonna con menos viabilidad comercial, pero gracias a la enorme y leal base de fans que tiene la Reina del Pop, ha conseguido en su primer día a la venta ocupar el #1 en iTunes en más de 50 países, lo cual es todo un éxito para una artista que lleva casi 4 décadas en el mundo de la música.

El álbum ha recibido opiniones muy variadas por parte de los fans y los expertos musicales, ya que algunos consideran Madame X el mejor disco de Madonna de esta década, mientras otros han sido muy críticos con el álbum y denominan Medellín como el peor single que ha lanzado la cantante en toda su trayectoria. En mi opinión, Madame X cuenta con varias canciones muy interesantes pero en la primera escucha cuesta asimilarlo porque en general no resulta muy accesible ni es tan comercial como sus trabajos anteriores, sin embargo cuando le das otra oportunidad va ganando puntos y permite entender mejor las diferentes facetas del personaje Madame X. Otro de los puntos negativos es que la voz de Madonna aparece muy sintetizada a lo largo del álbum y hay un claro abuso del Auto-Tune, haciendo que Madonna brille en esta ocasión por su faceta como compositora y no como vocalista. Madame X recupera en cierto modo el toque experimental e intimista que tenía American Life, pero sobretodo es el reflejo de la madurez de una artista que ya lo ha conseguido todo en el mundo de la música y sólo pretende enviar su mensaje sobre temas que considera fundamentales como la discriminación, el feminismo, la libertad y la igualdad entre las personas. Puntuación: 7’5/10.

Madame X, el esperado regreso de Madonna

madamex«Madame X es una agente secreta que viaja alrededor del mundo, cambia de identidad, lucha por la libertad y trae la luz a lugares oscuros. Ella es una instructora de cha cha cha, una profesora, una jefe de estado, una ama de casa, una amazona, una prisionera, una estudiante, una maestra, una monja, una cantante de cabaret, una santa, una prostituta». Estas son las palabras que ha publicado Madonna durante las últimas semanas en sus redes sociales, además de varias imágenes con las que confirma el lanzamiento de su nuevo trabajo discográfico, titulado Madame X y que se pondrá a la venta el próximo 14 de junio. El decimocuarto disco de estudio de Madonna se trata de un álbum conceptual grabado durante estos últimos años mientras ha estado viviendo en Portugal, y contará con la producción de Mirwais Ahmazdaï, con quien ya trabajó de manera extensa en los discos Music y American Life, y por última vez en un tema de Confessions on a Dancefloor. Madonna ha estado últimamente muy activa en las redes sociales y nos ha desvelado varios detalles de Madame X, entre ellos que estará formado por 13 temas en su edición estándar y 15 en la deluxe, cada uno con una portada diferente, y contará con varios artistas invitados: Maluma (quien participa en dos temas del álbum), el rapero Quavo, la cantante brasileña Anitta y el artista de Hip-Hop Swae Lee.

El single presentación del álbum es un dueto con el artista colombiano Maluma llamado Medellín, que es la cuidad donde nació el famoso cantante de reggaeton. El tema en cuestión resulta bastante extraño en la primera escucha ya que las partes cantadas por Madonna son de estilo electro-pop con un sonido ambiental y la voz de la cantante muy sintetizada, mientras que cuando interviene Maluma el tema aumenta de ritmo e incorpora sonido latino, percusión tribal e influencia de reggaeton. En Medellín, Madonna nos cuenta que tras tomar una pastilla cae en un sueño que le transporta a cuando tenía 17 años, antes de alcanzar la fama, pero al despertar se encuentra en Medellín, donde Maluma le canta en español e intenta seducirla con su encanto y todas las bondades de este paraíso latino. En este tema, la Reina del Pop repite en varias ocasiones «1, 2, cha cha cha», por lo que suponemos que está adoptando la personalidad de instructora de cha cha cha dentro de todas las identidades que posee la enigmática Madame X. Las opiniones del público hacia Medellín han sido muy diversas, y mientras algunos observan una gran química entre ambos artistas y una nueva re-invención musical por parte de Madonna, otros afirman que el tema no acaba de enganchar, está muy por debajo de los estándares de calidad de la veterana cantante y se ha subido al carro de lo latino demasiado tarde. Tendremos que esperar a junio para poder escuchar más canciones de Madame X y hacernos una idea más global de este ambicioso proyecto.

Throwback Review: «Like a Prayer» de Madonna

madonna-like-a-prayer-vinilo-180-grs-nuevo-y-cerrado-D_NQ_NP_667734-MLA25767044303_072017-FEl pasado 21 de marzo de cumplieron 30 años del lanzamiento de Like a Prayer, uno de los discos más importantes de la historia del pop e icónicos dentro de la carrera musical de Madonna. Like a Prayer es el cuarto álbum de estudio de la Reina del Pop, publicado tras el tremendo éxito que cosechó True Blue, el cual fue #1 en más de 20 países, superó los 25 millones de copias en todo el mundo y se convirtió en el álbum de Madonna más vendido, sólo superado años después por The Immaculate Collection, su primer disco de grandes éxitos. Aunque Like a Prayer es el sucesor natural de True Blue como álbum de estudio, lo cierto es que entre ambos discos Madonna publicó Who’s That Girl, la banda sonora de la película del mismo nombre protagonizada por la propia cantante y ‘You Can Dance’, un disco de remixes. ‘Like a Prayer’ ha sido uno de los discos más polémicos de la cantante, por el uso de temática religiosa en la canción y videoclip que da título al álbum, lo cual provocó un shock en la Iglesia Católica y numerosos colectivos conservadores de todo el mundo reaccionaron de manera negativa hacia el álbum. Además la controversia que rodeó a ‘Like a Prayer’ hizo que Pepsi rompiera su contrato publicitario con Madonna. Pese a estas polémicas, lo cierto es que ‘Like a Prayer’ es uno de sus discos más autobiográficos, en el que Madonna relata su complicada relación con un padre autoritario, la pérdida de su madre cuando era una niña o episodios violentos en su matrimonio con Sean Penn y su posterior divorcio. Madonna compuso todos los temas del álbum junto a Patrick Leonard (responsable de los hits ‘Live To Tell’ o ‘La Isla Bonita’) y Stephen Bray, quien trabajó anteriormente con la Ciccone en los álbumes ‘Like a Virgin’ y ‘True Blue’.

El single presentación del álbum fue Like a Prayer, un tema pop/rock con influencia de la música Gospel que destacaba por el uso prominente de guitarra eléctrica, órgano y los coros Gospel. Madonna utilizó metáforas religiosas y alusiones a su pasado católico en sus letras, mezclándolas con temas de amor y relaciones, lo cual fue visto como un sacrilegio para la moral conservadora de los años 80. El videoclip de Like a Prayer, ambientado en una iglesia católica, resultó muy polémico y aumentó si cabe la popularidad de la canción, debido al uso de una temática religiosa, incluyendo la aparición de un Cristo negro o cruces ardiendo. Este single fue aclamado por la crítica, resultó un tremendo éxito comercial ya que ocupó el #1 en las listas de venta de todo el mundo (salvo algunas excepciones como Francia o Alemania, donde fue #2) y pasó a formar parte de los singles más exitosos de todos los tiempos. En Estados Unidos se convirtió en el séptimo single #1 de Madonna en la lista Billboard y fue certificado platino por ventas superiores al millón de ejemplares. Tras el éxito de ‘Like a Prayer’, en mayo de 1989 se lanzó como segundo single Express Yourself, un marchoso tema dance-pop que se convirtió en un himno de empoderamiento femenino en el que Madonna se desprende de su imagen frívola y superficial iniciada con el tema ‘Material Girl’ para declarar que no necesita anillos de diamantes para ser feliz. Su poderoso mensaje feminista de elegir al hombre que de verdad te conviene y no al que te llena de regalos fue fuente de inspiración a una generación entera de artistas como Spice Girls o Lady Gaga. Cabe destacar que el videoclip de Express Yourself es el tercero más caro de la historia de la música y costó más de 5 millones de dólares en 1989.

Para suavizar la imagen de Madonna de cara al público y evitar de nuevo la polémica, se decidió lanzar como tercer single un tema más comercial y menos controvertido. Cherish era un alegre tema pop con influencia doo-wop que recordaba a algunas canciones pertenecientes a True Blue y trataba el tema del amor y las relaciones con alusiones a Romeo y Julieta. Cherish fue un éxito alrededor del mundo, logrando el #1 en Canadá, el #2 en Estados Unidos y el #3 Reino Unido. Como cuarto single Madonna eligió una de las canciones más personales y autobiográficas del álbum: Oh Father, en la que trata la complicada relación con su padre, que era un hombre dictador y autoritario. Esta dramática balada recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales pero no tuvo un gran impacto comercial ya que rompió su racha de singles top 5 en la lista americana iniciada con ‘Like a Virgin’ y tuvo que conformarse con ser top 20. Like a Prayer es un disco muy ecléctico y más experimental que sus álbumes anteriores y para dar muestra de la variedad musical presente, Madonna lanzó como siguientes singles Dear Jessie, un extraño tema de estilo pop psicodélico en el que Madonna conecta con su niña interior y Keep It Together, un tema up-tempo de estilo pop/funk producido por Stephen Bray que trata de la relación de Madonna con su familia y pese a ser lanzado como sexto single y apenas contar con promoción ni videoclip su respuesta comercial fue bastante positiva ya que ocupó el top 10 en Estados Unidos y Canadá. Entre las canciones que no fueron singles pero merecen la pena ser mencionadas se encuentran ‘Pray For Spanish Eyes’, una bonita balada con inspiración latina, el marchoso ‘Till Death Do Us Apart’, donde Madonna habla sobre el final de su matrimonio con Sean Penn y su turbulenta relación o ‘Promise To Try’, una profunda balada que relata cómo se sintió la cantante tras la muerte de su madre.

A pesar de no resultar tan exitoso como Like a Virgin o True Blue (los cuales superaron los 20 y 25 millones de copias respectivamente) Like a Prayer también gozó de una gran acogida en todo el mundo, debutó en el #1 de las principales listas de venta, como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania o España y acabó vendiendo 15 millones de copias. En tierras americanas fue certificado 4 veces platino por ventas superiores a los 4 millones de ejemplares y en Gran Bretaña superó el millón de copias, aunque resultan cifras claramente inferiores a las de True Blue, el mayor éxito de Madonna. Aunque Like a Prayer no se encuentra entre mis discos favoritos de Madonna (considero que True Blue es un trabajo más cohesivo y sólido) es innegable el tremendo impacto que tuvo este álbum en la historia del pop y en la discografía inicial de Madonna, ya que supuso un punto de inflexión en su carrera y marcaba el primer disco de la Ambición Rubia en la treintena, mostrando una mayor madurez personal y musical, además de experimentar con nuevos sonidos y estilos. Temas imprescindibles: Like a Prayer, Express Yourself, Cherish, Oh Father y Keep It Together. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: «Hard Candy» de Madonna

Hard CandyEn el año 2008 vio la luz Hard Candy, el undécimo álbum de estudio de Madonna y el primero que publicaba tras el enorme éxito conseguido por ‘Confessions on a Dancefloor’, el cual devolvió una vez más a la Reina del Pop a la cima de las listas de venta al recuperar el sonido Dance/Disco en magníficos singles como ‘Hung Up’ o ‘Sorry’. Con ‘Confessions’, Madonna recuperó su estatus de diva de la música tras el periodo infructuoso que supuso ‘American Life’, por ello había muchas expectativas puestas en Hard Candy, pero Madonna no nos decepcionó ya que regresó con un álbum marchoso y alegre, que seguía la senda dance-pop y electro-pop de Confessions pero con un fuerte aroma urbano e influencias funk, R&B y Hip Hop. Madonna únicamente se había aproximado al R&B antes en el álbum ‘Bedtime Stories’, pero de manera más tranquila y pausada en forma de baladas y medios tiempos. Hard Candy es por tanto el álbum más urbano de Madonna y prueba de ello es que los productores implicados fueron Timbaland, Danja y The Neptunes, quizás los más famosos dentro de la música Hip-Hop y que se repartieron los temas que formaban parte de este undécimo trabajo de Madonna. El cantante Justin Timberlake, habitual colaborador de Timbaland, también participó en la composición y producción de varios temas de Hard Candy e incluso hizo un dueto con Madonna en el primer single del álbum, 4 Minutes, que se trataba de un marchoso tema dance-pop con fuerte influencia urbana que contiene un mensaje social para concienciar de la pobreza y el sufrimiento en el tercer mundo y destacaba por el uso de numerosos ‘tick tock’ a lo largo de la canción. 4 Minutes recibió buenas críticas por su naturaleza bailable y marchosa, la química entre Madonna y Justin y su mensaje positivo y recibió varias nominaciones a los premios Grammy, entre ellos mejor colaboración de pop. ‘4 Minutes’ alcanzó el #3 en la lista americana de singles, la mejor posición de Madonna en Estados Unidos desde ‘Music’ y en el resto del mundo también fue un gran éxito y ocupó el #1 en más de 10 países de todo el mundo, incluyendo Reino Unido, Canadá, España o Australia. Respaldado por un single de gran éxito, Hard Candy debutó muy alto en las listas de venta del mundo y alcanzó el #1 en más de 20 países, aunque con 4 millones de copias se quedó muy atrás del éxito de Confessions.

El segundo single fue Give It 2 Me, un enérgico tema dance-pop y electro-pop producido por The Neptunes y con una presencia importante de Pharrell en la canción en el que Madonna habla de la longevidad de su carrera musical y declara no tener intenciones de retirarse. Give It 2 Me recibió buenas opiniones de los críticos, quienes lo consideraron uno de los temas más sobresalientes del álbum y recibió una nominación a los premios Grammy a mejor grabación Dance. En el terreno comercial resultó un éxito en todo el mundo y alcanzó el top 10 en Canadá, Alemania, Francia o Reino Unido, aunque en Estados Unidos apenas ocupó el top 60. El tercer y último single del álbum fue Miles Away, un medio tiempo electro-pop con influencia R&B con uso prominente de guitarra producido por Timbaland y Danja que habla de las relaciones a distancia y estaba inspirado en su relación con Guy Ritchie, su marido por entonces. Miles Away contó con escasa promoción y tuvo un impacto mínimo en las listas de venta, aunque fue el tercer single #1 de Hard Candy en España. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘Beat Goes On’, un tema dance-pop con influencia Disco, R&B y Hip Hop producido por The Neptunes y con la colaboración del rapero Kanye West, ‘Candy Shop’ que cuenta con el característico sonido de sintetizadores de The Neptunes, ‘She’s Not Me’, un original tema en el que Madonna le dice a su pareja que aunque encuentre otras mujeres nunca serán ella, o la bonita balada ‘Devil Wouldn’t Recognize You’, producida por Timbaland y que es uno de los momentos más profundos y emotivos del álbum. La extensa gira que acompañó este álbum, Sticky & Sweet Tour, llevó a Madonna por toda Norteamérica y Europa y se convirtió en la más exitosa de un artista en solitario de toda la historia, obteniendo unos ingresos multimillonarios de más de $400 millones y grandes críticas. Yo tuve la suerte de acudir a este concierto en Zaragoza y ha sido uno de los mejores a los que he asistido debido al gran espectáculo, la buena voz de Madonna en directo y los grandes efectos especiales y sorpresas que la cantante nos tenía preparados. En resumen, amado y odiado a partes iguales por parte de los fans de Madonna, Hard Candy no dejó indiferente a nadie. Aunque no es mi disco favorito de la cantante y me quedo con ‘Confessions’ de entre los últimos álbumes que ha publicado, considero que Hard Candy es un trabajo sólido formado por temas marchosos, actuales y con un gran toque urbano que le proporcionó a la Reina del Pop su enésima re-invención. Temas imprescindibles: Give It 2 Me, 4 Minutes, Miles Away, She’s Not Me, Heartbeat, Beat Goes On y Devil Wouldn’t Recognize You. Puntuación: 8/10.