Crítica de “Over It” de Summer Walker

summer-walker-over-it-streamDurante los últimos meses una de las cantantes más prometedoras dentro de la escena R&B americana ha sido sin duda Summer Walker, quien hizo su debut en el mundo de la música en octubre del año pasado con la mixtape Last Day of Summer, encuadrada dentro del R&B alternativo y que recibió buenas criticas por parte de los expertos musicales. Pese a su naturaleza de mixtape, Last Day of Summer debutó dentro del top 50 de la lista americana de álbumes y contó con el single Girls Need Love, cuya versión remix junto a Drake ha resultado exitosa y consiguió el primer top 40 para Summer Walker en la lista de singles de Estados Unidos. Un año después del lanzamiento de su mixtape, la cantante de Atlanta ha publicado su primer álbum de estudio, Over It, el cual ha sido producido ejecutivamente por London on a Track (quien además es la pareja de Summer), aunque cuenta con la producción adicional de Scott Storch entre otros. El álbum debut de la joven cantante se encuadra dentro de un R&B alternativo influenciado por el R&B de los 90, está formado principalmente por temas mid-tempo compuestos por la propia Summer Walker y cuenta con las colaboraciones de importantes artistas como Usher o Jhené Aiko y los raperos A Boogie wit da Hoodie, PartyNextDoor o 6lack. El single presentación del álbum ha sido Playing Games, un tema R&B downtempo en el que participa el cantante Bryson Tiller, contiene una interpolación de “Say My Name” de Destiny’s Child y trata de una relación en la que su hombre da por sentado su amor y sólo le muestra su afecto en privado. Este single ha ido subiendo lentamente en la lista americana y ha logrado ocupar el top 20, la mejor posición de Summer Walker en Estados Unidos. En el tracklist de Over It también se incluye el remix de “Girls Need Love” junto a Drake, que sin duda ha impulsado las ventas del álbum gracias al alto streaming que acumula dicho tema. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran “Come Thru”, un medio tiempo R&B a dúo con Usher que además samplea su famoso “You Make Me Wanna” y habla de un hombre que está enamorado de varias mujeres, “I’ll Kill You” junto a la cantante de R&B alternativo Jhené Aiko, o “Stretch You Out” donde colabora A Boogie wit da Hoodie. Over It ha debutado en el #2 de la lista americana de álbumes con unas ventas superiores a las 130 mil copias (basadas mayoritariamente en streaming ya que las ventas físicas han sido bajas) sin embargo Summer Walker ha logrado una de las cifras más altas para una artista de R&B en Estados Unidos durante este 2019. En definitiva, sin ser un lanzamiento extraordinario, Over It es un buen álbum que nos ha permitido conocer mejor a la cantante Summer Walker, la cual dará mucho que hablar dentro del género R&B alternativo gracias a sus canciones de carácter lento y sensual, su particular voz (que recuerda a la de Kehlani en muchos momentos) y sus habilidades como compositora relatando las complicadas relaciones con los hombres, con las que muchas personas pueden sentirse identificadas. Puntuación: 7/10.

Anuncios

Baila Conmigo, el nuevo single de Jennifer Lopez

jennifer_lopez_baila_conmigoEl clásico patrón que utilizaban los artistas de lanzar uno o dos singles con antelación a la publicación del álbum se quedó obsoleto desde el inicio de la era digital y el auge del streaming, y hoy en día muchos cantantes lanzan un gran número de sencillos promocionales hasta que alguno de ellos obtiene éxito y finalmente es catalogado como “primer single” del álbum. Artistas que surgieron a finales de los 90 y triunfaron durante la década del 2000 como por ejemplo Jennifer Lopez o Britney Spears estaban acostumbrados al patrón anteriormente mencionado (el cual requería un mayor esfuerzo promocional que en nuestros días) y el éxito de un single dependía de su éxito en las radios, el airplay, y de las ventas de CD singles, por tanto si el primer single apenas era radiado u obtenía bajas ventas resultaba un fracaso comercial y no podía catalogarse de “buzz single” como hoy en día hacen los cantantes tras un tema fallido. Actualmente las cosas son muy diferentes y los artistas veteranos que vivieron la época de la música en formato físico han tenido que adaptarse a la era del streaming (con mayor o menor fortuna) pero sin duda son los cantantes surgidos en estos últimos años los que han ganado con este sistema ya que el público joven consume este tipo de música y ha favorecido a las nuevas promesas de la música en detrimento de los artistas plenamente consolidados, que han perdido fuerza en una industria dominada por el streaming.

Jennifer Lopez ha tenido una trayectoria musical algo irregular pero es una las cantantes veteranas (o de la “antigua escuela”) que sí ha sabido adaptarse a la era del streaming a pesar de que proviene de una época en la que la promoción de los discos era muy diferente. Durante sus primeros álbumes J.Lo siguió el patrón anteriormente mencionado de lanzar un single presentación e inmediatamente publicar el álbum, sin embargo tras su último trabajo “A.K.A.”, el cual resultó un fracaso comercial, la cantante de origen puertorriqueño se centró en el mercado latino y comenzó a lanzar una gran cantidad de singles en español, entre ellos “Ni Tú Ni Yo”, “Amor, Amor, Amor” o “El Anillo”, los cuales iban a formar parte de su segundo álbum en nuestro idioma, pero han ido pasando los años y dicho trabajo no ha visto la luz. Aparte de los temas de corte latino que pertenecerán a su disco “fantasma” en español, la diva neoyorquina ha lanzado otros singles para el mercado anglosajón (como Dinero junto a Cardi B o más recientemente Medicine) que han tenido un impacto comercial muy reducido, resaltando la escasa viabilidad comercial que J.Lo tiene en el mercado anglosajón, donde no logra un gran hit desde hace años. Durante este 2019 Jennifer Lopez ha estado muy ocupada tanto en su faceta de actriz como de cantante y ha dedicado gran parte de su tiempo a la grabación y promoción de su última película Hustlers además de recorrer Estados Unidos y otras partes del mundo con la gira It’s My Party, con la que celebraba sus 50 años de edad y sus 20 de carrera musical

Además la cantante del Bronx también ha tenido tiempo para grabar nuevas canciones, entre ellas el single que nos ocupa ahora. Tras el fiasco que supuso “Medicine” (pese a ser una de las mejores canciones que ha lanzado en estos últimos años y en la que regresaba al sonido Funk/R&B que mejor le sienta) J.Lo ha vuelto a explotar sus raíces latinas en un año en el que la música latina ha estado en primera fila y se ha hecho mainstream, y ha lanzado el single Baila Conmigo, sólo que en vez de ofrecer un tema de estilo reggaeton como en sus anteriores apuestas en español ha optado por un número up-tempo de sonido dance-pop y Latin-pop más del estilo de On The Floor o Ain’t Your Mama, lo cual es una decisión muy acertada, ya que el reggaeton está saturando el mercado y empieza a dar muestras de agotamiento comercial. En realidad “Baila Conmigo” es una versión casi exacta del tema del mismo nombre del DJ colombiano Dayvi, el cual resultó un éxito en Latinoamérica a principios de año, y que Jennifer Lopez ha decidido rescatar astutamente y ofrecerlo a todo el mundo para intentar marcarse un nuevo hit global como “On The Floor”. Baila Conmigo, con sus pegadizas letras, su ritmo bailable y su sonido de trompetas lo tiene todo para triunfar y puede convertirse en el single idóneo como anticipo de su nuevo disco en español.

Crítica de “9” de Lil’ Kim

lil-kim-9Durante los años 90 y principios de la década del 2000 Kimberly Jones, conocida como Lil’ Kim, fue una de las artistas más importantes del panorama Hip-Hop americano gracias al éxito de sus primeros discos. Tras pertenecer al grupo Junior M.A.F.I.A. durante su juventud, Lil Kim empezó a trabajar en su álbum debut junto al legendario rapero The Notorious B.I.G., quien había sido mentor del grupo al que pertenecía la joven artista. Hard Core fue el primer álbum en solitario de Kim, el cual recibió excelentes críticas de los expertos musicales por sus habilidades como rapera y sus letras sexualmente explícitas, haciendo de este debut uno de los más sobresalientes dentro del Hip Hop femenino de los años 90. Además Lil Kim demostró con su actitud desafiante y sin pelos en la lengua que era una dura rival para sus compañeros de profesión teniendo en cuenta lo machista y complicado para las mujeres que ha resultado el mundo del Hip Hop durante años. Hard Core fue certificado doble platino en Estados Unidos y contó con el exitoso single “Not Tonight”, el cual se convirtió en su primer top 10 en la lista americana de singles y uno de los temas más representativos de su carrera. Tras este exitoso debut Lil Kim publicó en el año 2000 su segundo trabajo discográfico, titulado The Notorious K.I.M. en homenaje a su mentor que falleció en el año 1997. Este álbum no recibió críticas tan positivas como su debut pero obtuvo una gran acogida comercial en Estados Unidos, donde debutó en el #1 de la lista de álbumes, todo un logro para una artista de Hip Hop femenino. En el 2001 Lil Kim colaboró junto a Christina Aguilera, Pink y Mya en el tema “Lady Marmalade” perteneciente a la BSO de la película Moulin Rouge, que consiguió un tremendo éxito durante aquel año y lideró las listas de venta de Estados Unidos, Australia, Reino Unido y España entre otros. Gracias a este tema Lil Kim logró aumentar su popularidad en el resto del mundo y se convirtió en una de las raperas más importantes del momento junto con Missy Elliott o Eve. En 2003 la artista neoyorquina publicó su tercer álbum de estudio, titulado La Bella Mafia, en el que trabajó con un amplio rango de productores como Timbaland, Swizz Beatz, Scott Storch o Kanye West y contó con el hit single Magic Stick junto a 50 Cent. La Bella Mafia vendió más de un millón de copias en tierras americanas y Lil Kim se convirtió en la segunda rapera tras su amiga Missy Elliott que conseguía certificación de platino en sus tres primeros trabajos. Pero no todo fueron alegrías en la vida de Lil Kim ya que se enfrentaría a problemas legales tras un tiroteo ocurrido a las afueras de una estación de radio de Nueva York a la que Lil Kim acudió junto a su séquito. En el juicio Kim mintió al juez al negar que conocía a varias personas involucradas en el incidente por lo que fue acusada por el Gran Jurado Federal de conspiración y perjurio, y en julio de 2005 fue condenada a un año de cárcel. Mientras Lil Kim se encontraba en prisión fue publicado su quinto álbum de estudio, The Naked Truth, el cual recibió buenas críticas y fue considerado el mejor disco de Kim desde su debut (la prestigiosa revista The Source le dio al álbum la mejor puntuación a una artista femenina de Hip Hop). Pese a que The Naked Truth es un gran álbum (mi favorito dentro de la discográfica de Lil Kim) y consiguió su tercer top 10 en la lista americana, obtuvo unas ventas muy inferiores a las de sus anteriores trabajos y se convirtió en su primer disco que no era certificado platino en Estados Unidos.

Aunque desde The Naked Truth ha lanzado 4 mixtapes y realizado varias colaboraciones con otros artistas, últimamente Lil Kim ha sido más conocida por sus apariciones en reality-shows y programas de TV, y ha acaparado la atención del público y la prensa no por su música sino por sus numerosas operaciones estéticas, que la han convertido en una persona completamente diferente. Durante los últimos años la rapera nacida en Brooklyn ha comentado en varias ocasiones que se encontraba trabajando en su nuevo álbum pero su lanzamiento ha sufrido continuos retrasos y no ha sido hasta 2019 cuando ha visto la luz su sexto disco de estudio, titulado 9 ya que hasta la fecha Lil Kim ha lanzado 4 álbumes de estudio y 4 mixtapes, por lo que sería su noveno trabajo discográfico, además el número 9 tiene un significado especial para ella porque es el día en que nació su hija y murió su querido Biggie. 14 años han pasado desde que se publicó The Naked Truth, su último álbum de estudio, y pese a este amplio lapso de tiempo sólo 9 canciones componen este trabajo, aunque Kim ha declarado que “9” es la primera parte del proyecto en el que ha estado trabajando y más adelante verá la luz la segunda parte. El single presentación del disco fue Go Awff, en el que la icónica rapera se pavonea declarando su estatus de “boss-bitch” y mantiene que sigue siendo “la reina”. Este tema mid-tempo Hip-Hop/Trap con uso prominente de trompetas se caracteriza por un excesivo Auto-Tune en la voz de Lil Kim y aunque resulta interesante no es una apuesta muy arriesgada por su parte. Semanas antes del lanzamiento del álbum dos nuevos sencillos promocionales fueron lanzados: el marchoso “Found You”, en el que participa Yung Miami de City Girls, y “Pray For Me”, una balada Hip Hop de corte retro que cuenta con la colaboración del rapero Rick Ross y el cantante Musiq Soulchild. Dentro de “9” merece la pena escuchar “Catch My Wave”, un tema muy escorado al Trap en el que nuevamente la voz de Kim aparece muy sintetizada y participa Rich The Kid, “Jet Fuel”, que destaca por la melodía de violines al principio de la canción, o “You Are Not Alone”, que contiene una interpolación del tema del mismo nombre de Michael Jackson.

Con Missy Elliott, Eve y Lil’ Kim fuera de escena, dentro del Hip-Hop femenino han aparecido nuevas artistas (Cardi B, City Girls o Megan Thee Stallion) y otras se han consolidado como Iggy Azalea y Nicki Minaj (con la que Kim ha mantenido una gran rivalidad), y aunque la veteranía es un grado, el hecho de haber estado alejadas del panorama musical durante tanto tiempo les ha pasado factura. Poco queda ya de la prometedora rapera Lil’ Kim que triunfaba a principios de la década en las listas de venta y era considerada una referencia dentro del Rap femenino, ya que tras haber estado alejada del mundo de la música durante tantos años ha perdido relevancia y notoriedad, además su paso por la cárcel, sus numerosas rivalidades con otros artistas y su aparición en varios reality-shows le han restado credibilidad como artista. Pese a todo, es innegable la importancia de Lil’ Kim dentro del Hip Hop femenino ya que ha influenciado a una generación entera de raperas que han triunfado después como Nicki Minaj, Cardi B o City Girls, quienes han imitado sus provocativos looks y su naturaleza hipersexualizada. Aunque “9” es el título del nuevo álbum de Lil Kim, no merece en absoluto esa nota ya que el potencial de la rapera neoyorquina es muy superior en comparación con el resultado final del álbum, y teniendo en cuenta que ha estado trabajando en este proyecto durante varios años nos ha ofrecido un escaso número de canciones genéricas que no aportan nada nuevo ni serán memorables en un futuro. Además, hay un claro abuso del Auto-Tune y la técnica como rapera de la neoyorquina no es tan ágil y astuta como en sus inicios. Aún con todo, resulta muy grato escuchar nuevos temas de Lil’ Kim, sin duda una de las mejores raperas de todos los tiempos y que revolucionó el género Hip-Hop a finales de los 90, pero que hoy en día vive sus horas bajas y ya no encaja dentro del mundo del Hip Hop actual, que ha cambiado mucho en estos últimos años. Puntuación: 6’5/10.

The Best of R&B: “Goodies” de Ciara

goodiesComo he comentado en varias ocasiones, durante los primeros años de la década del 2000 el R&B vivió su época dorada y las canciones de este género sonaban con fuerza en las radios y ocupaban posiciones muy altas en las listas de venta de todo el mundo, ya que el R&B traspasó las fronteras americanas para convertirse en un género tremendamente popular a ambos lados del Atlántico. Durante la primera mitad de la década del 2000 los géneros más populares fueron el R&B y el urban-pop (un R&B/pop muy accesible, de carácter bailable y comercial y realizado por artistas no afroamericanos). Tras el gran impacto que tuvieron las producciones de Rodney “Darkchild” Jerkins en las listas de venta a finales de los 90 y primeros del 2000 (temas como The Boy Is Mine de Brandy & Monica, Say My Name de Destiny’s Child, He Wasn’t Man Enough de Toni Braxton, If You Had My Love de J.Lo, o Holler de Spice Girls) se produjo otro momento de esplendor para el R&B en el año 2004, aunque con un estilo ligeramente diferente y más influenciado por el sonido Crunk (un sub-género del Southern Hip Hop). De esta segunda época dorada del R&B destacaron dos artistas: Usher, el cual despuntó a nivel global gracias al tremendo impacto conseguido por Confessions, que se convirtió en el álbum más vendido del 2004, y la protagonista de este post, Ciara. Ambos artistas comparten muchas similitudes ya que nacieron en Texas pero años más tarde sus familias se trasladaron a Atlanta (una de las cunas más importantes del Hip-Hop y el R&B) donde pudieron perseguir sus sueños y empezar sus carreras musicales. Durante su adolescencia Ciara Princess Harris formó parte de un grupo femenino junto al que grabó varias canciones, sin embargo este proyecto no prosperó por diferencias entre sus componentes y la joven cantante siguió intentando abrirse camino en el mundo de la música componiendo temas para otras artistas como Mya o Fantasia. A finales de septiembre del año 2004 vio la luz Goodies, el álbum debut de Ciara y con motivo de su 15º aniversario haré una crítica en retrospectiva de este magnífico disco, el cual se encuentra entre mis favoritos dentro del género R&B.

Ciara empezó a trabajar en su álbum debut en Atlanta junto al productor musical Jazze Pha, el cual fichó a la prometedora cantante en su sello discográfico. Aunque Jazze Pha produjo gran parte de los temas presentes en Goodies, Ciara colaboró con otros productores de Atlanta como Lil Jon, Bangladesh, Johntá Austin o Jasper Cameron, además del cantante R. Kelly. Goodies es un álbum R&B muy escorado al género Crunk, aunque también se observan influencias Dance, pop y Hip-Hop, y mientras la primera parte del álbum está compuesta por temas up-tempo de carácter bailable, en la segunda dominan las baladas. El primer single del álbum fue Goodies, un marchoso tema de estilo “Crunk & B” (combinación de R&B y Crunk) producido por Lil Jon que contaba con la colaboración del rapero Petey Pablo y resultaba muy similar al hit “Yeah!” de Usher, lanzado unos meses antes y cuyo responsable también fue Lil Jon. Goodies está compuesto por la propia Ciara junto a Sean Garrett y Lil Jon, y era la respuesta femenina a los temas Yeah! y “Freak-a-Leek” de Petey Pablo (también encuadrados dentro del Crunk) donde Ciara hablaba de la abstinencia, trataba de frenar los avances de los hombres que intentan ligar con ella y mediante la ironía decía que “las golosinas permanecerán en el frasco”, convirtiendo este tema en un himno de independencia y empoderamiento femenino. Goodies recibió grandes críticas de los expertos musicales por la combinación de sus inteligentes letras, su pegadizo ritmo y la voz susurrante y sexy de Ciara. Este single resultó un gran éxito durante el verano del 2004: ocupó el #1 en Estados Unidos durante 7 semanas (donde fue certificado platino por ventas superiores al millón de copias), también lideró la lista de ventas de Reino Unido y fue top 10 en Irlanda, Nueva Zelanda y Alemania. El sugerente videoclip de Goodies contaba con las apariciones de artistas de Atlanta como Monica, Lil Jon o Jazze Pha, y nos mostró a una atractiva cantante y gran bailarina, facetas que serían explotadas sucesivamente durante la carrera musical de Ciara. Tras la tremenda e inesperada acogida de Goodies, Ciara lanzó como segundo single 1, 2 Step, un tema up-tempo encuadrado dentro del Crunk & B con gran influencia electrónica, producido por Jazze Pha y que contaba con la magistral colaboración de la rapera Missy Elliott. Este bailable y pegadizo tema recibió una nominación a los premios Grammy y supuso otro éxito para Ciara en las listas de venta, ya que ocupó el #2 en Estados Unidos y Australia, #3 en Reino Unido y top 10 en Alemania. La elección de los singles no pudo ser más acertada ya que fueron una sucesión de hit tras hit. El tercer sencillo fue Oh, un tema downtempo Crunk & B con influencia Hip-Hop producido por Dre & Vidal en el que Ciara y Ludacris (el artista invitado) rendían homenaje a Atlanta. “Oh” ocupó el #2 en la lista americana de singles y en Reino Unido y Alemania la cantante anotó otro top 10. Gracias al éxito comercial de estos tres temas y en plena explosión del género Crunk, Ciara fue denominada “The Princess of Crunk & B”. Entre mis temas favoritos del álbum se encuentran “Lookin’ At You” y “Pick Up The Phone”, dos marchosos temas R&B producidos por Jazze Pha, o “Hotline”, de estilo Crunk & B, cuyo responsable fue Bangladesh y que hubiera sido un gran candidato a single.

Goodies, el álbum, debutó en el #3 en Estados Unidos (fue #1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) y acabó vendiendo 2’7 millones de copias en tierras americanas, donde fue certificado triple platino. En el resto del mundo el álbum tuvo un desempeño moderado y ocupó el top 30 en las listas de ventas de Reino Unido y Canadá, y superó los 5 millones a nivel mundial. Desde sus inicios Ciara fue comparada con Janet Jackson y Aaliyah (dos de sus mayores influencias) por su estilo musical y sus dotes como artista y bailarina. Goodies recibió críticas muy variadas por parte de los expertos musicales, quienes alabaron la producción, el estilo del álbum y la gran calidad de los tres singles, pero se mostraron menos impresionados por las letras de las canciones y Ciara fue criticada por sus limitadas habilidades vocales. Aunque está lejos del rendimiento comercial que obtuvo Confessions de Usher, Goodies resultó uno de los álbumes de R&B más exitosos del año 2004 y ambos fueron los artífices del sonido “Crunk & B” y parte importante del buen momento que vivió el género durante aquella época, antes de iniciar una severa disminución en su popularidad los posteriores años. Gracias al éxito del álbum y los singles lanzados, Ciara se hizo un importante hueco en el género R&B y fue nominada a mejor artista revelación en los premios Grammy. Sin duda Goodies es uno de los mejores álbumes de estilo urbano de la década pasada. Puntuación: 8/10.

Crítica de “Real Life” de Emeli Sandé

emeli-sande-real-lifeTras componer temas para un gran número de cantantes británicos y colaborar con varios artistas, Emeli Sandé hizo su debut en el mundo de la música en el año 2012 con el álbum Our Version of Events, el cual resultó un gran éxito de ventas (fue #1 en Reino Unido y superó los dos millones de copias) gracias a los singles Next To Me, Daddy o Clown, que ocuparon el top 5 en la lista de ventas de UK e incluso hizo su aparición en la lista americana de singles con Next To Me. La maravillosa voz de la cantante británica fue comparada con la de Whitney Houston o Aretha Franklin y su gran talento como compositora hizo de Emeli Sandé una de las artistas revelación del año. Su primer álbum estaba encuadrado dentro del R&B/Soul más clásico, fue compuesto en su totalidad por Emeli y producido por Naughty Boy, con el que trabajó estrechamente desde sus inicios. Cuatro años después de este asombroso debut, la cantante de Sunderland regresó con su segundo disco, Long Live The Angels, el cual no recibió tanto apoyo por parte del público debido al amplio lapso de tiempo con respecto a su primer trabajo, además no recibió críticas tan positivas como éste. Cuando muchos ya la habían olvidado, Emeli Sandé ha regresado este mes de septiembre con su tercer álbum de estudio, Real Life, con el que pretende volver a conectar con el público que la apoyó en sus inicios en el mundo de la música. Este nuevo trabajo de Emeli sigue encuadrado dentro del R&B y pop/Soul típicamente británico con el que la conocimos y añade ciertos toques Gospel, pero lo que no cambian son sus excelentes habilidades vocales y como compositora. El disco está formado por 11 canciones compuestas por la propia Emeli bajo la producción de Troy Miller. Durante este tiempo la cantante no ha pasado por su mejor momento personal y esto le ha llevado a componer un disco dedicado a las personas que también han atravesado momentos difíciles, ya que con Real Life pretende motivar e inspirar a las personas que se sienten hundidas o marginadas. El single presentación ha sido Sparrow, una bonita balada Soul de carácter inspirador sobre superar las adversidades, y también han destacado otros singles como “Shine”, que se trata de un marchoso tema de influencia Gospel en el que Emeli nos anima a vivir la vida al máximo y brillar como el sol, o “Extraordinary Being”, que comienza como balada R&B para transformarse en un tema up-tempo de estilo Disco.

Tanto el álbum (que ha debutado en el #6 de la lista de Reino Unido con unas cifras de venta bastante bajas) como los singles promocionales no han conseguido llamar la atención del público y el resultado comercial ha marcado mínimos en la carrera de Emeli Sandé. La cantante de ascendencia zambiana por parte de padre se ha caracterizado por tomarse demasiado tiempo entre álbum y álbum y esto la ha perjudicado a nivel comercial ya que cuando se logra una tremenda acogida con el primer trabajo no hay que tardar en exceso en ofrecer material nuevo al público para seguir presente en el panorama musical, aunque el éxito es todo un misterio ya que Adele (una artista muy similar en cuanto a estilo) también suele tomarse mucho tiempo entre disco y disco y cuando regresa, triunfa de manera espectacular. Sin embargo muchas veces la popularidad y el éxito dependen más de la conexión que el publico tiene con las canciones y el carisma del artista, que se tiene o no se tiene. En definitiva, Real Life no es un mal disco en absoluto, sin embargo palidece si lo comparamos con Our Version of Events ya que Emeli Sandé no ha estado tan inspirada como compositora y el conjunto de canciones no es tan redondo. Puntuación: 6/10. 

The Best of R&B: “Aaliyah”

7531c-aaliyahalbumAaliyah debutó en el mundo de la música siendo una adolescente, ya que grabó su primer álbum, Age Ain’t Nothing But a Number, con tan sólo 14 años. El cantante R. Kelly fue el compositor y productor ejecutivo de este proyecto, el cual recibió buenas críticas por el gran talento de la joven, que contaba con una madurez impropia de su edad y una voz privilegiada. A pesar de que el álbum ocupó un discreto top 20 en Billboard, acabó siendo certificado doble platino, vendió más de 3 millones de copias y contó con dos exitosos singles top 10 en la lista americana. Con sólo 15 años, Aaliyah se casó con R. Kelly en una ceremonia que fue anulada posteriormente al declararse ilegal, ya que la rebelde cantante mintió diciendo que tenía 18 años. Tras su exitoso debut, Aaliyah dejó a R. Kelly y su antigua discográfica y empezó a trabajar con Timbaland y Missy Elliott, quienes comenzaban a dar sus primeros pasos como productores y compositores. Su segundo álbum de estudio, One In a Million, fue publicado en 1996 y nuevamente fue elogiado por la crítica por el talento vocal de la joven cantante, la gran producción del álbum y su combinación de R&B, Hip-Hop/Soul y pop, haciendo de este álbum uno de los más influyentes de la década de los 90 dentro del género. Aunque Timbaland y Missy Elliott se encargaron de la mayoría de los temas del álbum, la joven cantante también trabajó con otros productores como Jermaine Dupri, Daryl Simmons o Rodney “Darkchild” Jerkins, en la que sería su primera contribución como productor. 6 singles fueron extraídos del álbum (4 de ellos producciones de Timbaland), de los que destacaron el funky “If You Girl Only Knew” y la balada “The One I Gave My Heart To”. One In a Million apareció en numerosas listas de los mejores álbumes R&B del año, fue certificado nuevamente doble platino en Estados Unidos y vendió más de tres millones de ejemplares, sin embargo Aaliyah incrementó su popularidad en el resto del mundo, donde obtuvo unas ventas superiores a los 8 millones. Tras la buena acogida del álbum, Aaliyah contribuyó a la BSO de la película “Dr. Dolittle” con el tema “Are You That Somebody?”, el cual recibió grandes críticas, consiguió su primera nominación a los premios Grammy y se convirtió en uno de los singles más exitosos de la cantante a nivel mundial (fue #11 en Reino Unido, su mejor posición hasta la fecha). En 1999 Aaliyah Dana Haughton protagonizó su primera película, “Romeo Debe Morir” y contribuyó con varias canciones a la BSO, entre ellas Try Again, un tema R&B up-tempo producido por Timbaland que marcaba una dirección más electrónica y moderna en la música de la joven cantante. Con este single, Aaliyah consiguió su primer #1 en la lista americana y despuntó a nivel internacional, ya que consiguió su primer top 5 en Reino Unido, Alemania y Canadá. Try Again me trae grandes recuerdos ya que fue uno de mis primeros temas favoritos de R&B y no sólo resultó un éxito en las listas de venta, sino que consiguió una nominación a los mejor vocalista R&B en los Grammy y ganó varios premios MTV por su espectacular videoclip en el que Aaliyah demostraba que además era una gran bailarina. Debido al gran impacto comercial de Try Again fue incluido en su siguiente álbum de estudio.

Tras “Romeo Must Die”, Aaliyah protagonizó su segunda película “Queen of Damned” (la cual recibió críticas negativas pero fue un moderado éxito comercial) y comenzó a trabajar en su nuevo disco junto a Missy Elliott y Timbaland. Debido a los compromisos de Aaliyah como actriz las sesiones de grabación de dicho álbum duraron más de un año, y en julio de 2001 finalmente vio la luz su tercer trabajo discográfico titulado de manera homónima. Aaliyah estaba encuadrado dentro del R&B y Neo-Soul con influencias de la música electrónica, Hip-Hop, funk y rock, y era el trabajo más experimental y arriesgado de la cantante hasta la fecha, ya que desde un principio quería un sonido diferente al de One In a Million, por ello aparte de sus viejos amigos Timbaland y Missy Elliott trabajó con nuevos colaboradores como Static Major, quien compuso la mayoría de los temas del álbum, y Eric Seats y Rapture, que se encargaron de la producción del resto del álbum. “Aaliyah” llegó en un momento en el que el género R&B vivía su mejor momento y el Neo-Soul estaba despuntando por ello el álbum fue visto como uno de los más influyentes de su época debido a su vanguardista sonido y su carácter innovador. Como primer single del álbum se lanzó We Need a Resolution, un moderno tema R&B producido por Timbaland que contaba con una hipnótica melodía y sonido futurístico muy característico del famoso productor, el cual también participaba como rapero en el tema. A pesar de su gran potencial como single presentación y el hecho de ser una de las mejores canciones de toda la trayectoria de Aaliyah, We Need a Resolution tuvo un moderado rendimiento en la lista americana, donde apenas ocupó el top 60. “Aaliyah” debutó en el #2 de la lista americana con unas discretas cifras de venta, lo que unido a la moderada acogida del primer single hicieron que la cantante se apresurara a grabar los videoclips de dos nuevos singles del disco para intentar incrementar las ventas, en concreto More Than a Woman y Rock The Boat. Siguiendo con la temática caribeña del tema, Aaliyah viajó a las Bahamas para grabar el videoclip de Rock The Boat, en el que la atractiva cantante bailaba de manera sensual en las paradisiacas playas de las islas y a bordo de un catamarán. El 25 de agosto del 2001, cuando abandonaba las Bahamas, el avión en el que viajaba Aaliyah junto a otras 8 personas (entre ellas la estilista de la cantante, pero ningún familiar) se estrelló apenas unos minutos después de despegar debido a un exceso de peso y todo el pasaje murió en el acto. Así terminó la vida y la carrera de una de las cantantes más prometedoras del R&B y el mundo de la música en general.

Antes de fallecer, Aaliyah empezó a promocionar el single More Than a Woman en la TV americana, ya que a priori era uno de los temas con mayor viabilidad comercial y el más radio-friendly del álbum. Se trataba de un bailable tema R&B up-tempo con influencia dance-pop y electro-pop nuevamente producido por Timbaland. El furor por Aaliyah tras su muerte hizo que este single alcanzara altas cotas de popularidad en Europa, pero sobretodo en Reino Unido, donde se convirtió en el primer y único #1 de Aaliyah en las islas Británicas. El tercer single fue Rock The Boat, un medio tiempo R&B con influencias caribeñas que recibió una nominación a mejor actuación vocal femenina de R&B en los premios Grammy y consiguió buenas posiciones de venta en Reino Unido y Estados Unidos, donde fue top 15. Tras el trágico fallecimiento de la “Princesa del R&B” las ventas del álbum se dispararon, ascendió al #1 en Billboard y acabó superando los dos millones de ejemplares en Estados Unidos. Aunque todo el álbum merecería ser reseñado por su gran calidad, destacan “Never No More”, una balada retro Soul en la que Aaliyah declara no aguantar más los abusos de su ex-pareja, “Read Between The Lines”, un tema R&B up-tempo que contiene influencia de la música latina, “I Refuse”, una balada a piano muy experimental que conforme va avanzando el tema aparece mayor orquestación y termina de manera dramática, y la preciosa balada Neo-Soul “I Care 4 U” compuesta por Missy Elliott para su amiga, y que de manera póstuma y sin ser lanzado como single ocupó el top 20 en la lista americana. Debido a que las sesiones de grabación del álbum resultaron muy fructíferas, varios de los descartes de “Aaliyah” fueron a parar a un disco recopilatorio póstumo, titulado I Care 4 U y publicado en 2002. En definitiva, el tercer álbum de la cantante neoyorquina re-definió el sonido R&B de la época, fue adelantado a su tiempo, y Aaliyah como artista influenció a una generación entera de cantantes como Ciara, Keyshia Cole, Rihanna, Beyoncé o Kelly Rowland. Personalmente sentí mucho la pérdida de Aaliyah, ya que era una de mis cantantes favoritas de R&B y me considero un gran seguidor de su música, por lo que esta crítica es mi homenaje a “Baby Girl”, como solía llamarle su íntima amiga Missy Elliott. Puntuación: 9/10.

In The Mix, el nuevo single de Mariah Carey

70687604_10157569740067766_1977061076566540288_nDurante este año Mariah Carey ha dedicado la mayor parte de su tiempo a recorrer Estados Unidos y Europa dentro del Caution World Tour (el cual promocionaba su último disco de estudio, Caution) y también ha dado conciertos como parte de su residencia de Las Vegas “The Butterfly Returns”. Desde hace ya un tiempo que los ingresos obtenidos por las giras promocionales son muy superiores a las ventas de álbumes, por lo que los artistas se pasan la vida en la carretera para compensar las cada vez más escasas ventas de discos. Incluso Mariah Carey, quien durante muchos años fue bastante reticente a hacer extensas giras, con sus últimos discos ha llevado a cabo numerosos tours aparte de sus residencias en Las Vegas para compensar su declive comercial. Una vez que ha estado libre de sus compromisos la legendaria cantante ha grabado un nuevo tema, pero no perteneciente a su nuevo álbum sino que es la canción principal de la serie de la TV americana Mixed-ish, que será el spin-off de la exitosa comedia Black-ish. El título de su nuevo single es In The Mix, un marchoso tema R&B/pop de corte retro que recuerda a sus lead singles de los años 90 como “Fantasy”, con el que guarda un gran parecido. A diferencia de la voz susurrada que imprimió Mariah en muchos de los temas de Caution, en “In The Mix” hace uso de su registro más alto, todo un acierto puesto que se asemeja a la voz con la que nos enamoró hace dos décadas. Mariah Carey acudió a la premiere de Mixed-ish, posó muy sonriente junto a los protagonistas de la serie y declaró estar muy contenta de participar en este proyecto ya que se siente identificada con el argumento de la serie al pertenecer también a una familia bi-racial (recordemos que su padre era descendiente de afro-americanos y venezolanos y su madre es de ascendencia irlandesa). Sin duda In The Mix es unos de los temas más destacados de la temporada y sería una gran idea que Mariah siguiera esta dirección musical para su nuevo álbum de estudio.