Crítica de «Still Over It» de Summer Walker

Still Over ItDentro de un panorama R&B sin las grandes estrellas que lo ocuparon años atrás, han surgido durante los últimos tiempos nuevas promesas que han revitalizado el género y le han dado una segunda juventud, como por ejemplo la protagonista de este post, Summer Walker, quien debutó en el año 2018 con la mixtape ‘Last Day of Summer’ pero fue un año después cuando publicó su primer álbum de estudio, titulado Over It, el cual recibió excelentes críticas de los expertos musicales por sus habilidades como vocalista y compositora y fue #2 en Estados Unidos, donde fue certificado platino. Over It contó con los singles ‘Playing Games’ y ‘Come Thru’ junto a Usher, los cuales recibieron gran rotación en las radios americanas y consiguieron muy buenos datos de streaming (ambos fueron certificados platino), convirtiendo a Summer en una de las cantantes de R&B más importantes y exitosas del momento. A principios de noviembre vio la luz su segundo álbum de estudio, Still Over It, el cual está formado por 20 temas encuadrados dentro del R&B con influencias Soul, Trap y del R&B alternativo, compuestos por la propia Summer bajo la producción de su ex-pareja (y protagonista de la mayoría de las letras) London on da Track con producción adicional de importantes nombres de la industria musical como The Neptunes, Sean Garrett, Hitmaka, Nineteen85 o DJ Camper entre otros. A lo largo de los 20 temas que componen el álbum la cantante de Atlanta nos relata cronológicamente su relación con London Tyler Holmes (London on da Track) con todo lujo de detalles, desde sus inicios como pareja, pasando por sus numerosas rupturas y reconciliaciones, las infidelidades y ausencia de él durante su embarazo y el final de su relación. Entre los artistas invitados se encuentran grandes figuras del Hip-Hop y el R&B como Omarion, JT de City Girls, Ari Lennox, Pharrell Williams, Lil Durk o SZA además de contar con las narraciones de Cardi B y Ciara al principio y final del álbum respectivamente. Still Over It ha debutado en el #1 de la lista americana de álbumes con más de 160 copias vendidas en su primera semana, convirtiendo a Summer Walker en la primera cantante femenina de R&B desde Beyoncé en 2016 en lograr un álbum #1 en Estados Unidos, además de lograr las mayores cifras de streaming de este año con un álbum de R&B (superando los 200 millones de reproducciones). En el resto del mundo, Still Over It también ha logrado buenos resultados comerciales y ha ocupado el top 5 en las listas de venta de Canadá y Reino Unido o el top 20 en Australia.

Las canciones que forman el álbum siguen una cronología que va desde principios del 2019 hasta mediados de este año, cuando finalizó la grabación de ‘Still Over It’. En el tema inicial, ‘Bitter’, que se trata de un medio tiempo R&B alternativo, Summer aborda las disputas que tuvo con las madres de los otros hijos de London on da Track y al final de la canción aparece la narración de Cardi B en la que expresa su apoyo a la cantante y le anima a «sobrellevar su embarazo de una manera hermosa junto a su música». A continuación llega el single presentación del álbum, Ex For a Reason, un tema R&B up-tempo producido por Sean Garrett que cuenta con la colaboración de la rapera JT del dúo City Girls y toma influencias del clásico sonido R&B del principios de la década del 2000. ‘Ex For a Reason’ habla de salir con una persona que ha pasado página de su anterior relación, resulta una de las canciones más pegadizas y marchosas del álbum y ha recibido gran apoyo por parte del público americano, convirtiéndose en su segundo single más exitoso hasta la fecha. En ‘No Love’, un bonito medio tiempo en el que colabora SZA (otra de las artistas más prometedoras dentro del género R&B), ambas cantantes hablan de tener encuentros sexuales pero sin ningún apego emocional hacia esa persona. En la balada Neo-Soul ‘Circus’ la cantante relata los esfuerzos que tuvo que hacer para mantener la pareja unida, mientras que en ‘Switch a Nigga Out’ admite sus propios fallos y defectos dentro de la relación. Uno de mis temas favoritos es ‘Constant Bullshit’, un tema mid-tempo R&B muy influenciado por la Brandy de principios del 2000, tanto a nivel vocal como por la producción del tema. En ‘Unloyal’, un original tema Neo-Soul que cuenta con la colaboración de Ari Lennox y destaca por el llamativo solo de saxofón, habla de las constantes infidelidades de su pareja que hacen terminar la relación. Uno de los momentos más animados del álbum lo encontramos con ‘Dat Right Here’, un tema up-tempo producido por The Neptunes, con la habitual participación de Pharrell Williams y el sonido de sintetizadores típico del dúo, en el que Summer habla de sus destrezas sexuales. En la balada de R&B alternativo ‘4th Baby Mama’ la cantante relata las repetidas infidelidades de London y su falta de apoyo durante su embarazo. El álbum termina con la narración de Ciara en la que agradece a Jesucristo por darle fuerzas para seguir adelante y creyendo en el amor pese a todo el dolor sufrido. En resumen, Still Over It es un álbum sólido y muy cohesivo, además de resultar extremadamente sincero y honesto, ya que Summer Walker relata de manera amarga algunos de los episodios más dolorosos de su relación con London on da Track. La cálida voz de Summer y sus habilidades como compositora son los puntos fuertes de este personal álbum, sin lugar a dudas uno de los mejores dentro de género R&B publicados durante este año. Temas imprescindibles: Ex For a Reason, No Love, Constant Bullshit, Circus y Unloyal. Puntuación: 7’5/10.

Crítica de «Wild Dreams» de Westlife

Wild DreamsEl grupo irlandés Westlife protagonizó uno de los regresos más importantes del año 2019 con su undécimo álbum de estudio, Spectrum, tras varios años en los que la famosa ‘boy band’ se había tomado un respiro profesional. Spectrum superaba ampliamente la calidad de sus dos últimos (y poco inspirados) álbumes gracias a su sólido conjunto de temas pop y además logró captar la atención de sus leales seguidores, ya que alcanzó el #1 en su nativa Irlanda y el #2 en Reino Unido con unas ventas más que respetables, teniendo en cuenta sus 20 años de trayectoria profesional. Exactamente dos años después del lanzamiento de Spectrum ha visto la luz su duodécimo álbum de estudio, Wild Dreams, el cual fue grabado el año pasado durante el confinamiento y está compuesto por 11 temas encuadrados dentro del característico sonido pop del grupo con gran influencia electro-pop y dance-pop. Al igual que Spectrum, Wild Dreams está formado por un compendio de marchosos temas up-tempo y tradicionales baladas por las que son conocidos Westlife y entre los productores y compositores implicados en este proyecto se encuentran Steve Mac, Ed Sheeran, Wayne Hector, Rami o Ilya. Las letras del álbum están inspiradas en los duros momentos que vivimos el año pasado debido al aislamiento y la soledad, por ello se aprecia un estado de desánimo en algunas de las composiciones, sin embargo según los componentes de Westlife las letras del álbum tienen un mensaje inspirador, esperanzador y con una mirada en el futuro. Cabe destacar que Shane y Mark (los vocalistas principales de Westlife) han contribuido en la composición de 7 temas del álbum, además de otro firmado por Nicky. El single presentación del álbum, Starlight, llegó el pasado mes de octubre y se trataba de un enérgico tema electro-pop y dance-pop muy similar a las canciones más up-tempo de su último trabajo. Este tema contiene las magníficas harmonías conjuntas de Shane, Mark, Kian y Nicky, posee la naturaleza de himno habitual en la mayoría de las canciones de Westlife y resulta un ‘lead single’ de lo más eficaz. A principio de noviembre llegó el segundo single, My Hero, que se trataba de la balada de rigor de Westlife, en este caso compuesta por sus habituales colaboradores Ed Sheeran, Steve Mac y Wayne Hector, expertos en crear hits para el mercado británico. Aunque ‘My Hero’ es un tema bien ejecutado y cargado de sentimiento, su falta de originalidad y unas letras cargadas de clichés como «que el amor nos salva de los momentos más bajos y por eso eres mi héroe», lo convierten en uno de los singles menos memorables dentro de la trayectoria de Westlife. 

Dentro de la parte up-tempo del álbum destacan ‘Alone Together’, un enérgico tema synth-pop y dance-pop cuyas letras hablan de la soledad de dos amantes que deberían estar juntos, ‘Alive’, un tema dance-pop muy del estilo ‘David Guetta’ que supone el momento más up-tempo del álbum o ‘Wild Dreams’, que se trata de un bailable tema electro-pop, dance-pop y pop/rock de inspiración ochentera producido por Rami (mano derecha del rey midas del pop Max Martin) que sería un gran candidato a próximo single del disco. Entre las clásicas baladas que no pueden faltar en un álbum de Westlife están la romántica ‘Lifeline’, que contiene el sonido inconfundible del grupo y cuenta con una ejecución vocal impecable de Mark, la balada mid-tempo de sonido electro-pop ‘End of Time’ o ‘Always With Me’, que cuenta con un gran número de instrumentos en vivo como piano, guitarra o violín y nos recuerda a las baladas de los primeros álbumes de Westlife. En resumen, sin resultar un álbum de regreso tan redondo como lo fue Spectrum, Wild Dreams es un trabajo más que digno que sigue la estela musical de éste último y continúa presentándonos a unos Westlife más adaptados a los nuevos tiempos pero sin olvidar sus clásicas baladas que nos transportan a la época dorada del pop de los años 2000. Como detalle hacia sus fans, la edición deluxe de Wild Dreams incluye versiones en directo de 4 de sus singles más populares (entre ellos Flying Without Wings, Uptown Girl o World of Our Own) que grabaron en el famoso Ulster Hall de Belfast. Temas imprescindibles: Starlight, Lifeline, Wild Dreams, Alone Together y My Hero. Puntuación: 7/10. 

Crítica de ‘Between Us’ de Little Mix

Between UsLittle Mix se han convertido en uno de los grupos femeninos más importantes de los últimos tiempos y uno de los pocos que ha mantenido una trayectoria estable, sólida y coherente a lo largo de los años, a diferencia de otras ‘girl bands’, cuyas carreras han sido más cortas, inestables y plagadas polémicas y cambios de componentes. Desde sus inicios en el mundo de la música en 2011, Little Mix han publicado 6 exitosos álbumes de estudio (todos ellos top 5 en Reino Unido e incluso dos top 10 en Estados Unidos) y 5 de sus singles han alcanzado #1 en la lista británica, haciendo de Little Mix el grupo femenino más exitoso de todos los tiempos en Reino Unido por detrás de Spice Girls. Su último álbum de estudio, Confetti, fue publicado el año pasado y durante su promoción Jesy Nelson, una de las componentes más carismáticas de Little Mix, abandonó la formación alegando razones médicas y estrés causado por la fama, aunque más tarde pudimos saber gracias a una entrevista que Jesy había perdido la ilusión por estar en Little Mix y sus aspiraciones musicales eran muy diferentes a las del grupo. Pese al repentino abandono de Jesy, Little Mix continuaron con la promoción del álbum como trío y Confetti obtuvo un gran desempeño comercial: alcanzó el #2 en la lista británica y contó con varios singles muy exitosos, entre ellos ‘Break Up Song’, ‘Holiday’ o ‘Sweet Melody’. Tras la era Confetti, Little Mix colaboraron con varios artistas y dos de sus componentes, Leigh-Anne y Perrie, anunciaron sus respectivos embarazos. La casualidad quiso que con menos de una semana de diferencia ambas dieron a luz a sus hijos (algo muy similar les ocurrió a Spice Girls, cuando Mel B y Victoria se quedaron embarazadas prácticamente a la vez). Pese a los embarazos de Leigh-Anne y Perrie, Little Mix no dejaron de trabajar y estuvieron muy ocupadas grabando nuevas canciones y videoclips para su próximo proyecto musical. El pasado 12 de noviembre se puso a la venta Between Us, el primer álbum de grandes éxitos de Little Mix y que cuenta con todos los singles lanzados durante sus 10 años de carrera musical además de sus recientes colaboraciones y 5 temas inéditos. Between Us ha sido lanzado en una gran variedad de formatos físicos, que incluyen CD, vinilo y cassette con diferentes portadas y ediciones, además de su versión digital, lo que les ayudará a conseguir el ansiado #1 en la lista de ventas de Reino Unido. Durante su trayectoria musical, Little Mix han lanzado más de 20 singles encuadrados dentro del pop, R&B y dance-pop, compuestos en su mayoría por las propias Jade, Leigh-Anne, Jesy y Perrie y bajo la producción de importantes nombres de la industria musical británica como MNEK, Steve Mac, Kamille, TMS o Tre Jean-Marie.

El single presentación del álbum, Love (Sweet Love) llegó el pasado mes de septiembre y se trataba de un animado tema pop up-tempo de corte retro compuesto por Jade y Leigh-Anne y producido por su habitual colaborador MNEK que cuenta con el clásico sonido del grupo. Pese a resultar un tema muy pegadizo y contar con unas poderosas letras sobre el amor propio, la independencia y el empoderamiento femenino, ‘Love (Sweet Love)’ no ha despertado excesiva atención del público y apenas ha ocupado el top 40, una de las posiciones más bajas de un single de Little Mix. Coincidiendo con la publicación de ‘Between Us’, el trío han presentado un nuevo single, No, que se trata de un tema dance-pop y electro-pop que muestra el lado más up-tempo y bailable del grupo. Como dato curioso ‘No’ fue la primera canción que grabaron Jade, Perrie y Leigh-Anne como trío tras la salida de Jesy de Little Mix. Los otros temas inéditos del álbum son ‘Cut You Off’, que combina dance-pop con sonidos tribales, ‘Trash’, un tema mid-tempo R&B que recuerda al estilo del álbum Salute y es mi tema inédito favorito y la balada mid-tempo ‘Between Us’ que da título a este álbum recopilatorio. El álbum también incluye las dos colaboraciones que Little Mix han realizado durante este año: Heartbreak Anthem, del dúo de DJ’s suecos Galantis junto a David Guetta que se trata de un enérgico tema dance-pop que habla de pasar página tras una dolorosa ruptura y alcanzó el #3 en la lista británica, y Kiss My (Uh-Oh), un divertido tema dance-pop y electro-pop con influencia del sonido caribeño perteneciente al último álbum de la cantante inglesa Anne-Marie y que destaca por samplear la famosa canción ‘Never Leave You’ de Lumidee. Gracias a la acertada participación de Little Mix en el tema, ‘Kiss My (Uh-Oh)’ tuvo buena acogida comercial y alcanzó el top 10 en Reino Unido.

Little Mix Between UsTras su salida del concurso ‘The X Factor UK’ que les permitió cumplir su sueño de ser cantantes y formar un grupo, Little Mix publicaron en 2012 su primer álbum de estudio, DNA, el cual estaba formado por marchosos temas de estilo pop, R&B y dance-pop. DNA fue #3 en la lista británica de álbumes y contó con los singles ‘Wings’ (el cual alcanzó el #1), el medio tiempo electro-pop ‘DNA’ y ‘Change Your Life’. Un año más tarde llegó su segundo álbum, Salute, que profundizaba en el sonido R&B y resultaba más maduro que el debut de Little Mix. Salute fue #6 en Reino Unido, resultó ligeramente menos exitoso e incluía los singles ‘Move’, uno de los más up-tempo del álbum y el oscuro ‘Salute’. En 2015, el cuarteto regresó con su tercer álbum de estudio Get Weird, que incorporaba un sonido más arriesgado y electrónico y se convirtió en su álbum más exitoso hasta la fecha, ya que alcanzó el #2 en lista británica y vendió casi un millón de copias en Reino Unido. Get Weird incluye ‘Black Magic’, uno de los temas más representativos de la carrera de Little Mix y que ocupó el #1 en la lista británica durante 3 semanas, el original tema doo-wop ‘Love Me Like You’ o la melancólica balada ‘Secret Love Song’. Un año más tarde, en el mes de noviembre como todos sus lanzamientos, llegó Glory Days, que pasaría a ser el álbum más exitoso de la carrera musical de Little Mix y demostró que la popularidad del grupo iba en ascenso con el paso de los años. Glory Days alcanzó la posición de honor en la lista británica (su primer álbum #1), vendió más de un millón de copias en Reino Unido y contó con el exitoso himno ‘Shout Out To My Ex’, que ocupó el #1 en la lista de singles durante tres semanas, además de ‘Touch’ y ‘No More Sad Songs’, influenciados por el sonido Tropical House que dominaba por aquellos años. En 2018, el cuarteto regresó con LM5, su quinto álbum de estudio, que destacaba por su sonido más americano y urbano y en el que exploraban temas como el empoderamiento femenino, el amor propio, la auto-aceptación o el sexismo, basado en sus propias experiencias personales. LM5 recibió críticas mixtas, resultó menos exitoso que su predecesor y contó sólo con dos singles, de los que destacó el hit ‘Woman Like Me’ junto a Nicki Minaj, que alcanzó el #2 en la lista británica. En 2020 vio la luz Confetti, el sexto álbum de Little Mix y último grabado como cuarteto, ya que Jesy abandonaría la formación el mismo mes de su lanzamiento. Pese a la baja de Jesy, las otras componentes siguieron como trío con la promoción de Confetti, que estaba cosechado buenas ventas gracias al éxito de singles como ‘Break Up Song’, ‘Holiday’ o ‘Sweet Melody’, con el que consiguieron su quinto #1 en la lista de singles británica. 

Little Mix cuentan con más de 25 millones de oyentes mensuales en Spotify, tienen 14 millones de seguidores en Instagram y han vendido más de 60 millones de copias de sus álbumes y singles en todo el mundo, lo que denota su innegable éxito e importancia dentro del panorama pop de los últimos años. En resumen, ‘Between Us’ resulta un álbum muy completo e interesante que cuenta con todos los singles del grupo y celebra la década de éxitos de Little Mix. Temas imprescindibles: Wings, DNA, Salute, Black Magic, Secret Love Song, Shout Out To My Ex, Touch, Woman Like Me, Break Up Song y Sweet Melody. 

Crítica de ‘Voyage’ de ABBA

ABBA VoyageUno de los regresos musicales más inesperados y sorprendentes del año 2021 lo ha protagonizado el mítico grupo ABBA, que han publicado su nuevo álbum de estudio tras 40 años de silencio. Desde su separación a principios de los años 80 el famoso cuarteto sueco ha permanecido alejado del mundo de la música y sólo se han reunido en contadas ocasiones. Tenemos que remontarnos al año 1981 para dar con su último trabajo, The Visitors, que contó con el hit ‘One of Us’ y fue su último #1 en Suecia, Reino Unido y Alemania. Durante el año 2018 los cuatro componentes del grupo, Benny, Björn, Agnetha y Anni-Frid, se reunieron para negociar una posible residencia digital de conciertos con avatares holográficos de cada uno los miembros de la banda y empezaron a grabar nuevas canciones de manera secreta. Cuatro décadas después de la publicación de ‘The Visitors’ ha visto la luz Voyage, el esperado noveno álbum de estudio de ABBA, el cual está formado por un compendio de canciones up-tempo y baladas compuestas y producidas por los componentes masculinos de la banda y encuadradas dentro de un pop clásico y tradicional que no se distancia en absoluto del inconfundible sonido con el que todos asociamos al grupo. A principios del mes de septiembre, ABBA nos ofrecieron dos nuevos temas para presentarnos su inminente nuevo álbum, recuperando su habitual patrón de lanzar un single con doble cara-A, una característica muy usual en la música europea hasta los años 90. Una de las dos canciones era I Still Have Faith in You, que se trata de una emotiva balada a piano interpretada principalmente por Anni-Frid que habla del fuerte vínculo en común que poseen los componentes de la banda a pesar de los divorcios y malas épocas que han pasado juntos. Esta épica balada resulta un auténtico himno a la amistad y supone un gran regreso para ABBA, ya que ha recibido grandes críticas de los expertos musicales y obtenido buenas posiciones en toda Europa, alcanzando el #2 en su nativa Suecia, el #3 en Alemania o el #1 en el componente de ventas físicas de la lista de Reino Unido. El otro single presentación fue Don’t Shut Me Down, un magnífico tema pop con influencia Disco cantado por Agnetha que supone el contrapunto más marchoso y bailable a la anterior balada. Aunque ambos temas han resultado todo un acierto en su lanzamiento como singles, sin duda ‘Don’t Shut Me Down’ roba todo el protagonismo en este regreso de ABBA ya que retiene el inconfundible sonido del grupo (personalmente me recuerda el estilo de ‘Dancing Queen’) gracias la maravillosa voz de Agnetha y destaca por sus pegadizas letras, su rica instrumentación en vivo y su estilo Disco, más de actualidad que nunca durante estos últimos años. ‘Don’t Shut Me Down’ ha superado las posiciones de ‘I Still Have Faith In You’ en las listas de venta y ha supuesto el primer #1 de ABBA en Suecia desde el single ‘Summer Night City’ del año 1978. En el resto de Europa también ha resultado todo un éxito y ha ocupado el top 10 en Reino Unido, Alemania, Suiza o Finlandia, todo un logro para un grupo con componentes de más de 70 años, teniendo en cuenta el handicap que supone el fenómeno del ‘ageism’ en la música actual para los artistas veteranos.

A finales de octubre, a escasas semanas del lanzamiento de Voyage llegó el segundo single, Just a Notion, que en esta ocasión no se trataba de un tema inédito, sino rescatado de las sesiones de grabación del magnífico álbum ‘Voulez-Vous’ de 1978 pero con nueva instrumentación. Este marchoso tema up-tempo con melodía de piano mezcla pop/rock, dance-pop y Disco, cuenta con las ‘lead vocals’ de Agnetha y Frida y habla sobre las alegrías que produce el coqueteo con una persona que acabas de conocer. Entre los temas más destacados de Voyage se encuentran ‘When You Danced With Me’, un alegre tema mid-tempo con influencia pop/rock y synth-pop que sería un gran candidato a próximo single, la balada ‘Little Things’ que incluye un coro infantil y posee una instrumentación muy navideña, el marchoso tema Disco, synth-pop y dance-pop ‘Keep an Eye on Dan’, que resulta muy actual pero a la vez recuerda a las mejores canciones de la banda o la poderosa y épica balada ‘I Can Be That Woman’. Como gran seguidor de ABBA que me considero ha supuesto un auténtico placer escuchar el nuevo álbum de la banda, el cual no resulta en absoluto un «refrito» de temas antiguos o un mero acompañamiento de su residencia digital de conciertos que tendrá lugar en Londres el año que viene, sino que se trata de un álbum pop muy centrado y cohesivo formado por canciones más que dignas que están a la altura de su antiguo repertorio. Sin duda, Voyage es un gran álbum que devuelve a los fans de ABBA toda la nostalgia del pasado y supone un soplo de aire fresco en la escena musical actual, ya que supera infinitamente la calidad de los temas que se escuchan hoy en día en la radio. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: ‘Discipline’ de Janet Jackson

DisciplineEn el año 2008 la cantante Janet Jackson regresó al panorama musical con Discipline, su décimo álbum de estudio y el primero dentro de la discográfica Island, después de que las bajas ventas de sus dos últimos discos propiciaran su salida de Virgin. Discipline está encuadrado dentro del pop/R&B con gran influencia dance-pop y electro-pop y destaca por el hecho de que sus habituales colaboradores Terry Lewis y Jimmy Jam no participan en la producción de este álbum, un papel que lo ha ocupado Darkchild, quien se encarga de la mayoría de canciones, con producción adicional de Jermaine Dupri, StarGate, D’Mile, Tricky Stewart y The Dream. Discipline debutó en el #1 de la lista americana, convirtiéndose en el sexto álbum de Janet que alcanzaba la posición de honor en Estados Unidos y el primero desde ‘All For You’ en el año 2000. Tras dos álbumes que recibieron críticas negativas y una popularidad a la baja desde su polémico incidente en el show de la Super Bowl de 2004, Discipline recibió buenas opiniones por parte de los expertos musicales, quienes observaron un avance cualitativo con respecto a sus dos últimos trabajos y alabaron su naturaleza bailable y sensual. Su anterior álbum, ’20 Y.O.’, contenía demasiado relleno y apenas encontrábamos temas originales y llamativos, en cambio Discipline está formado por un compendio de marchosos temas dance-pop y baladas R&B y resulta más pegadizo y entretenido. El single presentación del álbum fue Feedback, un marchoso tema dance-pop, electro-pop y R&B producido por Darkchild y D’Mile que cuenta con unas letras muy sexuales que comparan el cuerpo de Janet con diferentes instrumentos musicales, recibió buenas críticas de los expertos musicales por su naturaleza bailable y supuso uno de sus mejores ‘lead singles’ en años. Feedback alcanzó el top 20 en la lista americana, su mejor posición desde ‘Someone To Call My Lover’, sin embargo en el resto del mundo tuvo un desempeño moderado. Como segundo single se lanzó Rock With U, un tema electro-pop y dance-pop de sonido retro compuesto por Ne-Yo junto a Jermaine Dupri que está dedicado a la comunidad gay que ha supuesto un gran apoyo para Janet a lo largo de su carrera. El tercer single lanzado fue Luv, un pegadizo tema electro-R&B producido por Darkchild que pese a ser uno de los temas más destacados del álbum, apenas tuvo promoción y resultó un fracaso comercial. Como cuarto y último single se lanzó Can’t B Good, una balada mid-tempo R&B que habla de su relación con Jermaine Dupri, su pareja por entonces y nos permite descubrir el lado más sensible y vulnerable de la cantante americana. Discipline es un álbum muy largo, formado por 22 temas (aunque 9 de ellos son los habituales interludios que suele añadir Janet en todos sus discos) y entre mis favoritos se encuentran ‘2nite’, un bailable y pegadizo tema dance-pop y electro-pop en el que Janet demanda a su pareja que le satisfaga sexualmente y supone la aportación de StarGate al álbum, la balada ‘Greatest X’, producida por Tricky Stewart y The Dream en la que la artista habla de la mejor ex-pareja que ha tenido en su vida, ‘The 1’, un tema R&B/Hip-Hop que cuenta con la participación de Missy Elliott o la bonita balada ‘Never Letchu Go’. En resumen, aunque no llega al gran nivel de ‘All For You’ y ‘Damita Jo’, que son dos de los mejores trabajos de Janet Jackson en mi opinión, Discipline es un álbum más que digno que continua con su estilo bailable y sus letras sexuales, pero como novedad incorpora un mayor componente electrónico que sus predecesores. Por extrañas razones, Discipline es el único álbum de Janet que no se encuentra en las plataformas musicales. Temas imprescindibles: Feedback, 2nite, Rock With U, Luv, Can’t B Good, Never Letchu Go y Greatest X. Puntuación: 7’5/10.

Big Energy, el gran regreso de Latto

LattoLa rapera Alyssa Michelle Stephens, conocida en el mundo de la música como Mulatto, fue noticia el pasado mes de mayo por su cambio de nombre artístico a Latto, ya que tal y como declaró en sus redes sociales, al principio de su carrera musical decidió adoptar el nombre artístico de Mulatto debido a su origen biracial (su padre es afroamericano y su madre blanca) pero ese término contiene un componente racista y ha resultado ofensivo y despectivo en determinadas partes de la sociedad americana por su relación con los tiempos del esclavismo en Estados Unidos. La joven rapera hizo efectivo su cambio de nombre artístico tanto en sus redes sociales como en las plataformas musicales, en las que podemos encontrar su discografía bajo el nombre de Latto. El mismo mes lanzó The Biggest, el primer single que contiene su nuevo nombre artístico, aunque lo cierto es que tanto Latto como Big Latto ya eran algunos de los apodos que poseía la joven rapera y mencionaba en muchas de sus canciones. Tras unos meses preparando el que será su segundo álbum de estudio, la rapera de Atlanta ha regresado con un nuevo single llamado Big Energy, que se trata de un marchoso tema Hip Hop que samplea la melodía del clásico de los 80 ‘Genius of Love’ (popularizada por Mariah Carey en su éxito ‘Fantasy’) y en el que Latto celebra su buena suerte en la vida. Sin duda ‘Big Energy’ resulta un gran acierto por parte de Latto debido a su naturaleza bailable, su ritmo up-tempo y la elección del famoso sample y se trata de una apuesta más accesible al público en general por su mayor componente pop y la incorporación de una parte cantada además del rap (táctica usada anteriormente por otras raperas como Doja Cat, Megan Thee Stallion o Cardi B). El primer álbum de estudio de Mulatto, titulado Queen of da Souf, vio la luz en agosto del año pasado, ocupó el top 50 en la lista americana y contó con los singles ‘Bitch from da Souf’ junto a Saweetie y Trina y ‘Muwop’ con Gucci Mane, que tuvieron buena acogida entre el público americano y fueron certificados platino y oro respectivamente (convirtiendo a Latto en una de las raperas más jóvenes en obtener dichas certificaciones). Desde el blog MiSTeR MuSiC seguiremos muy atentos a la prometedora rapera Latto, quien puede dar un paso más allá en su carrera con ‘Big Energy’ y su inminente segundo álbum.

Crítica de ‘What The Future Holds Pt. 2’ de Steps

What The Future Holds Pt. 2El grupo británico Steps protagonizó uno de los regresos más importantes del 2020 con el lanzamiento de su sexto álbum de estudio, What The Future Holds, el cual puso fin a su sequía musical de tres años, ya que su anterior trabajo discográfico, ‘Tears on the Dancefloor’ databa del año 2017. ‘What The Future Holds’ estaba formado por un conjunto sólido de temas de estilo dance-pop y electro-pop, la mayoría de ellos up-tempo, que encajaban perfectamente en el festival de Eurovisión debido a sus pegadizos estribillos, su ritmo bailable, las harmonías conjuntas y el carácter épico de sus letras. ‘What The Future Holds’ fue muy bien recibido por su leal base de fans, los cuales consiguieron que el álbum alcanzara el #2 en la lista de ventas británica, y contó con los magníficos singles ‘What The Future Holds’, ‘Something In Your Eyes’ y ‘To The Beat of My Heart’, que pese a su gran potencial no consiguieron buenos resultados comerciales. El pasado mes de febrero Steps lanzaron Heartbreak In This City como último single de ‘What The Future Holds’ pero en una nueva versión junto a la cantante y celebrity irlandesa Michelle Visage. Este tema up-tempo de estilo Dance/Disco resultaba una de las canciones más destacadas de ‘What The Future Holds’ y ahora forma parte del nuevo álbum en su versión remix. Hace unos meses el quinteto inglés declaró que el álbum tendría una re-edición con nuevos temas pero finalmente los planes cambiaron y a su vez decidieron publicar un nuevo álbum de estudio pero que supone una continuación del anterior. A principios del mes de septiembre ha visto la luz el séptimo álbum de estudio de Steps, What The Future Holds Pt. 2, compuesto por 11 temas que siguen incorporando el estilo dance-pop, electro-pop y Disco del álbum anterior. El pasado mes de julio, como single presentación se lanzó Take Me For a Ride, un tema mid-tempo de estilo synth-pop que bajaba el ritmo de manera considerable con respecto a los recientes singles lanzados por Steps. En agosto llegó el segundo single del álbum, The Slightest Touch, que se trataba de una versión del famoso tema del grupo británico Five Star pero en clave dance-pop, electro-pop y Disco, muy en la línea de los singles del álbum ‘What The Future Holds’. Muchos de los temas del nuevo álbum siguen la estela musical del anterior y podrían ser apuestas eurovisivas como por ejemplo la dramática ‘Living In a Lie’ que contiene el clásico sonido Steps, la versión de ‘A Million Years’ de la cantante sueca Mariette o el pegadizo tema dance-pop ‘Victorious’, que fue candidato a representar a Suecia en Eurovisión en 2019 en manos de Lina Hedlund. También destacan el marchoso ‘A Hundred Years of Winter’, compuesto por el afamado productor y compositor Walter Afanasieff (la mano derecha de Mariah Carey durante sus primeros años y responsable de muchos de sus hits) o el tema mid-tempo ‘High’, que supone el momento más relajado del álbum. ‘What The Future Holds Pt. 2’ ha debutado en el #2 de la lista británica de álbumes (al igual que la primera parte), lo que demuestra la leal base de fans que tiene el grupo tras más de 20 años de carrera profesional. En resumen, aunque no aporta nada nuevo con respecto a su predecesor ni resulta tan redondo en su conjunto, ‘What The Future Holds Pt. 2’ es una buena adición al catálogo musical de Steps y en él nos vuelven a presentar un conjunto bailable, marchoso y divertido de canciones, que es la seña de identidad del grupo desde sus orígenes. Puntuación: 7/10.

Throwback Review: ‘Bedtime Stories’ de Madonna

Bedtime StoriesEn el año 1992, Madonna publicó su quinto álbum de estudio, Erotica, que contaba con letras muy explícitas sobre sexo y salió a la venta de manera simultánea su libro ‘Sex’, los cuales recibieron críticas feroces desde los sectores más conservadores de la sociedad americana. ‘Erotica’ contó con dos hit singles, ‘Deeper and Deeper’ y el tema que daba título al álbum, ocupó el top 5 en los mercados musicales más importantes como Reino Unido, Alemania, Estados Unidos o España e incluso fue #1 en Francia y Australia, sin embargo vendió sólo 6 millones de copias a nivel mundial, unas cifras muy inferiores a las de sus anteriores álbumes y se convirtió en el trabajo de Madonna menos exitoso hasta la fecha. En un intento por suavizar su imagen tras la controvertida era ‘Erotica’, la discográfica de Madonna le propuso trabajar en un álbum más conservador, relajado y reflexivo que seguía la estela musical del single ‘I’ll Remember’, perteneciente a la banda sonora de la película ‘With Honors’. En octubre de 1994 vio la luz el sexto álbum de estudio de Madonna, titulado Bedtime Stories, el cual está formado por 11 temas encuadrados dentro del pop/R&B con influencia del sonido New Jack Swing compuestos por la propia Madonna bajo la producción de Dallas Austin, Babyface, Dave Hall y Nellee Hooper, con el objetivo de competir con las estrellas del momento, Whitney Houston y Mariah Carey, que poseían una imagen más blanca, limpia y exenta de polémica. Bedtime Stories supuso el primer álbum de la cantante de Michigan en explorar plenamente el género R&B (aunque ya encontrábamos ciertas influencias R&B en Erotica) y estaba formado principalmente por medios tiempos y baladas en las que Madonna trata temas como el amor y el romance pero en un tono más reflexivo y romántico. Bedtime Stories debutó en el #3 de la lista americana de álbumes (una posición por debajo de Erotica) pero superó las cifras de éste último y fue certificado triple platino por ventas cercanas a los tres millones de copias en Estados Unidos. En el resto del mundo ‘Bedtime Stories’ también tuvo un impacto comercial positivo: fue #1 en Australia, ocupó el top 5 en las principales listas de venta, como Reino Unido, Francia, Alemania o España y acabó vendiendo 8 millones a nivel global, unas cifras superiores a las de Erotica.

El single presentación del álbum fue Secret, un bonito medio tiempo pop/R&B con melodía de guitarra acústica producido por Dallas Austin en el que Madonna habla de guardar un secreto de su amante, el cual no se revela en ningún momento de la canción. ‘Secret’ recibió críticas muy positivas de los expertos musicales, quienes elogiaron el cambio de dirección musical hacia el sonido R&B, su rica producción y el énfasis en la voz de Madonna. Secret resultó un éxito comercial y alcanzó el #1 en Canadá y el top 5 en Estados Unidos, Francia, Australia o España. En Reino Unido, al ocupar el #5, se convirtió en el single nº35 consecutivo de Madonna en ocupar las 10 primeras posiciones de la lista británica. Como segundo single se lanzó Take a Bow, una emotiva balada pop/R&B producida por Babyface, quien también participa en los coros de la canción, cuyas letras hablan de un amor no correspondido y cómo se produce la triste despedida. El original videoclip de ‘Take a Bow’ adoptó una temática inspirada en el mundo del toreo, se grabó en Ronda (Málaga) y en la plaza de toros de Antequera y en él, Madonna interpreta el papel de una mujer abandonada por un famoso torero, interpretado por Emilio Muñoz. ‘Take a Bow’ tuvo un gran desempeño comercial en tierras americanas, donde fue certificado oro, alcanzó el #1 y se mantuvo en lo más alto durante 7 semanas consecutivas, convirtiéndose en el mayor éxito de Madonna hasta la fecha, superando a ‘Like a Virgin’ que permaneció en el #1 durante 6 semanas. En el resto del mundo ‘Take a Bow’ tuvo impacto menor que en Estados Unidos y ocupó el top 20 en Alemania, Reino Unido o Australia y fue #1 en Canadá y #2 en Italia.

El tercer single lanzado fue Bedtime Story, un extraño tema de estilo House/Trance con gran componente electrónico compuesto por la cantante islandesa Bjork que se alejaba del sonido R&B predominante en el álbum. En mi opinión, fue un error lanzar ‘Bedtime Story’ como single ya que no encajaba con el carácter mid-tempo y estilo del resto del álbum ni representaba su esencia. Como cuarto single se lanzó Human Nature, un tema R&B con marcada base Hip Hop en el que Madonna reflexiona en tono sarcástico sobre acciones protagonizadas por ella que han resultado polémicas (como el álbum Erotica y su libro Sex) pero confiesa que no se arrepiente de ellas. ‘Human Nature’ destaca por el uso repetido de la frase «express yourself, don’t repress yourself», recuperaba el estilo presente en el álbum Erotica, recibió buenas críticas por su mensaje de empoderamiento y tuvo un impacto comercial moderado alrededor del mundo: alcanzó el top 10 en Reino Unido pero apenas ocupó el top 50 en Estados Unidos, convirtiéndose en su peor posición en la lista americana hasta la fecha. Dentro del álbum destacan ‘I’d Rather Be Your Lover’, un medio tiempo R&B con gran influencia New Jack Swing, ‘Don’t Stop’, uno de los temas más up-tempo y marchosos del álbum o la balada ‘Forbidden Love’, de corte minimalista y ambiental. En resumen, aunque ‘Bedtime Stories’ no se encuentra entre mis álbumes preferidos dentro de su larga trayectoria musical, contiene dos de mis canciones favoritas, ‘Secret’ y ‘Take a Bow’ y nos presenta a una Madonna más madura, serena, reflexiva y alejada de las polémicas protagonizadas durante la era Erotica. Temas imprescindibles: Take a Bow, Secret, I’d Rather Be Your Lover, Forbidden Love y Human Nature. Puntuación: 7/10.

Throwback Review: ‘One In a Million’ de Aaliyah

One In a MillionEl pasado 25 de agosto se cumplieron 20 años del fallecimiento de una de las cantantes más importantes e influyentes del género R&B durante los años 90 y principios del 2000. Me estoy refiriendo sin duda a Aaliyah, quien está de plena actualidad porque su segundo álbum de estudio también está de aniversario, ya que fue publicado el 27 de agosto de 1996 y finalmente está disponible en las plataformas musicales tras una ardua batalla legal entre los herederos de Aaliyah y su discográfica, Blackground Records, propiedad de Barry Hankerson, tío de la fallecida cantante. Aaliyah Daughton debutó en el mundo de la música siendo una adolescente y grabó su primer álbum, Age Ain’t Nothing But a Number, con tan sólo 14 años. Barry Henkerson presentó a Aaliyah al cantante R. Kelly, quien se convirtió no sólo en su mentor sino en el compositor y productor ejecutivo de este proyecto, el cual recibió buenas críticas por el gran talento de la joven, que contaba con una madurez impropia de su edad y una voz muy personal y privilegiada. A pesar de que el álbum debutó en un discreto top 20 de la lista Billboard, acabó siendo certificado doble platino, vendió más de 3 millones de copias y contó con dos exitosos singles top 10 en la lista americana. Con sólo 15 años, Aaliyah se casó con R. Kelly en una ceremonia que fue anulada posteriormente al declararse ilegal, ya que la rebelde cantante mintió diciendo que tenía 18 años. Tras su exitoso debut, Aaliyah dejó atrás su polémica etapa con R. Kelly y empezó a trabajar con Timbaland y Missy Elliott, quienes comenzaban a dar sus primeros pasos como productores y compositores. Su segundo álbum de estudio, One In a Million, fue publicado en agosto de 1996 y nuevamente fue elogiado por la crítica por el talento vocal de la joven cantante, la gran producción del álbum y su combinación de R&B, Hip-Hop, Soul, pop y funk, haciendo de este álbum uno de los más influyentes de la década de los 90 dentro del género urbano. Aunque Timbaland y Missy Elliott se encargaron de la mayoría de los temas del álbum, la cantante neoyorquina también se rodeó de otros productores como Jermaine Dupri, Daryl Simmons, Vincent Herbert o Rodney ‘Darkchild’ Jerkins. ‘One In a Million’ debutó en el #20 de la lista americana pero gracias al buen recibimiento de los singles lanzados permaneció más de un año dentro de la lista Billboard, demostrando una gran longevidad y consistencia en ventas. Meses después de su lanzamiento el álbum alcanzó su mejor posición, el #18 y aunque sólo fue certificado doble platino en Estados Unidos, las ventas totales superan los tres millones y medio.

El single presentación del álbum fue If Your Girl Only Knew, un medio tiempo R&B con gran influencia funk y Hip Hop compuesto por Missy Elliott y Timbaland y producido por éste último en el que Aaliyah deja las cosas claras a un hombre que intenta ligar con ella teniendo novia. ‘If Your Girl Only Knew’ recibió buenas críticas de los expertos musicales por la voz y madurez de Aaliyah y la magistral producción de Timbaland y en el aspecto comercial resultó un éxito: alcanzó el #11 en la lista americana (#1 en el componente R&B/Hip-Hop Songs) y el top 25 en Reino Unido. Con el paso de los años este tema se ha convertido en un clásico del R&B de los años 90, una de las canciones más significativas de la carrera de Aaliyah y representa el epítome del clásico sonido de Timbaland. El segundo single internacional lanzado fue Got To Give Up, una versión de la canción del icónico cantante Marvin Gaye pero que añadía el toque funk, R&B y Hip-Hop/Soul presente en el álbum. Este tema estaba producido por Vincent Herbert, contaba con la participación del rapero Slick Rick y suponía el tema más up-tempo dentro de un álbum dominado por los medios tiempos, ya que Aaliyah quiso versionar dicho tema porque también quería incorporar canciones más animadas y marchosas al álbum. ‘Got To Give Up’ no fue lanzado en tierras americanas y tuvo un desempeño muy moderado en Reino Unido y Nueva Zelanda, donde ocupó el top 40. El segundo single en Estados Unidos fue la canción que daba título al álbum, One In a Million y se trataba de una balada mid-tempo R&B, compuesta por Missy Elliott y Timbaland en la que Aaliyah declara su amor a un chico al que considera que es «uno entre un millón». One In a Million fue una de las primeras canciones que Missy Elliott compuso para el álbum y supuso un gran reto para ella ya que estaba acostumbrada a componer canciones en clave de rap, no para cantantes, pero una vez que la escuchó Aaliyah le encantó y quiso incluirla en el álbum. Este tema recibió grandes críticas de los expertos musicales y fue nominado a mejor canción femenina de R&B/Soul en los Soul Train Music Awards. En 1997 ‘One In a Million’ fue re-lanzado como single de doble cara A junto a ‘If Your Girl Only Knew’ en Reino Unido y alcanzó el top 15, convirtiéndose en uno de los singles más populares de Aaliyah en las islas británicas hasta el momento.

Como tercer single del álbum en tierras americanas se lanzó 4 Page Letter, otra de las producciones de Timbaland para el álbum. En esta emotiva balada R&B, Aaliyah expresa sus sentimientos por un chico a través de una carta de amor, en la que explica cómo sus padres le han enseñado a ser cuidadosa de quien se enamora. ‘4 Page Letter’ nuevamente obtuvo buenas impresiones de los críticos profesionales, quienes notaron la gran madurez de Aaliyah pese a su juventud, sus habilidades vocales y la gran composición y producción del tema. Pese a que no logró entrar en la lista americana, ‘4 Page Letter’ consiguió otro top 25 para la cantante en Reino Unido. El siguiente single fue Hot Like Fire, uno de los ‘bangers’ del álbum y que contiene sugerentes letras en las que Aaliyah declara a su pareja que no tendrán relaciones íntimas hasta que no esté preparada, pero la espera merecerá la pena. Este tema mid-tempo de estilo R&B y Hip-Hop/Soul producido por Timbaland se convirtió en uno de los temas más populares de ‘One In a Million’ y permanece como una de las canciones más famosas de Aaliyah en sus primeras etapas. Como sexto y último single del álbum se lanzó The One I Gave My Heart To, una balada R&B/pop de desamor escrita por la afamada compositora Diane Warren y producida por Daryl Simmons y Guy Roche en la que Aaliyah se pregunta amargamente porqué ha entregado su amor a la persona que le ha roto el corazón. ‘The One I Gave My Heart To’ alcanzó el top 10 en la lista americana y supuso el mayor éxito comercial del álbum en Estados Unidos. ‘The One I Gave My Heart To’ fue lanzado como single de doble cara A junto a ‘Hot Like Fire’ en Reino Unido y ocupó el top 30 en la lista británica.

Entre los temas más destacados del álbum se encuentran el marchoso ‘Everything’s Gonna Be Alright’, producido por Darkchild, en la que sería una de sus primeras contribuciones como productor, ‘I Gotcha Back’, un tema mid-tempo con influencia funk cuyo responsable fue Jermaine Dupri o ‘Ladies In Da House’, donde participan como artistas invitados Missy Elliott y Timbaland. ‘One In a Million’ es sin duda uno de los álbumes más influyentes e importantes del R&B de los años 90 y que sirvió de inspiración a una generación entera de artistas posteriores, que imitaron el estilo y sonido de Aaliyah. One In a Million apareció en numerosas listas de los mejores álbumes R&B del año y la prestigiosa revista Rolling Stone lo ha incluido en sus listas de los 100 mejores álbumes de los 90 y los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Hasta el momento Aaliyah ya era una artista reconocida en Estados Unidos pero gracias a este álbum incrementó su popularidad de manera notoria en el resto del mundo, donde obtuvo unas ventas superiores a los 8 millones de copias. Como gran seguidor de Aaliyah que me considero, es una gran noticia que la música de la cantante por fin se vaya incorporando a las plataformas musicales tras años de ausencia, y aunque su tercer álbum de estudio titulado de manera homónima es mi favorito de entre su discografía, ‘One In a Million’ también es un trabajo de primer nivel gracias a la magnífica y personal voz de Aaliyah, su inconfundible estilo y el magistral trabajo que realizaron sus colaboradores y amigos Missy Elliott y Timbaland. Puntuación: 8/10.

Crítica de ‘The End of an Era’ de Iggy Azalea

The End of an EraTras la buena acogida que obtuvieron sus primeras mixtapes (especialmente ‘Ignorant Art’) por parte del público, la rapera Iggy Azalea hizo su debut oficial en el mundo de la música en 2014 con The New Classic, un álbum de Hip Hop muy ecléctico con el consiguió notable éxito en todo el mundo gracias a grandes hits como ‘Fancy’ o ‘Black Widow’ junto a Rita Ora, con los que la joven australiana se convirtió en una de las raperas más prometedoras del momento y una seria competidora de Nicki Minaj, quien por entonces era la reina del Rap. Durante los siguientes años Iggy Azalea se convirtió en una de las artistas de Hip Hop más populares y artistas pop de la talla de Britney Spears, Jennifer Lopez o Ariana Grande solicitaron su presencia en sus temas, sin embargo todo no fueron alegrías para la rapera nacida en Sydney ya que recibió numerosas críticas por apropiación cultural y protagonizó varias polémicas por los comentarios negativos recibidos por parte del público en sus redes sociales. Una sucesión de malas decisiones profesionales, cancelaciones de álbumes (‘Digital Distortion’ debía a ver la luz en 2016) y giras de conciertos hicieron que el ‘momentum’ de Iggy Azalea se desvaneciera y su popularidad descendiera de manera notoria. Durante los siguientes años, la rapera australiana lanzó varios singles muy orientados al pop, entre los que se encontraba el interesante ‘Savior’, que hicieron que le llovieran feroces críticas por parte de los expertos musicales por sus continuos cambios musicales en un intento por volver a los primeros puestos de las listas de venta. En 2018, Iggy Azalea lanzó el EP ‘Survive The Summer’, en el que abandonaba su coqueteo con el pop y regresaba al sonido oscuro y urbano con temas como ‘Kream’, que recibió buenas opiniones y volvió a demostrar su ‘street credibility’. Un año después llegó su esperado (y tantas veces pospuesto) segundo álbum de estudio, In My Defense, que continuaba el sonido urbano de ‘Survive The Summer’ y estaba producido enteramente por el afamado J White Did It (responsable de varios hit singles de Cardi B) quien le proporcionó un conjunto muy sólido de canciones Hip Hop escoradas al Trap, pero que resultaban muy similares entre ellas y poco arriesgadas e innovadoras. Pese a contar con grandes singles como ‘Sally Walker’ y ‘Started’, dos de las mejores canciones Hip Hop de aquel año, y ser un álbum más que digno, ‘In My Defense’ recibió críticas muy tibias y resultó un batacazo comercial que acrecentó la espiral negativa en el éxito comercial de Iggy. Debido al negativo resultado comercial de dicho álbum se canceló su re-edición pero en su lugar se lanzó un nuevo EP llamado ‘Wicked Lips’ que contaba con descartes de ‘In My Defense’ y temas nuevos como el magnífico ‘Lola’, que pese a su gran potencial, su sonido Latin-Trap y su parecido a ‘I Like It’ de Cardi B pasó inadvertido entre el público y se convirtió en el enésimo fracaso de Iggy, lo que la sumió en una gran tristeza ya que había puesto muchas expectativas en este single, que contó con un videoclip espectacular y de gran presupuesto.

En agosto de 2020, cuando la pandemia del coronavirus asolaba Estados Unidos, la rubia rapera lanzó Dance Like Nobody’s Watching como single anticipo de su nuevo álbum, que se trataba de un marchoso tema con influencia funk/Disco que contaba con la participación de la cantante Tinashe y se alejaba de los temas mid-tempo de estilo Trap de su último álbum. Este pegadizo tema se convertía en otro single desperdiciado de Iggy que volvía a fracasar, pero este enésimo tropiezo no le impidió seguir trabajando en su nuevo proyecto. Ya en 2021, la ex del rapero Playboi Carti y mamá de un niño lanzó el segundo single de su nuevo álbum, Sip It, que se trataba de un tema mid-tempo Hip-Hop y Trap reminiscencia de ‘In My Defense’ y ‘Survive The Summer’ producido por OG Parker y que contaba con la participación del rapero Tyga, quien ya colaboró en el single ‘Kream’, con el que guarda un cierto parecido. La cara B del single ‘Sip It’ era Brazil, un tema Hip Hop con base electrónica producido por AJ Ruined My Record que nos transporta al estilo de sus primeras mixtapes, con unas letras que recuerdan a las de ‘Bodak Yellow’ de Cardi B y en el que podemos apreciar la gran técnica como rapera de Iggy, pese a que su habilidad para rimar se ha cuestionado mucho a lo largo de su carrera. El pasado mes de junio una Iggy desilusionada con la actual industria musical y totalmente desubicada por sus continuos bandazos entre el Hip Hop y el pop, anunciaba que su próximo álbum será el último de su carrera ya que tras él ha decidido tomarse un descanso del mundo de la música para centrarse en otros proyectos con los que está muy emocionada pero todavía no puede revelar. Este mes de agosto ha visto la luz su tercer álbum de estudio, titulado de manera muy acertada The End of an Era y que está formado por 14 temas compuestos por la propia Iggy y producidos principalmente por AJ Ruined My Record y Jay Scalez, con producción adicional de J White Did It, OG Parker, The 87’s o Carl Falk, con quienes ya ha trabajado anteriormente, que están estructurados en orden siguiendo las diferentes etapas de la carrera musical de la australiana, desde sus primeras mixtapes (con un Hip Hop muy influenciado por el sonido electrónico), su coqueteo con el pop, su vuelta al Hip-Hop/Trap y su presente musical. El single presentación del álbum ha sido I am the Stripclub, un enérgico tema Hip Hop con base Dance/House producido por J White Did It (que se distancia de sus producciones Trap mid-tempo para ‘In My Defense’) en el que recuperamos a la Iggy más marchosa y divertida de sus inicios musicales. Este tema de polémicas letras ha estado acompañado de un original y espectacular videoclip, ya que pese a ser una artista independiente, Iggy Azalea siempre ha cuidado mucho el aspecto visual de su música y tiene en su haber un puñado de excelentes videoclips. Finalmente, ni ‘Sip It’ ni ‘Dance Like Nobody’s Watching’ han formado parte del ‘track listing’ de ‘The End of an Era’, sin embargo el ‘fan favorite’ Brazil sí que ha sido incluido en el álbum.

Entre las mejores canciones del álbum se encuentran ‘Emo Club Anthem’, un potente tema Hip-Hop/Dance dirigido a las pistas de baile en el que Iggy hablaba sobre sus noches locas cuando consumía con alcohol y drogas o ‘Is That Right’, un tema mid-tempo Trap y Hip-Hop reminiscencia de ‘In My Defense’ que cuenta con la participación de la prometedora rapera Bia, quien dará mucho que hablar próximamente en el mundo del Hip Hop. Dentro del grupo de canciones que pertenecen al ‘presente musical’ de Iggy destacan ‘Sex on the Beach’, un marchoso tema con guitarra española, de sonido muy veraniego e influencia Tropical House que cuenta con la participación de la cantante Sophia Scott o ‘Day 3 in Miami (End of an Era)’, de estilo synth-pop y cuyas letras hacen referencia a que ya está cansada de beber y salir de fiesta y está preparada para pasar a una nueva fase en su vida, pero si leemos entre líneas podría hacer referencia a su cansancio con respecto a la industria musical que no la apoyó en sus inicios (su single ‘Work’ hablaba de cuando llegó sin dinero a Miami para perseguir su sueño de ser rapera) y tras muchas decepciones ha llegado «el final de una era» (su retirada del mundo de la música). Debido a la mezcla de estilos presentes, ‘The End of an Era’ es un álbum muy ecléctico al igual que su debut ‘The New Classic’, sin la consistencia de ‘In My Defense’ y que nos devuelve a la Iggy de sus primeras mixtapes, pero en resumen es un trabajo entretenido y más que digno como el resto de la discografía de la australiana. El principal problema que ha tenido Iggy Azalea a lo largo de su carrera y le ha impedido tener más éxito comercial y resultar una artista creíble para los críticos musicales es que no ha sabido qué dirección artística tomar ni cómo presentarse al público, si como una rapera con credibilidad urbana (como Trina, City Girls o Meghan Thee Stallion) o una artista enfocada al pop y ‘carne de colaboraciones’, por lo que tanto su imagen como su música ha dado bandazos entre el pop comercial y el Hip Hop en sentido estricto, ¿pero éste es un verdadero problema cuando muchos artistas abogan por la abolición de los géneros musicales y ser más libres artísticamente?. Puntuación: 7/10.