Coming Home For Christmas

Coming Home For ChristmasEl 2019 ha sido sin duda un gran año para Emma Bunton ya que tras dejar su trabajo como presentadora en la radio inglesa, en el mes de abril publicó su esperado cuarto álbum de estudio, My Happy Place, después de más de una década sin lanzar música nueva. Este disco estaba formado por 8 versiones de sus temas favoritos y dos canciones originales, recibió buenas criticas por parte de los expertos musicales y tuvo un debut moderado en la lista británica, en la que ocupó el puesto #11. My Happy Place contó con una escasa promoción por parte de Emma porque tenía compromisos profesionales junto a Spice Girls, quienes se reunieron por primera vez en 7 años para llevar a cabo una gira por Reino Unido e Irlanda. El “Spice World Tour” despertó la nostalgia de los numerosos seguidores de las chicas picantes y resultó un gran éxito ya que congregaron a 700 mil leales fans que quisieron disfrutar posiblemente de la ultima gira del icónico grupo femenino de los 90. Pero estas no eran las únicas sorpresas que nos tenía preparadas Baby Spice durante este año y en el mes de noviembre Emma Bunton nos desveló un tema navideño llamado Coming Home For Christmas, que se trataba de una emotiva balada con melodía de guitarra que nos recordaba al estilo del primer álbum en solitario de Emma. Además de lanzar este villancico original, la cantante inglesa también versionó el clásico navideño Santa Baby en clave Motown. El pasado 6 de diciembre Emma realizó un concierto navideño en el Royal Albert Hall de Londres donde interpretó su nuevo tema Coming Home From Christmas además de otros clásicos navideños como Santa Claus Is Coming To Town o Let It Snow!, sus singles más conocidos en solitario como Maybe, What Took You So Long? o Free Me, temas pertenecientes a su último disco como Baby Please Don’t Stop o Too Many Teardrops y algunos de los temas más famosos de Spice Girls como Viva Forever, Say You’ll Be There, Mama o 2 Become 1. El espectáculo de Emma no tuvo nada que envidiar al show navideño que da Mariah Carey cada año y recibió un gran apoyo por parte del público, entre los que se encontraban su compañera de Spice Girls y amiga Geri Halliwell. Sin duda un gran broche de oro para este 2019 tan importante en la vida de Emma Bunton.

Crítica de “LP1” de Liam Payne

LP1Tras la separación de la famosa boy-band inglesa One Direction en 2016, todos sus componentes iniciaron sus carreras en solitario intentando repetir el éxito logrado por Zayn, miembro del grupo que abandonó la formación un año antes y consiguió el #1 en los principales mercados musicales con su álbum debut en solitario. Uno de los componentes más queridos por los seguidores de One Direction era Harry Styles, el cual también se ha labrado una carrera como artista solista y logró gran éxito a ambos lados del atlántico con su primer trabajo discográfico. Otro de los miembros favoritos de los fans del grupo era Liam Payne, el cual ha publicado su álbum debut en solitario este mes después de un par de años lanzando numerosos singles. A mediados de 2017, tras ser padre de un niño junto a su pareja por entonces, la también cantante Cheryl, Liam lanzó su primer single, Strip That Down, un tema que se distanciaba del estilo que hacía junto a One Direction, estaba encuadrado dentro de un moderno pop/R&B con influencia Trap y mostraba una mayor madurez por parte del atractivo cantante gracias a sus provocativas letras. Este single estaba compuesto por Liam Payne junto a Ed Sheeran, producido por Steve Mac y contaba con la colaboración del rapero Quavo. Strip That Down obtuvo una gran acogida por parte del público y ocupó el top 5 en Reino Unido y Australia e incluso llegó al top 10 en la lista americana. Tras este buen debut en solitario, Liam Payne colaboró con el DJ ruso-alemán Zedd en el tema “Get Low”, un marchoso tema dance-pop con influencia Tropical House. El siguiente single lanzado fue Bedroom Floor, un bailable tema electro-pop y dance-pop compuesto por Charlie Puth y producido nuevamente por Steve Mac en el que el cantante hacía uso de su falsete durante el estribillo. Ya en 2018, Liam Payne participó en la banda sonora de la tercera entrega de “50 Sombras de Grey” con el tema For You junto a Rita Ora. Este tema synth-pop recibió buenas opiniones de los críticos musicales por la gran química entre ambos cantantes, su pegadizo estribillo y su estilo, que encajaba perfectamente dentro de la sensual película. For You tuvo un gran impacto comercial en el mercado europeo y ocupó el top 5 en Reino Unido y Francia además de lograr el #1 en Alemania. Liam Payne siguió mostrando su versatilidad como cantante y ofreciendo al público temas de lo más variado, como por ejemplo Familiar, un tema Latin-pop y R&B que contaba con la colaboración del artista latino J Balvin. Además de lanzar sus propios singles, Liam continuó colaborando con otros artistas como el DJ inglés Jonas Blue en “Polaroid”, un bailable tema dance-pop.

El pasado mes de septiembre, cuando la publicación de su álbum debut estaba próxima, Liam Payne lanzó un enésimo single que servía de presentación a este trabajo, Stack It Up, con el que regresaba al estilo urbano de su primer single Strip That Down. Stack It Up es un marchoso tema pop/R&B con influencia Hip Hop compuesto por Ed Sheeran, producido por Steve Mac y que contaba con la colaboración del rapero A Boogie wit da Hoodie. De cara al periodo navideño que ya está muy cerca, Liam ha lanzado como sencillo promocional la emotiva balada “All I Want (For Christmas)”. Todos los singles lanzados por Liam desde 2017 y sus colaboraciones con otros artistas formarán parte de LP1, su álbum debut en solitario que ha visto la luz el 6 de diciembre. LP1 es un disco muy ecléctico formado por temas que van desde el urban-pop al electro-pop o el dance-pop, aunque según declaró Liam Payne en una reciente entrevista, este álbum está influenciado principalmente por el sonido R&B y Hip Hop con Justin Timberlake o Usher como referentes, ya que son dos de los artistas favoritos del cantante inglés.

Una gran cantidad de compositores y productores han estado implicados en este álbum como los anteriormente mencionados Ed Sheeran y Steve Mac además de The Monsters & The Strangerz, StarGate, Ryan Tedder o Cheat Codes. Liam Payne ha participado en la composición de 4 temas, entre ellos su primer single Strip That Down. LP1 ha seguido el patrón reciente de otros artistas británicos como Rita Ora, Dua Lipa o Anne-Marie de incluir en su álbum todos los singles y colaboraciones con otros artistas lanzados años atrás, lo que convierte al álbum en una playlist más que un disco centrado, sin embargo el streaming de dichos temas ayudará a incrementar las ventas del disco. De los 17 temas que forman LP1, 8 de ellos ya han sido desvelados con anterioridad al lanzamiento del disco, pero todavía quedan temas interesantes que reseñar como Live Forever, un marchoso tema synth-pop producido por el trío de DJ’s americanos Cheat Codes que ha sido anunciado como nuevo single coincidiendo con el lanzamiento del álbum. Los temas inéditos del álbum son en su mayoría medios tiempos pop/R&B como “Weekend”, que ha sido compuesto por el propio Liam, “Say It All”, que cuenta con influencia Trap y está producido por StarGate, “Remember” o “Heart Meets Break”. En resumen, LP1 me ha sorprendido gratamente ya que cuenta con buenas canciones y se convierte en uno de los álbumes debut más destacados de este año. El único handicap que va a tener LP1 es haber sido publicado el mismo día que el esperado disco de Camila Cabello, sin embargo gracias al enorme apoyo que cuenta el atractivo cantante entre las jovencitas británicas tiene muchas posibilidades de liderar la lista de ventas en Reino Unido, además cuenta con el streaming acumulado de todos los singles y colaboraciones que han sido añadidos al álbum. Tras haberse deshecho de su pasado en One Direction le auguro un gran futuro a Liam Payne dentro del pop/R&B actual ya que nos ha mostrado su mayor madurez con nuevas canciones en las que habla abiertamente de amor y sexo. Puntuación: 7/10.

Crítica de “Romance” de Camila Cabello

camila-cabelloEl segundo álbum de un artista que ha cosechado gran éxito con su disco debut suele suponer un reto muy complicado para el cantante en cuestión debido a las expectativas puestas en dicho trabajo y por las posibles comparaciones (de calidad y éxito) entre un álbum y otro. Esta situación es precisamente la que ha vivido Camila Cabello tras un hit de la talla de Havana, el cual superó todas las predicciones por parte de la cantante y su discográfica y logró cifras de streaming espectaculares y unas posiciones muy altas en las listas de venta en todo el mundo. Tras el boom inicial de Havana, los siguientes singles fueron moderadamente exitosos por el efecto arrastre pero no consiguieron un rendimiento comercial especialmente llamativo y el álbum debut de la cantante, titulado Camila, logró buenas posiciones en las listas de venta y fue certificado platino en Estados Unidos, pero no por sus altas ventas, ya que sólo despachó 160 mil copias físicas, sino por el alto nivel de streaming de los temas que contenía. Con un álbum debut más que digno que contaba con un sonido original y varios temas interesantes pero conocida por el gran público sólo por Havana, Camila Cabello partía de una posición un tanto complicada de cara al “temido” segundo álbum ya que muchos consideraban su éxito flor de un día y le auguraban un futuro poco halagüeño. Afortunadamente para la cantante de ascendencia cubana, Shawn Mendes contó con Camila para participar en su tema Señorita, el cual se ha convertido en el hit del año y ha supuesto un notable incremento de popularidad para ambos artistas. Aunque no llegó al nivel de éxito descomunal de Havana, Señorita alcanzó el #1 en los principales mercados mundiales y obtuvo unas cifras de streaming altísimas. Este tema encajaba a la perfección con el estilo musical de la cantante por su sonido Latin-pop, mostraba una gran química entre ambos artistas y dio un soplo de aire fresco a Camila de cara a su próximo trabajo discográfico.

En el mes de septiembre, la cantante nacida en Cuba publicó en sus redes sociales varias imágenes y videos pertenecientes a su nuevo proyecto musical, que se trataba de su segundo álbum de estudio, Romance, pero no reveló su fecha de publicación. Camila también desveló dos nuevos temas muy diferentes entre sí como anticipo del álbum: Shameless y Liar. Mientras que Shameless era un tema electro-pop y pop-rock de sonido oscuro que nos mostraba un lado de la cantante que no había ofrecido hasta la fecha, el otro se encontraba en su zona de confort. Liar se trataba de un marchoso y pegadizo tema Latin-pop que encajaría perfectamente dentro de su disco Camila. Pese a ser dos apuestas muy interesantes por parte de la joven cantante, ninguna de ellas pareció atraer la atención del público y quedaron atascadas en la parte baja de la lista americana Billboard. Acompañado por un divertido videoclip y aprovechando el tirón que vive la música latina últimamente, Liar tuvo un impacto comercial ligeramente superior. La estrategia promocional de Romance ha sido un tanto desconcertante y confusa ya que sin un respiro, Camila lanzó en octubre otros dos nuevos sencillos sin apenas haber dado tiempo a promocionar los anteriores. Mientras que la cantante de Miami explicaba en sus redes sociales que quería ofrecer al público un gran número de temas que mostraran la variedad musical presente en Romance, era evidente que su discográfica estaba preocupaba por el decepcionante rendimiento comercial de Shameless y Liar y se apresuró a lanzar nuevos temas para ver si sonaba la flauta y podían publicar el nuevo álbum con el respaldo de algún single de éxito. Uno de ellos era Cry For Me, un potente tema pop-rock que comenzaba con unos arpeggios de guitarra muy marcados y cuyas letras hacían referencia a la sensación que se produce tras una relación fallida en la que quieres ver que tu ex se sienta igual de mal que tú. El otro tema era Easy, una bonita balada pop en la que compara su actual pareja con sus anteriores relaciones y destaca por la ejecución vocal de Camila (sin ser una vocalista especialmente talentosa). Si dentro de la primera pareja de singles destacaba Liar, en este nuevo dúo de sencillos, Cry For Me gana la batalla, aunque hay que reconocer que todos los temas presentados resultan de gran calidad y muestran una mayor madurez por parte de Camila como compositora y artista. Tanto Cry For Me como Easy han sido producidos por Frank Dukes, quien estuvo detrás de la mayoría de temas del álbum debut de Camila. Como enésimo sencillo promocional antes del lanzamiento de Romance (quinto en realidad) llegó Living Proof, una balada pop con melodía de guitarra e influencia latina donde Camila hace uso del falsete. Ninguno de estos últimos singles lanzados en esta extraña campaña promocional ha funcionado bien en las listas de venta.

En vez de decantarse por promocionar Liar, que es el único single que ha gozado de un moderado rendimiento comercial y de streaming (supera los 170 millones de reproducciones en Spotify) y tenía solidez suficiente como para respaldar el lanzamiento de Romance, Camila ha dedicado más tiempo a promocionar el resto de singles en programas de TV y entregas de premios a pesar del mínimo impacto que están teniendo entre el público. Aunque ya hemos conocido gran parte de Romance con anterioridad a su publicación, del resto del álbum merecen la pena destacar “My Oh My”, un tema con gran toque urbano muy pegadizo que cuenta con la colaboración del rapero DaBaby y el medio tiempo “Should’ve Said It”, uno de los temas con mayor influencia latina y que comparte ciertas similitudes con Havana. Cualquiera de estos dos temas podría haberse lanzado como single ya que resultan muy superiores a varios de los sencillos adelanto y hubieran atraído más la atención del público. La segunda mitad de Romance está llena de baladas, algunas un tanto planas y aburridas como “Used To This”, producida por Finneas, un joven productor musical conocido por ser el responsable del éxito del álbum debut de su hermana, la extravagante cantante Billie Eilish, y otras más interesantes como la romántica “This Love” o “Feel It Twice”, que cuenta con gran aroma R&B.

Camila Cabello ha compuesto todos los temas de Romance y entre los créditos de producción se encuentran importantes nombres como Frank Dukes (responsable de Easy y Cry For Me), The Monsters & The Strangerz (Shameless y Liar), Ryan Tedder, Andrew Watt, Mattman & Robin (Living Proof) o Finneas, que han dado forma a un álbum que combina pop-rock, Latin-pop, synth-pop y ciertas pinceladas urbanas. Pese a la desastrosa campaña promocional que ha acompañado a Romance, es de justicia alabar la valentía que ha demostrado Camila al publicar un álbum tras numerosos singles fallidos en vez de abandonar el proyecto o postergar el lanzamiento como han hecho otros cantantes (por ejemplo Meghan Trainor). Sin embargo teniendo en cuenta que Camila es una de las reinas del streaming en la actualidad (en concreto la tercera artista más escuchada del mundo en Spotify), ha lanzado 5 singles con anterioridad a la publicación del álbum y ha incluido muy astutamente Señorita en el tracklist de Romance, todo el streaming acumulado por parte de estos temas (Señorita supera los 1000 millones de reproducciones en Spotify) ayudará al álbum a ser certificado platino en un periquete y le vaticinará un #1 seguro en Estados Unidos. Las ventas físicas serán otro cantar. En definitiva, la estrategia por parte de la discográfica de Camila de ofrecer tantos temas previos a la publicación del álbum y no centrarse en la promoción de uno de ellos ha desconcertado al público, que no ha prestado excesiva atención a casi ninguno de ellos. Aún con todo, Romance es un buen álbum pop en el que podemos apreciar la evolución de Camila como artista y compositora en canciones que hablan de amor y sus últimas relaciones. Temas imprescindibles: Liar, My Oh My, Should’ve Said It y Shameless. Puntuación: 7/10.

El regreso de Zara Larsson

Zara LarssonDurante 2016 y 2017 Zara Larsson se convirtió en una de las cantantes pop más destacadas en Europa gracias a temas como Lush Life, Never Forget You o I Would Like, pertenecientes a su segundo disco de estudio, So Good, el primero lanzado de manera internacional tras un álbum debut que sólo fue publicado en su Suecia natal y otros países nórdicos. So Good estaba formado por marchosos temas up-tempo producidos por importantes nombres como Steve Mac, MNEK, The Monsters & The Strangerz o StarGate y encuadrado dentro del dance-pop y electro-pop con influencias R&B y Tropical House. Tres de los singles de So Good fueron #1 en Suecia y consiguieron despuntar en otros países europeos como Reino Unido, donde la joven cantante sueca ha conseguido gran éxito, e incluso varios de sus temas lograron entrar en el difícil mercado americano. El álbum ocupó el top 10 en las principales listas de venta europeas y fue certificado oro en Estados Unidos, lo que supone un gran éxito para una cantante pop procedente de Suecia. Desde sus inicios, Zara Larsson recibió buenas críticas de los expertos musicales por su bonita voz, sus marchosas canciones y su moderno estilo, además de su labor como compositora en varias de las canciones de su álbum y fue de las primeras cantantes junto a Dua Lipa en incorporar el sonido Tropical House que tan de moda se ha puesto durante los últimos años. La presencia de Zara Larsson fue solicitada por otros artistas como David Guetta o el grupo británico Clean Bandit, con quienes colaboró en “Symphony”, el cual logró un gran éxito comercial y se convirtió en el primer single #1 de la cantante en Reino Unido y su cuarto chart-topper en Suecia.

Tras este asombroso debut internacional, la cantante de Solna regresó en octubre de 2018 con el single adelanto de su próximo álbum de estudio, Ruin My Life, que se trataba de un medio tiempo pop/R&B compuesto por la propia Zara Larsson y producido por The Monsters & The Strangerz, el dúo americano responsable de su hit “I Would Like”. Pese a no ser tan marchoso como algunos de sus singles anteriores, Ruin My Life recibió buenas críticas por su evolución musical y logró un buen desempeño comercial: fue #2 en Suecia, top 10 en Reino Unido e incluso consiguió entrar en la parte baja de la lista americana. Ya en 2019 la atractiva cantante lanzó Don’t Worry Bout Me, un marchoso tema dance-pop y electro-pop con influencia Tropical House compuesto por ella misma junto a la prometedora cantante sueca Tove Lo. Este nuevo single resultaba muy bailable y uno de los temas más up-tempo de Zara, sin embargo no recibió excesiva atención por parte del público. Durante este año ha seguido lanzando singles como All The Time, un alegre y pegadizo tema synth-pop con influencias Disco con el que regresó de nuevo al top 20 de la lista de singles en Suecia. Todos estos singles formarán parte del nuevo álbum de estudio de Zara Larsson, todavía sin título ni fecha de publicación definitivas. 

Crítica de “Wicked Lips” de Iggy Azalea

Wicked LipsEl 2019 ha sido un año bastante agridulce para Iggy Azalea. En el mes de julio publicó su esperado segundo álbum In My Defense y aunque la rapera australiana ha tenido una presencia máxima en los medios de comunicación y las redes sociales, lo cierto es que se ha hablado más de las polémicas en las que se ha visto envuelta que de sus nuevas canciones. Desde sus inicios en el mundo de la música Iggy Azalea no lo ha tenido nada fácil ya que el Hip-Hop es un coto muy cerrado y dominado principalmente por hombres y aunque en los últimos tiempos las mujeres han avanzado a pasos agigantados dentro de este género para ocupar el puesto que les corresponde, Iggy no ha tenido tanta suerte. Nicki Minaj y Cardi B se han convertido en las reinas del Hip Hop femenino durante los últimos años y han aparecido artistas muy prometedoras como City Girls, Megan Thee Stallion o Kash Doll que han recibido gran atención y apoyo del colectivo afroamericano. Sin embargo cuando una jovencísima Iggy Azalea abandonó Australia para labrarse un futuro en Estados Unidos no contó con demasiados apoyos, fue criticada por su apariencia y muchos le atacaron diciendo que una mujer blanca y rubia no podía ser una rapera creíble y fue acusada de apropiación cultural. Aunque Iggy tuvo gran éxito con varios de los singles de su primer álbum The New Classic, nunca fue aceptada mayoritariamente por el público afroamericano, de ahí que la mayoría de sus colaboradoras fueran artistas pop como Charli XCX, Rita Ora o Britney Spears. Durante los últimos meses Iggy ha estado inmersa en una rivalidad (o “beef” como se suele decir en el mundo del Hip Hop) con el veterano rapero T.I., que fue su mentor, uno de los mayores apoyos durante sus primeros años en el mundo de la música y con el que colaboró en varias ocasiones (“Change Your Life” de su álbum debut y “No Mediocre” de T.I.). Lejos quedan esos días de amistad ya que ahora se cruzan reproches e insultos a través de sus redes sociales, entre ellos la acusación de que cuando Iggy empezó a tener más éxito se centró en el público “blanco” y dio de lado a los “negros” que la ayudaron en sus inicios. Todas estas polémicas han hecho que Iggy Azalea pierda cierta credibilidad como rapera y su imagen haya estado un tanto devaluada. Su segundo álbum In My Defense fue un auténtico fracaso comercial pese a contar con singles tan potentes e interesantes como Sally Walker y Started, los cuales no lograron buenas posiciones en las listas de venta aunque sus videoclips consiguieron gran popularidad haciendo de Iggy una de las artistas contemporáneas más destacadas por el aspecto visual de su música.

En cuanto se supieron los primeros resultados en las listas de ventas de In My Defense e Iggy Azalea pudo constatar el flop de su álbum, acto seguido manifestó su descontento y frustración en las redes sociales y empezó a grabar nuevas canciones para una posible re-edición del álbum, pero más tarde cambio de opinión y decidió lanzar un EP independiente llamado Wicked Lips. Aunque estaba planeado para mediados de noviembre, el lanzamiento del EP se ha pospuesto en varias ocasiones y finalmente ha visto la luz el 2 de diciembre. Wicked Lips está formado por 4 temas, dos de ellos producidos por J. White que perfectamente pasarían por descartes de In My Defense ya que comparten el estilo de dicho álbum y otros dos por Carl Falk, quien se encarga de los temas más pop y orientados a un público más amplio. Mientras que In My Defense era un álbum Hip Hop de estilo duro y agresivo, en Wicked Lips nos encontramos con dos temas radio-friendly e influenciados por el sonido pop, en un intento por centrarse en el público que verdaderamente le apoya. Prueba de ello es que cuando la mayoría de raperos suelen colaborar con importantes artistas afroamericanos de la talla de Drake, Lil Wayne o Chris Brown, Iggy ha optado por la joven y desconocida cantante británica Alice Chater o la Drag Queen brasileña Pabllo Vittar.

El single anticipo de Wicked Lips fue Lola, un pegadizo y marchoso tema Hip Hop con cierta influencia latina que cuenta con la participación del Alice Chater, la cual acapara la atención por interpretar el llamativo y divertido estribillo de la canción. Lola está producido por Carl Falk (productor pop que le ha dado su toque más radio-friendly) junto a J. White, quien ha tratado de repetir la fórmula del hit “I Like It” de Cardi B. Recordemos que no es la primera vez que dicho productor intenta copiar a la rapera de ascendencia latina ya que tanto Sally Walker como varias pistas de In My Defense producidas por J White se basaban en la melodía de “Money” de Cardi B. El otro tema más accesible de Wicked Lips es “The Girls”, un alegato femenino en el que colabora el Drag Queen y cantante brasileño Pabllo Vittar, conocido por su apoyo a la comunidad gay y trans-género en Brasil. Aunque el estribillo es pegadizo y seguramente se convertirá en uno de los temas más populares del EP en las plataformas musicales, la estridente voz de Pablo Vittar no me acaba de convencer ni encaja con el rap de Iggy Azalea. Más interesantes me parecen “Not Important” y “Personal Problem”, que están encuadrados dentro de un Hip Hop más tradicional y parecen descartes de In My Defense por su parecido a los temas que formaban parte del mismo. En definitiva, Wicked Lips supone una continuación del estilo de su último disco pero incorpora varios temas que resultan más divertidos, pegadizos y accesibles al público masivo. En mi opinión creo que hubiera más acertado lanzar una re-edición de In My Defense con estas nuevas 4 canciones para remontar las bajas ventas del álbum de cara a la campaña navideña, sin embargo por sus diferencias con dicho álbum la rapera australiana ha decidido lanzar un EP por separado. Una lástima que se vaya a convertir en otro flop para Iggy Azalea porque Wicked Lips es una buena adición a su catálogo musical, pero visto el escaso impacto comercial del magnífico tema “Lola” no creo que el resto del proyecto obtenga mucho más apoyo del público. Puntuación: 7/10.

La esperada reunión de Pussycat Dolls

Pussycat DollsEste 2019 que pronto va a terminar será recordado como un año de nostalgia para los seguidores del fenómeno fan que vivió sus mejores momentos durante los primeros años de la década del 2000 ya que se han producido los esperados regresos de legendarios grupos que triunfaron años atrás. A principios de año, uno de los mayores exponentes del fenómeno fan de hace dos décadas, Backstreet Boys, regresaron al panorama musical con su nuevo álbum DNA tras más de 5 años de sequía musical. En el mes de abril, tras años de rumores Spice Girls volvieron a juntarse para llevar a cabo su segunda gira de reunión, con la que recorrieron Reino Unido y congregaron a 700 mil leales fans, haciendo de “Spice World 2019 Tour” una de las giras más exitosas y recaudadoras del año en Reino Unido. El pasado mes de noviembre otra de las boy-bands más queridas en Europa, Westlife, también regresaron con gira de aniversario por sus 20 años de carrera musical y publicaron nuevo álbum para deleite de sus numerosos seguidores. Y esta misma semana se ha producido sin duda el regreso más sorprendente del año y digo sorprendente por la manera en que acabaron hace años las componentes del grupo en cuestión y que nadie apostaría por verlas juntas de nuevo. Me estoy refiriendo a Pussycat Dolls, una de las girl-bands americanas más exitosas de la década pasada. Durante toda la trayectoria de Pussycat Dolls quedó claro que Nicole Scherzinger no sólo era la líder y fuerza creativa del grupo (participó en la composición de varios temas y acaparaba el micrófono casi el 100% del tiempo) sino también la única que podía hablar en las entrevistas promocionales, ya que tras la separación del grupo una de las componentes afirmó que no les permitían abrir la boca y sólo Nicole podía hacerlo. El sobre-énfasis en Nicole llegó a su punto máximo durante la promoción de Doll Domination, donde empezaron a hacerse visibles las tensiones entre ellas, por lo que a principios del 2010 las componentes relegadas a meras bailarinas y figurantes decidieron abandonar el grupo.

Centrándonos en la actualidad, esta misma semana durante una entrevista en la radio, Pussycat Dolls confirmaron su regreso como grupo y anunciaron nueva gira en abril de 2020 por Reino Unido. Además uno de los compañeros de Nicole en X Factor Celebrity confirmó que las Dolls actuarían este sábado en la final del talent-show. Lo más destacado del regreso de Pussycat Dolls ha sido que Carmit Bachar, quien abandonó el grupo tras la promoción del primer álbum ha vuelto a unirse a sus compañeras y por el contrario Melody Thornton no formará parte de la reunión debido a sus compromisos en solitario. Aunque quienes conocemos la historia de Pussycat Dolls podemos entender la decisión de Melody de no formar parte de este regreso ya que fue la única de las componentes que puso voz al malestar en el grupo y expresó su frustración ante el exceso de protagonismo de Nicole. La nueva formación de Pussycat Dolls (Nicole, Carmit, Jessica, Ashley y Kimberly) ha perdido a una de las mejores voces del grupo, Melody, quien junto a Carmit eran las únicas que tenían partes solistas en algunas canciones y contaban con cierta importancia por detrás de Nicole en los directos del grupo. En la final de X Factor Celebrity las Dolls hicieron un medley con algunos de sus mayores hits como Buttons, When I Grow Up o Don’t Cha y desvelaron un nuevo tema, React, que seguramente se lanzará como single de cara a la promoción de su próxima gira. Sin duda fue una gran actuación donde demostraron que siguen siendo unas grandes bailarinas pero Nicole volvió a dar la nota por su excesivo protagonismo.

Este “momento revival” vivido durante el 2019 no sólo ha sido un regalo a los fans por su leal apoyo a lo largo de los años, sino que el aspecto monetario ha influido sin duda en la decisión de reunirse puesto que algunos de los componentes de estos grupos no han conseguido despegar en sus carreras en solitario y han acabado participando en reality shows, que son la antesala del fracaso. En el caso de Pussycat Dolls es más que evidente ya que aunque declaren estar muy felices por reunirse de nuevo y salir de gira, lo cierto es que a excepción de Nicole ninguna de ellas ha logrado despuntar en solitario e incluso la propia Nicole ha dedicado más tiempo a su trabajo como jueza en numerosos talent-shows que a lanzar nueva música. Sean cuales sean los verdaderos motivos, como fan de Pussycat Dolls que me considero, ha sido un gran motivo de alegría la reunión del grupo.

One I’ve Been Missing, la apuesta navideña de Little Mix

Little MixCon la llegada del periodo navideño muchos cantantes deciden lanzar sus trabajos discográficos e intentan rentabilizar esta entrañable época ya que durante el mes de diciembre las ventas de discos se disparan. Además a raíz del tremendo éxito que obtiene Mariah Carey cada año gracias a sus populares villancicos y sus show navideños, numerosos artistas han probado suerte lanzando sus propias canciones navideñas, como es el caso de Little Mix, las protagonistas de este post. El año pasado, el cuarteto femenino publicó su quinto álbum de estudio, LM5, que pese a haber tenido un desempeño comercial positivo en Reino Unido observó una severa caída de ventas con respecto a su anterior disco, en parte por estar respaldado sólo por un single de éxito, Woman Like Me, ya que el siguiente sencillo fracasó en la lista de ventas británica. Este hecho unido a una estrategia comercial desafortunada y la ruptura de Little Mix con su discográfica de siempre, hicieron de la era LM5 una de las menos exitosas y memorables de la carrera de Little Mix. Tras un abrupto cese en la promoción del LM5, el grupo femenino lanzó en el mes de mayo un nuevo single no perteneciente al álbum, Bounce Back, el cual entró por los pelos en el top 10 de Reino Unido pero no logró captar excesiva atención por parte del público. Con una popularidad a la baja, Little Mix se embarcaron el pasado mes de septiembre en una gira por Europa y Reino Unido para promocionar el fallido LM5 que les ha mantenido ocupadas hasta el 22 de noviembre, que ha sido precisamente la fecha de lanzamiento de su nuevo single navideño. One I’ve Been Missing es el título del tema con el que Little Mix pretenden lograr el esperado #1 navideño en Reino Unido, el cual desde siempre ha resultado muy cotizado y valorado por los artistas británicos. Leigh-Anne (una de las componentes del grupo) ha participado en la composición de esta bonita balada mid-tempo que nos transporta al Soul de los años 70 y destaca por las perfectas harmonías entre las 4 chicas de Little Mix. “One I’ve Been Missing” recuerda a las clásicas baladas del grupo y es una buena manera de terminar un año un tanto descafeinado para el grupo e intentar obtener su pedazo de tarta del jugoso periodo navideño.