Throwback Review: «Body Talk» de Robyn

Robyn-Body-Talk-Pt-3Robyn es una cantante y compositora sueca que alcanzó sus mayores cotas de popularidad en el año 1996 con su álbum debut, llamado «Robyn Is Here», que contaba con los singles ‘Show Me Love’ y ‘Do You Know (What It Takes)’, los cuales lograron bastante éxito en las listas de Reino Unido y Estados Unidos e hicieron de la cantante una de las más populares durante la época dorada del Pop de finales de los 90. Max Martin, compatriota de Robyn, fue el responsable de estos dos singles, convirtiéndose en los primeros de los muchos éxitos que crearía este productor durante su larga carrera musical. «Robyn Is Here» está compuesto por canciones pop y dance-pop, recibió buenas críticas de los expertos musicales y acabó vendiendo un millón de copias en Estados Unidos, todo un logro para una artista sueca. Su segundo y tercer álbum, «My Truth» y «Don’t Stop The Music», en los que coqueteaba con el R&B, sólo fueron publicados en su Suecia natal, pero lograron buena acogida y ocuparon el top 3 en la lista de ventas. Con «Robyn», su cuarto disco de estudio y publicado bajo su propio sello discográfico, se alejó del sonido urbano de sus últimos álbumes y volvió al sonido dance-pop, aunque con gran influencia del electro-pop. Durante esta época Robyn recuperó su popularidad ya que el álbum fue publicado en muchos países de Europa y triunfó gracias a singles como ‘With Every Heartbeat’, que fue #1 en Reino Unido, o ‘Be Mine!’, que ocupó el top 10 en Suecia y Reino Unido.

Tras varios años en silencio, Robyn se tomó su tiempo preparando un proyecto muy original y complejo que consistía en tres mini álbumes o EP’s que componen una trilogía y culminaban en un álbum que contenía las mejores canciones de los tres mini álbumes, llamado Body Talk. En junio de 2010 se puso a la venta el primer mini-álbum, ‘Body Talk Part I’, que incluía el single Dancing On My Own, el cual se convertiría en uno de sus temas más famosos y su primer single #1 en la lista de ventas de Suecia, además de ocupar el top 10 en Reino Unido, Dinamarca y Noruega. ‘Dancing On My Own’ es un tema electro-pop compuesto por Robyn y Patrik Berger que trata acerca de la soledad de la cantante en la pista de baile mientras observa a su ex-pareja bailar con otra mujer. ‘Dancing On My Own’ recibió buenas críticas por su tono melancólico y el talento de Robyn como vocalista y compositora y es el ejemplo perfecto del estilo electro-pop que triunfaba en el año 2010. Este primer EP resultó bastante exitoso en Europa y estaba producido en su mayoría por el músico sueco Klas Ahlund, quien fue responsable de temas como ‘Dancehall Queen’ o ‘Fembot’, incluidos posteriormente en «Body Talk». Tres meses después se puso a la venta ‘Body Talk Part II’, con Hang With Me como single presentación, un gran tema electro-pop que no logró despuntar en el resto del mundo como ‘Dancing On My Own’, pero alcanzó el #2 en su nativa Suecia. Esta segunda entrega contenía un sonido más electrónico, resultaba más marchosa que la primera parte e incluía grandes temas como ‘Love Kills’ o ‘U Should Know Better’, con influencia Hip Hop y que contaba con la participación del rapero Snoop Dogg. En noviembre llegó el álbum completo, ‘Body Talk’, que recogía los singles y las mejores canciones de las dos primeras entregas y 5 nuevos temas, que también se pusieron a la venta el mismo día de manera separada como el EP ‘Body Talk Part III’. El single presentación fue Indestructible, una auténtica joya electro-pop que ya apareció previamente en versión acústica dentro de la segunda entrega. Entre los temas nuevos destaca el magnífico ‘Time Machine’, que supuso la colaboración de Robyn con su viejo conocido Max Martin y resulta uno de los temas más ‘radio-friendly’ o ‘Call Your Girlfriend’, que se lanzó como segundo single y se trata de un marchoso tema electro-pop y dance-pop en el que Robyn ruega su nueva pareja que rompa con su novia de la manera más suave posible. Para este álbum, la rubia cantante mostró su lado más extravagante, con unos videoclips muy atrevidos e impactantes y un look original y desenfadado. En resumen, «Body Talk» es un proyecto muy interesante, original, ambicioso y repleto de buenas canciones de estilo electro-pop y dance-pop, en el que destaca la maravillosa voz de Robyn, su talento como compositora y la magistral producción de Klas Ahlund. Sin duda uno de los mejores álbumes electro-pop de todos los tiempos, de ahí que haya conseguido una de las mejores notas que he otorgado a un disco en el blog MiSTeR MuSiC. Temas imprescindibles: Indestructible, Dancing On My Own, Time Machine, Call Your Girlfriend, Love Kills y Hang With Me. Puntuación: 9/10.

Una respuesta a “Throwback Review: «Body Talk» de Robyn

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s