The Best of R&B: ‘The Breakthrough’ de Mary J Blige

7cafb-mary_j_blige_-_the_breakthrough_album_coverTras un periodo comercialmente infructuoso a finales de los años 90, Mary J Blige regresó en 2001 con uno de los álbumes más emblemáticos de su carrera: No More Drama, con el que recuperó la popularidad perdida y resultó muy exitoso gracias al tema que daba título al disco o ‘Family Affair’, que se convirtió en su primer single #1 en la lista americana. Dos años después, cuando la reina del Hip Hop-Soul vivía uno de sus mejores momentos profesionales, publicó Love & Life, que pretendía ser una secuela de su icónico trabajo ‘My Life’ sin embargo esta vez no hubo tanta química con P. Diddy como años atrás y el álbum recibió ciertas críticas negativas y sufrió un bajón de ventas considerable, pese a debutar en el #1 de la lista americana de álbumes. En el 2005, uno de los mejores años para el R&B gracias a regresos tan importantes como ‘The Emancipation of Mimi’ de Mariah Carey, vio la luz el séptimo álbum de estudio de la cantante neoyorquina, The Breakthrough, que también se convirtió en otro de los álbumes más importantes del año. Mary J Blige compuso prácticamente todas las canciones que forman el álbum y contó con una extensa nómina de productores de la talla de Darkchild, Jimmy Jam & Terry Lewis, Bryan-Michael Cox, Cool & Dre, Ron Fair o Will.I.Am entre otros. The Breakthrough está formado en su mayoría por medios tiempos y baladas de estilo R&B/Soul además de varios temas up-tempo con influencia Hip Hop y destacaba por su toque retro y el uso de numerosos samplers de clásicos temas. The Breakthrough recibió grandes críticas por parte de los expertos musicales por su cuidada producción, sus letras acerca de sus turbulentas relaciones amorosas y la magnífica ejecución vocal de Mary y lo consideraron su mejor álbum en años. Este álbum recibió 8 nominaciones a los premios Grammy, de las que finalmente se llevó tres en importantes categorías como ‘mejor álbum R&B’ o ‘mejor canción R&B’ por ‘Be Without You’. The Breakthrough debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes, convirtiéndose en el segundo #1 de Mary en Estados Unidos tras ‘Love & Life’ y fue certificado 3 veces platino por ventas superiores a los 3 millones de copias, igualando las cifras de su exitoso trabajo ‘No More Drama’. Con este álbum, la cantante nacida en el Bronx demostró que es un peso pesado de la música R&B americana y su carrera es una de las más sólidas y consistentes a lo largo de los años pese a la lógico descenso en las ventas de discos.

El single presentación del álbum fue Be Without You, una emotiva balada R&B producida por Bryan-Michael Cox que fue aclamada por la crítica como una de las mejores canciones de toda su trayectoria por sus letras y el impresionante talento vocal de Mary J Blige. Además de su buena recepción por parte de los expertos musicales, este tema gozó de gran éxito en Estados Unidos, donde alcanzó el #3 en la lista de ventas y se mantuvo durante varios meses en lo más alto del componente R&B/Hip-Hop de Billboard, convirtiéndose en el tercer single más exitoso de su carrera tras ‘Family Affair’ y ‘Not Gon’ Cry’. Como he comentado antes, este tema recibió varias nominaciones a los premios Grammy del 2007, entre ellas mejor canción del año y mejor grabación del año y se llevó dos galardones: mejor canción R&B y mejor actuación vocal R&B femenina. El segundo single fue Enough Cryin, un marchoso tema R&B producido por Darkchild (quien trabajó con la cantante por última vez en 1997) que cuenta con la aparición de Brook Lynn, el alter-ego de Mary como rapera. Este single no resultó tan exitoso como el anterior y apenas ocupó el top 40 en la lista americana aunque tuvo un mejor desempeño en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard. Como segundo single internacional se lanzó a su vez One, una versión del famoso tema del mismo nombre perteneciente al grupo de rock U2 que contaba con la colaboración del propio Bono. Este tema permaneció muy fiel a la versión original pero con el toque personal de Mary, recibió grandes críticas de los expertos y fue un éxito en Europa, donde ocupó el top 10 en las listas de Reino Unido, Italia o Alemania. Como tercer single se lanzó Take Me As I Am, un medio tempo R&B compuesto por el colectivo The Clutch (entre los que se encuentra la cantante Keri Hilson) que relata cómo las mujeres pasan por situaciones muy duras en su vida y supone un auténtico himno de superación y auto-aceptación. ‘Take Me As I Am’ es uno de mis temas favoritos de The Breakthrough por la emotividad y angustia en la interpretación de Mary J Blige.

Entre los temas más destacados del disco se encuentran ‘Can’t Hide From Luv’, un marchoso tema Hip Hop-Soul que cuenta con la colaboración de Jay-Z, ‘No One Will Do’, que contiene un sonido retro-Soul, ‘Gonna Breakthrough’ en la que vuelve a aparecer nuevamente Brook Lynn, el alter-ego de Mary como rapera o ‘Good Woman Down’ que destaca por sus letras en las que relata las duras experiencias que ha vivido y anima a las mujeres a no soportar relaciones abusivas. Aunque mi álbum favorito de Mary J Blige es ‘No More Drama’, con el que la descubrí y me animó a escuchar el resto de su discografía, en segundo lugar está The Breakthrough, el cual está compuesto por un conjunto muy sólido de canciones con las que podemos disfrutar de la asombrosa voz de Mary J Blige. En resumen, The Breakthrough es una auténtica joya del R&B contemporáneo y uno de los mejores álbumes de la década pasada. Puntuación: 8/10.

I’m Ready, el nuevo single de Sam Smith

To Die ForEl tercer álbum de Sam Smith tenía previsto ver la luz a principios de mayo bajo el título To Die For, sin embargo debido a la crisis mundial provocada por la pandemia del coronavirus el cantante británico pospuso ‘sine die’ el lanzamiento del álbum y declaró que cambiaría su título ya que sentía que no resultaba adecuado por las circunstancias actuales. El nuevo trabajo de Sam Smith incidirá menos en las baladas a diferencia de sus anteriores álbumes e intentará mostrar su lado más bailable y desenfadado (que sólo conocen sus amigos y familiares) a través de canciones pop de carácter up-tempo. Su colaboración con el DJ Calvin Harris en el hit ‘Promises’, el cual alcanzó el #1 en Reino Unido, le motivó a crear nuevas canciones más marchosas y bailables dentro del género pop. A principios del 2019 el cantante londinense lanzó Dancing With a Stranger como primer single del proyecto. Este emotivo tema dance-pop y Disco contiene influencias de la producción R&B típica de los años 80 y trataba sobre hacer frente a la soledad y superar una relación pasada. ‘Dancing With a Stranger’ contaba con la participación de Normani (ex-componente de Fifth Harmony) y está producido por Jimmy Napes, habitual colaborador de Sam Smith, junto a StarGate. Este single se convirtió en uno de los temas más populares del año pasado y ocupó el top 5 en la lista de ventas de Reino Unido y el top 10 en Estados Unidos, Australia y Canadá. Tras la buena acogida por parte del público de este tema que marcaba una divergencia con respecto a la música que hacía hasta el momento, Sam Smith lanzó como segundo single How Do You Sleep?, que comenzaba una balada pop para transformarse más adelante en un moderno tema synth-pop con influencias Trap. Este single compuesto junto a Max Martin e Ilya también gozó de buena acogida en las listas de venta de Reino Unido y Australia, donde ocupó nuevamente el top 10. El siguiente sencillo fue la versión del clásico de Donna Summer ‘I Feel Love’, un bailable tema Disco y dance-pop dedicado a la comunidad gay. Ya en 2020, Sam Smith lanzó como cuarto single la canción que da título al álbum, que se trataba de una clásica balada pop/Soul típica de su repertorio producida por StarGate y Jimmy Napes.

En el mes de abril Sam Smith ha lanzado un nuevo tema que será el ‘single presentación’ de la versión remodelada de su próximo trabajo, que sigue sin fecha ni título definitivo. Se trata de I’m Ready, un tema pop up-tempo que cuenta con la participación de Demi Lovato y está producido por Ilya y Savan Kotecha (habituales colaboradores de Max Martin) en el que ambos cantantes muestran su vulnerabilidad y declaran estar abiertos al amor. Pese a su gran potencial, I’m Ready ha recibido críticas de lo más variado por parte de los expertos musicales: por una parte se han alabado los solos de Sam y Demi y los coros Gospel del final de la canción sin embargo su producción resulta algo anticuada y el estribillo grandilocuente no encaja con el resto de la canción. I’m Ready ha sido acompañado por un original videoclip ambientado en unas ‘olimpiadas gay’ e incluye deportistas haciendo disciplinas olímpicas o Drag Queens corriendo en tacones.

Throwback Review: ‘Talk That Talk’ de Rihanna

Talk That TalkA finales de 2010 Rihanna publicó Loud, uno de los álbumes más importantes dentro de su carrera y con el que volvió a mostrar su lado más desenfadado y bailable tras la época oscura que supuso ‘Rated R’. Loud superó los 8 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en su segundo disco más vendido y contó con los singles #1 ‘Only Girl (In The World)’, ‘What’s My Name?’ y ‘S&M’. Siguiendo su habitual estrategia de lanzar discos con gran agilidad, la cantante de Barbados publicó en noviembre de 2011 su sexto álbum de estudio, titulado Talk That Talk, el cual fue grabado durante la gira promocional de Loud y debido al escaso lapso de tiempo entre ambos resultan muy similares y no se aprecia excesiva evolución. El sexto álbum de estudio de Rihanna sigue la estela musical de Loud y está encuadrado dentro de un pop/R&B muy bailable con influencia House, dubstep, Hip Hop y Dancehall. Rihanna participó en la composición de 8 temas de álbum y contó con la producción de sus habituales colaboradores StarGate además de Dr. Luke, Cirkut, Hit-Boy o Calvin Harris. ‘Talk That Talk’ debutó en el #3 de la lista americana de álbumes, consiguió el quinto top 5 consecutivo de Rihanna en Estados Unidos y vendió más de un millón de copias. En el resto del mundo también tuvo una gran acogida comercial y ocupó el top 5 en los principales mercados musicales como Francia, Alemania, Canadá y Australia incluyendo el #1 en Reino Unido, donde resultó un tremendo éxito y vendió más de un millón de ejemplares.

El single presentación del álbum fue We Found Love, un bailable y marchoso tema electro-House y dance-pop producido por el DJ Calvin Harris que recordaba a varias canciones de Loud como ‘Only Girl (In The World)’. Este single logró un éxito descomunal en las listas de venta: llegó al #1 en más de 20 países de todo el mundo incluyendo Canadá, Alemania o Reino Unido y acabó superando los 20 millones de copias, entrando en la lista de las canciones más exitosas de todos los tiempos. En la lista americana ‘We Found Love’ se mantuvo en el #1 durante 11 semanas no consecutivas superando a ‘Umbrella’, que hasta la fecha era el single más exitoso de Rihanna. Este tema que habla de “encontrar el amor en un lugar sin esperanza” obtuvo críticas principalmente positivas y recibió varios premios, entre ellos ‘mejor videoclip del año’ en los Grammy. Como segundo single se lanzó You Da One, un medio tiempo reggae-pop con influencia electro-pop y dubstep producido por Dr. Luke y Cirkut. Debido al éxito masivo de ‘We Found Love’, ‘You Da One’ se mantuvo a la sombra de él y pasó muy desapercibido en las radios y listas de venta, aunque ocupó el top 20 en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. En mi opinión la elección de ‘You Da One’ como single no fue de lo más acertado ya que en ‘Talk That Talk’ podemos encontrar mejores canciones. El tercer single elegido fue Talk That Talk, un marchoso tema Hip Hop/R&B producido por StarGate que contaba con la colaboración del veterano rapero Jay-Z y resultaba el tema más urbano del disco. Al no contar con videoclip ni apenas promoción por parte de Rihanna, este single tuvo un desempeño muy moderado y apenas ocupó el top 40 en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Como cuarto single se lanzó Where Have You Been, un enérgico tema electro-House y dance-pop que compartía similitudes con el estilo del primer single ‘We Found Love’ y estaba producido por Dr. Luke, Cirkut y Calvin Harris. Debido a su naturaleza bailable y desenfadada este tema cosechó buenas críticas por parte de los expertos musicales, recibió una nominación a ‘mejor actuación pop’ en los premios Grammy y tuvo un gran éxito en las listas de venta, en las que ocupó el top 10 en Reino Unido, Australia, Francia y Estados Unidos.

Pese a que ‘Talk That Talk’ contiene temas muy interesantes, también incluye en mi opinión la peor canción de toda la carrera de Rihanna: ‘Cockiness (Love It)’, que se trata de un extraño tema dubstep y Dancehall con letras sexuales muy explícitas producido por Bangladesh que fue lanzado como último sencillo en tierras americanas. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘Drunk on Love’, un medio tiempo electro-pop que nos recuerda el estilo de la era ‘Rated R’, el marchoso ‘Watch n Learn’ que contiene ritmos caribeños como Dancehall y reggae, o ‘Roc Me Out’, un tema mid-tempo synth-pop con influencia R&B producido por StarGate en el que Rihanna seduce a su amante revelándole sus secretos sexuales más íntimos. En resumen, Rihanna no tiene prácticamente ningún álbum malo y aunque mis favoritos dentro de su amplio catálogo musical son ‘Good Girl Gone Bad’ o ‘Loud’, Talk That Talk también tiene grandes momentos aunque resulta tan similar a este último que podríamos considerarlo como su re-edición debido a sus puntos en común. Temas imprescindibles: We Found Love, Where Have You Been, Talk That Talk, Roc Me Out y Drunk on Love. Puntuación: 7’5/10

The Best of R&B: ‘8701’ de Usher

8701Usher inició su carrera musical cuando era tan sólo un adolescente y en 1997 logró gran éxito con su segundo disco My Way, el cual vendió 6 millones de copias en Estados Unidos y contó con tres exitosos singles que ocuparon el top 2 en la lista americana. En 2001 Usher publicó su tercer álbum de estudio, 8701, cuyo título hacía referencia a la fecha de publicación de dicho trabajo. ‘8701’ estaba influenciado por varios de sus ídolos como Michael Jackson, Marvin Gaye o Stevie Wonder y destaca por el hecho de que Usher se implicó más en el proceso creativo del álbum y participó en la composición de la mayoría de los temas presentes. 8701 es un moderno álbum de R&B con influencia pop y Hip Hop formado principalmente por temas up-tempo y varias baladas y contó con la producción de algunos de los mejores productores de la música negra del momento como su habitual colaborador Jermaine Dupri, Bryan-Michael Cox, Jimmy Jam & Terry Lewis, Mike City o The Neptunes. 8701 debutó en el #4 de la lista americana de álbumes y fue certificado cuatro veces platino en Estados Unidos por ventas superiores a los 4 millones de copias. En el resto del mundo también tuvo una recepción comercial muy positiva y ocupó el top 10 en Australia y Alemania incluyendo el #1 en Reino Unido y Canadá y acabó vendiendo más de 8 millones en todo el mundo, igualando los excelentes resultados de su icónico disco ‘My Way’. Gracias a su talento como cantante, sus dotes como bailarín, su gran presencia escénica y su indudable atractivo, Usher se convirtió en un ídolo de las jovencitas americanas a principios de la década del 2000. Como dato curioso, durante esta época el rompecorazones de Atlanta estaba saliendo con la cantante Chilli del grupo TLC, la cual aparece en los videoclips de los singles ‘U Remind Me’ y ‘U Got It Bad’.

A principios del 2001 el cantante nacido en Dallas lanzó Pop Ya Collar como single presentación de un álbum que nunca llegó a publicarse debido a la filtración de varias canciones pertenecientes a él. Este tema pop/R&B up-tempo compuesto y producido por She’kspere tuvo un desempeño muy moderado en Estados Unidos sin embargo logró gran éxito en Reino Unido, donde ocupó el #2 y finalmente fue incluido en la edición internacional del disco. El primer single ‘oficial’ del álbum fue U Remind Me, un pegadizo tema R&B producido por Jimmy Jam y Terry Lewis cuyas letras hacían referencia cuando Usher conoció a una chica que le recordaba mucho a su ex-pareja y por ello decidió no salir con ella. ‘U Remind Me’ logró gran éxito en Estados Unidos y ocupó el #1 en la lista americana durante 4 semanas y se convirtió en una de las canciones más populares de 2001. En el resto del mundo también tuvo un impacto comercial positivo y alcanzó el top 5 en Reino Unido, Francia y Australia. Gracias a este tema Usher consiguió su primer premio Grammy, en concreto ‘mejor actuación vocal masculina de R&B’. Como segundo single se lanzó U Got It Bad, una balada R&B que contaba con la clásica producción de Jermaine Dupri y Bryan-Michael Cox y recordaba al hit ‘Nice & Slow’ de su anterior álbum. Este sensual ‘slow jam’ con el estilo inconfundible de Usher recibió buenas críticas de los expertos musicales y ocupó el #1 en la lista americana durante otras 5 semanas, haciendo del 2001 uno de los mejores años dentro de la carrera profesional del cantante de Atlanta. El tercer single en tierras americanas fue U Don’t Have To Call, un moderno tema R&B en el que Usher usa su voz en falsetto, incorpora el típico sonido de sintetizadores de The Neptunes y resulta uno de los temas más up-tempo y bailables del disco. ‘U Don’t Have To Call’ se convirtió en otro hit para Usher en Estados Unidos, donde ocupó el #3 en la lista de singles y consiguió nuevamente un premio Grammy a ‘mejor actuación vocal masculina de R&B’. Para el mercado internacional se lanzó U Turn, un tema R&B up-tempo con influencia Hip Hop producido por Jermaine Dupri cuyas letras hacen referencia a su ídolo Michael Jackson y mostraba nuevamente el lado más bailable y marchoso de 8701. Como último single se lanzó Can’t U Help Me, una bonita balada R&B/Soul producida por Jimmy Jam y Terry Lewis que tuvo un mínimo impacto en la lista de ventas estadounidense. Entre las canciones más destacadas del álbum se encuentran ‘How Do I Say’, un tema muy sensual en el que Usher intenta seducir a su amante diciéndole bonitas palabras en español, francés e italiano, o el marchoso tema R&B/Hip-Hop ‘I Don’t Know’ en el que colabora el rapero P. Diddy y cuenta con la innovadora producción de The Neptunes.

8701 fue el primer disco que escuché de Usher y aunque luego ha publicado otros álbumes muy interesantes, siempre ha sido mi favorito del cantante (con permiso del legendario ‘Confessions’ que también se encuentra entre mis discos imprescindibles) ya que cuenta con magníficas canciones interpretadas por una de las mejores voces masculinas de R&B de todos los tiempos y además pertenece a esa época dorada del R&B de principios del 2000 que siempre será mi preferida dentro de la historia de la música. Temas imprescindibles: U Remind Me, U Got It Bad, U Don’t Have To Call, How Do I Say, I Don’t Know, U Turn, If I Want To y Hottest Thing. Puntuación: 8’5/10.

The Best of R&B: ‘Full Moon’ de Brandy

Full MoonTras finalizar en 2001 la serie Moesha con la que logró un gran éxito en la TV americana durante más de 5 años, la cantante Brandy regresó al mundo de la música para grabar su tercer disco de estudio, el cual vio la luz en 2002, casi 4 años después del lanzamiento de Never Say Never, con el que triunfó en todo el mundo gracias a singles tan exitosos como ‘The Boy Is Mine’, que se convirtió en el tema más vendido del 1998 en Estados Unidos. Para dar forma a su nuevo álbum, titulado Full Moon, Brandy contó nuevamente con la ayuda de Rodney ‘Darkchild’ Jerkins y su equipo habitual, LaShawn Daniels y Fred Jerkins III, quienes se encargaron de la mayor parte de las canciones presentes, aunque también participaron Mike City, Warryn Campbell o Robert Smith, conocido como Big Bert, con el que la popular cantante iniciaría una relación romántica y sería el padre de su hija. Aunque Full Moon estaba encuadrado dentro del R&B/pop al igual que su anterior trabajo y contaba con sus clásicas baladas, por expreso deseo de Brandy, Darkchild introdujo un gran componente electrónico al álbum y ciertos sonidos vanguardistas y poco convencionales que hicieron de este trabajo un adelantado a su tiempo y un auténtico referente dentro del R&B contemporáneo. Full Moon debutó en el #2 de la lista americana de álbumes y acabó siendo certificado platino en Estados Unidos por ventas superiores a un millón de copias (unas cifras muy inferiores a las de Never Say Never) y se convirtió en el último álbum platino de la cantante antes de iniciar una espiral decreciente en su éxito comercial. En el resto del mundo el álbum tuvo un desempeño más moderado pero aun así consiguió ocupar el top 10 en sus mercados estrella: Reino Unido, Canadá y Alemania. En 2001, antes de lanzar su tercer disco, Brandy y su hermano Ray J participaron en un disco homenaje al cantante Phill Collins y versionaron su conocido tema Another Day In Paradise pero con un gran toque R&B que encajaba a la perfección con el estilo de Brandy. Este tema fue lanzado como primer single de dicho proyecto y se convirtió en uno de sus mayores éxitos en Europa, donde alcanzó el top 5 en Alemania, Irlanda o Reino Unido y fue incorporado al ‘track listing’ de la edición europea del álbum. 

El single presentación del álbum fue What About Us?, un tema R&B up-tempo con influencia electro-pop que contaba con una producción vanguardista y futurística y marcaba una divergencia con respecto al tipo de sonido que Darkchild imprimió en ‘Never Say Never’ o en la mayoría de sus producciones. ‘What About Us?’ recibió buenas críticas por su moderno y arriesgado sonido y tuvo una gran acogida comercial ya que ocupó el top 10 en las listas de venta de Estados Unidos, Australia y Reino Unido. Debido a su sonido demasiado agresivo, para el mercado europeo se lanzó el single en la versión ‘Simon Vegas remix’, que tenía un estilo R&B más convencional y recordaba a las habituales producciones de Darkchild. En el espectacular videoclip del tema también pudimos apreciar que Brandy había dejado atrás la imagen dulce que tenía durante su adolescencia para adoptar una imagen de mujer más madura, sexy y empoderada. Como segundo single se lanzó Full Moon, un tema R&B/pop con melodía de piano producido por Mike City que contaba con unas pegadizas letras que hablaban de cómo Brandy conocía a alguien en un club y se producía ‘amor a primera vista’ debido a la luna llena. ‘Full Moon’ recibió buenas opiniones por parte de los críticos en las que se elogiaba la producción del tema y la magnífica ejecución vocal por parte de Brandy y obtuvo una recepción mucho más moderada que el single predecesor, aunque logró el top 20 en Estados Unidos y Reino Unido. Como tercer single se eligió He Is, una balada R&B con influencia Soul y Gospel compuesta por la propia Brandy junto a Warryn Campbell que resultó un fracaso comercial debido a la nula promoción por parte de la cantante, que se encontraba en ese momento en una fase muy avanzada de su embarazo. En mi opinión fue un gran error lanzar ‘He Is’ como single ya que dentro de Full Moon podemos encontrar baladas infinitamente superiores como ‘When You Touch Me’, ‘Come a Little Closer’, ‘Love Wouldn’t Count Me Out’ y sobretodo ‘Nothing’, una preciosa balada R&B/Soul compuesta por Darkchild y producida por Fred Jerkins III en la que podemos apreciar el asombroso talento vocal de Brandy.

Varios temas que pudieron ser singles se quedaron en el tintero debido al abrupto cese en la promoción del disco y es una auténtica lástima debido a la gran calidad presente en este proyecto. Full Moon es el trabajo más marchoso y electrónico de Brandy y así lo demuestran canciones como ‘I Thought’, que se trataba de un tema R&B/electro-pop up-tempo que resultaba uno de los más bailables y pegadizos y mostraba a la perfección el vanguardista sonido que Darkchild incorporó al álbum o ‘Anybody’, otro tema R&B up-tempo con influencia electrónica que pone de manifiesto el amplio registro y la gran versatilidad vocal de Brandy, a quienes los expertos musicales se han referido numerosas ocasiones como ‘la biblia vocal’. En resumen, aunque ‘Never Say Never’ es mi álbum favorito de Brandy, Full Moon es otro de los discos más interesantes dentro de su magnífico catálogo musical en el que nos muestra su evolución tanto musical como personal, ya que dejó atrás la adolescencia y su imagen de ‘princesa del R&B’ para convertirse en una mujer más madura y segura de sí misma. Temas imprescindibles: Full Moon, What About Us?, Nothing, Anybody, I Thought y Love Wouldn’t Count Me Out. Puntuación: 8’5/10.

Throwback Review: ‘Good Girl Gone Bad’ de Rihanna

RihannaRihanna hizo su debut en el mundo de la música en el año 2005 con el álbum ‘Music of the Sun’, el cual tenía influencias de la música caribeña, estaba encuadrado dentro del sonido reggae/R&B, ocupó el top 10 en la lista de ventas de Estados Unidos e impactó tímidamente en el resto del mundo, aunque contó con el hit single ‘Pon de Replay’, el cual ocupó el top 10 en la mayoría de países. Apenas 8 meses después, la cantante nacida en Barbados lanzó su segundo disco de estudio, ‘A Girl Like Me’, con el que aumentó su popularidad a nivel internacional gracias al single #1 ‘SOS’ o ‘Unfaithful’. Desde sus inicios en el mundo de la música, Rihanna se ha caracterizado por su gran agilidad a la hora de publicar álbumes y un año después de ‘A Girl Like Me’ vio la luz su tercer disco, Good Girl Gone Bad, que supuso un punto de inflexión en la carrera de la joven cantante ya que se distanció de la imagen dulce e inocente de sus comienzos para adoptar otra más sexy y rebelde, además su música abandonó el sonido reggae y los ritmos caribeños para incorporar un estilo pop, dance-pop y R&B más comercial y accesible a un público más amplio. Aunque sus habituales colaboradores Evan Rogers y Carl Sturken también participaron en este álbum, su presencia disminuyó en favor de otros famosos productores como Tricky Stewart, Timbaland, J.R. Rotem, Ne-Yo o StarGate, los cuales ya habían participado en sus anteriores discos pero aumentaron su participación en ‘Good Girl Gone Bad’ y se convirtieron en los artífices de sus temas más exitosos. Gracias a una magnífica selección de singles que recibieron una gran acogida comercial, el álbum debutó en el #2 de la lista americana y vendió más de dos millones y medio de ejemplares en Estados Unidos, un incremento más que considerable con respecto a ‘A Girl Like Me’. Alrededor del mundo Rihanna aumentó su popularidad de manera exponencial y el álbum obtuvo un recibimiento muy positivo en las listas de venta de Reino Unido o Canadá, donde fue #1 y ocupó el top 10 en los principales marcados musicales y superó los 9 millones de copias.

El single presentación del álbum fue Umbrella, un marchoso tema pop/R&B con influencia Hip Hop que contaba con la colaboración del veterano rapero Jay-Z y estaba compuesto por The Dream y Tricky Stewart bajo la producción de este último. Tricky Stewart compuso la canción con Britney Spears en mente sin embargo el equipo de la princesa del pop rechazó ‘Umbrella’ sin imaginarse el nivel de éxito que alcanzaría dicho tema (no sería la última vez que Britney rechazaría temas que se convertirían en un hit). Umbrella fue aclamado por expertos musicales por su producción y sus letras, en particular su adictivo estribillo “under my umbrella, ella, ella” aunque algunos criticaron la fría ejecución vocal de Rihanna en comparación con la calidez del tema. Este single superó todas las expectativas y ocupó el #1 en la lista americana durante 7 semanas consecutivas y acabó vendiendo más de 6 millones de copias en Estados Unidos, donde logró un récord en ventas en formato digital. En el resto del mundo también resultó un tremendo éxito y fue #1 en Australia, Canadá, España, Alemania o Reino Unido (donde se mantuvo en lo más alto durante 10 semanas consecutivas) y se convirtió en uno de los singles más exitosos de todos los tiempos y el tema más radiado de la década del 2000. Umbrella recibió numerosos premios entre ellos el Grammy a mejor colaboración rap/cantada y su videoclip, que también fue tremendamente popular, ganó el premio MTV a mejor vídeo del año.

Tras el éxito masivo de ‘Umbrella’ llegó Shut Up and Drive, un tema muy diferente al anterior que abandonaba su lado urbano para adentrarse en el pop/rock y el sonido ‘new wave’ de los años 80. Este tema estaba producido por Evan Rogers y Carl Sturken recibió criticas muy variadas de los expertos musicales (personalmente considero que hay mejores canciones en el álbum) y tuvo una moderada acogida en Estados Unidos aunque ocupó el top 5 en Reino Unido. El tercer single elegido fue Hate That I Love You, un bonito tema mid-tempo R&B producido por StarGate y que contaba con la colaboración del cantante Ne-Yo y que nos mostraba el lado más sensible de Rihanna. Este tema recibió buenas críticas de los expertos musicales por su similitud con temas de Ne-Yo y otras producciones del dúo noruego como ‘Irreplaceable’ de Beyoncé. ‘Hate That I Love You’ ocupó el top 10 en Estados Unidos y el top 20 en Australia, Canadá y Reino Unido. Para mostrar la amplia variedad de estilos presentes en el disco como cuarto single se lanzó Don’t Stop The Music, un pegadizo tema dance-pop producido por StarGate que destacaba por samplear el famoso estribillo de Wanna Be Startin’ Somethin’ de Michael Jackson y resultaba el tema más up-tempo del álbum. Por su naturaleza marchosa y bailable ‘Don’t Stop The Music’ resultó tremendamente popular en Europa (el mercado más receptivo al sonido Dance) y alcanzó el #1 en Francia, Alemania o España y el top 5 en Reino Unido. En Estados Unidos ocupó el #3 y se convirtió en el segundo single más exitoso de la edición original del álbum. 

Un año después de su lanzamiento, Good Girl Gone Bad fue re-editado con nuevos temas, entre ellos Take a Bow, que se convirtió en el single presentación de la re-edición. Esta balada R&B mid-tempo producida por StarGate y Ne-Yo relata la traición e infidelidad de su ex-pareja y recibió buenas opiniones de los expertos musicales aunque se criticó la producción poco original de StarGate, quienes imprimían su habitual sonido en todos los temas mid-tempo que producían. ‘Take a Bow’ resultó un éxito en Estados Unidos, donde se convirtió en el tercer single #1 de Rihanna y en el resto del mundo también tuvo un buen desempeño, especialmente en Reino Unido y Canadá, donde también alcanzó el #1. Otro de los temas inéditos de la re-edición, Disturbia, fue lanzado como siguiente single. Este marchoso y bailable tema dance-pop y electro-pop estaba compuesto por el cantante Chris Brown (quien más adelante sería su pareja) y recordaba a otras canciones up-tempo del álbum como ‘Don’t Stop The Music’ aunque contenía una temática más oscura que sería la seña de identidad de su siguiente disco ‘Rated R’. ‘Disturbia’ continuó la excelente racha comercial de Rihanna en Estados Unidos y nuevamente llegó a lo más alto de la lista de ventas americana. Como último single del álbum (aunque pertenecía a la edición original) se lanzó Rehab, que se trataba un medio tiempo R&B de carácter melancólico producido por Timbaland que contaba con una pequeña participación de Justin Timberlake y en el que Rihanna se enfrenta a los dolorosos recuerdos de su anterior relación y compara a su ex-pareja con una enfermedad. Del resto del álbum destacan ‘Breakin’ Dishes’, un marchoso tema electro-pop y dance-pop producido por Tricky Stewart que mostraba a la perfección el lado rebelde que quería ofrecernos Rihanna en este trabajo o ‘Good Girl Gone Bad’, un tema mid-tempo pop/R&B con la producción típica de StarGate que explica cómo los fracasos con los hombres y las relaciones fallidas le hicieron madurar y dejar de ser una ‘chica buena’.

Good Girl Gone Bad fue un álbum clave en la carrera musical de Rihanna ya que le dio el espaldarazo definitivo para convertirse en un fenómeno global y una de las cantantes pop más importantes de la década del 2000. Además marcó una transición entre sus dos primeros trabajos, muy influenciados por el reggae y sus raíces caribeñas y sus siguientes álbumes, que seguían la estela dance-pop y R&B de Good Girl Gone Bad. Aunque personalmente descubrí la música de Rihanna mucho antes de que despuntara a nivel internacional y considero ‘A Girl Like Me’ uno de mis discos preferidos de la cantante barbadense, ‘Good Girl Gone Bad’ también se encuentra entre mis favoritos ya que es un disco muy variado, completo y lleno de buenas canciones que hicieron de Rihanna una súper estrella del mundo de la música. Temas imprescindibles: Don’t Stop The Music, Umbrella, Disturbia, Hate That I Love You, Take a Bow, Good Girl Gone Bad y Breakin’ Dishes. Puntuación: 8’5/10.

The Best of R&B: ‘The Boy Is Mine’ de Monica

57056-the_boy_is_mine_monica_album_coverartLa cantante Monica nació en una familia muy relacionada con el mundo de la música ya que su madre cantaba Gospel en una iglesia y su primo era el famoso productor musical Polow da Don y desde una temprana edad empezó también a cantar en coros de iglesias. Tras ser descubierta por el productor Dallas Austin gracias a su gran talento como cantante, Monica Arnold hizo su debut en el mundo de la música a la temprana edad de 14 años con Miss Thang, el cual pese a ocupar una discreta posición en la lista americana de álbumes, contó con 4 singles muy exitosos que ocuparon el top 10 y acabó siendo certificado tres veces platino con ventas superiores al millón y medio de copias. Tras este álbum que recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales por su versatilidad vocal, la cantante de Atlanta participó en varias bandas sonoras de películas, entre ellas ‘Space Jam’, a la que contribuyó con la balada ‘For You I Will’, la cual tuvo un gran acogida en Estados Unidos, ocupó el top 5 en la lista de singles y se convirtió en uno de sus temas más populares. En 1998 Monica publicó su segundo álbum de estudio, titulado The Boy Is Mine y que estaba formado por un compendio de marchosos temas up-tempo, baladas y medios tiempos de estilo R&B con influencia pop, Hip Hop, Soul y Gospel. Este álbum está producido en su mayoría por su mentor Dallas Austin además de otros importantes nombres de la industria musical de la época como Jermaine Dupri, Darkchild, David Foster o Daryl Simmons. Precedido por el single del mismo nombre, ‘The Boy Is Mine’ debutó en el #8 de la lista americana de álbumes, fue certificado triple platino y vendió más de dos millones de ejemplares en Estados Unidos.

El single presentación del álbum fue The Boy Is Mine, un dúo con la cantante Brandy, quien compuso el tema junto a Rodney ‘Darkchild’ Jerkins y su equipo. Este tema R&B mid-tempo contaba con una temática muy habitual en la música negra de los años 90: dos mujeres peleándose por el mismo hombre. Aunque Brandy decidió que quería colaborar con Monica en este tema, las sesiones de grabación no fueron demasiado bien y debido a las diferencias entre ambas acabaron grabándolo por separado (Monica terminó el tema en Atlanta junto a su colaborador Dallas Austin). Como ya comenté en la reciente crítica del álbum ‘Never Say Never’ de Brandy, ‘The Boy Is Mine’ se convirtió en el single más exitoso del año 1998 y lideró la lista americana durante nada más y nada menos que 13 semanas. Este tema no sólo recibió buenas críticas de los expertos musicales y numerosos premios (entre ellos un Grammy a mejor actuación vocal R&B de un dúo/grupo) sino que sirvió de espaldarazo internacional a ambas promesas del R&B ya que gracias a este top 5 en las listas de venta de Australia, Reino Unido, Francia o Alemania, tanto Brandy como Monica vivieron su mejor momento profesional.

Tras el enorme impacto comercial de ‘The Boy Is Mine’, la joven cantante demostró que su éxito no era flor de un día y lanzó como segundo single The First Night, un pegadizo tema mid-tempo R&B con influencia Hip Hop/Soul producido por Jermaine Dupri, el cual le dio su habitual toque urbano. Este tema sampleaba la melodía del famoso tema ‘Love Hungover’ de Diana Ross y destacaba por sus letras, en las que Monica se debatía si tener o no relaciones sexuales con un chico en su primera cita. ‘The First Night’ resultó un gran éxito en Estados Unidos y se convirtió en el segundo single #1 de Monica en la lista americana (también lideró el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) y ocupó el top 10 en Reino Unido. Como tercer single, Monica lanzó la bonita balada Angel of Mine, que se trataba de una versión del famoso tema del grupo británico Eternal pero en este caso producida por Darkchild. Mientras que la versión original tuvo una gran acogida en Europa (nunca fue lanzada en tierras americanas) Monica logró gran éxito en Estados Unidos, donde se convirtió en su tercer #1 consecutivo y también tuvo buen desempeño en Australia y Canadá. Como último single se lanzó Street Symphony, un medio tiempo R&B compuesto y producido por Dallas Austin que destacaba por su larga introducción melódica y su uso prominente de violines. Aunque ‘Street Symphony’ era uno de los temas más destacados del álbum (personalmente uno de mis favoritos) no tuvo gran acogida comercial y ni siquiera entró en la lista americana. Fuera de Estados Unidos se lanzó también como último sencillo promocional Inside, que se trataba de una gran balada R&B/Soul que mostraba el amplio rango vocal de Monica.

‘The Boy Is Mine’ fue lanzado apenas un mes después de ‘Never Say Never’, el segundo álbum de Brandy y que también contenía el hit ‘The Boy Is Mine’. Ambos álbumes entraron en competencia al ser publicados en fechas muy cercanas y por ser similares en cuanto a estilo y género musical, pero sin duda por la ‘supuesta’ rivalidad que mantenían ambas cantantes según los medios de comunicación. Los dos resultaron muy exitosos: fueron certificados multiplatino y contaron con varios singles #1 en la lista americana (en concreto Monica tres y Brandy dos) y se han convertido en dos de los álbumes R&B más relevantes y destacados de finales de los años 90. Aunque ‘The Boy Is Mine’ es mi canción favorita de todos los tiempos, no escuché el álbum de Monica hasta un tiempo después ya que en esos momentos era seguidor de Brandy y me centré en ‘Never Say Never’, sin embargo cuando le di la oportunidad al disco de Monica me sorprendió gratamente y suelo escucharlo regularmente ya que contiene temas muy interesantes, además fue el responsable de que empezara a descubrir el resto de la discografía de Monica. Temas imprescindibles: The Boy Is Mine, Street Symphony, The First Night, For You I Will, Inside y Angel of Mine. Puntuación: 8/10.