Archivo de la etiqueta: Marina and The Diamonds

Crítica de “Love + Fear” de Marina

marina-2Como ya comenté en la crítica de “Love”, la cantante Marina tenía previsto publicar su cuarto álbum de estudio Love + Fear el 26 de abril, pero decidió liberar la primera parte del mismo a principios de dicho mes, tras el lanzamiento de varios singles que lograron una acogida muy tibia por parte del público. Y en la fecha originalmente establecida, la cantante galesa ha publicado el disco completo, para que podamos valorar el proyecto en su totalidad. “Love + Fear” es un disco doble con dos partes diferenciadas, y tras escuchar Love, que no ha acabado de enganchar a sus seguidores ni al público en general, ahora le toca el turno a Fear, que sin el acompañamiento de ningún sencillo promocional promete ser uno de los fracasos más sonados del año. Aunque “Love” contenía varias canciones interesantes, en conjunto resultaba poco arriesgado y original, sin embargo una vez que escuchas Fear, el álbum completo gana puntos y nos ofrece una visión más completa de este nuevo proyecto de la cantante de origen griego. Musicalmente, Fear sigue el patrón de Love y está compuesto principalmente por medios tiempos y baladas de estilo electro-pop, aunque podemos encontrar algún tema up-tempo de sonido dance-pop e influencia Tropical House, sin embargo en lo que respecta las letras de las canciones, mientras que Love se centraba en el amor y las relaciones, en Fear la cantante habla de los miedos e inseguridades por los que pasó durante su depresión, y cómo la fama y la popularidad tuvieron un efecto negativo sobre ella. 

Tras escuchar Fear, puedo decir que me ha gustado más que la primera parte del álbum (olvidándome que “Baby” forma parte de Love, teniendo en cuenta que no es una canción original de Marina) y dentro de las 8 canciones mis favoritas son “Karma”, un pegadizo tema que contiene influencia Latin-pop y sonidos tropicales y que resulta uno de los más pegadizos y accesibles del álbum, y “No More Suckers”, un medio tiempo electro-pop que supone un auténtico himno contra los haters. También destacan “Emotional Machine”, el más up-tempo del álbum y el único tema dance-pop de Fear, y “Soft To Be Strong”, la mejor balada del disco y en la que la cantante muestra su vulnerabilidad como persona. Aunque dentro de “Love + Fear” podemos encontrar buenas canciones y hay que destacar las habilidades de Marina como compositora y su personal voz, es un álbum difícil de digerir en la primera escucha y resulta poco comercial y accesible, convirtiendo a Marina en una artista de carácter indie. La cantante de 33 años, quien nos conquistó cuando era Marina and the Diamonds y adoptaba alter-egos tan divertidos y originales como Electra Heart, ahora se muestra tal y como es, sin personajes ni artificios, pero parece que la estrategia no ha terminado de gustar al público, por lo que quizás es hora de que vuelva a recuperar los diamantes y nos ofrezca trabajos tan sobresalientes como el mencionado Electra Heart, su mejor disco hasta la fecha. Aún con todo, Love + Fear es un trabajo más que digno que merece la pena darle una oportunidad. Puntuación: 7/10.

Anuncios

Crítica de “Love” de Marina

MARINA_LOVEMarina Diamandis, conocida artísticamente como Marina and the Diamonds, está de vuelta en el panorama musical tras varios años sin lanzar nuevas canciones. Después de la promoción de su tercer álbum de estudio, Froot, publicado en 2015, la cantante galesa decidió tomarse un tiempo de descanso para encontrarse a sí misma y desconectar del estresante ritmo de trabajo, aunque realizó varias colaboraciones esporádicas con otros artistas. Marina tenía pensado publicar a finales de abril su cuarto álbum de estudio, Love + Fear, el cual está compuesto por 16 canciones divididas en dos partes diferenciadas, pero tras desvelar varios singles de la primera parte del disco, ha decidido lanzar “Love” antes de lo previsto, concretamente el pasado día 8 de abril. Para este nuevo proyecto, la artista de origen griego se ha desprendido de la coletilla “and the Diamonds” que la ha acompañado durante toda su trayectoria y ahora su nombre artístico es simplemente Marina, dando a entender que ha dejado atrás los artificios de épocas pasadas y ahora muestra su verdadera identidad como persona y artista. Además para esta nueva era musical, Marina ha mostrado una imagen más natural y visiblemente más delgada. A finales del año pasado, Marina colaboró con Clean Bandit en Baby, un marchoso tema de inspiración latina que suponía la segunda colaboración de la cantante con el grupo inglés. Este pegadizo tema latin-pop, que contaba con la colaboración del artista puertorriqueño Luis Fonsi, también será incluido en Love, la primera parte del nuevo trabajo de Marina, aunque resulta más up-tempo, comercial y bailable que el resto de los temas presentes en el álbum.

El single presentación de este proyecto fue Handmade Heaven, una balada introspectiva de estilo synth-pop que recordaba a la Madonna de “Ray of Light”. Debido a su naturaleza poco comercial (a diferencia de sus primeros singles, que suelen ser marchosos y bailables) la respuesta del público ha sido muy tibia y apenas ha tenido repercusión en las listas de venta. El siguiente sencillo fue Superstar, un medio tiempo electro-pop en el que Marina alterna su voz grave con la aguda, y pese a tener algo más de ritmo que el primer single tampoco acaba de enganchar. Tras el moderado recibimiento de los dos primeros sencillos, Marina optó por un tema más alegre y pegadizo, Orange Trees, el cual estaba influenciado por el sonido Tropical House y resultaba más up-tempo y comercial. Sin duda, Orange Trees sí es el tema de regreso que todos esperábamos de Marina por lo que hubiera sido la mejor opción como single presentación del álbum. Love es un álbum que nos ofrece un mensaje positivo sobre amar a los demás y a nosotros mismos, y dentro de él destacan “Enjoy Your Life”, un marchoso tema electro-pop en el que Marina nos anima a centrarnos en todo lo positivo que nos ofrece la vida, “True”, el tema más pegadizo y up-tempo del álbum y quizás el que más nos recuerda a la Marina bailable del pasado, o la balada electro-pop “End of the Earth”. La reacción del público hacia “Love” ha sido muy moderada aún teniendo el cuenta el gran lapso de tiempo que ha pasado desde que Marina publicó su último álbum, y muchos seguidores se han mostrado decepcionados con el regreso de la cantante galesa, ya que las canciones presentes en la primera parte del álbum no están a la altura de sus anteriores trabajos Electra Heart o Froot, y eso teniendo en cuenta que “Love” parece ser la parte más comercial y animada de este proyecto, por lo que habrá que esperar al 26 de abril para conocer el estilo de “Fear” y poder valorar el proyecto en su totalidad. Puntuación: 6’5/10.

Crítica de “Froot” de Marina and the Diamonds

En el año 2012, Marina and the Diamonds publicó su segundo álbum de estudio Electra Heart, que se trataba de un original y complejo proyecto musical con el que consiguió que su popularidad aumentara en gran medida, ya que los singles lanzados de este álbum sirvieron de trampolín a la cantante galesa, quien hasta entonces había tenido una fama muy limitada y no era conocida por el gran público. Al finalizar la promoción de su segundo disco, Marina “mató” al personaje de Electra Heart y se tomó un tiempo de descanso en el que grabó su tercer álbum de estudio, Froot, que vio la luz en marzo del 2015. El título de Froot resulta original ya que es la manera en que se pronuncia la palabra “Fruit” y Marina creyó que sería más llamativa para titular su nuevo disco. Este álbum abandona el lado divertido, superficial y relajado que Marina nos mostró con Electra Heart y por su parte resulta más maduro, serio y reflexivo. Al escuchar por primera vez Froot uno se da rápidamente cuenta de la gran diferencia de sonido con respecto a Electra Heart, en el que predominaban los temas up-tempo de estilo electro-pop y dance-pop, sin embargo Froot es un álbum pop con un sonido más indie y pop-rock en el que abundan los medios tiempos y las canciones tranquilas.

El single presentación de Froot fue el tema que da título al disco. Froot es una de las pocas canciones dance-pop del álbum y era el tema perfecto para marcar la transición entre Electra Heart y el nuevo disco, ya que es un tema marchoso y contiene algunos elementos electro-pop característicos del segundo álbum de Marina pero también comparte la atmósfera orgánica que tienen las canciones pertenecientes al álbum Froot. Este tema, influenciado por el pop de los 80, destaca por su original composición y por el amplio registro vocal de Marina, que alterna su voz aguda con la grave. Como segundo single, Marina Diamandis nos presentó Happy, una balada un tanto aburrida aunque destaca por la magnífica ejecución vocal de la cantante y su temática acerca de la búsqueda de la felicidad. El tercer single lanzado y mi canción favorita del álbum es I’m a Ruin, una balada mid-tempo de sonido atmosférico y disperso, con una producción influenciada por el sonido synth-pop. Este tema habla de cómo tras romper una relación, la cantante se sintió tan culpable y dolida como si ella fuera la persona que ha sido abandonada o rechazada, de ahí que se denomine a sí misma “ruina”. I’m a Ruin llama la atención desde la primera escucha, y resultó uno de los temas más elogiados del álbum por parte de los críticos musicales. Entre las canciones más destacadas del álbum se encuentran el marchoso “Forget”, el medio tiempo pop-rock “Better Than That” o “Blue”, el otro tema dance-pop del álbum y que supone uno de los momentos más bailables y divertidos de este disco. Froot fue top 10 en la lista británica pero el verdadero logro que consiguió Marina and the Diamonds con este álbum fue obtener su primer top 10 en la lista americana de álbumes, todo un triunfo para una cantante pop procedente del Reino Unido. A pesar de que Froot resulta un álbum muy cohesivo, muestra una mayor madurez por parte de Marina, y tanto las letras de las canciones como la versatilidad de su voz son los puntos fuertes, resulta menos llamativo y no engancha tanto como Electra Heart, sin embargo es el típico álbum que cuando le das una nueva oportunidad va ganando puntos y acabas descubriendo nuevos matices. Puntuación: 7/10. 

Crítica de “Electra Heart” de Marina and the Diamonds

1461417085034La cantante galesa Marina and the Diamonds hizo su debut en el mundo de la música en el año 2010 con The Family Jewels, que recibió buenas críticas de los expertos musicales por sus originales canciones, sus extravagantes letras y la personal voz de Marina, que le permite llegar a registros muy diferentes. El segundo disco de Marina llegó en 2012 y se trataba de un álbum conceptual muy complejo y original acerca de las diferentes vertientes que tiene una mujer y en el que el personaje principal es Electra Heart, que reúne los estereotipos femeninos de la cultura del Sueño Americano y tiene elementos de la tragedia griega debido a los altibajos que tiene toda mujer, como las rupturas amorosas y las complejas relaciones con los hombres. Cada diferente personalidad o estado de ánimo corresponde a una canción, como Primadonna, Homewrecker o Bubblegum Bitch. El personaje de Electra Heart está influenciado en Marilyn Monroe, Madonna y otras importantes mujeres del mundo del espectáculo. Durante la promoción de este álbum, Marina lució una estética retro, muy “girlie”, que representaba la imagen de Electra Heart. Con respecto a su anterior disco, The Family Jewels, la principal diferencia de su segundo trabajo discográfico es la evolución musical, ya que Electra Heart profundiza en el sonido electro-pop, tan de moda durante esos años, con cierta similitud a The Fame de Lady Gaga o Animal de Kesha, aunque Marina tiene un sonido más indie y alternativo, con influencia de la música electrónica de los años 80 y 90. Este sonido más comercial se debió a la colaboración de Marina con algunos de los mejores productores musicales del panorama musical como Rick Nowels, Dr. Luke o Greg Kurstin, quienes le dieron al disco un toque más bailable y marchoso aunque además de enérgicos temas electro-pop y dance-pop también hay unas cuantas baladas que muestran el lado más vulnerable y emotivo de la cantante.

La elección de los singles no pudo ser más acertada ya que los tres sencillos lanzados son los temas más sobresalientes de este proyecto tan original. Primadonna fue el primer single extraído y el tema que mejor acogida recibió en las listas de venta, y está basado en sus propias experiencias amorosas y en la imagen que su ex-pareja tenía de ella. Este magnífico tema destaca por el amplio registro vocal de Marina, que alterna registros muy altos en el estribillo y bajos durante las estrofas de la canción. Power & Control, el segundo single, es una auténtica joya electro-pop y que fue muy bien recibida por los expertos musicales y considerada el mejor tema del álbum. Como tercer y último single se lanzó How To Be Heartbreaker, un pegadizo y original tema electro-pop y pop-rock con unas letras sorprendentes acerca de cómo ser el perfecto rompecorazones. Este tema no pudo aparecer en la edición europea del disco porque fue la última canción en ser grabada por lo que se incluyó en la edición americana del álbum.

Entre los más destacados se encuentran “Bubblegum Bitch”, que abre el disco y es uno de los temas más rockeros y enérgicos, la balada electrónica “Lies”, que es uno de los momentos más profundos y emotivos del disco, o “Living Dead” y “Homewrecker”, que resumen perfectamente el estilo electro-pop del álbum, o “The State of Dreaming”, que comienza de manera lenta para convertirse en un tema up-tempo. Este álbum fue intensamente promocionado por parte de Marina en numerosos programas de TV, se embarcó en la extensa gira The Lonely Hearts Club Tour que la llevó por toda Europa y Estados Unidos, e incluso grabó videoclips de todos los temas presentes en el disco. Con Electra Heart, Marina and The Diamonds consiguió el #1 en la lista de ventas británica, y aunque su rendimiento fue moderado en el resto del mundo, este album logró entrar en el top 40 de la lista americana, un dato muy positivo para una artista británica de pop. En resumen, Electra Heart es uno de los mejores álbumes que he escuchado recientemente y Marina and the Diamonds un gran descubrimiento, ya que además de ser una gran cantante con una voz inconfundible y con infinidad de matices, es una gran compositora, que siempre sorprende con unas letras originales e imaginativas y su estilo en general no deja indiferente a nadie, por ello a pesar de haber escuchado este disco un tiempo después de su lanzamiento, ha merecido la pena descubrir a esta artista en mayúsculas. Puntuación: 9/10.

Marina and The Diamonds

Marina_and_the_Diamonds_-_How_to_Be_a_HeartbreakerMarina Diamandis, conocida artísticamente como Marina and The Diamonds, es una cantante nacida en Gales de ascendencia griega, que hizo su debut en el mundo de la música en 2010 con su álbum The Family Jewels. Este disco estaba encuadrado dentro del Indie Pop y New Wave, y destacó por sus originales letras y su personal voz, que fue comparada con Regina Spektor o Florence and The Machine. Durante su infancia, Marina and The Diamonds tomó inspiración de estrellas del pop como Madonna, la cual fue la razón por la que quiso ser cantante, Spice Girls o Britney Spears. Su primer álbum fue top 10 en Reino Unido aunque solamente dos de los 5 singles lanzados, Hollywood y I Am Not a Robot, tuvieron buen desempeño en la lista británica. En 2012, Marina publicó su segundo álbum de estudio, titulado Electra Heart, en el que su música evolucionó hacia el electro-pop y el dance-pop, y recibió una mayor exposición mediática debido a la buena acogida de los singles lanzados. Electra Heart es un álbum conceptual en el que el personaje principal del proyecto es el personaje Electra Heart, que contiene influencias de la mitología griega y el sueño americano, y en él Marina adoptó una imagen más retro. El resultado comercial del disco fue muy positivo, ya que fue #1 en Reino Unido e Irlanda, y en el resto de Europa y Estados Unidos tímidamente empezó a hacerse un nombre en el mundo de la música. El primer single extraído fue “Primadonna”, un marchoso tema electro-pop que resultó un éxito comercial en Europa, ya que ocupó el #11 en la lista británica y también ocupó buenas posiciones en las listas de ventas de Alemania. Marina compuso todos los temas que componen Electra Heart, y fue producido por grandes nombres como Rick Nowels, Greg Kurstin, Dr. Luke o StarGate. Una de las canciones más famosas del disco fue “How To Be A Heartbreaker”, el tercer single, pero al ser una de las últimas canciones que compuso Marina para el álbum, no consiguió entrar en la edición europea de Heart, por lo que apareció en la edición americana del disco. En 2015, Marina and The Diamonds publicó su tercer álbum de estudio, Froot, y haciendo gala de su constante re-invención y originalidad, abandonó la imagen retro de Electra Heart y su sonido electro-pop. Froot fue #10 en Reino Unido y consiguió entrar en el top 10 de Estados Unidos, su mejor posición en la lista americana. A pesar de la buena acogida el álbum, los singles extraídos no corrieron tan buena suerte a excepción de “I’m a Ruin”, que recibió buenas críticas de los expertos musicales y los seguidores de la cantante. Dentro de un espectro musical cada vez más repetitivo y donde nadie innova, Marina And the Diamonds ha supuesto un soplo de aire fresco por su originalidad, su personal estilo y su inconfundible voz. Estaremos muy atentos en MiSTeR MuSiC de los siguientes pasos de esta gran artista.