Crítica de “Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse”

Me. I Am Mariah... The Elusive ChanteusePara los fans de la cantante Mariah Carey, entre los cuales yo me incluyo, la espera ha finalizado: su décimo cuarto disco de estudio se ha puesto a la venta a finales del mes de mayo. Tras numerosos retrasos en su lanzamiento y cambio de título incluido, Me. I Am Mariah. The Elusive Chanteuse finalmente ha visto la luz entre gran expectación y muchas ganas de escuchar el nuevo trabajo de la diva neoyorquina por parte de los críticos musicales y sus numerosos fans. El disco tuvo previamente como título “The Art of Letting Go”, que debía el nombre a una de las canciones que Mariah Carey grabó junto a Darkchild y que fue lanzado como single con elogios de la crítica pero escaso éxito comercial. En este álbum, Mariah vuelve a trabajar con su habitual colaborador y actual mánager, el rapero y empresario Jermaine Dupri, tras la ausencia de éste en su anterior álbum, “Memoirs of An Imperfect Angel”, aunque un amplio elenco de productores han participado en este proyecto, como Hit-Boy, Darkchild, James Wright, Mike WiLL Made It o Bryan-Michael Cox, habitual de Carey y compañero de Dupri en muchas de sus canciones. “Me. I Am Mariah” supone un claro paso adelante con respecto a Memoirs, al que se criticó que la entera producción del disco recayera en manos de The Dream y Tricky Stewart, y que resultó una decepción para Mariah a nivel comercial y un mediocre desempeño de los singles extraídos del mismo.

El primer single oficial extraído fue Beautiful, un medio tiempo soul y R&B influenciado por el sonido Motown junto al cantante Miguel. Este tema fue el single de regreso de Mariah a las listas de venta, ya que con Beautiful volvió al top 20 en la lista americana tras un largo tiempo sin tener un single en la parte alta de la lista Billboard, y logró un rendimiento moderadamente positivo en otros importantes mercados como Australia. Tras él llegó “The Art of Letting Go”, que pese a ser una de las mejores canciones de Mariah de los últimos tiempos, con una letra muy interesante acerca de dejar marchar a los seres queridos de su vida y que demuestra su amplio rango vocal, no gozó de buena acogida, y por ello sólo aparece en la edición deluxe de “Me. I Am Mariah”. Esta balada R&B con influencia góspel es uno de mis temas favoritos del disco y supera ampliamente a “You’re Mine (Eternal)”, una balada insípida que no llama la atención ni ofrece nada distintivo o nuevo al público. La decisión de lanzar “You’re Mine” como single no ha sido muy acertada en mi opinión, ya que hay temas muy superiores a éste y que hubieran representado mejor la esencia del disco.

ThirstyUno de mis temas favoritos del álbum y que fue lanzado a las radios americanas como sencillo promocional un día antes de la publicación del disco es “Thirsty”. Se trata de un tema R&B y Hip Hop producido por Hit-Boy con una melodía muy pegadiza que habla de cómo su amante está sediento de fama. Thirsty ha recibido críticas muy variadas: por un lado, los expertos lo ven como uno de los temas más radio-friendly y marchosos del disco y que hubiera sido un gran primer single al estilo de Obsessed o Touch My Body, y por otra parte muchos expertos lo perciben como un intento desesperado por captar la audiencia urbana y el público en general con un tema muy repetitivo de sus típicos primeros singles. También se encuentran entre mis preferidos el marchoso “You Don’t Know What To Do”, uno de los temas más bailables del disco y posiblemente el mejor tema up-tempo de la cantante en años, y “Make It Look Good”, con un sonido R&B retro, ambos producidos por Jermaine Dupri y Bryan-Michael Cox.

En conclusión, “Me. I Am Mariah” es un gran álbum dentro de la discografía de Mariah Carey, a la altura de su disco de regreso “The Emancipation of Mimi” y que supera ampliamente sus últimos lanzamientos musicales. Además es uno de los mejores discos de R&B de este año, que combina grandes baladas y el retorno de una de las mejores voces de todos los tiempos, con otros temas urbanos muy club-friendy acompañados de raperos, típicos de Mariah. “La cantante escurridiza” no sólo demuestra que su carrera no está acabada, sino que es capaz de superarse a sí misma y publicar uno de sus mejores álbumes y situarse como una de las reinas indiscutibles del actual R&B. Temas imprescindibles: The Art of Letting Go, Make It Look Good, Beautiful, Thirsty y You Don’t Know What To Do. Puntuación: 8/10. The Elusive Chanteuse – Amazon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s