Double Round Review: “Catfights and Spotlights” y “Sweet 7” de Sugababes

sugababes_-_catfights_and_spotlights_official_album_coverCasi sin un respiro con respecto a su anterior álbum Change y con tan sólo un año de diferencia en su publicación, el trío británico Sugababes publicó en 2008 su sexto disco estudio llamado Catfights and Spotlights, un título escogido con gran ironía, ya que durante su turbulenta trayectoria musical se ha rumoreado en numerosas ocasiones que las componentes del grupo femenino tenían muchas diferencias, y las discusiones y peleas en el backstage de sus actuaciones eran constantes. Mientras que en Change el estilo musical era dance-pop, electro-pop y pop-rock, para su siguiente trabajo, las chicas de Sugababes decidieron recuperar las raíces urbanas de su primer álbum, y profundizaron en el R&B, funk y Soul. Además este disco destacaba por el uso de una gran cantidad de instrumentos musicales como el saxofón o la trompeta, dejando a un lado el abuso de los sintetizadores y la música electrónica que abundaba durante esos años. “Catfights and Spotlights” es el segundo álbum de estudio que contaba con Keisha, Heidi y Amelle como componentes, y recibió críticas positivas por su estilo musical, su mayor madurez y por las harmonías de las voces de las cantantes. El álbum fue top 10 en la lista británica, pero las ventas fueron bastante bajas y se convirtió en uno de los discos de Sugababes menos exitosos. El primer single del álbum fue Girls, un tema R&B y funk con un prominente uso de saxofón y que contaba con la interpolación del tema “Here Comes The Girls”. Este tema hablaba del feminismo y el empoderamiento de las mujeres, recibió opiniones positivas por parte de los críticos musicales y también tuvo buena respuesta comercial, ya que fue #3 en la lista británica. El segundo sencillo del álbum, No Can Do, no fue la mejor elección como single ya que no tenía tanto gancho como la mayoría de los temas de Sugababes y resultaba un “tema del montón”, además su respuesta comercial fue muy negativa, ya que apenas entró en el top 25 de la lista británica, una de las posiciones más bajas que ha ocupado un single en toda la trayectoria del grupo. A pesar de que el estilo R&B es el que más encaja con el grupo (sobretodo con la voz de Keisha), y el álbum destaca por su gran producción y composición, en conjunto resultaba algo aburrido aunque contaba con canciones muy interesantes, como “Side Chick”, mi tema favorito del disco y la canción más R&B de Catfights and Spotlights, o “Hanging on a Star”, una de las canciones más up-tempo y marchosas del álbum. Puntuación: 7/10. Catfights and Spotlights – Amazon

sugababes_-_sweet_7_official_album_coverEn el año 2010 Sugababes regresaron al panorama musical con su séptimo disco de estudio, al que llamaron Sweet 7, aunque esta nueva era del trío británico no resultó muy “dulce” ya que se produjo un enésimo cambio de componentes y se convirtió en el último álbum del grupo Sugababes. Sweet 7 tiene un estilo musical completamente diferente al de “Catfights and Spotlights”, donde predominaba un sonido urbano y abundaban los medios tiempos pop/R&B, en cambio Sweet 7 profundiza en el sonido electrónico y está compuesto por temas up-tempo de estilo electro-pop y dance-pop con influencia R&B, con la excepción de una balada. Para este álbum, las chicas de Sugababes ficharon con la discográfica de Jay-Z en un intento de americanizar su música y viajaron a Estados Unidos para trabajar con productores de la talla de StarGate, RedOne, Fernando Garibay o The Smeezingtons, quienes le dieron un sonido más internacional a su música. El primer single fue Get Sexy, un pegadizo tema electro-pop/R&B que tuvo gran impacto en la lista británica, donde ocupó el puesto #2, aunque recibió críticas negativas por su falta de originalidad. Durante la promoción de este single, la única componente original de Sugababes, Keisha Buchanan, abandonó el grupo causando una gran conmoción entre sus seguidores, y poniendo la credibilidad del grupo en entredicho, ya que la ausencia de Keisha dejaba al grupo sin ninguna componente fundadora. Al igual que cuando Mutya abandonó Sugababes durante la promoción del cuarto álbum, el mánager y la discográfica del grupo buscaron rápidamente una sustituta para Keisha, que re-grabó con su voz los temas del nuevo disco, de inminente publicación. La elegida fue Jade Ewen, una joven cantante que representó a Reino Unido en el festival de Eurovisión en 2009. El segundo single del álbum fue About a Girl, un enérgico tema dance-pop y electro-pop producido por RedOne que recibió buenas críticas y un moderado éxito en la lista británica, ocupando el #8. Como tercer y último single se extrajo Wear My Kiss, otro tema dance-pop muy genérico que logró el tercer top 10 consecutivo del disco. Sweet 7 se puso a la venta en marzo del 2010 con Jade como nueva componente de Sugababes, la cual siguió con la promoción del álbum pese a la controversia creada por seguir llamándose Sugababes un grupo que ya no tenía nada que ver con la formación original, y generando un gran desconcierto entre los fans del grupo. El álbum recibió unas críticas muy duras por parte de los expertos musicales, que expresaron su rechazo por la falta de identidad de la nueva formación, además del cambio de dirección musical hacia el sonido electrónico, ya que las canciones presentes en el álbum resultaban génericas, repetitivas y faltas de originalidad. A pesar de que los singles del álbum tuvieron buen desempeño en la lista de ventas británica, el resultado comercial de Sweet 7 fue muy negativo ya que debutó en el #14 en Reino Unido con unas ventas muy bajas, convirtiéndose en el álbum de Sugababes menos vendido de su trayectoria. Entre mis canciones favoritas del álbum se encuentran “Thank You For The Heartbreak”, un marchoso tema dance-pop producido por StarGate y de los pocos del álbum que fueron bien recibidos por los expertos musicales, “Miss Everything”, que tiene influencias caribeñas y participa el cantante jamaicano Sean Kingston, o “No More You”, otra contribución de StarGate y que se trata de la única balada del álbum. Mi opinión acerca del disco es que, juzgando exclusivamente el aspecto musical, Sweet 7 se trata de un marchoso y bailable álbum dance-pop que contiene buenas canciones aunque resulten genéricas, pero comparándolo con otros discos del grupo, palidece al no tener canciones originales, distintivas e innovadoras, y está por debajo de los estándares del grupo. Además Keisha era una de las piezas fundamentales del grupo por su gran voz, carisma y personalidad, y sin ella Sugababes perdió identidad y “alma”, dejando a Heidi con las anodinas y perfectamente intercambiables Amelle y Jade. Puntuación: 8/10. Sweet 7 – Amazon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s