The Best of R&B: ‘Born To Do It’ de Craig David

craig-david born to do itEn agosto del año pasado se cumplió el vigésimo aniversario del lanzamiento de uno de los álbumes de R&B más icónicos de la década del 2000. Me estoy refiriendo a Born To Do It, el disco debut del cantante británico Craig David. Antes de lanzar este disco, el cantante nacido en Southampton participó en el tema ‘Re-Rewind’ del dúo inglés Artful Dodger, el cual se convirtió en un éxito a finales del 1999 en la lista británica de singles, donde alcanzó el #2 y dio el impulso definitivo a la carrera musical de Craig David. A raíz de su participación en este tema y sin tener contrato con ningún sello discográfico, Craig David empezó a trabajar en su primer álbum con uno de los miembros de Artful Dodger, Mark Hill, el cual se convertiría en su productor habitual y responsable de varios de sus posteriores éxitos. Impresionado por el talento como vocalista y compositor del joven cantante y su madurez, el jefe de Wildstar Records le fichó en su discográfica tras escuchar una maqueta con sus canciones y le dio la oportunidad de grabar su álbum debut. Born To Do It está formado por 12 temas compuestos en su totalidad por Craig David y Mark Hill y encuadrados dentro del R&B y el 2-Step, un sub-género del Garage (sonido típicamente británico nacido a finales de los 90) con influencia Hip Hop que trata temas como el amor, las relaciones y salir de fiesta. Gracias al éxito de los singles lanzados, ‘Born To Do It’ debutó en el #1 de la lista británica de álbumes con más de 225 mil copias en su primera semana a la venta, convirtiéndose en el disco debut de un solista británico más vendido en una semana (título que todavía ostenta en la actualidad) y acabó siendo certificado 6 veces platino en Reino Unido por superar 1’8 millones de copias. A nivel internacional el álbum también tuvo una respuesta comercial muy positiva: ocupó el top 5 en Australia, Canadá, Alemania o Francia y vendió más de 7 millones de ejemplares en todo el mundo. Cabe destacar el buen desempeño de ‘Born To Do It’ en Estados Unidos (donde alcanzó el #11 y superó el millón de copias) pese a ser un mercado muy poco receptivo a los artistas británicos. Born To Do It forma parte del top 40 de los álbumes más exitosos de la historia de la música británica y ha sido incluido en varias publicaciones que recogen los mejores álbumes de todos los tiempos. El álbum recibió excelentes críticas por su magnífica y rica producción, que destaca por su uso prominente de guitarra española y sus marcados bajos, y la suave y agradable voz de Craig David, quien mostraba su versatilidad como artista rapeando en varios temas.

El single presentación del álbum fue Fill Me In, un marchoso tema 2-Step Garage con influencia R&B en el que Craig David habla de los inicios de una relación con una chica que acaba de conocer y cómo los padres de ella sospechan de las intenciones de él. Fill Me In resultó un gran éxito comercial: debutó en el #1 de la lista británica, fue top 10 en Australia o Canadá y alcanzó el #15 en Estados Unidos, una gran posición para un tema de estilo Garage y perteneciente a un artista británico. Fill Me In acabó el 2000 como una de las 10 canciones más exitosas del año en Reino Unido y superó el medio millón de copias vendidas. Como segundo single se lanzó 7 Days, un tema R&B con uso prominente de guitarra y pegadizas letras en las que Craig detalla los planes que tendrá los siguientes días de la semana tras haber conocido a una chica que le gusta. 7 Days alcanzó nuevamente el #1 en Reino Unido (su segundo y último #1 en UK) donde vendió más de un millón de copias y en Estados Unidos consiguió llegar al #10, la mejor posición de Craig David en la lista Billboard y permanece como su último gran éxito en tierras americanas. 7 Days recibió excelentes críticas por parte de los expertos musicales y fue nominado a single del año en los premios BRIT (aunque perdió contra Robbie Williams) y a mejor actuación vocal masculina de pop en los Grammy. 7 Days es uno de los temas más representativos de la carrera de Craig David y su single más famoso y exitoso. El tercer single fue Walking Away, un emotivo tema mid-tempo R&B en el que el cantante inglés relata una dolorosa ruptura amorosa por falta de compromiso pero confía que en un futuro le llegarán días felices. Walking Away alcanzó el #3 en la lista británica y ocupó el top 50 en Estados Unidos, donde se convirtió en la última entrada de Craig David en la lista americana. Pese a que en el álbum predominan los temas up-tempo, también encontramos canciones más lentas como Rendezvous, una balada R&B mid-tempo en la que el cantante inglés relata una cita que tendrá con una chica por la noche y resultará una romántica y maravillosa velada. Aunque su impacto comercial fue inferior al de los anteriores singles, ocupó el top 10 en la lista británica.

Entre los temas más interesantes de ‘Born To Do It’ se encuentran ‘Time To Party’, un marchoso tema R&B y dance-pop que cuenta con un pequeño rap de Craig David y resulta uno de los temas más pegadizos y adictivos del álbum, ‘Last Night’, un tema R&B de rica instrumentación en el que el cantante se presenta a sí mismo como un auténtico Casanova cuando sale a ligar a las discotecas o ‘Can’t Be Messing ‘Round’, un tema R&B up-tempo de ritmo trepidante e influencias Hip Hop en el que relata cómo conoce a una chica que le gusta pero decide no tener nada con ella porque tiene novia y quiere respetarla. Una de las pocas baladas que encontramos en el álbum es la sensual ‘Follow Me’, en la que habla de cómo sería pasar una noche de pasión con él. En resumen, Born To Do It es el epítome del sonido R&B que triunfó durante aquellos años, resulta uno de los álbumes de R&B más icónicos e influyentes de la historia de la música británica y fue el responsable de presentarnos a una de las mejores voces de la década del 2000. Personalmente le tengo gran cariño a este disco ya que fue uno de los que más escuché durante aquellos años e hizo de Craig David uno de mis cantantes masculinos favoritos. Temas imprescindibles: 7 Days, Walking Away, Time To Party, Can’t Be Messing ‘Round, Last Night, Follow Me y Fill Me In. Puntuación: 9/10. 

Throwback Review: ‘American Life’ de Madonna

American LifeEl primer álbum de Madonna de la década del 2000 fue Music, el cual recibió excelentes críticas por parte de los expertos musicales, tuvo un desempeño comercial espectacular (fue #1 en más de veinte países y superó los 10 millones de copias en todo el mundo) y contó con hit singles de la talla de ‘Music’ o ‘Don’t Tell Me’. Tras la extensa gira ‘Drowned World Tour’, que promocionaba tanto ‘Music’ como ‘Ray of Light’ y se convirtió en la gira más exitosa del año 2001, Madonna publicó su segundo disco de grandes éxitos y retomó su faceta como actriz protagonista en la película ‘Swept Away’ (‘Barridos por la Marea’ en España) e hizo un pequeño papel en ‘Die Another Day’, perteneciente a la saga de James Bond. Además de participar en la película de 007, Madonna grabó una canción para su banda sonora, Die Another Day, que se trataba de un tema electro-pop y dance-pop producido por Mirwais Ahmadzaï que destacaba por su uso prominente de violines y la voz de Madonna muy distorsionada. ‘Die Another Day’ recibió críticas negativas por su desacertada elección como canción principal de una película de James Bond, ya que su sonido electrónico no encajaba con el habitual estilo presente en la saga, sin embargo recibió dos nominaciones a los premios Grammy (entre ellas mejor grabación Dance) y en el terreno comercial resultó un nuevo éxito para Madonna: fue #1 en España y Canadá, ocupó el top 5 en Australia, Reino Unido o Alemania y el top 10 en Estados Unidos. Una vez que terminó sus compromisos profesionales como actriz, la cantante de Michigan volvió al estudio de grabación para dar forma a su siguiente proyecto musical. En abril de 2003 vio la luz el noveno álbum de estudio de Madonna, American Life, que seguía la estela musical de su anterior trabajo ‘Music’ y estaba formado por 11 temas encuadrados dentro del electro-pop y dance-pop con gran influencia del sonido folk y uso prominente de guitarras acústicas, reminiscencia de Music. Madonna compuso todos los temas del álbum junto con el productor francés Mirwais Ahmadzaï (responsable de 6 temas de Music) quien se encargó de la entera producción del álbum, con pequeñas participaciones de otros productores como Stuart Price, Guy Sigsworth y Mike ‘Spike’ Stent. American Life es un álbum conceptual que trata temas como el materialismo y la búsqueda del ‘Sueño Americano’ y supone la respuesta de Madonna como ciudadana estadounidense ante trágicos acontecimientos sucedidos en los últimos años como el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York y la guerra de Irak, que tuvieron un profundo efecto en la sociedad americana y crearon una sensación de desasosiego, paranoia y desolación entre la población. Las críticas de Madonna en contra del materialismo y la superficialidad presente en la actual sociedad suponían una divergencia con respecto a la reputación que se ganó la cantante durante los años 80 con canciones como ‘Material Girl’, apodo que se le daría a Madonna y cuyas letras citaban “porque estamos viviendo en un mundo material y yo soy una chica material”, lo que chocaba con la opinión actual de la Reina del Pop. Durante la promoción de American Life, Madonna lució un look militar y revolucionario que encajaba con el mensaje del álbum y en la portada recreó la icónica foto del Che Guevara con su boina militar. Como dato curioso, Madonna lucía melena morena en la portada de un álbum por primera vez en 14 años, concretamente desde ‘Like a Prayer’ (si bien no aparecía su cara en la portada del álbum, en las fotos promocionales sí lucía melena morena) aunque es cierto que durante la era ‘Ray of Light’ también aparecía morena en varios de sus videoclips como ‘Frozen’, ‘Nothing Really Matters’ o ‘The Power of Good-Bye’.

El single presentación fue el tema que daba título al álbum, American Life, en el que Madonna critica la cultura del ‘Sueño Americano’, la fama y la superficialidad de la vida moderna. Este tema está encuadrado dentro del electro-pop pero contiene gran influencia folk y uso de guitarra acústica durante el estribillo e incorpora un rap en el que Madonna relata todos los privilegios de los que goza (“tengo un abogado, un manager, un agente, un chef, tres niñeras y un asistente”) pero que no le hacen ser feliz ni estar satisfecha y declara vivir fuera del ‘Sueño Americano’, además de declararse como no cristiana. American Life recibió numerosas y feroces críticas en Estados Unidos por sus polémicas letras, por ello muchas radios americanas dejaron de pinchar el tema, de ahí que apenas alcanzara el top 40 en Billboard, convirtiéndose en la peor posición de un ‘lead single’ de Madonna hasta el momento. En el resto del álbum sin embargo tuvo un desempeño comercial muy positivo y fue #1 en Canadá, #2 en España o Reino Unido y top 10 en Italia, Francia o Alemania. El videoclip original de American Life, de temática militar y con un contenido muy violento y agresivo (en el que incluso tiraba una granada al presidente Bush) finalmente no vio la luz por expresa decisión de Madonna debido al inestable clima político en Estados Unidos por la reciente guerra de Irak, por ello se grabó un segundo videoclip más inofensivo en el que cantaba delante de banderas de todo el mundo.

El segundo single fue Hollywood, un marchoso tema dance-pop y electro-pop en el que Madonna continuaba con su crítica al ‘Sueño americano’ y relataba cómo muchas personas intentan conseguir la fama viajando a Hollywood (que representa el negocio del espectáculo), al que califica como un mundo codicioso y de sueños efímeros. Debido al boicot en contra de Madonna en Estados Unidos y su escaso ‘airplay’ en las radios, Hollywood fue incapaz de entrar en la lista americana, convirtiéndose en su primer single en 20 años que no entraba en el Hot 100 de Billboard, aunque alcanzó el #1 en el componente Dance Club Songs de Billboard. En el resto del mundo gozó de moderado éxito y alcanzó nuevamente el #2 en Reino Unido o España y top 5 en Canadá. Como tercer single se lanzó Nothing Fails, una balada mid-tempo pop/folk con uso prominente de guitarra acústica y coro Gospel al final de la canción que se distancia del mensaje anti-capitalista de los anteriores singles y se trata de una canción de amor. Este tema está compuesto junto a Guy Sigsworth y destaca por ser la única canción del álbum no escrita por Mirwais, aunque sí se encargó de la producción. Nothing Fails contó con una escasa promoción y ni siquiera se grabó videoclip, de ahí que tuviera un desempeño comercial muy negativo (fue el segundo single del álbum que no entraba en la lista americana) aunque alcanzó el #1 en España, uno de los mercados más receptivos durante la era ‘American Life’. El cuarto y último single del álbum fue Love Profusion, un tema dance-pop y electro-pop con uso prominente de guitarra dedicado a Guy Ritchie, su marido por entonces y en el que Madonna nuevamente expresa su confusión con respecto a la cultura americana y cómo ha perdido la ilusión. Love Profusion resultaba la apuesta más comercial y ‘radio-friendly’ del álbum y se convirtió en el tercer single #1 del álbum en España, fue top 5 en Canadá o Italia y alcanzó el #11 en Reino Unido. Aunque no fue lanzado de manera oficial como single, Nobody Knows Me se usó como sencillo promocional en las radios americanas y varios de sus remixes aparecían en el CD-single de ‘Nothing Fails’. Nobody Knows Me es un tema Dance y electro-pop, el más up-tempo del álbum y guarda similitudes con ‘Impressive Instant’, perteneciente a ‘Music’.

Entre las canciones más interesantes del álbum se encuentran ‘Intervention’, un tema electro-pop mid-tempo con gran uso de guitarra acústica en el que Madonna habla sobre el amor duradero, ‘X-Static Process’, una balada acústica que cuenta sólo con la voz de Madonna, un órgano y una guitarra, ‘Mother and Father’, un marchoso tema electro-pop y dance-pop en el que la cantante habla de la muerte de su madre cuando ella era una niña y cómo le afectó a su padre y a la relación entre ambos o ‘I’m So Stupid’ en el que expresa su desilusión por vivir en un sueño confuso y se declara “estúpida”. Pese a la intensa polémica que provocó el lanzamiento del primer single, American Life debutó en el #1 en la lista americana de álbumes con más de 240 mil copias en su primera semana, convirtiéndose en el quinto álbum #1 de Madonna en Estados Unidos y acabó siendo certificado platino por ventas cercanas al millón de ejemplares, lo que resultaban unas cifras muy inferiores a las de Music y Ray of Light, que superaron los 3 y 4 millones de copias respectivamente. A nivel internacional, American Life alcanzó el #1 en más de 10 países del mundo, incluyendo Reino Unido, Canadá, Francia o Alemania y superó los 5 millones de copias alrededor del mundo, menos de la mitad que Music. En resumen, aunque ‘American Life’ es considerado como el álbum “maldito” de Madonna y fue muy criticado en el momento de su publicación, años después ha recibido el reconocimiento que merece y personalmente es uno de mis favoritos y más escuchados dentro de su extensa carrera discográfica. Temas imprescindibles: American Life, Hollywood, Love Profusion, Intervention, Nothing Fails, Mother and Father y Die Another Day. Puntuación: 9/10.

The Best of R&B: ‘Afrodisiac’ de Brandy

2254e-brandy_afrodisiacRodney Jerkins, más conocido como Darkchild, ha sido uno de los productores musicales más importantes e influyentes de finales de los 90 y la década del 2000 (la cual considero como la época dorada del R&B) y el responsable de varias de las mejores canciones de estilo R&B que triunfaron durante aquella época, como ‘Say My Name’ de Destiny’s Child, ‘It’s Not Right But It’s Okay’ de Whitney Houston o ‘He Wasn’t Man Enough’ de Toni Braxton, que se encuentran entre mis favoritas personales y fueron incluidas en el repaso que hice a las mejores canciones R&B de todos los tiempos. Rodney Jerkins y su equipo de productores y compositores, formado por LaShawn Daniels y su hermano Fred Jerkins entre otros, trabajaron de manera extensa con Brandy en su segundo álbum de estudio ‘Never Say Never’, el cual logró un tremendo éxito durante el año 1998, vendió más de 14 millones de copias en todo el mundo y contó con el hit single ‘The Boy Is Mine’ junto a Monica y ‘Top of the World’. Tras la excepcional acogida de este álbum, Brandy volvió a contar con Darkchild para dar forma a su tercer álbum, ‘Full Moon’, al cual le imprimió un sonido más moderno, futurístico y arriesgado, inusual en el R&B de aquella época y que gozó de buenas críticas por parte de los expertos musicales. Durante la grabación de Full Moon, Brandy inició una relación sentimental con el productor Robert ‘Big Bert’ Smith, también asociado al equipo de Darkchild, con el que tuvo su primera y única hija, Sy’rai Smith y precisamente fue el embarazo de la cantante el motivo por el cual la promoción del álbum cesó abruptamente. Para su siguiente trabajo, Brandy quería incorporar un sonido más “crudo y urbano” que el mostrado en ‘Full Moon’ y decidió apartar del proyecto a su habitual colaborador Darkchild debido a sus diferencias artísticas, ya que con el paso del tiempo habían tomado una dirección musical distinta. Brandy declaró que Darkchild creó un sonido único junto a ella y luego se lo ofreció a todos los artistas con los que trabajó, por lo que necesitaba explorar nuevos sonidos y contactó con otro importante productor, Timbaland, responsable del éxito de artistas de la talla de Missy Elliott o Aaliyah. En junio de 2004 vio la luz el cuarto álbum de estudio de Brandy Norwood, titulado Afrodisiac, el cual está formado por 15 temas encuadrados dentro el R&B contemporáneo y producidos en su mayoría por Timbaland, con producción adicional de Kanye West, Neff-U, Mike City o Warryn Campbell. El R&B presente en este álbum se aleja del que había hecho la cantante hasta el momento, ya que Timbaland imprimió su particular sello pero también aportó un sonido innovador, moderno y experimental, que supondría la antesala del llamado R&B progresivo que llegaría años después. Aunque Brandy apenas participó en el proceso de composición, Afrodisiac es un álbum de carácter autobiográfico que trata temas como su ruptura con Robert Smith, la lealtad y monogamia en las relaciones o su ansiedad profesional. Además destaca por incluir numerosos samplers nada convencionales e incorpora referencias líricas a figuras de la cultura Hip-Hop/R&B de los 90 como Timbaland, Missy Elliott, Aaliyah o la propia Brandy.

El single presentación del álbum fue Talk About Our Love, un tema R&B up-tempo con influencia Hip Hop que cuenta con la producción de Kanye West, el cual también participa como artista invitado. Talk About Our Love trata sobre una relación que no cuenta con el apoyo de amigos o familiares y fue una de las últimas canciones añadidas al álbum tras una sesión adicional de grabación junto a Kanye, responsable de dos temas para el álbum. Talk About Our Love logró un éxito moderado y alcanzó el top 40 en la lista de ventas de Estados Unidos o Australia y ocupó su mejor posición en Reino Unido, donde fue #6. El segundo single lanzado en tierras americanas fue Who Is She 2 U, un tema mid-tempo R&B producido por Timbaland que describe la confrontación entre una mujer y su novio infiel, lo cual supone un himno de empoderamiento femenino y guarda similitudes con el estilo de la primera Mary J Blige. Pese a ser una de las mejores canciones del álbum y una elección muy acertada como single, ‘Who Is She 2 U’ tuvo un impacto comercial mínimo y apenas pisó el Hot 100 de la lista Billboard. En el resto del mundo, el segundo single lanzado fue Afrodisiac, un marchoso tema R&B/pop con influencias caribeñas y original melodía de flauta en el que Brandy expresa la adicción que le produce su amante, al cual le considera su “afrodisíaco”. Afrodisiac fue aclamado por la crítica por la innovadora y poco convencional producción de Timbaland, su estructura progresiva y la excelente ejecución vocal de Brandy y fue comparado con el estilo de ciertas canciones de Aaliyah y Destiny’s Child. Este single tuvo un desempeño moderado en Australia, Francia o Irlanda, donde ocupó el top 40 y alcanzó el #11 en la lista británica, haciendo de Reino Unido uno de los mercados más receptivos de la era ‘Afrodisiac’. Sin duda Afrodisiac es una de las canciones más pegadizas y accesibles del álbum y personalmente mi favorita.

Entre las canciones más destacadas del álbum se encuentran ‘Focus’, un tema mid-tempo en el que Brandy relata cómo lucha para que un “viejo hábito no vuelva a su vida” (una clara referencia a su ex-pareja Big Bert), ‘Come As You Are’, que contiene una hipnótica melodía con el sello inconfundible de Timbaland, ‘I Tried’, un medio tiempo de sonido enigmático encuadrado en el R&B progresivo que destaca por su magnífica ejecución vocal y en el que nuevamente habla de la infidelidad de su ex o ‘Turn It Up’, un marchoso tema R&B up-tempo influenciado por el sonido Old-School Hip-Hop y con uso prominente de percusión en el que Brandy expresa el deseo que tenía por trabajar con Timbaland y rinde tributo a la cultura de los 90, entre ellos la desaparecida Aaliyah. Una de las canciones mas interesantes del álbum es ‘Should I Go’, una emotiva balada que samplea la melodía del famoso tema ‘Clocks’ de Coldplay (una de las canciones favoritas por Timbaland y Brandy durante aquella época) y en la que la cantante contempla la posibilidad de abandonar el mundo de la música porque siente que ya no encaja en él, pese a que a finales de los años 90 dentro del formato Urban Contemporary dominaron mujeres como Aaliyah, Monica o ella misma. Brandy sólo participó en la composición de un tema, ‘Finally’, un tema R&B up-tempo en el que habla de los malos momentos que ha vivido en el pasado y cómo le han ayudado a ser la mujer fuerte que es ahora y destaca por samplear la melodía de la canción principal de la película ‘La Roca’.

Afrodisiac debutó en el #3 de la lista americana de álbumes (el tercer top 5 consecutivo de Brandy) y fue certificado oro por medio millón de copias distribuidas en Estados Unidos, convirtiéndose en su álbum menos vendido hasta el momento y acentuando la espiral decreciente en su éxito comercial. Afrodisiac fue un álbum adelantado a su tiempo, sirvió de inspiración a un gran número de artistas posteriores (Rihanna citó que ‘Good Girl Gone Bad’ estaba influenciado por Afrodisiac) y su original e innovador sonido fue el precursor del R&B progresivo o alternativo que despuntaría años después con Frank Ocean, Miguel o Solange. Aunque Darkchild y Brandy hacen un gran equipo y juntos han creado temas imprescindibles dentro del género R&B, hay que reconocer que el tándem formado por Timbaland y Brandy resultó muy fructífero y nos ofrecieron algunas de sus mejores canciones. Mientras que ‘Never Say Never’ es mi álbum favorito de Brandy, considero que su segundo mejor trabajo es Afrodisiac, el cual recibió grandes críticas de los expertos musicales tanto por la dirección musical tomada como por el excepcional talento vocal de Brandy, su versatilidad y diferentes registros, de ahí que se le denominara como la “Biblia Vocal”. Temas imprescindibles: Afrodisiac, Talk About Our Love, Who Is She 2 U, Come As You Are, I Tried, Focus y Should I Go. Puntuación: 8’5/10.

Throwback Review: ‘A Girl Like Me’ de Emma Bunton


A Girl Like MeEn noviembre del 2000, Spice Girls publicaron su tercer álbum de estudio, ‘Forever’, el primero como cuarteto ya que Geri Halliwell abandonó la formación en mayo del 1998 tras la gira promocional de ‘Spiceworld’ por Europa. Forever marcó una gran divergencia musical con respecto a sus anteriores trabajos y adoptaba un moderno sonido R&B gracias a la presencia de importantes productores americanos como Darkchild, además de mostrar una imagen más madura y sexy por parte de las componentes. El tibio resultado comercial de Forever hizo que su promoción cesara apenas unos meses después de su publicación y tras el lanzamiento de un solo single, Holler/Let Love Lead The Way, por lo que el grupo decidió tomarse un descanso indefinido en el que las 4 componentes de Spice Girls pudieron concentrarse en sus carreras en solitario. Siguiendo los pasos de Melanie C, que hizo su debut en solitario a finales del 1999 con el exitoso ‘Northern Star’, Emma Bunton fue la segunda Spice Girl en publicar su primer álbum como solista. Durante este mes de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de A Girl Like Me, el álbum debut de la conocida como ‘Baby Spice’, por ello haré una crítica en retrospectiva de este trabajo, que es uno de mis favoritos de las componentes de Spice Girls en solitario. ‘A Girl Like Me’ es un álbum pop que explora sonidos tan diversos como el pop/rock, el dance-pop o el R&B y está formado por 12 temas compuestos en su mayoría por la propia Emma bajo la producción de un amplio rango de importantes nombres de la industria musical como Richard Stannard (productor de Spice Girls y responsable de hits de la talla de Wannabe, 2 Become 1, Spice Up Your Life o Viva Forever), Julian Gallagher, Steve Mac, Andrew Frampton, Rhett Lawrence, Evan Rogers o Carl Sturken. ‘A Girl Like Me’ debutó en el #4 de la lista británica de álbumes y acabó siendo certificado oro por más de 100 mil copias vendidas en Reino Unido, unas cifras muy inferiores a las conseguidas por Geri Halliwell y Melanie C, quienes lograron gran éxito con sus primeros álbumes en solitario, pero que superaron los datos de Mel B y Victoria Beckham.

A finales del 1999, antes de que viera la luz su álbum, Emma Bunton hizo sus pinitos en solitario cuando el dúo inglés Tin Tin Out solicitó su presencia en What I Am, que tuvo una buena acogida comercial y alcanzó el #2 en la lista británica, siendo bloqueado del #1 casualmente por ‘Lift Me Up’, el tercer single en solitario de Geri Halliwell. El single presentación del álbum fue What Took You So Long?, un tema pop/rock producido por Richard Stannard y Julian Gallagher en el que Emma declara que los hombres tardan más que las mujeres en darse cuenta que están enamorados, basado en las experiencias personales de la cantante inglesa. What Took You So Long? debutó en el #1 de la lista británica y se mantuvo en lo más alto durante dos semanas, haciendo de Emma la cuarta Spice Girl que conseguía un single #1 en Reino Unido tras Mel B, Geri Halliwell y Melanie C. En el resto del mundo también tuvo buena acogida comercial y alcanzó el top 10 en Italia, Irlanda o Australia. El segundo single fue Take My Breath Away, un tema pop/rock mid-tempo producido por Steve Mac que destacaba por sus emotivas letras y la gran ejecución vocal de Emma. Take My Breath Away tuvo buen desempeño comercial en Reino Unido, donde alcanzó el #5 en la lista de ventas, convirtiéndose en el tercer single top 10 de Emma en su tierra natal. Como tercer y último single se lanzó We’re Not Gonna Sleep Tonight, un marchoso tema dance-pop y Latin-pop producido por Rhett Lawrence que destaca por su uso prominente de guitarra española y resulta uno de los temas up-tempo más bailables del álbum. Aunque ‘We’re Not Gonna Sleep Tonight’ es una de las canciones más interesantes y originales del álbum (personalmente mi favorita) tuvo un desempeño moderado en la lista británica y alcanzó el top 20.

A Girl Like Me es un álbum muy agradable de escuchar gracias a la dulce voz de Emma y su sonido ‘radio-friendly’, además apenas cuenta con canciones de relleno por lo que se puede escuchar de principio a fin sin saltar ningún tema. Entre las canciones más interesantes se encuentran ‘Been There, Done That’, un tema pop/R&B reminiscencia del estilo del álbum Forever de Spice Girls, ‘A World Without You’, una balada de amor dedicada a su pareja, ‘High on Love’, un original tema pop/rock con influencia folk, ‘Sunshine on a Rainy Day’, que se trata del único cover del disco, el marchoso ‘Better Be Careful’ que es uno de los temas más up-tempo o ‘She Was a Friend of Mine’, un tema pop/R&B con uso prominente de guitarra española en el que Emma relata una experiencia personal y habla de la infidelidad de un ex-novio suyo con una de sus mejores amigas. En su momento ‘A Girl Like Me’ recibió algunas críticas negativas por su naturaleza genérica y escasa originalidad, sin embargo hay que destacar la mayor madurez de Emma con respecto a sus días en Spice Girls y su versatilidad como cantante explorando diferentes estilos musicales. Aunque mi álbum favorito de Emma es su segundo álbum, Free Me, con el que encontró definitivamente su estilo en el sonido retro Soul y Motown de los años 60, ‘A Girl Like Me’ también se encuentra entre mis preferidos de las carreras en solitario de las componentes de Spice Girls. Temas imprescindibles: What Took You So Long?, We’re Not Gonna Sleep Tonight, Take My Breath Away, Been There Done That, She Was a Friend of Mine, Better Be Careful y A World Without You. Puntuación: 8/10.

Marina anuncia nuevo disco y lanza ‘Purge The Poison’

Ancient DreamsLa cantante anteriormente conocida como Marina and the Diamonds, ahora simplemente Marina, ha desvelado esta semana importantes detalles sobre su nuevo álbum de estudio, como su título, su portada y su ‘track listing’ además lanzar de un nuevo single que ya está disponible en las plataformas musicales. Para dar con el último disco de estudio de Marina Diamandis tenemos que remontarnos hasta abril del 2019, cuando vio la luz Love + Fear, un disco doble que hablaba sobre las complejidades del amor y los miedos e inseguridades que sufrió tras su depresión y que recibió críticas muy tibias por parte de los expertos y tuvo un desempeño comercial muy negativo. En noviembre del año pasado, la cantante galesa lanzó el single Man’s World, que se trataba de un tema pop mid-tempo de sonido alternativo que recordaba al estilo del álbum ‘Froot’ y en el que Marina critica la discriminación y el trato injusto que han recibido a lo largo de la historia las mujeres y los colectivos más discriminados (como el LGTB) convirtiéndose en un auténtico himno de empoderamiento femenino y de apoyo a las minorías más desfavorecidas. Pese a ser un tema muy interesante y original, Man’s World no obtuvo demasiado apoyo por parte de sus seguidores, fracasó en las listas de venta y apenas acumula 13 millones de reproducciones en Spotify. Marina Diamandis ha regresado esta misma semana con su nuevo single, Purge The Poison, que servirá de anticipo a su esperado quinto álbum de estudio, que tiene por título Ancient Dreams in a Modern Land. Purge The Poison es un tema pop/rock up-tempo con influencia punk producido por Jennifer Decilveo (también responsable de Man’s World) que recuerda a los momentos más rockeros de Marina como ‘Bubblegum Bitch’ de su álbum ‘Electra Heart’ y en el que nuevamente aborda la temática social (afirma que la humanidad vive un nuevo orden social y que la Madre Tierra ha enviado un virus para que los humanos aprendan) y lanza un mensaje feminista en contra del heteropatriarcado. ‘Ancient Dreams in a Modern Land’ estará formado por 10 temas compuestos por la propia Marina y aunque todavía no se conocen los productores y compositores implicados en este proyecto, la cantante de ascendencia griega reveló que se rodearía de un equipo completamente femenino tras su grata experiencia durante la grabación de Man’s World. Desde el blog MiSTeR MuSiC estaremos muy atentos al nuevo álbum de Marina, que por ahora nos está ofreciendo temas muy interesantes que recuerdan a la Marina más marchosa y divertida (reminiscencia de Electra Heart) pero con importantes mensajes sociales y de empoderamiento femenino. 

Throwback Review: ‘Songs In A Minor’ de Alicia Keys

Songs in A MinorEn este mes de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de Fallin’, el single que le cambió la vida a una talentosa joven cantante, compositora y pianista llamada Alicia Augello Cook, más conocida por su nombre artístico Alicia Keys, por ello haré una crítica en retrospectiva de su primer álbum de estudio, que también cumplirá su vigésimo aniversario el próximo mes de junio. Desde una edad muy temprana Alicia Keys mostró interés por el mundo de la música y animada por su madre se matriculó en la escuela de artes de Hell’s Kitchen (su barrio natal perteneciente al distrito de Manhattan) donde empezó a estudiar música clásica y tocar el piano, pero pronto las clases se le quedaron pequeñas debido a su inmenso talento y por su cuenta empezó a componer canciones y descubrió el género Jazz, pero debido al carácter cosmopolita de Nueva York también se interesó por la música que le rodeaba, como el R&B, Soul y Hip Hop, lo que terminó de forjar el estilo de la joven artista. Con tan sólo 14 años, Alicia Keys fue fichada por Columbia para grabar su primer disco pero debido a diferencias creativas con su equipo dejó la discográfica y más tarde Clive Davis, el presidente de Arista, impresionado por las extraordinarias habilidades como vocalista, compositora y pianista de la joven neoyorquina, le fichó en su discográfica y dio la oportunidad de cumplir su sueño. En junio de 2001 vio la luz Songs In A Minor, un álbum formado por 16 canciones compuestas y producidas por la propia Alicia Keys (con la excepción de una versión de un tema de Prince) y encuadradas dentro del R&B y el Neo-Soul, con gran influencia del Soul, Hip Hop, Gospel, Jazz y Blues. Aunque Alicia se encargó de la producción de todas las canciones, contó con la ayuda de importantes productores como Kerry ‘Krucial’ Brothers, Jermaine Dupri, Kandi o Brian McNight. La mayor parte del álbum son baladas y medios tiempos R&B/Soul con melodía de piano clásico, con la excepción de algún tema más rítmico que contaba con modernas bases del Hip Hop, lo que daba lugar a una fusión de estilos clásico y moderno que se convertiría en el sello de identidad de Alicia. Como dato curioso, aunque el título del álbum sea “canciones en A menor”, solamente encontramos una canción en dicha escala dentro del álbum, concretamente ‘Jane Doe’.

El single presentación del álbum fue Fallin’, una balada Neo-Soul y R&B a piano compuesta y producida por la propia Alicia Keys que cuenta con unos coros Gospel al final de la canción.  En Fallin’, la cantante relata los altibajos que se producen en una relación, ya que lanza un mensaje de amor a su pareja, pero este amor también le causa cierta tristeza y desasosiego. Fallin’ fue aclamado por la crítica por su carga emocional, las excelentes habilidades de Alicia como vocalista, compositora y pianista y por su fusión de estilos R&B/Soul con marcadas bases prestadas del Hip Hop. Fallin’ ganó innumerables galardones, incluyendo 3 premios Grammy a canción del año, mejor canción R&B y mejor actuación vocal femenina de R&B. Fallin’ debutó en una discreta posición de la lista americana pero debido a su progresivo aumento de airplay en las radios consiguió alcanzar el #1 tres meses después, se mantuvo en la posición de honor durante 6 semanas no consecutivas y acabó siendo certificado doble platino por ventas superiores a los dos millones de copias en Estados Unidos. En el resto del mundo alcanzó el top 5 en Francia, Alemania y Reino Unido y el top 10 en España y prácticamente todos los mercados musicales relevantes. Fallin’ es el tema más representativo de la carrera musical de Alicia Keys y fue su single más exitoso hasta el año 2007, cuando lanzó ‘No One’, que se convirtió en su segundo #1 en solitario en la lista americana (el tercero si incluimos su colaboración con Usher en ‘My Boo’). Tanto Fallin’ como No One están incluidos en el repaso que hice en el blog MiSTeR MuSiC a las mejores canciones R&B de todos los tiempos.

A Woman's WorthDebido al éxito masivo de Fallin’ en las listas de venta, el siguiente single del álbum no fue lanzado hasta el 2002, 10 meses después. A Woman’s Worth es una balada clásica R&B/Soul con influencia Gospel que habla sobre cómo sólo los “verdaderos hombres” saben apreciar el valor que tienen las mujeres, lo que lo convierte en un auténtico himno de empoderamiento femenino. Aunque no logró igualar el éxito de Fallin’, este single también tuvo un buen desempeño comercial y ocupó el top 10 en la lista americana y el top 20 en Reino Unido, Alemania o España y permanece como uno de los temas más representativos de la carrera de Alicia. Como tercer y último single en tierras americanas fue lanzada la versión del tema ‘How Come U Don’t Call Me Anymore?’ de Prince, re-titulado para el álbum como How Come You Don’t Call Me y que se trata de una balada Neo-Soul y R&B a piano en la que la joven cantante muestra su gran versatilidad vocal. Este tema resultó uno de los más aclamados por la crítica dentro del álbum pero su impacto comercial fue escaso: ocupó el top 30 en Reino Unido y Australia pero apenas fue top 60 en lista americana. En el resto del mundo se lanzó un cuarto single, Girlfriend, un tema R&B más rítmico con influencia Hip Hop producido junto a Jermaine Dupri y que resultaba uno de los temas más up-tempo dentro de un álbum dominado por las baladas. En ‘Girlfriend’ la artista neoyorquina no puede evitar pensar que su novio tiene una relación con una amiga muy cercana y esta situación le provoca celos que le llevan a pensar que su pareja “tiene otra novia”. Dentro de ‘Songs In A Minor’ destacan ‘Piano & I’, la introducción del álbum y que se trata de una rendición de la Sonata nº14 de Beethoven, ‘Jane Doe’, un marchoso tema R&B/funk compuesto junto a la cantante y productora Kandi, quien también hace los coros, la maravillosa balada ‘Troubles’ o ‘Rock Wit U’, otro de los temas up-tempo del álbum y que cuenta con una gran parte instrumental con piano y bases de Hip Hop. Cabe destacar que el álbum incluye los temas ‘Butterflyz’ y ‘The Life’, compuestos cuando Alicia apenas era una adolescente. 

Precedido por el gran éxito de Fallin’, Songs In A Minor debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes con 230 mil copias vendidas en su primera semana, pero fue en su segunda semana, todavía en el #1, cuando despachó más de 450 mil ejemplares, por lo que en apenas un mes superó el millón de copias y se convirtió en uno de los álbumes más vendidos del 2001. A día de hoy ‘Songs In A Minor’ está certificado 7 veces platino en Estados Unidos por ventas superiores a los 7 millones de copias (más de 6 millones de ventas físicas y el resto descargas y streaming) haciendo de él uno de los álbumes de R&B más vendidos de todos los tiempos. En el resto del mundo el álbum no gozó de un éxito tan rotundo como en tierras americanas, pero fue top 5 en Canadá, Australia y Alemania y top 10 en Reino Unido, ascendiendo las ventas totales a más de 12 millones. Con más de 30 millones de ejemplares vendidos de sus 4 primeros álbumes en todo el mundo, Alicia Keys se convirtió en la segunda cantante de R&B más exitosa de la década del 2000 por detrás de Beyoncé, aunque cabe destacar que la carrera de la artista neoyorquina ha sufrido una espiral descendiente en su éxito comercial, marcando mínimos con sus dos últimos trabajos, que han conseguido cifras ridículas en comparación con Songs In A Minor. En resumen, mientras que los álbumes de Alicia Keys suelen pecar de tener un excesivo relleno, su álbum debut es una excepción ya que el relleno es mínimo y está formado por un conjunto sólido de canciones que combinan sus raíces más clásicas a través de melodías de piano con influencias R&B/Hip-Hop más modernas. Sin duda ‘Songs In A Minor’ es uno de los álbumes más importantes de la década del 2000 que nos hizo descubrir a una de las cantantes más talentosas de la historia de la música. Puntuación: 8/10.

The Best of R&B: ‘No More Drama’ de Mary J Blige

No More DramaComo he comentado en varias ocasiones, mi época preferida de la historia de la música son los primeros años de la década del 2000, de ahí que la mayoría de mis álbumes favoritos pertenezcan a esta época, como No More Drama, el quinto álbum de estudio de la cantante americana Mary J Blige, que se puso a la venta en agosto de 2001 y que este mismo año cumplirá 20 años. ‘No More Drama’ tomó el relevo del álbum Mary, que vio la luz en el año 1999 y destacó por su viraje hacia los formatos Adult y Urban Contemporary, una producción más elegante y pulida con respecto a sus primeros álbumes y su acercamiento al Soul más clásico, alejándose del sonido Hip Hop-Soul presente en sus primeros años y por el que es reconocida dentro del mundo de la música. Aunque la cantante neoyorquina vivía un gran momento profesional ya que ‘Mary’ fue aclamado por la crítica y tuvo un buen desempeño comercial (alcanzó el #2 en la lista americana y fue certificado doble platino en Estados Unidos por ventas superiores a los dos millones de ejemplares) en el plano personal Mary J Blige estaba recuperándose de sus adicciones al alcohol y las drogas y de una relación abusiva a manos de su pareja. Dos años después de ‘Mary’ llegó ‘No More Drama’, uno de los álbumes clave de su carrera y con el que asentó su fama en Estados Unidos y amplió su popularidad a nivel internacional. La edición estándar del álbum está formada por 17 temas encuadrados dentro del R&B con influencia Soul y Hip Hop compuestos en su mayoría por la propia Mary Jane bajo la producción de algunos de los mejores nombres de la industria musical como Dr. Dre, The Neptunes, Jimmy Jam & Terry Lewis, Swizz Beatz, Missy Elliott o Rich Harrison. ‘No More Drama’ es uno de los álbumes más personales de la cantante del Bronx ya que en él relata los malos momentos vividos en el pasado derivados de sus adicciones y las relaciones abusivas y cómo pudo salir de ese círculo vicioso. ‘No More Drama’ debutó en el #2 de la lista americana por detrás del álbum homónimo de Aaliyah (quien murió trágicamente tres días antes del lanzamiento del disco) con 300 mil copias vendidas en su primera semana, las mejores cifras de Mary hasta la fecha y acabó siendo certificado triple platino por ventas superiores a los 3 millones de ejemplares en Estados Unidos. En el resto del mundo también tuvo un desempeño comercial muy positivo: ocupó el top 5 en Reino Unido, Canadá, Suecia y Australia y el top 10 en Francia, convirtiéndose en uno de los discos más vendidos del género R&B aquel año (superó los 6 millones de copias) y el álbum más famoso y conocido de Mary J Blige a nivel internacional.

El single presentación del álbum fue Family Affair, un potente tema R&B up-tempo influenciado por el sonido Hip Hop y producido por el legendario Dr. Dre (quien incorporó su habitual producción con el bajo marcado) que destacó por popularizar el uso de ciertas palabras entre la sociedad afroamericana, como “holleration” o “hateration”. Family Affair resultó uno de los mayores éxitos del año 2001 y lideró la lista americana de singles durante 6 semanas, convirtiéndose en el primer y único #1 de Mary J Blige en Estados Unidos. En el resto del mundo también obtuvo un desempeño muy positivo y fue #1 en Francia y top 10 en Reino Unido, Alemania o Australia. El impacto de Family Affair fue tal que a día de hoy sigue siendo el tema más popular y famoso de la carrera de la cantante neoyorquina y su videoclip supera los 250 millones de reproducciones en YouTube. Como segundo single en tierras americanas se lanzó No More Drama, el tema que daba título al álbum y se trataba de un tema R&B/Soul producido por Terry Lewis & Jimmy Jam cuyas dramáticas y emotivas letras hacen referencia a la violencia doméstica que sufrió Mary en el pasado y cómo decide poner fin al drama y sufrimiento en su vida. No More Drama fue aclamado por la crítica por sus personales letras, la magnífica ejecución vocal de la cantante y la rabia mostrada por Mary a través de su rasgada y potente voz. Como dato curioso, No More Drama fue lanzado como single el 11 de septiembre de 2001, el día que se produjo el atentado terrorista a las torres gemelas de Nueva York, pero este hecho no impidió que gozara de una buena respuesta por parte del público, ya que alcanzó el #15 en la lista americana y ocupó el top 10 en Reino Unido. El segundo single en Europa fue Dance For Me, un marchoso tema R&B/pop que sampleaba una famosa canción de The Police y contaba con la participación del rapero Common. Debido a su limitado lanzamiento, Dance For Me tuvo un impacto comercial mínimo y obtuvo su mejor posición en Reino Unido, donde fue #13. Coincidiendo con la re-edición del álbum llegó el cuarto y último single, Rainy Dayz, un medio tiempo R&B y Hip Hop-Soul producido por Irv Gotti que contaba con la participación del rapero Ja Rule y fue originalmente escrito para el tercer álbum del grupo TLC, pero tras ser rechazado por ellas cayó en manos de Mary J y fue incluido en la re-edición del disco. Ja Rule compuso este tema tras los atentados del 11 de septiembre y a través de la metáfora de la lluvia, quería expresar que la sociedad americana “superará los días lluviosos y llegarán tiempos mejores”. Rainy Dayz logró un éxito moderado y ocupó el #12 en la lista americana y el top 20 en Reino Unido, que se convirtió en uno de los mercados más receptivos de la era ‘No More Drama’.

Entre los temas más interesantes del álbum se encuentran ‘Where I’ve Been’, un tema R&B/Hip-Hop producido por Swizz Beatz que cuenta con la colaboración de la rapera Eve, ‘In The Meantime’, un animado tema R&B de corte retro producido por Rich Harrison o la bonita balada R&B/Soul ‘Never Been’ producida por su amiga Missy Elliott. Aunque los singles elegidos fueron los temas más up-tempo y rítmicos del álbum, en ‘No More Drama’ dominan las baladas, donde Mary puede lucir mejor su magnífica voz y hacer gala de sus variados registros, como por ejemplo ‘He Think I Don’t Know’, una balada Soul que habla de las infidelidades de su pareja y pese a no ser lanzado como single fue ganador de un premio Grammy a mejor actuación vocal femenina de R&B. En resumen, No More Drama es uno de los álbumes más sólidos de la extensa carrera de Mary J Blige junto con ‘The Breakthrough’. Personalmente le tengo un gran cariño a ‘No More Drama’ porque fue uno de los primeros álbumes de R&B que escuché y gracias al cual descubrí a la talentosa artista Mary J Blige, además incluye uno de mis temas favoritos de R&B, Family Affair, el cual incluí en el post de las mejores canciones R&B de todos los tiempos. Puntuación 8/10.

Kiss Me More, el nuevo single de Doja Cat con SZA

Kiss Me MoreMientras que Missy Elliott fue la artista de Hip Hop más solicitada por todo tipo de artistas durante la década del 2000 y Nicki Minaj hizo lo propio durante la siguiente década y se convirtió en la rapera omnipresente (incluso batió el récord de 100 apariciones en la lista americana Billboard gracias a sus múltiples colaboraciones), durante los últimos años Cardi B se ha convertido en el principal reclamo de muchos cantantes para lograr un mayor éxito en las listas de ventas, pero nuevas raperas le siguen de cerca, como Megan Thee Stallion, Doja Cat, City Girls o Saweetie, quienes han aumentado notablemente su presencia en los últimos meses. La protagonista de este post, Doja Cat, publicó a finales de 2019 su último álbum, Hot Pink, el cual al principio tuvo un mínimo impacto comercial pero gracias al ‘grower’ Say So, que alcanzó el #1 en la lista americana, logró un importante repunte de popularidad (terminó alcanzando el top 10) y aumentó sus ventas considerablemente hasta ser certificado oro. Desde entonces la popularidad de la artista californiana ha crecido como la espuma, su presencia ha sido solicitada en numerosas ocasiones y ha colaborado con artistas tan variados como The Weeknd en el remix de ‘In Your Eyes’, City Girls en ‘Pussy Talk’, Bebe Rexha en ‘Baby, I’m Jealous’, Ariana Grande en el remix de ’34+35′ junto a Megan Thee Stallion o Saweetie en ‘Best Friend’. Pero además de todas estas colaboraciones, Doja Cat no ha dejado de trabajar en el sucesor de Hot Pink, titulado Planet Her, que será su tercer álbum de estudio y cuyo lanzamiento está previsto para los próximos meses. Este mes de abril ha sido la fecha escogida para presentar el primer single de este proyecto, Kiss Me More, que se trata de un marchoso tema Disco/R&B de corte retro muy en la línea de su hit ‘Say So’ que cuenta con la participación de la cantante SZA y en el que ambas artistas muestran su versatilidad cantando y rapeando. Doja Cat ha seguido confiando en Dr. Luke (el productor de muchos de los temas de Hot Pink) como compositor en ‘Kiss Me More’, pero en esta ocasión ha sido producido por Yeti Beats, quien también fue responsable de varias canciones de dicho álbum. Kiss Me More es un tema muy pegadizo y bailable, muestra la gran versatilidad de Doja Cat como cantante y rapera, pero resulta muy similar a ‘Say So’ en un intento por triunfar de nuevo en las listas de venta, por lo que no muestra excesiva una evolución musical por parte de la artista de Los Angeles. Desde el blog MiSTeR MuSiC estaremos muy atentos a los siguientes pasos de Doja Cat, una de las raperas más prometedoras de los últimos años y al álbum Planet Her, que según sus recientes declaraciones podría contar con la participación de The Weeknd y Ariana Grande, a los que devolvería el favor por sus anteriores colaboraciones, además del rapero Young Thug.

Throwback Review: ‘Teenage Dream’ de Katy Perry

Teenage DreamTras lanzar un álbum de rock cristiano bajo su verdadero nombre, ‘Katy Hudson’, cuando apenas era una adolescente, la cantante americana Katy Perry hizo su debut internacional con el álbum One Of The Boys, el cual tuvo un impacto moderadamente positivo gracias a una serie de hit singles que ocuparon las primeras posiciones en las listas de venta. Este álbum se alejó completamente de la temática cristiana del anterior, mostró una imagen más sexy y provocativa y estaba formado principalmente por marchosos temas pop/rock, power pop y dance-pop, de entre los que destacaban ‘I Kissed a Girl’ y ‘Hot n Cold’, que lograron un gran desempeño comercial y ocuparon el top 5 en los principales mercados musicales. Desde un primer momento, la cantante californiana destacó por su imagen de “Lolita” moderna, sus extravagantes atuendos y sus canciones de letras irónicas con gran sentido del humor, aunque también resultaron muy controvertidas las que hablaban sobre la homosexualidad, especialmente ‘I Kissed a Girl’ o ‘Ur So Gay’. En agosto de 2010 Katy Perry regresó al panorama musical con su tercer álbum de estudio, Teenage Dream, que seguía la estela musical pop/rock de su anterior disco pero incorporaba gran influencia electro-pop y dance-pop, estilos en los que profundizaría en sus trabajos posteriores. Katy Perry compuso todas las canciones presentes en el álbum, que trataban temas como el amor adolescente, salir de fiesta o el auto-empoderamiento, bajo la producción de importantes nombres de la industria musical como Dr. Luke, Max Martin, StarGate, Benny Blanco, Tricky Stewart o Greg Wells. Si por algo destacó Teenage Dream fue por su excelente elección de los singles lanzados, 5 de los cuales alcanzaron el #1 en la lista americana de manera consecutiva (además de otro #1 no consecutivo perteneciente a la re-edición del álbum) logrando un hito en la historia de la música, ya que hasta la fecha sólo Michael Jackson había conseguido 5 singles #1 de un mismo álbum. Teenage Dream debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes y gracias al éxito de los singles acabó vendiendo 3 millones de copias en Estados Unidos. Alrededor del mundo también gozó de gran éxito: fue #1 en Australia, Canadá y Reino Unido y top 5 en España, Francia y Alemania y superó los 10 millones de copias a nivel mundial, convirtiéndose en uno de los discos más populares y vendidos de los años 2010 y 2011.

El single presentación del álbum fue California Gurls, un marchoso tema electro-pop con influencia Disco/funk producido por Dr. Luke y Max Martin que cuenta con la colaboración del rapero Snoop Dogg y cuyas divertidas letras hacen referencia a los encantos de las chicas californianas, como respuesta al tema ‘Empire State of Mind’ de Jay-Z y Alicia Keys que hablaba de la ciudad natal de ambos, Nueva York. California Gurls resultó muy exitoso en las listas de venta: fue #1 en Canadá, Reino Unido, Australia o Estados Unidos, donde se convirtió en su segundo single #1 tras ‘I Kissed a Girl’. California Gurls destacó sin duda por su colorido videoclip ambientado en ‘Candyfornia’, un mundo lleno de dulces y caramelos en el que Katy lucía numerosos y estrafalarios modelitos. El segundo single fue la canción que daba título al disco, Teenage Dream, que se trataba de un tema pop/rock y electro-pop de corte retro producido por Dr. Luke y Max Martin que hablaba de un amor adolescente y con el que Katy abandonaba el toque gracioso y divertido del single anterior para retomar al estilo presente en su anterior álbum. Teenage Dream continuó el éxito del primer single: fue #1 en la lista americana y ocupó el #2 en Canadá, Australia y Reino Unido. Como tercer single se lanzó Firework, un tema dance-pop producido por StarGate que contiene letras inspiradoras sobre el auto-empoderamiento y se ha convertido en uno de los temas más representativos de la carrera de Katy. Firework tuvo un excelente desempeño comercial alrededor del mundo y ocupó el top 5 en las listas de venta de Reino Unido, Australia o Alemania, pero destacó por su gran éxito en Estados Unidos, donde se convirtió en el tercer single #1 del álbum, acabó vendiendo más de 10 millones entre copias físicas y digitales y fue certificado diamante en tierras americanas. Ya en 2011 se lanzó como cuarto single E.T., que se trataba de un oscuro tema mid-tempo de estilo electro-pop que destacaba por su gran influencia del sonido Trap/Hip-Hop y se lanzó en una nueva versión con la participación del rapero Kanye West. Este tema resultaba muy futurístico, hablaba sobre enamorarse de una persona muy diferente utilizando metáforas de extraterrestres y recibió críticas mixtas por parte de los expertos musicales. El quinto single fue Last Friday Night, un marchoso tema pop/rock y dance-pop producido por Dr. Luke y Max Martin con el que Katy regresaba a su lado más fiestero y divertido. Last Friday Night contó con un remix con la colaboración de la gran Missy Elliott, consiguió el quinto single #1 del álbum en Estados Unidos y también tuvo buen desempeño en el resto del mundo: fue #1 en Canadá, top 5 en Australia y top 10 en Reino Unido. Como sexto single llegó The One That Got Away, un emotivo tema dance-pop producido por Max Martin y Dr. Luke y cantado por Katy en forma de balada que relata la pérdida de un antiguo amor. Pese a ser uno de los temas más sobresalientes del álbum (y personalmente uno de mis favoritos) ‘The One That Got Away’ rompió la excelente racha de singles que lideraban la lista americana y ocupó el #3, aunque nuevamente fue certificado multi-platino como los anteriores sencillos.

Aunque el álbum fue muy bien desgranado, merece la pena reseñar otras canciones como ‘Circle The Drain’, que se trata de un enérgico tema rock up-tempo con influencia Dance/Disco producido por Tricky Stewart cuyas letras hacen referencia al comportamiento auto-destructivo de un ex-novio drogadicto (con toda seguridad Travie McCoy, con quien Katy salió durante un par de años antes de Russell Brand) y que gracias a su uso como sencillo promocional ocupó el top 30 en Canadá y el top 60 en la lista americana. También destacan ‘Who Am I Living For?’, una balada con gran componente electrónico producida por Tricky Stewart en la que habla sobre mantener sus convicciones y ser fiel a sus valores o ‘Hummingbird Heartbeat’, un potente tema rock con influencia del hard-rock de los años 80 que está dedicado a su pareja por entonces, el cómico Russell Brand, “quien le hace latir su corazón tan rápido como lo hacen los colibríes”. En todos los álbumes de Katy Perry hay una canción que es mejor olvidar y en este caso es ‘Peacock’, un tema dance-pop de letras vulgares y explícitas sobre el miembro masculino que posiblemente ostente el título de la peor canción que ha grabado la cantante de Santa Bárbara en toda su carrera. 

Aunque Teenage Dream tuvo un gran impacto comercial y destacó por su longevidad en las listas de venta, las críticas por parte de los expertos musicales fueron muy variadas (algunos tacharon al álbum de sobre-producido y la ejecución vocal de Katy como mediocre) pero esto no impidió que fuera nominado a varios premios Grammy, incluyendo álbum del año y mejor álbum de pop vocal. En 2002 el álbum fue re-editado bajo el título ‘Teenage Dream: The Complete Confection’ con nuevas canciones inéditas entre las que destacaron los singles ‘Part of Me’, que también logró el #1 en la lista americana y ‘Wide Awake’. En mi opinión, teniendo en cuenta que nunca me he considerado un gran fan de Katy Perry, considero que Teenage Dream es el trabajo más sólido de su trayectoria musical, resulta muy superior a sus siguientes álbumes y es uno de los discos pop más influyentes y exitosos de la década del 2010-2019. Temas imprescindibles: The One That Got Away, Teenage Dream, Firework, E.T., California Gurls, Circle The Drain y Last Friday Night. Puntuación: 8/10.

Crítica de ‘Dancing With The Devil… The Art of Starting Over’ de Demi Lovato

Uno de los álbumes más esperados de este recién inaugurado mes de abril ha sido sin duda Dancing With The Devil… The Art of Starting Over, el séptimo álbum de estudio de la cantante americana Demi Lovato. El álbum ha llegado acompañado de una serie documental emitida en YouTube en la que Demi relata su recuperación tanto física como emocional tras su lucha contra las adicciones, la sobredosis que sufrió en 2018 y su posterior hospitalización. Durante los últimos años Demi Lovato retomó su faceta como actriz con pequeñas intervenciones en varias series y en el plano musical ha colaborado con otros artistas y ha lanzado de manera esporádica varios singles, sin embargo tenemos que remontarnos a 2017 para dar con su último álbum, Tell Me You Love Me, el cual ocupó el top 5 en las listas americana y británica, contó con el hit single ‘Sorry Not Sorry’ y valoré de manera positiva en el blog. ‘Dancing With The Devil… The Art of Starting Over’ está formado por 19 canciones, en su mayoría baladas, encuadradas dentro del pop con influencia R&B, Soul y Country compuestas por la propia Demetria junto a los famosos compositores Justin Tranter y Julia Michaels bajo la producción de Pop & Oak, Mitch Allan o Tommy Brown entre otros. Las tres primeras canciones del álbum aparecen como ‘Preludio’ y se tratan de épicas baladas con fuerte carga emocional en las que Demi relata las duras experiencias vividas en los últimos años, incluyendo sus adicciones y los problemas de salud derivados de ellas, mientras que el resto de canciones del álbum forman parte del lado ‘The Art of Starting Over’, que resulta más diversa musicalmente y supone el inicio de una nueva vida tras los complicados momentos sufridos años atrás. En enero del año pasado Demi Lovato lanzó Anyone, una emotiva balada a piano en la que trata sobre sus problemas contra la depresión y sus adicciones y destaca por ser la última canción grabada por la cantante antes de su sobredosis y el posterior proceso de recuperación. Anyone recibió buenas impresiones por parte de los expertos musicales por su gran ejecución vocal y la vulnerabilidad mostrada por Demi y ocupó el top 40 en la lista americana de singles, por lo que ha sido incluido en el nuevo álbum y aparece como primera canción, dentro del trío de baladas que forman el ‘preludio’. Tras varios sencillos promocionales y colaboraciones con otros artistas, el pasado mes de febrero llegó What Other People Say, una balada junto al cantante australiano Sam Fischer que habla sobre cómo perdemos la esencia de nuestra personalidad por complacer a otros debido a la presión de la sociedad.

El single presentación del álbum ha sido Dancing With The Devil, una balada pop en la que Demi relata su batalla contra la adicción a varias sustancias y la sobredosis que sufrió y casi le costó la vida con metáforas tan duras como “estaba bailando con el diablo, jugando con el enemigo y vendiendo mi alma”. Esta balada de carácter autobiográfico destaca por sus arreglos orquestales y su componente épico que evocan a las canciones que forman parte de las bandas sonoras de las películas de James Bond, como la reciente ‘Skyfall’ de Adele. Dentro del extenso ‘track listing’ del álbum sin duda destacan ‘Meet Him Last Night’, la esperada colaboración de Demi junto a Ariana Grande y que se trata de un oscuro medio tiempo electro-pop/R&B que habla sobre cómo durante una noche de fiesta conoces “al diablo” que te hace caer en la tentación y ‘My Girlfriends Are My Boyfriend’, un tema con gran aroma urbano e influencias R&B/Hip-Hop que cuenta con la participación de la rapera Saweetie y en el que Demi confiesa que el verdadero amor de su vida son sus maravillosas amigas. También merece la pena reseñar ‘Lonely People’, que por el contrario explora el sonido Country y cuenta con un uso prominente de guitarra y ‘The Art of Starting Over’, un tema pop up-tempo con influencia Soul/funk que habla sobre comenzar de nuevo tras haber tocado fondo y representa a la perfección la temática de la segunda parte del álbum, que muestra el camino de Demi hacia su recuperación tras los duros momentos vividos en el pasado. Muy interesantes resultan las letras del tema pop/funk ‘The Kind of Lover I Am’, en el que Demi declara que se considera una persona ‘fluida’ en el terreno sexual y no le importa que su amante sea hombre o mujer, o ‘Melon Cake’, un marchoso tema pop/rock y synth-pop en el que relata sus problemas con la comida y cómo el equipo que le rodeaba le obligaba a hacer dieta y sustituían la clásica tarta de cumpleaños por un pastel de melón sin calorías para que no aumentara de peso. Una de las baladas más destacadas de la segunda parte del álbum es ‘Easy’, con gran instrumentación de violines y en el que colabora Noah Cyrus, conocida por ser la hermana pequeña de Miley Cyrus.

El punto fuerte del álbum son las impresionantes habilidades vocales de Demi Lovato, más controladas de lo habitual (aunque en ocasiones abuse de los gorgoritos como Christina Aguilera) y las personales letras de carácter autobiográfico que relatan los malos momentos vividos en el pasado que le hicieron tocar fondo y cómo pudo salir adelante. Aunque la evolución y madurez como compositora por parte de Demi sean dignas de alabar, la recurrente temática sobre sus problemas mentales y de adicciones puede resultar excesivo si tenemos en cuenta que el álbum ha sido acompañado por un documental que relata su batalla contra las adicciones y del videoclip del single ‘Dancing With The Devil’ que recrea con pelos y señales los hechos que acontecieron la noche de su sobredosis. Todo ello supone una sobre-exposición mediática desmedida e innecesaria, ya que no es la primera vez que Demi hace un documental de estas características para hablar de sus problemas personales y de salud. Además en un álbum tan largo como ‘Dancing With The Devil… The Art of Starting Over’, el excesivo número de baladas y la abundancia de momentos lacrimógenos hace que en ocasiones resulte aburrido y pesado para el oyente, por lo que los pequeños momentos up-tempo del álbum se agradecen. Temas imprescindibles: The Art of Starting Over, Dancing With The Devil, Meet Him Last Night, Lonely People, Easy y The Kind of Lover I Am. Puntuación: 7/10.