Throwback Review: ‘Christina Milian’

Christina Milian albumComo ya he comentado en anteriores ocasiones, la mayoría de mis álbumes favoritos fueron lanzados durante los últimos años de los 90 y primeros del 2000, cuando la industria musical vivía uno de sus mejores momentos gracias a la aparición de un buen número de artistas y grupos de fama mundial respaldados por una gran base de fans como Backstreet Boys, N’Sync, Christina Aguilera o Britney Spears, la mayoría de ellos encuadrados dentro de un pop comercial muy accesible e inmediato pero influenciados por el sonido de moda, el R&B, que vivió su época dorada durante aquellos años y cuya fusión de ambos podríamos definir como urban-pop, que se convirtió en un estilo muy popular en los años cercanos al cambio de milenio. Otra de las cantantes que surgieron en aquella época fue Christina Milian, una ‘pop star’ popular durante los primeros años de la década del 2000 que contaba con un gran potencial y talento suficiente como para competir con otras ‘princesas del pop’, pero lamentablemente su carrera musical acabó demasiado pronto. Coincidiendo con el vigésimo aniversario del lanzamiento del primer álbum de Christina Milian haré una crítica en retrospectiva de este trabajo. Una joven Christina Milian hizo su primera aparición musical en el año 2000 con el single ‘Between Me and You’ del rapero Ja Rule, que resultó un hit en la lista americana y también tuvo moderado desempeño en mercados internacionales y gracias al cual consiguió un contrato discográfico con Def Jam y empezó a grabar su primer disco. En octubre de 2001 se puso a la venta el álbum debut de Christina Milian, titulado de manera homónima y compuesto por un compendio de marchosos temas dance-pop, baladas de estilo pop/R&B y medios tiempos R&B influenciados por el sonido Hip-Hop con colaboraciones de raperos. El álbum sólo se lanzó en Europa ya que tras los recientes atentados del 11 de septiembre su publicación en Estados Unidos fue retrasada y finalmente nunca fue lanzado en tierras americanas, aunque en 2020 fue añadido a las plataformas de música en streaming. La cantante de New Jersey compuso la mayoría de los temas presentes en el álbum basándose en experiencias personales propias y entre los productores implicados en este proyecto se encuentran Bloodshy & Avant, Irv Gotti, Jermaine Dupri, Evan Rogers, Carl Sturken y StarGate, quienes dieron forma a un álbum que navegaba entre el pop y un R&B muy accesible a todos los públicos, estilo que dominó durante los primeros años de la década del 2000.

El single presentación del álbum, AM To PM, llegó en verano de 2001 y se trataba de un enérgico tema dance-pop influenciado por el sonido R&B con pegadizas letras acerca de salir de marcha y pasarlo bien, compuesto por la propia Christina Milian bajo la producción del dúo sueco Bloodshy & Avant, quienes eran relativamente poco conocidos por entonces aunque alcanzarían el éxito años más tarde con ‘Toxic’ de Britney. Aunque el álbum recibió opiniones diversas, AM To PM fue considerado uno de los temas más sobresalientes y resultó un éxito moderado a nivel mundial: en Estados Unidos y Australia ocupó el top 30 pero en Reino Unido tuvo un desempeño muy superior y alcanzó el #3 en la lista de ventas. Ya en 2002 se lanzó el segundo y último single, When You Look At Me, que era otra de las producciones de Bloodshy & Avant para el álbum y nuevamente se trataba de un bailable tema up-tempo pop/R&B cuyas letras hacían referencia a que no debes juzgar a una persona por la primera impresión. ‘When You Look At Me’ superó el desempeño comercial del anterior single y fue top 10 en Australia y top 20 en Francia y Alemania, aunque no logró entrar en la lista americana. En Reino Unido resultó otro hit para Christina Milian y volvió a ocupar el #3. Aunque los dos singles lanzados fueron moderadamente exitosos en Europa y Australia, las ventas del álbum fueron muy bajas (hay que tener en cuenta que nunca fue publicado de manera oficial en tierras americanas) y alcanzó su mejor posición Reino Unido, donde fue certificado oro.

El álbum debut de Christina Milian recibió críticas mixtas por parte de los expertos musicales: algunos alabaron la agradable y dulce voz de la joven cantante americana y el carácter marchoso y bailable de las canciones, mientras que otros sintieron que las letras carecían de personalidad y originalidad. Desde sus inicios Christina Milian fue comparada a otras jóvenes ‘pop stars’ que triunfaban durante la época como Britney Spears o Christina Aguilera aunque contaba con un toque urbano más pronunciado, inspirado en cantantes como Janet Jackson o Aaliyah. Christina Milian no defrauda cuando muestra su lado más bailable y animado a través de temas dance-pop, como ‘Got To Have You’, que destaca por el uso de violines, ‘You Make Me Laugh’ o ‘Your Last Call’, que por el contrario tiene un toque más electrónico, todos ellos producidos por Bloodshy & Avant, quienes fueron responsables de los temas más up-tempo del disco. Dentro del lado R&B/Hip-Hop del álbum encontramos temas interesantes como ‘Get Away’, que cuenta con la participación de Ja Rule y ‘Spending Time’ en el que colabora la rapera Charli Baltimore, ambos bajo la producción de Irv Gotti, quien ya había sido el responsable de ‘Between Me and You’ de Ja Rule. También hay varias baladas que muestran el lado más emotivo de Christina y sacan a relucir su talento vocal, como ‘Thank You’ y ‘Until I Get Over You’, producidas por Evan Rogers y Carl Sturken o ‘It Hurts When…’, una balada de desamor en cuyos créditos se encuentra el cantante Montell Jordan. En la edición deluxe del álbum, que está disponible desde el año pasado en las plataformas musicales, destaca el tema up-tempo ‘You Snooze, You Lose’, la aportación del dúo StarGate al álbum.

El talento de Christina Milian es indiscutible: tiene buena voz, es atractiva y una gran bailarina, pero si acabó fracasando fue a causa de la confusa estrategia comercial de su discográfica, que no supo cómo posicionarla en el mercado y venderla al público, si como una cantante R&B o como una ‘princesa del pop’ como Britney y Xtina, lo que unido a errores como que el álbum no fuera publicado en Estados Unidos y la escasa promoción que recibió su música, le restó una importante cuota de mercado y sentenció su carrera. Aún así, estamos ante un álbum más que digno lleno de canciones pop/R&B de letras sencillas, pero enormemente pegadizas y efectivas. Temas imprescindibles: Got To Have You, You Make Me Laugh, When You Look At Me, AM To PM y Your Last Call. Puntuación: 8/10.

Throwback Review: «It’s About Time» de Christina Milian

Christina milianEn el año 2000, el rapero Ja Rule colaboró con una joven y desconocida cantante llamada Christina Milian en su single ‘Between Me and You’, que obtuvo buena acogida en la lista americana. Un año más tarde, la risueña Christina Milian lanzó su single debut, llamado ‘AM To PM’, un marchoso tema que conquistó al público europeo aunque cosechó un moderado rendimiento en Estados Unidos. Su siguiente single ‘When You Look At Me’ replicó su éxito en Europa, pero no se lanzó en tierras americanas. Por extrañas razones su disco debut, llamado de manera homónima, no se publicó en Estados Unidos y sólo se puso a la venta de manera muy limitada en Europa. El estilo musical de Christina Milian combinaba R&B, pop y dance-pop y la podemos considerar como cantante perteneciente a un R&B muy comercial y accesible y cercano al pop. Durante esa época, Christina también hizo sus pinitos en el mundo del cine, ya que aunque es más conocida como cantante, su primer sueño fue ser actriz. Christina sintió que su música no encajaba en el mercado americano, por ello centró su promoción en Europa, donde sus singles funcionaron bien en las listas de venta y tras su tour por tierras europeas, decidió no publicar su disco en Estados Unidos por el cambio de tendencia musical allí y comenzó a grabar su segundo álbum. Christina viajó por todo el mundo y grabó canciones para su segundo álbum junto a productores pop como Bloodshy & Avant (responsables de sus dos primeros singles), y otros encuadrados en el género R&B para darle un toque más urbano a la música de la cantante, como Rodney «Darkchild» Jerkins, Bryan-Michael Cox, Cory Rooney y Warryn Campbell.

Su segundo álbum y el primero publicado en Estados Unidos, fue titulado de manera muy acertada, It’s About Time, debido al largo lapso de tiempo desde su primer álbum y por el hecho de ser el primer disco que se pone a la venta en tierras americanas. El single presentación de este nuevo trabajo, Dip It Low, era un tema más R&B que los anteriores singles de Christina Milian y contaba con la colaboración del rapero Fabolous. Dip It Low mostraba una mayor madurez en la música de la cantante, recibió buenas críticas y además fue exitoso en las listas de los principales mercados musicales, como Gran Bretaña, donde fue #2, su mejor posición en dicho país o el top 10 en otros países europeos. Dip It Low alcanzó el #5 en Estados Unidos, convirtiéndose en la mejor posición de Christina en lista Billboard y su primer gran éxito.

El segundo single del álbum fue Whatever U Want, un marchoso tema dance-pop con influencia R&B/Hip-Hop que contaba con la colaboración del rapero Joe Budden y aunque tuvo buena acogida en las islas británicas y en otros países europeos, en Estados Unidos y el resto del mundo tuvo un recibimiento muy mediocre. Para este segundo álbum, la cantante mostró una gran evolución como cantante y bailarina, además se evidenció una imagen más adulta, sexy y provocativa, abandonando su imagen dulce y juvenil, especialmente en el videoclip de Dip It Low, donde Christina bailaba de manera muy sensual. A raíz de esta nueva etapa musical de Christina, surgieron comparaciones con otras cantantes como Beyoncé y Jennifer Lopez, aunque también con Ashanti y Britney Spears, mostrando su influencia por la música R&B y pop. Dentro de ‘It’s About Time’ encontramos un compendio de marchosos temas dance-pop y medios tiempos y baladas de estilo R&B y aunque la dulce voz de Christina no es tan potente como la de otras cantantes del género, es muy agradable y ha evolucionado con respecto a su primer álbum. Los temas más destacados del disco son Dip It Low, Get Loose, producido por Darkchild y los dos bonus track: el tema electro-pop ‘I Can Be That Woman’ y el marchoso ‘Hands On Me’. Puntuación: 7’5/10.

Los mejores discos de R&B (Parte IV)

Brandy-Full_MoonFull Moon es el tercer álbum de estudio de Brandy, el siguiente publicado tras el enorme éxito de «Never Say Never», que la catapultó al olimpo de las cantantes de R&B. Full Moon está prácticamente producido por Darkchild y su equipo, que en este disco intentaron darle a la cantante un sonido más arriesgado y moderno. Full Moon es un disco de transición en el que Brandy pasó a ser una mujer adulta y segura de sí misma y abandonó la imagen de adolescente de sus anteriores álbumes. «What About Us?» fue el single presentación del álbum y se trataba de un tema R&B uptempo muy vanguardista que contenía el nuevo y arriesgado sonido de Darkchild. Este single gozó de gran éxito en todo el mundo y ocupó el top 10 en las listas de Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Dicho single estuvo acompañado del video más espectacular que ha protagonizado Brandy en toda su carrera, donde mostraba su nueva imagen más madura y moderna. En Europa se lanzó como versión oficial el remix de Simon Vegas de What About Us?, con un sonido R&B más clásico y acorde a los gustos europeos. El siguiente single fue «Full Moon», el tema que da título al disco, y que no tuvo tanta repercusión como el anterior debido al embarazo de la cantante, que hizo que la promoción de este disco disminuyera y no se lanzaran más sencillos.

Full Moon contiene ritmos up-tempo y futurísticos como «I Thought», uno de los mejores temas del disco, aunque siguen apareciendo las características baladas en las que observamos la gran voz de Brandy como «Nothing» o «Come a Little Closer». También se incluye la versión que Brandy hizo junto a su hermano Ray J del clásico «Another Day In Paradise», que consiguió gran éxito en Europa. Full Moon estuvo nominado en 2003 a los premios Grammy en la categoría de mejor álbum R&B contemporáneo. Las ventas de este disco fueron buenas, pero más bajas en comparación a su anterior disco «Never Say Never» y tras Full Moon, la popularidad de la cantante fue en descenso. Sin embargo tanto el estilo musical y la producción del disco como la habilidad vocal y los diversos registros de Brandy han servido de inspiración e influencia para otros cantantes y productores de R&B. 

Beyonce_BdayDeluxeBeyoncé, la líder y voz principal de Destiny’s Child, hizo su debut en solitario en el año 2003 con «Dangeroulsy In Love». Temas como «Crazy In Love» o «Baby Boy» la catapultaron al estrellato y se convirtió en una de las solistas más importantes dentro del pop y el R&B. Aunque este álbum tuvo ventas millonarias y los cuatro singles extraídos tuvieron un tremendo éxito, el resto del álbum era más bien aburrido y compuesto por canciones de relleno, sin embargo su segundo álbum B’Day, lo encuentro más equilibrado, completo y armonioso en su conjunto y lo considero el mejor disco de Beyonce en solitario. B’Day fue publicado en 2006 el día del cumpleaños de Beyonce, de ahí este nombre, y fue presentado con el single «Dèja Vu», en el que colaboraba su entonces novio y actual marido Jay-Z. Tanto este tema como el resto del album destaca por el uso de más instrumentos musicales y menos sintetizadores, por ello suena más orgánico como si fuera «en directo». También destacan las influencias Funk y Hip Hop que tiene B’Day y el estilo sureño en general, que Beyonce también quiso darle a la portada y al artwork del disco. Algunos de los mejores productores del momento estuvieron implicados en este disco, como The Neptunes, Rich Harrison, Stargate, Swizz Beatz o Darkchild, aunque Beyonce tuvo un papel muy activo en la composición y producción de los temas.

«Irreplaceable» fue el single más exitoso y memorable del álbum, se mantuvo durante 10 semanas en el #1 de la lista americana y también experimentó un gran éxito en el resto del mundo. B’Day fue #1 en Estados Unidos con más de 500 mil copias en su primera semana a la venta, fue certificado triple platino por ventas superiores a los tres millones de copias y ganó un premio Grammy al mejor álbum de R&B contemporáneo. B’Day fue re-editado posteriormente añadiendo nuevos temas (algunos de ellos en español) y dando un mayor aliciente al álbum, como el tema «Beautiful Liar», con un aroma latino y a dúo con Shakira. 

Durante los años 90, Mary J Blige se hizo un importante hueco en el género Soul/R&B con sus dos primeros discos, What’s The 411? y My Life, que se convirtieron en un gran éxito de crítica y público gracias a la maravillosa e inconfundible voz de Mary, por la gran calidad de sus temas y su cuidada producción. Ambos álbumes fueron top 10 en Estados Unidos y certificados multi-platino por ventas superiores a los tres millones. En 1997 Mary J Blige publicó su tercer álbum de estudio, Share My World, que logró llegar a lo más alto de la lista americana, convirtiéndose en el primero de los álbumes #1 que ha conseguido la cantante en Estados Unidos. En este trabajo discográfico se alejó ligeramente del sonido Hip Hop Soul que le dio el productor y rapero Puff Daddy en sus dos primeros discos para centrarse en el R&B y Soul. Share My World cuenta con varias colaboraciones de artistas de Rap, como la de Nas en el primer single «Love Is All We Need» o Lil Kim en «I Can Love You», uno de los singles más exitosos del álbum. Entre los responsables del disco se encuentran grandes figuras del panorama urbano como Rodney «Darkchild» Jerkins en uno de sus primeros éxitos como compositor y productor, Terry Lewis & Jimmy Jam, o Poke & Tone, actualmente conocidos como Trackmasters. En el disco Share My World se incluye como bonus track el tema «Not Gon’ Cry», perteneciente a la exitosa banda sonora de la película Waiting To Exhale, y que logró el #2 en la lista americana de singles, la mejor posición de Mary hasta el momento y uno de sus temas estrella. Sin duda «Share My World» es uno de los mejores álbumes del R&B más puro y clásico que se hacía en los años 90 y que ayudó a convertirse a Mary J Blige en la Reina del Hip Hop Soul y una de las figuras más respetadas e importantes del R&B contemporáneo.

Brandy_afrodisiacUn ejemplo perfecto de que algunos buenos álbumes no funcionan bien en las listas de ventas es Afrodisiac de Brandy, que se encuentra en mi lista de discos favoritos, donde la cantante aparece en varias ocasiones. Afrodisiac es el cuarto álbum de estudio de Brandy y el primero en el que trabajó con Timbaland, que produjo la mayoría de las canciones del disco. Brandy había trabajado en sus dos anteriores discos con el productor Darkchild, que le dio gran fama y éxito a la cantante, pero para este nuevo trabajo Brandy decidió experimentar con nuevos productores, y ante la negativa de Darkchild de co-producir este disco junto a Timbaland, se desvinculó del proyecto. Dentro de Afrodisiac se pueden encontrar temas muy interesantes, como el primer single «Talk About Our Love», con la colaboración de Kanye West y que él mismo produjo. Tuvo muy buena acogida en Reino Unido, donde fue top 10, pero en Estados Unidos y el resto del mundo tuvo un desempeño muy moderado. El segundo single para el mercado internacional fue Afrodisiac, el tema que da título al disco y se caracteriza por tener el inconfundible sonido y producción de Timbaland. Como último single se lanzó «Who Is She 2 U» únicamente en el territorio americano y sin nada de promoción se convirtió en un flop para Brandy. Algunos de los mejores temas del álbum son «Focus», «Come As You Are» o «Should I Go», en el que aparece un sample del tema Clocks de Coldplay. Afrodisiac apenas vendió medio millón en Estados Unidos y fue un fracaso en el resto del mundo, con unas cifras muy bajas respecto a Full Moon y sobretodo Never Say Never. A pesar del buen tándem que hacen Brandy y Darkchild hay que reconocer que Timbaland le proporcionó grandes canciones a Brandy, creando un álbum R&B muy completo y moderno y que ha servido de inspiración para otros cantantes.

Keyshia Cole tuvo muy buena acogida con sus dos primeros álbumes «The Way It Is» y «Just Like You», los cuales recibieron muy buenas críticas por parte de los expertos musicales y fueron certificados platino por vender más de un millón de copias en Estados Unidos. A parte de por su música, Keyshia Cole ha conseguido gran popularidad por su participación en su propio reality show en la TV americana, donde resultó un éxito de audiencia. A finales de 2008 fue publicado el tercer disco de estudio de Keyshia, llamado A Different Me, que debutó en el #2 de la lista americana de álbumes con más de 300 mil ejemplares vendidos en la primera semana, la mejor cifra de toda su carrera. Este álbum acabó vendiendo un millón de copias y nuevamente fue certificado platino, demostrando la leal base de fans que tiene la cantante. A diferencia de sus anteriores álbumes, «A Different Me» no está tan centrado en la angustia y el dolor provocado por sus relaciones con los hombres del pasado y es un disco más optimista y alegre, a pesar del característico tono de rabia y angustia en la voz de Keyshia Cole. El primer single fue «Playa Cardz Right», con la colaboración póstuma del icono del rap Tupac Shakur y es la respuesta femenina a la versión masculina del tema que aparece en el disco póstumo del rapero. Este tema cosechó éxito en la lista Billboard a pesar de no contar con videolclip ni mucha promoción. El segundo single elegido fue «You Complete Me», que también tuvo buena acogida en la lista americana, pero de los singles lanzados el mejor sin duda fue la preciosa balada «Trust» a dúo con la cantante Monica. «A Different Me» es uno de los mejores álbumes de R&B de los últimos años, y es uno de los pocos discos de este género que se puede escuchar de principio a fin, ya que todas las canciones enganchan por la gran produción de Ron Fair y la desgarradora voz de Keyshia.

LetoyaletoyacoverLeToya Luckett alcanzó la popularidad por ser una de las 4 componentes originales del exitoso grupo femenino Destiny’s Child. En mitad de la promoción del segundo álbum, LeToya y LaTavia abandonaron el grupo por supuestas disputas con el manager y padre de Beyoncé por el excesivo protagonismo de ésta. Después de abandonar Destiny’s Child formó un nuevo grupo musical junto a LaTavia Roberson llamado Anjel, pero este proyecto no llegó a cuajar y tras varios años sin saber nada de ella, LeToya Luckett regresó en 2006 al panorama musical y nos sorprendió muy gratamente cuando se lanzó en solitario ya que descubrimos que tenía un gran talento como cantante y compositora, ya que durante sus días en Destiny’s Child estuvo eclipsada por el protagonismo de Beyoncé y apenas la oímos cantar.

Su disco debut, titulado simplemente LeToya, fue publicado en 2006, contó con la producción de grandes nombres como J.R. Rotem, Scott Storch, Bryan-Michael Cox o Jermaine Dupri, y la mayoría de las canciones estaban compuestas por ella misma. El estilo musical del álbum es R&B con una fuerte influencia del sonido Hip Hop, especialmente del Southern Rap, ya que en el disco aparecen varios raperos de Houston, Texas, de donde es originaria LeToya. Tras dos singles promocionales, U Got What I Need y All Eyes On Me, lanzó su primer single oficial, “Torn”, que fue un éxito en las listas R&B de Estados Unidos y gracias a la gran acogida de este single dentro del circuito urbano, el álbum debutó en el #1 de la lista americana, convirtiéndose en la segunda componente de Destiny’s Child en solitario que conseguía un álbum #1, algo que Kelly Rowland no ha logrado. Más de medio millón de copias fueron vendidas de “LeToya” y fue certificado platino en Estados Unidos. Los siguientes singles no corrieron la misma suerte: “She Don’t”, el segundo single y uno de los mejores temas del álbum ni siquiera entró en la lista americana, al igual que «Obvious», el tercer single.

Christina milianEn 2000, el rapero Ja Rule colaboró con una joven y desconocida cantante llamada Christina Milian en su single «Between Me And You», que obtuvo buena acogida en las listas británica y americana. Un año más tarde, Christina lanzó su single debut, llamado «AM To PM», un marchoso tema que conquistó al público europeo aunque cosechó un moderado rendimiento en Estados Unidos. Por extrañas razones, su disco debut, llamado de manera homónima, no se publicó en Estados Unidos y sólo se puso a la venta de manera muy limitada en Europa. El estilo musical de Christina Milian combina R&B, pop y dance y la podemos considerar una cantante de Urban-pop. Durante esa época, Christina también hizo sus pinitos en el mundo del cine, ya que aunque es más conocida como cantante, su primer sueño fue ser actriz. Christina sintió que su música no encajaba en el mercado americano, por ello centró su promoción en Europa, donde sus singles funcionaron bien en las listas de venta y tras su tour por tierras europeas, decidió no publicar su disco en Estados Unidos por el cambio de tendencia musical allí y comenzó a grabar su segundo álbum. Christina grabó canciones para su segundo álbum junto a productores pop como Bloodshy & Avant (responsables de sus dos primeros singles), y otros encuadrados en el género R&B para darle un toque más urbano a la música de la cantante, como Darkchild, Bryan Michael Cox o Cory Rooney.

Su segundo álbum, y el primero publicado en Estados Unidos, fue acertadamente titulado It’s About Time, debido al largo lapso de tiempo desde su primer álbum y el hecho de ser el primer disco que se pone a la venta en tierras americanas. El single presentación de este nuevo trabajo, Dip It Low, era un tema más R&B que los anteriores singles de Christina y contaba con la colaboración del rapero Fabolous. Dip It Low mostraba una mayor madurez en la música de la cantante, recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales y además tuvo gran éxito en las listas de los principales mercados musicales, como Gran Bretaña, donde fue #2, su mejor posición en dicho país. Dip It Low fue #5 en Estados Unidos, convirtiéndose en la mejor posición de Christina en lista Billboard y su primer gran éxito a nivel comercial. Para este segundo álbum, la cantante mostró una gran evolución como cantante y bailarina, además abandonó su imagen juvenil y sencilla para adoptar otra más adulta, sexy y provocativa, especialmente en el videoclip de Dip It Low, donde Christina bailaba de manera muy sensual. A raíz de este cambio musical y personal de Christina, surgieron comparaciones con otras cantantes como Beyonce, Ashanti y Jennifer Lopez.