Hold Me Closer, el nuevo single de Elton John y Britney Spears

Hold Me CloserEl pasado mes de agosto se produjo uno de los regresos musicales más esperados de los últimos años, ya que Elton John solicitó la presencia de Britney Spears para su nuevo single tras años apartada del panorama musical. En 2021, el icónico cantante británico publicó ‘The Lockdown Sessions’, grabado durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus y que se trataba de un álbum colaborativo junto a numerosos y variados cantantes como Dua Lipa, Stevie Wonder, Charlie Puth, Nicki Minaj o Stevie Nicks entre otros. Este trabajo incluyó el single ‘Cold Heart’, un marchoso tema Disco/pop que incorporaba interpolaciones de canciones famosas de Elton John como ‘Rocket Man’ o ‘Sacrifice’ y contaba con la participación de Dua Lipa. ‘Cold Heart’ ha resultado un auténtico éxito comercial durante el pasado año y el presente: acumula más de 1000 millones de reproducciones en Spotify, alcanzó el #1 en Australia, Canadá o Reino Unido y fue top 10 en Estados Unidos, Francia o Alemania. Tras numerosos rumores y especulaciones, el pasado mes de agosto Sir Elton John anunció en sus redes sociales que tenía una nueva canción junto a una artista muy especial, que era nada más y nada menos que Britney Spears, quien no lanza nueva música desde el año 2016, cuando vio la luz su último álbum de estudio ‘Glory’. El tema en cuestión que ha unido a estas dos leyendas del mundo de la música es Hold Me Closer, un pegadizo tema dance-pop y Disco/funk con melodía de piano que sigue la fórmula de ‘Cold Heart’ e incorpora interpolaciones de conocidas canciones de Elton John, en este caso ‘Tiny Dancer’ y ‘The One’ y es cantada de manera nostálgica por parte de ambos artistas (la parte de Elton no es nueva sino tomada de las versiones originales). Este tema ha tenido una recepción muy variada por parte de los expertos musicales y mientras algunos lo consideraron todo un acierto y alabaron la ejecución vocal de Britney, que sonaba «libre y auténtica» como no lo hacía desde hace años, otros criticaron la sobre-producción del tema, que ahogaba las voces de ambos cantantes y el excesivo Auto-Tune. Andrew Watt, el productor del tema, ha destacado la profesionalidad y excepcional ética del trabajo de Britney tras años sin pasar por un estudio de grabación. ‘Hold Me Closer’ ha resultado un notable éxito comercial: acumula más de 30 millones de reproducciones en Spotify en apenas unas semanas y ha debutado en el #1 de la lista de singles de Australia (el sexto ‘chart topper’ de Britney y primero desde ‘Everytime’ en 2004), ha ocupado el #3 en Reino Unido (su mejor posición desde ‘Scream & Shout’ en 2012) y ha sido top 10 en Canadá o Irlanda. En Estados Unidos, ‘Hold Me Closer’ ha alcanzado el #6, que supone el decimocuarto single top 10 de Britney en la lista americana y convierte a la Princesa del Pop en una de las pocas artistas que acumulan singles top 10 en cuatro décadas diferentes: los 90, la década del 2000, 2010 y 2020. Sin duda, ‘Hold Me Closer’ se ha convertido en una de las grandes sorpresas de este verano y resulta uno de los temas más interesantes lanzados durante el año, lo que unido a su buen desempeño comercial, espero que anime a Britney a retomar su carrera musical ahora que ha sido liberada de la injusta tutela a la que fue sometida por parte de su padre, algo que todos sus seguidores deseamos.

Throwback Review: «Trip The Light Fantastic» de Sophie Ellis-Bextor

Trip The Light FantasticTras la buena acogida de su álbum debut, «Read My Lips», propiciada por el éxito en las listas de venta de varios de sus singles como ‘Murder on the Dancefloor’ o ‘Get Over You’, la cantante inglesa Sophie Ellis-Bextor se tiñó el pelo de rubia y regresó en 2003 con su segundo álbum de estudio, «Shoot From The Hip», el cual tuvo un desempeño moderado en Reino Unido y contó con dos singles top 10 (‘Mixed Up World’ y ‘I Won’t Change You’), sin embargo las ventas fueron notoriamente inferiores que las de su álbum debut y en el resto del mundo pasó totalmente inadvertido. «Shoot From The Hip» recibió críticas variadas por parte de los expertos musicales: mientras unos afirmaron que el álbum era una respetable y digna colección de temas dance-pop y alabaron los dos singles lanzados, otros consideraron que el álbum no estaba a la altura de «Read My Lips» ni contenía canciones tan distintivas y originales. Afortunadamente Sophie dejó su etapa de rubia en el pasado, que no le deparó demasiadas alegrías y volvió a su habitual melena morena. En 2007, la cantante londinense regresó con su tercer álbum de estudio, titulado Trip The Light Fantastic, el cual está formado por 12 temas encuadrados dentro de su habitual sonido dance-pop y electro-pop con influencias Disco y pop/rock y compuestos por la propia Sophie Ellis-Bextor bajo la producción de Greg Kurstin, Xenomania, Richard Stannard o Matt Rowe entre otros. «Trip The Light Fantastic» debutó en el #7 de la lista británica de álbumes (su segundo top 10 en Reino Unido tras su álbum debut) aunque en el resto de mundo tuvo un mediocre desempeño comercial.

El single presentación del álbum fue Catch You, un enérgico tema electro-pop y pop/rock compuesto junto a Cathy Dennis y producido por Greg Kurstin que se distanciaba del habitual sonido de Sophie y destacaba por su uso prominente de guitarra eléctrica. En ‘Catch You’, la cantante habla de perseguir al hombre que quiere y en el videoclip del tema, grabado en varias localizaciones de Venecia, la veíamos corriendo por las calles y canales de la ciudad italiana mientras perseguía a un hombre desconocido. ‘Catch You’ recibió buenas críticas por su nueva dirección musical (lo compararon con el reciente sonido pop/rock de Sugababes) y su trepidante ritmo y resultó un nuevo éxito para Sophie en el Reino Unido (se convirtió en su séptimo y último top 10 en la lista británica) aunque en el resto del mundo pasó inadvertido a excepción de Italia, donde ocupó el top 15, quizás por su videoclip rodado en Venecia. La sofisticada y elegante cantante de ojos azules regresó a su habitual zona de confort con el segundo single y presentó un tema que se asemejaba al estilo presente en «Read My Lips». Me and My Imagination se trata de un marchoso tema dance-pop y Nu-Disco que destaca por su instrumentación de violines (típica del sonido Disco) y sus inteligentes y originales letras en las que Sophie anima a su pretendiente a que «se lo curre más» si quiere conseguir su amor. ‘Me and My Imagination’ fue alabado por la crítica por sus inteligentes letras y su vuelta al sonido Disco por el que es conocida. Pese a ser uno de los mejores singles de Sophie lanzados hasta la fecha, apenas fue top 25 en Reino Unido debido a su escasa promoción. Como dato curioso, tanto ‘Me and My Imagination’ como otra canción del álbum, ‘If I Can’t Dance’, sonaron regularmente en el programa español ‘Supermodelo’.

Como tercer y último single se lanzó Today The Sun’s On Us, un tema mid-tempo pop/rock con uso prominente de guitarra eléctrica que resultaba una de la canciones más calmadas del álbum. Con ‘Today The Sun’s on Us’, Sophie se arriesgó y mostró su versatilidad como artista, ya que lanzaba por primera vez un tema mid-tempo (la mayoría de sus singles habían sido marchosos temas dance-pop de carácter up-tempo) y de sonido pop/rock, algo inusual desde sus días en el grupo TheAudience. En este tema, Sophie canta de manera melancólica sobre disfrutar de los buenos momentos que se presentan en la vida. ‘Today The Sun’s On Us’ muestra la faceta más sensible y vulnerable de Sophie y resulta una de las canciones más destacadas del álbum, sin embargo resultó un fracaso comercial (apenas fue top 75 en Reino Unido), aunque cabe destacar que fue responsable de revitalizar las ventas de «Trip The Light Fantastic». Uno de mis temas favoritos del álbum es ‘If I Can’t Dance’, un pegadizo tema dance-pop, electro-pop y Disco en el que Sophie advierte a un hombre que acaba de conocer que no va a hacer lo que él le mande. ‘If I Can’t Dance’ fue candidato a ser cuarto single del álbum, pero su lanzamiento fue cancelado. También destacan ‘If You Go’, un bonito tema electro-pop producido por Xenomania en el que la cantante lanza un mensaje de compromiso y lealtad a su pareja o ‘China Heart’, un tema dance-pop y electro-pop de ritmo trepidante que supone el momento más bailable y up-tempo del álbum. En resumen, «Trip The Light Fantastic» supone un evidente paso adelante con respecto al anodino «Shoot From The Hip» y marca su regreso al sonido Dance/Disco de «Read My Lips», aunque también destaca la influencia pop/rock en varias de las canciones presentes, lo que lo convierte en un álbum variado y disfrutable gracias a la magnífica voz de Sophie Ellis-Bextor, su talento como compositora y su particular humor británico. Temas imprescindibles: Me and My Imagination, Today The Sun’s on Us, Catch You, If I Can’t Dance, If You Go y China Heart. Puntuación: 7’5/10.

Crítica de «Renaissance» de Beyoncé

Renaissance.jpgDurante los últimos años Beyoncé ha estado presente en el mundo de la música gracias al álbum colaborativo junto a su marido Jay-Z bajo el nombre The Carters o por su contribución a la banda sonora del remake de la película ‘The Lion King’, sin embargo tenemos que remontarnos hasta el año 2016 para dar con su último álbum de estudio. «Lemonade» se trataba de un álbum conceptual en el que Beyoncé relataba su viaje emocional tras enterarse de una infidelidad por parte de su marido y recibió críticas muy positivas de los expertos musicales por su temática sobre el empoderamiento femenino y la celebración de sus raíces afroamericanas y la variedad de estilos presentes, entre los que encontrábamos R&B, Hip Hop, Soul, Country, reggae o rock. Más de 6 años han transcurrido desde Lemonade, lo que supone el mayor periodo entre álbum y álbum de toda su carrera profesional. Tras haber sido filtrado unos días antes de su lanzamiento oficial, esta misma semana ha visto la luz el séptimo álbum de estudio de Beyoncé, titulado Renaissance, aunque ha sido referido como «Act I: Renaissance», ya que es el primer acto de un proyecto formado por tres álbumes, tal y como ha confirmado la propia artista. El concepto del álbum fue concebido durante la pandemia del coronavirus y supone un himno al hedonismo, ya que tras la angustia y tristeza provocadas por el confinamiento, es hora de bailar y disfrutar de la vida. La cantante nacida en Houston dedica este álbum, aparte de sus hijos y su marido, a su tío fallecido Jonny, «el tío gay más fabuloso que se puede tener», el cual le introdujo en la música de baile y la cultura de club. Renaissance está formado por 16 temas de carácter up-tempo encuadrados dentro del sonido Dance, House y Disco, con ciertos elementos funk, R&B, Gospel y Soul, con el objetivo de rendir tributo a los pioneros de la música de baile (sobretodo los de origen afroamericano) y destaca por el uso de numerosos samplers. Beyoncé se ha encargado de la composición y producción de todos los temas presentes en el álbum pero cuenta con una extensa nómina de colaboradores como Tricky Stewart y The Dream (responsables de su éxito ‘Single Ladies’), Bloodpop, Raphael Saadiq, Hit-Boy, Nova Wav, Honey Dijon o Skrillex entre otros. Todas las canciones del álbum están conectadas unas con las otras como si de una sesión de Dj se tratase, al igual que hizo anteriormente Madonna en su álbum «Confessions on a Dance Floor».

El single presentación del álbum, Break My Soul, llegó el pasado mes de junio y se trataba de un marchoso tema Dance/House de sonido muy ‘noventero’ compuesto junto a Jay-Z y producido por Tricky Stewart y The Dream que cuenta con varios samplers, entre ellos el clásico de Robin S ‘Show Me Love’ y un tema de estilo Bounce del cantante Big Freedia. Las letras de ‘Break My Soul’ hacen referencia al movimiento social surgido en la población americana durante los últimos años (denominado como ‘la gran renuncia’) por el que muchos trabajadores abandonan sus empleos debido a la precariedad de sus puestos de trabajo y el estancamiento de sus sueldos. Aunque no ha liderado las listas de venta de manera masiva a diferencia de otros de sus ‘lead singles’, Break My Soul ha tenido un buen desempeño comercial y ha ocupado el top 10 en Estados Unidos, Australia, Canadá o Reino Unido entre otros, aunque en importantes mercados musicales como Francia, Alemania o España apenas ha alcanzado el top 50.

Mis canciones favoritas de «Renaissance» son ‘Virgo’s Groove’, un tema Disco de más de 6 minutos que resulta una de las canciones sexualmente más explícitas del álbum (Beyoncé tiene como signo del zodiaco Virgo, que se dice que son sensuales, lujuriosos y con alta libido), ‘Summer Renaissance’, un marchoso tema Dance/House que samplea el clásico ‘I Feel Love’ de Donna Summer (no es la primera vez que Beyoncé samplea a Donna Summer ya que su single ‘Naughty Love’ contenía una interpolación ‘Love To Love You Baby’) y ‘Cuff It’, un tema Disco/funk que recuerda el estilo de varias canciones de su álbum ‘4’ y resulta uno de los temas más inmediatos y pegadizos del álbum. También destacan ‘Heated’, un marchoso tema Dancehall en cuyos créditos de composición aparece el rapero Drake o ‘Pure/Honey’, que está compuesto por dos canciones: ‘Pure’, de sonido House y en el que Beyoncé se presenta como una mujer empoderada y ‘Honey’, encuadrada dentro del sonido Disco/funk. Dentro de un álbum mayoritariamente up-tempo destaca ‘Plastic off the Sofa’, de carácter mid-tempo y sonido R&B/Soul y que resulta el tema menos experimental del álbum y podría pertenecer al catálogo de Destiny’s Child o de los inicios de Beyoncé.

Desde hace unos años Beyoncé está empeñada en distanciarse del sonido comercial de sus primeros álbumes y aunque es de admirar su continua re-invención, evolución musical y la búsqueda de nuevos sonidos, lleva años entregándonos álbumes complejos y arriesgados pero sin singles potentes como los que contenían «Dangerously In Love», «B’Day» o «I Am… Sasha Fierce». En resumen, «Renaissance» es una buena adición al catálogo musical de Beyoncé por su versatilidad vocal, el carácter bailable y desenfadado de las canciones, la enérgica producción, sus sonidos experimentales y su temática en la que reivindica sus orígenes como mujer afroamericana y rinde tributo a la cultura de club. Los puntos en contra son el excesivo relleno (sobretodo en la primera parte del álbum), el abuso de los samplers y que muchas de las canciones cuentan con hasta 10 compositores y 5 productores. Aún con sus fallos, «Renaissance» es uno de los álbumes más destacados del año. Temas imprescindibles: Summer Renaissance, Virgo’s Groove, Cuff It y Break My Soul. Puntuación: 7’5/10.

Hypnotized, el regreso de Sophie Ellis-Bextor

HypnotizedTras unos orígenes encuadrados en la música ‘indie’ dentro del grupo The Audience, la cantante inglesa Sophie Ellis-Bextor hizo su debut en solitario en el año 2001 con el álbum «Read My Lips», en el que dejó atrás su pasado alternativo e hizo su incursión en el mainstream con pegadizos temas dance-pop y electro-pop con influencia de la música Disco. Los singles ‘Murder on the Dancefloor’ y ‘Get Over You’ resultaron un gran éxito y ocuparon el top 3 en la lista británica y también tuvieron buena acogida en el resto de Europa. Tras «Read My Lips», el cual alcanzó el #2 en Reino Unido, donde vendió más de 800 mil copias, llegaron otros álbumes como «Shoot From The Hip» y «Trip The Light Fantastic», que fueron incapaces de repetir el gran éxito de su debut pero contaron con varios hit singles con los que la cantante londinense mantuvo su presencia en el panorama musical. En 2011, llegó su cuarto álbum de estudio, «Make a Scene», el primero publicado de manera independiente a través de su propio sello discográfico y que estaba formado por enérgicos temas encuadrados dentro del sonido dance-pop, Disco y House como por ejemplo ‘Heartbreak (Make Me a Dancer)’ o ‘Bittersweet’, los cuales tuvieron un desempeño positivo en las listas de venta. Tras «Make a Scene», Sophie Ellis-Bextor experimentó un cambio drástico en su sonido y regresó a su estilo ‘indie’ y folk de sus orígenes con el álbum «Wanderlust» y contra todo pronóstico supuso un repunte en su popularidad y alcanzó el top 5 en Reino Unido, su mejor posición tras «Read My Lips». Su siguiente álbum «Familia», continuaba el estilo del anterior aunque resultaba más comercial. Durante el confinamiento por la pandemia, Sophie animó a sus fans con conciertos en vivo desde la cocina de su casa en los que interpretaba sus temas más conocidos además de versiones de canciones famosas e incluso lanzó posteriormente un álbum titulado «Songs From the Kitchen Disco», que incluía todos sus grandes éxitos y varias canciones que interpretó, como la versión de ‘Crying on the Discoteque’ de Alcazar. En este mes de julio la cantante inglesa ha regresado al panorama musical con su nuevo single, Hypnotized, con el que regresa a las pistas de baile y al estilo con el que todos la asociamos. Hypnotized es un pegadizo tema dance-pop y electro-pop con influencia del sonido Disco producido por el Dj Wuh Oh en el que Sophie advierte a su amante que aunque «le tenga hipnotizada» nunca tendrá la llave de su corazón ya que está cansada de llorar por su culpa. En el videoclip de ‘Hypnotized’, muy sencillo pero tremendamente adictivo, Sophie aparece vestida como una curiosa mezcla entre dominatrix y profesora estricta tipo Señorita Rottenmeier y realiza una divertida coreografía delante de un gran número de bailarines que siguen sus movimientos. Sin duda, Hypnotized es uno de los mejores singles lanzados durante este año y resulta todo un acierto la vuelta de Sophie al estilo discotequero, que es el que más alegrías le ha dado. Desde el año 2020 se ha producido un resurgimiento de la música de baile inspirada en los años 80 y muchos artistas han intentado subirse al carro del sonido Disco, sin embargo hay artistas como Kylie Minogue o Sophie Ellis-Bextor que han sido dignas representantes del sonido Nu-Disco desde hace décadas, por lo que es justo darles crédito.

Crítica de «About Last Night…» de Mabel

About Last NightDebido a los antecedentes de Mabel McVey (es nieta del famoso músico de jazz Don Cherry e hija de la cantante sueca Neneh Cherry y del compositor y productor británico Cameron McVey) nadie dudaba que su futuro profesional estaría dentro del mundo de la música. Mabel nació en Málaga, creció en Estocolmo y luego se trasladó a Londres, por lo que tiene tanto nacionalidad española como británica y sueca, lo que le ha permitido viajar por varios países durante su infancia y enriquecerse de sus diferentes culturas. Tras haber cursado estudios de música, Mabel colaboró con varios artistas ingleses y en 2017 lanzó su primera mixtape, ‘Ivy To Roses’, la cual tuvo buen recibimiento por parte del público y contó con el hit single ‘Finders Keepers’, su primer single top 10 en la lista británica. En 2019, Mabel pasó de ser conocida en Reino Unido a despuntar en todo el mundo gracias a Don’t Call Me Up, un pegadizo tema dance-pop y Tropical House que se convirtió en uno de los singles más populares del año y además de ocupar el #3 en la lista británica, alcanzó el top 20 en Alemania, Australia o Suecia e incluso consiguió penetrar en el top 70 de la lista americana, tan complicada siempre para los artistas británicos de pop. Debido a sus impresionantes antecedentes, no sorprende que su álbum debut tuviera por título High Expectations. Este álbum estaba encuadrado dentro del pop y dance-pop con gran influencia del sonido de moda durante aquellos años, el Tropical House, además de ciertas pinceladas urbanas reminiscencia de sus anteriores mixtapes y fue compuesto por la propia Mabel bajo la producción de importantes nombres de la industria musical británica como Steve Mac, Tre Jean-Marie, MNEK o Kamille. Además del hit ‘Don’t Call Me Up’, el álbum contó con otros dos singles: el magnífico tema electro-pop ‘Mad Love’ y el más urbano ‘Boyfriend’, que fue añadido posteriormente a la edición digital del álbum, ambos top 10 en la lista británica. Durante los años siguientes la presencia de Mabel fue solicitada por varios artistas, sobre todo británicos, como el grupo Clean Bandit en el tema ‘Tick Tock’ con el que nuevamente anotó otro top 10 en la lista del Reino Unido o el DJ Joel Corry en ‘I Wish’.

Tres años después de ‘High Expectations’, Mabel ha regresado con su segundo álbum de estudio, About Last Night…, el cual está encuadrado dentro del dance-pop y synth-pop con influencias Disco, House y R&B y compuesto principalmente por temas up-tempo de naturaleza bailable. Mabel ha compuesto los 13 temas presentes en el álbum con la ayuda de importantes productores como Steve Mac, Max Jones, Kamille o Tre Jean-Marie, con quienes ya ha colaborado anteriormente, además de otros como SG Lewis, Bloodshy, StarGate, Rami, Ilya o Tommy Brown, convirtiéndose en un proyecto más ambicioso y de mayor presupuesto que su álbum debut. «About Last Night…» fue concebido por Mabel durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus y durante el encierro se inspiró en películas como «Paris Is Burning» (centrada en la cultura Disco de la Nueva York de los años 80) y debido a sus ganas de salir de marcha decidió crear un álbum dirigido a las pistas de baile. El single presentación del álbum, Let Them Know, llegó en verano del año pasado y se trataba de un enérgico tema dance-pop, synth-pop y Disco con influencia del House de los años 90 en el que la joven malagueña habla de cómo pasó de ser una persona insegura y encerrada en su caparazón a liberar todo su potencial y ser ella misma, y anima a sus fans a no tener miedo a expresar quienes son y «hacérselo saber a los demás». Este himno de auto-aceptación y superación recibió buenas críticas de los expertos musicales debido a su nueva dirección musical y sus letras, sin embargo en el terreno comercial tuvo un desempeño moderado y sólo alcanzó el top 20 en la lista de venta de Reino Unido, Irlanda y Suecia. Ya en 2022 llegó el segundo single, Good Luck, que se trataba de otro tema bailable de estilo dance-pop compuesto junto a su habitual colaboradora Kamille y producido por el DJ inglés Jax Jones y Bloodshy (la mitad del dúo noruego Bloodshy & Avant) en el que Mabel anima a otras mujeres a no perder el tiempo con hombres que no te valoran ni respetan. Good Luck ha tenido un recibimiento muy tibio y apenas ha ocupado el top 50 en la lista británica. En mayo vio la luz el tercer single, Overthinking, un tema synth-pop y dance-pop muy ochentero producido por StarGate que cuenta con la colaboración del rapero 24kGoldn (con quien Mabel ya coincidió en ‘Tick Tock’ de Clean Bandit). Las letras de ‘Overthinking’ giran en torno a la ansiedad social y los trastornos mentales, sufridos en primera persona por la joven cantante, quien envía un mensaje positivo de que hay luz al final del túnel y se pueden superar dichos problemas.

Como respaldo al lanzamiento del álbum, la sobrina del cantante Eagle-Eye Cherry lanzó otro sencillo promocional, ‘Let Love Go’, que se trata de un tema dance-pop con influencia Disco producido por SG Lewis (responsable de ‘Let Them Know’) que habla de dejar marchar el amor cuando no es bueno para uno mismo y recuerda que hay que centrarse en el amor propio. Este tema cuenta con el rapero americano Lil Tecca como artista invitado. Aunque Mabel ha desvelado gran parte del contenido de ‘About Last Night…’ antes de su lanzamiento, todavía encontramos sorpresas como ‘Crying on the Dance Floor’, la otra aportación de StarGate al álbum y en la que la cantante celebra la amistad femenina, ‘LOL’, de estilo Tropical House y en el que manda un mensaje muy claro a los ex que quieren volver con ella, ‘I Love Your Girl’, un tema producido por Rami e Ilya, habituales colaboradores de Max Martin o ‘Animal’, un pegadizo tema dance-pop y Disco que encajaría perfectamente en ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa. «About Last Night…» está dirigido a las pistas de baile pero no por ello tiene un contenido vacío, ya que Mabel relata su batalla contra la ansiedad social sufrida años atrás, trata temas como las relaciones tóxicas y el apoyo de sus amigas en los duros momentos y reivindica el amor propio y la auto-aceptación. En resumen, «About Last Night…» mantiene el buen nivel de «High Expectations» y resulta uno de los álbumes pop más interesantes del año. Además Mabel es una cantante, compositora y artista muy completa que quizás no ha triunfado tanto como Dua Lipa sin embargo no tiene nada que envidiarle y este álbum es un buen ejemplo de ello. Temas imprescindibles: Overthinking, Crying on the Dance Floor, Animal, Let Them Know, Let Love Go y Good Luck. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: «Ladies Night» de Atomic Kitten

Ladies NightEn el año 2002, el trío británico Atomic Kitten, formado por Natasha Hamilton, Liz McClarnon y Jenny Frost (quien sustituyó a Kerry Katona tras su marcha durante la promoción del primer álbum) publicó su segundo álbum de estudio, Feels So Good, el cual fue #1 en Reino Unido y resultó un éxito comercial gracias a la gran acogida de los singles ‘The Tide Is High’, ‘It’s OK!’ y ‘The Last Goodbye’, todos los cuales ocuparon el top 3 en la lista británica. En 2003 Atomic Kitten hicieron su debut en Estados Unidos publicando un álbum que estaba formado por canciones pertenecientes a sus dos primeros trabajos, sin embargo pasó desapercibido ya que el pop británico no suele ser muy bien recibido en general en tierras americanas. A finales de aquel año, el trío de Liverpool publicó Ladies Night, su tercer álbum de estudio y el último de su carrera, ya que tras él publicaron un grandes éxitos y se separaron de manera temporal. Ladies Night es un álbum eminentemente pop formado por un compendio de temas up-tempo de estilo dance-pop y Disco y medios tiempos pop/R&B, siguiendo la estela de su anterior álbum ‘Feels So Good’. Las componentes de Atomic Kitten participaron de manera individual en la composición de 8 de los 15 temas y la producción corrió a cargo de Ash Howes y Martin Harrington con producción adicional de Rick Nowels, Richard Stannard, Julian Gallagher y The True North. Ladies Night debutó en el #5 de la lista británica de álbumes y aunque las ventas fueron inferiores a las de sus dos anteriores álbumes, acabó siendo certificado platino en Reino Unido. En el resto del mundo tuvo un desempeño muy moderado y apenas fue top 15 en Alemania, Suiza y Austria. El single presentación del álbum fue If You Come To Me, un medio tiempo pop/R&B compuesto y producido por Richard Stannard y Julian Gallagher (responsables de muchos de los hits de Spice Girls) y cantado de manera melancólica por las componentes del trío mientras piden a sus parejas que no se marchen y permanezcan con ellas. ‘If You Come To Me’ tuvo un buen desempeño comercial: debutó en el #3 de la lista británica (el sexto single top 5 del grupo en Reino Unido) y fue top 10 en Alemania e Irlanda. Tras el buen recibimiento de ‘If You Come To Me’ llegó el segundo single, Ladies Night, un marchoso tema dance-pop, Disco y funk que se trataba de una versión del éxito de Kool & The Gang. El famoso grupo de los años 70 pidió a Atomic Kitten que versionaran ‘Ladies Night’ para su álbum tributo y tras dar su aprobación, las chicas incluyeron el tema en su tercer álbum e incluso lo titularon de la misma manera. Ladies Night debutó en el #8 en la lista británica (superando la posición de la versión original en Reino Unido) y también tuvo un buen desempeño comercial en España, donde fue #3, sin embargo en el resto del mundo apenas fue top 40 en Alemania o Australia.

Coincidiendo con la publicación del Greatest Hits de Atomic Kitten, se lanzó como tercer y último single Someone Like Me, que se trata de una balada pop compuesta por Liz y cantada en su mayoría por ella en la que anima a una tercera persona a reponerse de los malos momentos. ‘Someone Like Me’ ocupó el #8 en la lista británica, convirtiéndose en el duodécimo single top 10 de Atomic Kitten en Reino Unido. Dentro de ‘Ladies Night’ abundan los medios tiempos pop/R&B como ‘Everything Goes Around’, que tiene una melodía muy similar a ‘If You Come To Me’ y resulta uno de los temas más destacados o ‘Believer’, dedicado a sus familiares más queridos que les han servido de inspiración. La parte más marchosa del álbum sigue la estela de ‘Be With You’ (perteneciente al anterior álbum y que vuelve a ser incluido en Ladies Night) y son bailables temas dance-pop influenciados por el sonido Disco, como por ejemplo ‘Someone Like You’, en el que Natasha participa como compositora. La vida comercial de los mal llamados «grupos prefabricados» suele ser bastante corta y plagada de cambios de componentes y tras la separación de Spice Girls unos años atrás, Atomic Kitten vivieron su apogeo en el mundo de la música durante los primeros años de la década del 2000 (al igual que Blue, su equivalente masculino), sin embargo su separación llegó demasiado pronto y sus seguidores apenas pudimos disfrutar de su música. Aunque ‘Ladies Night’ es un buen álbum pop que contiene varios temas muy interesantes y en el que podemos deleitarnos con las excelentes voces de Natasha y Liz (el rango de Jenny es muy limitado y escaso), no llega al nivel de ‘Feels So Good’, ya que resulta menos pegadizo y repite su fórmula sin innovar lo más mínimo. Temas imprescindibles: Ladies Night, If You Come To Me, Everything Goes Around, Don’t Go Breaking My Heart, Somebody Like You, Someone Like Me y Believer. Puntuación: 7/10. 

Throwback Review: álbum «Britney»

Britney_Spears_-_BritneyBritney Spears se hizo un importante hueco en el panorama musical de finales de los años 90 gracias al enorme éxito cosechado por el single ‘…Baby One More Time’, el cual alcanzó el #1 en más de 40 países del mundo y fue uno de los temas más populares de la época. El álbum de título homónimo que incluía este hit-single además de ‘Sometimes’ y ‘(You Drive Me) Crazy’, también tuvo un desempeño comercial sin precedentes y superó los 25 millones de copias en todo el mundo, haciendo de la joven Britney una de las cantantes más prometedoras del momento. Un año más tarde, Britney Jean Spears publicó «Oops!… I Did It Again», su segundo álbum de estudio, encuadrado en el clásico sonido pop que triunfaba durante aquellos años, con el que continuó su imparable conquista del mundo gracias al éxito del tema que daba título al álbum, ‘Lucky’ y ‘Stronger’. En octubre del 2001, la joven cantante publicó su tercer álbum de estudio, titulado simplemente Britney, que hacía referencia al carácter personal de sus canciones y reflejaba el periodo vital por el que estaba pasando la cantante en esa época. Aunque está encuadrado dentro del pop y el dance-pop como sus dos anteriores trabajos, «Britney» es un álbum más variado musicalmente y profundiza en el sonido R&B, además de incorporar ciertos elementos electrónicos, funk y pop/rock. Britney Spears siguió confiando en sus habituales colaboradores Max Martin y Rami (quienes fueron responsables de la mayoría de sus éxitos y produjeron 4 temas para este álbum) o Darkchild, sin embargo se unió a nuevos productores como The Neptunes, que aportaron un sonido más moderno y vanguardista al álbum. La cantante de Louisiana asumió un mayor papel creativo que en sus dos anteriores trabajos y en «Britney» participó en la composición de 6 temas del álbum y cabe destacar que su novio por entonces, Justin Timberlake compuso y co-produjo otro tema. Podemos considerar «Britney» como un disco de transición entre la primera etapa de Britney Spears, en la que era una adolescente y mostraba su lado más dulce e inocente y su paso a la madurez, incorporando una imagen más sexy y provocativa. Por ello en «Britney» podemos encontrar tanto canciones que recuerdan a la época «Oops!» (las producidas por Max Martin que seguían fieles a su anterior sonido) y nuevos temas con letras más sugestivas, en las que Britney habla de su sexualidad. «Britney» debutó en el #1 de la lista americana de álbumes con más de 740 mil copias en su primera semana (las segundas mayores cifras de una artista femenina por detrás de su propio «Oops!») y acabó siendo certificado cuádruple platino por ventas superiores a los 4 millones de copias, lo que suponían unas cifras de venta notoriamente inferiores a las de sus dos anteriores trabajos, sin embargo todavía se podía considerar un gran éxito comercial. Al debutar «Britney» en lo más alto de la lista americana de álbumes, siguiendo los pasos de «…Baby One More Time» y «Oops!… I Did It Again», Britney Spears se convirtió en la cantante más joven en tener 3 álbumes #1 en Estados Unidos. A nivel internacional, el álbum también tuvo un desempeño comercial muy positivo y fue #1 en Alemania o Canadá y top 5 en Reino Unido, Australia, España, Francia y la mayoría de países del mundo. Aunque fue lanzado a finales de octubre, «Britney» acabó el 2001 como el quinto álbum más vendido del año y supera los 10 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en el tercer trabajo más exitoso de la cantante. Este álbum fue promocionado con la exitosa gira ‘Dream Within a Dream’, que podemos considerar su «primer gran tour» y con el que recorrió de manera extensa toda Norteamérica. «Britney» fue nominado a mejor álbum vocal de pop en los premios Grammy del año 2002 y uno de sus singles, ‘Overprotected’, también fue nominado a mejor actuación vocal femenina, aunque no consiguió ninguno de los dos galardones.

Cuando todos esperábamos un nuevo ‘Oops!’ o un tema de la factoría Max Martin, Britney inició su nueva era con un sonido totalmente diferente al que estábamos acostumbrados. El single presentación del álbum fue I’m a Slave 4 U, un tema urban-pop con gran influencia R&B producido por The Neptunes que incorporaba su habitual uso de sintetizadores y moderna producción. Chad Hugo y Pharrell Williams (los dos componentes de The Neptunes) compusieron y produjeron este tema con Janet Jackson en mente, sin embargo al ser rechazado por la hermana de Michael para su álbum «All For You», fue ofrecido a la discográfica de Britney, quienes aceptaron encantados. ‘I’m a Slave 4 U’ destaca por la manera susurrada de cantar de Britney (inspirada en Janet) y sus letras de naturaleza sexual en las que habla de sentirse liberada y dar rienda suelta a sus fantasías. ‘I’m a Slave 4 U’ recibió opiniones muy variadas por parte de los expertos musicales y el público, ya que por una parte se alabó su nueva dirección musical y su mayor madurez sin embargo se criticó su imagen más sexualizada, en contraposición a la antigua imagen de «chica de al lado». En Estados Unidos, ‘I’m a Slave 4 U’ tuvo un rendimiento comercial moderado y apenas ocupó el #27 (una de sus peores posiciones en la lista americana hasta la fecha) sin embargo en Europa y el resto del mundo gozó de gran éxito: fue top 5 en Reino Unido o Alemania y top 10 en Canadá, Australia, Francia o España. Como segundo single internacional se lanzó Overprotected, un tema pop y dance-pop producido por Max Martin y Rami que pertenecía al lado del álbum que continuaba con el habitual estilo de Britney y recordaba a anteriores temas up-tempo como ‘Stronger’. Overprotected resultaba uno de los temas más interesantes de «Britney» (personalmente mi favorito) debido a su naturaleza bailable, su pegadiza melodía y sus reveladoras letras en las que Britney declara que está harta de ser controlada y sobreprotegida y quiere ser libre y sentirse ella misma. Unas letras que hoy en día cobran un nuevo significado debido a la tutela a la que se vio sometida la cantante por parte de su padre y el excesivo control que ejerció sobre ella. Overprotected resultó un éxito comercial en Reino Unido e Italia, donde ocupó el top 5 y fue top 20 en España, Francia o Australia. En Estados Unidos, Overprotected fue lanzado en forma de remix con producción adicional de Darkchild, quien incorporaba un sonido R&B más moderno y contó con un videoclip exclusivo para la versión «Darkchild remix». El rendimiento comercial de Overprotected en Estados Unidos fue mediocre y ocupó la parte baja de la lista americana.

El segundo single en tierras americanas y tercero a nivel internacional fue I’m Not a Girl, Not Yet a Woman, una clásica balada pop compuesta y producida por Max Martin y Rami en cuyos créditos también aparecía la cantante Dido como compositora. En este tema, Britney hablaba de lo complicado que resulta la época de la pubertad y su paso hacia la madurez. Este tema recibió buenas impresiones de los críticos musicales por sus personales letras, la gran ejecución vocal de Britney y su magistral producción. ‘I’m Not a Girl, Not Yet a Woman’ era además el tema principal de la película Crossroads que vio la luz a principios del año 2002 y estaba protagonizada por Britney. Aunque ‘I’m Not a Girl’ sólo fue interpretado durante la promoción de «Britney» y en la gira que acompañó al álbum (debido a sus letras referentes a una etapa concreta de su vida), esta balada es una de las mejores de toda su trayectoria. Este single logró gran éxito en Reino Unido, donde fue #2 y en el resto del mundo tuvo un buen desempeño comercial y alcanzó el top 10 en Australia o Alemania y top 20 en España e Italia. En Estados Unidos y Canadá, donde ‘I’m Not a Girl’ fue lanzado como segundo single, no entró en las listas de venta y se convirtió en uno de los singles menos exitosos de Britney Spears y el segundo en no aparecer en el Billboard Hot 100, tras ‘Don’t Let Me Be The Last To Know’ de su anterior álbum.

En sus dos primeros álbumes, Britney Spears versionó una canción famosa (‘The Beat Goes On’ de Sonny & Cher y ‘Satisfaction’ de los Rolling Stones) aunque estas versiones no fueron bien recibidas por los expertos musicales y precisamente han sido las canciones más criticadas de sus respectivos álbumes. Para el álbum «Britney» la cantante decidió versionar el famoso himno rockero I Love Rock’n’Roll, que fue lanzado como cuarto single en Europa y Australia aprovechando su aparición en la película Crossroads. Esta versión del grupo Arrow y popularizada más tarde por Joan Jett fue producida por Darkchild, quien también se encargó de la versión de ‘Satisfaction’, pero en esta ocasión fue mejor recibida por parte de los críticos musicales ya que se mantenía bastante fiel a la versión de Joan Jett. I Love Rock’n’Roll es una de las pocas incursiones de Britney en el pop/rock pero el público reaccionó de manera positiva y alcanzó el #7 en Alemania y #13 en Australia y Reino Unido. Como quinto y último single del álbum se lanzó Boys, la segunda contribución de The Neptunes al álbum y al igual que ‘I’m a Slave 4 U’ fue compuesta para Janet Jackson, de ahí que la influencia de la veterana cantante se notara ampliamente en el tema, sobre todo en la manera de cantar de Britney. Boys es un tema up-tempo de estilo R&B y funk en el que Britney utiliza la técnica ‘sing-rap’ y cuyas letras hablan de ligar con un chico que te gusta mientras ofreces tu lado más provocativo. Boys fue lanzado en forma de remix junto a Pharrell Williams (uno de los integrantes de The Neptunes) con una producción algo más lenta y un mayor componente R&B/Hip-Hop, convirtiéndose en una de las canciones más urbanas de Britney hasta la fecha. Pese a ser el quinto single extraído, Boys resultó un éxito moderado debido a su incursión en la banda sonora de la película «Austin Powers» y ocupó el top 10 en Reino Unido e Irlanda y top 20 en Australia, Alemania y España. Sin ser uno de los mejores singles de Britney o resultar especialmente exitoso, Boys es sin duda una de las canciones favoritas de la cantante y lo ha interpretado en todas sus giras de conciertos desde entonces: Onyx Hotel, Circus, Femme Fatale y Piece of Me.

En mi opinión, las mejores canciones del álbum son las producidas por Max Martin y Rami, como ‘Cinderella’, un enérgico tema de estilo dance-pop similar a ‘Stronger’ en el que Britney reflexiona sobre un antiguo novio que no supo valorarla y apreciarla, y ‘Bombastic Love’, un pegadizo tema pop up-tempo en el que la voz de Britney luce especialmente. Uno de mis temas favoritos es ‘Let Me Be’, un marchoso tema pop/R&B producido por Darkchild en el que la cantante pide ser tratada como adulta y que se tomen en cuenta sus propias opiniones. También destacan ‘Anticipating’, un bailable tema dance-pop con influencia Disco que recuerda a ‘All For You’ de Janet y fue lanzado como último sencillo promocional en Francia o ‘When I Found You’, una balada synth-pop en la que declara que ha encontrado el amor más profundo. La edición internacional del álbum incorpora varias joyas como ‘Before The Goodbye’, un tema que contiene varios cambios de ritmo y empieza como un medio tiempo pop/R&B para convertirse más adelante en un trepidante tema dance-pop con gran componente electrónico. En resumen, «Britney» mantuvo el buen nivel de los dos primeros álbumes de Britney Spears y estaba compuesto por conjunto muy sólido de canciones que combinaban el clásico estilo pop de sus comienzos con un nuevo sonido más urbano y moderno. Además es considerado un disco transicional que refleja el momento vital que atravesaba Britney, la cual pasó de dulce adolescente a una mujer cómoda con su propia sexualidad. Sin duda «Britney» es uno de los álbumes pop más importantes de la década del 2000 e indispensable dentro del amplio catálogo musical de la Princesa del Pop. Temas imprescindibles: Overprotected, Cinderella, Let Me Be, I’m Not a Girl Not Yet a Woman, Bombastic Love, Anticipating, When I Found You y Before The Goodbye. Puntuación: 8’5/10.

Maybe You’re The Problem, el regreso de Ava Max

Maybe You're The ProblemHeaven & Hell, el debut de la cantante americana Ava Max, se convirtió en uno de los álbumes pop más importantes del 2020 y concretamente lo consideré como el mejor álbum publicado en aquel año dentro del habitual repaso anual que realizo en el blog MiSTeR MuSiC. Heaven & Hell se podía escuchar en su totalidad sin saltar ningún tema ya que estaba formado por un conjunto muy sólido de canciones dance-pop y electro-pop influenciadas por el pop de la década del 2000, del que destacaban los singles ‘Sweet but Psycho’, ‘So Am I’, ‘Torn’ o ‘Kings & Queens’, los cuales tuvieron una buena recepción por parte del público. Tras la publicación del álbum, la cantante de ascendencia albanesa lanzó ‘My Head & My Heart’, otra gran pieza de pop que fue añadido posteriormente a la edición digital de ‘Heaven & Hell’ y en 2021 nos ofreció otro single, ‘EveryTime I Cry’, que sin pertenecer a su álbum debut, cerraba la era ‘Heaven & Hell’. Desde sus inicios, Ava Max ha lucido una melena rubia de corte asimétrico que fue su seña de identidad (incluso su logo comercial era un reflejo de su original corte de pelo), sin embargo este año la joven cantante cambiaba radicalmente de imagen y se deshacía de este peculiar look para teñirse de pelirroja y adoptar un estilo que recordaba a la Christina Aguilera del año 2000. Tras publicar varios ‘teasers’ en sus redes sociales, esta misma semana Ava Max ha desvelado su nuevo single, Maybe You’re The Problem, que se trata de un marchoso tema synth-pop y dance-pop con influencia de la música de baile de los años 80 y cuya melodía de sintetizadores recuerda al hit ‘Blinding Lights’ de The Weeknd que tantas veces ha sido imitado estos últimos años. Este pegadizo tema está producido por su habitual colaborador Cirkut y en él Ava reflexiona sobre el mal comportamiento de su novio y pese haber sido advertida por ex-parejas de él, sigue dándole nuevas oportunidades, hasta que llega a la conclusión de que “el problema puede que lo tenga él”. El mismo día que se lanzaba digitalmente el single también ha sido desvelado su videoclip (dirigido por Joseph Kahn, quien ya fue el responsable del videoclip de Torn), el cual sigue la temática de la canción y donde podemos ver a Ava Max convertida en personaje de un videojuego ambientado en la nieve, esquiando mientras hace una coreografía o luciendo físico en bikini mientras recrimina la mala actitud de su novio. Ava Max puede presumir de tener en su haber una selección de excelentes singles que muchas cantantes pop envidiarían poseer y su nuevo single, Maybe You’re The Problem, no es la excepción, ya que es uno de los temas pop más contundentes y pegadizos lanzados hasta la fecha y sin duda le dará muchas alegrías en las listas de venta durante este año. Seguiremos muy atentos a esta nueva era de Ava Max y su próximo álbum de estudio, que podría publicarse a finales de este año.

Crítica de «Slut Pop» de Kim Petras

Slut PopLa cantante alemana Kim Petras publicó en julio de 2019 su álbum debut, Clarity, el cual estaba formado por un conjunto sólido de canciones pop y dance-pop que recibió buenas críticas de los expertos musicales por su naturaleza desenfadada, su moderna producción y su influencia de numerosos estilos musicales como Trap, R&B o Hip Hop. En octubre del mismo año, la cantante nacida en Colonia publicó su segundo álbum de estudio, Turn Off The Light, que se trataba de un original proyecto de naturaleza oscura y misteriosa inspirado en Halloween que recogía varios temas lanzados originalmente en el EP del mismo nombre que vio la luz en 2018 además de nuevas canciones. Tras varios singles sueltos que finalmente no han formado parte de su nuevo trabajo, Kim Petras lanzó a principios de febrero un nuevo EP, titulado Slut Pop, el cual está formado por 7 temas de estilo dance-pop y electro-pop de apenas dos minutos de duración producidos en su totalidad por su habitual colaborador Dr. Luke (esta vez bajo su propio nombre y sin ningún seudónimo). Slut Pop está compuesto por canciones muy explícitas en las que la cantante no duda en relatarnos todas sus fantasías sexuales con pelos y señales, aunque según sus propias palabras este EP está inspirado en las vidas de las trabajadoras sexuales y contiene letras llenas de «empoderamiento y positivismo sexual». La mayoría de las canciones presentes resultan muy similares entre sí en cuanto a producción, ya que están encuadradas dentro de un dance-pop y electro-pop machacón típico de la década del 2010 que Dr. Luke ha utilizado mil veces anteriormente en sus producciones para Kesha, Britney Spears o Katy Perry. Además las letras de alto voltaje sexual se repiten una y otra vez a lo largo del EP, poniendo de manifiesto la hipersexualidad de la cantante y su deseo por complacer a los hombres en canciones con títulos tan explícitos como ‘Treat Me Like a Slut’, ‘XXX’, ‘Superpower Bitch’, ‘Throat Goat’ o ‘Your Wish Is My Command’. En resumen, pese a su brevedad (apenas supera los 15 minutos de duración), ‘Slut Pop’ resulta repetitivo, vulgar y no aporta nada a la carrera de Kim Petras, cuyos dos primeros álbumes de estudio eran más que dignos. Esperemos que la joven cantante se centre de cara a sus próximos proyectos y vuelva a la senda del pop desenfadado que inició con Clarity. Puntuación: 5/10.

Crítica de «Dawn FM» de The Weeknd

Dawn FMThe Weeknd publicó su último álbum de estudio, After Hours, en marzo de 2020, cuando muchos países comenzaban el largo periodo de confinamiento por la pandemia del coronavirus, pero lejos de convertirse en un «trabajo maldito» por ser lanzado en tan fatídica fecha, resultó el disco más importante del año (con el permiso de ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa) gracias al éxito descomunal de sus singles ‘Blinding Lights’, ‘In Your Eyes’ y ‘Save Your Tears’, que acabaron entre los más escuchados del 2020 y nos ayudaron a hacer más ameno el duro confinamiento. Durante el 2021 dichos singles continuaron su imparable éxito en las radios, plataformas musicales y listas de ventas de todo el mundo, por ello la discográfica del cantante de Toronto, en una maniobra muy astuta, aprovechó para publicar un álbum de grandes éxitos (o más bien un ‘After Hours’ ampliado con algunos de sus hits anteriores) llamado ‘The Highlights’, que resultó bastante exitoso pese al poco sentido que tienen en la actualidad este tipo de álbumes debido al auge de las playlist en las plataformas musicales. El pasado 7 de enero Abel Tesfaye publicó su quinto álbum de estudio, Dawn FM, convirtiéndose en uno de los trabajos más tempranos de este 2022 recién inaugurado y seguramente uno de los que más dará que hablar teniendo en cuenta el largo recorrido que tuvo su anterior trabajo discográfico. Dawn FM está compuesto por 16 temas encuadrados dentro del synth-pop y el dance-pop que siguen la estela musical de ‘After Hours’, pero todavía se aprecian más las influencias de la música electrónica de los años 80, además de ciertos elementos funk, Disco o New Wave y destaca por el hecho de que abandona el sonido R&B que le ha acompañado desde sus inicios en el mundo de la música. Aparte de la clara influencia que ha tenido en el álbum la música de baile de los 80, se puede apreciar cómo el legado de Michael Jackson ha inspirado a The Weeknd, concretamente los discos ‘Off The Wall’ y ‘Thriller’. Dawn FM supone una continuación de ‘After Hours’ y se trata de un álbum conceptual en el que «el oyente viaja a través de un túnel oscuro mientras escucha sus canciones en la radio Dawn FM hasta llegar a la luz», lo que podríamos interpretar como que la oscuridad y los pensamientos atormentados y autodestructivos que el cantante tenía durante la era ‘After Hours’ han terminado y ahora llega el «amanecer», que representa el comienzo de una nueva vida más alegre. Sin embargo, al igual que todos los álbumes concebidos y grabados durante la pandemia del coronavirus, se puede apreciar un cierto poso de angustia y melancolía. Para la creación de ‘Dawn FM’ The Weeknd ha seguido confiando en Max Martin y Oscar Holter, que tantas alegrías le han dado (fueron responsables de todos los macro-hits del álbum anterior) pero se ha unido a otros productores de la talla de Tommy Brown (conocido por su trabajo junto a Ariana Grande), Calvin Harris, Swedish House Mafia o Oneohtrix Point Never entre otros. El concepto de estar «escuchando la radio mientras viajas por el oscuro túnel» está presente a lo largo de todo el álbum, ya que contiene los típicos «jingles» de las radios, además de varios «speeches» de personajes famosos como el célebre músico Quincy Jones (cuya presencia no es casual, ya que fue el responsable de muchos de los éxitos de Michael Jackson, quien es una referencia para Abel en el álbum) o el actor Jim Carrey.

El single presentación del álbum, Take My Breath, llegó en agosto del año pasado y suponía la transición perfecta entre su anterior trabajo y ‘Dawn FM’ ya que continúa el estilo bailable presente en singles como ‘Blinding Lights’ pero profundiza en el sonido psicodélico y el mayor uso de sintetizadores típicos de la música electrónica de los años 80. ‘Take My Breath’ es un tema up-tempo de estilo synth-pop, Disco y dance-pop con influencias de la música psicodélica de los 70, producido por Max Martin y Oscar Holter en el que el cantante relata una relación romántica que termina con una «asfixia erótica». Aunque no ha alcanzado las cotas de éxito de ‘Blinding Lights’ o ‘Save Your Tears’, ‘Take My Breath’ ha tenido un rendimiento comercial positivo y ocupó el top 10 en las listas de venta de Estados Unidos, Australia o Canadá. El hecho de haber sido lanzado cuando el remix de ‘Save Your Tears’ junto a Ariana Grande todavía estaba muy reciente y se encontraba en las primeras posiciones de las listas de venta, unido a las excesivas colaboraciones de The Weeknd en aquel momento han repercutido de manera negativa el desempeño de ‘Take My Breath’, que de haber sido lanzado en 2022 hubiera cosechado un mayor éxito. Además la presencia del cantante canadiense ha sido máxima y continua desde finales del 2019, lo que ha «saturado» en cierta manera al público. Coincidiendo con el lanzamiento del álbum se ha lanzado como segundo single Sacrifice, un marchoso tema electro-pop y dance-pop con gran influencia funk/Disco producido por Max Martin, Oscar Holter y Swedish House Mafia que destaca por su riff de guitarra electro-funk y el hecho de que The Weeknd canta con varios acentos, entre ellos el británico (algo que sucede en otras canciones del álbum).

Tras darnos la bienvenida a la radio ‘Dawn FM’ y al viaje que vamos a experimentar durante el álbum, llega la primera canción, ‘Gasoline’, que se trata de un tema electro-pop y dance-pop con un uso prominente de sintetizadores que le da un toque muy «ochentero» y en el que The Weeknd detalla una complicada relación con su pareja marcada por el abuso de drogas y cómo le ruega que no le abandone. Esta canción también destaca por el hecho de que Abel adopta nuevamente el acento británico al principio de los versos. Le sigue ‘How Do I Make You Love Me?’, otro marchoso tema dance-pop y electro-pop en el que Abel alterna su voz grave con el falsete y se pregunta qué tiene que hacer para que su amor dure. Uno de los temas más interesantes del álbum y con muchas posibilidades de convertirse en single es ‘Less Than Zero’, quizás la canción menos experimental y más comercial y accesible del álbum, que recuerda al estilo de los singles más famosos de su anterior álbum como ‘In Your Eyes’ o ‘Save Your Tears’. Este pegadizo tema synth-pop, dance-pop y New Wave con uso prominente de guitarra tiene el sello inconfundible de Max Martin y Oscar Holter y habla de cómo una antigua novia que tuvo ahora cree que él no vale nada. También merece la pena reseñar ‘I Heard You’re Married’, un tema synth-pop producido por Calvin Harris que cuenta con la participación del rapero Lil Wayne (la segunda colaboración entre ambos artistas) y en el que The Weeknd saca su orgullo propio al enterarse de que una chica con la que ha tenido una relación ahora está casada, o ‘Out of Time’, un tema mid-tempo pop/R&B de estilo retro en el que podemos apreciar una gran influencia de la música de Michael Jackson. Aunque la mayor parte del contenido de ‘Dawn FM’ es up-tempo y bailable, también hay espacio para temas más lentos, como por ejemplo ‘Is There Someone Else?’, que se trata de una balada mid-tempo producida por Tommy Brown que no abandona el uso de sintetizadores y el estilo electro-pop presente en el álbum, o ‘Here We Go… Again’, una bonita balada que habla de lo difícil que resulta escapar del lado oscuro del amor y cuenta con una innecesaria aportación del rapero Tyler The Creator.

No es difícil apreciar que el cantante canadiense ha ido reduciendo progresivamente la cuota de R&B alternativo (del que fue uno de sus mayores representantes) en sus últimos álbumes a la vez que incorporaba temas pop bailables y comerciales con los que ha ampliado su público y conseguido un éxito apabullante. Si en ‘After Hours’ estaban presentes las dos facetas del cantante (el R&B más oscuro y el dance-pop comercial), en Dawn FM ha profundizado en ésta última y nos ha presentado un conjunto de canciones synth-pop del tipo ‘Blinding Lights’ con gran influencia de la música electrónica de los años 80. En resumen, Dawn FM destaca por su pulida y refinada producción y contiene un conjunto muy sólido de canciones que podría exprimirse con numerosos singles a lo largo de este año. Como amante del R&B, pese a no encontrar canciones de este estilo en Dawn FM, debo reconocer que es uno de los mejores álbumes de su discografía y continúa el alto listón dejado por magníficos ‘Starboy’ y ‘After Hours’, lo cual es algo muy complicado. Temas imprescindibles: Take My Breath, Sacrifice, Less Than Zero, Gasoline y Out of Time. Puntuación: 8/10.