Crítica de»Back To Black» de Amy Winehouse

Back To BlackLa cantante inglesa Amy Winehouse debutó en el mundo de la música en el año 2003 con el álbum Frank, con el que consiguió un éxito moderado en su nativo Reino Unido y recibió buenas críticas de los expertos musicales por la distintiva voz de Amy, sus habilidades como compositora y su estilo retro, que combinaba blues, jazz, Soul o R&B, un conjunto muy ecléctico que no resultaba habitual en la escena musical británica durante esa época. En 2006, Amy Winehouse regresó al panorama musical con su segundo álbum de estudio, Back To Black, con el que logró triunfar en todo el mundo y se convirtió en uno de los discos más importantes del 2006 y 2007. Este álbum está compuesto en su totalidad por Amy y producido por Mark Ronson y Salaam Remi (el responsable de la mayoría de temas de «Frank»), quienes crearon un original álbum de sonido retro que combina Soul, Blues y R&B contemporáneo, lo que muchos denominan como Blue-Eyed Soul y fue la fuente de inspiración a una generación entera de artistas británicos como Adele o Duffy. «Back To Black» debutó en el #3 de la lista británica de álbumes y acabó vendiendo 2 millones de copias durante el 2007 y en Estados Unidos ocupó el top 10 con unas ventas bastante discretas, pero a raíz del éxito de Amy en los Premios Grammy, las ventas el álbum crecieron exponencialmente y superaron el millón de copias. Tras la muerte de Amy Winehouse en 2011, las ventas del álbum se dispararon de manera increíble en todo el mundo y alcanzaron posiciones en las listas de venta superiores a las conseguidas cuando el álbum fue publicado. En Reino Unido alcanzó el #1 de la lista de álbumes y superó los 3 millones de copias, en Estados Unidos ascendió hasta el #2 y consiguió liderar las listas de venta en más de 10 países en todo el mundo, con unas ventas superiores a los 12 millones de ejemplares.

Gran parte del éxito inicial logrado por el álbum se debió al single presentación, Rehab, que supuso un soplo de aire fresco en el aburrido panorama musical de aquellos años. ‘Rehab’ es un original tema Soul/R&B up-tempo en el que Amy relataba sus propias experiencias con sus adicciones y cómo entraba y salía de los centros de rehabilitación, aunque prometía que no volvería a beber más. ‘Rehab’ alcanzó el top 10 en Estados Unidos y Reino Unido (no consiguió el #1 en ningún país) y se convirtió en uno de los temas más populares y radiados durante los años 2006 y 2007 en todo el mundo y propulsó las ventas de «Back To Black». El segundo single del álbum fue You Know I’m No Good, un tema encuadrado dentro del R&B contemporáneo con influencia Hip Hop en el que Amy describe su infidelidad a un buen hombre con el que podría tener una relación sana y saludable. El tercer single lanzado fue Back To Black, un medio tiempo R&B/Soul producido por Mark Ronson cuyas letras hacen referencia al triste adiós de una relación y en concreto Amy habla de cómo fue engañada por su pareja con otra mujer y también hay referencias a sus adicciones (ya que ‘black’ es el nombre callejero de la heroína). Este tema recibió grandes elogios de la crítica por la emotividad de las letras, la elegante producción y la impecable ejecución vocal por parte de la cantante. Como cuarto single se lanzó Tears Dry on Their Own, un tema pop/Soul influenciado por el sonido Motown y producido por Salaam Remi que habla de una relación que sabes que no va a funcionar. El último single lanzado fue Love Is a Losing Game, una balada Soul en la que Amy define el amor como un pasatiempo adictivo y destructivo y lo compara con los juegos de azar, declarando que sólo puedes amar durante un tiempo antes de ser el perdedor.

El enorme talento de la cantante londinense fue reconocido con numerosos galardones, incluyendo 5 premios Grammy, entre ellos a mejor artista revelación, mejor grabación del año y mejor canción por ‘Rehab’. Durante el 2011 las apariciones de Amy Winehouse no estuvieron exentas de polémica, ya que tuvo un comportamiento errático y en muchas de sus actuaciones apareció con síntomas de haber tomado alcohol y sustancias, con un aspecto muy desmejorado y su voz mermada por sus adicciones. En julio de 2011 Amy Winehouse falleció a los 27 años debido a una sobredosis de alcohol y drogas, truncando su prometedora carrera musical ya que tenía un gran futuro por delante, pero convirtiéndola en una leyenda del mundo de la música. Definitivamente, la desaparición de Amy fue una auténtica tragedia, sin embargo siempre nos quedarán su música, sobretodo «Back To Black», que es una auténtica joya y uno de los álbumes más sólidos, originales y consistentes lanzados durante la década del 2000. Temas imprescindibles: Rehab, Back To Black, You Know I’m No Good, Tears Dry on Their Own y Love Is a Losing Game. Puntuación: 8’5/10.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s