Archivo de la etiqueta: Robyn

Crítica de “Honey” de Robyn

robyn honeyNada más y nada menos que 8 años han pasado desde que Robyn publicó Body Talk, su último álbum de estudio. Desde entonces apenas hemos sabido nada de la cantante sueca aunque lo cierto es que no ha estado completamente alejada del mundo de la música ya que durante esta larga ausencia ha lanzado dos EP’s, uno junto al dúo noruego de música electrónica Royksopp, y otro junto al grupo La Bagatelle Magique, compuesto por la propia Robyn, el productor Christian Falk y otro componente menos conocido. De los dos EP’s que lanzó Robyn destacó el primer de ellos, titulado Do It Again, el cual recibió buenas opiniones de los expertos musicales, resultó bastante exitoso en Europa y Estados Unidos, donde alcanzó el #1 en el componente Dance de la lista Billboard e incluso fue nominado a un premio Grammy a mejor álbum Dance/electrónico. El segundo EP, Love Is Free, fue publicado en el año 2015 y pasó más desapercibido entre el público, y desde entonces no hemos tenido apenas noticias de Robyn ya que tras la muerte de Christian Falk (gran amigo suyo) y una ruptura sentimental, la cantante pasó por una depresión y se mantuvo alejada del mundo de la música. Una vez que estuvo recuperada de estos malos momentos personales, Robyn empezó a grabar su nuevo álbum de estudio, el octavo de su trayectoria discográfica.

A finales de octubre, Robyn publicó su esperado nuevo disco, Honey, que está compuesto por 9 temas, una extensión muy escasa y por debajo de los habituales estándares en el mundo de la música, ya que podría pasar perfectamente por un EP. Además este nuevo trabajo difiere del anterior en cuanto a la estrategia promocional llevada a cabo, ya que el álbum Body Talk se trataba de un original proyecto precedido por dos mini-álbumes llamados Body Talk Part 1 y Body Talk Part 2 para concluir en un disco que estaba compuesto por las mejores canciones de ambos álbumes, sin embargo en el caso de Honey, la cantante se ha decantado por una estrategia más tradicional. Missing U, el single presentación de Honey, llegó en agosto y se trataba de un tema electro-pop muy sentimental dedicado a su fallecido amigo Christian Falk en el que le dedica unas bonitas palabras diciéndole lo mucho que le echa de menos y las cosas que les quedaron por hacer juntos. A pesar de ser un tema bailable y up-tempo, la cantante lo afronta cantando de una manera muy emotiva como si de una balada se tratase, y comparte similitudes con su hit “Dancing On My Own”. Como segundo single, la cantante sueca presentó el tema que da título al álbum, Honey, un tema dance-pop y electro-pop interpretado por Robyn de una manera muy lánguida y melancólica.

Además de componer los 9 temas que forman parte de Honey, la cantante nacida en Estocolmo también ha participado en la producción de varias de las canciones, junto a su habitual colaborador Klas Ahlund o Joseph Mount, con quien trabaja por primera vez. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran “Human Being”, un medio tiempo electrónico, o el hipnótico “Baby Forgive Me”. Honey ha sido #1 en su nativa Suecia, sin embargo ha obtenido un recibimiento muy tibio en el resto del mundo debido a una escasa promoción, aunque es notorio mencionar su entrada en el top 40 en Estados Unidos. Aunque Honey es su disco más personal hasta la fecha y resulta muy cohesivo, palidece en comparación a Body Talk, el cual estaba compuesto por un conjunto excelente de joyas electro-pop y resultaba más divertido y alegre, sin embargo Honey es fruto de una mala época en la que ha sufrido importantes pérdidas y duros momentos personales. Sin duda, su larga espera ha merecido la pena ya que es un buen trabajo de electro-pop ejecutado de una manera muy elegante. Puntuación: 7/10. Honey – Amazon

Anuncios

Throwback Review: “Body Talk” de Robyn

7ece84409cf00dff1343a7dbd241a6598b78a18cRobyn es una cantante y compositora sueca que alcanzó sus mayores cotas de popularidad en el año 1996 con su disco debut, llamado Robyn Is Here, que contaba con los singles “Show Me Love” y “Do You Know (What It Takes)”, los cuales lograron bastante éxito en las listas de Reino Unido y Estados Unidos e hicieron de la cantante una de las más populares durante la época dorada del Pop de finales de los 90. Max Martin, compatriota de Robyn, fue el responsable de estos dos singles, convirtiéndose en los primeros de los muchos éxitos que crearía este productor durante su larga carrera musical. Robyn Is Here estaba compuesto por canciones pop y dance-pop, recibió buenas críticas de los expertos musicales y acabó vendiendo un millón de copias en Estados Unidos, todo un logro para una artista sueca. Su segundo y tercer álbum, My Truth Don’t Stop The Music, en los que coqueteaba con el R&B, sólo fueron publicados en su Suecia natal, donde lograron buena acogida, ocupando el top 3 en la lista de ventas. Con Robyn, su cuarto disco de estudio y publicado bajo su propio sello discográfico, se alejó del sonido urbano de sus últimos álbumes y volvió al sonido dance-pop, aunque con gran influencia del electro-pop. Durante esta época Robyn recuperó su popularidad ya que el álbum fue publicado en muchos países de Europa y triunfó gracias a singles como “With Every Heartbeat”, que fue #1 en Reino Unido, o “Be Mine!”, que ocupó el top 10 en Suecia y Reino Unido.

Robyn-Body-Talk-Pt-3Tras varios años en silencio, Robyn se tomó su tiempo preparando un proyecto muy original y complejo que consistía en tres mini álbumes o EP’s que componen una trilogía, y que culminaban en un álbum que contenía las mejores canciones de los tres mini álbumes, llamado Body Talk. En junio de 2010 se puso a la venta el primer mini-álbum, “Body Talk Part I”, que destacaba por contener el single Dancing On My Own, el cual se convertiría en uno de sus temas más famosos y su primer single #1 en la lista de ventas de Suecia, además de ocupar el top 10 en Reino Unido, Dinamarca y Noruega. Este tema electro-pop trata acerca de la soledad de la cantante en la pista de baile mientras observa a su pareja engañarle con otra mujer. “Dancing On My Own” está co-producido por Robyn y Patrik Berger, y es el ejemplo perfecto del estilo electro-pop que triunfaba en el año 2010. Este primer EP fue bastante exitoso en Europa y estaba producido en su mayoría por el músico sueco Klas Ahlund, que produjo temas como “Dancehall Queen” o “Fembot”, incluidos posteriormente en Body Talk. Tres meses después se puso a la venta “Body Talk Part II”, con Hang With Me como single presentación, un gran tema electro-pop que aunque no logró despuntar en el resto del mundo como Dancing On My Own, fue #2 en su nativa Suecia. Esta segunda entrega contenía un sonido más electrónico y era más marchosa que la primera parte, e incluía grandes canciones como “Love Kills” o “U Should Know Better”, con influencia del sonido Hip Hop y donde colaboraba el rapero Snoop Dogg. En noviembre llegó el álbum completo, Body Talk, que recogía los singles y las mejores canciones de las dos primeras entregas y 5 nuevos temas, que también se pusieron a la venta el mismo día de manera separada como el EP “Body Talk Part III”. El single presentación fue Indestructible, una auténtica joya electro-pop, que ya apareció en versión acústica en la segunda entrega. Entre los temas nuevos destaca el magnífico “Time Machine”, que supuso la colaboración de Robyn con su viejo conocido Max Martin, o “Call Your Girlfriend”, el segundo single y una de las mejores canciones del disco. Para este álbum, la rubia cantante mostró su lado más original y extravagante, con unos videoclips muy atrevidos e impactantes y un look muy original y desenfadado. En resumen, Body Talk es un proyecto muy interesante, original, ambicioso y repleto de buenas canciones de estilo electro-pop y dance-pop, donde destaca la maravillosa voz de Robyn y la magistral producción de Klas Ahlund. Sin duda uno de los mejores álbumes electro-pop de todos los tiempos. Temas imprescindibles: Indestructible, Dancing On My Own, Time Machine, Love Kills y Call Your Girlfriend. Puntuación: 9/10. Body Talk – Amazon