Crítica de «Graffiti» de Chris Brown

GraffitiEl cantante americano Chris Brown irrumpió en el mundo de la música en el año 2005 con el marchoso tema ‘Run It!’, el cual alcanzó el #1 en la lista americana de singles y también logró gran éxito en otros importantes mercados musicales como Reino Unido o Australia. Su álbum debut, de título homónimo, recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales debido al talento vocal de Chris y el sólido conjunto de canciones R&B y superó los dos millones de copias en Estados Unidos. Su segundo álbum, Exclusive también obtuvo buena acogida comercial y gracias al éxito de los singles ‘Kiss Kiss’ y ‘With You’ amplió su fama internacional. Por entonces, Chris Brown era el niño mimado del R&B/pop en Estados Unidos y se le consideraba el heredero de Usher o R.Kelly sin embargo tras el incidente ocurrido después de la entrega de los premios Grammy en el que Rihanna, su pareja por entonces, lo denunció por malos tratos, se produjo una gran conmoción en los medios de comunicación y desde entonces la imagen pública del cantante ha estado por los suelos y su fama y popularidad han caído en picado, no sólo por el tirón que tiene la cantante de Barbados en todo el mundo, sino porque el público está muy sensibilizado con el tema de la violencia de género. En diciembre de 2009, dos años después del lanzamiento de Exclusive y apenas unos meses después del incidente con Rihanna, vio la luz su tercer álbum de estudio, Graffiti, el cual está encuadrado dentro del R&B/pop con influencia Hip-Hop al igual que sus anteriores trabajo, sin embargo podemos considerarlo un trabajo musicalmente más diverso e incorpora elementos electro-pop, pop/rock y dance-pop. Chris asumió un mayor papel creativo en este álbum y compuso todas las canciones de Graffiti (20 en la edición deluxe internacional), las cuales hablan de su arrepentimiento y sentimiento de culpa tras haber roto una relación, su lujoso estilo de vida o sus impulsos sexuales. Como suele ser habitual el joven cantante se rodeó de un amplio número de productores entre los que se encuentran Polow da Don, Swizz Beatz, Scott Storch, The Runners, Brian Kennedy o The Messengers y también encontramos una gran presencia de artistas invitados como Trey Songz, Lil Wayne, The Game, Plies, Sean Paul o Tank.

El single presentación del álbum fue I Can Transform Ya, un extraño híbrido Hip-Hop y electro-pop con influencia de la música industrial producido por Swizz Beatz y que contaba con la colaboración del rapero Lil Wayne. Este tema marcaba una divergencia con respecto a su estilo habitual y recibió críticas variadas por parte de los expertos musicales, aunque apreciaron su evolución musical y su naturaleza de ‘club banger’. ‘I Can Transform Ya’ obtuvo una respuesta moderada por parte de sus seguidores y apenas alcanzó el top 20 de la lista americana de singles y el top 40 en Australia y Reino Unido. Como segundo y último single se lanzó Crawl, una balada pop/R&B producida por The Messengers cuyas letras hablan de una relación destruida en la que Chris «se arrastra de nuevo al amor» para intentar salvarla (muchos interpretaron que hacía referencia a su relación con Rihanna, pero el cantante negó tales afirmaciones). Aunque Crawl es un buen tema, no era la mejor opción para segundo single ya que encontramos mejores canciones en Graffiti y en el terreno comercial tuvo un desempeño muy moderado y apenas ocupó el top 50 en la lista americana. Como sencillo promocional del álbum se lanzó ‘Sing Like Me’, un bonito medio tiempo R&B con melodía inspirada en la música asiática en el que Chris habla de sus relaciones con las mujeres y utiliza metáforas entre el sexo y cantar.

Dentro del amplio ‘track listing’ de Graffiti destacan ‘So Cold’, un emotivo tema mid-tempo pop/R&B con melodía de piano en el que Chris se muestra arrepentido por haber perdido a su novia y trata de recuperarla, ‘Wait’, un tema R&B/Hip-Hop up-tempo reminiscencia del estilo de Exclusive y que cuenta con la colaboración de Trey Songz y The Game o ‘Brown Skin Girl’, un original himno a las mujeres de color, con influencia reggae y Dancehall en el que Chris adopta un acento caribeño y aparece Sean Paul como artista invitado. En resumen, el cantante de Virginia acierta de pleno cuando permanece fiel a su habitual estilo R&B a través de medios tiempos, los cuales son los puntos fuertes del álbum, mientras que cuando experimenta con otros sonidos y se adentra en el electro-pop y dance-pop suena génerico y carente de personalidad. Graffiti debutó en el #7 de la lista americana de álbumes (el tercer álbum top 10 de Chris en Estados Unidos) pero mientras Exclusive y su álbum debut superaron los dos millones de copias en tierras americanas, Graffiti apenas vendió medio millón, en parte por la mala publicidad que tenía el cantante por el incidente con Rihanna y la pobre acogida comercial de los singles. Personalmente lo encuentro menos sólido y redondo que Exclusive y su álbum debut, que eran dos álbumes de R&B muy completos e interesantes, sin embargo en ningún caso es un producto de baja calidad. Temas imprescindibles: Sing Like Me, So Cold, Wait, What I Do, Brown Skin Girl y Crawl. Puntuación: 7/10. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s