Archivo de la etiqueta: Sophie Ellis-Bextor

Throwback Review: “Read My Lips” de Sophie Ellis-Bextor

Sophie_Ellis-Bextor_-_Read_My_LipsTras pertenecer al grupo indie Theaudience a finales de los años 90, la cantante británica Sophie Ellis-Bextor hizo su debut en solitario en el año 2000 colaborando con el DJ Spiller en el tema “Groovejet”, el cual resultó un éxito en Reino Unido, donde alcanzó el #1 en la lista de ventas, además de en Australia e Irlanda. Tras la participación de la cantante inglesa en este tema, decidió comenzar la grabación de su primer álbum de estudio en solitario, llamado Read My Lips, el cual vio la luz en agosto de 2001. Para su álbum debut, Sophie Ellis-Bextor abandonó el estilo indie y rock presente en sus inicios en el mundo de la música para adoptar un sonido más comercial y bailable, en concreto una mezcla de electro-pop y dance-pop con influencias del sonido Disco de los 80, conformando un disco enfocado a las pistas de baile. El single presentación del álbum fue la versión del tema de Cher Take Me Home, al cual Sophie cambió ciertas partes de la composición dándole un toque más sexual que no acabó de convencer a la veterana cantante, la cual no quedó nada satisfecha con los cambios en su canción. Pese a dicha controversia, este marchoso tema dance-pop y Disco gozó de buena acogida en Reino Unido, donde alcanzó el #2. Pero sin duda fue el segundo single el que acaparó más atención por parte del público debido a sus peculiares letras y su pegadizo ritmo. Me estoy refiriendo a Murder on the Dancefloor, un marchoso tema dance-pop con influencia Disco que recibió buenas críticas de los expertos musicales y tuvo una gran respuesta comercial, convirtiéndose en el single más exitoso del álbum y unos de los temas más carismáticos de toda la carrera de la cantante. Murder on the Dancefloor fue #2 en la lista de singles de Reino Unido y ocupó el top 5 en los principales mercados musicales como Canadá, Australia, Francia o Italia. Como tercer single en Reino Unido se lanzó Get Over You junto a Move This Mountain como single de doble cara A, mientras que a nivel internacional se lanzó únicamente el primero de ellos. Move This Mountain pertenecía originalmente al álbum, sin embargo Get Over You era un nuevo tema que fue añadido a la re-edición de Read My Lips. Get Over You es un pegadizo tema electro-pop y dance-pop que se convirtió en otro éxito para Sophie en la lista británica de singles, alcanzando el #3, y también gozó de buena acogida en Australia o España, donde ocupó el top 10.

En contraste al resto de marchosos singles lanzados, el otro tema perteneciente al single de doble cara A lanzado en Reino Unido era Move This Mountain, una balada electrónica y el momento más sosegado del álbum. Como cuarto y último single se extrajo Music Gets the Best of Me, la otra canción inédita perteneciente a la re-edición de Read My Lips. Este tema dance-pop con influencia House era uno de los más up-tempo del álbum, sin embargo debido a su carácter poco original obtuvo una respuesta comercial más moderada, alcanzando únicamente el #14 en Reino Unido. Mientras que los singles lanzados tenían un sonido dance-pop/Disco y carácter up-tempo, del resto del álbum dominaban los temas electro-pop como “Lover”, “Sparkle” o “By Chance” aunque también podíamos encontrar marchosos temas dance-pop como “The Universe Is You”. Read My Lips debutó en el #2 de la lista británica de álbumes y acabó siendo certificado doble platino por ventas superiores a las 800 mil copias, y también cosechó cierto éxito en Australia o Alemania, donde fue top 10. Gracias a este álbum descubrimos a una de las cantantes británicas más elegantes, con mayor personalidad y sentido del humor, además de una gran vocalista y un ejemplo en la perfecta pronunciación del acento británico. Sin duda Read My Lips fue uno de los mejores álbumes de dance-pop y electro-pop de la primera década del 2000.

Anuncios

Crítica de “Familia” de Sophie Ellis-Bextor

sophie-ellis-bextorDurante sus 4 primeros álbumes de estudio en solitario, la cantante Sophie Ellis-Bextor destacó por sus marchosas y bailables canciones de estilo Dance y Electro-pop con gran influencia del sonido Disco de los años 70 y 80. Sin embargo, para su quinto disco Wanderlust, la cantante inglesa dio un brusco giro musical y abandonó el sonido Dance comercial al que siempre le habíamos asociado para adoptar un estilo indie-pop y folk, con canciones más pausadas, íntimas e introspectivas que recordaban a sus inicios en el mundo de la música con su banda The Audience. Wanderlust marcó la transición de Sophie de princesa del pop británico a cantautora indie alternativa. Dicho álbum fue #4 en la lista de ventas británica, obtuvo unas ventas considerables, recuperó parte de sus fans perdidos y recibió críticas muy favorables por parte de los expertos musicales que alababan la originalidad y madurez de este trabajo y el drástico cambio musical hacia el sonido folk/indie alternativo. En el año 2016, Sophie Ellis-Bextor regresó con su sexto álbum de estudio, titulado Familia, el cual seguía la estela musical de Wanderlust y volvía a centrarse en un estilo más folk/indie con un mayor uso de instrumentos en vivo y un sonido más orgánico, aunque con un toque más marchoso, optimista y alegre que en su anterior álbum, ya que la misma Sophie declaró: “mi nuevo álbum Familia es la hermana más extrovertida y divertida de Wanderlust, y en este álbum se aleja de la fría Europa del Este hacia la soleada y cálida Latinoamérica”. Tanto el artwork del disco como los videoclips promocionales están inspirados en la cultura tradicional mexicana, que ha influido de gran manera en Sophie durante la grabación de este trabajo, no musicalmente pero sí en el concepto, contenido y letras del álbum, el cual está influenciado por la imaginería tradicional de Mexico. Familia fue aclamado por la crítica, que lo consideró el mejor trabajo de la cantante sin embargo tuvo un moderado impacto comercial, entró a un discreto puesto #12 en la lista de ventas de Reino Unido y los singles no gozaron del respaldo de sus seguidores, pese a ser temas excepcionales y una exquisita muestra del contenido del álbum.

De los 4 singles que fueron extraídos del álbum ninguno de ellos gozó del éxito que se merecían ya que son autenticas joyas musicales. El single anticipo de Familia fue el marchoso Come With Us, uno de los pocos temas up-tempo del álbum y que contiene cierta influencia del sonido dance-pop para recordarnos que Sophie ha sido la reina de las pistas de baile, pero quizás no representa la esencia del disco, el cual está compuesto por medios tiempos y baladas de carácter más sobrio. El colorido y alegre videoclip de este single fue grabado en Mexico y toda su estética está influenciada por la cultura tradicional de dicho país. El segundo single de Familia fue la clásica balada pop Crystallise, que se acerca más al concepto del álbum que el primer single. Como tercer single se extrajo el alegre y optimista Wild Forever, que es el otro tema up-tempo de Familia, con gran influencia electro-pop pero cuenta con un mayor uso de instrumentos en vivo y un sonido más orgánico sin molestos sintetizadores. Este maravilloso tema, uno de mis favoritos de Familia, nos recuerda a los tiempos discotequeros de Sophie, pero alejado de la frialdad de los temas Dance y con un toque más cálido y veraniego. El último single extraído del álbum fue Death of Love, un magnífico medio tiempo pop que cuenta con una producción electro-pop pero encaja perfectamente con el espíritu de Familia. Entre los temas destacados del álbum se encuentran la preciosa balada “Unrequited” que habla sobre el amor no correspondido, “My Puppet Heart” o “Hush Little Voices”, dedicado a sus hijos. En resumen, Familia comparte muchos puntos en común con Wanderlust ya que sigue la evolución musical hacia el indie-pop/folk, se centra en su faceta como cantautora y es un álbum íntimo y personal, pero resulta algo más alegre y marchoso que éste último e incorpora ciertas pinceladas del pasado electro-pop de Sophie, lo cual es un gran acierto. En mi opinión estamos estamos ante uno de los mejores discos de Sophie Ellis-Bextor. Puntuación: 7’5/10.

Throwback Review: “Make a Scene” de Sophie Ellis-Bextor

R-2940527-1312646427.jpegEn 2001, la cantante británica Sophie Ellis-Bextor publicó “Read My Lips”, su primer álbum de estudio, que incluía los éxitos Murder On The Dancefloor, el cual fue #2 en la lista británica de singles, y Get Over You, que también tuvo una gran respuesta por parte del público europeo. El álbum fue #2 en las listas de Reino Unido y vendió más de 2 millones de copias en todo el mundo. El estilo musical de Read My Lips, con fuerte sonido electro-pop y dance-pop, destacaba por su divergencia con respecto a la música indie alternativa que hacía junto a su grupo The Audience. Su segundo trabajo discográfico, “Shoot From The Hip” no fue capaz de repetir el éxito de su álbum debut y tuvo un desempeño muy discreto en las listas de venta, ya que apenas fue top 20 en Reino Unido. En 2007, Sophie publicó “Trip The Fantastic Light”, su tercer álbum de estudio, el cual entró en el top 10 de la lista británica y contó con el éxito “Catch You”, que tuvo una gran respuesta por parte del público. Durante los años 2009 y 2010, la cantante inglesa realizó diversas colaboraciones con importantes Dj’s, como el dúo británico Freemasons en Heartbreak (Make Me a Dancer), un magnífico tema Disco, House y Dance-pop que recibió grandes críticas por parte de los expertos musicales por la maravillosa ejecución vocal de Sophie y su elegante producción. Este single gozó de una gran promoción por parte de la artista londinense y tuvo un buen rendimiento comercial en la lista de ventas de Reino Unido, donde ocupó el puesto #13. Unos meses más tarde, la cantante siguió colaborando con Dj’s como el francés Junior Caldera en el tema Disco/House Can’t Fight The Feeling. El siguiente single, anticipo de su nuevo trabajo musical y ya sin colaboraciones con otros artistas fue Bittersweet, un pegadizo tema dance-pop y Disco que recordaba a su hit “Heartbreak”, y no es casual el parecido ya que estaba producido por el dúo inglés Freemasons, responsables también de aquel tema. Bittersweet tuvo un rendimiento comercial moderado y fue #25 en la lista británica. Tras este single, Sophie realizó otra colaboración, en este caso con el Dj holandés Armin van Buuren en Not Giving Up On Love, un elegante y melódico tema Dance/Trance que recibió buenas impresiones de los críticos. 

Tras numerosos retrasos en su publicación, en 2011 vio la luz el cuarto trabajo discográfico de Sophie Ellis-Bextor, titulado Make a Scene y el primero lanzado de manera independiente bajo su propio sello discográfico. Todos los singles anteriormente lanzados por la elegante y sofisticada cantante de ojos azules fueron incluidos en este trabajo discográfico. Después de sus tres primeros álbumes, Sophie tenía pensado publicar un disco de grandes éxitos con Heartbreak como single presentación, pero las sesiones de grabación fueron tan fructíferas que finalmente decidió publicar un nuevo disco de estudio. Make a Scene es un disco up-tempo compuesto por temas de estilo dance-pop, electro-pop y Disco producidos por grandes Dj’s y artistas de la industria musical europea como Calvin Harris, Greg Kurstin, Freemasons o Richard X. “Make a Scene” es un álbum bailable, marchoso y enérgico, pero no vacío de contenido como otros discos de género Dance ya que tiene unas letras profundas y muestra el gran talento vocal y como compositora de Sophie, ya que todos los temas están compuestos por ella. Para presentar el disco, fueron lanzados un par de singles: Off & On y Starlight, que se trataban de dos interesantes temas electro-pop y dance-pop, pero ninguno de ellos consiguió atraer la atención del público lo que perjudicó el rendimiento comercial del disco, el cual fracasó en las lista de venta, aunque este desempeño tan mediocre se debió a que fue publicado de manera muy limitada en muy pocos países y sin apenas promoción en el momento del lanzamiento. Su perfecta pronunciación y dicción británica y su elegancia natural son las señas de identidad de esta carismática cantante, poco conocida por el público masivo pero que ha gozado de gran éxito en su Reino Unido natal y otros países europeos. En resumen, podríamos considerar “Make a Scene” como una recopilación de los singles que lanzó Sophie durante los años anteriores a su publicación más que un disco centrado y cohesivo, pero nada más lejos de la realidad, ya que es un trabajo discográfico de gran calidad y lleno de buenos temas, por ello es uno de mis discos favoritos de Dance lanzados durante esta década. Puntuación: 8/10.