Crítica de «Harry’s House» de Harry Styles

Harry's HouseEl cantante inglés Harry Styles publicó en diciembre de 2019 su segundo álbum de estudio, Fine Line, el cual se convirtió en uno de los trabajos más importantes de los años 2019 y 2020 gracias a una gran selección de singles entre los que se encontraban ‘Adore You’, ‘Lights Up’, ‘Golden’ o ‘Watermelon Sugar’, el más exitoso de todos ellos y que alcanzó el #1 en Estados Unidos y fue top 5 en los principales mercados musicales. Fine Line recibió buenas opiniones de los expertos musicales por su estilo atemporal, la ejecución vocal de Harry y su variedad musical que incluía pop/rock, folk, Soul, funk o indie pop y recibió numerosas nominaciones al los premios Grammy y Brit. El segundo álbum de Harry Styles obtuvo un excepcional desempeño comercial en todo el mundo: debutó en el #1 de la lista americana de álbumes (su segundo #1 consecutivo) y fue certificado tres veces platino por ventas superiores a los tres millones de copias, también alcanzó el #1 en Australia, Canadá, Suecia o Irlanda y en Reino Unido fue #2 y vendió más de 600 mil copias entre copias físicas y streaming. Fine Line tuvo una vida comercial inusualmente larga hoy en día (ya que actualmente prima el streaming y el rendimiento individual de los singles por encima del desempeño de los álbumes) lo que nos devolvió a las épocas donde se lanzaban hasta 7 singles y la vida comercial de los álbumes superaba los dos años. Durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus el ex-componente de One Direction compuso canciones para su nuevo proyecto musical, que ha visto la luz este mes de mayo. Su tercer álbum de estudio se titula Harry’s House y está formado por 13 temas encuadrados dentro del synth-pop y pop/rock con influencias funk, R&B y Soul compuestos por el propio Harry Styles bajo la producción de sus habituales colaboradores Tyler Johnson y Kid Harpoon, quienes se encargaron de la mayoría de los temas presentes en Fine Line. Este álbum destaca por la influencia del sonido retro de los años 70 y 80 en varias de las canciones.

El single presentación del álbum fue As It Was, un marchoso tema synth-pop y dance-pop con influencias de la música de baile de los años 80 y que guarda similitudes con el estilo de ‘Blinding Lights’ de The Weeknd, que ha servido de inspiración a numerosos temas desde entonces. En un tono melancólico y triste que se contrapone con el sonido alegre y los sintetizadores de los años 80, Harry habla de los sentimientos de soledad que ha vivido en el pasado y todas las transiciones personales por las que ha pasado hasta llegar a su «actual yo». As It Was ha recibido buenas impresiones de los expertos musicales, quienes han alabado su naturaleza bailable y la nueva dirección musical adoptada por Harry y en el terreno comercial ha resultado un auténtico éxito comercial: supera los 500 millones de reproducciones en Spotify y ha alcanzado el #1 en las listas de venta de más de 20 países incluyendo Reino Unido, Australia, Francia, Alemania o Estados Unidos. Coincidiendo con la publicación del álbum, se ha lanzado como segundo single Late Night Talking, un original tema de sonido retro que combina Soul, R&B y dance-pop y habla de las conversaciones hasta altas horas de la noche que se tienen con la persona que te gusta. Este pegadizo tema inspirado en el R&B/Soul de los años 70 resulta todo un acierto en su elección como single ya que es una de las mejores canciones del álbum. Entre los temas más interesantes del álbum se encuentran ‘Music For a Sushi Restaurant’, un original tema funk de sonido retro en el que relata su deseo por una relación y cuyo título surgió un día que Harry se reunió con su manager en un restaurante de sushi de Los Ángeles, ‘Grapejuice’, un tema mid-tempo pop/rock que habla de disfrutar de la vida con tu pareja y una buena botella de vino, ‘Daylight’, un tema pop/rock con gran uso de guitarra que habla de una pareja que lo apartó de su lado o ‘Cinema’, un tema funk up-tempo que recuerda el estilo de Bruno Mars. Mientras que la primera mitad de Harry’s House resulta más entretenida al estar compuesta por temas marchosos y pegadizos, la segunda mitad es más plana, aburrida y abundan las baladas y el relleno. En resumen, Harry’s House mantiene el buen nivel de Fine Line y sigue apostando por canciones atemporales que se alejan de las modas actuales, se inspiran en la música de los años 70/80 y están acompañadas por la agradable voz de Harry Styles y una elegante producción. Temas imprescindibles: As It Was, Late Night Talking, Cinema, Grapejuice y Music For a Sushi Restaurant. Puntuación: 7/10.

Crítica de ‘Ancient Dreams In a Modern Land’ de Marina

Ancient DreamsMarina Diamandis (anteriormente conocida como Marina and the Diamonds) vivió su momento álgido de popularidad durante los primeros años de la década del 2010 gracias a la buena respuesta comercial de sus álbumes ‘Electra Heart’ y ‘Froot’, los cuales recibieron críticas positivas de los expertos musicales por su talento como compositora y vocalista, aunque siempre se ha caracterizado por ser una artista de perfil alternativo, alejada de lo comercial y poco conocida por parte del público masivo. Marina ha publicado esta semana su esperado quinto álbum de estudio, titulado Ancient Dreams In a Modern Land y que ha sido precedido por cuatro sencillos promocionales muy interesantes. Para dar con el último trabajo de la cantante galesa tenemos que remontarnos hasta abril del 2019, cuando vio la luz ‘Love + Fear’, un disco doble que hablaba sobre las complejidades del amor y las inseguridades y miedos sufridos tras su depresión y que recibió críticas muy tibias por parte de los expertos y tuvo un desempeño comercial muy negativo. En noviembre del año pasado, la cantante de ascendencia griega lanzó el primer single, Man’s World, que se trata de un tema pop mid-tempo de sonido alternativo que recuerda al estilo del álbum ‘Froot’ y en el que Marina critica la discriminación y el trato injusto que han recibido a lo largo de la historia las mujeres y los colectivos más discriminados (como el LGTB) convirtiéndose en un auténtico himno de empoderamiento femenino y de apoyo a las minorías más desfavorecidas. Pese a ser uno de los mejores singles que ha lanzado Marina hasta la fecha y destacar por su originalidad y mensaje inspirador, Man’s World no ha obtenido demasiado apoyo por parte del público, ha fracasado en las listas de venta y apenas acumula 20 millones de escuchas en Spotify. En el mes de abril se lanzó como segundo single Purge The Poison, un enérgico tema pop/rock y electro-pop con influencia punk producido por Jennifer Decilveo (también responsable de Man’s World) que recuerda a los momentos más rockeros de Marina como ‘Bubblegum Bitch’ del álbum ‘Electra Heart’ y en el que nuevamente aborda la temática social y afirma que la humanidad vive un nuevo orden social y la Madre Tierra ha enviado un virus para que los humanos aprendan. ‘Purge The Poison’, que continúa la temática feminista de su anterior single, destaca por sus letras que hacen una referencia al ‘breakdown’ que sufrió Britney Spears en el año 2007. En mayo Marina lanzó como tercer single el tema que da título al álbum, Ancient Dreams In a Modern Land, que se trata de un potente tema pop/rock, dance-pop y electro-pop producido por James Flannigan en el que habla de la importancia de ser fiel a uno mismo y no perder tus valores por intentar encajar en la sociedad pero también declara que desea volver atrás en el tiempo a una época anterior a su nacimiento. Este tema guarda ciertas similitudes con ‘Womanizer’ de Britney (quien ha sido su ídolo e inspiración desde su juventud) y en él podemos apreciar las habituales piruetas vocales que suele realizar Marina, alternando su voz grave con la aguda.

Unos días antes de la publicación del álbum ha llegado el cuarto single, Venus Fly Trap, que se trata de otro marchoso tema pop/rock y electro-pop que sigue la estela musical de los dos anteriores singles y guarda similitudes con el estilo de ‘Electra Heart’, como si el personaje teatral y exagerado que Marina creó en este álbum hubiera regresado. ‘Venus Fly Trap’, cuyo título hace referencia a una planta carnívora, habla de cómo muchas personas reprimen su verdadera personalidad para sentirse aceptados por los demás y supone «una celebración de la confianza y alegría que se siente cuando eres realmente libre» y un auténtico himno de auto-empoderamiento. El álbum ‘Ancient Dreams In a Modern Land’ está compuesto por 10 temas encuadrados dentro del pop/rock, electro-pop y dance-pop compuestos por la propia Marina Diamandis bajo la producción de Jennifer Decilveo o James Flannigan en el que lanza un mensaje social para hacer de este mundo un lugar mejor y aborda temas como el capitalismo o el cambio climático, además de lanzar un mensaje feminista en contra de la opresión de heteropatriarcado. Tras escuchar ‘Ancient Dreams’ enseguida te das cuenta que la elección de los singles ha sido de lo más acertada ya que son las mejores canciones del álbum y el resto del contenido no está al mismo nivel, sin embargo merece la pena reseñar ‘I Love You But I Love Me More’, un tema pop/rock de carácter mid-tempo que habla de su reciente ruptura amorosa o ‘New America’, en el que aborda los problemas sociales que afronta Estados Unidos (Marina reside actualmente en Los Angeles), fue compuesto a raíz de los disturbios raciales por la muerte de George Floyd y resulta el único tema up-tempo aparte de los singles lanzados. El resto del álbum son baladas de entre las que destacan ‘Flowers’, en la que de manera melancólica Marina hace referencia nuevamente a su fallida relación amorosa o la emotiva ‘Highly Emotional People’ que habla de la vulnerabilidad de los seres humanos dentro del universo ya que «somos piezas de puzzle en manos del destino». 

En resumen, ‘Ancient Dreams In a Modern Land’ supone un evidente paso adelante con respecto a ‘Love + Fear’ ya que está compuesto por un conjunto breve pero muy sólido de canciones que recuerdan a la Marina más bailable (reminiscencia de Electra Heart) pero con importantes mensajes sociales para cambiar el mundo, concienciar del cambio climático y reivindicar el empoderamiento femenino. Como es habitual, el talento vocal de Marina es indiscutible pero cabe destacar su papel como compositora, que es uno de los puntos fuertes del álbum y nos muestra a una Marina más auténtica, madura y consciente política y socialmente del mundo que le rodea, a diferencia del carácter más liviano y superficial de ‘The Family Jewels’ o ‘Electra Heart’. En mi opinión, ‘Ancient Dreams’ no sólo es el mejor álbum publicado en lo que llevamos de año sino que se trata de su trabajo más consistente desde el magnífico ‘Electra Heart’, el cual situé como uno de los álbumes más importantes de la década del 2010. El único punto en contra es que Marina ha sacado todos los tanques antes de la publicación del álbum y ha lanzado como singles las mejores canciones, que corresponden a los temas más up-tempo y pegadizos, por lo que el resto del álbum no resulta tan original y llamativo. Temas imprescindibles: Man’s World, Ancient Dreams In a Modern Land, Venus Fly Trap, Purge The Poison y New America. Puntuación: 8/10.

Crítica de ‘Better Mistakes’ de Bebe Rexha

Better MistakesEl panorama musical reciente, dominado por el streaming, la inmediatez en el consumo de música y el excesivo auge de las colaboraciones entre artistas, ha permitido que muchos cantantes sean famosos antes siquiera de publicar su primer álbum de estudio, un hecho que sería impensable hace unas décadas. Un ejemplo de este fenómeno ha sido la cantante neoyorquina Bebe Rexha, quien antes de debutar en el mundo de la música trabajó como compositora para otros artistas y mientras su presencia era muy solicitada por numerosos cantantes, lanzó tres EP’s entre los años 2015 y 2017, de los que destacó el último, ‘All My Fault Pt 2’, que incluía el single ‘Meant To Be’ junto a Florida Georgia Line y se convirtió en el tema más exitoso de la carrera de Bebe Rexha ya que alcanzó el #2 en la lista americana (#1 en el componente Hot Country Songs durante más de 9 meses consecutivos) y ha superado los 10 millones de copias entre descargas digitales y streaming. Tras este gran hit, la cantante de ascendencia albanesa publicó en junio de 2018 su álbum debut, Expectations, que estaba encuadrado dentro del pop y electro-pop con influencia R&B, contó con un sólo single, el infravalorado ‘I’m a Mess’ y tuvo un desempeño moderado en las listas de venta alrededor del mundo. En octubre del año pasado, Bebe nos presentó el single presentación de su nuevo trabajo, Baby I’m Jealous, que se trata de un pegadizo tema pop de sonido urbano compuesto junto a Justin Tranter bajo la producción de su habitual colaborador Jussifer y que cuenta con la colaboración de la rapera de moda, Doja Cat. Baby I’m Jealous recibió buenas opiniones de los expertos musicales pero tuvo un recibimiento muy tibio por parte del público y apenas ocupó el top 60 en la lista americana. Ya en 2021 llegó el segundo single, Sacrifice, un marchoso tema dance-pop de sonido oscuro producido por Burns en el que la cantante trata de seducir a un hombre al que quiere toda la noche pero sin compromiso. Pese a ser un tema muy bailable, pegadizo y de los mejores que nos ha presentado la cantante hasta la fecha, fue incapaz de entrar en las listas de venta. El tercer single fue Sabotage, una balada pop producida por Greg Kurstin en la que Bebe reconoce que cuando las cosas le van bien en la vida, ella sabotea los momentos más preciados y declara ser la peor enemiga de sí misma. Esta bonita balada nos ofrece el lado más vulnerable y emotivo de la cantante y nos permite apreciar su amplio registro vocal. Como cuarto single del álbum se ha lanzado Die For a Man, un medio tiempo pop/R&B con uso prominente de guitarra acústica que cuenta con la colaboración del rapero Lil Uzi Vert en el que ambos hablan de las complicadas relaciones con sus parejas y guarda similitudes con el estilo presente en Expectations.

Esta semana ha visto luz el segundo álbum de estudio de Bebe Rexha, Better Mistakes, el cual está formado por 13 temas encuadrados dentro del pop, electro-pop, dance-pop y pop/rock, compuestos por la propia Bebe bajo la producción de Jussifer, Greg Kurstin, Burns o The Futuristics y cuenta con un gran número de artistas invitados de la talla de Doja Cat, Travis Barker, Ty Dolla Sign, Rick Ross o Lil Uzi Vert. En Better Mistakes, la cantante trata temas como la salud mental, el amor propio y las complicadas relaciones amorosas a través de temas de carácter mid-tempo que siguen la estela musical de ‘Expectations’, aunque este nuevo álbum contiene un mayor número de temas up-tempo y resulta más animado y bailable. Entre las canciones más destacadas del álbum se encuentran ‘Break My Heart Myself’, un tema mid-tempo con uso prominente de guitarra eléctrica por parte de Travis Barker en el que Bebe habla de sus problemas mentales, ‘Better Mistakes’, un marchoso tema dance-pop y pop/rock compuesto junto a su habitual colaborador Justin Tranter en el que la cantante reconoce los errores que ha cometido en la vida, ‘Amore’ una bonita balada pop/R&B que describe todos los regalos, lujos y atenciones con los que le colma su pareja, cuenta con la participación del veterano rapero Rick Ross y contiene una interpolación de ‘That’s Amore’ de Dean Martin o ‘Mama’, una balada dedicada a su madre que samplea el estribillo del conocido clásico de Queen ‘Bohemian Rhapsody’. Este álbum destaca por profundizar en el sonido pop/rock en contraposición del más urbano ‘Expectations’ y una de las canciones en las que apreciamos este cambio de dirección musical es ‘Death Row’, de carácter up-tempo y que cuenta con gran uso de guitarra eléctrica.

En resumen, ‘Better Mistakes’ sigue tropezando con la misma piedra que ‘Expectations’ y es que tanto la voz de Bebe Rexha como la temática de las canciones resultan genéricas y carentes de personalidad propia, por lo que podrían pertenecer a cualquier cantante pop. Por otra parte, se puede apreciar una cierta evolución musical en cuanto al sonido con respecto a su anterior álbum, sin embargo la mayor parte de las canciones resultan muy similares ya que abundan los medios tiempos con uso de guitarra al principio de la canción, siendo los más destacados del álbum los que se salen de la norma, como por ejemplo los primeros singles y los temas up-tempo. Pese a sus fallos, nos encontramos ante un buen álbum pop, agradable de escuchar, bien cohesionado y perfectamente diseñado para triunfar en las playlist de moda ya que la mayoría de canciones presentes no llegan a los tres minutos. Temas imprescindibles: Sacrifice, Baby I’m Jealous, Sabotage, Die For a Man, Better Mistakes, Break My Heart Myself y Amore. Puntuación: 7/10.

Throwback Review: ‘All I Ever Wanted’ de Kelly Clarkson

All I Ever WantedLa cantante americana Kelly Clarkson, conocida por ser la ganadora de la primera edición del popular concurso American Idol, cosechó un tremendo éxito con Breakaway, su segundo álbum de estudio, el cual vendió más de 6 millones de copias en Estados Unidos y contó con los singles ‘Since U Been Gone’, que alcanzó el #2 y se convirtió en uno de los mayores éxitos de su carrera, ‘Behind These Hazel Eyes’ o la poderosa balada ‘Because of You’, aclamada por la crítica y que a lo largo de los años se ha convertido en uno de los clásicos de la cantante texana. Tras la excepcional acogida de Breakaway, en 2007 llegó su tercer álbum ‘My December’, que cosechó bajas ventas y durante su proceso de grabación Kelly atravesó por numerosas diferencias creativas con su discográfica. En un intento por ofrecer un sonido ‘radio-friendly’ más accesible a todos los públicos en contraposición con el oscuro ‘My December’ y recuperar a los seguidores perdidos durante este álbum, Kelly Clarkson volvió a trabajar con los responsables de sus primeros álbumes como Max Martin, Dr. Luke, Sam Watters o Louis Biancaniello, además de otros como Ryan Tedder o Howard Benson, con quienes trabajaba por primera vez. En marzo de 2009 vio la luz el cuarto álbum de estudio de Kelly Clarkson, All I Ever Wanted, que está encuadrado dentro del sonido pop/rock con influencia punk, dance-pop y electro-pop. La cantante texana participó en la composición de 7 de las 14 canciones que conforman el álbum, el cual habla de la complejidad de las relaciones amorosas y trata temas como la dignidad, la resiliencia emocional, la independencia o el respeto a uno mismo. All I Ever Wanted debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes, convirtiéndose en el segundo disco #1 de Kelly Clarkson tras su debut ‘Thankful’ y fue certificado platino por ventas superiores al millón de copias, unas cifras superiores a las conseguidas por ‘My December’ pero que se quedan lejos de las del exitoso ‘Breakaway’. En el resto del mundo el álbum también tuvo una buena acogida comercial y ocupó el top 5 en Canadá, Reino Unido, Australia o Alemania.

El single presentación del álbum fue My Life Would Suck Without You, un enérgico tema pop/rock, dance-pop y electro-pop producido por Max Martin y Dr. Luke que relata una tumultuosa relación y guarda similitudes con su hit single ‘Since U Been Gone’. Kelly no quería trabajar nuevamente con Dr. Luke debido a su polémica con Kesha (quien le acusó de acoso sexual) pero su discográfica se lo impuso, ya que fue el responsable de varios éxitos de ‘Breakaway’ por lo que la cantante aceptó pero no quiso incluir su co-autoría en el tema para no ser relacionada con el famoso productor. ‘My Life Would Suck Without You’ entró en la parte baja de la lista americana y en su siguiente semana protagonizó la subida más alta de la historia de la música hasta el #1, convirtiéndose en el segundo single de Kelly en llegar a lo más alto en Estados Unidos. En el resto del mundo tuvo un desempeño comercial muy positivo y alcanzó el #1 en Reino Unido y Canadá y el top 10 en Australia o Alemania. Como segundo single se lanzó I Do Not Hook Up, un marchoso tema pop/rock y dance-pop compuesto por Greg Wells, Kara DioGuardi y Katy Perry y originalmente grabado por ésta última para un álbum que no vio la luz, por lo que ofreció este tema y otro más a Kelly Clarkson. Este single tuvo un desempeño positivo en la lista americana, donde ocupó el top 20 y alcanzó el top 15 en Canadá y Australia, sin embargo en Reino Unido tuvo una acogida muy moderada y sólo fue top 40. El tercer single lanzado fue Already Gone, que se trata de una emotiva balada compuesta y producida por Ryan Tedder que habla de una dolorosa ruptura amorosa y destaca por sus arreglos orquestales con piano y violines. ‘Already Gone’ fue objeto de gran controversia debido a su gran parecido con ‘Halo’ de Beyoncé, también producido por Tedder y lanzado unos meses antes, por ello Kelly quiso evitar que la canción formara parte del álbum ya que la gente podría pensar que la había copiado a Beyoncé, pero fue imposible porque el álbum ya estaba en sus estadios finales. Kelly manifestó públicamente su enfado y frustración e hizo comentarios en contra de Ryan Tedder (el cual declaró que estaba muy orgulloso del tema e incluso le gustaba más que Halo) sin embargo la discográfica continuó con su decisión de lanzar ‘Already Gone’ como tercer single en contra de la opinión de la cantante, quien prefería ‘Cry’ a su vez. Pese a la polémica surgida en torno a este tema, la cantante de Texas realizó una intensa promoción de ‘Already Gone’ y recibió excelentes críticas de los expertos musicales por la magnifica ejecución vocal de Kelly, su emotividad y la rica instrumentación por parte de Ryan Tedder. Este single resultó un éxito en tierras americanas, donde ocupó el #13 y fue top 15 en Canadá y Australia.

Como cuarto single se lanzó la canción que daba título al álbum, All I Ever Wanted, que se trataba de una versión del tema perteneciente al grupo americano de rock Aranda pero incorporaba un cierto toque funk. Este single recibió nula promoción, no contó con videoclip y apenas pisó el Hot 100 de la lista Billboard americana. En el resto del mundo, de manera muy limitada se lanzó como single Cry, una balada pop/rock con influencia Country que habla de la traición de una amistad, recuerda a otras de sus grandes baladas como ‘Because of You’ y en la que Kelly demuestra una gran calidad interpretativa y su descomunal rango vocal. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘If I Can’t Have You’, un potente tema pop/rock, synth-pop y dance-pop compuesto por la propia Kelly y producido por Ryan Tedder que resulta uno de los más up-tempo y bailables del álbum, ‘Long Shot’, un marchoso tema pop/rock compuesto por Katy Perry o ‘Save You’, una emotiva balada mid-tempo que habla de intentar salvar a una persona que está teniendo un comportamiento auto-destructivo e incluye una parte instrumental inspirada en la música de Mozart. En resumen, All I Ever Wanted es un álbum más que digno y agradable de escuchar que comparte el estilo pop/rock ‘dosmilero’ de otras cantantes como Pink o Katy Perry y forma parte del gran trío de álbumes de Kelly Clarkson junto con Breakaway y su siguiente disco Stronger. Los puntos fuertes del álbum son sin duda las impresionantes habilidades de Kelly y su perfecto compendio entre marchosos temas up-tempo y baladas. Temas imprescindibles: My Life Would Suck Without You, Already Gone, I Do Not Hook Up, Cry, If I Can’t Have You, All I Ever Wanted y Long Shot. Puntuación: 7/10.

Marina anuncia nuevo disco y lanza ‘Purge The Poison’

Ancient DreamsLa cantante anteriormente conocida como Marina and the Diamonds, ahora simplemente Marina, ha desvelado esta semana importantes detalles sobre su nuevo álbum de estudio, como su título, su portada y su ‘track listing’ además lanzar de un nuevo single que ya está disponible en las plataformas musicales. Para dar con el último disco de estudio de Marina Diamandis tenemos que remontarnos hasta abril del 2019, cuando vio la luz Love + Fear, un disco doble que hablaba sobre las complejidades del amor y los miedos e inseguridades que sufrió tras su depresión y que recibió críticas muy tibias por parte de los expertos y tuvo un desempeño comercial muy negativo. En noviembre del año pasado, la cantante galesa lanzó el single Man’s World, que se trataba de un tema pop mid-tempo de sonido alternativo que recordaba al estilo del álbum ‘Froot’ y en el que Marina critica la discriminación y el trato injusto que han recibido a lo largo de la historia las mujeres y los colectivos más discriminados (como el LGTB) convirtiéndose en un auténtico himno de empoderamiento femenino y de apoyo a las minorías más desfavorecidas. Pese a ser un tema muy interesante y original, Man’s World no obtuvo demasiado apoyo por parte de sus seguidores, fracasó en las listas de venta y apenas acumula 13 millones de reproducciones en Spotify. Marina Diamandis ha regresado esta misma semana con su nuevo single, Purge The Poison, que servirá de anticipo a su esperado quinto álbum de estudio, que tiene por título Ancient Dreams in a Modern Land. Purge The Poison es un tema pop/rock up-tempo con influencia punk producido por Jennifer Decilveo (también responsable de Man’s World) que recuerda a los momentos más rockeros de Marina como ‘Bubblegum Bitch’ de su álbum ‘Electra Heart’ y en el que nuevamente aborda la temática social (afirma que la humanidad vive un nuevo orden social y que la Madre Tierra ha enviado un virus para que los humanos aprendan) y lanza un mensaje feminista en contra del heteropatriarcado. ‘Ancient Dreams in a Modern Land’ estará formado por 10 temas compuestos por la propia Marina y aunque todavía no se conocen los productores y compositores implicados en este proyecto, la cantante de ascendencia griega reveló que se rodearía de un equipo completamente femenino tras su grata experiencia durante la grabación de Man’s World. Desde el blog MiSTeR MuSiC estaremos muy atentos al nuevo álbum de Marina, que por ahora nos está ofreciendo temas muy interesantes que recuerdan a la Marina más marchosa y divertida (reminiscencia de Electra Heart) pero con importantes mensajes sociales y de empoderamiento femenino. 

Throwback Review: ‘Teenage Dream’ de Katy Perry

Teenage DreamTras lanzar un álbum de rock cristiano bajo su verdadero nombre, ‘Katy Hudson’, cuando apenas era una adolescente, la cantante americana Katy Perry hizo su debut internacional con el álbum One Of The Boys, el cual tuvo un impacto moderadamente positivo gracias a una serie de hit singles que ocuparon las primeras posiciones en las listas de venta. Este álbum se alejó completamente de la temática cristiana del anterior, mostró una imagen más sexy y provocativa y estaba formado principalmente por marchosos temas pop/rock, power pop y dance-pop, de entre los que destacaban ‘I Kissed a Girl’ y ‘Hot n Cold’, que lograron un gran desempeño comercial y ocuparon el top 5 en los principales mercados musicales. Desde un primer momento, la cantante californiana destacó por su imagen de «Lolita» moderna, sus extravagantes atuendos y sus canciones de letras irónicas con gran sentido del humor, aunque también resultaron muy controvertidas las que hablaban sobre la homosexualidad, especialmente ‘I Kissed a Girl’ o ‘Ur So Gay’. En agosto de 2010 Katy Perry regresó al panorama musical con su tercer álbum de estudio, Teenage Dream, que seguía la estela musical pop/rock de su anterior disco pero incorporaba gran influencia electro-pop y dance-pop, estilos en los que profundizaría en sus trabajos posteriores. Katy Perry compuso todas las canciones presentes en el álbum, que trataban temas como el amor adolescente, salir de fiesta o el auto-empoderamiento, bajo la producción de importantes nombres de la industria musical como Dr. Luke, Max Martin, StarGate, Benny Blanco, Tricky Stewart o Greg Wells. Si por algo destacó Teenage Dream fue por su excelente elección de los singles lanzados, 5 de los cuales alcanzaron el #1 en la lista americana de manera consecutiva (además de otro #1 no consecutivo perteneciente a la re-edición del álbum) logrando un hito en la historia de la música, ya que hasta la fecha sólo Michael Jackson había conseguido 5 singles #1 de un mismo álbum. Teenage Dream debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes y gracias al éxito de los singles acabó vendiendo 3 millones de copias en Estados Unidos. Alrededor del mundo también gozó de gran éxito: fue #1 en Australia, Canadá y Reino Unido y top 5 en España, Francia y Alemania y superó los 10 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en uno de los discos más populares y vendidos de los años 2010 y 2011.

El single presentación del álbum fue California Gurls, un marchoso tema electro-pop con influencia Disco/funk producido por Dr. Luke y Max Martin que cuenta con la colaboración del rapero Snoop Dogg y cuyas divertidas letras hacen referencia a los encantos de las chicas californianas, como respuesta al tema ‘Empire State of Mind’ de Jay-Z y Alicia Keys que hablaba de la ciudad natal de ambos, Nueva York. California Gurls resultó muy exitoso en las listas de venta: fue #1 en Canadá, Reino Unido, Australia o Estados Unidos, donde se convirtió en su segundo single #1 tras ‘I Kissed a Girl’. California Gurls destacó sin duda por su colorido videoclip ambientado en ‘Candyfornia’, un mundo lleno de dulces y caramelos en el que Katy lucía numerosos y estrafalarios modelitos. El segundo single fue la canción que daba título al disco, Teenage Dream, que se trataba de un tema pop/rock y electro-pop de corte retro producido por Dr. Luke y Max Martin que hablaba de un amor adolescente y con el que Katy abandonaba el toque gracioso y divertido del single anterior para retomar al estilo presente en su anterior álbum. Teenage Dream continuó el éxito del primer single: fue #1 en la lista americana y ocupó el #2 en Canadá, Australia y Reino Unido. Como tercer single se lanzó Firework, un tema dance-pop producido por StarGate que contiene letras inspiradoras sobre el auto-empoderamiento y se ha convertido en uno de los temas más representativos de la carrera de Katy. Firework tuvo un excelente desempeño comercial alrededor del mundo y ocupó el top 5 en las listas de venta de Reino Unido, Australia o Alemania, pero destacó por su gran éxito en Estados Unidos, donde se convirtió en el tercer single #1 del álbum, acabó vendiendo más de 10 millones entre copias físicas y digitales y fue certificado diamante en tierras americanas. Ya en 2011 se lanzó como cuarto single E.T., que se trataba de un oscuro tema mid-tempo de estilo electro-pop que destacaba por su gran influencia del sonido Trap/Hip-Hop y se lanzó en una nueva versión con la participación del rapero Kanye West. Este tema resultaba muy futurístico, hablaba sobre enamorarse de una persona muy diferente utilizando metáforas de extraterrestres y recibió críticas mixtas por parte de los expertos musicales. El quinto single fue Last Friday Night, un marchoso tema pop/rock y dance-pop producido por Dr. Luke y Max Martin con el que Katy regresaba a su lado más fiestero y divertido. Last Friday Night contó con un remix con la colaboración de la gran Missy Elliott, consiguió el quinto single #1 del álbum en Estados Unidos y también tuvo buen desempeño en el resto del mundo: fue #1 en Canadá, top 5 en Australia y top 10 en Reino Unido. Como sexto single llegó The One That Got Away, un emotivo tema dance-pop producido por Max Martin y Dr. Luke y cantado por Katy en forma de balada que relata la pérdida de un antiguo amor. Pese a ser uno de los temas más sobresalientes del álbum (y personalmente uno de mis favoritos) ‘The One That Got Away’ rompió la excelente racha de singles que lideraban la lista americana y ocupó el #3, aunque nuevamente fue certificado multi-platino como los anteriores sencillos.

Aunque el álbum fue muy bien desgranado, merece la pena reseñar otras canciones como ‘Circle The Drain’, que se trata de un enérgico tema rock up-tempo con influencia Dance/Disco producido por Tricky Stewart cuyas letras hacen referencia al comportamiento auto-destructivo de un ex-novio drogadicto (con toda seguridad Travie McCoy, con quien Katy salió durante un par de años antes de Russell Brand) y que gracias a su uso como sencillo promocional ocupó el top 30 en Canadá y el top 60 en la lista americana. También destacan ‘Who Am I Living For?’, una balada con gran componente electrónico producida por Tricky Stewart en la que habla sobre mantener sus convicciones y ser fiel a sus valores o ‘Hummingbird Heartbeat’, un potente tema rock con influencia del hard-rock de los años 80 que está dedicado a su pareja por entonces, el cómico Russell Brand, «quien le hace latir su corazón tan rápido como lo hacen los colibríes». En todos los álbumes de Katy Perry hay una canción que es mejor olvidar y en este caso es ‘Peacock’, un tema dance-pop de letras vulgares y explícitas sobre el miembro masculino que posiblemente ostente el título de la peor canción que ha grabado la cantante de Santa Bárbara en toda su carrera. 

Aunque Teenage Dream tuvo un gran impacto comercial y destacó por su longevidad en las listas de venta, las críticas por parte de los expertos musicales fueron muy variadas (algunos tacharon al álbum de sobre-producido y la ejecución vocal de Katy como mediocre) pero esto no impidió que fuera nominado a varios premios Grammy, incluyendo álbum del año y mejor álbum de pop vocal. En 2002 el álbum fue re-editado bajo el título ‘Teenage Dream: The Complete Confection’ con nuevas canciones inéditas entre las que destacaron los singles ‘Part of Me’, que también logró el #1 en la lista americana y ‘Wide Awake’. En mi opinión, teniendo en cuenta que nunca me he considerado un gran fan de Katy Perry, considero que Teenage Dream es el trabajo más sólido de su trayectoria musical, resulta muy superior a sus siguientes álbumes y es uno de los discos pop más influyentes y exitosos de la década del 2010-2019. Temas imprescindibles: The One That Got Away, Teenage Dream, Firework, E.T., California Gurls, Circle The Drain y Last Friday Night. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: ‘Try This’ y ‘I’m Not Dead’ de Pink

Try ThisTras el gran éxito logrado con Missundaztood, el cual vendió más de 12 millones de copias en todo el mundo y contó con 4 populares singles, la cantante americana Pink se convirtió una de las figuras más importantes del pop en la década del 2000. En 2003 Pink participó nuevamente en la banda sonora de una película, concretamente en ‘Charlie’s Angels: Full Throttle’ con ‘Feel Good Time’, un tema dance-pop con un toque psicodélico producido por William Orbit que tuvo un desempeño moderado en las listas de venta. Dos años después del lanzamiento de Missundaztood, Pink regresó con su tercer álbum de estudio, Try This, en el que profundizó en el sonido pop/rock iniciado en su anterior álbum y para ello trabajó con Tim Amstrong (perteneciente al grupo de rock Rancid) además de Linda Perry, quien contribuyó en varios temas de Missundaztood incluyendo el primer single. Aunque Try This es eminentemente un álbum pop/rock podemos encontrar influencias punk-rock, Dance y R&B en varias de las canciones. Con una promoción inferior a la de su anterior trabajo, Try This se convirtió en el álbum menos vendido de la cantante americana hasta el momento y en la actualidad permanece como uno de sus trabajos menos exitosos. Try This debutó en el top 10 de la lista americana de álbumes y vendió un millón de copias en Estados Unidos (una cifra notoriamente inferior a la de Missundaztood, que superó los 5 millones) y en el resto del mundo alcanzó el top 5 en Reino Unido y Alemania y el top 10 en Australia. El single presentación del álbum fue Trouble, un enérgico tema pop/rock con influencia punk-rock producido por Tim Amstrong cuyas letras hacen referencia al espíritu rebelde e indómito de la cantante. Trouble estuvo acompañado de un original videoclip ambientado en un pueblo del Oeste americano dominado por rufianes al que llega Pink para devolver el orden y la legalidad. Trouble gozó de un gran éxito en Australia, Reino Unido, Alemania o Canadá, donde alcanzó el top 10, sin embargo en Estados Unidos tuvo un escaso impacto (apenas ocupó el top 70) y se convirtió el single menos exitoso de Pink hasta el momento. Trouble ganó un premio Grammy a mejor actuación femenina de rock, el segundo Grammy que recibiría la cantante americana en su carrera tras su participación en el hit ‘Lady Marmalade’.

El segundo single lanzado fue God Is a DJ, un bailable tema pop/rock y dance-pop con un gran aire ‘ochentero’ producido por Billy Mann que destaca por sus originales letras «Si Dios es un DJ, la vida es una pista de baile, el amor es el ritmo y tu eres la música» en las que Pink anima a vivir la vida al máximo. God Is a DJ recibió críticas positivas por sus positivas letras aunque tuvo un desempeño comercial muy mediocre, marcando mínimos en la carrera de Pink. Como tercer y último single se lanzó Last To Know, un potente tema rock que suponía la inmersión definitiva de la cantante en dicho género. Debido a que Pink estaba embarcada en una extensa gira por Europa y América, este single apenas contó con promoción y fracasó en las listas de venta. Pese a que Try This es uno de mis álbumes menos favoritos de Pink, no resulta un trabajo de baja calidad en absoluto ya que contiene varios temas interesantes como ‘Humble Neighborhoods’ y ‘Try Too Hard’, dos enérgicas canciones rock de carácter up-tempo, ‘Oh My God’, un tema electroclash de letras muy explícitas que cuenta con la colaboración de la cantante Peaches o ‘Catch Me While I’m Sleeping’, una balada producida por Linda Perry reminiscencia del sonido R&B de sus orígenes. Puntuación: 7/10.

I'm Not DeadTry This fue el último trabajo de Pink dentro de la discográfica Arista, con la que tuvo grandes diferencias durante la grabación y promoción de dicho disco lo que provocó su salida después de tres álbumes dentro de ella. Tras la gira de ‘Try This’ Pink se tomó un periodo de descanso en el que la cantante se inspiró de nuevos nuevos estilos y sonidos para su próximo disco. En abril de 2006 vio la luz el cuarto álbum de estudio de Pink, I’m Not Dead, cuyo título hacía referencia a que la cantante no había ‘desaparecido’ del panorama musical tras el fracaso de su anterior álbum. I’m Not Dead sigue la estela pop/rock de sus dos anteriores álbumes pero resulta más accesible a todos los públicos que Try This, el cual contenía un sonido más oscuro. Pink compuso todas las canciones presentes en el álbum y trabajó con importantes nombres de la industria musical como Billy Mann (que ya contribuyó en su anterior disco), Butch Walker, Max Martin y Dr. Luke. El single presentación del álbum fue Stupid Girls, un marchoso tema pop/R&B producido por Billy Mann que destacaba por sus letras en contra de la imagen sexualizada que se les impone a las mujeres en la sociedad y el mundo del espectáculo y resultaba un himno de empoderamiento femenino en el que Pink animaba a las niñas y mujeres a potenciar su inteligencia y no su cuerpo. Stupid Girls recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales por sus letras contra el sexismo y el carácter marchoso y bailable de la canción y fue nominado a mejor actuación vocal femenina en los premios Grammy. Stupid Girls llevó de nuevo a Pink a la parte alta de las listas de venta tras el fracaso de sus últimos singles y ocupó el top 5 en Reino Unido, Australia o Canadá y el #13 en Estados Unidos. Stupid Girls contó con un divertido e irónico videoclip en el que Pink se metía en el papel de varias chicas superficiales (algunas de ellas famosas como Lindsay Lohan, Jessica Simpson o Paris Hilton) contra las que se revela en la letra de la canción. Como segundo single se lanzó Who Knew, un tema pop/rock producido por Max Martin y Dr. Luke (quienes juntos han creado grandes hits dentro del mundo del pop) en el que Pink muestra su lado más emotivo y vulnerable hablando de un buen amigo al que perdió por el abuso de drogas. Who Knew recibió opiniones positivas de los críticos musicales por la emotividad de la cantante y la producción del tema y obtuvo un rendimiento muy positivo en las listas de venta ya que ocupó el top 5 en Reino Unido o Australia. En su lanzamiento original en Estados Unidos, Who Knew no tuvo demasiado apoyo por parte del público pero tras el éxito del siguiente single volvió a ser re-lanzado en tierras americanas y alcanzó el top 10 y fue certificado platino.

El tercer single elegido fue U + Ur Hand, otra de las producciones de Max Martin y Dr. Luke para el álbum y que se trataba de un enérgico tema pop/rock en el que Pink habla de cómo rechaza a los hombres en el club y destaca por sus explicitas letras sobre la masturbación. ‘U + Ur Hand’ alcanzó el top 10 en la lista americana, acabó siendo certificado platino (su primer single en alcanzar el millón de copias) y fue el responsable de la revitalización de la carrera de Pink en Estados Unidos y el aumento de ventas de I’m Not Dead. En el resto del mundo también tuvo un desempeño muy positivo y ocupó el top 10 en los principales mercados. En Europa y Australia se lanzó como cuarto single Nobody Knows, que se trataba de una balada a piano producida por Billy Mann que destaca por sus personales letras sobre la depresión que sufrió Pink años atrás. Pese a ser una de las mejores baladas lanzadas por la cantante hasta la fecha, apenas contó con promoción y tuvo un impacto comercial limitado. El siguiente single extraído fue Dear Mr. President, una balada acústica pop/rock y folk que resultó bastante polémica por sus directas letras en contra del entonces presidente de Estados Unidos George Bush, a quien critica sus desacertadas decisiones sobre la guerra de Irak o su oposición al matrimonio gay. Aunque no contó con videoclip ni apenas promoción fue capaz de ocupar el top 5 en Australia y Alemania. Como último single se lanzó Leave Me Alone (I’m Lonely), un marchoso tema pop/rock y dance-pop producido por Butch Walker en el que Pink demanda a su amante más tiempo libre.

I’m Not Dead se caracterizó por su gran longevidad en las listas de venta debido al gran número de singles lanzados, debutó en el #6 de la lista americana (la posición más alta de Pink hasta la fecha) y gracias a la consistencia y éxito de los tres primeros singles acabó vendiendo más de dos millones de copias en Estados Unidos. A nivel internacional el éxito del álbum fue muy notorio, sobretodo en Australia y Alemania, donde alcanzó el #1 y en Reino Unido, donde fue #3 y superó los 6 millones en todo el mundo, unas cifras muy superiores a las alcanzadas por Try This. Aunque casi la mitad de los temas del álbum fueron lanzados como singles, todavía quedaban canciones interesantes dentro de I’m Not Dead como ‘Cuz I Can’, un potente tema pop/rock producido por Max Martin y Dr. Luke en el que Pink demuestra que es una mujer fuerte e independiente y no sigue las reglas de los demás o el tema que da título al disco, ‘I’m Not Dead’, que supone una declaración de intereses por parte de Pink. Tras el relativo fracaso que supuso su anterior álbum, Pink regresó con un álbum muy sólido de pop/rock comercial que marcaba el sendero por el que continuaría en sus sucesivos trabajos. Sin duda uno de los mejores trabajos de su amplia discografía. Temas imprescindibles: Stupid Girls, Who Knew, I’m Not Dead, Cuz I Can, U + Ur Hand y Leave Me Alone (I’m Lonely). Puntuación: 8/10.

Throwback Review: ‘Can’t Take Me Home’ y ‘M!ssundaztood’ de Pink

PinkDurante los últimos años de los 90 y principios de la década del 2000 el R&B vivió su época dorada gracias a artistas y grupos como TLC, Brandy, Monica o Destiny’s Child, quienes irrumpieron en el panorama musical con gran éxito y exportaron el R&B fuera de Estados Unidos, que hasta entonces había sido su mercado principal. Una de las cantantes que debutaron durante el año 2000 (al que considero uno de los mejores dentro de la historia de la música) fue Alecia Moore, más conocida como Pink por su llamativo color de pelo rosa, quien publicó su álbum debut titulado Can’t Take Me Home. Este álbum está formado por medios tiempos, baladas y temas up-tempo de estilo R&B/pop bajo la producción de algunos de los mejores nombres del género R&B como Babyface, She’kspere, Soulshock & Karlin o Tricky Stewart y aunque Pink no tuvo demasiado control creativo en este álbum compuso 7 de los 13 temas presentes. El single presentación fue There You Go, un marchoso tema R&B/pop up-tempo producido por She’kspere que contenía el sonido R&B típico de principios del 2000 y cuya melodía resultaba similar a ‘Bills Bills Bills’ de Destiny’s Child o ‘No Scrubs’ de TLC, ambos también compuestos por Kandi y producidos por el propio She’kspere. En este pegadizo tema (uno de mis favoritos dentro del R&B) Pink se encuentra en una relación tóxica que no tiene futuro y opta por dejar a su pareja pese a que éste le ruega que le perdone y continúen la relación. Con su single debut, Pink cosechó gran éxito y alcanzó el #2 en Australia y el top 10 en Estados Unidos, Canadá o Reino Unido. El segundo single lanzado fue Most Girls, un medio tiempo R&B producido por Babyface cuyas letras hacían referencia a que Pink es una mujer independiente y autosuficiente que no necesita a un hombre que la mantenga por lo que resultaba un himno de empoderamiento femenino. Most Girls fue considerado como el tema más sobresaliente del álbum y resultó un hit para Pink en las listas de venta: fue #1 en Australia (uno de sus mercados estrella) y top 5 en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Como tercer y último se extrajo You Make Me Sick, un tema R&B producido por Babyface en el que Pink relataba la deteriorada relación con su pareja, al que le reprocha su comportamiento y declara «estar harta de él». You Make Me Sick recibió menor promoción que los anteriores singles y tuvo un desempeño comercial inferior: ocupó el top 40 en Estados Unidos y Australia pero en Reino Unido se convirtió en el tercer top 10 consecutivo de Pink. Dentro del álbum encontramos joyas del R&B como ‘Split Personality’, en el que Pink declara que tiene doble personalidad, ‘Can’t Take Me Home’, un marchoso tema dance-pop que resultaba el más up-tempo del disco, la balada R&B/Soul ‘Let Me Let You Know’, en cuyos créditos encontramos a Robin Thicke como compositor o ‘Love Is Such a Crazy Thing’, un original tema de amor que destaca por su larga introducción instrumental en la que se van añadiendo progresivamente nuevos instrumentos. 

Can’t Take Me Home debutó en un discreto #26 de la lista americana pero el buen desempeño de los singles consiguió que el álbum vendiera más de dos millones de copias en Estados Unidos y fuera certificado doble platino. A nivel internacional el desempeño del álbum fue moderado, alcanzó su mejor posición en Australia donde fue #10 y acabó vendiendo más de 4 millones en todo el mundo. El álbum debut de Pink recibió críticas mixtas por parte de los expertos musicales, quienes consideraron que no resultaba original ni llamativo aunque alabaron las habilidades vocales de Pink. Pese a que Can’t Take Me Home es posiblemente el álbum más desconocido de su discografía por parte del público ya que Pink triunfó de manera masiva a partir de su siguiente álbum, personalmente lo considero mi favorito de la cantante americana, el único encuadrado dentro del R&B de su trayectoria y el que me permitió conocer a una de mis cantantes favoritas. Temas imprescindibles: There You Go, Most Girls, You Make Me Sick, Split Personality y Love Is Such a Crazy Thing. Puntuación: 8/10.

MissundaztoodEn abril de 2001 Pink participó junto con Christina Aguilera, Lil’ Kim y Mya en la banda sonora de la película ‘Moulin Rouge’ con el tema Lady Marmalade, que se trataba de una versión de la famosa canción de Patty Labelle pero con un toque R&B/Hip-Hop moderno y producido por Missy Elliott y Rockwilder. Esta nueva versión resultó tremendamente popular aquel año, superó el éxito de la versión original y alcanzó el #1 en Estados Unidos, Australia, Reino Unido y más de 10 países en todo el mundo. Con una popularidad al alza, Pink publicó a finales del 2001 su segundo álbum de estudio, titulado Missundaztood (que podríamos traducirlo como incomprendida) y en el que dejaba a un lado su antiguo look con el pelo rosa y mostraba una nueva imagen más rebelde. Missundaztood destacó por su gran divergencia con respecto al estilo musical de ‘Can’t Take Me Home’ y profundizaba en un sonido pop/rock más maduro con ciertos elementos del dance-pop y R&B. Pink compuso la mayoría de los temas del álbum y para lograr su sonido deseado trabajó principalmente con Linda Perry (componente del grupo 4 Non Blondes) y Dallas Austin con producción adicional de Scott Storch y Damon Elliott. Missundaztood debutó en el #8 de la lista americana y gracias al buen desempeño de los singles lanzados alcanzó el #6, gozó de una gran longevidad en las listas de venta y acabó siendo certificado 5 veces platino por ventas superiores a los cinco millones de copias en Estados Unidos, convirtiéndose en el segundo álbum de una artista femenina más vendido del 2002. A nivel internacional también logró un buen desempeño comercial: fue top 5 en Reino Unido o Alemania y top 20 en Australia y Francia, superando los 12 millones de copias en todo el mundo.

El single presentación del álbum fue Get The Party Started, un pegadizo tema dance-pop que habla sobre salir de fiesta y pasarlo bien y está compuesto y producido por Linda Perry en su primer tema como compositora para otros artistas. ‘Get The Party Started’ resultó un gran éxito en las listas de venta, alcanzó el #1 en Australia, Irlanda o España y el top 5 en Reino Unido, Alemania, Francia o Estados Unidos, donde se convirtió en su tema más exitoso hasta la fecha. Como segundo single se lanzó Don’t Let Me Get Me, un marchoso tema pop/rock con uso prominente de guitarra eléctrica en el que Pink habla de su falta de autoestima cuando era adolescente y sus problemas para encajar en la escuela. Sin embargo más interesante y revelador resulta el contenido del segundo verso en el que confiesa que «L.A. (Reid, el presidente de su discográfica) me dijo que sería una pop-star y lo que tenía que hacer es cambiar todo lo que soy» o «estoy harta de ser comparada con la ‘maldita’ Britney Spears, ella es muy guapa pero yo no soy ella», confirmando que durante su primer álbum no se sintió cómoda ni pudo expresar sus verdaderas aspiraciones musicales. Don’t Let Me Get Me marcó la primera incursión de Pink en el sonido pop/rock que adoptaría Pink desde entonces y fue muy bien acogida entre el público ya que consiguió nuevamente el top 10 en los principales mercados musicales. El tercer single del álbum fue Just Like a Pill, un enérgico tema pop/rock producido por Dallas Austin en el que la cantante de Pennsylvania habla de una relación tóxica y el abuso de sustancias y compara a su pareja con una pastilla que en vez de curarle le hace más daño todavía. Just Like a Pill recibió grandes criticas de los expertos musicales por sus personales letras y la ejecución vocal de Pink como ‘rock star’ y continuó la racha de éxito de los singles anteriores: alcanzó el #1 en Reino Unido y el top 10 en Estados Unidos. Como último single se lanzó Family Portrait, un medio tiempo R&B producido por Scott Storch que destacaba por sus letras autobiográficas sobre su complicada infancia, las peleas que tenían sus padres delante de ella y su posterior divorcio. Este tema recibió grandes elogios por parte de los expertos musicales por sus personales letras y la potente voz de Pink y a nivel comercial resultó un éxito moderado y alcanzó el top 10 en Alemania, #11 en Reino Unido y Australia y top 20 en Estados Unidos. Personalmente, Family Portrait es mi tema favorito del álbum y la canción que más se asemeja al estilo de ‘Can’t Take Me Home’ por su sonido R&B.

Dentro de Missundaztood encontramos temas interesantes como ’18 Wheeler’, un potente tema pop/rock producido por Dallas Austin, ‘Eventually’, una balada de desamor con cierto aroma R&B que resulta el momento más vulnerable y emotivo del álbum o ‘My Vietnam’, una balada influenciada por el sonido folk que habla de las complicadas experiencias personales durante su adolescencia, comparándolas con la guerra de Vietnam. En resumen, Missundaztood supuso el impulso definitivo de Pink para triunfar en todo el mundo gracias a una acertada selección de singles y un conjunto de canciones muy sólido que mostraban el impresionante torrente vocal de la cantante americana y su talento como compositora. Temas imprescindibles: Don’t Let Me Get Me, Family Portrait, Just Like a Pill, Get The Party Started y 18 Wheeler. Puntuación: 7’5/10.

Crítica de ‘Wonder’ de Shawn Mendes

WonderUno de los últimos álbumes que ha visto la luz este año y se va beneficiar sin duda de las altas ventas que suelen tener los discos durante el periodo navideño es Wonder, el cuarto álbum de estudio del cantante canadiense Shawn Mendes. Wonder toma el relevo de ‘Shawn Mendes’, el cual fue publicado en mayo del 2018, alcanzó el #1 en las listas de venta de Estados Unidos, Australia o Canadá y contó el hit single ‘Señorita’ junto a su pareja Camila Cabello, que resultó uno de los mayores éxitos del año pasado en todo el mundo. Wonder está formado por 14 temas de estilo pop/rock y electro-pop, en su mayoría baladas y medios tiempos, compuestos por el propio Shawn bajo la producción de Kid Harpoon, Scott Harris o Frank Dukes entre otros. El single presentación ha sido Wonder, el tema que da título al álbum y se trata de una balada pop/rock con cierto toque electrónico en la que el joven cantante habla de la búsqueda de uno mismo y de la autenticidad. Wonder ha obtenido un desempeño muy irregular alrededor del mundo y mientras ha ocupado el #4 en su nativa Canadá y Estados Unidos apenas ha sido top 20 en Australia o Reino Unido y ha ocupado muy posiciones muy bajas en otros mercados importantes como Alemania. No se puede hablar de fracaso en el caso de Wonder ya que acumula más de 140 millones de reproducciones en Spotify pero se queda lejos del monstruoso hit ‘Señorita’ que supera el billón de escuchas. Tras la moderada acogida de ‘Wonder’, Shawn decidió sacar todos los tanques y a finales de noviembre lanzó el segundo single del álbum, Monster, que se trataba de la esperada colaboración junto a otro de los artistas canadienses más importantes, Justin Bieber. Monster es una balada minimalista de estilo pop alternativo con influencia R&B que cuenta entre sus compositores al prometedor cantante canadiense Daniel Caesar y se adapta a los estilos de ambos artistas. Pese a que musicalmente Monster resulta una balada un tanto aburrida y plana, más interesantes resultan sus letras en las que hablan de la presión que lleva consigo alcanzar la fama y cómo «la sociedad te pone en lo alto de un pedestal y disfrutan cuando te caes de él», una temática que se ajusta más a la realidad en el caso de Justin Bieber ya que relata sus comienzos en el mundo de la música con tal sólo 15 años y cómo perdió el control de su vida y su carrera. Como se preveía, Monster ha ocupado el #1 en Canadá y el top 10 en las listas de ventas de Reino Unido, Australia y Estados Unidos, aunque no ha resultado el hit contundente que podíamos esperar teniendo en cuenta que estamos ante dos de los cantantes más famosos y seguidos por el público joven actualmente.

Coincidiendo con la publicación de Wonder se ha lanzado el tercer single, Call My Friends, un tema mid-tempo pop/rock cuyas letras hacen referencia a lo poco que puede ver a sus amigos debido a sus compromisos profesionales y cómo desearía pasar más tiempo con ellos. Del resto del álbum merece la pena reseñar ‘Higher’, un tema up-tempo de estilo electro-rock en el que Shawn declara que lo ha conseguido todo en la vida y ha alcanzado su punto álgido pese a los reveses del pasado, ‘Dream’, una balada de amor en la que habla de estar separado de su novia y cómo sueña con ella cuando no están juntos, o el marchoso y pegadizo ‘Teach Me How To Love’ en el que nuevamente le declara su amor a Camila y detalla una noche de amor con ella. En resumen, Wonder refleja el gran momento profesional y personal que está viviendo Shawn Mendes y la mayoría de las canciones están inspiradas en su relación con Camila Cabello. Aunque encontramos varios temas interesantes como los comentados anteriormente, en general el álbum resulta algo aburrido y predecible y con muchas baladas de relleno. Puntuación: 6/10.

Crítica de ‘Plastic Hearts’ de Miley Cyrus

Plastic HeartsEl mes de noviembre suele albergar un gran número de lanzamientos de discos debido al tirón comercial del Black Friday y la cercana temporada navideña, lo que aumenta de manera considerable las ventas de álbumes. Miley Cyrus es una de las cantantes que ha posicionado la publicación de su nuevo trabajo en uno de los fines de semana de mayores ventas del año. Su séptimo álbum de estudio tiene por título Plastic Hearts y toma el relevo a ‘Younger Now’, publicado a finales de 2017 y en el que la cantante americana experimentó con el género Country debido a sus orígenes sureños y por influencia de su padre, el famoso cantante Billy Ray Cyrus. Pese a su intento de mostrar su lado más maduro y sereno tras el polémico ‘Bangerz’, Miley cosechó críticas muy tibias con su aproximación al Country y los expertos musicales se mostraron poco convencidos con la composición y producción del álbum. El nuevo álbum de estudio de Miley iba a tener por título ‘She Is Miley Cyrus’ y se trataba de un ambicioso proyecto precedido por 3 EP’s, del cual sólo llegó a lanzar ‘She Is Coming’ en mayo de 2019, ya que debido a la operación de las cuerdas vocales a la que se sometió Miley, su divorcio con Liam Hemsworth y la pandemia del coronavirus no llegó a materializarse este proyecto. El pasado mes de agosto llegó el single presentación de Plastic Hearts, Midnight Sky, que se trataba de un enérgico tema que combina synth-pop, pop/rock y sonido Disco, cuenta con una gran influencia de la música de los años 80 y está compuesto por Miley junto a Louis Bell y Andrew Watt, los cuales también se encargan de la producción. ‘Midnight Sky’ resulta un himno de empoderamiento cuyas letras sobre el ‘despertar personal’ están inspiradas en su reciente divorcio y su posterior relación con el cantante Cody Simpson y debido a toda la especulación de la prensa entorno a sus turbulentas relaciones, quería ser ella la que contara su versión. Midnight Sky fue aclamado por la crítica por su cambio de dirección musical y su mayor madurez artística sin embargo ha tenido un moderado impacto comercial alrededor del mundo, aunque ha alcanzado el top 5 en Reino Unido y el top 20 en Australia y Estados Unidos. Más tarde se lanzó un remix del tema titulado ‘Edge of Midnight’ junto a la cantante Stevie Nicks (de Fleetwood Mac) que en realidad se trataba de un mash-up de ‘Midnight Sky’ y el clásico tema de Stevie Nicks ‘Edge of Seventeen’.

Plastic Hearts está formado por 12 temas compuestos por la propia Miley Cyrus junto a Andrew Watt y Louis Bell, quienes se encargan de la mayor parte de la producción del disco, con la ayuda adicional de Mark Ronson y The Monsterz & The Strangers. El séptimo álbum de estudio de Miley resulta muy ecléctico musicalmente, algo que no nos extraña teniendo en cuenta que la cantante ha declarado que las influencias de este trabajo son Metallica y Britney Spears (una curiosa combinación) y dentro de él explora géneros tan variados como pop/rock, synth-pop y Disco aunque con especial influencia de la música rock de los años 80 y cantantes como Debbie Harry de Blondie. Coincidiendo con la publicación del álbum se ha lanzado el segundo single, Prisoner, que se trata de la esperada colaboración con Dua Lipa que tanto se había especulado en redes sociales desde hace meses. Prisoner es un tema muy bailable de sonido Disco-punk y pop/rock cuyo estribillo samplea la melodía de ‘Physical’ de Olivia Newton-John (canción que ya inspiró el single de Dua Lipa del mismo nombre) y que se adapta perfectamente a los diferentes estilos de las dos cantantes. En las letras de ‘Prisoner’ Miley habla de estar presa del amor de su ex-pareja y no poder sacárselo de la cabeza, referencias claras a la relación fallida con su ex-marido. Sin duda una de las canciones más pegadizas y memorables del álbum y que suma puntos gracias a la presencia de Dua Lipa.

Aparte de Dua Lipa, Plastic Hearts cuenta con otros dos importantes artistas invitados: Billy Idol en el marchoso tema ‘Night Crawling’ y Joan Jett en ‘Bad Karma’. Entre los temas más destacados del álbum están ‘WTF Do I Know’, un enérgico tema pop/rock up-tempo que cuenta entre sus créditos a Ryan Tedder y recuerda a las canciones guitarreras de principios del 2000 de Kelly Clarkson o Avril Lavigne, ‘Gimme What I Want’, un tema electro-pop y pop/rock más calmado en el que Miley recurre al amor propio tras no sentirse amada y respetada por su pareja, ‘Plastic Hearts’, donde muestra su pasión por el rock de los años 80 o ‘Hate Me’, uno de los momentos más pop del álbum y en el que hace frente a las críticas recibidas por parte de los medios de comunicación. Las baladas son el punto más flojo del álbum aunque merece la pena rescatar ‘Angels Like You’, en la que nuevamente hace referencia a su relación fallida y muestra el lado más emotivo de la cantante de Tennessee. En la edición deluxe del álbum se incluye el remix ‘Edge of Midnight’ con Stevie Nicks y las versiones en directo de ‘Zombie’ de The Cranberries y ‘Heart of Glass’ de Blondie que Miley interpretó durante estos últimos meses en varios conciertos virtuales.

En la última década hemos presenciado a Miley Cyrus moverse en estilos musicales tan diferentes como el electro-pop y dance-pop de ‘Can’t Be Tamed’, el pop/R&B con influencia Hip-Hop de ‘Bangerz’, el Country-pop de ‘Younger Now’ y el pop/rock de ‘Plastic Hearts’ mostrando su gran versatilidad como artista aunque evidenciando que todavía no ha encontrado su estilo definitivo, sin embargo tras escuchar este álbum considero que el sonido rockero es el que más encaja con su rebelde personalidad y su voz grave y rasgada. En resumen, Plastic Hearts sorprende por su nueva dirección musical y cuenta con varias canciones interesantes pero también incluye mucho relleno hacia el final del álbum, especialmente las baladas. Temas imprescindibles: Prisoner, Midnight Sky, WTF Do I Know y Plastic Hearts. Puntuación: 7/10.