Archivo de la categoría: Dance

Throwback Review: “Jackie” de Ciara

Ciara-JackieLa cantante americana Ciara recuperó parte de su popularidad y éxito perdidos con su quinto álbum de estudio, titulado de manera homónima, ya que aunque no logró unas ventas espectaculares, sí supuso un importante avance en comparación con Basic Instinct, y contó con el single “Body Party”, que alcanzó su mejor posición en la lista americana tras varios años de ausencia en la parte alta de la lista Billboard. Tras “Ciara”, la cantante de Atlanta fue madre de un niño, fruto de su relación con Future, sin embargo poco después la pareja rompió tras descubrir Ciara las infidelidades del rapero. Mientras se centraba en cuidar a su hijo, Ciara comenzó a grabar su nuevo álbum, inspirado en su ruptura con Future y en su faceta como madre. En mayo de 2015, la cantante publicó su sexto disco de estudio, titulado Jackie en honor a su madre. Tras su maternidad, Ciara recuperó el escultural físico que tenía antes de su embarazo y realizó una intensa promoción del álbum, apareciendo en numerosos programas de televisión americanos y demostrando una gran voz en directo mientras interpretaba el primer single. I Bet es una emotiva balada R&B que trataba su relación con Future, estaba compuesta por la propia Ciara y producida por Harmony Samuels. Aunque en un principio “I Bet” podría parecer que no era la mejor opción como single presentación del álbum por ser una balada de carácter íntimo y autobiográfico, el resultado comercial fue bastante positivo, ya que ocupó el top 50 en la lista americana y el top 20 en el componente R&B de dicha lista, logrando la mejor posición de Ciara en Billboard desde “Body Party”. Tras la promoción de I Bet, Ciara anunció que se embarcaría en una gira por Estados Unidos, la primera de la cantante en muchos años y que recorrió las principales ciudades americanas.

Tras la buena acogida de “I Bet” Ciara lanzó como segundo single Dance Like We’re Making Love, un magnífico tema pop/R&B mid-tempo que recibió muy buenas críticas por parte de los expertos musicales por su ejecución vocal (muy similar a la de Janet Jackson) y la elegante producción de Dr. Luke. La elección de los singles fue todo un acierto ya que eran dos de los mejores temas del álbum y mostraban una faceta más centrada en las habilidades vocales de Ciara que en su talento como bailarina cuando lanza singles más marchosos. Jackie está compuesto principalmente por temas up-tempo de estilo dance-pop y electro-pop, y resulta uno de los trabajos más bailables de la cantante, aunque también podemos encontrar sus habituales baladas R&B. Ciara participó en la composición de varias de las canciones que forman parte de Jackie y contó con la producción de importantes nombres como Polow da Don y Dr. Luke (quienes ya trabajaron con la cantante en el disco Fantasy Ride), además de otros como Harmony Samuels o The Underdogs. Pese a que Ciara declaró en los estadios iniciales del disco que iba a trabajar con el productor Mike WiLL Made It, responsable de varios temas de su anterior álbum, finalmente no se incluyó ningun tema de Mike WiLL en Jackie.

Dentro de los temas up-tempo que forman parte de Jackie destacan la colaboración de Missy Elliott y Pitbull en el tema “That’s How I’m Feelin”, uno de los más bailables y pegadizos del álbum, o “Give Me Love”, que se trata de un potente tema dance-pop y House dirigido a las pistas de baile, y que destaca por el uso del tono más grave y profundo de Ciara. Cabe destacar que en el tracklisting de Jackie se incluye “One Woman Army”, canción que originalmente se iba a incluir en su anterior disco y que en un principio daba título al álbum antes de que decidiera a cambiarlo simplemente por “Ciara”. Jackie debutó en un modesto #17 de la lista americana de álbumes, convirtiéndose en la segunda peor posición de Ciara en Billboard tras “Basic Instinct” y acabó vendiendo apenas 65 mil copias en Estados Unidos, la cifra más baja de ventas de un álbum de la cantante en toda su trayectoria musical. Aunque la elección de los singles fue acertada y podemos encontrar canciones interesantes en Jackie, gran parte álbum no acaba de enganchar y resulta menos sólido y consistente que su anterior disco. Puntuación: 6’5/10.

Anuncios

Throwback Review: “Read My Lips” de Sophie Ellis-Bextor

Sophie_Ellis-Bextor_-_Read_My_LipsTras pertenecer al grupo indie Theaudience a finales de los años 90, la cantante británica Sophie Ellis-Bextor hizo su debut en solitario en el año 2000 colaborando con el DJ Spiller en el tema “Groovejet”, el cual resultó un éxito en Reino Unido, donde alcanzó el #1 en la lista de ventas, además de en Australia e Irlanda. Tras la participación de la cantante inglesa en este tema, decidió comenzar la grabación de su primer álbum de estudio en solitario, llamado Read My Lips, el cual vio la luz en agosto de 2001. Para su álbum debut, Sophie Ellis-Bextor abandonó el estilo indie y rock presente en sus inicios en el mundo de la música para adoptar un sonido más comercial y bailable, en concreto una mezcla de electro-pop y dance-pop con influencias del sonido Disco de los 80, conformando un disco enfocado a las pistas de baile. El single presentación del álbum fue la versión del tema de Cher Take Me Home, al cual Sophie cambió ciertas partes de la composición dándole un toque más sexual que no acabó de convencer a la veterana cantante, la cual no quedó nada satisfecha con los cambios en su canción. Pese a dicha controversia, este marchoso tema dance-pop y Disco gozó de buena acogida en Reino Unido, donde alcanzó el #2. Pero sin duda fue el segundo single el que acaparó más atención por parte del público debido a sus peculiares letras y su pegadizo ritmo. Me estoy refiriendo a Murder on the Dancefloor, un marchoso tema dance-pop con influencia Disco que recibió buenas críticas de los expertos musicales y tuvo una gran respuesta comercial, convirtiéndose en el single más exitoso del álbum y unos de los temas más carismáticos de toda la carrera de la cantante. Murder on the Dancefloor fue #2 en la lista de singles de Reino Unido y ocupó el top 5 en los principales mercados musicales como Canadá, Australia, Francia o Italia. Como tercer single en Reino Unido se lanzó Get Over You junto a Move This Mountain como single de doble cara A, mientras que a nivel internacional se lanzó únicamente el primero de ellos. Move This Mountain pertenecía originalmente al álbum, sin embargo Get Over You era un nuevo tema que fue añadido a la re-edición de Read My Lips. Get Over You es un pegadizo tema electro-pop y dance-pop que se convirtió en otro éxito para Sophie en la lista británica de singles, alcanzando el #3, y también gozó de buena acogida en Australia o España, donde ocupó el top 10.

En contraste al resto de marchosos singles lanzados, el otro tema perteneciente al single de doble cara A lanzado en Reino Unido era Move This Mountain, una balada electrónica y el momento más sosegado del álbum. Como cuarto y último single se extrajo Music Gets the Best of Me, la otra canción inédita perteneciente a la re-edición de Read My Lips. Este tema dance-pop con influencia House era uno de los más up-tempo del álbum, sin embargo debido a su carácter poco original obtuvo una respuesta comercial más moderada, alcanzando únicamente el #14 en Reino Unido. Mientras que los singles lanzados tenían un sonido dance-pop/Disco y carácter up-tempo, del resto del álbum dominaban los temas electro-pop como “Lover”, “Sparkle” o “By Chance” aunque también podíamos encontrar marchosos temas dance-pop como “The Universe Is You”. Read My Lips debutó en el #2 de la lista británica de álbumes y acabó siendo certificado doble platino por ventas superiores a las 800 mil copias, y también cosechó cierto éxito en Australia o Alemania, donde fue top 10. Gracias a este álbum descubrimos a una de las cantantes británicas más elegantes, con mayor personalidad y sentido del humor, además de una gran vocalista y un ejemplo en la perfecta pronunciación del acento británico. Sin duda Read My Lips fue uno de los mejores álbumes de dance-pop y electro-pop de la primera década del 2000.

Throwback Review: “Like a Prayer” de Madonna

madonna-like-a-prayer-vinilo-180-grs-nuevo-y-cerrado-D_NQ_NP_667734-MLA25767044303_072017-FEl pasado 21 de marzo de cumplieron 30 años del lanzamiento de Like a Prayer, uno de los discos más importantes de la historia del pop e icónicos dentro de la carrera musical de Madonna. Like a Prayer es el cuarto álbum de estudio de la Reina del Pop, publicado tras el tremendo éxito que cosechó True Blue, el cual fue #1 en más de 20 países, superó los 25 millones de copias en todo el mundo y se convirtió en el álbum de Madonna más vendido (sólo superado años después por The Immaculate Collection, su primer disco de grandes éxitos). Aunque Like a Prayer es el sucesor natural de True Blue como álbum de estudio, lo cierto es que entre ambos discos Madonna publicó Who’s That Girl, la banda sonora de la película del mismo nombre protagonizada por la propia cantante, y You Can Dance, un disco de remixes. Like a Prayer ha sido uno de los discos más polémicos de la cantante, por el uso de temática religiosa en la canción y videoclip que da título al álbum, lo cual provocó un shock en la Iglesia Católica y numerosos colectivos conservadores de todo el mundo reaccionaron de manera negativa hacia el álbum. Además la controversia que rodeó a Like a Prayer hizo que Pepsi rompiera su contrato publicitario con Madonna. Pese a estas polémicas, lo cierto es que Like a Prayer es uno de sus discos más autobiográficos, en el que Madonna relata su complicada relación con un padre autoritario, la pérdida de su madre cuando era una niña, o episodios violentos en su matrimonio con Sean Penn y su posterior divorcio. Madonna compuso todos los temas del álbum junto a Patrick Leonard (responsable de los hits Live To Tell o La Isla Bonita) y Stephen Bray, quien trabajó anteriormente con la Ciccone en los álbumes Like a Virgin y True Blue.

El single presentación del álbum fue Like a Prayer, un tema pop-rock con influencia de la música Gospel que destacaba por el uso prominente de guitarra eléctrica, órgano y los coros Gospel. Madonna utilizó metáforas religiosas y alusiones a su pasado católico en sus letras, mezclándolas con temas de amor y relaciones, lo cual fue visto como un sacrilegio para la moral conservadora de los años 80. El videoclip de Like a Prayer, ambientado en una iglesia católica, resultó muy polémico y añadió mayor popularidad al tema si cabe, debido al uso de una temática religiosa, incluyendo la aparición de un Cristo negro o cruces ardiendo. Este single fue aclamado por la crítica y resultó un tremendo éxito comercial, ocupando el #1 en las listas de venta de todo el mundo (salvo algunas excepciones como Francia o Alemania, donde fue #2), y pasando a formar parte de los singles más exitosos de todos los tiempos. En Estados Unidos se convirtió en el séptimo #1 de Madonna en la lista Billboard y fue certificado platino por ventas superiores al millón de ejemplares. Tras el éxito de Like a Prayer, en mayo de 1989, Madonna lanzó Express Yourself como segundo single del álbum. Este marchoso tema dance-pop se convirtió en un himno de empoderamiento femenino en el que Madonna se desprende de su imagen frívola y superficial iniciada con el tema “Material Girl” para declarar que no necesita anillos de diamantes para ser feliz. Su poderoso mensaje feminista de elegir al hombre que de verdad te conviene y no al que te llena de regalos fue fuente de inspiración a una generación entera de artistas como Spice Girls o Lady Gaga. Cabe destacar que el videoclip de Express Yourself es el tercero más caro de la historia de la música (costó más de 5 millones de dólares en 1989).

Para suavizar la imagen de Madonna de cara al público y evitar de nuevo la polémica, se decidió lanzar como tercer single un tema más comercial y menos controvertido. Cherish era un alegre tema pop con influencia doo-wop que recordaba a algunas canciones pertenecientes a True Blue y trataba el tema del amor y las relaciones con alusiones a Romeo y Julieta. Cherish fue un éxito alrededor del mundo, logrando el #1 en Canadá, el #2 en Estados Unidos y el #3 Reino Unido. Como cuarto single Madonna eligió una de las canciones más personales y autobiográficas del álbum: Oh Father, en la que trata la complicada relación con su padre, que era un hombre dictador y autoritario. Esta dramática balada recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales pero no tuvo un gran impacto comercial ya que rompió su racha de singles top 5 en la lista americana iniciada con Like a Virgin y tuvo que conformarse con ser top 20. Like a Prayer es un disco muy ecléctico y más experimental que los álbumes precedentes de Madonna, y para dar muestra de la variedad musical presente en el disco, lanzó como siguientes singles Dear Jessie, un extraño tema de estilo pop psicodélico en el que Madonna conecta con su niña interior, y Keep It Together, de estilo funk y uno de los temas más up-tempo y marchosos del álbum. Keep It Together es una de las dos canciones producidas por Stephen Bray del álbum, trata de la relación de Madonna con familia y pese a ser lanzado como sexto single y apenas contar con promoción ni videoclip su respuesta comercial fue bastante positiva, logrando el top 10 en Estados Unidos y Canadá. Entre las canciones que no fueron singles pero merecen la pena ser mencionadas se encuentran “Pray for Spanish Eyes”, una bonita balada con inspiración latina, el marchoso “Till Death Do Us Apart”, donde Madonna habla sobre el final de su matrimonio con Sean Penn y su turbulenta relación, o “Promise To Try”, una profunda balada que relata cómo se sintió la cantante tras la muerte de su madre.

A pesar de no resultar tan exitoso como Like a Virgin o True Blue (los cuales superaron los 20 y 25 millones de copias respectivamente), Like a Prayer también gozó de una gran acogida en todo el mundo, debutó en el #1 de las principales listas de venta, como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania o España, y acabo vendiendo 15 millones de copias. En tierras americanas fue certificado 4 veces platino por ventas superiores a los 4 millones de ejemplares y en Gran Bretaña vendió más de un millón de copias, aunque resultan cifras claramente inferiores a las de True Blue, el mayor éxito de Madonna. Aunque Like a Prayer no se encuentra entre mis discos favoritos de Madonna (pienso que True Blue es un trabajo más cohesivo y sólido), es innegable el tremendo impacto que tuvo este álbum en la historia del pop y en la discografía inicial de Madonna, ya que supuso un punto de inflexión en su carrera y marcaba el primer disco de la Ambición Rubia en la treintena, mostrando una mayor madurez personal y musical, además de experimentar con nuevos sonidos y estilos.

The Best of Pop: “Believe” de Cher

cher_-_believeEn 1998 se publicó uno de los mejores álbumes de la historia del pop y que supuso uno de los regresos más importantes e inesperados de todos los tiempos en el mundo de la música. Me estoy refiriendo a la legendaria cantante Cher, que resurgió de sus cenizas para ofrecernos Believe, para muchos el mejor álbum de toda su carrera y con el que logró aumentar su base de fans con millones de nuevos seguidores gracias a las magníficas canciones presentes en este trabajo. Believe es el álbum de estudio nº22 de Cher y tomó el relevo a It’s a Man’s World, publicado en 1995 y que fue recibido de manera muy tibia en tierras americanas, aunque en Europa obtuvo una mejor acogida. Believe destacó desde un primer momento por la divergencia en cuanto a sonido con respecto al catálogo musical anterior de Cher, ya que se distanciaba de su habitual estilo pop-rock para adentrarse en el territorio Dance y ofrecer un sonido más moderno, bailable y comercial. La veterana artista se unió al compositor y productor musical Mark Taylor para dar forma a un álbum muy breve (sólo contenía 10 canciones) pero donde no sobraba ninguna ya que era un trabajo muy sólido y consistente. Aunque Mark Taylor se encargó junto a Paul Barry de la mayoría de los temas del álbum, incluyendo los 4 singles, también participaron en este proyecto la gran compositora Diane Warren o Todd Terry, quien produjo 3 canciones. Believe recibió críticas principalmente positivas de los expertos musicales por su moderno y arriesgado sonido, pero también surgieron voces que lo tachaban de ser un álbum anodino y carente de personalidad. Gracias al single de idéntico título del que más tarde hablaré, el álbum obtuvo una excelente acogida en todo el mundo, disparando la popularidad de Cher tras unos años comercialmente infructuosos y elevándola de nuevo al olimpo de las divas del Pop. Believe fue #4 en Estados Unidos, la mejor posición de Cher en la lista Billboard, fue certificado 4 veces platino y vendió más de 3’5 millones de copias en tierras americanas, convirtiéndose en el álbum más exitoso de toda su carrera. El álbum fue #1 en Canadá, Alemania (donde Believe fue tremendamente exitoso y vendió más de un millón de copias) y varios países europeos. En total, el álbum superó los 10 millones de ejemplares en todo el mundo y fue uno de los discos más vendidos de 1998 y 1999. Believe recibió tres nominaciones a los premios Grammy a mejor álbum Pop, mejor grabación del año y mejor grabación Dance, ganando en esta última categoría.

El single presentación del álbum fue el single del mismo título, el cual pasará a la historia de la música como la canción con la que Cher protagonizó uno de los regresos espectaculares y se convirtió en la reina de las pistas de baile. Believe se trataba de un marchoso y bailable tema dance-pop que destacó por el uso del Auto-Tune en la voz de Cher, y tan famoso resultó este fenómeno de corrección de la voz que fue denominado desde ese momento el “efecto Cher”. La letra de Believe trataba el tema del auto-empoderamiento y salir adelante tras el fin de una relación dolorosa. Considerado por muchos como una obra maestra, Believe sentó un precedente en el mundo de la música ya que la influencia Dance fue incorporada desde ese momento a muchos temas pop, creando un subgénero muy popular (el dance-pop) que adoptarían numerosos artistas posteriormente. En un año extraordinario para el pop (ya que se lanzaron hits de la talla de …Baby One More Time de Britney Spears o Genie in a Bottle de Christina Aguilera) Believe consiguió un éxito sin precedentes en las listas de venta de todo el mundo. Fue #1 en prácticamente todos los países donde fue lanzado, logró vender más de 10 millones de ejemplares (cuando sólo existían CD singles en formato físico) y ha pasado a la historia de la música como una de las canciones más exitosas de todos los tiempos. Believe destacó por su excelente rendimiento comercial en Reino Unido, donde fue #1 durante 7 semanas y vendió más de 2 millones de ejemplares, o en Estados Unidos, donde lideró la lista de ventas durante 4 semanas, fue certificado platino y convirtió a Cher en la artista más veterana en conseguir un #1 en la lista americana.

Suele ocurrir que tras un single que logra un éxito tan desmesurado, el siguiente sencillo se queda a la sombra de éste y la respuesta comercial y el interés por parte del público disminuye en gran medida, sin embargo en esta ocasión Cher tenía guardado un as bajo la manga y nos ofreció uno de los temas más potentes del álbum como segundo single. Me refiero a Strong Enough, un magnífico tema dance-pop con gran influencia Disco que recibió grandes criticas por parte de los expertos musicales por la excelente ejecución vocal de Cher y su poderoso mensaje sobre reponerse de las adversidades convirtiéndose en un himno sobre el auto-empoderamiento. La respuesta comercial obviamente no logró igualar la de Believe, pero aún así resultó uno de los singles más importantes de 1999. Strong Enough fue un gran éxito en Europa y logró el top 5 en las listas de ventas de Reino Unido, Francia, Alemania y España, sin embargo en el resto del mundo su recibimiento fue más moderado, ocupando el top 20 en Canadá y Australia, y en Estados Unidos apenas fue top 60, sin embargo en el componente Dance de Billboard fue #1 al igual que su predecesor. Los siguientes sencillos del álbum no lograron tanta repercusión como los dos primeros. Como tercer single internacional se eligió All or Nothing, otro tema dance-pop/House producido de carácter bailable como los que abundaban en el álbum. Este sencillo contó con escasa promoción por parte de Cher, la cual estaba inmersa en el “Do You Believe? Tour” y por ello obtuvo un recibimiento moderado en las listas de venta, consiguiendo una de sus mejores posiciones en Reino Unido, donde fue #12, además de convertirse en el tercer single #1 del álbum en el componente Dance de la lista Billboard. Como cuarto y último single del disco se extrajo uno de sus temas más llamativos y originales, Dov’è L’amore, el único medio tiempo que podemos encontrar en Believe, el cual estaba muy influenciado por el sonido Latin-pop, destacaba por su gran uso de la guitarra española y donde Cher cantaba varias frases en italiano. Los remixes Dance de este tema resultaron muy populares, destacando el de Emilio Estefan Jr, el cual fue utilizado como single promocional en el disco recopilatorio que Cher publicó a finales de 1999 tras el éxito del álbum Believe.

Dentro de los 10 temas que componen Believe, y aparte de los 4 excelentes singles lanzados, merece la pena destacar “Runaway”, uno de los temas House/Dance más potentes y dirigidos a las pistas de baile, “The Power”, una de las dos versiones que podemos encontrar dentro del álbum, o el pegadizo y noventero tema House “Taxi Taxi”. En definitiva, Believe es uno de los álbumes más importantes dentro de la historia de la música, no sólo por el extraordinario éxito comercial que cosechó sino por su enorme impacto cultural, ya que influyó a una generación entera de personas, destacando su importancia sobre el colectivo Gay, para el que Cher se convirtió en una de sus divas indiscutibles. Además, gracias a Believe, Cher protagonizó uno de los regresos más destacados de todos los tiempos. Este álbum marcó un punto de inflexión en la trayectoria musical de Cher (al igual que Ray of Light para Madonna), ya que recuperó la popularidad perdida años atrás, afianzó su título de “Goddess of Pop” y supuso el inicio de una nueva etapa en la carrera de Cher, puesto que sus siguientes álbumes, sobretodo Living Proof, continuaron por la senda del sonido Dance iniciado con Believe. En mi opinión, los últimos años de la década de los 90 y principios del 2000 fueron los mejores años para la música, ya que durante este año se lanzaron varios de mis temas favoritos, entre ellos Believe y Strong Enough de Cher, dos joyas pop que nunca pasarán de moda.

The Best of Pop: “Gourmandises” de Alizée

alizee_gourmandises-singleTras participar en un concurso de búsqueda de talentos con tan sólo 15 años, Alizée fue descubierta por la veterana cantante francesa Mylène Farmer, quien se convirtió en su mentora y le dio una oportunidad para debutar en el mundo de la música. En el año 2000, la joven cantante publicó su primer álbum de estudio, Gourmandises (golosinas en francés), el cual fue compuesto y producido por Myléne Farmer junto a su habitual colaborador Laurent Boutonnat, quien se encargó de la música y del aspecto visual de la carrera de Alizée. Originaria de la isla de Córcega, la adolescente irrumpió en el mundo de la música con el tema Moi… Lolita, que pronto se convertió en un éxito en toda Europa. Durante sus primeros años en el mundo de la música, las apariciones y la imagen de Alizée estuvieron perfectamente calculadas por parte de su mentora Mylène Farmer, y la cantante mostró una imagen de adolescente modosita y recatada pero con un toque coqueto y sexy que representaba a la perfección la idea de “Lolita” que aborda la canción. “Moi… Lolita” era un marchoso tema encuadrado en el estilo french-pop y dance-pop con gran componente electrónico y que destacaba por su prominente uso de violines. Este single fue #1 en Italia y España, y aunque no consiguió llegar a lo más alto en su Francia natal, se mantuvo en el #2 durante numerosas semanas y en el top 5 durante varios meses. Este single fue certificado oro en Francia por ventas superiores al millón de copias y entró en la lista de las 40 canciones más exitosas de todos los tiempos en dicho país. Tras este impresionante debut, Alizée lanzó como segundo single L’Alizé, haciendo un juego de palabras entre el nombre de la cantante y los vientos alisios. Es notorio mencionar que cuando “L’Alize” consiguió el #1 en Francia (casi 5 meses después del lanzamiento de su single debut) “Moi… Lolita” todavía se encontraba en el #3 de la lista francesa, lo que da a entender el nivel de éxito que logró dicho single. Como último single del álbum fue lanzado el magnífico tema Gourmandises, que se trataba de un potente tema dance-pop y electro-pop con gran influencia de la música electrónica de los años 80 y 90, pero en esta ocasión no tuvo impacto en las listas de venta a diferencia de sus singles predecesores.

Arropado por un single debut tan exitoso, Gourmandises consiguió llegar al #1 en la lista de álbumes de Francia y fue certificado doble platino, y aunque en el resto de Europa no tuvo un desempeño tan positivo (teniendo en cuenta que se trataba de un álbum en francés, que no suele ser muy popular fuera de los mercados francófonos) ocupó el top 40 en España, Alemania e Italia. Gourmandises fue aclamado por la crítica debido a la producción del disco y al excelente trabajo de Mylène Farmer y Laurent Boutonnat, y aunque Alizée no era una vocalista excepcional (ya que tiene un registro muy limitado), sus pegadizas canciones y su simpatía y carisma hicieron de ella una de las artistas francesas más importantes de la década pasada. Tras el gran recibimiento que obtuvo Gourmandises, la inocente pero pícara Alizée publicó Mes Courants Électriques, que también resultó un éxito notable, fue #2 en Francia y contó con el hit “J’en ai marre!”. Después de un periodo comercial infructuoso, en 2013 Alizée participó en el famoso concurso de baile “Danse Avec Les Stars”, el cual devolvió la popularidad a la cantante gracias a su victoria en el programa. En la actualidad, Alizée tiene 34 años, está casada por segunda vez con el bailarín con el que participó en el programa de baile y es madre de una niña fruto de su primer matrimonio. Durante su trayectoria musical, la cantante ha publicado 5 álbumes de estudio, el último de ellos Blonde, que vio la luz en 2014 tras su paso por “Danse Avec Les Stars”.

En definitiva, aunque fuera de Francia casi nadie recuerde a Alizée hoy en día, fue una de las cantantes más populares en los primeros años de la década del 2000 gracias al hit “Moi… Lolita”, el cual se ha convertido sin duda en un clásico de la música que no envejece y sigue sonando actual y moderno. Aunque “Moi… Lolita” fue el tema más destacado del álbum (y una de mis canciones favoritas de aquellos años), Gourmandises esconde un puñado de canciones muy interesantes, por ello merece la pena rescatar este álbum del olvido.

Crítica de “What Is Love?” de Clean Bandit

clean-bandit_what-is-loveA finales del mes de noviembre se puso a la venta el segundo álbum del grupo británico Clean Bandit, titulado What Is Love?. Este trabajo discográfico toma el relevo de su disco debut New Eyes, el cual fue publicado en 2014 y contaba con los exitosos singles Rather Be y Real Love (ambos junto a Jess Glynne). Desde un principio, Clean Bandit destacaron por fusionar el sonido electrónico con la música clásica y por el uso de gran cantidad de instrumentos en vivo a diferencia de otros artistas pertenecientes al pop electrónico que abusan de los sintetizadores. Aunque podría parecer que 4 años entre disco y disco son un amplio lapso de tiempo, lo cierto es que el trío británico no ha parado de lanzar música y su presencia en las radios y listas de venta ha sido continua desde mediados del 2016. Tears fue el single presentación del álbum, cuenta con la voz de la cantante Louisa Johnson (poco conocida para el publico masivo aunque alcanzó la popularidad al ganar la 12ª edición de X Factor UK) y comienza como una trágica balada que relata un desengaño amoroso para convertirse en un bailable tema dance-pop con influencia 2-Step. Debido a que fue lanzado hace más de dos años, ha perdido frescura con respecto a sus últimos singles y suena algo anticuado, por ello ha sido relegado a la edición deluxe del álbum pese a haber ocupado el #5 en Reino Unido. El segundo single, Rockabye, llegó a finales del 2016 y destacaba por la participación de la cantante inglesa Anne-Marie y el rapero jamaicano Sean Paul. Este pegadizo tema dance-pop y electro-pop perdía en cierta manera el toque clásico que tenían otros singles de Clean Bandit, pero resultaba tremendamente efectivo en las pistas de baile y se convirtió en su tema más popular y exitoso a nivel mundial, ya que fue #1 en Reino Unido y más de 10 países y consiguió el segundo top 10 en Estados Unidos tras “Rather Be”. En 2017 Clean Bandit lanzaron Symphony como tercer single, y nuevamente gozó de una gran respuesta comercial en Europa, ya que logró el #1 en Reino Unido (el tercero para el trío británico) y top 5 en Australia. Este pegadizo tema fusiona el sonido dance-pop con un toque orquestal habitual de Clean Bandit, además de cierta influencia Tropical House, y contaba con la magnífica voz de la joven cantante sueca Zara Larsson. I Miss You, junto a la compositora y cantante Julia Michaels fue el cuarto single, aunque no consiguió repetir el éxito de Rockabye y Symphony, y pasó desapercibido en las radios y listas de venta de Europa. Este tema, aunque cuenta con sonido Tropical House, es reminiscencia de su primer disco y cuenta con el toque orquestal típico del grupo al principio de la canción.

Ya en 2018, Clean Bandit siguieron desgranando temas de su inminente disco y presentaron Solo, un tema dance-pop y synth-pop que contaba con la colaboración de la famosa cantante americana Demi Lovato. “Solo” se convirtió en el cuarto single #1 del grupo en Reino Unido y también llegó a lo más alto en las listas de venta de Irlanda y Alemania. El sexto y último single lanzado antes del lanzamiento de What Is Love? ha sido Baby, un marchoso tema dance-pop con gran influencia latin-pop que cuenta con la participación de la artista galesa Marina and the Diamonds y el puertorriqueño Luis Fonsi, quien canta su parte en español. Este pegadizo tema destaca por su gran inspiración latina y el uso de la guitarra española, su bailable ritmo y la presencia de Marina, que acapara el protagonismo de la canción gracias a su maravillosa y personal voz. Sin duda Baby es uno de los mejores temas de este año y mi tema favorito de entre todos los singles lanzados de What Is Love?, aunque la presencia de Luis Fonsi es totalmente prescindible ya que no aporta nada porque su parte es muy breve y anodina.

Where Is Love? es básicamente un álbum de dance-pop con toques electro-pop, Tropical House y urban-pop aunque conserva el sonido orquestal y orgánico debido a la gran cantidad de instrumentos utilizados en las melodías. Tal y como reza el título, el álbum gira en torno al amor, tema que se repite en todas las canciones, aunque el amor en diferentes facetas: amor romántico, amor de hermanos o amor de madre. Mas allá de los numerosos singles lanzados, dentro del álbum se pueden rescatar “Mama”, un pegadizo tema dance-pop con influencia Tropical House que cuenta con la dulce voz de Ellie Goulding, “We Were Just Kids”, una bonita canción pop con la presencia del gran Craig David, o “Should’ve Known Better”, donde Anne-Marie hace su segundo acto de presencia en el disco. De la edición deluxe destacan el interesante medio tiempo synth-pop “24 Hours” y “Playboy Style”, otro tema mid-tempo pero esta vez con influencia R&B y que cuenta con las colaboraciones de Charlie XCX y la joven promesa del Hip Hop Bhad Bhabie.

Clean Bandit se han unido a la reciente moda entre los artistas británicos de lanzar multitud de singles de manera anticipada a la publicación del disco (desde mediados del 2016 han lanzado un total de 6 sencillos) lo que hace que la mayor parte del contenido ya esté desvelada y el álbum no genere excesivo interés o factor sorpresa. Aunque What Is Love? es un buen álbum pop que reúne muchos de los temas que han sonado sin cesar en las radios durante estos dos últimos años, no resulta un álbum centrado o cohesivo, sino que parece más bien un “grandes éxitos” del grupo o una playlist de lo mejor del 2018. Esta técnica que están adoptando recientemente numerosos artistas británicos difiere de la estrategia tradicional que se llevaba a cabo antes de la era digital (cuando sólo se lanzaba uno o dos singles antes de que el álbum viera la luz), pero debido al drástico cambio que ha sufrido la industria musical debido al streaming y el auge de plataformas como Spotify, la importancia de los álbumes ha disminuido en favor de los singles, estrategia que han utilizado artistas como Rita Ora, Dua Lipa o Jess Glynne, y no les ha ido nada mal.

Aunque los tres componentes del grupo (los hermanos Patterson y Grace Chatto) son los compositores y productores de todos los temas que componen el álbum, tocan varios instrumentos (piano, guitarra y violín entre otros) y hacen los coros en las canciones, lo cual les convierte en unos músicos muy talentosos, lo cierto es que su presencia queda desplazada y su personalidad diluida debido a las grandes colaboraciones de artistas de la talla de Rita Ora, Craig David, Zara Larsson, Demi Lovato, Marina and the Diamonds, Charlie XCX, Ellie Goulding o Anne-Marie, quienes les roban el protagonismo. Aunque este abuso de colaboradores no es nada nuevo en la música, ya que siguen los pasos de David Guetta o Calvin Harris. En definitiva, este álbum cuenta con excelentes singles que han resultado muy exitosos en las listas de venta y han sonado sin cesar estos últimos años, pero en cuanto profundizas en el álbum te das cuenta que el resto de temas (con algunas excepciones) no enganchan tanto y resultan menos originales y llamativos, lo que demuestra que la elección de los sencillos ha sido óptima. Aun así Where Is Love? supera ampliamente a su predecesor y es un álbum de dance-pop muy interesante. Puntuación: 7/10.

Throwback Review: “Closer to the Truth” de Cher

20242616_1SZTras su álbum Living Proof, la leyenda del mundo de la música Cher se embarcó en una extensa gira (en su momento catalogada como su gira de despedida) que resultó un gran éxito de ventas y tuvo que ser extendida debido a la gran demanda de público. “Living Proof – The Farewell Tour” se prolongó durante casi 3 años, convirtiéndose en una de las giras más largas de toda la historia de la música, y una de las que más recaudaron por una artista femenina. Tras esta extensa gira, Cher se retiró durante unos años de la música y regresó en 2008 anunciando una residencia en Las Vegas. En 2010 Cher retomó su faceta de actriz participando en la película Burlesque junto a Christina Aguilera, y grabó varias de las canciones que formaron parte de la banda sonora, entre ellas la balada “You Haven’t Seen the Last of Me”, la cual recibió elogios de la crítica y cuyo remix llegó al #1 en el componente Dance de Billboard. En los estadios iniciales del álbum Cher viajó a Nashville en un intento por grabar un álbum inspirado en el sonido Country y Rock, sin embargo el éxito de su tema perteneciente a Burlesque animó a la veterana cantante a regresar a su famoso estilo dance-pop. En 2013 la llamada “Goddess of Pop” puso fin a su sequía musical y publicó su disco de estudio nº25, titulado Closer to the Truth, el cual tomó el relevo a Living Proof que se puso a la venta en 2001. “Closer to the Truth” fue definido por Cher como un álbum muy ecléctico, y aunque es cierto que varios estilos musicales están presentes en este trabajo, ya que podemos observar influencias Country y pop-rock en las baladas en el disco, el sonido que domina es el característico dance-pop de la veterana cantante. Para este álbum, Cher trabajó con su habitual colaborador Mark Taylor (responsable de su éxito Believe) aunque probó con productores muy diversos como Billy Mann o Timbaland y contó con la participación de la cantante Pink en la composición de dos canciones. “Closer to the Truth” debutó en el #3 de la lista americana de álbumes, convirtiéndose en la mejor posición de Cher en Billboard (empatado en la actualidad con su reciente disco Dancing Queen) y también obtuvo un gran desempeño comercial en Canadá y Reino Unido, donde fue #4.

El álbum está formado en su primera mitad por temas up-tempo de estilo dance-pop mientras que en la segunda destacan las baladas que se centran más en el contenido lírico y emocional. El single adelanto del álbum fue Woman’s Worth, un potente tema House/Dance producido por el DJ Paul Oakenfold que resultaba un auténtico himno de empoderamiento femenino por sus letras acerca del poder y el valor de las mujeres. Aunque tuvo una tibia respuesta comercial, con este tema Cher demostraba que sigue siendo la reina de las pistas de baile, ya que consiguió el #1 en el componente Dance/electrónico de la lista americana. Para mostrar la variedad musical presente en el disco, la eterna diva lanzó como segundo single I Hope You Find It, una bonita balada Country-pop originalmente grabada por Miley Cyrus que recibió grandes elogios de la crítica por mostrar un lado diferente de su música y por su magnífica ejecución vocal. Este single fue extensamente promocionado por la cantante alrededor el mundo y obtuvo una acogida especial en Reino Unido, donde consiguió el top 25 en la lista de ventas. Como tercer single en Estados Unidos se lanzó Take It Like a Man, otro de los enérgicos temas House/Dance que abundan la primera parte del álbum, mientras que para Reino Unido se eligió I Walk Alone, un marchoso tema dance-pop pero en este caso contaba con cierta influencia Country, lo que le convierte en uno de los temas más originales del disco. Este tema es uno de los dos que compuso Pink para Closer to the Truth. Entre las canciones más destacadas se encuentran una de las grandes baladas del álbum, “Lie To Me”, compuesta por Pink y producida por su habitual colaborador Billy Mann y en la que Cher nuevamente explora el territorio Country, o el marchoso tema dance-pop producido por Timbaland “I Don’t Have to Sleep to Dream”, reminiscencia del disco Believe y en el que Cher se convierte en la diva Disco que todos adoramos. El álbum cuenta con tres versiones: la antes mencionada I Hope You Find It, la balada pop-rock “Sirens” y “Dressed to Kill”, uno de los temas Dance más potentes del disco, que destaca por el uso del famoso Auto-Tune (también llamado Cher-effect) y resulta muy pegadizo y bailable. Precisamente este tema fue el que inspiró el título de la gira que acompañó la promoción del álbum, “Dressed to Kill Tour”, con la que Cher recorrió todo Estados Unidos. El disco también incluye la balada perteneciente a Burlesque “You Haven’t Seen the Last of Me”, escrita por la famosa compositora Diane Warren.

Con este álbum Cher confirma que sigue plenamente activa en el panorama musical tras más de 50 años de carrera, algo de lo que muy pocos artistas pueden presumir. Es innegable que Cher ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su esencia y permanece como una de las divas indiscutibles de las pistas de baile y la reina del colectivo Gay. En definitiva, Closer to the Truth es uno de los mejores álbumes de Cher de estas últimas décadas, y aunque sigue los pasos de Believe y Living Proof al continuar por la senda del dance-pop, como novedad incluye influencias Country y un mayor número de baladas en las que podemos apreciar la extraordinaria voz de Cher. Mis temas favoritos: Dressed to Kill, Take It Like a Man y I Hope You Find It. Puntuación: 8/10.

Crítica de “Honey” de Robyn

robyn honeyNada más y nada menos que 8 años han pasado desde que Robyn publicó Body Talk, su último álbum de estudio. Desde entonces apenas hemos sabido nada de la cantante sueca aunque lo cierto es que no ha estado completamente alejada del mundo de la música ya que durante esta larga ausencia ha lanzado dos EP’s, uno junto al dúo noruego de música electrónica Royksopp, y otro junto al grupo La Bagatelle Magique, compuesto por la propia Robyn, el productor Christian Falk y otro componente menos conocido. De los dos EP’s que lanzó Robyn destacó el primer de ellos, titulado Do It Again, el cual recibió buenas opiniones de los expertos musicales, resultó bastante exitoso en Europa y Estados Unidos, donde alcanzó el #1 en el componente Dance de la lista Billboard e incluso fue nominado a un premio Grammy a mejor álbum Dance/electrónico. El segundo EP, Love Is Free, fue publicado en el año 2015 y pasó más desapercibido entre el público, y desde entonces no hemos tenido apenas noticias de Robyn ya que tras la muerte de Christian Falk (gran amigo suyo) y una ruptura sentimental, la cantante pasó por una depresión y se mantuvo alejada del mundo de la música. Una vez que estuvo recuperada de estos malos momentos personales, Robyn empezó a grabar su nuevo álbum de estudio, el octavo de su trayectoria discográfica.

A finales de octubre, Robyn publicó su esperado nuevo disco, Honey, que está compuesto por 9 temas, una extensión muy escasa y por debajo de los habituales estándares en el mundo de la música, ya que podría pasar perfectamente por un EP. Además este nuevo trabajo difiere del anterior en cuanto a la estrategia promocional llevada a cabo, ya que el álbum Body Talk se trataba de un original proyecto precedido por dos mini-álbumes llamados Body Talk Part 1 y Body Talk Part 2 para concluir en un disco que estaba compuesto por las mejores canciones de ambos álbumes, sin embargo en el caso de Honey, la cantante se ha decantado por una estrategia más tradicional. Missing U, el single presentación de Honey, llegó en agosto y se trataba de un tema electro-pop muy sentimental dedicado a su fallecido amigo Christian Falk en el que le dedica unas bonitas palabras diciéndole lo mucho que le echa de menos y las cosas que les quedaron por hacer juntos. A pesar de ser un tema bailable y up-tempo, la cantante lo afronta cantando de una manera muy emotiva como si de una balada se tratase, y comparte similitudes con su hit “Dancing On My Own”. Como segundo single, la cantante sueca presentó el tema que da título al álbum, Honey, un tema dance-pop y electro-pop interpretado por Robyn de una manera muy lánguida y melancólica.

Además de componer los 9 temas que forman parte de Honey, la cantante nacida en Estocolmo también ha participado en la producción de varias de las canciones, junto a su habitual colaborador Klas Ahlund o Joseph Mount, con quien trabaja por primera vez. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran “Human Being”, un medio tiempo electrónico, o el hipnótico “Baby Forgive Me”. Honey ha sido #1 en su nativa Suecia, sin embargo ha obtenido un recibimiento muy tibio en el resto del mundo debido a una escasa promoción, aunque es notorio mencionar su entrada en el top 40 en Estados Unidos. Aunque Honey es su disco más personal hasta la fecha y resulta muy cohesivo, palidece en comparación a Body Talk, el cual estaba compuesto por un conjunto excelente de joyas electro-pop y resultaba más divertido y alegre, sin embargo Honey es fruto de una mala época en la que ha sufrido importantes pérdidas y duros momentos personales. Sin duda, su larga espera ha merecido la pena ya que es un buen trabajo de electro-pop ejecutado de una manera muy elegante. Puntuación: 7/10.

Crítica de “I Cry When I Laugh” de Jess Glynne

Jess_Glynne_-_I_Cry_When_I_LaughJess Glynne se dio a conocer en 2014 gracias a su participación en el tema “Rather Be” de la banda electrónica británica Clean Bandit. Este tema al que Jess puso la voz fue un auténtico éxito en las pistas de baile de todo el mundo, logró el #1 en la lista de ventas de Reino Unido y Alemania, e incluso logró alcanzar el top 10 en Estados Unidos. Tras esta exitosa colaboración, la presencia de esta joven cantante fue requerida nuevamente por otro Dj, por lo que antes de su debut en solitario en el mundo de la música, Jess Glynne ya contaba con dos temas #1, algo de lo que muy pocos artistas noveles pueden presumir. Su primer tema fue Right Here, un marchoso tema dance-pop con influencia House y Garage que también tuvo buena acogida en toda Europa, sobretodo en su nativa Inglaterra, donde fue #6. Para terminar un 2014 lleno de éxitos, Jess lanzó otro single llamado Real Love, que contaba con la colaboración de Clean Bandit, con quienes triunfó meses atrás con el tema “Rather Be”. Real Love comenzaba como una balada con piano para convertirse después en un bailable tema electro-pop influenciado por el House británico, y obtuvo nuevamente un buen recibimiento en Reino Unido, donde ocupó el #2 en las listas de venta. Además de sus marchosos temas dance-pop, el carácter sencillo y humilde de Jess Glynne y su potente voz han sido las señas de identidad de esta artista desde el principio de su carrera, lo que le ha permitido conectar con el público joven europeo y hacerse un importante hueco en el mundo del Pop. Ya en 2015, Jess siguió lanzando marchosos singles de estilo dance-pop y House, como Hold My Hand, el cual se convirtió nuevamente en #1 en UK, el primero de la cantante en solitario, o Don’t Be So Hard On Yourself, con el que siguió su racha de hits, ya que también consiguió llegar a lo más alto de la lista de singles de Reino Unido, su quinto #1, puesto que otra de sus colaboraciones, en este caso con el rapero inglés Tinie Tempah en el tema “No Letting Go” también alcanzó el #1. “Don’t Be So Hard On Yourself” fue aclamado por la crítica como una de las mejores canciones del álbum, algo que yo comparto ya que en este tema Jess muestra su increíble talento vocal y como compositora, con un poderoso mensaje sobre tomar riesgos en la vida y levantarse tras haberse caído, lo que lo convierte en un himno a la perseverancia y auto-aceptación.

Tras 4 hit singles y numerosas colaboraciones de éxito, las expectativas estaban muy altas con el primer disco de Jess Glynne, el cual se puso a la venta en agosto del 2015. I Cry When I Laugh debutó en lo más alto de la lista de ventas británica y acabó vendiendo más de un millón de ejemplares en Reino Unido, todo un éxito en nuestros días, y también tuvo un desempeño positivo en el resto del mundo. Aunque se dio a conocer con temas House/Dance, la cantante londinense declaró que sus artistas favoritos y fuente de inspiración pertenecen al mundo del R&B como Adele, Amy Winehouse, Destiny’s Child, Mary J Blige o Mariah Carey, además de Lauryn Hill, cuyo álbum “The Miseducation of Lauryn Hill” le inspiró a convertirse en compositora y cantante. Debido a estas influencias, aunque dentro del álbum domine el sonido dance-pop, podemos apreciar cierto toque Soul, lo que unido a su poderosa voz hace que “I Cry When I Laugh” no sea el típico álbum Dance vacío de contenido y superficial, sino todo lo contrario ya que Jess Glyne también destaca por sus habilidades como compositora. Como quinto single Jess lanzó Take Me Home, el primer tema en forma de balada que nos ofrecía la cantante pelirroja, y recibió muy buenas críticas debido a la emotividad que trasmite su potente voz y a las profundas letras sobre el poder del amor. Take Me Home rompió su racha de chart-toppers pero aún así fue #6 en UK, aunque se comportó de una manera moderada en las listas de venta del resto del mundo. Como colofón a un disco lleno de éxitos, se eligió como último single el tema Ain’t Got Far To Go, el cual se desmarcaba de sus anteriores temas dance-pop para mostrarnos un lado diferente de su música, ya que este tema era más sosegado e influenciado por el Soul. En resumen, no estamos ante un disco dance-pop genérico, puesto que en “I Cry When I Laugh” podemos encontrar marchosos temas Dance/House para disfrutar en las pistas de baile, pero acompañados de profundas letras y una gran voz Soul. Jess Glynne llegó para quedarse. Puntuación: 7’5/10. I Cry When I Laugh – Amazon

Crítica de “Dancing Queen” de Cher

Cher-Dancing-Queen-Album-Cover-2018-billboard-embed-1Una de las divas más importantes del mundo del Pop, la incombustible Cher, ha regresado este año con su vigésimo sexto álbum de estudio, titulado Dancing Queen, que se trata de un disco formado por versiones de clásicos temas del mítico grupo ABBA. El último álbum de Cher fue Closer To The Truth, publicado en el año 2013 y que recibió grandes críticas por parte de los expertos musicales por su ecléctico sonido (ya que contenía los clásicos temas dance-pop de Cher además de baladas con influencia Country y Rock) y sobretodo por su impresionante voz que sigue siendo admirable escuchar después de tantos años. La idea de hacer un disco de versiones de temas de ABBA surgió tras la aparición de Cher en la película “Mamma Mia! Here We Go Again”, donde además de actuar, la veterana cantante interpretaba los temas “Fernando” y “Super Trouper” del legendario grupo sueco. Los componentes de ABBA suelen ser reacios a que versionen sus canciones pero no han podido negarse a que una de las mejores voces de todos los tiempos haya tomado algunos de sus clásicos temas para dar forma a su nuevo trabajo discográfico. El single presentación del álbum ha sido Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight), que gracias a su magnífica versión nos ha hecho olvidar que los famosos primeros acordes de la canción fueron utilizados en el hit Hung Up de Madonna. Gimme! mantiene el espíritu Disco de este clásico de ABBA pero añade el toque dance-pop típico de Cher y su famoso efecto vocoder, haciéndolo más actual. Pese al gran potencial que podría tener este single en las listas de venta, Cher apenas ha promocionado dicho single ni ha grabado videoclip del tema. El segundo single ha sido SOS, y en esta ocasión Cher ha dado una mayor promoción al tema, interpretándolo en directo en el programa de Ellen DeGeneres, y grabando un videoclip (aunque Cher no aparece, y en su lugar lo hacen un grupo de mujeres con un look muy años 70, dando un mensaje de empoderamiento femenino y unidad entre las mujeres). Como último single antes de la publicación del disco, Cher ha lanzado su versión de One of Us, perteneciente originalmente al famoso disco The Visitors de ABBA, y que se trata de la única balada del álbum.

Cher ha respetado la esencia de las canciones de ABBA, y aunque ha añadido su particular estilo, su potente voz y un toque más moderno y electrónico, no ha cambiado el espíritu del famoso grupo sueco. Es una alegría ver que mis dos canciones favoritas de ABBA, The Winner Takes It All y Dancing Queen, están presentes en este álbum, además de otros clásicos como Mamma Mia o Waterloo, dos de los temas más icónicos y recordados del grupo. Como contrapunto a estos temas bailables y up-tempo están las baladas Chiquitita y Fernando, pertenecientes al lado más tranquilo y emotivo de este trabajo. El único punto en contra es que el álbum sólo contiene 10 temas, y teniendo en cuenta el amplio catálogo musical de ABBA, Cher podría haber elegido unos cuantos temas más para añadir a este magnífico trabajo. Sin duda, Dancing Queen es uno de mejores álbumes del año, con el que Cher rescata la música de uno de los grupos más importantes de todos los tiempos, haciendo que el legado de ABBA siga presente en nuestros días y gracias a él, los jóvenes que no pudieron disfrutar de la música del grupo, descubran sus canciones a través de una de las mayores divas del mundo de la música. Puntuación: 8’5/10.