Crítica de ‘My Gift’ de Carrie Underwood

My GiftTras una larga y exitosa carrera dentro del género Country, la cantante Carrie Underwood ha lanzado este año su primer álbum navideño y séptimo en total de su trayectoria musical. My Gift está formado por 11 canciones, 3 de ellas originales y el resto versiones de clásicos navideños, bajo la producción de Greg Wells y se centra en el aspecto espiritual y religioso de estas entrañables fiestas. My Gift toma el relevo a ‘Cry Pretty’, un moderno álbum de Country que resultaba más accesible al público pop y supuso su cuarto trabajo #1 en Estados Unidos, fue certificado platino en tierras americanas y contó con los singles ‘Love Wins’, ‘Cry Pretty’ y ‘Drinking Alone’. My Gift ha debutado en el #5 de la lista americana, convirtiéndose en el séptimo top 5 en Estados Unidos para Carrie Underwood, quien ha visto cómo todos sus anteriores álbumes ocupaban el top 2, denotando la gran popularidad y éxito que tiene la artista de Oklahoma. El single presentación de My Gift ha sido Hallelujah, una bonita balada a piano con influencia Country-pop que cuenta con la colaboración del cantante John Legend, quien se encarga de la composición del tema junto a Toby Gad. Sin duda Hallelujah es uno de los temas más destacados del álbum ya que une a dos de las mejores voces americanas de la actualidad. Dentro de My Gift podemos encontrar versiones de clásicos navideños como ‘Silent Night’, ‘Little Drummer Boy’, que cuenta con la participación de su hijo Isaiah, ‘Have Yourself a Merry Little Christmas’ o ‘O Holy Night’, en una versión pop orquestal muy similar a la que realizó Céline Dion en su álbum navideño. De los temas inéditos merece la pena reseñar ‘Let There Be Peace’, compuesto por la propia Carrie y que mezcla su habitual sonido Country con el Gospel y lanza un mensaje de optimismo y paz en estos difíciles tiempos que vivimos. En resumen, My Gift es un álbum agradable de escuchar gracias a la magnifica voz de Carrie Underwood y la acertada selección de temas incluidos, sin embargo no resulta tan animado y festivo como otros discos de este tipo al estar compuesto casi exclusivamente por baladas y centrarse en el significado religioso del periodo navideño. Aún sin llegar al gran nivel de ‘Merry Christmas’ de Mariah Carey o ‘These Are Special Times’ de Céline Dion, My Gift es una digna adición al impecable catálogo musical de la cantante americana. Puntuación: 7/10.

Throwback Review: ‘Up!’ de Shania Twain

Up!En 1997 se puso a la venta uno de los álbumes más exitosos de la historia de la música y que se ha convertido en el álbum más vendido de una artista femenina de todos los tiempos y el de mayores ventas dentro del género Country. Sin duda me estoy refiriendo a Come On Over, el tercer álbum de la cantante canadiense Shania Twain, del cual se llegaron a lanzar hasta 12 singles, superó los 40 millones de copias en todo el mundo (más de 20 en Estados Unidos) y revolucionó el género Country por su sonido más accesible y cercano al pop. La vida comercial de ‘Come On Over’ duró casi 3 años (algo impensable hoy en día) gracias al excepcional nivel de popularidad que obtuvo por lo que podríamos considerarlo prácticamente un disco de grandes éxitos de Shania Twain al encontrar en él muchos de sus singles más conocidos como ‘That Don’t Impress Me Much’, ‘Man! I Feel Like a Woman!’ o ‘You’re Still The One’. Tras viajar por todo el mundo para inspirarse e influenciarse de diferentes culturas, a finales de 2002 la reina del Country publicó su cuarto álbum de estudio, Up!, el cual fue nuevamente compuesto por Shania junto a su por entonces marido, Robert «Mutt» Lange, quien se encargó también de la entera producción. Este álbum está formado principalmente por marchosos temas up-tempo de estilo Country-pop además de varias baladas y fue lanzado en tres ediciones diferentes, todas ellas con las mismas 19 canciones pero con un sonido distinto: una con arreglos pop, otra encuadrada en un sonido Country más tradicional y una tercera con influencias de la música india. ‘Up!’ debutó en el #1 de la lista americana de álbumes con más de 870 mil ejemplares en su primera semana a la venta, convirtiéndose en el primer álbum de Shania en ocupar la posición de honor en Estados Unidos (aunque era su tercer #1 en el componente Country de Billboard) y acabó siendo certificado 11 veces platino por más de 11 millones de copias vendidas, que aunque eran inferiores a las astronómicas cifras conseguidas por su anterior disco todavía se podía considerar un éxito descomunal. Gracias al éxito de Up!, Shania Twain se convirtió en la única artista femenina en conseguir tres discos certificados diamante en Estados Unidos. En su Canadá natal ‘Up!’ supuso su segundo álbum #1 y superó el millón de ejemplares y en el resto del mundo fue #1 en Australia o Alemania y top 5 en Reino Unido y Francia. ‘Up!’ se caracterizó también por su longevidad en las listas de venta (aunque no a los niveles de ‘Come On Over’) y hasta 8 singles fueron lanzados en los diferentes mercados.

El single presentación del álbum fue I’m Gonna Getcha Good!, un enérgico tema Country-pop con influencia pop/rock que resultaba similar a sus temas más famosos, recibió opiniones positivas de los expertos musicales y logró el #1 en Canadá, el top 10 en Reino Unido y el top 20 en Australia y Alemania. En Estados Unidos tuvo un recibimiento moderado y ocupó el top 40 aunque se comportó mejor en los componentes Country de la lista Billboard. Como segundo single en Norteamérica se lanzó el tema que daba título al álbum, Up!, que se trataba de un alegre y optimista tema up-tempo de estilo Country-pop que gozó de gran éxito en Canadá, donde alcanzó el #2. En el mercado internacional se lanzó a su vez Ka-Ching!, un pegadizo medio tiempo Country/pop/R&B que habla del materialismo y el consumismo en nuestra sociedad (una de las líneas reza «todo lo que queremos es más») y resultaba uno de los temas más originales del álbum y personalmente uno de mis favoritos. ‘Ka-Ching!’ tuvo un gran desempeño comercial en las listas de venta de Reino Unido o Alemania, donde ocupó el top 10 y se convirtió en uno de los singles de Shania más exitosos en Europa. A mediados de 2003 llegó el tercer single, Forever and for Always, una balada mid-tempo Country-pop que habla del amor verdadero. ‘Forever and for Always’ recibió dos nominaciones a los premios Grammy (mejor canción canción Country y mejor actuación vocal femenina de Country) aunque no consiguió llevarse ninguno y en el aspecto comercial logró el tercer single top 10 consecutivo de Shania en Canadá y Reino Unido y ocupó el top 20 en Estados Unidos, convirtiéndose en el single más exitoso del Up! en dicho país. Como cuarto single internacional se lanzó Thank You Baby! (For Makin’ Someday Come So Soon), que se trataba de un bonito tema Country-pop con uso prominente de violines que recibió buenas críticas de los expertos aunque tuvo una acogida comercial moderada, mientras que para el mercado americano se eligió ‘She’s Not Just a Pretty Face’, un auténtico himno de empoderamiento femenino en el que Shania alaba el enorme valor de las mujeres en la sociedad. Como quinto single internacional se lanzó When You Kiss Me, una de las baladas más destacadas de álbum y en concreto la favorita de Shania. Como último single en tierras americanas se extrajo ‘It Only Hurts When I’m Breathing’, la única balada de desamor del álbum. 

Aunque el Country no es uno de mis géneros favoritos, tanto ‘Come On Over’ como ‘Up!’ están entre mis álbumes preferidos (en concreto éste último se encuentra entre mis 5 discos favoritos de todos los tiempos) lo que me animó a escuchar los anteriores trabajos de Shania Twain, como por ejemplo ‘The Woman In Me’ y otros discos dentro del género Country. Pese a ser un álbum muy largo, Up! en ningún momento resulta aburrido ni se hace pesado ya que la mayoría de las canciones son alegres y marchosas y están acompañadas de la maravillosa voz de Shania. Temas imprescindibles: Ka-Ching!, Thank You Baby!, Forever and for Always, Juanita, Up!, I’m Gonna Getcha Good!, (Wanna Get To Know You) That Good! y C’est La Vie. Puntuación: 9/10.

Crítica de “High Road” de Kesha

High RoadDespués de dos álbumes encuadrados dentro del dance-pop y electro-pop (del cual fue una de sus mayores representantes) en los que ofreció al mundo una imagen extravagante y alocada de party-girl, la cantante Kesha mostró su lado más serio y vulnerable con su tercer disco de estudio ya que todas las experiencias personales y profesionales vividas tras la batalla legal contra con su ex-productor y artífice de sus mayores hits Dr. Luke (al que acusó de abusos psicológicos y sexuales) hicieron madurar a la polémica cantante. Para su nueva etapa musical, Kesha manifestó que quería regresar al pop comercial y divertido de sus inicios tras los duros momentos vividos en el pasado. High Road es el título de cuarto álbum de estudio de la californiana, que se ha puesto a la venta el pasado 31 de enero, un día de extrema competencia en el que han visto la luz otros importantes lanzamientos como el nuevo álbum de Meghan Trainor. Con una popularidad a la baja y una escasa viabilidad comercial de su música en el panorama actual, Kesha pretende recuperar el apoyo del público con un conjunto de canciones marchosas y bailables que recuerdan a sus primeros hits pero sin el abuso del Auto-Tune de sus inicios ni el desgastado sonido electro-pop de hace una década y con un mayor uso de instrumentos en vivo, menos sintetizadores y con la madurez que ha ganado durante estos últimos años. Es decir, High Road combina el carácter desenfadado, alocado y marchoso de su primer álbum pero con la experiencia y madurez de Rainbow y su sonido más orgánico. High Road está formado principalmente por temas pop up-tempo con influencia electro-pop, Country y pop/rock además de varias baladas y está producido por Wrabel, quien se ha encargado de la mayoría de las canciones presentes, con producción adicional de John Hill, Jeff Bhasker o Stuart Crichton.

El single presentación del álbum fue Raising Hell, un marchoso tema dance-pop con influencia pop/rock y Gospel que cuenta con la participación del peculiar artista Big Freedia y en el que Kesha utiliza metáforas religiosas para relatar su vuelta al cielo tras pasar por el infierno (una clara alusión a su batalla legal contra Dr. Luke). Pese a su potencial, Raising Hell no logró llamar la atención del público ni entró en el Hot 100 de Billboard. Como segundo single se lanzó My Own Dance, un pegadizo tema pop que recuperaba el habitual estilo sing-rap de Kesha y nos recordaba a sus orígenes divertidos y alocados pero con menos componente electrónico. Visto el escaso impacto comercial de dichos temas Kesha se apresuró a ofrecer al público un single muy diferente, Resentment, el cual marcaba una divergencia con sus predecesores y se trataba de una emotiva balada Country-pop que recuerda el estilo de su anterior álbum Rainbow. Esta balada cuenta con la participación de Brian Wilson (el veterano cantante de The Beach Boys) y Wrabel, quien además se encarga de la producción del tema, y en él Kesha habla de una relación tóxica y cuenta que el resentimiento es una emoción mucho más poderosa y destructiva que el odio o la rabia.

Entre los temas más interesantes se encuentran la canción que abre el álbum, «Tonight», que comienza como una balada a piano para transformarse en el típico tema electro-pop de Kesha de hace años y «High Road», un tema pop muy animado que recupera su famoso rap-sing pero muestra su versatilidad como cantante. También destaca «Honey», un tema mid-tempo pop/R&B que no encaja demasiado con el resto del álbum pero resulta muy interesante por su sonido diferente e inesperado y podría estar firmado por una cantante negra de finales de los 90. Entre las canciones más ‘peculiares’ de High Road que nos muestran el lado excéntrico y más ‘freak’ de Kesha se encuentran «Birthday Suit», que contiene la melodía de un videojuego tipo Gameboy, la extraña «Potato Song (Cuz I Want To)» o «Kinky».

En los inicios de su carrera Kesha fue una de las cantantes más importantes dentro del pop internacional: consiguió el #1 con Animal, su primer álbum y batió récords gracias al single «TiK ToK», el cual ocupó posiciones muy altas en los charts de todo el mundo y entró en la lista de los singles digitales más vendidos de la historia de la música. La re-edición de Animal incluía un nuevo EP llamado Cannibal con el que nuevamente triunfó gracias a temas como «We R Who We R», que se convirtió en su segundo single #1 en Estados Unidos. Su segundo álbum de estudio, Warrior, seguía encuadrado dentro del sonido electro-pop aunque contenía ciertas influencias rock y observó un importante bajón de ventas. Rainbow, su tercer álbum, supuso un punto de inflexión en la carrera de Kesha ya que dejó atrás sus marchosas canciones de estilo electro-pop y su abuso del Auto-Tune para mostrar adoptar un sonido pop/Country/folk más orgánico y una imagen seria y madura. Aunque recibió grandes críticas por su cambio de dirección artística y su evolución musical, Rainbow tuvo un recibimiento muy tibio por parte del público (pese a ser #1 en tierras americanas) poniendo al descubierto que el globo del éxito de Kesha se estaba deshinchando a marchas forzadas.

Teniendo en cuenta que Animal es uno de mis álbumes pop favoritos (el cual muestra a la perfección la esencia del sonido electro-pop de principios de la década pasada y está lleno de temas divertidos y bailables sin pretensiones) la evolución hacia un sonido más serio y maduro de Rainbow no me convenció en exceso, sin embargo cuando Kesha prometió una vuelta a sus orígenes con su nuevo disco me pareció una gran noticia. No obstante Dr. Luke fue una parte esencial del éxito que tuvieron las primeras canciones de Kesha, por lo que sin él High Road no consigue llegar al gran nivel de Animal y aunque cuenta con canciones marchosas y divertidas no acaba de enganchar al no contar con hits del tipo Your Love Is My Drug, Take It Off o TiK ToK. En definitiva, High Road es una buena adición al catálogo musical de la cantante californiana y tiene momentos disfrutables y divertidos pero también otros con mayor profundidad en las letras, ya que no podemos olvidar que bajo la excéntrica imagen de party-girl de Kesha se esconde una mujer que apoya a los marginados, lucha por los derechos del colectivo gay y defiende el movimiento femenino. Puntuación: 7/10. 

Los mejores discos del 2018

2DB0F9D8-529F-4655-90C1-FB85E50D71B6.jpeg10. Sweetener de Ariana Grande.

En el mes de agosto, Ariana Grande publicó Sweetener, su cuarto álbum de estudio, con el que logró su tercer álbum #1 en Estados Unidos, demostrando que es una de las cantantes pop más exitosas de esta década. El primer single del disco, «No Tears Left To Try», fue un gran éxito en todo el planeta, ya que ocupó el #3 en la lista americana, el #1 en Australia o el #2 en Reino Unido. Aunque la elección de los singles ha sido magnífica, ya que tanto «God Is a Woman» como «Breathin» son grandes temas, el resto del álbum sin embargo no está al nivel de los singles ni llama tanto la atención. Uno de los errores de Sweetener fue dejar en manos de Pharrell Williams la mayor parte de la producción, ya que su característico sonido no encaja con el estilo de Ariana, y su estilo musical a base de sintetizadores ya manifiesta un tremendo desgaste al haber sido reutilizado durante años con numerosos aristas anteriormente. Sin embargo, los temas de Ilya y Max Martin son muy interesantes y superan ampliamente la calidad de los de Pharrell. Sweetener destaca por su evolución musical con respecto a los anteriores discos de Ariana, ya que pierde cierto componente R&B y se centra en el pop y el dance-pop. Sin duda Ariana Grande ha sido una de las artistas más importantes del año, ya que tiene un apoyo masivo de sus seguidores que se cuentan por millones en todo el mundo y consiguen que todos sus lanzamientos sean un éxito, pero siendo honestos hay que reconocer que Sweetener palidece en comparación con sus anteriores trabajos, Dangerous Woman y My Everything. Aún así es justo incluirlo en este repaso a los álbumes más notorios del año, aunque se tenga que conformar con la última posición.

Camila_(Official_Album_Cover)_by_Camila_Cabello9. Camila de Camila Cabello.

La cantante americana de ascendencia cubana Camila Cabello se dio a conocer por ser una de las integrantes del grupo femenino Fifth Harmony, el cual se convirtió en una de las girl-bands más importantes de los últimos años en ausencia de grandes grupos femeninos que desaparecieron, como Destiny’s Child, Pussycat Dolls o Spice Girls. En diciembre del 2016, Camila abandonó inesperadamente la formación, causando una gran conmoción entre los seguidores de Fifth Harmony. Tras el sencillo promocional Crying In The Club y varias colaboraciones con otros artistas, Camila lanzó como primer single de su álbum «Havana», un tema que hace referencia a la capital de Cuba, el país de procedencia de sus padres y donde ella nació, al que tiene un cariño muy especial («la mitad de mi corazón está en La Habana»). Este tema, un medio tiempo Latin-pop que cuenta por la colaboración del rapero Young Thug, logró gran éxito en todo el mundo, ocupando el #1 en la listas de ventas de Reino Unido, Canadá o Australia, y el #2 en la lista americana de singles, la mejor posición de Camila en Estados Unidos. Su álbum debut en solitario tiene por título Camila y está compuesto por 11 temas escritos por la propia cantante, quien ha asumido un mayor control creativo sobre su música que en sus días junto a la famosa girl-band. Este álbum se aleja de los marchosos temas dance-pop de Fifth Harmony y está compuesto principalmente por medios tiempos y baladas pop con gran influencia de la música latina. El segundo single extraído del álbum tras el éxito de Havana fue «Never Be The Same», una balada mid-tempo synth-pop/R&B que nos muestra el lado más emotivo de la cantante, quien a pesar de que no es una potente vocalista ni posee una voz distintiva, sí tiene una voz dulce y agradable. El álbum «Camila» nos ha mostrado la verdadera esencia de la cantante, a la Camila más auténtica, y nos ha ofrecido una imagen más natural y un sonido muy diferente del que hacía junto a Fifth Harmony. Además, este álbum ha conseguido ser un éxito en las listas de venta a diferencia del último disco de Fifth Harmony, lo cual demuestra que la joven cantante cubana se defiende perfectamente en solitario y es capaz de destacar por encima del grupo que le dio fama y popularidad. Sin lugar a dudas Camila Cabello es una de las cantantes más prometedoras del panorama musical actual y dará mucho que hablar en el futuro, por ello su disco debut merece estar en este repaso a los 10 álbumes más importantes de este 2018.

8. Queen de Nicki Minaj.

Durante este año, Nicki Minaj no ha dejado de ser noticia, pero no siempre por su música ya que se ha visto envuelta en numerosas polémicas, como por ejemplo su rivalidad con la rapera Cardi B, con la que ha protagonizado una de las peleas más sonadas dentro del género Hip-Hop en el 2018. Además, tras su colaboración con el polémico rapero 6ix9ine (el cual está en prisión y se le ha acusado de pedofilia) Nicki le mostró su apoyo y le defendió en varias ocasiones a través de sus redes sociales, ganándose numerosas críticas. Centrándonos en el lado musical, en agosto se puso a la venta el quinto álbum de estudio de la otrora reina del Rap, titulado Queen, el cual debutó en el #2 de la lista americana por detrás de Travis Scott, lo cual enfureció a Nicki porque creía que su álbum sería #1 y cargó en contra del rapero, protagonizando un espectáculo bochornoso. Aunque Queen no ha llegado a lo más alto de la lista Billboard, ha obtenido buenas ventas en Estados Unidos (ha sido certificado oro y ha vendido casi un millón de copias) y ha recibido criticas positivas de los expertos musicales. Sin embargo parece que esto no ha sido suficiente para Nicki, quien no ha dejado de quejarse y ha sufrido un importante revés en su credibilidad como artista. Los singles Chun-Li, Bed (junto a Ariana Grande) y Barbie Dreams han sido moderadamente exitosos en la lista americana pero no han logrado ocupar positones tan altas como los anteriores singles de Nicki. El comportamiento y actitud de la artista de Trinidad y Tobago durante este año sin duda le han pasado factura, pese a haber lanzado uno de los mejores discos Hip-Hop de este año. Además el tremendo éxito de la recién llegada Cardi B ha dejado a Nicki Minaj en un segundo plano durante el 2018.

justin-timberlake-man-of-the-woods-cover7. Man of The Woods de Justin Timberlake.

Cinco años después del lanzamiento de  The 20/20 Experience, el cantante Justin Timberlake regresó en 2018 con su quinto álbum de estudio, titulado Man of The Woods, un trabajo discográfico inspirado en sus raíces y su familia, y que resulta el más personal de toda su trayectoria. En su constante capacidad de re-invención, el cantante de Memphis ha vuelto a dar un giro radical a su estilo musical, ha tomado inspiración de sus raíces sureñas y nos ha ofrecido un álbum, que sin abandonar su habitual R&B/pop, se influencia de otros estilos musicales como el Country y el Blues, aunque con un toque electrónico moderno. En Man of the Woods, Justin Timberlake ha contado con sus habituales colaboradores Timbaland y Danja pero destaca por el hecho de que vuelve a trabajar con The Neptunes, responsables de la mayoría de los singles de su álbum debut, por lo que este álbum reúne a los mismos productores que crearon Justified. Aunque Man of the Woods es un disco muy ecléctico que combina géneros musicales tan diferentes como el R&B y el Country, sin embargo no suena en ningún momento chirriante o como un experimento, sino que se trata de un proyecto centrado, coherente y maduro, por lo que supone una gran adición a su catálogo musical. Man of the Woods se convirtió en el cuarto álbum #1 consecutivo de Justin Timberlake en Estados Unidos, sin embargo toda la promoción fue realizada antes de su publicación (como el lanzamiento de los tres singles: Filthy, Supplies y Say Something), ya que el cantante de Tennesse se embarcó en una extensa gira por toda América y abandonó la promoción, por lo que el álbum cayó en el olvido. Aunque recibió algunas críticas negativas por parte de los expertos musicales (como la ausencia de grandes hits, a diferencia de sus anteriores álbumes), personalmente lo considero un trabajo más que digno, ya que en «Man of the Woods» Justin ha sabido re-inventarse, experimentar con nuevos estilos y cambiar de registro, adoptando elementos del sonido Country sin abandonar su habitual R&B/pop, e incorporando un sonido acústico y orgánico a su música.

42611717_10156843647009729_3188628770462367744_n6. Valiente de Thalía.

Aunque durante estos últimos años el reggeaton ha ido ganando posiciones dentro de la música latina, 2018 ha sido definitivamente el año en el que este género se ha convertido en mainstream, ya que numerosos artistas latinos han logrado colocar sus canciones en posiciones muy importantes en las listas de ventas de todo el mundo. El efecto «Despacito» ha hecho que artistas latinos plenamente consagrados como Ricky Martin, Enrique Iglesias, Jennifer Lopez o Thalía hayan incorporado el reggaeton a su habitual estilo y gracias a ello han conseguido abrirse a un público mucho más joven, que es el que consume este tipo de canciones. En el mes de noviembre se puso a la venta Valiente, el decimocuarto álbum de estudio de su larga trayectoria musical, que sigue los pasos de Latina, su último trabajo, y profundiza en el sonido reggaeton, el cual se hace protagonista del álbum aunque podemos también encontrar las baladas latin-pop por las que es conocida Thalía sobretodo en el mercado latinoamericano. Durante este año la cantante mexicana no sólo ha estado en boca de todos gracias al famoso y divertido video de «¿Están ahí mis vidas? ¿Están ahí? ¿Me oyen? ¿Me escuchan? ¿Me sienten?» que se convirtió en un fenómeno viral e incluso pasó a ser una canción, sino que además ha estado muy presente en el panorama musical gracias a sus últimos singles, que han proporcionado una segunda juventud a Thalía y han revitalizado su carrera musical. «No Me Acuerdo», el single adelanto de Valiente, que contaba con la participación de la cantante dominicana Natti Natasha, ha conseguido gran éxito en Latinoamérica y España, donde ha ocupado el top 5 en más de 10 países hispanohablantes, además de obtener buena posición en el componente Latin de la lista americana Billboard. Este tema, de fuerte sonido reggaeton, ha sonado sin cesar en nuestro país y ha logrado un auténtico éxito en Youtube, donde su videoclip ha obtenido más de 500 millones de reproducciones. Podría criticar a Thalía por haberse subido al carro del reggaeton, al igual que han hecho muchos cantantes latinos en un intento por seguir vigentes en el actual panorama musical, sin embargo no lo haré puesto que es digno de alabar la constante re-invención de la veterana cantante a lo largo de su extensa trayectoria, donde ha explorado todo tipo de géneros musicales aunque sin perder sus raíces latinas y su personal estilo. Thalía ha sabido adaptarse a la era del streaming y las redes sociales, sigue estando muy vigente en panorama actual y ha conseguido ganarse al público joven sin perder sus fans de siempre, y lo más importante es que no ha perdido su habitual naturalidad y simpatía, y ha demostrado que sabe reírse de sí misma. En definitiva, Valiente está formado por un conjunto muy interesante de canciones y ha sido una grata sorpresa de escuchar, ya que estamos ante uno de los mejores álbumes latinos publicados durante este año.

little-mix-a-uscito-il-video-di-woman-like-me-con-nicki-minaj-mlyrr5. LM5 de Little Mix.

Little Mix se han consolidado como uno de los grupos femeninos más exitosos e importantes de los últimos años, y tras cuatro discos a sus espaldas, en vez de emprender carreras en solitario que podrían perjudicar el futuro del grupo, han decidido permanecer juntas y seguir lanzando nueva música, lo cual es la mejor decisión que podían tomar. En el mes de noviembre Little Mix publicaron su quinto álbum de estudio, LM5, el cual recoge el testigo de aquel maravilloso Glory Days, que vio la luz en 2016. El single presentación del álbum ha sido Woman Like Me, un medio tiempo pop/R&B con influencia reggae que desde un principio recibió críticas por su parecido con el tema «Side To Side» de Ariana Grande y Nicki Minaj (quien precisamente es la artista invitada en Woman Like Me). Este pegadizo tema que habla del empoderamiento femenino tuvo un desempeño discreto en las listas de ventas y debutó en el #5 en la lista británica, sin embargo gracias a la intensa promoción del grupo y a las numerosas presentaciones en directo del tema, aumentó la popularidad del single y logró subir hasta el #2 en el Reino Unido. Woman Like Me se ha convertido en un auténtico «grower» estos últimos meses y se encuentra entre las mejores canciones lanzadas durante este 2018. LM5 está encuadrado dentro del pop, dance-pop y R&B al igual que sus anteriores álbumes, sin embargo se diferencia de ellos por su gran influencia del sonido Hip-Hop, no sólo por el uso de bases Trap en varias de las canciones, sino porque han incorporado el estilo pop-rap a su manera de cantar, en un intento por americanizar su sonido y ganar cuota de mercado en Estados Unidos. LM5 destaca por contar con una amplia nómina de compositores entre los que se encuentran Jess Glynne, Kamille o Ed Sheeran, aunque merece la pena resaltar que las chicas de Little Mix han participado en la composición de 7 de los 14 temas que componen la edición estándar del álbum. Resulta evidente el interés que tiene el cuarteto británico en hacerse un hueco en el mercado americano teniendo en cuenta las colaboraciones con artistas como Nicki Minaj o la influencia Hip-Hop que podemos encontrar en varias de las canciones presentes en LM5. Little Mix nos han presentado un buen álbum pop que forma parte del top 5 de esta lista a los mejores trabajos del año, sin embargo no supera la gran calidad de Glory Days.

kylie-minogue-golden-cover4. Golden de Kylie Minogue.

Kylie Minogue es una artista plenamente consagrada en el panorama musical y aunque durante su larga trayectoria profesional ha experimentado con diferentes géneros, siempre la hemos relacionado con el Pop y el Dance, géneros que conoce a la perfección y con los que ha triunfado durante décadas. Sin embargo para su último álbum de estudio, Golden, el decimocuarto de su carrera y publicado en el mes de abril, la diva australiana nos ha sorprendido al incorporar el sonido Country a su habitual estilo dance-pop. «Dancing» fue el single anticipo de su nuevo trabajo y desde un principio llamó la atención su cambio de estilo musical, ya que aunque no se alejaba totalmente del sonido dance-pop y electro-pop característico de Kylie contaba con gran influencia Country-pop. Una de las sorpresas que nos depara Golden aparte de la evolución musical de Kylie hacia el sonido Country es su mayor implicación en el proceso de composición y grabación, ya que la cantante ha asumido un mayor papel creativo y ha compuesto todas las canciones que forman parte del álbum. Los siguientes singles de Golden han sido «Stop Me From Falling», un tema bailable y alegre pero que guarda demasiadas similitudes con Dancing, ya que empieza con melodía de guitarra Country para transformarse en un tema dance-pop, y «Golden», un medio tiempo de estilo country-pop, aunque ambos han tenido un desempeño comercial muy moderado. A pesar de que Golden no será recordado en un futuro como el disco más memorable dentro de la extensa discografía de Kylie Minogue, sin embargo es una interesante adición a su amplio catálogo musical, ya que nos muestra un lado diferente de la cantante, es un ejemplo de su constante re-invención musical y se trata de uno de sus trabajos más personales y auténticos hasta la fecha, en el que Kylie se ha involucrado en mayor medida y ha participado en la composición de temas acerca de las relaciones fallidas del pasado o el auto-empoderamiento.

Cher-Dancing-Queen-Album-Cover-2018-billboard-embed-13. Dancing Queen de Cher.

Una de las divas más importantes del mundo del Pop, la incombustible Cher, ha regresado este año con su vigésimo sexto álbum de estudio, titulado Dancing Queen, que se trata de un disco formado por versiones de clásicos temas de ABBA. La idea de hacer un disco de versiones de temas del mítico grupo surgió tras la aparición de Cher en la película «Mamma Mia! Here We Go Again», donde además de actuar, la veterana cantante interpretaba los temas «Fernando» y «Super Trouper» de ABBA. Los componentes del legendario grupo sueco suelen ser reacios a que versionen sus canciones pero no han podido negarse a que una de las mejores voces de todos los tiempos haya tomado algunos de sus clásicos temas para dar forma a su nuevo trabajo discográfico. El single presentación del álbum fue Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight), que gracias a su magnífica versión nos ha hecho olvidar que los famosos primeros acordes de la canción fueron utilizados en el hit Hung Up de Madonna. Gimme! mantiene el espíritu Disco de este clásico de ABBA pero añade el toque dance-pop típico de Cher y su famoso Auto-Tune. Cher ha respetado la esencia de las canciones de ABBA, y aunque ha añadido su particular estilo, su potente voz y un toque más moderno y electrónico, no ha cambiado el espíritu de los temas del famoso grupo sueco, entre los que se encuentran SOS, Mamma Mia, Dancing Queen o The Winner Takes It All. El único punto en contra es que el álbum sólo contiene 10 temas y teniendo en cuenta el amplio catálogo musical de ABBA, Cher podría haber elegido unos cuantos temas más para añadir a este magnífico trabajo. Sin duda Dancing Queen ha sido uno de los álbumes más destacados del año ya que cuenta con las clásicas canciones de ABBA que todos recordamos pero con la fantástica voz de Cher, lo cual es una combinación perfecta.

cardi-b-invasion-of-privacy2. Invasion of Privacy de Cardi B.

Durante este año, la artista de moda dentro del Hip Hop ha sido sin lugar a dudas Cardi B, quien aparte de publicar uno de los mejores álbumes del año y lanzar numerosos singles de gran éxito, se ha ganado al público por su espontaneidad, su simpatía y su carismática personalidad, aunque también por sus controvertidos comentarios en entrevistas y a través de sus redes sociales. Desde sus inicios en el mundo de la música, Cardi B fue comparada hasta la saciedad con Nicki Minaj (quien hasta entonces era la reina indiscutible del Rap) ya que comparten muchos puntos en común, sin embargo durante este año se han enzarzado en una absurda rivalidad que ha hecho correr ríos de tinta en los medios de comunicación. El pasado mes de abril la joven neoyorquina publicó su primer álbum de estudio, titulado Invasion of Privacy, que refleja lo que ha sido su vida estos últimos meses, ya que los medios de comunicación y el público en general han estado pendientes cada minuto de su vida profesional y privada. El álbum incluye su single debut «Bodak Yellow», gracias al cual Cardi B despuntó en la lista de ventas americana y disparó su popularidad. Este single se mantuvo en lo más alto de Billboard durante 3 semanas y logró varios récords: por un lado convertirse en la primera rapera en solitario que consigue #1 en la lista de ventas de Estados Unidos en 20 años, y por otro, ser la tercera artista en la historia de la música que logra tener tres singles dentro del top 10 de Billboard (ya que ha participado en numerosos singles de otros artistas durante este 2018). El éxito de Cardi B no ha sido flor de un día y tras Bodak Yellow ha seguido lanzando singles potentes que han convertido a la rapera del Bronx en la artista de Hip Hop del momento y una amenaza real a la hegemonía de Nicki Minaj. Ejemplo de ello son «Bartier Cardi», otro tema Hip-Hop con influencia Trap, «Be Careful», que muestra el lado más suave y en el que nos ofrece su faceta de cantante, y sobretodo «I Like It», un original tema Latin-Trap que samplea el clásico «I Like It Like That» y celebra los orígenes latinos de Cardi. Este single se ha convertido en uno de los temas más populares y exitosos del 2018, ya que también llegó al #1 en la lista americana, haciendo de Cardi la primera rapera en conseguir dos singles #1 de un mismo álbum. Invasion of Privacy es uno de los álbumes de Hip Hop más sólidos de los últimos tiempos, ya que se trata de un trabajo muy coherente y cohesivo, repleto de buenos temas que no tienen nada que envidiar a los mejores álbumes de Missy Elliott o Trina, y quizás es el mejor debut de una artista femenina de Rap. Sus polémicas letras acerca de sexo, dinero y lujo, su estilo Gangsta Rap y su gran técnica para rimar, unido a su carismática y alocada personalidad, y su influencia en las redes sociales han hecho de Cardi B uno de los personajes más populares de los últimos tiempos, sin perder su credibilidad como artista. Por todo ello se merece la medalla de plata en ese repaso a los mejores álbumes del 2018.

carey-650x6501. Caution de Mariah Carey.

Y la posición de honor se la lleva Mariah Carey, quien en mi opinión ha publicado el mejor álbum del año. El disco nº15 de la legendaria cantante ha sido aclamado por la crítica, que lo considera su trabajo más sólido de esta década y uno de los mejores dentro de su larga trayectoria musical. Caution está formado por sólo 10 temas, pero resulta un conjunto armonioso y coherente de canciones que contienen su clásico estilo R&B aunque le añade un toque moderno y actual. Además las habilidades como compositora de Mariah siguen estando a un nivel muy alto como de costumbre, al igual que su talento vocal, ya que aunque en este álbum incida más en su registro medio, no deja de sorprendernos cuando alcanza sus habituales notas altas. Caution no contiene ningún tema de relleno y está formado en su mayoría por medios tiempos R&B y sus clásicas baladas. De entre los temas que forman el álbum destaca el primer single oficial, «With You», que se trata de una romántica balada producida por DJ Mustard en la que Mariah hace uso del registro medio de su voz, «The Distance», un original tema mid-tempo R&B de moderno sonido en el que participa el rapero Ty Dolla Sign, o el marchoso «A No No», con influencia Hip-Hop y que contiene la interpolación de un clásico de Lil Kim. A pesar de ser uno de los álbumes más esperados del año, la respuesta comercial de Caution ha sido más bien tibia y las ventas han sido bajas, aunque ha obtenido el #5 en Estados Unidos. Aunque Caution haya sido lanzado a final de año, cuando Mariah Carey se convierte en la reina de las Navidades gracias al éxito de su tema «All I Want for Christmas Is You» y se centra en su clásico show navideño, este álbum no pasado en absoluto desapercibido por sus fieles seguidores y por los expertos musicales, que lo han alabado por su gran calidad.

Crítica de ‘Cry Pretty’ de Carrie Underwood

carrie-underwood-cry-prettyNadie puede negar que los concursos musicales de búsqueda de talentos han sido la cantera de una gran cantidad de artistas que se han convertido más tarde en super estrellas del mundo de la música. En Estados Unidos, American Idol ha sido uno de los favoritos del público y durante sus 16 temporadas ha visto nacer a importantes cantantes, empezando por Kelly Clarkson, la ganadora de la primera edición, su alumna más aventajada y quizás la que ha alcanzado las cotas más altas de éxito no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo, aunque también han destacado Fantasia Barrino, Jordin Sparks, Jennifer Hudson o la ganadora de la cuarta temporada y protagonista de este post, Carrie Underwood. En 2005, una jovencita de Oklahoma se presentó a las audiciones de American Idol y gracias a su espectacular voz conquistó a los espectadores y jueces de la competición y resultó la ganadora de la cuarta edición del popular concurso. El tema que cantó Carrie Underwood en la final de American Idol y le valió su triunfo, Inside of Heaven, le llevó a lo más alto de la lista americana de singles y fue el inicio de una carrera plagada de éxitos dentro del género Country. Su primer álbum de estudio, Some Hearts, fue #2 en Estados Unidos y vendió más de 8 millones de copias en tierras americanas, convirtiéndose en el disco debut más vendido dentro del género Country (superando las ventas del primer álbum de Shania Twain) y en el álbum más exitoso de un concursante de American Idol (batiendo a ‘Breakaway’ de Kelly Clarkson) además de ser el disco más vendido durante el año 2006 en Estados Unidos. Some Hearts no sólo obtuvo una respuesta comercial que superó ampliamente las expectativas puestas en él, sino que recibió buenas críticas de los expertos musicales y los puristas del Country por la extraordinaria voz de la cantante y por revitalizar dicho género y ello se reflejó en la gran cantidad de premios que recibió tanto Carrie como su álbum debut, ya que ganó tres premios Grammy incluyendo artista revelación, 5 premios Billboard (entre ellos álbum Country de la década) y un Academy of Country Music Award, que es uno de los premios más prestigiosos dentro de dicho género.

Tras un álbum debut tan exitoso y lleno de elogios podríamos pensar que su sucesor no estaría a la altura, sin embargo no fue así ya que Carnival Ride, publicado en 2007, repitió la buena acogida en la lista de ventas americana, donde consiguió el primer #1 de Carrie en Estados Unidos, fue certificado 4 veces platino por ventas superiores a los 4 millones de copias y contó con 4 singles #1 en el componente Country de la lista Billboard. En Canadá este álbum también llegó a lo más alto de su lista de ventas e hizo su primera incursión en Reino Unido y Australia. Carnival Ride incluía ‘Before He Cheats’, el single más exitoso de toda su carrera hasta la fecha, el cual logró el top 10 en la lista Billboard, destacó por su extraordinaria longevidad en las listas de venta y recibió numerosos galardones, entre ellos 2 premios Grammy y un Academy of Country Music Award. A pesar del lógico descenso de ventas con sus siguientes álbumes que ha sufrido Carrie Underwood (y el resto de cantantes) durante la década pasada debido a la piratería y el fin de la era de los CD’s físicos, tanto Play On como Blown Away, su tercer y cuarto trabajo discográfico, fueron bien recibidos por la critica y el público, lograron nuevamente #1 en Estados Unidos y fueron certificados tres y dos veces platino respectivamente, haciendo de Carrie Underwood una de las artistas de Country más importantes de la década del 2000, en ausencia de grandes competidoras como Shania Twain que se alejó del mundo de la música en 2004. Tras el exitoso ‘Blown Away Tour’, Carrie publicó un álbum de ‘Greatest Hits’ que contenía todos sus singles además de nuevas canciones. En 2015 la atractiva cantante fue madre de un niño fruto de su relación con el jugador canadiense de hockey sobre hielo Mike Fisher y a finales de ese año lanzó su quinto disco de estudio Storyteller, que fue #2 en la lista americana de álbumes.

Tras un tiempo de descanso, Carrie Underwood lanzó a principios del 2018 un single para promocionar la Super Bowl llamado The Champion, que se trataba de un marchoso tema urban-pop que se alejaba de su habitual estilo Country. Este tema, producido por Jim Jonsin y que contaba con la colaboración del rapero Ludacris, hablaba de sobreponerse a las adversidades y sorprendió a todos por su sonido diferente. Dos años después de su último disco, la cantante de 35 años ha regresado al panorama musical con su sexto álbum de estudio, Cry Pretty, el cual ha debutado esta misma semana en el #1 de la lista americana de álbumes, haciendo de Carrie la primera cantante femenina de Country que consigue cuatro discos #1 en Estados Unidos. Además, al vender más de 260 mil copias en su primera semana, ha logrado las cifras más altas de un álbum Country desde 2015 y las mayores ventas de una artista femenina en este 2018, superando al impresionante debut de Cardi B y a Sweetener de Ariana Grande. Aparte del gran debut en Estados Unidos, Cry Pretty también ha tenido una buena acogida alrededor del mundo y ha sido #1 en Canadá (el tercero de Carrie en dicho mercado), #4 en Australia o top 20 en Reino Unido. La mayoría de las canciones presentes en Cry Pretty han sido compuestas por Carrie y destaca el hecho de que ha co-producido todos los temas del álbum (con la excepción del bonus track The Champion). Aunque el estilo predominante del álbum es el Country como novedad incorpora una cierta influencia R&B. El single presentación fue la canción que da título al álbum, Cry Pretty, que se trataba de una desgarradora balada Country-Rock que recibió grandes elogios de la crítica por la poderosa voz de la cantante y tuvo una buena acogida en la lista de ventas americana, donde fue top 50 en Billboard y top 5 en el componente Hot Country Songs. El segundo single ha sido Love Wins, una emotiva balada mid-tempo Country-pop de carácter inspiracional que habla sobre el poder del amor. El álbum está compuesto en su mayoría por baladas de estilo Country-pop y Country-Rock entre las que destacan ‘The Bullet’ o ‘Ghosts On The Stereo’. Entre mis temas favoritos se encuentran el medio tiempo ‘Drinking Alone’, que destaca por tener un cierto aroma R&B en su melodía o ‘Southbound’, el tema más up-tempo del álbum.

Mientras que algunas cantantes originalmente encuadradas dentro del género Country han explorado otros sonidos para abrirse a un mayor público y aumentar su popularidad (como es el caso de Taylor Swift), Carrie Underwood siempre se ha mantenido fiel al Country y no ha comprometido su integridad artística. Además si comparamos a Carrie con Taylor, la primera cuenta con una carrera más sólida, coherente y consistente en Estados Unidos, ha recibido grandes elogios de sus álbumes por parte de la tradicional comunidad Country y ha obtenido numerosos premios prestigiosos, mientras que la segunda, aunque ha triunfado en el resto del mundo se ha vendido al sonido comercial, ha dado bandazos durante su carrera profesional, ha comprometido su integridad como artista y se ha involucrado en varias polémicas que le han hecho perder credibilidad. Por todo ello podríamos denominar a Carrie Underwood como la reina del Country actual y la heredera de Shania Twain, ya que sigue ofreciendo buenos trabajos como Cry Pretty tras más de 10 años de carrera. Puntuación: 7’5/10.

Crítica de ‘Golden’ de Kylie Minogue

kylie-minogue-golden-coverKylie Minogue es una artista plenamente consagrada en el panorama musical, y aunque durante su larga trayectoria profesional ha experimentado con diferentes géneros musicales que han podido ajustarse más o menos con su estilo, siempre la hemos relacionado con el pop y el dance, géneros con los que ha triunfado durante décadas. Sin embargo, para su nuevo álbum de estudio, el decimocuarto dentro de su trayectoria profesional, nos ha sorprendido con el Country, un género que a priori no nos imaginábamos que podría adoptar la diva australiana. Desde el primer momento que escuché Dancing, el single anticipo de su nuevo trabajo discográfico, me llamó la atención su cambio de estilo musical, aunque no se alejaba totalmente del sonido habitual de Kylie ya que se trataba de un marchoso tema dance-pop y electro-pop con influencia Country-pop. Quizás podría tratarse de un tema más de Kylie si no fuera por el uso de guitarra Country al principio de la canción, por lo que Dancing ha sido el tema perfecto para marcar la transición entre el habitual sonido de la diminuta cantante y el nuevo estilo musical que nos presenta en su nuevo disco. A pesar de que Dancing es un tema muy interesante, marchoso, pegadizo y bailable, y ha recibido buenas críticas por parte de los expertos musicales y el público, no ha logrado un buen desempeño en las listas de venta y ha pasado desapercibido en Reino Unido o su nativa Australia. El nuevo álbum de estudio de Kylie, Golden, se puso a la venta el 6 de abril y seguro que será uno de los discos más importantes del 2018 en Europa y Australia, los dos mercados musicales más importantes de la cantante de Melbourne. Otra de las sorpresas que nos depara Golden aparte de la evolución musical de Kylie hacia el sonido Country es su mayor implicación en el proceso de composición y grabación, ya que la cantante de 49 años ha asumido un mayor papel creativo y ha compuesto todas las canciones que forman parte del álbum. Durante los primeros estadios de creación de Golden, Kylie empezó a trabajar con Richard Stannard, habitual colaborador de la cantante australiana, aunque más tarde viajó a Nashville, la cuna del Country, para adentrarse en el espíritu de este género y trabajar con Sky Adams entre otros.

El segundo single de Golden, lanzado unas semanas antes del lanzamiento del álbum, fue Stop Me From Falling, un tema bailable y alegre pero que guarda demasiadas similitudes con Dancing, ya que empieza con melodía de guitarra Country para transformarse en un tema dance-pop, lo que resulta repetitivo y no aporta nada nuevo con respecto a dicho single. Pese a su enorme parecido con Dancing es uno de los temas imprescindibles del disco por su carácter pegadizo y marchoso. Como sencillo promocional, previo a la publicación de Golden, se ha elegido Raining Glitter, un tema Disco y dance-pop con ligera influencia Country-pop, lo que lo convierte en el single lanzado hasta ahora más cercano al habitual estilo de Kylie, quizá para recordar que la verdadera esencia de la cantante sigue estando presente en este disco. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘Golden’, que da título al álbum y fue uno de los primeros temas grabados en Nashville, el marchoso ‘One Last Kiss’ o ‘A Lifetime To Repair’, que siguen el patrón de los anteriores singles de añadir un ligero toque de guitarra a un tema que por su temática podrían pertenecer a los anteriores discos de Kylie. Aunque la mayoría de las canciones que componen Golden son up-tempo y bailables, también tienen cabida un par de baladas, algo esencial cuando se pretende adoptar el estilo Country. Dentro de los temas más tranquilos se encuentran ‘Music’s Too Sad Without You’ junto al cantante de folk Jack Savoretti.

En resumen, Golden definitivamente no es el mejor álbum de Kylie Minogue ni será recordado en un futuro como su disco más memorable, sin embargo es una interesante adición a su amplio catálogo musical y nos muestra un lado diferente de la cantante, sin abandonar totalmente su característico sonido dance-pop. Sin embargo es uno de sus trabajos más personales y auténticos hasta la fecha, en el que Kylie se ha involucrado en mayor medida y ha participado en la composición de temas acerca de las relaciones fallidas del pasado o el auto-empoderamiento. Quizás pueda criticarse el hecho de haber adoptado el género Country en un momento en que varios cantantes del mainstream han intentado «subirse al carro» de este estilo musical porque otorga credibilidad y seriedad como artista, ya que este género siempre ha sido visto como serio, tradicional y maduro. Sin embargo la aproximación que ha hecho Kylie a este sonido ha sido muy leve y simplemente ha añadido un ligero sonido Country-pop a su habitual estilo musical, puesto que las letras de las canciones están muy lejos de la temática tradicional sureña ni tiene ese toque triste y melancólico de las verdaderas canciones Country. Puntuación: 7’5/10.

Dancing, lo nuevo de Kylie Minogue

kylie-minogue-dancingDurante los últimos meses se ha producido un fenómeno en el panorama musical por el que varios cantantes muy populares han decidido dar un giro a su música y adoptar el estilo Country, un género que aunque es muy popular en Estados Unidos y Canadá, no ha acabado de triunfar en el resto del mundo, salvo casos puntuales. Un ejemplo reciente es el de Justin Timberlake, que ha decidido volver a sus raíces sureñas y explorar el género Country en su nuevo disco, aunque combinándolo con su habitual estilo musical. Lady Gaga también optó por abandonar su imagen frívola y extravagante y ofrecernos su lado más serio, maduro e introspectivo con Joanne, su último álbum, en el que exploraba el estilo Country en varias de las canciones presentes del disco, además de adoptar una imagen muy acorde con este género musical. Pero lo que no íbamos a imaginarnos nunca es que Kylie Minogue, quien siempre hemos relacionado con el dance-pop y electro-pop, y ha mostrado una imagen sexy y provocativa durante su carrera, tomaría un rumbo musical hacia el Country, ya que su estilo e imagen está muy alejado del que acostumbran los artistas de este género. Y más teniendo en cuenta que Kylie Minogue no es una cantante americana nacida en un estado sureño ni ha tomado nunca inspiración de este tipo de música. Por ello, ha sido una gran sorpresa cuando la cantante de Melbourne ha regresado este año con su nuevo single, Dancing, después de publicar varias imágenes en sus redes sociales en las que vestía un look muy Country con botas y sombrero vaquero. Sin abandonar totalmente su estilo, Dancing es un pegadizo tema dance-pop que explora el territorio Country-pop y encaja muy bien con la voz de Kylie. Este tema producido por Sky Adams comienza de manera muy pausada con una guitarra Country para luego transformarse en un marchoso tema dance-pop durante en el estribillo, y marca a la perfección la transición entre su pasado Dance y su nuevo sonido recién adoptado. Pese a haber recibido críticas principalmente positivas, este single ha tenido una mediocre respuesta comercial tanto en su Australia natal como en Reino Unido, su principal mercado musical, y apenas ha ocupado el top 50 en ambas listas de venta, convirtiéndose en su primer single menos exitoso. Dancing es el single presentación de su décimo-cuarto álbum de estudio de la cantante australiana, titulado Golden, y que se pondrá a la venta en el mes de abril. Golden destaca por el hecho de que todas las canciones está compuestas por la propia Kylie, algo que no ocurría desde su sexto disco de estudio, Impossible Princess. La cantante de 49 años empezó a trabajar en este álbum en Londres y Los Angeles, pero más tarde decidió viajar hasta Nashville (Tennessee), la cuna del género Country, para impregnarse de su sonido y de la cultura sureña, y según la propia cantante, componer y grabar las canciones de Golden en Nashville ha resultado una terapia para ella.

Crítica de ‘Man of the Woods’ de Justin Timberlake

justin-timberlake-man-of-the-woods-coverEn el año 2013, Justin Timberlake publicó su tercer y cuarto álbum de estudio, The 20/20 Experience y The 20/20 Experience 2 of 2, que formaban parte de una saga y juntos daban la visión completa de este complejo y original proyecto. Ambos álbumes, sobretodo el primero, estaba encuadrado en el género Neo-Soul con influencias R&B y del Soul de los años 70 y se distanciaba del sonido dance-pop/R&B comercial de los anteriores trabajos discográfico del ex-líder de N’Sync. Ambos discos fueron #1 en Estados Unidos y también lograron una gran respuesta comercial en el resto del mundo, obtuvieron dos premios Grammy, y recibieron excelentes críticas por parte de los expertos musicales por la decisión de profundizar en el sonido Soul, la originalidad de este proyecto y por la magistral producción de Timbaland y Danja. Tras la exitosa gira que acompañó la promoción de ambos álbumes, Justin Timberlake se centró en vida personal y otras facetas como la actuación y estuvo alejado del panorama musical durante unos años. En 2016 participó en la banda sonora de la película Trolls con el tema Can’t Stop The Feeling, que marcaba una divergencia con respecto al estilo musical de sus dos últimos discos y se trataba de un marchoso tema funk/dance-pop producido por Max Martin que resultó un gran éxito en las listas de venta de todo el mundo, logrando el #1 en más de 20 países y pasando a la historia del mundo de la música como uno de las canciones más exitosas de todos los tiempos.

Cinco años después del lanzamiento de la primera entrega de The 20/20 Experience, Justin Timberlake ha regresado con su quinto álbum de estudio, titulado Man Of The Woods, un trabajo discográfico inspirado en sus raíces y en su familia (ya que el nombre de su hijo, Silas, significa «viviendo en el bosque») y el más personal de toda su trayectoria. En su constante capacidad de re-invención, el cantante de Memphis ha vuelto a dar un giro a su estilo musical, ha tomado inspiración de sus raíces sureñas y nos ha ofrecido un álbum, que sin abandonar su habitual R&B/pop, se influencia de los estilos musicales presentes en Tennessee (su estado de origen) como el Country y el Blues, aunque con un toque electrónico moderno. En Man of the Woods, Justin Timberlake ha contado con sus habituales colaboradores Timbaland y Danja pero destaca por el hecho de que vuelve a trabajar con The Neptunes, responsables de la mayoría de los singles de su álbum debut, por lo que este álbum reúne a los mismos productores que crearon el disco Justified. Este álbum está compuesto por 16 temas, 4 de ellos producidos por Timbaland (tres junto a Danja), 9 de ellos por The Neptunes, además de dos temas firmados por Eric Hudson y un interludio. Man of the Woods cuenta con dos artistas invitados, la cantante de R&B/Soul Alicia Keys y el artista Country Chris Stapleton. El single presentación del álbum ha sido Filthy, un marchoso tema electro-Funk con influencia R&B producido por Timbaland y Danja que ha generado opiniones muy dispares por parte de los críticos, ya que por una parte alaban su sonido futurístico y su carácter bailable, mientras que otros critican el tema por estar sobre-producido y que la voz de Justin resulta robótica y se oculta tras los sintetizadores. Filthy debutó en el #9 de la lista americana de singles, una posición muy alta debido al gran interés que tenían sus fans en este esperado regreso, pero tras su gran debut el tema ha experimentado una caída libre en la lista Billboard. Justin Timberlake declaró que antes del lanzamiento del álbum y su actuación en el medio tiempo de la Super-Bowl, lanzaría varios singles muy diferentes para mostrar la variedad musical presente en el álbum. Mucho más interesante resulta el segundo single del álbum, Supplies, un medio tiempo R&B perteneciente a la parte del disco producida por The Neptunes, y que comparte similitudes con el tema «TKO» perteneciente al álbum The 20/20 Experience 2 of 2. Este single marca la reunión de Justin y Pharrell Williams (el 50% de The Neptunes junto a Chad Hugo) tras 15 años sin colaborar, ya que su ultimo tema juntos fue el sencillo promocional I’m Lovin’ It. Sin duda este tema es uno de los puntos fuertes del álbum y personalmente mi favorito. Apenas una semana después de presentarnos Supplies y a unos días de la publicación de Man of The Woods, Justin nos sorprendió con Say Something, el tercer sencillo promocional, acompañado por el cantante y compositor Country Chris Stapleton. Este medio tiempo producido por Timbaland y Danja explora el sonido Country aunque cuenta con influencias R&B y nos recuerda a ‘All Good Things (Come To An End)’ de Nelly Furtado, y no es casualidad ya que dicho tema también fue firmado por Timbaland. Este single ha recibido buenas impresiones por parte de los críticos musicales debido a la naturaleza íntima y acústica del tema, por mostrar una mayor madurez en la música de Timberlake, y reflejar la influencia que la música Country ha tenido en el cantante debido a su procedencia de Tennessee, que se considera la cuna del género Country.

Man of the Woods es un disco muy ecléctico que combina géneros musicales tan diferentes como lo son el R&B y el Country (además de incorporar Funk y Blues) y más arriesgado resulta todavía que el álbum haya sido producido por Timbaland, Danja y The Neptunes, expertos en música Hip-Hop/R&B, sin embargo no suena en ningún momento chirriante o como un experimento, sino que se trata de un proyecto centrado, coherente y maduro, por lo que supone una gran adición al catálogo musical de Justin Timberlake. Entre los temas más& interesantes del álbum se encuentran ‘Higher Higher’, un curioso híbrido Country/R&B/Blues que muestra a la perfección la evolución y variedad musical de este disco, ‘Man of the Woods’, que se trata de un marchoso tema Country/Folk con clara influencia del típico sonido de The Neptunes y uno de los highlights del álbum, ‘Morning Light’, una balada con aroma Blues/Soul en la que aparece Alicia Keys, ‘Midnight Summer Jam’, un tema up-tempo Funk muy pegadizo que combina los sintetizadores característicos de The Neptunes con sonidos tan diferentes como el de una armónica Country y resulta uno de los más bailables del álbum, ‘Wave’, un marchoso tema que mezcla el sonido Folk con un componente electrónico o ‘Breeze off the Pond’, otro tema up-tempo Funk que podría encajar en la segunda parte de The 20/20 Experience. Uno de los pocos puntos en contra que podemos encontrar es que la estrategia comercial de lanzar varios singles muy seguidos con anticipación al lanzamiento del álbum no ha surtido mucho efecto ya que la recepción por parte del público de los singles ha sido bastante fría. Como gran seguidor de Justin Timberlake que me considero siempre es un placer escuchar por primera vez un álbum suyo y más teniendo en cuenta que suele tomarse un largo tiempo de descanso entre disco y disco, pero si además es un disco tan interesante y elegante como ‘Man of the Woods’, todavía resulta más emocionante el regreso de JT. Aunque estemos a principios de año, seguro que este trabajo se convertirá en uno de los más importantes del 2018 y por ahora es mi favorito de este año recién comenzado, por su cambio de registro adoptando el sonido Country sin abandonar el R&B, por su sonido acústico y orgánico dentro de un panorama musical cada vez sobre-producido y lleno de sintetizadores, y por la capacidad de Justin para re-inventarse y experimentar con nuevos estilos. Además Man of the Woods es su disco más personal hasta la fecha, está inspirado en su familia y el nacimiento de su primer hijo y en él declara ser «un hombre del bosque» que se siente orgulloso de sus raíces sureñas. Puntuación: 7’5/10.

Crítica de «Now» de Shania Twain

Shania_Twain_-_Now_(Official_Album_Cover)-1El momento más esperado por los fans de Shania Twain por fin ha llegado, ya que esta misma semana se ha puesto a la venta su nuevo disco. La súper estrella de Country publicó Up!, su último álbum de estudio, en el año 2002 tras el espectacular resultado comercial de Come On Over, el cual vendió más de 20 millones de ejemplares en todo el mundo y se convirtió en el disco femenino más vendido de la historia y el álbum de Country más exitoso de todos los tiempos. Debido a la gran acogida de los singles lanzados y el tremendo impacto de este álbum, Shania se jugaba mucho con Up! y había muchas expectativas puestas en él, sin embargo no decepcionó ya que regresó por la puerta grande con un álbum lleno de magníficos temas con un estilo más crossover para mantener tanto a sus seguidores amantes del Country como a los nuevos fans que ganó con Come On Over. Aunque era prácticamente imposible superar el éxito sin precedentes de dicho álbum, Up! consiguió una gran respuesta comercial, ya que fue #1 en Canadá y Estados Unidos, donde vendió 5 millones de copias y fue certificado diamante. En 2004, Shania publicó Greatest Hits, un álbum recopilatorio que reunía sus temas más famosos además de 3 temas inéditos. Este disco obtuvo una gran acogida por parte del público debido al amplio catálogo de éxitos incluidos en The Woman In Me, Come On Over y Up!. Después la cantante pasaría por un amargo periodo en el que se divorció de su marido debido a la infidelidad de éste con su mejor amiga y perdió la voz debido a la depresión que produjo el fin de su matrimonio. Cuando se recuperó de estos duros momentos, la cantante de Ontario tuvo la fuerza de enfrentarse a sus miedos y grabó un reality-show en el que nos contaba cómo recuperó la voz y superó la infidelidad de su marido, lanzó un nuevo single llamado Today Is Your Day, y se embarcó en una residencia en Las Vegas, llamada «Shania: Still The One», la cual recibió grandes críticas por el espectacular show, la renovada voz de Shania y su energía tras tantos años alejada de panorama musical.

15 años después de su último trabajo discográfico, Up!, Shania ha regresado con su quinto álbum de estudio llamado Now, con el que pone fin a su larga sequía musical, sin embargo este regreso nos deja un sabor agridulce ya que la cantante ha declarado que Now será su último trabajo discográfico. Aunque podríamos pensar que Shania regresaría con un tema up-tempo y enérgico del tipo I’m Gonna Getcha Good! o That Don’t Impress Me Much, la cantante canadiense eligió como single presentación del álbum Life’s About To Get Good, un tema menos pegadizo y bailable que sus típicos primeros singles, y aunque resulta alegre e inspirador, no tiene el gancho necesario de un primer single, y como consecuencia no ha logrado despertar la atención del público como podríamos esperar teniendo en cuenta la larga espera de la cantante, su impacto comercial ha sido mínimo y no ha ocupado buenas posiciones en la lista de ventas americana. El segundo single lanzado antes de la publicación del Now ha sido Swingin’ With My Eyes Closed, un medio tiempo Country-pop con influencia pop-rock que recuerda a los clásicos temas de The Woman In Me y resulta un gran paso adelante con respecto anterior single ya que nos trae de vuelta a la Shania más auténtica con un tema muy alegre y pegadizo. Sin duda uno de los puntos fuertes del disco y mi tema favorito de Now. Este álbum está formado principalmente por medios tiempos y baladas de estilo Country-pop con gran influencia del sonido pop/rock, y sorprende el hecho de que no hay tantos temas up-tempo como en sus álbumes anteriores y también se echa de menos una mayor presencia de temas Country en sentido estricto. Entre los temas más interesantes de Now se encuentran «We Got Something They Don’t», el cual fue uno de los sencillos promocionales que Shania nos desveló antes del lanzamiento del disco y se trata de un marchoso y pegadizo pop/rock que llama la atención desde la primera escucha y sería un gran candidato como futuro single, «Who’s Gonna Be Your Girl» o «Let’s Kiss And Make Up», perteneciente a la edición deluxe y que es el tema más up-tempo y marchoso del álbum. Entre los medios tiempos destacan «More Fun» y «Roll Me On The River» (un potente tema de estilo Country-rock) y dentro de las baladas más interesantes están «Poor Me», donde Shania muestra su lado más emotivo y sensible o «Soldier». Debido a que ha pasado más de una década desde su último álbum, la voz de Shania Twain ha evolucionado y ha adoptado un registro más grave y no alcanza las notas altas de hace años (no podemos olvidar que la cantante tiene 50 años y perdió la voz debido a su depresión) sin embargo sigue siendo una de las mejores voces del Country contemporáneo.

A pesar de que Shania Twain declaró que el «Rock This Country Tour» sería su última gira (tras la residencia en Las Vegas), ahora ha desvelado que promocionará su nuevo disco con el «Shania Now Tour», lo cual ha llenado de alegría a sus seguidores de Norteamérica y Europa, territorios que recorrerá Shania con su próxima gira en 2018. En resumen, es un auténtico placer tener de vuelta a una de las mejores voces femeninas de todos los tiempos tras tantos años apartada del panorama musical, y aunque la Shania que encontramos en Now es más serena y sosegada de lo que estamos acostumbrados, nos ha ofrecido un disco más que digno en el que narra las experiencias personales que ha vivido durante largo lapso de tiempo, lleno de duros momentos personales y problemas de salud, pero ha sabido sobreponerse, recuperar su voz y regalarnos un gran álbum, el primero sin la excesiva influencia de su ex-marido y productor Mutt Lange. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: «The Woman In Me» de Shania Twain

The Woman In MeLa cantante Eilleen Edwards, más conocida en el mundo de la música como Shania Twain, hizo su debut en el mundo de la música en el año 1993 con el álbum de título homónimo, el cual a pesar de que no tuvo una buena acogida cuando se publicó, tras el tremendo éxito que consiguió la cantante años más tarde, hizo que sus fans se interesaran por dicho álbum y acabó siendo certificado platino en Estados Unidos por ventas superiores al millón de copias. Shania Twain, nacida en Ontario, Canadá, siempre fue una gran seguidora de la música Country y tras hacer coros para otros cantantes y actuar en pequeños bares fue descubierta y llevada a Nashville, la cuna del Country para grabar el que sería su primer álbum de estudio, que apenas tuvo input por parte de Shania ya que no compuso ninguna canción ni tuvo poder de decisión. Tras escuchar demos de sus canciones y verla actuar, el famoso productor y compositor Robert «Mutt» Lange se fijó en aquella joven talentosa con gran voz y decidió grabar canciones junto a ella. En poco tiempo se hicieron grandes amigos y acabaron casándose a finales de 1993. En el año 1995 se publicó el segundo álbum de estudio de Shania Twain, titulado The Woman In Me, el primero en el que participó activamente en la composición de las canciones, ya que fue la autora de todos los temas con la excepción de uno. Tras el excepcional recibimiento de los singles lanzados (un total de 8, todo un récord para una cantante Country por aquellos años) en las listas de venta canadiense y americana, el álbum acabó vendiendo más de 4 millones de copias en Estados Unidos, siendo certificado disco de diamante por 12 millones de ejemplares distribuidos en aquel país. Aun cuando el género Country no era muy popular fuera de Norteamérica, The Woman In Me tuvo un buen recibimiento en Australia y Europa, consiguió el top 10 en Reino Unido y acabó vendiendo 12 millones de copias a nivel mundial, convirtiendo a Shania en la primera cantante Country en lograr un disco de diamante, algo que se repetiría con sus dos siguientes álbumes, Come On Over y Up!.

El single presentación del álbum fue Whose Bed Have Your Boots Been Under?, un marchoso y bailable tema Country que fue el sencillo perfecto para presentar el disco más Country de Shania Twain. Este tema fue una apuesta segura y recibió un gran recibimiento por parte del público norteamericano, ya que consiguió el #1 en Canadá, pero fue el segundo single, Any Man of Mine, con el que consiguió su primer hit #1 en la lista Country de Billboard, además de ser el primer single crossover de Shania y conseguir su mejor posición en lista americana de singles. Este tema Country con un toque Rock ganó un premio Grammy al mejor single Country del año, es mi tema favorito del álbum y una de las mejores canciones dentro del repertorio de Shania, ya que se ha convertido en un clásico a lo largo de los años en los conciertos de la cantante y un favorito de sus fans. Tras dos singles muy marchosos y bailables, la cantante mostró su lado más romántico y sensible con la preciosa balada The Woman In Me (Needs The Man In You), la cual demostraba que Shania es una talentosa vocalista y una gran compositora. Para mantener su audiencia Country pero atraer a un nuevo público, Shania y Lange trabajaron en un sonido que mezclara el pop-rock internacional con auténtico sonido Country, y lo consiguieron perfectamente, ya que algunos de los singles fueron crossover, consiguieron traspasar las fronteras y tuvieron un moderado rendimiento en Europa y Australia. Un ejemplo de ello fueron los siguientes singles, (If You’re Not In It For Love) I’m Outta Here, un poderoso tema Country-rock que destaca por la potente voz de Shania y consiguió de nuevo ser un hit #1 en las listas Country y el primer éxito de la cantante en Australia, o You Win My Love, el único tema no compuesto por Shania del disco, que se trataba de una marchosa canción de amor con gran influencia pop-rock que poseía el atractivo y potencial para encajar en el mercado internacional, y se convirtió en el tercer single #1 del álbum en la lista Country de Billboard. Otras de las canciones más destacadas del disco son No One Needs To Know, un bonito tema mid-tempo Country-pop que también consiguió ser #1 en las listas Country, o el último single lanzado del disco, la emotiva balada God Bless The Child, dedicada a los padres de la cantante que fallecieron en un accidente de coche, cantada a capella y que cuenta con gran influencia de la música Gospel.

Sin duda, The Woman In Me es un gran álbum de Country y el primer gran éxito de Shania, aunque no logró el tremendo éxito sin precedentes que conseguiría su siguiente trabajo discográfico, Come On Over (su verdadero álbum crossover) con el que triunfó en todo el mundo. The Woman In Me resume perfectamente el espíritu Country ya que cuenta con la maravillosa voz de Shania y temas enérgicos y bailables, además puede presumir de contener 4 de los singles más clásicos y famosos de la cantante, los cuales han estado presente en todas las giras de Shania, como el «Up! Tour», su residencia en Las Vegas «Shania: Still The One» o su última gira, el «Rock This Country Tour» y se encuentran entre los temas favoritos de los seguidores de siempre de Shania como lo son I’m Outta Here, Any Man of Mine, Whose Bed Have Your Boots Been Under? o You Win My Love. Puntuación: 8/10.