Crítica de “Heartbreak on a Full Moon” de Chris Brown

6f1b2dec8465ce57aa3bbe503ccdd0f7.600x600x1Chris Brown es uno de los artistas más importantes aparecidos durante la década pasada dentro del género R&B y ha destacado por su agilidad a la hora de publicar discos, ya que desde su debut en 2005 con su disco homónimo ha lanzado 8 álbumes, el último de ellos publicado esta misma semana, y también por gran cantidad de artistas que solicitan la colaboración de Chris en sus temas, lo que ha hecho que su presencia sea máxima y continua en las radios y listas de venta de todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. Como es habitual en los últimos trabajos de Chris Brown, una gran cantidad de singles han sido lanzados con anticipación al lanzamiento del álbum para mostrar al público la variedad de sonidos de su nuevo trabajo. En 2015, el cantante procedente de Virginia publicó Royalty, su séptimo disco de estudio, el cual debutó en el #3 de la lista de álbumes americana con unas cifras de venta superiores a las de sus últimos trabajos y acabó siendo certificado oro al superar el medio millón de ejemplares distribuidos. En 2016 se lanzó el single presentación del disco, Grass Ain’t Greener, un medio tiempo R&B alternativo con sonido oscuro en el que Chris relata cómo su amante se convierte en su novia y la relación entre ambos va a peor debido a que desconfía de las intenciones de su pareja. Tras este sencillo promocional, que tuvo un impacto moderado en la lista de ventas americana, Chris lanzó a finales del 2016 el segundo single, Party, un marchoso tema R&B/pop que contaba con la colaboración del cantante Usher (con el que ya ha colaborado en varias ocasiones) y el rapero Gucci Mane. Este tema estaba dirigido a las pistas de baile y debido a su naturaleza más marchosa y bailable recibió una mejor acogida por parte del público, logrando el top 50 en la lista de ventas de Estados Unidos y Canadá, y también hizo aparición en la parte baja de las listas británica y australiana.

En 2017, Chris Brown siguió desgranando temas de su nuevo álbum y lanzó Privacy, un moderno tema R&B con letras muy explícitas que resultaba todo un club-banger. En agosto de este año, el cantante lanzó otros dos singles muy diferentes entre sí: Pills & Automobiles, un tema Hip-Hop/Trap que contaba con la colaboración de los raperos Yo Gotti y Kodak Black que recibió algunas críticas negativas por hacer apología de tomar drogas mientras se intima con varias mujeres, y unos días más tarde lanzó Questions, un marchoso y bailable tema Dancehall que sampleaba el famoso tema “Turn Me On” de Kevin Lyttle y consiguió una gran acogida en Reino Unido, donde ocupó el top 15 de la lista británica. Heartbreak on a Full Moon es el título del octavo disco de estudio de Chris Brown, publicado de manera digital la noche de Halloween y unos días más tarde en formato físico, y destaca por su gran extensión ya que está formado por dos CD’s con 45 canciones en total, algo completamente inusual para un disco hoy en día. Este álbum se encuadra dentro del R&B y R&B alternativo, con influencia Hip-Hop y varios temas dance-pop. Chris ha compuesto todos los temas del álbum demostrando su talento como compositor y aunque la mayoría de productores implicados son desconocidos, aparecen importantes nombres de la industria Hip-Hop como Scott Storch, Polow da Don, Amadeus, Danja o Boi-1da. Aunque es imposible hacer review de todas las canciones del álbum por motivos evidentes, merece la pena destacar “Juicy Booty”, un tema R&B/Hip-Hop que cuenta con la colaboración de R.Kelly y la cantante Jhené Aiko, “High End”, en el que aparecen los raperos Future y Young Thug, “Confidence”, un hipnótico tema dance-pop con influencia Tropical House, o el tema que da título al álbum, “Heartbreak on a Full Moon”, un medio tiempo de estilo R&B alternativo. Chris Brown es uno de los cantantes de R&B/pop con una trayectoria más consistente de los últimos años gracias a su leal base de fans que lo han apoyado tanto en los buenos momentos como en los malos, cuando la popularidad del cantante disminuyó notablemente por sus problemas con la ley y su paso por rehab debido a sus adicciones. Chris puede presumir de ser uno de los pocos artistas de R&B que cuenta con 7 álbumes que han debutado en el top 10 en la lista americana (incluyendo dos discos #1), dos de ellos certificados doble platino por ventas superiores a los 2 millones de copias, además de dos singles #1 y una decena de singles top 10, lo cual hace de él posiblemente el artista de R&B más joven en lograr este nivel de éxito. En resumen, Heartbreak on a Full Moon es una gran adición a su catálogo musical (en el sentido literal de la palabra), ya que es su trabajo más extenso y personal hasta la fecha, y pese a que en algunos momentos se puede hacer largo y monótono, no cabe duda que muestra su gran talento como compositor y cantante, además de ser un excelente bailarín, tal y como lo ha demostrado en los videoclips promocionales de los singles, en los que se mueve con gran soltura en complejas coreografías. Puntuación: 7’5/10. Heartbreak on a Full Moon – Amazon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s