Crítica de “Kimberly: The People I Used To Know” de K. Michelle

k-michelle-piutk-coverLa cantante americana K. Michelle hizo su debut en el mundo de la música en 2014 con el álbum Rebellious Soul, el cual fue aclamado por la crítica por las excepcionales habilidades vocales y como compositora de la cantante de Memphis. Dicho álbum fue #2 en la lista americana y llegó a lo más alto del componente R&B/Hip-Hop de Billboard, lo cual era un dato muy positivo para una cantante recién llegada al panorama musical. Sus dos magníficos singles, V.S.O.P. y Can’t Raise A Man, hicieron su aparición en la parte baja de la lista americana de singles pero se comportaron mucho mejor en el componente R&B/Hip-Hop y gracias a ellos se hizo un importante hueco en el género. K. Michelle se dio a conocer en el reality-show “Love & Hip-Hop: Atlanta”, que narraba las vidas de varias mujeres relacionadas con el mundo de la música, y donde podíamos ver como hacían un balance entre sus vidas personales con sus compromisos profesionales. Pese a las críticas negativas que tienen ese tipo de reality-shows por todo el drama y las discusiones entre las protagonistas, K. Michelle se distanció de otras de sus compañeras de Love & Hip-Hop porque ella se labró una carrera real en el mundo de la música a diferencia de muchas de las otras protagonistas, que parecen estar todo el tiempo en el estudio de grabación, pero nunca lanzan nueva música. Kimberly Michelle Pate destacó por su gran carisma, su polémica personalidad y su actitud “sin pelos en la lengua”, pero pese a su carácter extrovertido y descarado, fue una de las favoritas del reality-show. Un año más tarde de su álbum debut, K. Michelle publicó su segundo álbum de estudio, titulado Anybody Wanna Buy a Heart?, el cual nuevamente recibió grandes elogios por parte de los críticos musicales por su poderosa voz, sus baladas R&B/Soul y sus desgarradoras letras acerca de sus complicadas relaciones con los hombres de su vida. Este álbum también logró el #1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard y consiguió su segundo top 10 en la lista americana de álbumes. La cantante protagonizó su propio reality-show, “K. Michelle: My Life”, y en 2016 publicó su tercer álbum de estudio, More Issues Than Vogue, en el que se distanció ligeramente de sus clásicas baladas y medios tiempos R&B/Soul para adoptar un sonido más crossover, con influencia Hip-Hop y Pop, pero nuevamente la respuesta comercial fue positiva y se convirtió en su tercer trabajo top 10 en la lista de ventas de Estados Unidos.

Desde sus comienzos, K. Michelle se ha caracterizado por un frenético ritmo de trabajo, ya que ha lanzado nueva música constantemente a diferencia de sus compañeras en “Love & Hip-Hop” y ha logrado labrarse una sólida carrera en el mundo de la música. Apenas un año y medio después de su último trabajo, la controvertida cantante ha publicado su cuarto álbum de estudio, titulado Kimberly: The People I Used To Know, en el que relata con gran honestidad todas las experiencias que ha vivido recientemente y habla sin tapujos sobre su vida y sus relaciones pasadas (tal y como hizo en sus anteriores discos, donde habló de su relación con R. Kelly, al que tachó de controlador). Aparte del largo título, este álbum también destaca por el gran número de canciones que forman parte de él, en concreto 21 temas, la mayor parte de ellos compuestos por la propia Kimberly. Chuck Harmony, Eric Hudson, Darkchild o Lil’ Ronnie son los productores involucrados en este proyecto, y entre los artistas invitados destacan los cantantes de R&B Chris Brown y Jeremih. El single presentación del álbum fue Birthday, un tema R&B alternativo con influencia Hip-Hop y Soul que no logró despertar la atención del público ya que está por debajo de los habituales estándares de la cantante, aunque destaca por su temática sexual y por el hecho de que Kimberly hace uso de sus dotes como rapera. El segundo single lanzado ha sido Either Way, la esperada colaboración entre K. Michelle y Chris Brown, que se trata de un medio tiempo R&B en el que ambos cantantes declaran que son jóvenes, ricos y lo tienen todo el la vida, por ello no les importa que hablen de ellos o les critiquen. Este tema, que resulta un auténtico himno contra los “haters”, supone un gran avance con respecto al anterior single y es el regreso que todos esperábamos de Kimberly. Como siguiente single previo al lanzamiento del álbum se ha lanzado Make This Song Cry, una balada Soul en la que Kim regresa a su zona de confort y nos ofrece lo que el público espera de ella: una emotiva balada de profundas letras acompañada de su excelente y potente voz de soprano. Este tema producido por Lil’ Ronnie contiene una interpolación del famoso tema “Song Cry” del rapero Jay-Z.

Entre los temas más interesantes del álbum se encuentran “Kim K” en el que se auto-denomina la Kim Kardashian de color y relata cómo la sociedad y los medios de comunicación critican a las mujeres negras que no se muerden la lengua, dan sus opiniones sin importar lo que otros piensen y están seguras de sí mismas y orgullosas de su cuerpo y su personalidad, lo cual es una respuesta a las críticas que ha recibido la cantante por su paso por “Love & Hip-Hop”. También destacan la potente balada R&B/Soul “Giving Up On Love” que resulta similar a los temas de sus primeros trabajos, el medio tiempo Hip-Hop “Alert” donde Kim vuelve a mostrar su faceta como rapera, el polémico “God, Love, Sex and Drugs” que contiene un sonido retro Blues/Jazz, “Heaven”, una dramática balada con influencias Country que demuestra que la cantante puede aventurarse a cantar diferentes géneros musicales sin perder su identidad, o “Woman of my Word”, una balada Gospel que contiene influencias del Soul sureño, algo que no nos extraña debido a su procedencia de Tennessee. A diferencia de los anteriores trabajos de K. Michelle, los cuales han sido top 10 en la lista americana de álbumes y #1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard, “Kimberly: The People I Used To Know” ni siquiera ha sido capaz de entrar en el top 50, ha resultado un fracaso comercial en Estados Unidos y se une al grupo de importantes cantantes de R&B que han cosechado flops este año, tras LeToya y Keyshia Cole. En resumen, “Kimberly” es un álbum ecléctico que combina Soul y R&B con influencias Hip-Hop, Gospel y Country, refleja la evolución musical y personal de K. Michelle y nos muestra sus facetas como cantante, rapera y compositora. Ciertamente es uno de los álbumes R&B más importantes publicados durante este año, pero no logra superar la gran calidad de los anteriores álbumes de K. Michelle, especialmente Rebellious Soul, el cual era una auténtica joya R&B. Puntuación: 7/10. Kimberly: The People I Used to Know – Amazon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s