Crítica de “Everything Is 4” de Jason Derulo

derulo-everything-is-4Tras el gran éxito logrado por los singles extraídos de su tercer álbum de estudio Tattoos (y su edición americana Talk Dirty), los cuales lograron buenas posiciones en las listas de venta y consiguieron unas cifras altísimas de streaming y millones de reproducciones de sus videoclips en YouTube, Jason Derulo regresó en 2015 con un nuevo single perteneciente a su cuarto álbum. Realmente el cantante americano no “regresó” puesto que nunca se fue, ya que desde sus inicios en el mundo de la música ha tenido una presencia máxima en las radios de todo el mundo y se ha caracterizado por una gran agilidad a la hora de lanzar singles y álbumes. Want To Want Me, el single presentación del álbum, siguió el clásico patrón de Jason Derulo y se trataba de un bailable y enérgico tema dance-pop, en este caso producido por Ian Kirkpatrick. Este single tuvo un gran impacto en las listas de venta: se convirtió en el cuarto #1 del cantante en Reino Unido y ocupó el top 5 en Estados Unidos, Alemania o Australia. En mayo del 2015 se publicó el cuarto álbum de estudio de Jason Derulo, llamado Everything Is 4, el cual contaba con la producción de sus habituales colaboradores Ricky Reed o Ian Kirkpatrick pero se unían otros productores como Danja, The Monsters & The Strangerz, Matoma o Charlie Puth. Casualmente “Everything Is 4” debutó en el #4 de la lista americana de álbumes y empató con “Talk Dirty” como la mejor posición de Jason en Estados Unidos. En el resto del mundo tuvo un desempeño comercial muy moderado y apenas fue top 20 en Australia y Reino Unido, los dos mercados estrella del cantante. El título del álbum no alude al hecho de que sea su cuarto trabajo sino porque todo viene por una razón (everything is for a reason). El segundo single del álbum fue Cheyenne, un oscuro tema electro-pop con influencia Nu-Disco que destaca por la ejecución vocal del cantante de Florida y su uso del falsete. Pese a ser una de las mejores canciones del disco, Cheyenne marcó mínimos en la carrera de Jason y ocupó unas posiciones muy bajas en las listas de venta. Como tercer single se lanzó Try Me, un marchoso y bailable tema Tropical House que contaba con la colaboración de Jennifer Lopez pero no dejaba de ser un tema básico y genérico que no pasará a la historia de la música. La calidad de los singles fue bajando hasta Get Ugly, un extraño tema que mezcla Hip-Hop y electro-pop y podríamos definirlo como un “Wiggle” up-tempo con menos gancho. Si bien es cierto que los álbumes de Jason se caracterizan por estar polarizados entre canciones muy interesantes y pegadizas (que suelen ser los singles lanzados) y temas de relleno bastante mediocres, en el caso de “Everything Is 4” el relleno se dispara y podemos encontrar colaboraciones tan bizarras como Stevie Wonder y Keith Urban en “Broke” donde destaca el sonido de armónica auto-tuneada, o Meghan Trainor en “Painkiller”, un tema entre retro y bubblegum pop que sí encajaría en un disco de la rubia cantante. Aun así merece la pena escuchar el medio tiempo R&B alternativo “Love Like That” en el que colabora una inmensa K. Michelle, o el marchoso tema electro-pop “X2CU” producido por Danja. En definitiva, “Everything Is 4” es el disco menos memorable de toda la trayectoria Jason Derulo y todavía resulta más decepcionante si lo comparamos con Tattoos o los anteriores álbumes del cantante. Puntuación: 6/10.

Anuncios

Double Round Review: “Tattoos” y “Talk Dirty” de Jason Derulo


Jason_Derulo_-_TattoosDurante los primeros años de esta década Jason Derulo se convirtió en uno de los cantantes más prometedores dentro del panorama pop/R&B y una amenaza real a artistas de la talla de Ne-Yo o Chris Brown, que eran sus competidores más directos. Su primer álbum de título homónimo estaba producido enteramente por J.R. Rotem y formado por un compendio de medios tiempos y baladas de estilo R&B y marchosos temas dance-pop y electro-pop dirigidos a las pistas de baile. Visto el éxito internacional de sus temas más bailables, con su segundo álbum Future History profundizó en el sonido dance-pop aunque también podíamos encontrar temas con influencia R&B y destacó por el hecho de que sólo contaba con 3 canciones producidas por su habitual colaborador. Aunque las ventas de sus dos primeros álbumes no fueron excesivamente altas, Jason destacó por el rendimiento comercial de sus singles y consiguió un #1 en la lista americana y 5 singles top 10 en Reino Unido (incluyendo dos #1 con In My Head y Don’t Wanna Go Home). Sin apenas un respiro, el cantante de Florida regresó en 2013 con su tercer álbum de estudio, titulado Tattoos y publicado en todos los mercados excepto en Estados Unidos, donde sólo se lanzó un EP de manera digital con 5 temas pertenecientes a dicho álbum. Jason tenía otros planes para sus seguidores americanos que más tarde pasaré a comentar. Tattoos estaba compuesto en su totalidad por el propio Jason, contaba con la colaboración de varios productores de su anterior álbum como DJ Frank E o RedOne e incorporó otros nuevos como Ricky Reed, Ammo y The Cataracs, y no contaba con ningún tema firmado por J.R. Rotem, el artífice de sus mayores éxitos. El primer single de Tattoos fue The Other Side, un enérgico tema dance-pop producido por Ammo en el que Jason relata cómo dos amigos pasan a ser algo más. Este pegadizo tema, muy enfocado al mercado internacional, tuvo una respuesta positiva en Reino Unido, donde fue #2 y top 5 en Canadá y Australia, aunque en Estados Unidos sólo ocupó el top 20. Como segundo single del álbum el joven cantante lanzó el que sería uno de los mayores hits de su carrera, Talk Dirty, que se trataba de un marchoso y pegadizo tema R&B/Hip-Hop que destacaba por su uso prominente de trompetas y contaba con la colaboración del rapero 2 Chainz. Este tema producido por Ricky Reed debutó en el #1 en los charts de Alemania, Reino Unido y Australia y ocupó el top 5 en Estados Unidos. Durante esta época Jason Derulo mantenía una relación con la cantante americana Jordin Sparks, de ahí que el amor fuera uno de los temas principales del álbum, además la ganadora de American Idol
 participó en una de las canciones más románticas de Tattoos, Vertigo. Precisamente el tercer single fue Marry Me, un bonito tema pop/R&B que hacía una clara alusión a sus intenciones de casarse con Jordin, aunque en 2014 ambos rompieron su relación. Como cuarto single de Tattoos se lanzó Trumpets, que gracias a su pegadiza melodía de trompetas y su base pop/R&B resultaba una de las canciones más originales y alegres del álbum. Trumpets continuó con la excelente racha de Jason y fue #1 en Australia, top 5 en Reino Unido y top 15 en Estados Unidos. El atractivo bailarín siguió desgranando temas de Tattoos y como quinto single internacional ofreció uno de los mejores temas del álbum y mi favorito personalmente, Stupid Love, que se trataba de una balada mid-tempo R&B producido por RedOne. El tercer álbum de Jason Derulo tuvo un buen debut en las listas de ventas de sus mercados estrella, Australia y Reino Unido, donde fue top 5 aunque en el resto del mundo su desempeño fue más moderado. Tattoos superaba la calidad del anterior álbum, contó una excelente selección de singles y empezaba a incorporar el característico sonido de trompetas que desde ese momento asociaríamos al cantante. Puntuación: 7’5/10.

Talk DirtyTattoos estaba compuesto por temas dance-pop dirigidos al mercado internacional aunque también incorporaba sus habituales medios tiempos R&B y temas con gran componente urbano e influencias Hip Hop. Como en Estados Unidos este último tipo de temas son los que más éxito suelen tener y encajan mejor con los gustos americanos, Jason Derulo decidió publicar en 2014 una versión de Tattoos ligeramente diferente, con nuevos temas centrados en el Hip-Hop y el sonido urbano bajo un título distinto, Talk Dirty, en un intento por capitalizar el reciente éxito del single del mismo nombre. El tercer álbum de Jason Derulo en Estados Unidos incorporaba 4 nuevos temas adaptados a este mercado, omitía algunas canciones de Tattoos y contaba con todos los singles lanzados hasta el momento. Los temas inéditos del álbum destacaban por sus letras de alto contenido sexual y resultaban repetitivos y menos interesantes que el conjunto de canciones presentes en Tattoos. De entre ellos destacaba Wiggle, que se trataba de un tema mid-tempo Hip-Hop con uso prominente de flauta que compartía similitudes con Talk Dirty y contaba con la colaboración de Snoop Dogg. Pese a ser un tema insípido de sonido irritante, este “himno a los culos grandes” obtuvo un gran impacto en las listas de venta, donde ocupó el top 5 en Estados Unidos y Australia y top 10 en UK, convirtiéndose en el segundo sencillo más exitoso del álbum tras Talk Dirty. “Bubblegum”, un tema de influencia Trap junto al rapero Tyga y con la producción de Timbaland, fue lanzado de manera limitada como último single del álbum. Talk Dirty debutó en el #4 de la lista americana de álbumes y fue certificado platino no por las ventas físicas sino por las altas cifras de streaming de todos los singles lanzados. Mientras que Tattoos era un álbum más equilibrado entre su lado dance-pop y R&B y contaba con un conjunto de canciones muy interesantes, la incorporación de anodinos temas Hip Hop de letras vulgares abarataron la imagen de Jason Derulo y disminuyeron la calidad de Talk Dirty. Aún con todo, por el hecho de incorporar magníficos temas como Trumpets, Stupid Love, Talk Dirty o The Other Side merece una buena nota. Puntuación: 7/10.

Crítica de “2Sides (Side 1)” de Jason Derulo

JD_2sides_ep_finalUna de las grandes sorpresas del 2010 fue el álbum debut de Jason Derulo de título homónimo, que contaba con singles muy interesantes como Whatcha Say, In My Head o Ridin’ Solo, y desde entonces se convirtió en uno de mis cantantes favoritos de pop/R&B ya que contaba con una bonita voz, una gran presencia escénica, además de destacar por su faceta como compositor y bailarín. En su siguiente álbum, Future History, su música viró hacia el dance-pop y el electro-pop y empezó a tener más apoyo en Europa que en Estados Unidos, sin embargo con Tattoos (y su versión americana Talk Dirty) retomó el sonido urbano y profundizó en el R&B y Hip Hop. Jason Derulo siempre se ha caracterizado por ser un cantante que vende más singles que álbumes, por lo que la era digital y el streaming le beneficiaron sin duda. Desde la publicación de su cuarto álbum de estudio “Everything is 4” en 2015 y el disco recopilatorio que se publicó un año más tarde, el cantante nacido en Florida no ha dejado de lanzar singles, entre los que destacaron “If I Ain’t Love”, un tema dance-pop que pasó desapercibido en las listas de venta o “Swalla” junto a Nicki Minaj y Ty Dolla Sign, mucho más exitoso, que acumula unas cifras de streaming espectaculares (más de 700 millones de reproducciones en Spotify y su videoclip supera los 1300 millones de visitas en YouTube) y ha tenido un desempeño comercial muy positivo en Europa, donde fue top 10 en Reino Unido, Francia y Alemania, aunque en Estados Unidos apenas ocupó el top 30. Durante el 2017 Jason Derulo siguió lanzando singles sin ningún tipo de criterio ni intención de publicar álbum, como “If I’m Lucky” o el marchoso “Tip Toe” junto al rapero French Montana, que sólo llegó a triunfar en Reino Unido, uno de sus mercados estrella. La carrera musical de Jason Derulo ha sufrido un claro desgaste durante estos últimos años y ha acabado saturando al público con infinidad de temas facilones y de una calidad mucho más baja que la de sus inicios, por lo que sus fans y el público en general han empezado a darle la espalda y sus últimos lanzamientos han obtenido unas cifras de streaming más bajas a lo que acostumbra el atractivo cantante. Sin duda el aspecto cuantitativo ha primado sobre el cualitativo en la estrategia promocional más reciente de Jason Derulo y un ejemplo de ello son los singles que ha lanzado este año: “Mamacita”, un insípido tema dance-pop y latin-pop con el que se subía al carro del tirón latino que ha vivido la música durante este año pero no ofrecía nada nuevo o original, y “Too Hot”, que todavía resultaba más básico por la utilización del sample del irritante hit veraniego “El Taxi” de Pitbull. Tanto Mamacita como Too Hot han resultado un fracaso en las listas de venta y sus datos de streaming han sido muy bajos. Durante los últimos tiempos el cantante de ascendencia haitiana ha ido “de Guatemala a Guatepeor” y es una auténtica lástima ya que tiene talento suficiente como cantante y compositor para ofrecernos canciones de mayor calidad al igual que hacía en los inicios de su carrera.

Tras una estrategia comercial muy confusa por parte de la discográfica de Jason Derulo, se han desechado todos los temas que ha lanzado estos últimos años y esta misma semana ha visto la luz 2Sides (Side 1), la primera parte de su quinto álbum de estudio 2Sides, el cual será publicado el año que viene. Side 1 se trata de un EP formado por 6 canciones compuestas por el propio Jason y que se encuadran dentro del pop/R&B con influencia Tropical House, electro-pop y Hip Hop. “F It Up” podríamos definirlo como el típico tema R&B up-tempo de Jason de naturaleza marchosa y bailable con uso prominente de trompetas similar a “Talk Dirty”. “Best Friend” es un tema R&B y electro-pop que cuenta con la colaboración de Ty Dolla Sign y “Talk About Us” tiene estilo Dancehall y Tropical House y participa la rapera británica Stefflon Don. Los dos mejores temas del EP en mi opinión son “Talk With Your Body”, un marchoso tema dance-pop con influencia Tropical House que samplea el estribillo de “Genie In a Bottle” de Christina Aguilera y “Diamonds”, una balada mid-tempo R&B/pop que supone el momento más relajado de este trabajo. En resumen, este EP supera la calidad de los temas lanzados durante este año y supone un evidente paso adelante para Jason Derulo ya que deja a un lado los temas facilones que ha estado ofreciendo recientemente para ofrecernos un producto más sólido y centrado. Aún así, tendremos que esperar a enero del 2020 para conocer la segunda entrega de 2Sides y poder valorar el proyecto en su totalidad. Puntuación: 7/10.

Lola, el nuevo single de Iggy Azalea

800px-IggyAzaleaLolaIggy Azalea ha protagonizado uno de los fracasos más sonados del año con In My Defense, su reciente trabajo discográfico que vio la luz el pasado mes de julio. Aunque contaba con singles tan interesantes como Sally Walker y Started y estaba compuesto por un conjunto de canciones más que digno, el segundo álbum de estudio de la rapera australiana debutó en el #50 de la lista americana y tuvo unas ventas muy bajas, a diferencia de su primer disco The New Classic, el cual fue un éxito moderado y contó con varios hits a nivel mundial. Poco después del lanzamiento de In My Defense, cuando se confirmó que había resultado un auténtico flop, Iggy Azalea declaró a través de sus redes sociales que se sentía frustrada y derrotada por el resultado comercial del álbum y confirmó que pronto entraría en el estudio de grabación a componer nuevos temas. Pues bien, apenas 4 meses después de la publicación de su último álbum, la polémica rapera ha lanzado nueva música para intentar terminar el año con algún hit a sus espaldas. El single elegido ha sido Lola, un tema Hip-Hop con influencia latina que cuenta con la participación de la cantante británica Alice Chater, quien se encarga de cantar el pegadizo estribillo de la canción. Si el single Sally Walker recordaba a “Money” de Cardi B, Lola también comparte cierto parecido con otro tema de la rapera neoyorquina, en este caso “I Like It”, el cual resultó un auténtico éxito en las listas de venta durante el año pasado. Iggy Azalea se ha subido tarde al carro de lo latino con Lola (que samplea el clásico Mambo Italiano) sin embargo nos ha ofrecido un gran single que puede dar un impulso a su maltrecha carrera, que lleva años a la baja. Lola ha sido acompañado de un espectacular videoclip de alto presupuesto y formará parte del EP Wicked Lips, que verá la luz el próximo 15 de noviembre.

Treat Myself de Meghan Trainor ya tiene fecha de salida

75310390_10157064312498882_8741252307087261696_oEn marzo de 2018, la cantante americana Meghan Trainor lanzó No Excuses como single presentación de su próximo álbum de estudio. Se trataba de un tema muy marchoso y bailable que recuperaba el sonido retro presente en su primer disco y tenía un claro mensaje de empoderamiento femenino, sin embargo tuvo un impacto comercial muy moderado y no ocupó posiciones altas en las listas de venta a diferencia de la mayoría de sus singles. Tras la tibia acogida de No Excuses, la joven cantante siguió lanzando más singles como anticipo de su nuevo álbum, como Let You Be Right o Can’t Dance, pero ambos pasaron desapercibidos y apenas tuvieron rotación en las radios. El tercer álbum de estudio de Meghan Trainor iba a ponerse a la venta a finales de agosto de 2018, sin embargo la autora de “All About That Bass” pospuso el lanzamiento del disco argumentando que se encontraba en un momento muy creativo y no podía parar de componer nuevas canciones y quería incluirlas en su nuevo trabajo. La realidad era muy diferente ya que con tres singles de escaso impacto comercial y una popularidad a la baja, la cantante de Massachusetts y su discográfica debían re-evaluar la estrategia comercial del álbum e intentar ofrecer algo más atractivo al público para recuperar el éxito de sus primeros trabajos y evitar un más que probable fracaso. Además de crear nuevas canciones, Meghan Trainor dedicó parte del 2018 a participar como jueza en el concurso de búsqueda de talentos The Four junto a Diddy y DJ Khaled. En febrero del 2019 y sin noticias sobre su esperado tercer álbum, la rubia cantante lanzó The Love Train, un EP formado por 6 canciones en las que hablaba del amor y su reciente matrimonio. Cuando sus seguidores ya habían perdido la esperanza de escuchar nueva música por parte de Meghan durante este año, el pasado mes de septiembre lanzó un single, Wave, que se trataba de un anodino tema electro-pop que contaba con la colaboración del desconocido cantante Mike Sabath. Meghan ha anunciado que Treat Myself verá finalmente la luz el 31 de enero del 2020, con más de año y medio de retraso con respecto a su fecha de salida original, ha cambiado el artwork del álbum y no incluirá varios de los sencillos que se lanzaron tras No Excuses. Esperemos que la larga espera merezca la pena y nos ofrezca temas más potentes que Wave ya que durante todo este tiempo ha mantenido un perfil muy bajo en el mundo de la música y nos tememos que este trabajo sea el primer flop del nuevo año que pronto llegará.

Reseña del concierto del “Here We Go Again Tour” de Cher

rs_1024x768-180809085027-1024.cher-photo.8918Durante mis vacaciones en Londres tuve la oportunidad de asistir al concierto que dio Cher en la capital británica el pasado día 20 de octubre. Desde su célebre disco Believe me convertí en seguidor de la legendaria cantante por lo que no quise perder la oportunidad de verla en directo durante su actual gira Here We Go Again, con la que ha recorrido de manera extensa Estados Unidos, Australia y Europa (continente que no visitaba Cher desde 2003 durante su Living Proof: The Farewell Tour). Tras visitar Alemania, Suecia, Holanda o Bélgica, la veterana cantante hizo una parada en Reino Unido para dar dos conciertos en Londres seguidos de otras ciudades británicas como Manchester, Birmingham o Leeds. En un O2 Arena lleno hasta la bandera y amenizando la espera tuvimos la actuación de Paul Young como telonero y una sesión de marchosos temas por parte del DJ KidCutUp. Tras un vídeo en el que se mostraban numerosas imágenes de Cher durante su extensa trayectoria artística, la llamada “The Goddess of Pop” apareció en el escenario ataviada con un look de soldado romano con una voluminosa peluca azul cantando Woman’s World, el single anticipo de su disco Closer To The Truth y que resultaba una manera perfecta de comenzar el show debido a la naturaleza bailable del tema y su poderoso mensaje de empoderamiento. Uno de los momentos más esperados del concierto llegó enseguida ya que Cher interpretó Strong Enough, uno de sus mayores hits y mi canción favorita de la artista, para continuar con otro de los mejores temas del álbum Believe como All or Nothing. Sin duda fue una manera espectacular de comenzar el show con estos tres potentes temas de estilo Dance. Tras el subidón inicial, Cher regresó con un look de los años 70 para interpretar varios de sus temas más clásicos como The Beat Goes On o I Got You Babe, cantado a dúo junto a su ex-marido Sonny Bono a través de una pantalla de vídeo, en uno de los momentos más nostálgicos y entrañables de la noche. El “Here We Go Again Tour” sirve de promoción de su reciente disco Dancing Queen, formado por versiones de los temas más famosos de ABBA, por ello a mitad del concierto Cher nos ofreció tres canciones de dicho álbum: Waterloo, SOS y Fernando, muy en la línea de su interpretación en la película “Mamma Mia! Here We Go Again” y que resultó uno de los momentos más mágicos del show. La veterana cantante demostró que impresionantes habilidades vocales se mantienen intactas con la maravillosa interpretación de la balada After All o en su clásico Walking in Memphis. Ataviada con un bodysuit transparente muy sexy y una chaqueta de cuero, Cher lució su impresionante figura mientras interpretaba algunos de sus temas rockeros más famosos como I Found Someone o If I Could Turn Back Time. Como no podía ser de otra manera, la diva finalizó el concierto con su tema más famoso y que la llevó al #1 en todo el mundo, Believe. Con más de 15 mil personas cantando este hit a pleno pulmón terminó uno de los mejores conciertos a los que he asistido. Cher demostró que con 73 años y tras más de 5 décadas de carrera a sus espaldas sigue siendo una de las mejores artistas de todos los tiempos: cantó en riguroso directo durante todo el show, lució numerosos cambios de vestuario y decenas de pelucas diferentes y estuvo acompañada de un gran equipo de baile que respaldó a la icónica cantante en todo momento. Este post está dedicado a Ángel y Juanjo, que me acompañaron a este gran concierto.

Don’t Start Now, el regreso de Dua Lipa

unnamed-2-1572533138-640x640Aunque Dua Lipa haya regresado con nuevo single en realidad nunca ha desaparecido de escena, ya que desde su debut en el mundo de la música su presencia ha sido máxima en las radios de todo el mundo y no hemos dejado de escuchar temas suyos y colaboraciones con otros artistas. Su exitoso álbum debut de título homónimo vio la luz en 2017 y contó con hits de la talla de Be The One, Blow Your Mind, IDGAF y sobretodo New Rules, con el que la joven inglesa ha logrado cifras de streaming espectaculares (más de 1200 millones de reproducciones en Spotify) y ocupó el #1 en Reino Unido y el top 10 en los principales mercados musicales, incluyendo Estados Unidos, donde es notorio el éxito de este single teniendo en cuenta que el público americano no suele ser muy receptivo a este tipo de pop británico. Además del éxito que consiguió con los temas de su álbum debut, la presencia de Dua Lipa fue solicitada por varios artistas como Calvin Harris en el tema One Kiss, que se convirtió en otro hit en las listas de venta del año pasado (alcanzó nuevamente el #1 en Reino Unido) y consiguió de nuevo unas cifras de streaming altísimas. Aunque Dua Lipa ha sido una de las artistas revelación de los últimos años, primero en Reino Unido y luego en el resto del mundo, y su música no haya cesado de sonar, también han surgido opiniones negativas que la tachan de ser una artista básica que hace música genérica y cuya presencia escénica es nula. Dua Lipa ha regresado este 2019 con nuevo single, Don’t Start Now, perteneciente a su segundo álbum de estudio, que será publicado a principios del 2020. La cantante de 24 años ha decidido apostar sobre seguro y ha contado con el productor Ian Kirkpatrick y la compositora Emily Warren (los responsables de su hit New Rules), aunque en este caso Dua Lipa también se encuentra entre los créditos de composición de este marchoso tema Disco y dance-pop con influencia de la música pop de los años 80 y 90, a diferencia del sonido Tropical House y electro-pop que tenía New Rules, sin embargo no ofrece nada nuevo o diferente al panorama musical. Ciertamente Dua Lipa es una artista muy sobrevalorada gracias a la sucesión de hits que ha cosechado, pero habrá que ver si con su segundo álbum repite la tremenda acogida de su primer trabajo o se queda en una muñeca rota del mundo de la música.