Break Up Song, el nuevo single de Little Mix

Break Up SongLa industria musical se ha paralizado debido a la pandemia mundial provocada por el coronavirus y muchos artistas han tenido que posponer sus giras de conciertos por motivos de seguridad o han aplazado ‘sine die’ el lanzamiento de sus álbumes, sin embargo todavía quedan artistas que siguen lanzando nueva música para hacernos más agradables estos duros momentos de confinamiento, como por ejemplo el grupo británico Little Mix, quienes acaban de desvelar su nuevo single, el cual servirá de anticipo a su sexto álbum de estudio. Break Up Song es un marchoso tema synth-pop y dance-pop compuesto por tres de las componentes del grupo (Leigh-Anne, Perrie y Jade) junto a su habitual colaboradora Kamille, quien también se encarga de la producción y en el que regresan a sus orígenes más pop tras el coqueteo urbano y el sonido americano de su último álbum ‘LM5’. Este tema toma influencia del sonido synth-pop de los años 80 y resulta un himno de auto-empoderamiento ya que habla de cómo seguir adelante tras una ruptura amorosa. Desde sus inicios Little Mix se han labrado una carrera muy sólida y exitosa en el mundo de la música y se han consolidado como una de las girl-bands con una trayectoria más larga pese a sus orígenes de ‘grupo prefabricado’, sin embargo durante los últimos tiempos han experimentado una espiral decreciente en su popularidad y éxito comercial tras la mediocre acogida de sus últimos singles y el moderado rendimiento de su álbum ‘LM5’. Todavía no se conocen más datos sobre el nuevo trabajo discográfico de Little Mix y más teniendo la incertidumbre que vive el mundo en estos momentos pero en cuanto adelanten la fechas de publicación del álbum o nuevos singles, no tardaré en comentarlo en el blog MiSTeR MuSiC.

Crítica de ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa

Future NostalgiaTeniendo en cuenta el gran éxito que cosechó el primer álbum de estudio de Dua Lipa, muchas expectativas estaban puestas en torno a su nuevo trabajo, Future Nostalgia, que ha visto la luz una semana antes de lo previsto después de haberse filtrado todo su contenido en internet. El debut de título homónimo de la cantante de ascendencia albanesa se puso a la venta en 2017 en Reino Unido y otros países europeos aunque no fue hasta un año después cuando Dua Lipa despuntó a nivel internacional gracias a ‘New Rules’, el sexto sencillo del álbum pero que se convirtió en el primer #1 de la cantante en UK y resultó un ‘auténtico grower’ en el resto del mundo ya que acabó ocupando incluso el top 10 en la lista americana de singles y su videoclip acumuló más de dos mil millones de visitas en YouTube. Tras la excepcional acogida comercial de ‘New Rules’ llegaron más singles de éxito como ‘IDGAF’ e importantes colaboraciones con otros artistas como es el caso de Calvin Harris en otro ‘monster hit’ como lo fue ‘One Kiss’. La estrategia comercial de Future Nostalgia ha sido diferente a la llevada a cabo con el disco debut de la cantante inglesa ya que una gran cantidad de singles fueron lanzados con anterioridad a la publicación de ‘Dua Lipa’, que acabó convirtiéndose en una playlist de los éxitos del 2017 y 2018 más que en un disco centrado (algo que les ha ocurrido también a otros jóvenes artistas británicos con sus discos debut) sin embargo con su segundo álbum ha llevado a cabo una estrategia más ‘tradicional’ de lanzar sólo un par de singles con antelación a su lanzamiento.

La principal diferencia de Future Nostalgia con respecto a su anterior disco es que abandona el EDM (electronic dance music) y Tropical House tan de moda hace unos años pero que llegó a saturar las radios para adentrarse en un sonido Disco, dance-pop y synth-pop más ‘retro’ que se inspira en la música de baile de los años 80 y 90. El objetivo de Dua Lipa con este álbum ha sido crear música atemporal y vanguardista en vez de regirse por las modas imperantes, algo que sí hizo en su anterior disco. La cantante inglesa ha compuesto los 11 temas presentes en este álbum bajo la producción de The Monsters and The Strangerz, Ian Kirkpatrick, Jason Evigan, Jeff Bhasker o Stuart Price (el responsable del aclamado álbum ‘Confessions on a Dance Floor’ de Madonna) en un intento por encontrar su sonido deseado. En el mes de noviembre llegó el primer single, Don’t Start Now, que se trataba de un bailable tema dance-pop con influencia Disco que marcaba una transición perfecta entre el habitual estilo de Dua Lipa y el nuevo sonido ‘retro’ que nos muestra en este nuevo trabajo. En este tema, la joven cantante intenta explicarle a su ex-pareja que debe pasar página puesto que su relación ha terminado. La compositora Emily Warren y el productor Ian Kirkpatrick, los cuales se encuentran en los créditos de ‘Don’t Start Now’, ya fueron los artífices del hit ‘New Rules’ y han resultado nuevamente el equipo perfecto para hacer de este tema uno de los rotundos éxitos de lo que llevamos de año, ya que dicho single ha ocupado el top 5 en las listas de venta de Reino Unido, Australia, Canadá o Estados Unidos gracias a un altísimo nivel de streaming (acumula 600 millones de reproducciones en Spotify).

Don’t Start Now se ha convertido en un auténtico ‘grower’ a lo largo de este 2020 al igual que lo fue ‘New Rules’ años atrás y poco a poco ha ido ganando fuerza y ascendiendo en las listas de venta de muchos países, sin embargo a finales de diciembre Dua Lipa nos presentó Future Nostalgia, un sencillo promocional como anticipo de su nuevo trabajo titulado de igual manera. Se trata de un tema dance-pop y electro-pop muy influenciado por el sonido Funk de los años 80 en el que Dua Lipa utiliza la técnica ‘sing-rap’ en varias partes de la canción. Como segundo single oficial del álbum se lanzó Physical, otro marchoso tema dance-pop y synth-pop con influencia Disco que contiene una interpolación de la famosa canción del mismo nombre de Olivia Newton-John. Pese a que su lanzamiento ha estado opacado por el creciente éxito de ‘Don’t Start Now’, ‘Physical’ ha logrado ocupar el top 10 en Reino Unido y continúa incrementando su streaming y presencia en las listas de venta de todo el mundo. Coincidiendo con el lanzamiento del álbum ha llegado el tercer single, Break My Heart, un bailable tema dance-pop y Disco producido por Andrew Watt y The Monsters and The Strangerz en el que la joven cantante duda en seguir adelante con una relación que no funciona o dejar que le rompan el corazón. Entre las canciones más destacadas se encuentran ‘Hallucinate’, el tema más up-tempo del álbum y de estilo House/Dance que recuerda a la Kylie Minogue de los 90, ‘Love Again’, un marchoso tema Dance que samplea la melodía del clásico de Al Bowlly ‘My Woman’ y resulta uno de los más adictivos del disco, ‘Levitating’ un coqueto tema dance-pop de sonido retro con influencia funk o ‘Boys Will Be Boys’, en el que Dua Lipa trata el tema del feminismo y rechaza los dobles estándares que existen en la sociedad y en ausencia de baladas es la canción más calmada del álbum.

Future Nostalgia es un álbum breve y conciso (sobretodo si lo comparamos a los 17 temas que tenía la edición deluxe de ‘Dua Lipa’) sin grandes pretensiones y dirigido a las pistas de baile en el que la cantante inglesa pretende sonar atemporal y actual pero sin atarse a las modas musicales pasajeras. Prácticamente no sobra ningún tema en el álbum ya que todos ellos son de carácter up-tempo, marchosos y de naturaleza bailable. En ausencia de grandes divas pop que le hagan competencia y pese a su poca presencia escénica y falta de carisma, Dua Lipa se ha convertido en una de las mayores representantes del pop durante los últimos años y ha logrado asentar su popularidad gracias a una sucesión de singles muy exitosos que han hecho que se sitúe entre los 10 artistas más escuchados de Spotify a nivel mundial. En definitiva, Future Nostalgia resulta uno de los álbumes pop más originales e interesantes de lo que llevamos de año ya que rescata el sonido Disco/Dance de los 80 y 90 (de ahí el carácter ‘nostálgico’) pero con un toque moderno y actual. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: ‘Up!’ de Shania Twain

Up!En 1997 se puso a la venta uno de los álbumes más exitosos de la historia de la música y que se ha convertido en el álbum más vendido de una artista femenina de todos los tiempos y el de mayores ventas dentro del género Country. Sin duda me estoy refiriendo a Come On Over, el tercer álbum de la cantante canadiense Shania Twain, del cual se llegaron a lanzar hasta 12 singles, superó los 40 millones de copias en todo el mundo (más de 20 en Estados Unidos) y revolucionó el género Country por su sonido más accesible y cercano al pop. La vida comercial de ‘Come On Over’ duró casi 3 años (algo impensable hoy en día) gracias al excepcional nivel de popularidad que obtuvo por lo que podríamos considerarlo prácticamente un disco de grandes éxitos de Shania Twain al encontrar en él muchos de sus singles más conocidos como ‘That Don’t Impress Me Much’, ‘Man! I Feel Like a Woman!’ o ‘You’re Still The One’. Tras viajar por todo el mundo para inspirarse e influenciarse de diferentes culturas, a finales de 2002 la reina del Country publicó su cuarto álbum de estudio, Up!, el cual fue nuevamente compuesto por Shania junto a su por entonces marido, Robert “Mutt” Lange, quien se encargó también de la entera producción. Este álbum está formado principalmente por marchosos temas up-tempo de estilo Country-pop además de varias baladas y fue lanzado en tres ediciones diferentes, todas ellas con las mismas 19 canciones pero en diferentes versiones: una con arreglos pop, otra encuadrada en un sonido Country más tradicional y una tercera con influencias de la música india. ‘Up!’ debutó en el #1 de la lista americana de álbumes con más de 870 mil ejemplares en su primera semana a la venta, convirtiéndose en el primer álbum de Shania en ocupar la posición de honor en Estados Unidos (aunque era su tercer #1 en el componente Country de Billboard) y acabó siendo certificado 11 veces platino por más de 11 millones de copias vendidas, que aunque eran inferiores a las astronómicas cifras conseguidas por su anterior disco todavía se podía considerar un éxito descomunal. Gracias al éxito de Up!, Shania Twain se convirtió en la única artista femenina en conseguir tres discos certificados diamante en Estados Unidos. En su Canadá natal ‘Up!’ supuso su segundo álbum #1 y superó el millón de ejemplares y en el resto del mundo fue #1 en Australia o Alemania y top 5 en Reino Unido y Francia. ‘Up!’ se caracterizó también por su longevidad en las listas de venta (aunque no a los niveles de ‘Come On Over’) y hasta 8 singles fueron lanzados en los diferentes mercados.

El single presentación del álbum fue I’m Gonna Getcha Good!, un enérgico tema Country-pop con influencia pop/rock que resultaba similar a sus temas más famosos, recibió opiniones positivas de los expertos musicales y logró el #1 en Canadá, el top 10 en Reino Unido y el top 20 en Australia y Alemania. En Estados Unidos tuvo un recibimiento moderado y ocupó el top 40 aunque se comportó mejor en los componentes Country de la lista Billboard. Como segundo single en Norteamérica se lanzó el tema que daba título al álbum, Up!, que se trataba de un alegre y optimista tema up-tempo de estilo Country-pop que gozó de gran éxito en Canadá, donde alcanzó el #2. En el mercado internacional se lanzó a su vez Ka-Ching!, un pegadizo medio tiempo Country/pop/R&B que habla del materialismo y el consumismo en nuestra sociedad (una de las líneas reza “todo lo que queremos es más”) y resultaba uno de los temas más originales del álbum y personalmente uno de mis favoritos. ‘Ka-Ching!’ tuvo un gran desempeño comercial en las listas de venta de Reino Unido o Alemania, donde ocupó el top 10 y se convirtió en uno de los singles de Shania más exitosos en Europa. A mediados de 2003 llegó el tercer single, Forever and for Always, una balada mid-tempo Country-pop que habla del amor verdadero. ‘Forever and for Always’ recibió dos nominaciones a los premios Grammy (mejor canción canción Country y mejor actuación vocal femenina de Country) aunque no consiguió llevarse ninguno y en el aspecto comercial logró el tercer single top 10 consecutivo de Shania en Canadá y Reino Unido y ocupó el top 20 en Estados Unidos, convirtiéndose en el single más exitoso del Up! en dicho país. Como cuarto single internacional se lanzó Thank You Baby! (For Makin’ Someday Come So Soon), que se trataba de un bonito tema Country-pop con uso prominente de violines que recibió buenas críticas de los expertos aunque tuvo una acogida comercial moderada, mientras que para el mercado americano se eligió ‘She’s Not Just a Pretty Face’, un auténtico himno de empoderamiento femenino en el que Shania alaba el enorme valor de las mujeres en la sociedad. Como quinto single internacional se lanzó When You Kiss Me, una de las baladas más destacadas del álbum y en concreto la favorita de Shania. Como último single en tierras americanas se extrajo ‘It Only Hurts When I’m Breathing’, la única balada de desamor del álbum. 

Aunque el Country no es uno de mis géneros favoritos, tanto ‘Come On Over’ como ‘Up!’ están entre mis álbumes preferidos (en concreto éste último se encuentra entre mis 5 discos favoritos de todos los tiempos) lo que me animó a escuchar los anteriores trabajos de Shania Twain, como por ejemplo ‘The Woman In Me’ y otros discos dentro del género Country. Pese a ser un álbum muy largo, Up! en ningún momento resulta aburrido ni se hace pesado ya que la mayoría de ellas son alegres y marchosas. Temas imprescindibles: Ka-Ching!, Thank You Baby!, Forever and for Always, Juanita, Up!, I’m Gonna Getcha Good!, (Wanna Get To Know You) That Good! y C’est La Vie. Puntuación: 9/10.

Crítica de ‘After Hours’ de The Weeknd

After HoursTras unos orígenes encuadrados dentro del R&B alternativo, The Weeknd fue introduciendo progresivamente elementos ‘mainstream’ en su música que le hicieron más accesible al público masivo hasta el punto de convertirse en la actualidad en uno de los cantantes más importantes del panorama musical (se encuentra en el top 5 de los artistas más escuchados de Spotify a nivel mundial). A finales del mes de noviembre The Weeknd lanzó dos singles para presentar su nuevo trabajo discográfico: el primero de ellos era Heartless, un medio tiempo R&B con influencia Trap en el que relataba cómo había vuelto a su vida disoluta de playboy tras la ruptura con sus últimas ex-parejas, la modelo Bella Hadid y la cantante pop Selena Gomez. Debido a su componente urbano, Heartless tuvo un rendimiento comercial muy positivo en Estados Unidos, donde se convirtió en el cuarto #1 de The Weeknd en dicho país y también ocupó el top 10 en las listas de venta de Reino Unido, Australia y Canadá. Un par de días después de Heartless, el cantante nacido en Toronto nos desveló otro tema muy diferente como anticipo de su nuevo álbum. Me estoy refiriendo a Blinding Lights, un marchoso y bailable tema synth-pop con influencia de la música electrónica de los años 80 co-escrito y producido por el rey midas del pop, Max Martin. Mientras que Heartless triunfó en el mercado americano, Blinding Lights fue más del gusto europeo e internacional y se ha convertido en un auténtico ‘grower’ ya que durante las últimas semanas ha ido escalando posiciones en las listas de venta hasta alcanzar el #1 en más de 20 países de todo el mundo gracias al altísimo nivel de streaming (acumula más de 540 millones de reproducciones en Spotify). En el mes de febrero el cantante canadiense desveló otro sencillo promocional, After Hours, para hacer más corta la espera hasta el lanzamiento de su nuevo álbum, titulado de idéntica manera. Este larguísimo tema de 6 minutos comenzaba como una oscura balada de R&B alternativo con melodía dispersa para transformarse más tarde en un marchoso tema up-tempo de estilo electro-pop. After Hours fue comparado con el material presente en sus primeras mixtapes, recibió buenas críticas de los expertos musicales y ocupó el top 20 en las principales listas de venta pese a ser sólo un sencillo promocional.

Con una gran expectación por escuchar el resto del contenido del álbum, finalmente ha visto la luz After Hours, el cuarto disco de estudio de The Weeknd que toma el relevo al exitoso Starboy, el cual fue publicado en el año 2016 y ocupó el #1 en Estados Unidos, Canadá y Australia. After Hours está formado por 14 temas encuadrados dentro del R&B con influencias electro-pop, Trap y del R&B alternativo compuestos por el propio The Weeknd bajo la producción de Metro Boomin, Oscar Holter, Mario Winans o Max Martin entre otros. Coincidiendo con la publicación de After Hours se ha lanzado el tercer single oficial, In Your Eyes, que se trata un marchoso pero melancólico tema synth-pop con gran componente electrónico que guarda similitudes con el estilo presente en varias canciones de Starboy y tiene influencias de la música de los 80 al igual que Blinding Lights, lo que no nos debería sorprender demasiado ya que los productores son los mismos: Max Martin y Oscar Holter. “In Your Eyes”, con su original instrumentación de guitarra y saxofón, es sin lugar a dudas uno de los temas más pegadizos y sobresalientes del disco y le auguro un gran éxito en las listas de venta durante los próximos meses. Podemos establecer una clara divergencia entre los temas producidos por Metro Boomin, como por ejemplo “Escape From LA” o “Faith”, de carácter mid-tempo, con un sonido más urbano y que profundizan en el R&B alternativo y el Trap, y las canciones más bailables que corresponden a la parte pop cuyo responsable ha sido Max Martin, entre ellas “Save Your Tears”, un original tema Disco y dance-pop que continúa con las influencias ‘ochenteras’ de Blinding Lights o In Your Eyes. De las baladas y temas mid-tempo que abundan en la primera parte del álbum destaca la bonita balada “Scared To Lonely”, que contiene la interpolación de un famoso tema de Elton John.

En resumen, la espera de casi 4 años con respecto a Starboy (aunque durante este lapso de tiempo lanzó el EP My Dear Melancholy) ha merecido la pena ya que After Hours está formado por un conjunto sólido de canciones que mezclan las dos facetas diferentes de The Weeknd: la primera es una reminiscencia de sus primeras mixtapes de estilo R&B alternativo y la segunda corresponde a su lado más bailable y marchoso con el que ha conseguido abrirse a un mayor público, pero ambas comparten la misma temática de desamor, ya que relata sus últimas rupturas amorosas y cómo se ha convertido en un hombre desalmado que ha hecho de Las Vegas (a la que nombra en repetidas ocasiones bajo su pseudónimo ‘Sin City’) su segundo hogar. Sin duda After Hours es uno de los mejores álbumes R&B/pop de lo que llevamos de año y un más que digno sucesor del magnífico Starboy. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: “Roulette” de Blue

RouletteTras tres álbumes que consiguieron gran éxito en Reino Unido y una carrera musical de apenas 5 años, la boy-band inglesa Blue anunció en 2005 su separación temporal. Durante los siguientes años, los componentes de Blue aprovecharon para descansar, formar una familia y lanzarse como artistas en solitario hasta que en 2011 el cuarteto se volvió a reunir para representar a su país en el festival de Eurovisión. El tema elegido para participar en dicho certamen fue I Can, con el que Blue quedaron en un buen puesto #11 pero apenas ocupó el top 20 en la lista británica de singles, aunque este modesto rendimiento comercial no torció los planes de Blue de entrar en el estudio de grabación para dar forma a su nuevo álbum. I Can estaba escrito por los componentes Duncan y Lee y destacaba por el hecho de que perdía el toque urbano de la mayoría de los temas de Blue e incorporaba un estilo electro-pop. En 2013, prácticamente una década después de su último disco Guilty vio la luz Roulette, el cuarto álbum de estudio de Blue, el cual estaba formado por 12 temas, 8 de los cuales compuestos por los miembros del grupo inglés bajo la producción de Cutfather, BeatGeek o Lucas Secon. Llamaba la atención que StarGate, sus habituales colaboradores y artífices de sus mayores éxitos, no participaron en la producción de este álbum. Roulette se diferenciaba de los anteriores trabajos de Blue por el hecho de que abandonaba en cierta manera su típico toque urbano para profundizar en el sonido electro-pop que tan de moda estaba durante aquellos años, aunque todavía podíamos encontrar algún tema con aroma pop/R&B.

El single presentación de Roulette fue Hurt Lovers, una balada un tanto insípida que a diferencia de la mayoría de los sencillos de Blue no enganchaba y en mi opinión resultaba el sencillo más flojo de toda su carrera musical. Hurt Lovers fue elegida la canción principal de una famosa película alemana y por ello en dicho país el single ocupó el top 10, sin embargo en su nativo Reino Unido resultó un fracaso y ocupó la peor posición de un single de Blue en la lista británica. Como segundo single en Alemania y otros países de Centroeuropa se eligió Without You, un bonito tema mid-tempo pop y electro-pop compuesto por todos los miembros del grupo junto a Wayne Hector (responsable de varios éxitos de Westlife) y producido por Cutfather en el que gran parte del tema recaía en Simon, quien cantaba el estribillo y hacía su típico rap. Cabe destacar que es la segunda vez que encontramos un tema de Blue llamado ‘Without You’ ya que en el álbum One Love ya aparecía una canción titulada de esa manera. Uno de los mejores temas de Roulette, Break My Heart, fue elegido como siguiente sencillo pese al mediocre recibimiento de los últimos singles. Break My Heart se trataba de un marchoso tema electro-pop y dance-pop que mostraba el nuevo sonido adoptado por Blue en este álbum. La balada mid-tempo ‘Broken’ fue lanzada como último sencillo pero apenas contó con promoción por parte del grupo.

Roulette rompió la impresionante racha de sus tres primeros álbumes, los cuales fueron #1 en la lista británica y obtuvo un moderado puesto #13 (incluso su disco recopilatorio Best of Blue fue top 10 en UK), lo cual fue visto como un fracaso y un síntoma del poco interés que estaba despertando entre el público la reunión de Blue. Aunque Roulette no es un álbum de baja calidad en absoluto pierde el toque R&B y urban-pop tan característico de la música de Blue desde sus inicios y suena más a los últimos álbumes de Westlife (lo cual no es algo negativo) pero en su conjunto resultaba predecible, poco original y menos sólido que One Love o Guilty. Con Colours, el quinto álbum de Blue publicado en 2015, se acentúo la espiral decreciente en el éxito comercial de la boy-band inglesa y desde entonces no hemos tenido música nueva de ellos. Puntuación: 7/10.

The Best of Pop: “All Rise” y “One Love” de Blue

All RiseDurante los últimos años se han producido importantes regresos de icónicos grupos que habían estado alejados del panorama musical durante un gran lapso de tiempo y debido al fenómeno de ‘nostalgia’ que vive el público por la música de los 90 y 2000, muchos de estos grupos han decidido reunirse de manera temporal o definitiva para realizar giras de conciertos con las que deleitar a sus seguidores con sus grandes éxitos. En la década del 2000 una de las boy-bands más importantes procedentes de Reino Unido fueron sin duda Blue, un grupo formado por 4 jóvenes ingleses (Duncan, Lee, Antony y Simon) que tuvieron una vida comercial breve pero exitosa en Europa y Australia. Cabe destacar que aunque Lee y Antony se conocieron en los castings de un programa de la TV británica para formar un grupo musical, Blue se formó años más tarde al unirse a ellos dos amigos que también querían probar suerte en el mundo de la música, por tanto Blue no es un ‘grupo pre-fabricado’ aunque dicho término se utiliza frecuentemente de manera peyorativa y muchos grupos famosos han tenido sus orígenes mediante un casting o por formar parte de un concurso de televisión. El primer álbum de estudio del grupo, All Rise, llegó en 2001 y estaba compuesto por temas up-tempo y baladas de estilo pop/R&B y en comparación con otras boy-bands surgidas durante esta época tenían un toque urbano muy acusado con ciertas influencias Hip Hop. Los componentes de Blue participaron en la composición de 6 de las 12 canciones que formaban parte del álbum bajo la producción de StarGate, Ray Ruffin o Cutfather entre otros. El single presentación fue All Rise, un marchoso y pegadizo tema up-tempo de estilo pop/R&B co-escrito por StarGate junto a Simon (el cual también realiza un rap a final de la canción) que resultó un gran éxito durante el año 2001 y logró el top 5 en Reino Unido y Australia. Como segundo single se lanzó Too Close, que se trataba de una versión de la famosa canción del grupo americano Next que se convirtió en el primer single #1 de Blue en la lista de ventas británica. A finales de año llegó el tercer single, If You Come Back, una balada mid-tempo pop/R&B que nuevamente alcanzó la posición de honor en UK. Como cuarto y último single de All Rise se lanzó una nueva versión del tema Fly By, denominada Fly By II, que contaba con un toque más urbano y moderno en su producción. Fly By, bajo la producción de StarGate y con la aportación de Simon en la composición, era sin duda uno de los mejores temas del disco y ocupó el top 10 en UK. All Rise debutó en lo más alto de la lista británica de álbumes, vendió más de un millón de ejemplares en Reino Unido y fue uno de los debuts más sólidos de una boy-band durante los primeros años de la década del 2000. Puntuación: 8/10.

One LoveBlue se caracterizaron por una gran agilidad publicando sus álbumes y apenas un año más tarde del lanzamiento de All Rise llegó One Love, el segundo disco de estudio del cuarteto inglés. El dúo noruego StarGate, responsables de dos de los singles de All Rise, aumentaron su presencia en One Love y los componentes de Blue también participaron en mayor medida en el proceso de composición del disco. One Love resultaba muy parecido a All Rise en cuanto a estilo musical ya que estaba formado por temas up-tempo y baladas de estilo pop/R&B aunque en su conjunto resultaba un proyecto más ambicioso y maduro que el disco debut de Blue. En una táctica comercial muy similar a la llevada a cabo con All Rise, Blue lanzaron como primer single el tema que daba título al disco, One Love, un marchoso tema pop/R&B que contaba con un mayor toque urbano y un sonido más americano para intentar atraer la atención del público del otro lado del Atlántico. Aunque no lograron penetrar en el difícil mercado americano, One Love tuvo gran éxito en Reino Unido, donde ocupó el #3. Como segundo single se lanzó la versión del clásico de Elton John Sorry Seems To Be The Hardest Word, interpretada junto al veterano cantante inglés. Este tema recibió buenas críticas por mantenerse fiel a la versión original aunque añadía un toque R&B más moderno y destacó por el hecho de que en muchos países (incluido Reino Unido donde fue #1) resultó más exitosa que la versión de Elton John. Como último single de One Love se lanzó U Make Me Wanna, un tema mid-tempo pop/R&B con melodía de violines que nuevamente ocupó el top 5 en la lista británica. Pese a que sólo se lanzaron tres singles de este álbum había bastantes temas en One Love con gran potencial como el enérgico “Ain’t Got You”, uno de los temas up-tempo del álbum más influenciados por el sonido Hip Hop, “Supersexual”, un tema mid-tempo pop/R&B con cierto toque reggae que fue lanzado en España como último sencillo promocional o el pegadizo “Without You”, compuesto por Lee y en el que reconocen que podrían vivir sin su móvil, su tarjeta de crédito o su 4×4 pero no sin su pareja. One Love debutó nuevamente en lo más alto de la lista de álbumes de Reino Unido y logró igualar las altas ventas de All Rise (más de un millón de copias). Pese a que All Rise era un gran debut, el conjunto de canciones que forman parte de One Love es superior y muestra un sonido más urbano, arriesgado y moderno, por ello lo considero uno de los mejores discos dentro del urban-pop de la década del 2000. Puntuación: 8’5/10.

Crítica de “Heartbreak Weather” de Niall Horan

Niall HoranEn octubre de 2017, Niall Horan se convirtió en el tercer componente de One Direction en publicar álbum en solitario tras el debut de Zayn, que abandonó el grupo un año antes de su separación y Harry Styles, que se lanzó como artista solista en mayo de 2017. Flicker era el título del primer disco de estudio del cantante irlandés tras su paso por la famosa boy-band y pese a la mayor popularidad de Harry Styles dentro del grupo, el debut de Niall Horan consiguió gran éxito y casi alcanzó las cifras del primer disco de su compañero. Flicker ocupó el #3 de la lista de ventas británica y todavía tuvo un mejor desempeño en Estados Unidos, donde logró #1 y fue certificado platino por ventas físicas y digitales superiores al millón de ejemplares. El debut de Niall Horan se encuadraba dentro del pop/rock y el folk y recibió críticas principalmente positivas de los expertos musicales por encontrar su propio estilo musical tras su paso por One Direction y la madurez alcanzada en solitario, además el conjunto de canciones presentes en Flicker y la elección de los singles resultó muy acertada. Por todo ello Flicker fue considerado como un debut sólido y consistente, lo que auguraba un gran futuro en solitario para el joven cantante. La agenda profesional de los ex-componentes de One Direction ha estado muy ocupada durante los últimos meses y tras los lanzamientos en diciembre de Liam Payne y Harry Styles y el debut en solitario de Louis Tomlinson a finales de enero, Niall Horan publicó el pasado 13 de marzo Heartbreak Weather, su segundo disco de estudio tras una extensa campaña publicitaria y el lanzamiento de varios sencillos promocionales.

El single presentación de este trabajo, Nice To Meet Ya, llegó el pasado mes de octubre y se trataba de un enérgico tema pop/rock y Britpop con uso prominente de guitarra eléctrica compuesto por Niall Horan junto a Ruth-Anne Cunningham, quien fuera la compositora de varios temas de Flicker, entre ellos el hit Slow Hands, el cual ocupó el top 15 en UK y Estados Unidos. Nice To Meet Ya recibió buenas opiniones por su carácter up-tempo y bailable y tuvo un desempeño comercial positivo en las principales listas de venta. Tras un tema tan animado, en diciembre se lanzó el segundo single, Put a Little Love On Me, en el que Niall cambiaba de registro y nos ofrecía una emotiva balada a piano casi acústica en la que mostraba su lado más sensible y relataba su ruptura con la actriz y cantante americana Hailee Steinfeld. En febrero llegó No Judgement, un pegadizo tema pop que resultaba una apuesta más comercial que los anteriores sencillos y vino acompañado de un simpático videoclip. Coincidiendo con la publicación del álbum, el cantante irlandés desveló el videoclip promocional del tema que da título al disco y que es precisamente uno de los mejores que encontramos en él. Heartbreak Weather está compuesto en su mayoría por medios tiempos y temas up-tempo de estilo pop y pop/rock con influencia Britpop y folk compuestos por el propio Niall. Varias de las canciones que componen el álbum son de carácter triste y melancólico y se centran en el tema del desamor aunque también podemos encontrar otras más alegres y positivas. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran la balada intimista “Arms of a Stranger”, el marchoso “New Angel”, producido por Greg Kurstin en el que Niall busca un nuevo amor que le permita salvarse de él mismo, “Cross Your Mind”, probablemente el tema más up-tempo y comercial del álbum o “Small Talk”, que comienza como una balada pero se transforma en un enérgico tema pop/rock. En resumen, Heartbreak Weather es un trabajo más sólido que Flicker, muestra la madurez alcanzada por el joven cantante y se aprecia una mejora en sus habilidades como compositor, a lo que hay que sumar su agradable y potente voz, que es uno de los puntos fuertes del disco. El segundo álbum de Niall Horan me ha sorprendido de manera positiva y lo encuentro superior al debut de Louis Tomlinson y el reciente disco de Harry Styles (los dos álbumes más próximos a Heartbreak Weather en cuanto a estilo musical). Puntuación: 7/10.