Throwback Review: «Ladies Night» de Atomic Kitten

Ladies NightEn el año 2002, el trío británico Atomic Kitten, formado por Natasha Hamilton, Liz McClarnon y Jenny Frost (quien sustituyó a Kerry Katona tras su marcha durante la promoción del primer álbum) publicó su segundo álbum de estudio, Feels So Good, el cual fue #1 en Reino Unido y resultó un éxito comercial gracias a la gran acogida de los singles ‘The Tide Is High’, ‘It’s OK!’ y ‘The Last Goodbye’, todos los cuales ocuparon el top 3 en la lista británica. En 2003 Atomic Kitten hicieron su debut en Estados Unidos publicando un álbum que estaba formado por canciones pertenecientes a sus dos primeros trabajos, sin embargo pasó desapercibido ya que el pop británico no suele ser muy bien recibido en general en tierras americanas. A finales de aquel año, el trío de Liverpool publicó Ladies Night, su tercer álbum de estudio y el último de su carrera, ya que tras él publicaron un grandes éxitos y se separaron de manera temporal. Ladies Night es un álbum eminentemente pop formado por un compendio de temas up-tempo de estilo dance-pop y Disco y medios tiempos pop/R&B, siguiendo la estela de su anterior álbum ‘Feels So Good’. Las componentes de Atomic Kitten participaron de manera individual en la composición de 8 de los 15 temas y la producción corrió a cargo de Ash Howes y Martin Harrington con producción adicional de Rick Nowels, Richard Stannard, Julian Gallagher y The True North. Ladies Night debutó en el #5 de la lista británica de álbumes y aunque las ventas fueron inferiores a las de sus dos anteriores álbumes, acabó siendo certificado platino en Reino Unido. En el resto del mundo tuvo un desempeño muy moderado y apenas fue top 15 en Alemania, Suiza y Austria. El single presentación del álbum fue If You Come To Me, un medio tiempo pop/R&B compuesto y producido por Richard Stannard y Julian Gallagher (responsables de muchos de los hits de Spice Girls) y cantado de manera melancólica por las componentes del trío mientras piden a sus parejas que no se marchen y permanezcan con ellas. ‘If You Come To Me’ tuvo un buen desempeño comercial: debutó en el #3 de la lista británica (el sexto single top 5 del grupo en Reino Unido) y fue top 10 en Alemania e Irlanda. Tras el buen recibimiento de ‘If You Come To Me’ llegó el segundo single, Ladies Night, un marchoso tema dance-pop, Disco y funk que se trataba de una versión del éxito de Kool & The Gang. El famoso grupo de los años 70 pidió a Atomic Kitten que versionaran ‘Ladies Night’ para su álbum tributo y tras dar su aprobación, las chicas incluyeron el tema en su tercer álbum e incluso lo titularon de la misma manera. Ladies Night debutó en el #8 en la lista británica (superando la posición de la versión original en Reino Unido) y también tuvo un buen desempeño comercial en España, donde fue #3, sin embargo en el resto del mundo apenas fue top 40 en Alemania o Australia.

Coincidiendo con la publicación del Greatest Hits de Atomic Kitten, se lanzó como tercer y último single Someone Like Me, que se trata de una balada pop compuesta por Liz y cantada en su mayoría por ella en la que anima a una tercera persona a reponerse de los malos momentos. ‘Someone Like Me’ ocupó el #8 en la lista británica, convirtiéndose en el duodécimo single top 10 de Atomic Kitten en Reino Unido. Dentro de ‘Ladies Night’ abundan los medios tiempos pop/R&B como ‘Everything Goes Around’, que tiene una melodía muy similar a ‘If You Come To Me’ y resulta uno de los temas más destacados o ‘Believer’, dedicado a sus familiares más queridos que les han servido de inspiración. La parte más marchosa del álbum sigue la estela de ‘Be With You’ (perteneciente al anterior álbum y que vuelve a ser incluido en Ladies Night) y son bailables temas dance-pop influenciados por el sonido Disco, como por ejemplo ‘Someone Like You’, en el que Natasha participa como compositora. La vida comercial de los mal llamados «grupos prefabricados» suele ser bastante corta y plagada de cambios de componentes y tras la separación de Spice Girls unos años atrás, Atomic Kitten vivieron su apogeo en el mundo de la música durante los primeros años de la década del 2000 (al igual que Blue, su equivalente masculino), sin embargo su separación llegó demasiado pronto y sus seguidores apenas pudimos disfrutar de su música. Aunque ‘Ladies Night’ es un buen álbum pop que contiene varios temas muy interesantes y en el que podemos deleitarnos con las excelentes voces de Natasha y Liz (el rango de Jenny es muy limitado y escaso), no llega al nivel de ‘Feels So Good’, ya que resulta menos pegadizo y repite su fórmula sin innovar lo más mínimo. Temas imprescindibles: Ladies Night, If You Come To Me, Everything Goes Around, Don’t Go Breaking My Heart, Somebody Like You, Someone Like Me y Believer. Puntuación: 7/10. 

The Best of Pop: «Feels So Good» de Atomic Kitten

Feels So GoodDurante los años 90 y principios de la década del 2000 las ‘boy bands’ y ‘girl bands’ vivieron su apogeo en el mundo de la música: vendían millones de discos en todo el mundo, sus temas ocupaban las primeras posiciones en las listas de éxitos y contaban con millones de fans que consiguieron que el fenómeno pop viviera su mejor momento. En Estados Unidos triunfaban grupos como Backstreet Boys o N’Sync y en Reino Unido, donde este fenómeno se vivió con gran intensidad, surgieron grupos tan importantes como Spice Girls, Sugababes, Girls Aloud o Westlife. Tras la sombra de Spice Girls estaba otro grupo femenino que también tuvo una gran acogida en Reino Unido y el resto de Europa, Atomic Kitten, el cual estaba formado por tres jóvenes británicas (Natasha Hamilton, Karry Katona y Liz McClarnon) y que logró hacerse un hueco importante en el mundo del pop durante su corta trayectoria profesional. Como en todo grupo femenino que se precie, en Atomic Kitten también hubo cambios en las componentes, ya que en medio de la promoción del primer álbum, Kerry Katona abandonó el grupo para ser madre y fue sustituida por Jenny Frost. En el año 2000, Atomic Kitten publicaron su álbum debut, Right Now y tras varios singles que pasaron inadvertidos, triunfaron gracias a ‘Whole Again’ y ‘Eternal Flame’, los cuales ocuparon el #1 en las listas británicas. Dos años más tarde, publicaron su segundo álbum, Feels So Good, el cual seguía la estela musical de Right Now y estaba formado por temas up-tempo de estilo dance-pop y Disco, además de medios tiempos pop con influencia del sonido R&B y varias baladas. Feels So Good debutó en el #1 de la lista británica de álbumes (al igual que Right Now) cuando el segundo single también ostentaba la posición de honor, lo que convirtió a Atomic Kitten en el segundo grupo tras Spice Girls en conseguir tal logro. El single presentación de Feels So Good fue It’s OK!, un tema mid-tempo pop producido por el dúo noruego StarGate cuyas letras hablan de pasar página tras una relación fallida y que tuvo un buen desempeño comercial en Reino Unido, donde alcanzó el #3. Atomic Kitten siempre se han caracterizado por versionar un tema famoso en cada uno de sus álbumes y tras hacer suyo el clásico de The Bangles ‘Eternal Flame’, como segundo single de Feels So Good se lanzó la versión del famoso tema popularizado por Blondie ‘The Tide Is High’, pero la versión de Atomic Kitten añadía una nueva parte original, de ahí que tuviera como título The Tide Is High (Get The Feeling). Este marchoso tema pop up-tempo resultó un gran éxito en Europa: alcanzó el #1 en Reino Unido (convirtiéndose en el tercer single #1 del grupo en la lista británica) e Irlanda y ocupó el top 10 en Alemania, Australia o Suecia y se convirtió en una de las canciones más importantes del año 2002. Tras la gran acogida de ‘The Tide Is High’ llegó un single de doble cara A formado por The Last Goodbye, una emotiva balada mid-tempo pop/R&B producida por StarGate que habla de una dolorosa ruptura y Be With You, un tema dance-pop y Disco que suponía uno de los momentos más bailables del álbum. Este single alcanzó el #2 en Reino Unido, logrando el tercer top 3 del álbum. Como último single se extrajo Love Doesn’t Have To Hurt, un tema mid-tempo pop que nuevamente alcanzó el top 5 en Reino Unido.

Feels So Good está compuesto por 16 temas (en la edición especial se incluye su hit ‘Whole Again’) pero puede ser escuchado de principio a fin sin apenas saltar ningún tema porque está formado por un compendio de marchosas canciones bailables y medios tiempos, lo que lo hace entretenido y variado. Entre las canciones más destacadas del álbum se encuentran ‘Love Won’t Wait’, un enérgico tema dance-pop con influencia Disco, ‘Walking On The Water’, que contiene uno de los estribillos más pegadizos del álbum o ‘The Moment You Leave Me’, compuesto por Liz, una de las componentes del trío. Pese a ser tachadas de ser un grupo prefabricado, de recurrir demasiado a las versiones de canciones famosas y tener una vida musical muy corta, Atomic Kitten demostraron que se podían defender perfectamente en directo y que eran algo más que una copia de Spice Girls ya que pueden presumir de tener dos álbumes #1 en Reino Unido, tres singles #1 y diez singles top 10 en la lista británica. Quizás las letras de las canciones sean genéricas y poco originales y las voces de las 3 componentes no fueran especialmente distintivas (pese a ser buenas vocalistas) sin embargo «Feels So Good» es un álbum de pop sólido y muy completo. Personalmente lo considero el mejor disco de su carrera, ya que es pop en estado puro, algo que se echa de menos hoy en día. Temas imprescindibles: The Last Goodbye, The Moment You Leave Me, Walking On The Water, The Tide Is High, Be With You, It’s OK y Love Won’t Wait. Puntuación: 8/10.