Crítica de ‘Treat Myself’ de Meghan Trainor

75310390_10157064312498882_8741252307087261696_oTreat Myself, el tercer álbum de estudio de Meghan Trainor, tenía prevista su salida en agosto de 2018 tras el single No Excuses, sin embargo la moderada respuesta comercial de dicho tema y sobretodo el fracaso en las listas de venta de los posteriores singles hizo que la cantante americana cancelara su lanzamiento y entrara en el estudio de grabación para crear nuevos temas, seguramente presionada por su discográfica, preocupada por el poco interés por parte del público que despertaban sus recientes singles. Desde entonces, Meghan Trainor ha trabajado en otros proyectos como su participación como jueza en el talent-show de la TV americana The Four y ha colaborado con otros artistas, pero según ella misma declaró, no ha dejado de escribir nuevas canciones, de ahí que en febrero de 2019 lanzara el EP The Love Train inspirado en el amor y su reciente boda con Daryl Sabara. Este breve EP fue lanzado como aperitivo de su retrasado tercer álbum, el cual ha tenido numerosas fechas de lanzamiento pero por fin ha visto la luz el pasado 31 de enero en el que se han publicado otros importantes álbumes. Muy difícil lo va a tener la cantante de Massachusetts para recuperar el éxito y la popularidad no ya de su primer álbum Title (que incluía su famosísimo #1 All About That Bass) sino de su segundo trabajo Thank You, con el que pese a una notable bajada de ventas todavía se mantuvo fuerte en las listas de venta. No podemos considerar a Meghan Trainor una artista ‘one-hit wonder’ ya que durante su trayectoria ha logrado que 6 de sus singles ocupen el top 15 en la lista americana, sin embargo tras Thank You la rubia cantante no ha dado pie con bola y todos sus singles han tenido un impacto comercial nulo en las listas de venta.

No Excuses, el single presentación de la primera versión de Treat Myself, era un tema marchoso y pegadizo con el que regresaba al estilo musical de su primer disco tras el coqueteo con el urban-pop y el R&B de Thank You, pero aún así no consiguió acaparar la atención del público y apenas fue top 50 en Estados Unidos, su principal mercado. Durante el 2018 Meghan Trainor siguió ofreciéndonos singles pertenecientes a su próximo trabajo, sin embargo ni el prometedor tema dance-pop con influencias Disco Let You Be Right, que lo tenía todo para triunfar por su original sonido, ni la apuesta menos arriesgada que resultaba Can’t Dance pisaron el Hot 100 de Billboard. Las cosas se ponían feas para la cantante y en septiembre de 2019, coincidiendo con el anuncio de su participación como coach en el talent-show The Voice UK, desveló el nuevo ‘single presentación’ del álbum, ya con fecha de salida para enero del 2020. El tema en cuestión era Wave, el cual dejaba atrás su intento de volver a su habitual estilo retro y nos ofrecía un medio tiempo electro-pop de sonido más contemporáneo junto al poco conocido cantante Mike Sabath. El resultado comercial de Wave nuevamente fue muy negativo pese al esfuerzo de Meghan de presentar dicho single en varios programas de la TV americana. Desde finales del año pasado, Meghan Trainor ha lanzado a la desesperada varios sencillos promocionales en las plataformas musicales como Evil Twin o Blink para intentar remontar un proyecto que hace aguas desde hace tiempo. Unos días antes del lanzamiento de Treat Myself la cantante desveló el que sería el enésimo single presentación del álbum: Nice To Meet Ya, que se ha lanzado a las plataformas musicales coincidiendo con el disco. Se trata de un tema pop/R&B de gran componente urbano que cuenta con la participación de la rapera Nicki Minaj, cuyo verso no destaca especialmente ni es de sus mejores intervenciones como artista invitada, además de mostrar poca conexión con Meghan o el resto del tema. 

Meghan Trainor ha compuesto todas las canciones de Treat Myself con la ayuda de su hermano Ryan Trainor y Mike Sabath en la composición de muchos de los temas presentes y bajo la producción del propio Mike Sabath o Tyler Johnson dejando a un lado a su habitual colaborador Andrew Wells, responsable de los temas grabados durante el estadio inicial del álbum como No Excuses, All The Ways y Treat Myself (estos dos últimos relegados a la edición deluxe del disco). El álbum está formado por temas de estilo pop/R&B con influencia Funk, Soul y electro-pop combinado con el habitual estilo doo-wop típico de su primer disco de estudio. Más interesante que Wave y Nice To Meet Ya, los dos singles presentación del proyecto, resulta el tema «Genetics», que tiene todas las papeletas para ser lanzado como próximo sencillo debido a su bailable ritmo y el buen rollo que transmite. Este marchoso tema dance-pop de sonido futurístico cuenta con la colaboración de Pussycat Dolls (o más bien su voz principal Nicole Scherzinger) que están de plena actualidad por su reciente reunión tras años apartadas del mundo de la música y en él habla de que su cuerpo es natural y lo acepta tal y como es (en una temática similar a la de su hit All About That Bass). También destacan «Funk», un marchoso tema de sonido Funk/Dance que recuerda el estilo de su anterior disco Thank You, «Lie To Me», que mezcla electro-pop con su habitual estilo doo-wop, o el interesante tema «Ashes», que cuenta con un sonido electro-pop más contemporáneo. Aunque no suele ser el punto fuerte de Meghan, hay una gran cantidad de baladas en el álbum como «Babygirl» en la que recurre a su habitual tema de la auto-aceptación o «After You» que cuenta con la colaboración del cantante americano AJ Mitchell.

Personalmente me da pena el poco interés que despierta la música de Meghan Trainor en la actualidad ya que la considero una cantante y compositora talentosa con mucho potencial pero que ha perdido la conexión que tenía con el público años atrás. Pese al descalabro comercial de los últimos singles lanzados, la autora de «Dear Future Husband» tiene una base de fans fiel que hará que el proyecto en su totalidad no sea el flop que muchos predicen. Cabe destacar que Let You Be Right y Can’t Dance han sido descartados del tracklist final del álbum, algo imperdonable ya que el primero de ellos es muy superior a varios de los temas que se incluyen en Treat Myself, sin duda otro error más en la disparatada estrategia comercial que ha llevado a cabo la discográfica de Meghan durante esta era. En resumen, aunque Treat Myself no logra superar el gran nivel de Thank You y sobretodo Title, no se trata de un trabajo de baja calidad en absoluto pero parece más bien una playlist muy variada de los temas que ha ido lanzado la rubia cantante durante los últimos años más que un proyecto centrado. Puntuación: 7/10.

Treat Myself de Meghan Trainor ya tiene fecha de salida

75310390_10157064312498882_8741252307087261696_oEn marzo de 2018, la cantante americana Meghan Trainor lanzó No Excuses como single presentación de su próximo álbum de estudio. Se trataba de un tema muy marchoso y bailable que recuperaba el sonido retro presente en su primer disco y tenía un claro mensaje de empoderamiento femenino, sin embargo tuvo un impacto comercial muy moderado y no ocupó posiciones altas en las listas de venta a diferencia de la mayoría de sus singles. Tras la tibia acogida de No Excuses, la joven cantante siguió lanzando más singles como anticipo de su nuevo álbum, como Let You Be Right o Can’t Dance, pero ambos pasaron desapercibidos y apenas tuvieron rotación en las radios. El tercer álbum de estudio de Meghan Trainor iba a ponerse a la venta a finales de agosto de 2018, sin embargo la autora de «All About That Bass» pospuso el lanzamiento del disco argumentando que se encontraba en un momento muy creativo y no podía parar de componer nuevas canciones y quería incluirlas en su nuevo trabajo. La realidad era muy diferente ya que con tres singles de escaso impacto comercial y una popularidad a la baja, la cantante de Massachusetts y su discográfica debían re-evaluar la estrategia comercial del álbum e intentar ofrecer algo más atractivo al público para recuperar el éxito de sus primeros trabajos y evitar un más que probable fracaso. Además de crear nuevas canciones, Meghan Trainor dedicó parte del 2018 a participar como jueza en el concurso de búsqueda de talentos The Four junto a Diddy y DJ Khaled. En febrero del 2019 y sin noticias sobre su esperado tercer álbum, la rubia cantante lanzó The Love Train, un EP formado por 6 canciones en las que hablaba del amor y su reciente matrimonio. Cuando sus seguidores ya habían perdido la esperanza de escuchar nueva música por parte de Meghan durante este año, el pasado mes de septiembre lanzó un single, Wave, que se trataba de un anodino tema electro-pop que contaba con la colaboración del desconocido cantante Mike Sabath. Meghan ha anunciado que Treat Myself verá finalmente la luz el 31 de enero del 2020, con más de año y medio de retraso con respecto a su fecha de salida original, ha cambiado el artwork del álbum y no incluirá varios de los sencillos que se lanzaron tras No Excuses. Esperemos que la larga espera merezca la pena y nos ofrezca temas más potentes que Wave ya que durante todo este tiempo ha mantenido un perfil muy bajo en el mundo de la música y nos tememos que este trabajo sea el primer flop del nuevo año que pronto llegará.

Crítica de «The Love Train» de Meghan Trainor

screen-0Durante el año 2018, la cantante americana Meghan Trainor participó como jurado en las dos primeras ediciones del concurso musical de búsqueda de talentos «The Four» junto a Sean ‘Diddy’ Combs y DJ Khaled, sin embargo pasó gran parte de su tiempo componiendo y grabando canciones para su tercer álbum de estudio. En el mes de marzo, Meghan Trainor lanzó «No Excuses», el single anticipo de su nuevo trabajo discográfico, llamado Treat Myself. Este tema, pese a resultar muy bailable y pegadizo y destacar por su mensaje de auto-empoderamiento y contra el sexismo, obtuvo una recepción muy moderada por parte del público y apenas ocupó el top 50 en la lista americana, muy lejos del éxito que obtuvieron sus anteriores temas. Tras este single, la cantante siguió presentándonos temas pertenecientes a Treat Myself como «Let You Be Right» o «Can’t Dance», sin embargo ninguno de ellos obtuvo una buena respuesta comercial y ni siquiera lograron entrar en la lista Billboard, lo que provocó que el lanzamiento del álbum, originalmente planeado para el mes de agosto, fuera cancelado. Ignorando el pobre desempeño comercial de los singles, Meghan Trainor declaró que se sentía muy creativa y no paraba de componer y grabar nuevas canciones, de ahí que la publicación de Treat Myself haya sido pospuesta.

El 22 de diciembre (el día de su cumpleaños) la cantante de Massachusetts se casó con el actor Daryl Sabara, con quien se había comprometido exactamente un año atrás. Este hecho llevó a Meghan a crear nuevas canciones inspiradas en el amor y su reciente matrimonio, y el día 8 de febrero lanzó un EP compuesto por 6 canciones llamado The Love Train como anticipo de su nuevo álbum y también como aperitivo del día de San Valentín, debido a la naturaleza romántica de este trabajo. The Love Train ha sido compuesto por una Meghan muy enamorada y que está atravesando uno de sus mejores momentos personales, y producido enteramente por Andrew Wells. El single presentación del EP ha sido All The Ways, un marchoso tema pop que comienza con melodía de guitarra y fue desvelado meses atrás como sencillo promocional de su fallido álbum Treat Myself. El estilo de All The Ways sigue los pasos de No Excuses, que a su vez se distanciaba del sonido urbano de su anterior disco Thank You para acercarse más a su debut Title. Esta canción habla del momento en que Meghan preguntó a su por entonces prometido cuánto le quería, a lo que Daryl le respondió «te quiero de todas las maneras posibles», de ahí el título de la canción. Entre las canciones que destacan del EP se encuentran «Marry Me», una bonita balada con ukelele (uno de los instrumentos que toca Meghan) que hace referencia al día en que Daryl se le declaró, «I’m Down», uno de los temas más up-tempo y repleto de frases románticas del tipo «si estás listo para ello, soy toda tuya», «After Love», la gran balada romántica del álbum, en la que Meghan ruega a su marido que se quede con ella para siempre o «Good Mornin'», que cuenta con la participación de su padre tocando el órgano. En definitiva este álbum no es apto para aquellos que hayan pasado por un desengaño amoroso recientemente o no quieran saber nada del amor en estos momentos, ya que pueden acabar hartos de la felicidad y el romanticismo que derrocha Meghan Trainor en The Love Train. En resumen, mientras seguimos esperando con paciencia Treat Myself, podemos desquitarnos en parte con las canciones presentes en The Love Train, sin embargo no encontraremos hits de la talla de «No» o «Me Too» ni ningún tema novedoso u original. Puntuación: 6/10.

No Excuses, el regreso de Meghan Trainor

fotonoticia_20180301160122_640La cantante americana Meghan Trainor publicó su esperado segundo álbum de estudio Thank You en el año 2016, tras la excepcional acogida que tuvieron tanto su primer disco Title como todos los singles extraídos. Muchas expectativas estaban puestas en este álbum tras ser una de las artistas revelación del 2014 gracias a temas como All About That Bass o Lips Are Movin. Thank You tuvo un debut muy positivo en las listas de venta pero tras la buena acogida inicial del álbum y el single No, los siguientes singles no tuvieron tanto éxito y aunque el álbum gozó de una buena respuesta comercial, no logró repetir la tremenda longevidad de Title. Desde sus inicios en el mundo de la música, la joven cantante demostró que era una artista muy talentosa que tocaba varios instrumentos y componía sus propias canciones, pero sobretodo supuso un soplo de aire fresco en el aburrido panorama musical gracias a su estilo retro, que se inspiraba en el doo-wop, R&B y el Soul de los años 50 y 60. Durante los últimos meses la cantante de Massachusetts ha estado muy ocupada ya que ha compaginado la grabación de su nuevo álbum con su participación como jueza en el enésimo concurso musical de búsqueda de talentos de la televisión americana, «The Four: Battle For Stardom», en el que comparte el panel de jueces junto a los raperos y productores musicales DJ Khaled y Sean Combs. Una vez finalizada la primera temporada de The Four, Meghan ha lanzado su nuevo single, un año después de su participación en la banda sonora de la tercera entrega de Los Pitufos con el tema «I’m a Lady». El single presentación de su tercer trabajo discográfico es No Excuses, un marchoso tema que combina pop, Funk y Soul, y que no se desmarca demasiado del habitual estilo retro de la cantante presentado en su disco debut. Meghan Trainor, que ha regresado a su look de rubia, vuelve a mostrar su lado feminista con No Excuses, en el que pide respeto a su pareja y pone de manifiesto el empoderamiento de las mujeres.

Crítica de «Thank You» de Meghan Trainor

Meghan-Trainor-Thank-You-2016-2480x2480-300x300Thank You es el título del segundo álbum de estudio de la cantante americana Meghan Trainor, que se ha puesto a la venta esta misma semana en todo el mundo, tanto en formato físico como en descarga digital. Este disco toma el relevo de Title, su álbum debut, el cual se convirtió en un gran éxito de ventas en el año 2015 gracias a ‘All About That Bass’, que fue #1 en todo el mundo y es una de las canciones más descargadas de la historia o ‘Lips Are Movin’ y ‘Dear Future Husband’, que también ocuparon posiciones muy altas en las listas de venta y tuvieron una gran rotación en las radios de todo el mundo durante el año pasado. Este álbum destacó por su sonido retro, con influencias del estilo doo-wop de los años 50 y gracias a su original sonido y sus pegadizas canciones, recibió grandes críticas de los expertos musicales. En este 2016, la cantante regresó al panorama musical con el single No y nos sorprendió a todos por su espectacular cambio de imagen ya que abandonó su melena rubia, su estilo retro y sus vestidos color pastel, para adoptar una imagen más madura, moderna y sexy. Además el tema ‘No’ también resultó muy llamativo por su divergencia con respecto a la música de su disco debut, al abandonar el estilo doo-wop para profundizar en el dance-pop y el R&B. Este tema recupera el pop urbano de principios de la década pasada de cantantes como N’Sync, Britney Spears o Destiny’s Child, ha recibido críticas positivas y ha ocupado el #3 en la lista americana de singles o el top 10 en Canadá, Australia y España. Sin duda ‘No’ es uno de los mejores temas de este 2016 y ha sido una gran decisión por parte de Meghan recuperar el sonido urban-pop que triunfó en el 2000 y que considero una de las mejores épocas musicales. ‘Thank You’ marca una evolución musical con respecto al primer trabajo de Meghan Trainor, ya que se aleja del doo-wop y el sonido retro y resulta más moderno y actual, aunque está influenciado por el pop y el R&B de la década de 2000 y podemos encuadrarlo dentro del género Urban-pop que tan de moda estuvo hace una década. Meghan ha compuesto todos los temas del álbum bajo la producción de Ricky Reed.

El tema que más se distancia de las canciones que formaban parte del primer álbum de Meghan es Me Too, que acaba de lanzarse como segundo single de Thank You. Se trata de un tema dance-pop con un gran componente electrónico, es el tema más bailable y marchoso del disco y con su lanzamiento Meghan está confirmando su nueva dirección musical, que poco tiene que ver con la de su anterior trabajo discográfico. Entre los temas más destacados del disco se encuentran «Better», un medio tiempo R&B con la colaboración del rapero Yo Gotti, «Woman Up», muy marchoso y con aroma Funk, «Champagne Problems», un tema up-tempo con un toque caribeño o «Watch Me Do», que tiene influencia Hip Hop y fue uno de los sencillos promocionales que Meghan nos adelantó antes de la publicación del disco. En resumen, Thank You nos ofrece un cambio radical con respecto a su primer disco, con un sonido más moderno y actual pero en esencia sigue siendo la misma Meghan, con sus letras feministas y su amplitud de registros vocales. Uno de los mejores álbumes del 2016. Puntuación: 8/10. 

Crítica de «Title» de Meghan Trainor

Title.jpgMeghan Trainor empezó muy joven en el mundo de la música y antes de hacerse famosa, cuando era sólo una adolescente, publicó varios discos de manera independiente y compuso temas e hizo los coros para otros cantantes. Con sólo 17 años consiguió un contrato discografico, se trasladó a Nashville, la cuna de la música Country y siguió componiendo canciones para artistas de este género, pero su verdadero objetivo era grabar su primer disco de manera oficial. Tras cantar uno de sus temas acompañada de un ukelele a L.A. Reid, presidente de Epic Records, éste quedó encantado con su interpretación y decidió darle una oportunidad a este talentosa y joven cantante. Dicho tema era All About That Bass, cuyo videoclip se convirtió en un fenómeno viral en la red y resultó una de las canciones más famosas del año 2014. Este tema fue un gran éxito en todo el mundo y logró llegar al #1 en las listas de venta de más de 20 países, y ha entrado en la élite de las canciones más descargadas de la historia de la música y su videoclip ha superado los 1300 millones de reproducciondes en YouTube, uno de los más vistos en la historia de dicha plataforma musical. «All About That Bass» es un marchoso tema pop de estilo retro con influencias de la música de los años 50 y 60 y en concreto del sonido doo-wop, el cual recuperó Meghan para su disco debut. Este tema hablaba de la auto-aceptación de uno mismo, sobretodo de las chicas con curvas, y recibió críticas muy variadas de los expertos musicales, en su mayoría positvas, alabando su estilo retro y su pegadizo ritmo, aunque también lo tacharon de cursi y de anti-feminista, ya que criticaba a las chicas muy delgadas.

A finales de 2014, Meghan Trainor lanzó un EP llamado Title que estaba formado por 4 canciones entre las que se incluía su gran éxito «All About That Bass» y otras canciones que había grabado como «Dear Future Husband» o «Title». Tras la excepcional acogida de su primer tema, Meghan lanzó Lips Are Movin, su segundo single, que compartía el estilo doo-wop de su tema anterior y también resultó un éxito en las listas de venta, alcanzando el top 5 en Estados Unidos y Gran Bretaña y el top 10 en Canadá o Australia. A principios de 2015 publicó su disco debut, llamado también Title, que incluía las canciones que componían el EP, además de Lips Are Movin y otros nuevos temas. Title, el álbum, fue #1 en las listas de venta de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia, y ocupó las primeras posiciones en el resto de los principales mercados musicales. En USA el álbum fue un gran éxito, ya que fue certificado platino por ventas superiores al millón de unidades, y tres de los singles extraidos fueron multi-platino en Estados Unidos. Como tercer single se extrajo Dear Future Husband, que originalmente aparecía en el EP y es precisamente una de mis canciones favoritas del disco. Este tema comparte el sonido doo-wop de los anteriores singles, también estaba acompañado de un colorido y alegre videoclip y aunque no fue tan exitoso ocupó el top 20 de la lista americana y británica. «Title» podemos considerarlo un álbum pop y Blue-eyed Soul con gran influencia de la música de los años 50 y 60, sobretodo del sonido doo-wop, presente en varios de los temas del disco, aunque también hay influencias del R&B. Uno de los puntos fuertes del álbum es la cuidada producción y la versatilidad vocal de Meghan, ya que aunque no posee una voz prodigiosa, resulta muy dulce y cálida, destaca por su amplitud de registros, e incluso rapea en varias canciones del disco. El álbum ha recibido grandes críticas de los expertos musicales por su original estilo retro y ha recibido comparaciones con el Blue-eyed Soul británico de cantantes como Amy Winehouse o Lily Allen.

Title supone un soplo de aire fresco en un panorama musical plagado de música electrónica y abuso de sintetizadores y es de agradecer que aparezcan álbumes con un sonido retro tan original, divertido y con un gran uso de instrumentos como trompeta, saxofón o incluso el ukelele. En este 2016 Meghan Trainor ha regresado con una imagen totalmente renovada y un estilo musical diferente al de su disco debut pero siempre recordaremos la imagen ingenua y cándida de Meghan con sus vestidos color pastel, su melena rubia, sus coloridos y divertidos videoclips y sobretodo el estilo retro presente en Dear Future Husband, All About That Bass o Lips Are Movin, los temas más sobresalientes del disco. Entre mis canciones favoritas también se encuentran los marchosos «Title» o «Mr Almost» dentro del sonido doo-wop, o «3 Am», un medio tiempo con influencia R&B. También hay varias baladas Soul como «Like I’m Gonna Lose You», que fue el cuarto single y cuenta con la colaboración de John Legend o la emotiva «What If I». Puntuación: 8’5/10.

Meghan Trainor

Meghan-Trainor-NoLa cantante americana Meghan Trainor irrumpió en el panorama musical en el año 2014 con el tema All About That Bass, que se convirtió inmediatamente en un éxito mundial gracias a su pegadizo ritmo y sus profundas letras acerca de quererse y aceptarse a uno mismo tal y como es. Este tema destacaba por su estilo retro y contenía influencias de la música de los años 50 y 60, en concreto del sonido doo-wop y supuso un soplo de aire fresco en la música actual. «All About That Bass» recibió críticas muy variadas, en su mayoría positivas alabando su original estilo retro y sus pegadizas letras, pero algunos también tacharon a la canción de «cursi» y «ñoña». Lo que no se puede negar es que este tema fue un rotundo éxito en las listas de venta de todo el mundo, ya que fue #1 en los principales mercados musicales y vendió más de 11 millones de copias, entrando en la lista de los singles más vendidos de la historia de la música. Tras este tema llegaron «Lips Are Movin», que también compartía el sonido retro y doo-wop de su single debut, «Dear Future Husband», y «Like I’m Gonna Lose You», todos ellos tuvieron bastante éxito, logrando los 3 primeros el top 20 en las listas de ventas de Estados Unidos y Reino Unido. Los cuatro singles pertenecían al disco Title, que fue publicado a principios del año 2015 y resultó un éxito comercial, ya que logró llegar al #1 en la lista americana y acabó vendiendo más de un millón copias en Estados Unidos. Durante la promoción de este disco, la cantante de Massachusetts ofreció una imagen ingenua, cándida y de niña buena, en contraposición a la imagen sexual y provocativa que ofrecen la mayoría de pop-stars hoy en día. 

En este 2016 Meghan Trainor ha regresado al panorama musical con nuevo single y con una imagen totalmente renovada, ya que abandona su melena rubia, su estética retro y sus vestidos color pastel para adoptar una imagen más moderna, madura y sexy. Su música también ha tomado una dirección completamente diferente, ya que su nuevo single nada tiene que ver con los temas que formaban parte de Title. No es el título de su nuevo single y ha recibido grandes críticas de los expertos por su estilo musical, sus letras feministas y su pegadizo ritmo. «No» es un marchoso tema pop con influencia del R&B de finales de los años 90 y del Urban-pop que triunfó a principios del 2000. Este tema ha recibido comparaciones con «Overprotected» de Britney Spears o «It’s Gonna Be Me» de N’Sync y nos trae de vuelta un estilo musical que muchos echábamos de menos por su gran calidad. Producido por Ricky Reed (responsable de varios hits de Jason Derülo), «No» es un himno feminista en el que Meghan advierte a sus posibles amantes: «My name is No, My sign is No, My number is No, You need to let it go». «No» será el primer single de su segundo disco de estudio, titulado Thank You y que se pondrá a la venta en el mes de mayo. En su primera semana a la venta el tema entró directamente al #11 de la lista americana, convirtiéndose en su quinto tema consecutivo que ocupa el top 20 de la lista Billboard. En el videoclip de «No» hemos podido advertir el gran cambio de imagen de Meghan, con el pelo pelirrojo, más sexy y haciendo unas coreografías muy del estilo de Britney en Overprotected. Además el videoclip se aleja de la estética alegre y divertida de sus primeros temas y se sumerge en un ambiente más urbano y oscuro.