The Best of R&B: ‘The Writing’s on the Wall’ de Destiny’s Child

Destiny's ChildDurante la década de los 90 cuatro jovencitas de Houston, Texas, que deseaban triunfar en el mundo de la música se conocieron en diferentes concursos de talentos y decidieron formar su propio grupo, llamado inicialmente Girl’s Tyme. Me estoy refiriendo a Beyoncé Knowles, Kelly Rowland, LeToya Luckett y LaTavia Roberson, quienes más tarde pasaron a llamarse Destiny’s Child bajo la supervisión del Matthew Knowles (el padre de Beyoncé y tutor legal de Kelly) quien se convirtió en el manager del grupo y les consiguió un contrato con la discográfica Columbia. En 1998, cuando todavía eran menores de edad publicaron su primer disco de estudio, titulado Destiny’s Child, el cual tuvo un debut moderado en la lista americana pero acabó vendiendo un millón de copias de Estados Unidos y contó con el hit ‘No No No’, que alcanzó el #3. En julio de 1999, apenas un año más tarde de su álbum debut el cuarteto de Houston regresó con un proyecto mucho más ambicioso y maduro, llamado The Writing’s on the Wall, que se convertiría en el álbum más famoso y exitoso (también el más polémico) de toda su trayectoria. ‘The Writing’s on the Wall’ estaba formado por un compendio de medios tiempos, temas up-tempo y baladas de estilo R&B, con gran influencia pop y Soul que contaba con el clásico sonido con el que asociamos al R&B de finales de los 90 y principios del 2000. Las 4 componentes del grupo participaron en la composición de la mitad de los temas presentes en el álbum bajo la producción de She’kspeare, Missy Elliott, Darkchild o Daryl Simmons entre otros. El productor americano She’kspeare y la compositora Kandi Burruss (cantante del grupo de R&B Xscape) tuvieron un papel esencial en álbum ya que se encargaron de 5 de los temas presentes e imprimieron su clásico sonido R&B al disco, además destacan por ser los responsables de otros importantes hits de la época como ‘No Scrubs’ de TLC o ‘There You Go’ de Pink. El segundo álbum de Destiny’s Child recibió buenas críticas de los expertos musicales y recibió 6 nominaciones a los premios Grammy, entre ellos mejor grabación del año, mejor canción R&B y mejor canción del año por ‘Say My Name’.

The Writing’s on the Wall debutó en un discreto #6 de la lista americana de álbumes y terminó la década de los 90 con unas ventas superiores al millón y medio de ejemplares, sin embargo tras el éxito de ‘Say My Name’ el álbum vivió una segunda juventud, sus ventas se dispararon y volvió a las primeras posiciones de la lista Billboard, alcanzando el #5. El segundo disco de Destiny’s Child destacó por su gran longevidad en las listas de venta ya que permaneció durante casi dos años en el top 40 y acabó siendo certificado 8 veces platino con unas ventas superiores a los 6 millones de copias en Estados Unidos. Aunque en el resto del mundo no alcanzó tal grado de éxito, también ocupó el top 5 en Australia o Canadá y el top 10 en Reino Unido, donde superó el millón de ejemplares. ‘The Writing’s on the Wall’ fue uno de los álbumes de R&B más exitosos e importantes de la década del 2000 y ha superado los 12 millones de copias. 

El single presentación del álbum fue Bills Bills Bills, una de las producciones de She’kspeare para el álbum y que se trataba de un pegadizo medio tiempo R&B de en el que relataban cómo sus hombres se aprovechan de todas sus posesiones pero son ellas las que pagan sus propias ‘facturas’. Este himno de auto-empoderamiento resultaba uno de los temas más destacados del álbum y se convirtió en el primer single #1 de Destiny’s Child en Estados Unidos. Gracias a este tema el grupo femenino comenzó a despuntar tímidamente en el resto del mundo y ocupó su mejor posición en Reino Unido, donde fue top 10. Además de recibir buenas impresiones de los expertos musicales y convertirse en uno de los temas más populares el año, ‘Bills Bills Bills’ consiguió dos nominaciones a los premios Grammy a mejor actuación vocal de dúo/grupo y a mejor canción R&B del año, nominación que volvería a conseguir ‘Say My Name’ un año más tarde. Desde un principio no pasó desapercibido para nadie el hecho de que tanto Beyoncé como Kelly acaparaban el protagonismo dentro del grupo y cantaban los ‘solos’ en todas las canciones, relegando a LeToya y LaTavia a meras coristas. Como segundo single del álbum se lanzó Bug a Boo, un tema R&B up-tempo compuesto por las 4 componentes del grupo junto a Kandi y She’kspeare que nuevamente trataba el tema de los ‘hombres parásitos’ que intentan aprovecharse de las mujeres. ‘Bug a Boo’ no fue tan popular como el single precedente y apenas ocupó el top 40 en la lista americana aunque nuevamente alcanzó el top 10 en Reino Unido.

Ya en el año 2000, Destiny’s Child regresaron con su tercer single, que resultaría uno de sus temas más icónicos y representativos de toda su carrera. Sin duda me refiero a Say My Name, un tema R&B mid-tempo con varios cambios de ritmo producido por Rodney Jerkins, más conocido como Darkchild, quien gracias a la popularidad del tema su fama se dispararía y se convertiría en uno de los productores más solicitados de la industria musical. Say My Name, gracias a su elevado ‘airplay’ y unas ventas muy altas de CD’s físicos ascendió en la lista de ventas americana hasta alcanzar el #1, posición en la que permaneció durante 3 semanas. A nivel internacional, ‘Say My Name’ supuso el mayor éxito de Destiny’s Child hasta el momento y alcanzó el #1 en Australia y el top 10 en Canadá, Francia o Reino Unido. En un principio, Beyoncé no quiso grabar el tema porque lo consideraba un ‘desastre’ sin embargo resultó uno de los temas más populares, exitosos y galardonados en la historia del grupo. Desde un principio ‘Say My Name’ me cautivó y se convirtió no sólo en mi canción favorita de R&B sino una de mis preferidas de todos los tiempos (junto a ‘The Boy Is Mine’ de Brandy & Monica). El lanzamiento de ‘Say My Name’ no estuvo exento de polémica ya que cuando se desveló su videoclip todos nos quedamos sorprendidos al ver que ni LeToya ni LaTavia participaban en él (a pesar de seguir apareciendo sus voces en el tema) y a su vez descubríamos que dos nuevas componentes formaban parte del grupo: Michelle Williams y Farrah Franklin. Más tarde LeToya y LaTavia anunciaron que habían abandonado Destiny’s Child y demandado a su manager por incumplimiento de contrato e impago de beneficios y le acusaron de favorecer a Beyoncé y Kelly. Durante esta época, el grupo fue sometido a un gran escrutinio por parte de los medios de comunicación y criticaron el exceso de protagonismo de Beyoncé. Pese a estas controversias, la nueva formación de Destiny’s Child continuó con la promoción del álbum y lanzaron el cuarto single, Jumpin’ Jumpin’, un marchoso tema R&B up-tempo con influencia Hip Hop que resultó otro éxito para el grupo y ocupó el #3 en Estados Unidos y el top 5 en Reino Unido o Australia. Pese a que el grupo vivía su mejor momento profesional y el álbum gozaba de un gran éxito comercial, la polémicas no cesaban en torno a Destiny’s Child y apenas unos meses después de su incorporación, Farrah abandonaba la formación al no poder soportar el estrés de la fama. Beyoncé, Kelly y Michelle continuaron adelante como trío, que se convertiría en la formación más estable y conocida de Destiny’s Child.

The Writing’s on the Wall estaba lleno de temazos como ‘So Good’, otra de las producciones de She’kspeare para el álbum y que se trataba de un alegre y pegadizo tema pop/R&B, la sensual balada Soul/R&B ‘Temptation’ o el marchoso ‘Hey Ladies’, uno de los temas más up-tempo del álbum y que contaba con una moderna y trepidante producción. El track listing de ‘The Writing’s on the Wall’ también incluía ‘Get on the Bus’, un tema R&B producido por Timbaland que formó parte de la banda sonora de una conocida película americana y fue lanzado de manera limitada como single a finales de 1998. En resumen, The Writing’s on the Wall no sólo fue uno de los primeros CD’s que compré sino que se ha convertido en mi álbum favorito de R&B de todos los tiempos y el responsable de que me interesara por dicho género y empezara a escuchar otros cantantes y grupos de música negra. Además lo considero uno de los mejores de los discos de los años 90 y 2000 e imprescindible dentro del género R&B. Temas imprescindibles: Say My Name, Bills Bills Bills, So Good, Jumpin’ Jumpin’, Bug a Boo, Where’d You Go y Hey Ladies. Puntuación: 9/10.

The Best of R&B: ‘Goodies’ de Ciara

goodiesComo he comentado en varias ocasiones, durante los primeros años de la década del 2000 el R&B vivió su época dorada y las canciones de este género sonaban con fuerza en las radios y ocupaban posiciones muy altas en las listas de venta de todo el mundo, ya que el R&B traspasó las fronteras americanas para convertirse en un género muy popular a ambos lados del Atlántico. Durante la primera mitad de la década del 2000 los géneros más populares fueron el R&B y el urban-pop (un R&B/pop muy accesible, de carácter bailable y comercial y realizado por artistas no afroamericanos). Tras el gran impacto que tuvieron las producciones de Rodney ‘Darkchild’ Jerkins en las listas de venta a finales de los 90 y primeros del 2000 (temas como The Boy Is Mine de Brandy & Monica, Say My Name de Destiny’s Child, He Wasn’t Man Enough de Toni Braxton o If You Had My Love de Jennifer Lopez) se produjo otro momento de esplendor para el R&B en el año 2004, aunque con un estilo ligeramente diferente y más influenciado por el sonido Crunk, un subgénero del Southern Hip-Hop. De esta segunda época dorada del R&B destacaron dos artistas: Usher, el cual despuntó a nivel global gracias al tremendo impacto conseguido por Confessions, que se convirtió en el álbum más vendido del 2004 y la protagonista de este post, Ciara. Ambos artistas comparten muchas similitudes ya que nacieron en Texas pero años más tarde sus familias se trasladaron a Atlanta (una de las cunas más importantes del Hip-Hop y el R&B) donde pudieron perseguir sus sueños y empezar sus carreras musicales. Durante su adolescencia Ciara Princess Harris formó parte de un grupo femenino junto al que grabó varias canciones, sin embargo este proyecto no prosperó por diferencias entre sus componentes y la joven cantante siguió intentando abrirse camino en el mundo de la música componiendo temas para otras artistas como Mya o Fantasia. A finales de septiembre del año 2004 vio la luz Goodies, el álbum debut de Ciara y con motivo de su 15º aniversario haré una crítica en retrospectiva de este magnífico disco, el cual se encuentra entre mis favoritos dentro del género R&B.

Ciara empezó a trabajar en su álbum debut en Atlanta junto al productor musical Jazze Pha, el cual fichó a la prometedora cantante en su sello discográfico. Aunque Jazze Pha produjo gran parte de los temas presentes en Goodies, Ciara colaboró con otros productores de Atlanta como Lil Jon, Bangladesh, Johntá Austin o Jasper Cameron, además del cantante R. Kelly. Goodies es un álbum R&B muy escorado al género Crunk, aunque también se observan influencias dance-pop y Hip-Hop, y mientras la primera parte del álbum está compuesta por temas up-tempo de carácter bailable, en la segunda dominan las baladas. El primer single del álbum fue Goodies, un marchoso tema de estilo ‘Crunk & B’ (combinación de R&B y Crunk) producido por Lil Jon que cuenta con la colaboración del rapero Petey Pablo y resultaba muy similar al hit ‘Yeah!’ de Usher, lanzado unos meses antes y cuyo responsable también fue Lil Jon. Goodies está compuesto por la propia Ciara junto a Sean Garrett y Lil Jon y era la respuesta femenina a los temas Yeah! y ‘Freak-a-Leek’ de Petey Pablo (también encuadrados dentro del Crunk) donde Ciara habla de la abstinencia, trata de frenar el avance de los hombres que intentan ligar con ella y mediante la ironía declara que «las golosinas permanecerán en el frasco», convirtiendo este tema en un himno de independencia y empoderamiento femenino. Goodies recibió grandes críticas de los expertos musicales por la combinación de sus inteligentes letras, su pegadizo ritmo y la voz susurrante y sexy de Ciara. Este single resultó un gran éxito durante el verano del 2004: ocupó el #1 en Estados Unidos durante 7 semanas (donde fue certificado platino por ventas superiores al millón de copias) también lideró la lista de ventas de Reino Unido y fue top 10 en Irlanda, Nueva Zelanda y Alemania. El sugerente videoclip de Goodies contaba con las apariciones de artistas de Atlanta como Monica, Lil Jon o Jazze Pha, y nos mostró a una atractiva cantante y gran bailarina, facetas que serían explotadas sucesivamente durante la carrera musical de Ciara. Tras la tremenda e inesperada acogida de Goodies, Ciara lanzó como segundo single 1, 2 Step, un tema up-tempo encuadrado dentro del Crunk & B con gran influencia electrónica, producido por Jazze Pha y que cuenta con la magistral colaboración de la rapera Missy Elliott. Este bailable y pegadizo tema recibió una nominación a los premios Grammy y supuso otro éxito para Ciara en las listas de venta, ya que ocupó el #2 en Estados Unidos y Australia, #3 en Reino Unido y top 10 en Alemania. La elección de los singles no pudo ser más acertada ya que fueron una sucesión de hit tras hit. El tercer sencillo fue Oh, un tema downtempo Crunk & B con influencia Hip-Hop producido por Dre & Vidal en el que Ciara y Ludacris (el artista invitado) rendían homenaje a Atlanta. ‘Oh’ ocupó el #2 en la lista americana de singles y en Reino Unido y Alemania la cantante anotó otro top 10. Gracias al éxito comercial de estos tres temas y en plena explosión del género Crunk, Ciara fue denominada ‘The Princess of Crunk & B’. Entre mis temas favoritos del álbum se encuentran ‘Lookin’ At You’ y ‘Pick Up The Phone’, dos marchosos temas R&B producidos por Jazze Pha o ‘Hotline’, de estilo Crunk & B, cuyo responsable fue Bangladesh y que hubiera sido un gran candidato a single.

Goodies, el álbum, debutó en el #3 en Estados Unidos (fue #1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) y acabó vendiendo 2’7 millones de copias en tierras americanas, donde fue certificado triple platino. En el resto del mundo el álbum tuvo un desempeño moderado y ocupó el top 30 en las listas de ventas de Reino Unido y Canadá y superó los 5 millones a nivel mundial. Desde sus inicios Ciara fue comparada con Janet Jackson y Aaliyah, dos de sus mayores influencias, por su estilo musical y sus dotes como artista y bailarina. Goodies recibió críticas muy variadas por parte de los expertos musicales, quienes alabaron la producción, el estilo del álbum y la gran calidad de los tres singles, pero se mostraron menos impresionados por las letras de las canciones y Ciara fue criticada por sus limitadas habilidades vocales. Aunque está lejos del rendimiento comercial que obtuvo Confessions de Usher, Goodies resultó uno de los álbumes de R&B más exitosos del año 2004 y ambos fueron los artífices del sonido ‘Crunk & B’ y parte importante del buen momento que vivió el género durante aquella época, antes de iniciar una severa disminución en su popularidad los posteriores años. Gracias al éxito del álbum y los singles lanzados, Ciara se hizo un importante hueco en el género R&B y fue nominada a mejor artista revelación en los premios Grammy. Sin duda Goodies es uno de los mejores álbumes de estilo urbano de la década pasada. Puntuación: 8/10.

The Best of R&B: «Aaliyah»

7531c-aaliyahalbumAaliyah debutó en el mundo de la música siendo una adolescente, ya que grabó su primer álbum, Age Ain’t Nothing But a Number, con tan sólo 14 años. El cantante R. Kelly fue el compositor y productor ejecutivo de este proyecto, el cual recibió buenas críticas por el gran talento de la joven, que contaba con una madurez impropia de su edad y una voz privilegiada. A pesar de que el álbum ocupó un discreto top 20 en Billboard, acabó siendo certificado doble platino, vendió más de 3 millones de copias y contó con dos exitosos singles top 10 en la lista americana. Con sólo 15 años, Aaliyah se casó con R. Kelly en una ceremonia que fue anulada posteriormente al declararse ilegal, ya que la rebelde cantante mintió diciendo que tenía 18 años. Tras su exitoso debut, Aaliyah dejó a R. Kelly y su antigua discográfica y empezó a trabajar con Timbaland y Missy Elliott, quienes comenzaban a dar sus primeros pasos como productores y compositores. Su segundo álbum de estudio, One In a Million, fue publicado en 1996 y nuevamente fue elogiado por la crítica por el talento vocal de la joven cantante, la gran producción del álbum y su combinación de R&B, Hip-Hop/Soul y pop, haciendo de este álbum uno de los más influyentes de la década de los 90 dentro del género. Aunque Timbaland y Missy Elliott se encargaron de la mayoría de los temas del álbum, la joven cantante también trabajó con otros productores como Jermaine Dupri, Daryl Simmons o Rodney «Darkchild» Jerkins, en la que sería su primera contribución como productor. 6 singles fueron extraídos del álbum (4 de ellos producciones de Timbaland), de los que destacaron el funky «If You Girl Only Knew» y la balada «The One I Gave My Heart To». One In a Million apareció en numerosas listas de los mejores álbumes R&B del año, fue certificado nuevamente doble platino en Estados Unidos y vendió más de tres millones de ejemplares, sin embargo Aaliyah incrementó su popularidad en el resto del mundo, donde obtuvo unas ventas superiores a los 8 millones. Tras la buena acogida del álbum, Aaliyah contribuyó a la BSO de la película «Dr. Dolittle» con el tema «Are You That Somebody?», el cual recibió grandes críticas, consiguió su primera nominación a los premios Grammy y se convirtió en uno de los singles más exitosos de la cantante a nivel mundial (fue #11 en Reino Unido, su mejor posición hasta la fecha). En 1999 Aaliyah Dana Haughton protagonizó su primera película, «Romeo Debe Morir» y contribuyó con varias canciones a la BSO, entre ellas Try Again, un tema R&B up-tempo producido por Timbaland que marcaba una dirección más electrónica y moderna en la música de la joven cantante. Con este single, Aaliyah consiguió su primer #1 en la lista americana y despuntó a nivel internacional, ya que consiguió su primer top 5 en Reino Unido, Alemania y Canadá. Try Again me trae grandes recuerdos ya que fue uno de mis primeros temas favoritos de R&B y no sólo resultó un éxito en las listas de venta, sino que consiguió una nominación a los mejor vocalista R&B en los Grammy y ganó varios premios MTV por su espectacular videoclip en el que Aaliyah demostraba que además era una gran bailarina. Debido al gran impacto comercial de Try Again fue incluido en su siguiente álbum de estudio.

Tras «Romeo Must Die», Aaliyah protagonizó su segunda película «Queen of Damned» (la cual recibió críticas negativas pero fue un moderado éxito comercial) y comenzó a trabajar en su nuevo disco junto a Missy Elliott y Timbaland. Debido a los compromisos de Aaliyah como actriz las sesiones de grabación de dicho álbum duraron más de un año, y en julio de 2001 finalmente vio la luz su tercer trabajo discográfico titulado de manera homónima. Aaliyah estaba encuadrado dentro del R&B y Neo-Soul con influencias de la música electrónica, Hip-Hop, funk y rock, y era el trabajo más experimental y arriesgado de la cantante hasta la fecha, ya que desde un principio quería un sonido diferente al de One In a Million, por ello aparte de sus viejos amigos Timbaland y Missy Elliott trabajó con nuevos colaboradores como Static Major, quien compuso la mayoría de los temas del álbum, y Eric Seats y Rapture, que se encargaron de la producción del resto del álbum. «Aaliyah» llegó en un momento en el que el género R&B vivía su mejor momento y el Neo-Soul estaba despuntando por ello el álbum fue visto como uno de los más influyentes de su época debido a su vanguardista sonido y su carácter innovador. Como primer single del álbum se lanzó We Need a Resolution, un moderno tema R&B producido por Timbaland que contaba con una hipnótica melodía y sonido futurístico muy característico del famoso productor, el cual también participaba como rapero en el tema. A pesar de su gran potencial como single presentación y el hecho de ser una de las mejores canciones de toda la trayectoria de Aaliyah, We Need a Resolution tuvo un moderado rendimiento en la lista americana, donde apenas ocupó el top 60. «Aaliyah» debutó en el #2 de la lista americana con unas discretas cifras de venta, lo que unido a la moderada acogida del primer single hicieron que la cantante se apresurara a grabar los videoclips de dos nuevos singles del disco para intentar incrementar las ventas, en concreto More Than a Woman y Rock The Boat. Siguiendo con la temática caribeña del tema, Aaliyah viajó a las Bahamas para grabar el videoclip de Rock The Boat, en el que la atractiva cantante bailaba de manera sensual en las paradisiacas playas de las islas y a bordo de un catamarán. El 25 de agosto del 2001, cuando abandonaba las Bahamas, el avión en el que viajaba Aaliyah junto a otras 8 personas (entre ellas la estilista de la cantante, pero ningún familiar) se estrelló apenas unos minutos después de despegar debido a un exceso de peso y todo el pasaje murió en el acto. Así terminó la vida y la carrera de una de las cantantes más prometedoras del R&B y el mundo de la música en general.

Antes de fallecer, Aaliyah empezó a promocionar el single More Than a Woman en la TV americana, ya que a priori era uno de los temas con mayor viabilidad comercial y el más radio-friendly del álbum. Se trataba de un bailable tema R&B up-tempo con influencia dance-pop y electro-pop nuevamente producido por Timbaland. El furor por Aaliyah tras su muerte hizo que este single alcanzara altas cotas de popularidad en Europa, pero sobretodo en Reino Unido, donde se convirtió en el primer y único #1 de Aaliyah en las islas Británicas. El tercer single fue Rock The Boat, un medio tiempo R&B con influencias caribeñas que recibió una nominación a mejor actuación vocal femenina de R&B en los premios Grammy y consiguió buenas posiciones de venta en Reino Unido y Estados Unidos, donde fue top 15. Tras el trágico fallecimiento de la «Princesa del R&B» las ventas del álbum se dispararon, ascendió al #1 en Billboard y acabó superando los dos millones de ejemplares en Estados Unidos. Aunque todo el álbum merecería ser reseñado por su gran calidad, destacan «Never No More», una balada retro Soul en la que Aaliyah declara no aguantar más los abusos de su ex-pareja, «Read Between The Lines», un tema R&B up-tempo que contiene influencia de la música latina, «I Refuse», una balada a piano muy experimental que conforme va avanzando el tema aparece mayor orquestación y termina de manera dramática, y la preciosa balada Neo-Soul «I Care 4 U» compuesta por Missy Elliott para su amiga, y que de manera póstuma y sin ser lanzado como single ocupó el top 20 en la lista americana. Debido a que las sesiones de grabación del álbum resultaron muy fructíferas, varios de los descartes de «Aaliyah» fueron a parar a un disco recopilatorio póstumo, titulado I Care 4 U y publicado en 2002. En definitiva, el tercer álbum de la cantante neoyorquina re-definió el sonido R&B de la época, fue adelantado a su tiempo, y Aaliyah como artista influenció a una generación entera de cantantes como Ciara, Keyshia Cole, Rihanna, Beyoncé o Kelly Rowland. Personalmente sentí mucho la pérdida de Aaliyah, ya que era una de mis cantantes favoritas de R&B y me considero un gran seguidor de su música, por lo que esta crítica es mi homenaje a «Baby Girl», como solía llamarle su íntima amiga Missy Elliott. Puntuación: 9/10.

Los mejores discos de R&B de la década 2010-2019

Antes de comenzar el repaso a los álbumes de R&B más influyentes de esta década, me gustaría resaltar el hecho de que el género R&B contemporáneo ha vivido una de las peores épocas de su historia ya que su viabilidad comercial se ha visto reducida dramáticamente y tras los buenos datos que experimentó la música urbana a principios de siglo (cuando el R&B se convirtió en el género dominante a nivel mundial), ha ido reduciendo su impacto año tras año para convertirse en un género minoritario, prácticamente reducido a Estados Unidos. Además cabe destacar que la mayoría de los artistas que triunfaron durante la década 2000-2009 iniciaron una espiral descendiente en su éxito comercial por diversos motivos: uno de ellos fue por supuesto la crisis económica, que afectó a la industria discográfica en general y más a géneros minoritarios como lo son el R&B y el Soul, otro ha sido que el R&B ha dejado de ser un género popular y dominante (y su peso en las radios ha disminuido notablemente) y por último el descenso de ventas de los CD’s físicos en favor del streaming, que ha sacudido con fuerza al R&B al contrario que a otros géneros como el pop, el Hip-Hop o la música electrónica, ya que los amantes de la música negra siguen consumiendo música en formato físico. Por todo ello, artistas de R&B como Mariah Carey, Brandy, Monica, Usher, Mary J Blige, Keyshia Cole o Ashanti, los cuales triunfaron en la pasada década, han reducido su impacto comercial considerablemente y hoy en día las ventas de sus álbumes no son ni la sombra de lo que fueron años atrás. La buena noticia es que durante estos últimos años han aparecido jóvenes promesas que han revitalizado el género R&B, como Kehlani o Tinashe por ejemplo, pero no han conseguido ni una pequeña parte del éxito que lograron los artistas previamente mencionados. Tras esta reflexión, comenzaré el repaso (en mi humilde opinión) a los mejores y más influyentes discos de R&B de esta década que pronto terminará.

71Rx0aZ7TaL._SL1500_MY LIFE II… THE JOURNEY CONTINUES (ACT I) de MARY J BLIGE.

La cantante Mary J Blige comenzó su carrera musical a principios de los años 90 y desde entonces se ha convertido en una de las artistas con una carrera más sólida y consistente dentro del género R&B/Soul La bajada en las ventas de discos físicos y la decadencia que ha experimentado el género obviamente le han afectado, pero pese a estos hándicaps ha logrado tener una carrera intachable y admirable además de unas ventas más que dignas. Mary J Blige triunfó en la década de los 90 gracias a sus tres primeros álbumes, los cuales vendieron más de 4 millones de copias en tierras americanas y recibieron excelentes críticas por parte de los expertos musicales, pero sin duda My Life (su segundo disco de estudio) se ha convertido en un disco icónico y clave en la historia de la música negra, gracias a su mezcla de R&B, Soul y Hip-Hop, conocido como Hip-Hop/Soul y que ha influenciado a una generación entera de artistas como Faith Evans, Keyshia Cole o K. Michelle. La cantante neoyorquina pasó por problemas personales y adicciones a finales de los 90, pero superó sus malos momentos y regresó por la puerta grande en 2002 con su quinto disco No More Drama, con el que consiguió su primer single #1, Family Affair, en una época en la que el R&B triunfaba en todo el mundo. Tras el periodo comercial infructuoso que supuso «Love & Life» Mary publicó en 2005 The Breakthrough, uno de sus mejores trabajos discográficos (todo un referente en el género R&B/Soul) y que se convirtió en su disco más vendido, con más de 7 millones de copias en todo el mundo. En 2011 la reina indiscutible del Hip-Hop/Soul publicó su décimo álbum de estudio bajo el larguísimo título My Life II… The Journey Continues (Act I), el cual hacía referencia a su icónico disco My Life. Este álbum combinaba la esencia R&B de Mary, su poderosa voz Soul, las bases rítimicas del Hip Hop y colaboraciones con importantes raperos, lo cual hacía de él un digno sucesor del estilo Hip-Hop/Soul que popularizó en los 90. My Life II resultó moderadamente exitoso en Estados Unidos (fue top 5 y ha vendido casi un millón de copias), recibió buenas críticas por su intento de repetir el éxito de My Life y aunque no logró superar la gran calidad de este álbum o sus legendarios discos No More Drama y The Breakthrough, es un trabajo más que digno que resume a la perfección el espíritu Hip-Hop/Soul. En este álbum trabajaron algunos de los mejores productores del momento (Danja, Rico Love, Darkchild, Tricky Stewart o The Underdogs) y cuenta con auténticas joyas R&B como «Mr. Wrong» junto a Drake, temazos Hip-Hop/Soul como «Next Level» con Busta Rhymes y «Feel Inside» junto a Nas, o la balada R&B/Soul «Love a Woman» en la que colabora Beyoncé. Pese haber sufrido ciertos altibajos en su carrera, podemos afirmar que en sus 30 años de carrera, Mary J Blige ha sido una de las cantantes de R&B más influyentes y que mejor ha sabido adaptarse a los tiempos sin perder su esencia. Para este mismo año se espera el acto segundo de My Life II, que sin duda no nos decepcionará como tampoco lo hizo este primer acto.

usher_raymondvsraymondRAYMOND V. RAYMOND de USHER.

Aunque el R&B está dominado principalmente por mujeres, no podemos olvidar a varios hombres que han destacado de manera especial dentro del género durante las últimas décadas, como R. Kelly o Usher y más recientemente Trey Songz, Chris Brown o Ne-Yo. Nuestro protagonista es Usher, quien hizo su debut en el mundo de la música en 1994 con su disco de título homónimo y triunfó años más tarde con My Way, que vendió más de 6 millones en Estados Unidos. Ya en la década del 2000 asentó su fama con 8701, que fue certificado 4 veces platino y del que destacaron los singles #1 «U Remind Me» y «U Got It Bad». A pesar de que ya llevaba una década de éxitos en el mundo de la música, su momento álgido de popularidad llegó en 2004 cuando publicó su cuarto álbum de estudio, Confessions, el cual obtuvo un éxito sin precedentes dentro del R&B contemporáneo: fue #1 en 4 de los mercados más importantes, vendió más de un millón de copias durante su primera semana a la venta en Estados Unidos, acabó vendiendo más de 10 millones de copias en tierras americanas y 20 en todo el mundo, se convirtió en el segundo disco más exitoso de la década pasada, produjo 4 singles #1 consecutivos y fue uno de los responsables del gran momento que vivió el R&B durante aquella época (junto a Mariah Carey y The Emancipation of Mimi). Convertido en una súper estrella no sólo del R&B sino de la música en general, Usher publicó en 2008 Here I Stand, que gozó de buena acogida comercial y contó con el single #1 Love In This Club. En 2010 el cantante de Atlanta regresó con Raymond v. Raymond, su sexto álbum de estudio, que se convirtió en el tercer álbum #1 consecutivo de Usher en Estados Unidos. Pese a la contracción de la economía y la bajada de las ventas de discos, este álbum mantuvo el moderado éxito del anterior y acabó siendo certificado platino y vendió más de un millón de copias en tierras americanas. Raymond v. Raymond se encuadra dentro del R&B con influencias pop y Hip-Hop, y era el disco más up-tempo del cantante hasta el momento. Pese a que recibió algunas críticas negativas por su composición y temática, consiguió el premio Grammy a mejor álbum R&B contemporáneo en 2011. Los singles lanzados mostraron la diversidad presente en el álbum: «Hey Daddy (Daddy’s Home)», se trataba de un pegadizo tema mid-tempo R&B, «Lil Freak» junto a Nicki Minaj, se influenciaba del Hip-Hop y contenía un sonido más oscuro, y «OMG», producido por Will.I.Am, era un tema up-tempo de estilo dance-pop. Este álbum tuvo una re-edición, titulada Versus, que contenía más temas centrados en el sonido electro-pop y dance-pop. Aunque mis álbumes favoritos de Usher son 8701 y Confessions, este álbum también tiene gran calidad y lo considero como uno de los mejores dentro del género R&B de esta década aunque es considerado su disco de transición hacia el sonido dance-pop que más tarde adoptaría Usher.

20fb6-keyshiacole_womantowomanWOMAN TO WOMAN de KEYSHIA COLE.

Keyshia Cole es el ejemplo perfecto de la espiral decreciente que han sufrido los artistas más importantes del R&B a lo largo de los años y cómo la escasa viabilidad del género en los últimos años ha hecho que las discográficas se desprendan de ellos y tengan que continuar su carrera como artistas independientes con la consiguiente menor promoción. A diferencia de otras de sus compañeras como Mary J Blige, Ashanti o Brandy que han triunfado de manera internacional, el éxito de Keyshia se ha visto reducido a Estados Unidos. El impacto comercial de los álbumes de Keyshia Cole podría servir de manual para estudiar cómo ha evolucionado el R&B en estas últimas décadas: ya que las ventas de sus álbumes y su popularidad han ido descendiendo conforme pasaban los años y nos adentrábamos en la era digital. La artista californiana fue la protegida de la leyenda del rap Tupac y debutó en el año 2005 con The Way It Is, un álbum R&B y Hip-Hop/Soul influenciado por el estilo de Faith Evans y Mary J Blige que contó con varios hits como «Love» o «I Should Have Cheated». Su poderosa voz de soprano y la rabia y angustia que imprime en sus canciones, además de sus letras muy personales sobre sus relaciones amorosas han sido su seña de identidad y recibieron grandes opiniones de los críticos. La participación en su propio reality-show y el lanzamiento de su segundo álbum, Just Like You, hicieron que Keyshia viviera su mejor momento de popularidad y éxito, ya que consiguió las mayores ventas de su carrera y contó con su primer y único single top 10 en la lista americana, Let It Go junto a Missy Elliott y Lil Kim. Su último álbum certificado platino, A Different Me, llegó en 2008 y tuvo varios singles de moderado éxito en el componente R&B en Billboard. La entrada en la década del 2010 no fue muy positiva para la controvertida cantante, ya que las ventas de sus discos empezaron a caer en picado y perdió la popularidad que le dieron la participación en reality-shows y sus tres primeros discos. Calling All Hearts fue su primer patinazo al no contar con ningún single que entrara en el Hot 100 de Billboard ni ser certificado platino. En 2012, Keyshia Cole publicó su quinto álbum, titulado Woman To Woman, una clara referencia al público que le sigue desde sus inicios: mujeres afroamericanas que han sufrido en el amor como ella y se sienten identificadas con sus canciones acerca de las tormentosas relaciones con los hombres de su vida. Woman To Woman resultó su quinto top 10 en la lista americana de álbumes (todo un logro para una artista de R&B) y contó con dos singles de éxito en el componente R&B de la lista Billboard: el magnífico medio tiempo «Enough of No Love» junto al rapero Lil Wayne y la conmovedora balada «Trust and Believe» donde Keyshia despliega todo su torrente vocal. Aunque soy gran seguidor de la música de Keyshia Cole y es una de mis cantantes favoritas de R&B, tengo que reconocer que Woman To Woman es el último «gran trabajo» de la cantante, ya que su siguiente álbum «Point of No Return» resultó un fiasco y aunque «11:11 Reset» mejoró con respecto a su predecesor, no alcanza la gran calidad de Woman To Woman.

trey-songz TriggaTRIGGA de TREY SONGZ.

A diferencia de muchos artistas que triunfan con sus primeros discos y luego empieza a deshincharse el globo de su éxito, el caso de Trey Songz ha sido diferente, ya que el debut en la música del cantante fue tímido y a lo largo de los años ha ido ganando popularidad y éxito, logrando el momento álgido de su carrera durante 2009-2010, cuando publicó Ready y Passion Pain & Pleasure, su tercer y cuarto álbum de estudio respectivamente, los cuales fueron top 3 en Estados Unidos y certificados platino por ventas superiores al millón de ejemplares. En 2014, Trey Songz publicó su sexto álbum, titulado Trigga, el cual fue muy bien recibido por parte del público y sus seguidores. Trigga debutó en el #1 de la lista americana de álbumes, convirtiéndose en el segundo álbum #1 consecutivo del cantante de Virginia tras Chapter V y acabó vendiendo más de un millón de copias en Estados Unidos, lo que demostraba que la carrera musical de Trey Songz era una de las más sólidas y estables dentro del R&B contemporáneo. Trigga es un ejemplo del álbum R&B de corte moderno que se estaba haciendo en esos momentos, ya que estaba influenciado por el Hip-Hop y el sonido electrónico, y estaba compuesto en su mayoría por medios tiempos con melodía a base de sintetizadores. El sexto disco de Trey Songz contó con una amplia nómina de productores de la talla de DJ Mustard, Mike Will Made It o Soundz, y estaba repleto de artistas invitados como Nicki Minaj, Juicy J, Ty Dolla Sign o Justin Bieber. Aunque nació como una copia de R. Kelly y Usher debido a su voz similar y estilo parecido, a lo largo de los años Trey Songz fue ganando personalidad propia y se ha convertido en uno de los cantantes masculinos más importantes del R&B contemporáneo. 

Ciara-Ft-Nicki-Minaj-Im-OutCIARA de CIARA.

Al igual que en el caso de Keyshia Cole, Ciara es otra de las artistas surgidas durante la pasada década que ha experimentado una espiral decreciente en su éxito comercial. Ciara Princess Harris hizo su debut en el mundo de la música en 2004 con Goodies, un álbum de estilo R&B influenciado por el sonido Crunk, un subgénero del Southern Hip-Hop muy popular en Atlanta, donde creció Ciara. Goodies entró al #3 de la lista americana, fue certificado tres veces platino y contó con singles tan populares como el tema que da título al álbum, muy similar al estilo musical de Yeah! de Usher, que consiguió el #1 en Estados Unidos o Reino Unido, «1, 2 Step» con Missy Elliott y «Oh» junto a Ludacris, los cuales ocuparon el #2 en la lista americana. Tras este asombroso debut, la atractiva cantante publicó dos años después The Evolution, con el cual consiguió su primer y único álbum #1 en Estados Unidos y vendió más de un millón de copias. The Evolution era un álbum muy ecléctico que combinaba R&B, Crunk, Hip-Hop y dance-pop, y contó con varios singles exitosos como Get Up, Promise y Like a Boy. En 2009 vio la luz Fantasy Ride, un disco que abandonaba el sonido Crunk para adoptar un estilo dance-pop más comercial. Aunque fue #3 y contó con el hit single «Love Sex Magic» junto a Justin Timberlake, el álbum obtuvo unas ventas muy bajas. Con cada trabajo que ha publicado, Ciara ha obtenido un resultado comercial peor: en 2010 llegó Basic Instinct, un álbum que regresaba a sus raíces más urbanas pero que marcó mínimos históricos para la cantante y resultó uno de los fracasos más sonados del año. Tras los malos resultados comerciales de sus últimos álbumes, su discográfica Jive rescindió el contrato con Ciara. La cantante se tomó un tiempo de descanso, fichó por Epic y regresó en 2013 con su quinto álbum de título homónimo, aunque previamente se iba a llamar One Woman Army. Ciara contó con la producción de Darkchild y su habitual colaborador Jasper Cameron, además de nuevos productores como The Underdogs, D’Mile o Mike Will Made It para dar forma a un álbum R&B con influencias Hip-Hop y electro-pop. Como primer single se lanzó Body Party, una sensual balada R&B mid-tempo que resultaba un auténtico «bed-banger» y nos recordaba a Promise. «Body Party» recibió buenas críticas de los expertos musicales, que lo consideraron uno de sus mejores temas y ocupó el top 25, una de sus mejores posiciones en la lista americana en años. El segundo single, «I’m Out», era un tema R&B up-tempo con influencia electro-pop que contaba con la colaboración de Nicki Minaj y también recibió buenas opiniones de los críticos. Ciara debutó en el #2 de la lista americana y resultó un punto de inflexión en la trayectoria musical de la cantante, ya que superó las ventas de sus dos últimos álbumes y fue visto como un signo de recuperación en la maltrecha carrera de Ciara.

tinashe-aquarius-coverAQUARIUS de TINASHE.

Aunque en este repaso han aparecido hasta ahora artistas veteranos que cuentan a sus espaldas con una larga trayectoria musical, durante esta década también han surgido jóvenes promesas que han sabido innovar y fusionar el R&B con otros géneros y nos han presentado un R&B moderno y adaptado a nuestros tiempos, como es el caso de Tinashe, que se convirtió en una de las cantantes más prometedoras del género gracias a su álbum debut. Tras lanzar varias mixtapes en internet que recibieron buenas opiniones de los expertos musicales, la joven cantante fue fichada por una importante discográfica que le permitió publicar en 2014 su primer álbum de estudio, titulado Aquarius. El álbum debut de Tinashe fusionaba R&B con pop y R&B alternativo (que era el estilo musical de sus anteriores mixtapes) para dar forma un trabajo moderno e innovador dentro del género. La música de Tinashe recibió comparaciones con la de The Weeknd y Janet Jackson, pero sobretodo con Aaliyah, ya que la forma de cantar, bailar y la puesta en escena de Tinashe recordaba el estilo de la princesa del R&B tristemente fallecida. Tinashe compuso todos los temas del álbum y trabajó con importantes productores como DJ Mustard, StarGate, Jasper Cameron, Detail o Mike Will Made It. Tres sencillos fueron extraídos de Aquarius: el marchoso «2 On» que obtuvo la mejor posición de Tinashe en la lista americana de singles, el medio tiempo «Pretend» y «All Hands On Deck», que fusionaba R&B y Crunk, hablaba del auto-empoderamiento y resultaba el tema más llamativo y pegadizo del álbum. Aquarius debutó en un discreto top 20 de la lista americana Billboard (aunque fue #3 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard) sin embargo recibió buenas opiniones de los críticos, que alabaron las habilidades de Tinashe como cantante, compositora y bailarina. Tras unos prometedores inicios que auguraban un gran futuro a Tinashe en el mundo de la música, sus siguientes trabajos Nightride y Joyride no recibieron apoyo de público y se han convertido en sonados fracasos comerciales.

81C3LbZQstL._SX466_THE 20/20 EXPERIENCE de JUSTIN TIMBERLAKE.

Durante su carrera en solitario, Justin Timberlake ha fusionado el R&B con dance-pop, electro-pop y Hip-Hop, para dar forma a un sonido urban-pop comercial que ha sido muy bien recibido por el público. Tanto Justified como Future Sex/Love Sounds, sus dos primeros trabajos como artista solista, fueron tremendamente exitosos (vendieron más de 10 millones de copias en todo el mundo) y resultaban álbumes modernos, bailables y marchosos que aunque no pertenecían al R&B en sentido estricto, sí tomaban muchas influencias de este género gracias a la magnífica producción de Timbaland, Danja y The Neptunes. Justin Timberlake siempre se ha tomado su tiempo entre disco y disco, pero el lapso hasta el tercer álbum fue el más amplio de su carrera ya que pasaron 6 años y medio hasta el lanzamiento de The 20/20 Experience. Esta larga espera mereció la pena ya que el ex-líder de N’Sync se re-inventó y nos ofreció un trabajo muy diferente a sus dos discos anteriores pero que encajaba perfectamente con el estilo de Justin. El cantante de Tennessee dejó atrás sonido electrónico que dominaba en su segundo álbum y nos sorprendió con un trabajo encuadrado dentro del R&B más clásico, que incorporaba elementos retro del Soul de los años 70 y estaba formado en su mayoría por baladas y medios tiempos con una duración de unos 6-7 minutos debido a sus cambios de tiempo e instrumentación. Para este trabajo Justin confió nuevamente en el tándem Timbaland-Danja que tanto éxito le dio en el pasado. Este álbum contaba con canciones muy interesantes como «Suit & Tie», un tema R&B up-tempo que hablaba sobre los placeres de vestir bien y contaba con la colaboración de Jay-Z, «Mirrors», una de las mejores baladas que Justin había lanzado hasta el momento o «Tunnel Vision», un medio tiempo R&B de contenido muy explícito y naturaleza voyeurística. The 20/20 Experience debutó en el #1 de la lista americana de álbumes con casi un millón de copias en su primera semana y acabó convirtiéndose en el disco más vendido del 2013 en Estados Unidos, con más de 2’5 millones de copias. En el resto del mundo también fue un álbum muy exitoso y ocupó el #1 en Australia, Reino Unido y Canadá. A finales del mismo año se publicó la segunda entrega de The 20/20 Experience, que mostraba la visión completa de este complejo proyecto, aunque no resultó tan redondo ni exitoso como la primera parte.

beyonceBEYONCÉ de BEYONCÉ.

Beyoncé publicó a finales de 2013 de manera repentina y sin aviso su quinto disco de estudio, titulado de manera homónima, y pese al elemento sorpresa sus fans se lanzaron en masa a adquirir dicho álbum, a pesar de que en su primera semana sólo se puso a la venta de manera digital. En su primer día a la venta Beyoncé vendió 400 mil ejemplares digitales en Estados Unidos y entró al #1 de la lista americana con sólo tres días a la venta superando las 600 mil copias, además se convirtió en el álbum más vendido de una artista femenina del 2013 en tierras americanas y el cuarto más vendido en general. Beyoncé se trataba de un álbum visual formado por 14 canciones acompañados de sus respectivos videoclips. Este ambicioso proyecto fue muy bien recibido no sólo por parte del público como hemos comprobado por las altas ventas sino también aclamado por la crítica por la constante re-invención mostrada por la cantante, su moderna visión de la música y el arte, su versatilidad vocal y por la dirección musical tomada en este álbum, ya que se desvinculaba del R&B/pop comercial presentado por Beyoncé hasta la fecha para adentrarse en un R&B más alternativo y experimental, que podemos definir como electro-R&B. En este trabajo, la ex-líder de Destiny’s Child hablaba sin tapujos del amor, el sexo, la depresión post-parto que sufrió y la vulnerabilidad y las inseguridades que sufren las mujeres, dando forma un álbum que trataba la feminidad y el empoderamiento de las mujeres y destacaba por ser más oscuro que sus anteriores trabajos discográficos. La esposa de Jay-Z se encargó de la composición de todos los temas que forman el álbum con la ayuda de grandes cantantes y compositores de R&B/Soul como Frank Ocean, Justin Timberlake y Miguel, y la producción corrió a cargo de Timbaland, Pharrell Williams, Hit-Boy, Ryan Tedder y Boots entre otros. Entre las canciones más interesantes del disco se encuentran «Drunk In Love», un hipnótico tema R&B/Hip-Hop con influencia Trap que contaba con la colaboración de su marido Jay-Z y fue lanzado como primer single, «Pretty Hurts», una bonita balada pop/Soul compuesta junto a Sia que hablaba sobre lo difícil que es el mundo de la belleza y el espectáculo y resultaba todo un himno sobre el auto-empoderamiento, o «Flawless», un complejo tema Trap/R&B formado por dos canciones y de la que destacaba «Bow Down», que se filtró meses atrás y causó controversia por sus letras en las que gritaba a sus rivales «arrodillaos perras». Sin duda «Beyoncé» es uno de los trabajos más arriesgados y ambiciosos de la cantante de Houston hasta la fecha y que marcó una gran divergencia de sonido en comparación con sus anteriores álbumes, encuadrados en un R&B/pop más tradicional.

mariah-carey-caution-review-1542731312-640x640

CAUTION de MARIAH CAREY.

Mariah Carey resurgió de las cenizas tras un comienzo de siglo muy negativo y durante la década 2000-2009 publicó 5 álbumes de estudio, entre los que se encontraba The Emancipation of Mimi, el cual le devolvió a las primeras posiciones en las listas de las ventas tras varios fracasos comerciales y una época personal y profesional complicada. En cambio durante esta década Mariah Carey ha publicado tan sólo 3 álbumes de estudio: Merry Christmas II You, que era la continuación del famoso disco navideño lanzado en los años 90, Me. I Am Mariah…The Elusive Chanteuse, el cual recibió grandes críticas por parte de los expertos musicales pero obtuvo unas ventas muy bajas debido a una promoción escasa y una campaña publicitaria muy discutible, y el disco que nos ocupa ahora, Caution, publicado a finales del 2018 y que ya consideré como el mejor álbum lanzado durante el año pasado. Como dato curioso, las ventas conjuntas de los tres discos publicados por Mariah Carey durante esta década no llegan al millón de copias en Estados Unidos, que es lo que vendieron The Emancipation of Mimi o E=MC en un mes. Esto nos da varias conclusiones: que las ventas de discos han descendido dramáticamente a lo largo de los años, y que Mariah Carey ha perdido gran importancia dentro del espectro comercial actual. Sin embargo no todo son las ventas y si nos centramos en la calidad y no en la cantidad, hay que destacar que Caution es uno de los mejores álbumes de toda la carrera de Mariah, ya que recibió elogios de la crítica musical y fue incluido en numerosas listas de los álbumes más importantes del 2018. Caution es un disco atemporal, que se mantiene fuera de las modas que inundan el R&B hoy en día, con ciertos toques retro inspirados en la música negra de los años 90 y se caracterizaba por ser muy breve: tan sólo contaba con 10 canciones, pero no sobraba ninguna ya que todas eran auténticas joyas del R&B/pop como With You, The Distance, Giving Me Life, One Mo’ Gen o Caution. Los dos únicos fallos que puedo sacar al álbum es la escasa promoción por parte de la discográfica de Mariah Carey (sólo fueron lanzados dos sencillos promocionales: GTFO y With You) pero sobretodo el timing del lanzamiento, ya que fue lanzado en el mes de noviembre, antesala del periodo navideño que es cuando la legendaria artista vive su momento de esplendor gracias a All I Want For Christmas Is You (el cual vuelve al top 10 en las listas de venta de todo el mundo) y se centra en sus shows navideños. Al haberse publicado un mes antes de Navidad, Caution sufrió un «coitus interruptus» en su promoción y dejó de ser noticia apenas unas semanas después de su lanzamiento. Si Caution hubiera visto la luz meses antes podría haberse exprimido más y aunque tampoco habría sido un rotundo éxito debido a la poca viabilidad comercial que tiene Mariah Carey hoy en día, sí habría logrado unas ventas superiores (recordemos que sólo fue top 5 en Estados Unidos). Si The Emancipation of Mimi fue uno de mis discos favoritos de R&B de la década del 2000, Mariah volvió a lograrlo con Caution, sin duda una obra maestra pero muy subestimado e ignorado por el público masivo.

0004033601X de CHRIS BROWN.

Durante su carrera profesional, Chris Brown ha protagonizado numerosos altercados y peleas con otros artistas y personas anónimas, pero sin duda su popularidad descendió dramáticamente tras los malos tratos que propinó a su ex-pareja Rihanna y que casi le hicieron perder todo lo que había conseguido en el mundo de la música. Sus dos primeros álbumes lograron gran éxito: ocuparon el top 5 en Estados Unidos y fueron certificados doble platino por ventas superiores a los dos millones de copias, convirtiéndole en el príncipe del R&B y uno de los cantantes más populares del momento, sin embargo tras el incidente con Rihanna publicó su tercer disco, Graffiti, el cual vendió menos de 400 mil copias, no sólo porque era de inferior calidad a sus dos primeros trabajos sino porque perdió el apoyo de muchos de sus seguidores, los cuales le dieron de lado por su mal comportamiento. Pese a que su conducta ha sido de lo más reprobable en muchas ocasiones hay que reconocer el talento que tiene Chris Brown como cantante, compositor y bailarín, y prueba de ello es que se ha convertido en uno de los artistas americanos de R&B/pop con una carrera más sólida, prolífica y consistente de las últimas décadas. Además su presencia ha sido solicitada por parte de otros artistas en numerosas ocasiones, lo cual denota su importancia en el mundo de la música. Con F.A.M.E. y Fortune, su tercer y cuarto álbum de estudio respectivamente, consiguió el #1 en Estados Unidos y logró recuperar el apoyo de muchos de sus seguidores perdidos y obtuvo unas ventas superiores a Graffiti, sin embargo considero ambos álbumes como los más flojos de la carrera de Chris, ya que perdió su esencia urbana en favor de un dance-pop genérico y anodino. En 2014 el «enfant terrible» del R&B regresó con su sexto álbum de estudio, X, que se trataba de un proyecto muy ambicioso y supuso un gran paso adelante con respecto a sus últimos trabajos. X contaba con 21 temas en su edición deluxe (era el inicio de sus futuros álbumes de monstruosa extensión), encuadrados dentro del R&B con gran influencia Hip-Hop, y contaba con numerosos artistas invitados como Usher, Brandy, Tyga, Lil Wayne, Nicki Minaj, Akon, Trey Songz o R. Kelly entre otros. Este álbum cuenta con canciones tan interesantes como «Don’t Be Gone Too Long», un épico tema R&B up-tempo con influencia dance-pop, «Loyal», el tema más Hip-Hop del álbum y que consiguió el top 10 en la lista americana, o «Fine China», un marchoso tema R&B/pop que se influenciaba del estilo de Michael Jackson. X debutó en el #2 de la lista americana de álbumes y se convirtió en el sexto disco de Chris Brown que ocupaba el top 5 en Estados Unidos. En el resto del mundo X también obtuvo buenas posiciones y ocupó el top 5 en las listas de ventas de Australia, Reino Unido y Canadá. Mientras que su álbum debut de título homónimo y Exclusive fueron los mejores álbumes de Chris durante la pasada década, mi favorito en ésta sin duda es X.

rebellious-soul-kmichelle-coverREBELLIOUS SOUL de K. MICHELLE.

Kimberly Michelle Pate, conocida artísticamente como K. Michelle, debutó en el mundo de la música en el año 2013 con Rebellious Soul, quizás uno de los mejores álbumes debut dentro del R&B/Soul de esta década, lo que la convirtió en una de las artistas revelación del género y le auguraba un futuro muy prometedor. En sus inicios, K. Michelle guardaba muchas similitudes con otra de las protagonistas a este repaso, Keyshia Cole, ya que ambas han participado en reality-shows y comparten personalidades carismáticas y controvertidas, sin embargo eso no les ha restado credibilidad como artistas puesto que sus álbumes han recibido buenas críticas por parte de los expertos musicales y han conseguido una carrera musical estable y consistente. Además ambas artistas poseen voces de soprano muy poderosas, escriben sobre sus experiencias amorosas y comparten estilo musical: el R&B contemporáneo, aunque Keyshia se acerca más al Hip-Hop/Soul mientras que K. Michelle profundiza en el Soul y tiene un sonido más clásico. Rebellious Soul, el primer álbum de la cantante de Tennessee, está compuesto en su totalidad por baladas y medios tiempos R&B/Soul sin ningún tema up-tempo, lo que permite que nos podamos centrar en sus magnificas habilidades vocales y sus letras sobre relaciones amorosas y empoderamiento femenino. El álbum debut de la voluptuosa cantante era breve pero se podía escuchar en su totalidad sin dejar pasar ningún tema debido a la gran calidad del material, del que destacan los magníficos temas «V.S.O.P.» y «Can’t Raise a Man», los cuales fueron los dos singles promocionales. Rebellious Soul debutó en el #2 de la lista americana (#1 en el componente R&B de Billboard) con unas cifras de venta más que dignas que la convertían en una de las artistas revelación del género. Sus dos siguientes álbumes, Anybody Wanna Buy a Heart? y More Issues Than Vogue, llegaron en 2014 y 2016 respectivamente y repitieron el éxito del primero, ya que también fueron top 10 en Estados Unidos y #1 en el componente R&B/Hip-Hop de la lista americana, lo que suponía un gran logro para la cantante nacida en Memphis. Una carrera musical tan prolífica y consistente no hacía presagiar que su cuarto álbum de estudio, «Kimberly: The People I Used To Know», iba a resultar un fracaso de ventas, ya que debutó en el top 60 de la lista americana y ninguno de los singles extraídos tuvieron impacto comercial. Esperemos que con su nuevo trabajo, que verá la luz este 2019, vuelva a este repaso de los mejores álbumes de R&B.

Still Standing #2STILL STANDING de MONICA.

Monica Arnold fue otra de las cantantes de R&B más importantes durante los 90 y que logró mantener su estatus durante la década del 2000, aunque como es lógico las ventas de sus álbumes y su popularidad disminuyeron a mediados de la década pasada por lo que se centró en el mercado americano, donde ha cosechado una carrera muy consistente y sólida. Su álbum debut, Miss Thang, vendió un millón de copias de Estados Unidos y contó con 4 singles muy exitosos que ocuparon el top 10 en las listas de venta, y su segundo disco, The Boy Is Mine, incluso superó el éxito del primero ya que fue certificado tres veces platino, vendió más de dos millones de ejemplares y presumió de tener tres singles #1 en la lista americana, incluyendo The Boy Is Mine junto a Brandy, el cual se mantuvo en lo más alto de Billboard durante 13 semanas, cosechó una gran acogida en el resto del mundo y se convirtió en una de las canciones de R&B más exitosas de toda la historia de la música. Su tercer álbum fue filtrado en internet, por lo que Monica decidió no lanzarlo y varias canciones de él fueron rescatadas para su siguiente disco, After The Storm, que debutó en el #1 de la lista americana de álbumes. Tras el fiasco que supuso su quinto álbum, The Makings of Me, Monica declaró que para su próximo trabajo volvería a su antiguo estilo musical ya que el sonido Snap/Hip-Hop del primer single, Everytime Tha Beat Drop, era una representación muy pobre del álbum y no encajaba con el estilo de la cantante, además recibió críticas negativas y resultó un fracaso comercial. 2010 fue uno de los años más importantes para Monica en lo personal ya que conoció al jugador de baloncesto Shannon Brown, quien se convertiría más tarde en su marido y padre de su hija, y también en lo profesional puesto que publicó su sexto álbum de estudio, Still Standing, en mi opinión uno de los mejores trabajos de su amplio catálogo musical. Still Standing está formado por 10 temas, en su totalidad baladas y medios tiempos, y regresa al sonido R&B de sus inicios con gran influencia Soul (alejándose del Hip-Hop de su anterior disco). Para este álbum Monica contó con sus habituales colaboradores Missy Elliott, Bryan-Michael Cox y Jermaine Dupri, pero trabajó por primera vez con otros productores como Jim Jonsin, Stargate o Polow da Don (quien además es primo de Monica). «Everything To Me», una preciosa balada R&B/Soul de corte retro compuesta junto a Jazmine Sullivan, y «Love All Over Me», otra emotiva balada producida por Dupri, fueron los dos singles extraídos del álbum y ambos son auténticas joyas R&B, al igual que el medio tiempo «Mirror», otro de los temas más destacados de Still Standing. Monica, al igual que su compañera, rival y más tarde amiga Brandy, logró gran éxito con sus primeros álbumes y fue una de las artistas más destacadas dentro del R&B de los 90 y principios del 2000, sin embargo sus últimos álbumes no han tenido tanto apoyo por parte del público y han cosechado unas ventas muy bajas.

The_Weeknd_-_Beauty_Behind_the_MadnessBEAUTY BEHIND THE MADNESS de THE WEEKND.

Durante esta década el R&B se ha influenciado en gran medida de la música electrónica y ha perdido el toque instrumental de hace años en favor de un mayor uso del Auto-Tune y sintetizadores. Además han aparecido nuevas corrientes musicales que han gozado de gran aceptación y se han desligado del R&B clásico, como el R&B alternativo o PR&B, donde encontramos artistas de la talla de Janelle Monáe, Miguel, Frank Ocean o The Weeknd, los cuales han recibido excelentes críticas por innovar, renovar el género R&B/Soul y darle un nuevo sonido. Nuestro protagonista, The Weeknd, tras una serie de mixtapes que recibieron grandes elogios por parte de los críticos, debutó en 2013 con «Kiss Land», que fue moderadamente exitoso en Estados Unidos, donde fue #2 en la lista Billboard. En 2015 The Weeknd publicó su segundo álbum de estudio, Beauty Behind The Madness, que supuso el espaldarazo definitivo para el cantante canadiense en todo el mundo. Este álbum difiere con respecto a Kiss Land, ya que aunque sigue ligado al R&B alternativo, es más accesible al público y toma elementos del R&B/pop comercial. Una de las canciones más destacadas del disco es «Can’t Feel My Face», que fue lanzado como tercer single y se trata de un marchoso tema R&B/Funk up-tempo firmado por Max Martin con el que el cantante amplió su fama a países donde su música no era muy popular como España. Can’t Feel My Face permaneció como el single más exitoso de The Weeknd hasta la llegada de Starboy y con él logró su primer #1 en Estados Unidos, además de ocupar el top 5 en Reino Unido, Australia o su nativa Canadá. Aunque el cantante de Toronto exploró nuevos sonidos en este álbum, muchos de los temas estaban encuadrados dentro de su habitual R&B alternativo como «Acquainted» u «Often», que cuentan con melodía dispersa y sonido oscuro. Otro de los temas más famosos del álbum fue «The Hills», lanzado como segundo single y que responde perfectamente al término «sleeper hit» ya que comenzó muy tímidamente en la lista americana pero despegó hasta llegar a lo más alto gracias al éxito de Can’t Feel My Face. Beauty Behind The Madness debutó en el #1 de la lista de ventas de Estados Unidos (donde fue certificado triple platino), Canadá y Reino Unido, y es uno de los mejores álbumes de R&B alternativo de esta década gracias a la magnífica producción y a la agradable voz de The Weeknd, que en muchos momentos recuerda a la de Ne-Yo, ya que resultan muy parecidas y comparten muchos registros.

The Best of R&B: «Growing Pains» de Mary J Blige

51ELnfwG2EL._SS500En el año 2005 la indiscutible reina del Hip Hop-Soul Mary J Blige publicó uno de los discos más importantes de su carrera, The Breakthrough, el cual fue aclamado por la crítica como uno de sus trabajos más sólidos. El séptimo álbum de estudio de Mary J Blige recibió 8 nominaciones a los premios Grammy, de las cuales ganó 3: mejor álbum R&B del año y mejor canción R&B y mejor actuación vocal femenina de R&B por Be Without You, el exitoso primer single del disco. The Breakthrough debutó en el #1 en la lista de álbumes americana, fue certificado triple platino y acabó vendiendo más de 3 millones de ejemplares en Estados Unidos. Gracias a The Breakthrough, que se convirtió en el álbum más exitoso de Mary J Blige, la cantante vivió uno de los mejores momentos profesionales de su extensa carrera musical. Tras este trabajo, la artista neoyorquina publicó su primer disco recopilatorio de grandes éxitos, ‘Reflections (A Retrospective)’ y a finales de 2007 regresó con su octavo álbum de estudio, titulado Growing Pains. Pese a que este álbum sigue encuadrado dentro de su habitual estilo R&B, pierde el toque Hip Hop-Soul de sus anteriores trabajos y tiene un sonido más pop, acercando a Mary al mainstream. Un amplio rango de productores trabajaron junto a Mary J Blige para este álbum, como por ejemplo Tricky Stewart, Dre & Vidal, StarGate, Ne-Yo, Sean Garrett, The Neptunes, Neff-U o Bryan-Michael Cox. La temática del álbum siguen siendo las complicadas relaciones con los hombres y los malos momentos que todos pasamos a lo largo de la vida y nos enseñan a crecer, aunque tal y como declaró la cantante neoyorquina también podemos encontrar canciones más alegres que celebran su crecimiento personal. Growing Pains debutó en el #2 de la lista americana de álbumes con unas espectaculares ventas (fue su segundo trabajo en vender más de 600 mil ejemplares en su primera semana) y una semana más tarde ascendió a la posición de honor en Billboard, obteniendo el cuarto disco #1 de la veterana cantante en Estados Unidos. Growing Pains fue certificado platino en tierras americanas y acabó vendiendo 1’7 millones de copias y también tuvo un buen desempeño comercial en Reino Unido, donde el álbum fue lanzado dos meses más tarde y ocupó el #6 en la lista de ventas.

El single presentación del álbum fue Just Fine, un tema R&B up-tempo con influencia Disco/Funk que resultaba una de las canciones más marchosas y bailables lanzadas por la cantante neoyorquina. En este pegadizo tema, Mary J Blige cambiaba su habitual temática de desamor y su característico tono de rabia y angustia por un sentimiento más positivo, como celebrar los buenos momentos, lo que convertía a este tema en uno de los más ‘feel-good’ y alegres de la cantante. Just Fine tuvo un desempeño moderadamente exitoso en Estados Unidos, donde ocupó el #22 en la lista americana de singles y en Reino Unido el resultado comercial fue similar ya que debutó en el #16 de la lista británica. Como segundo single de Growing Pains se lanzó Work That, un marchoso tema R&B producido Sean Garrett y Neff-U en el que Mary habla sobre la auto-aceptación e intentar ser la mejor versión de uno mismo. El tercer y último single extraído del álbum fue Stay Down, una balada R&B mid-tempo producida por Bryan-Michael Cox en la que la cantante relata una relación que hace aguas pero intenta recuperar el amor de su pareja. Entre los temas más destacados del álbum se encuentran ‘Fade Away’, un emotivo tema pop/R&B up-tempo producido por StarGate que resulta una de las mayores aproximaciones de Mary al pop, ‘Hurt Again’, una emotiva balada R&B/Soul que iba a ser lanzada como tercer single pero fue cancelado en favor de ‘Stay Down’ o ‘Roses’, un oscuro medio tiempo R&B producido por Tricky Stewart en el que la cantante se lamenta amargamente de su relación y le pide a su pareja que no le regale rosas para arreglar sus problemas. ‘Roses’ recibió excelentes opiniones de los críticos musicales, que la catalogaron como una de las mejores canciones de toda la carrera de Mary Jane.

Growing Pains tuvo el inconveniente de haber sido publicado tras el gran éxito comercial y de crítica que supuso ‘The Breakthrough’ por lo que siempre estará a la sombra de éste, sin embargo nos encontramos ante uno de los mejores álbumes R&B contemporáneos de la pasada década y también gozó de una buena acogida comercial, lo que demuestra que Mary J Blige es una de las cantantes con una carrera más sólida y consistente no sólo dentro del R&B sino de la música en general. No es fácil encadenar tantos trabajos de gran calidad seguidos pero la reina del Hip Hop-Soul lo consiguió. En definitiva, Growing Pains es uno de los mejores álbumes dentro de la discografía reciente de Mary J Blige en el que nos transmite un importante mensaje: tras el dolor sufrido hay que avanzar y crecer. Puntuación: 7’5/10.

The Best of R&B: «Ready» de Trey Songz

trey-songz-readySe han cumplido 10 años del lanzamiento de uno de los discos más importantes de la carrera musical de Trey Songz. El cantante estadounidense hizo su debut en el mundo de la música en 2005 con «I Gotta Make It», un álbum de R&B/Soul clásico que tuvo un desempeño muy moderado en la lista americana de álbumes. Dos años más tarde regresó con «Trey Day», gracias al cual empezó a ser más conocido en el panorama urbano gracias a varios singles que lograron cierto éxito en el componente R&B/Hip-Hop de la lista Billboard. Desde sus inicios, Tremaine Neverson (el verdadero nombre de Trey Songz) fue comparado con estrellas del R&B como R. Kelly y Usher por su estilo, rango vocal y temática, lo que unido a su innegable atractivo físico le ayudó a conseguir una gran popularidad entre las jovencitas afroamericanas. Tras el moderado éxito de Trey Day, el cual fue certificado oro en Estados Unidos por ventas superiores al millón de copias, Trey Songz publicó en 2009 su tercer disco de estudio, Ready, con el que su fama se disparó y se convirtió en uno de los cantantes de R&B más destacados del momento y una de las promesas del género junto a Chris Brown, con el que también comparte ciertas similitudes. Ready es un disco de R&B contemporáneo con ciertas pinceladas pop y Soul, aunque a diferencia de sus anteriores trabajos hay una mayor influencia del género Hip-Hop y tiene un toque más moderno. El objetivo de Trey Songz con su tercer álbum de estudio era llegar a un mayor público gracias a temas R&B/Hip-Hop comerciales y colaboraciones con algunos de los raperos más importantes como Drake, Fabolous, Gucci Mane o Soulja Boy. El cantante de Virginia compuso todos los temas de Ready y contó con la producción de su habitual colaborador Troy Taylor además de otros importantes nombres de la industria como StarGate, Sean Garrett, Eric Hudson o Bryan-Michael Cox. Ready es un álbum de naturaleza sexual que recuerda a las composiciones de R. Kelly, las cuales se caracterizan por sus letras explícitas. Ready debutó en el #3 de la lista americana de álbumes, la mejor posición de Trey Songz hasta la fecha (y su primer top 10 en Estados Unidos) y fue certificado platino por un millón de copias distribuidas.

El single presentación de Ready fue I Need a Girl, un medio tiempo R&B/pop producido por StarGate (responsables de su mayor éxito hasta la fecha, Can’t Help But Wait) que contiene el sonido típico del dúo noruego. Este romántico tema consiguió el tercer top 10 de Trey en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard y pese a ser una de las mejores canciones del álbum, algunos críticos la tacharon de predecible y genérica en un intento de replicar el éxito de Can’t Help But Wait. Como segundo single se lanzó LOL, un divertido tema R&B y pop-rap que habla del «sexting» (envío de mensajes de contenido explícito a través del móvil), cuenta con la colaboración de los raperos Gucci Mane y Soulja Boy y recibió buenas opiniones por su naturaleza pegadiza. El tercer single, coincidiendo con el lanzamiento de Ready, fue I Invented Sex, un medio tiempo R&B en el que participa el rapero canadiense Drake y se convirtió en el primer single #1 de Trey en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard. Después de tres singles con moderado rendimiento en la lista americana, el cantante lanzó como cuarto single Say Aah, un marchoso tema R&B/Hip-Hop en el que colaboraba el rapero Fabolous y se convertiría en el single más exitoso del álbum, ya que por primera vez Trey alcanzó el top 10 en la lista americana. Como quinto y último single del álbum se eligió Neighbors Know My Name, una bonita balada R&B mid-tempo en la que Trey muestra su lado crooner, utiliza su voz en falsetto y recuerda a los «slow-jams» característicos de R. Kelly. Ready también incluye la colaboración de Trey en el single «Successful» de Drake, lanzado a principios del 2009 y que tal y como reza su título gozó de buena acogida en la lista americana. Ready era el trabajo más maduro de Trey hasta la fecha y aunque contiene buenas canciones, recibió algunas críticas por su falta de consistencia y solidez. En resumen, Ready marca una evolución musical de Trey Songz hacia un sonido más moderno y comercial, y supuso el punto álgido en la trayectoria profesional del cantante, gracias a su gran desempeño comercial y la buena elección de los singles. A diferencia de otros cantantes de R&B cuyas carreras han caído en picado tras unos comienzos muy prometedores, Trey alcanzó su mayor cota de popularidad con su tercer álbum de estudio y mantuvo su impacto comercial con sus dos siguientes álbumes, los cuales también gozaron de éxito en el mercado americano. Puntuación: 7’5/10.

The Best of R&B: «Ashanti»

Ashanti_-_AshantiDurante este mes de abril se han cumplido 17 años del lanzamiento de uno de los discos más exitosos e importantes dentro del R&B contemporáneo. Me estoy refiriendo al álbum debut de la cantante americana Ashanti, que vio la luz el 2 de abril de 2002, cuando el género R&B vivía uno de sus mejores momentos de popularidad antes de iniciar un periodo de escasa viabilidad comercial. Aunque en la actualidad la cantante neoyorquina no goza de tanta fama y éxito como en sus inicios en el mundo de la música y sus últimos álbumes han tenido unas ventas bastante bajas, hay que resaltar la importancia que tuvo Ashanti durante la década del 2000, ya que se convirtió en la tercera cantante femenina de R&B más exitosa de dicha década por detrás de Beyoncé y Alicia Keys, lo cual es un dato digno de apuntar. Tras ser fichada por la discográfica Murder Inc, Ashanti obtuvo gran popularidad en 2002 al participar en dos temas de Hip-Hop que consiguieron gran éxito en las listas de venta americanas: “Always on Time” de Ja Rule y “What’s Luv?” de Fat Joe. Precisamente el rapero Ja Rule fue una pieza clave en los inicios musicales de Ashanti, ya que ésta convirtió en su protegida y colaboraron juntos en numerosas ocasiones posteriores. El single presentación del álbum fue Foolish, un magnífico tema R&B producido por Irv Gotti y 7 Aurelius que se mantuvo durante 10 semanas en lo más alto de la lista americana de singles. Aunque en el resto del mundo Foolish no alcanzó las mismas cotas de éxito que en Estados Unidos, también ocupó el top 10 en Reino Unido, Canadá o Australia. Cabe destacar que mientras “Foolish” ocupaba el #1 en la lista americana, “What’s Luv?” se encontraba en el #2, haciendo de Ashanti la primera cantante femenina en tener dos singles simultáneamente en las dos primeras posiciones del Hot 100 de Billboard. Pero este no fue el único récord que cosechó Ashanti ya que también hizo historia al tener 3 singles (Foolish y sus colaboraciones junto a Ja Rule y Fat Joe) dentro del top 10 de la lista americana.

El álbum debut de Ashanti, titulado de manera homónima, fue producido en su totalidad por Irv Gotti (fundador de Murder Inc Records), Chink Santana y 7 Aurelius, y aunque la joven cantante participó en la composición de todos los temas del disco, no tuvo un papel decisivo en la creación del álbum ya que todas las decisiones fueron tomadas por Irv Gotti en un intento por hacer de Ashanti la artista revelación del momento en el género R&B. Ashanti entró directamente al #1 de la lista americana de álbumes con unas ventas superiores al medio millón de ejemplares (uno de los debut más sorprendentes de una artista novel dentro del género R&B ), fue certificado triple platino y acabó vendiendo más de 3 millones y medio de copias en Estados Unidos. A nivel internacional “Ashanti” fue top 10 en Reino Unido, Canadá, Alemania o Australia. El álbum no sólo gozó de un gran impacto comercial sino que recibió numerosos galardones musicales, incluyendo tres nominaciones a los premios Grammy, de los que ganó uno a mejor álbum de R&B contemporáneo. Tras la impresionante acogida comercial de Foolish, la por entonces llamada “Princess of Hip-Hop and R&B” lanzó como segundo single Happy, un medio tiempo R&B que contaba con una melodía hipnótica de flauta. Este single no tuvo tanta repercusión como Foolish en las listas de venta, pero aún así logró el #8 en la lista americana de singles. Como tercer y último single se extrajo Baby, una emotiva balada R&B que no obtuvo un desempeño comercial tan positivo como los sencillos precedentes.

Ashanti es un disco de R&B sólido y consistente, compuesto en su mayoría por medios tiempos que tomaban influencias del Hip Hop-Soul de los años 90 e inspirado en cantantes como Mary J Blige. Aunque “Ashanti” superó ampliamente las expectativas, resultó un éxito de ventas en Estados Unidos y convirtió a la joven cantante en una de las promesas del R&B de la pasada década, no dejó de ser un proyecto perfectamente calculado por Irv Gotti para convertir a Ashanti en la “First Lady” de Murder Inc y cubrir la cuota de R&B femenino dentro de su discográfica, sin embargo la cantante fue incapaz de tomar decisiones durante sus primeros años de carrera profesional, lo que provocó que años más tarde Ashanti abandonara Murder Inc para tomar el control de su carrera y dar a conocer su verdadera esencia como cantante y compositora. Al principio de su carrera, Ashanti entró en competencia con Tweet, otra artista novel de R&B/Soul también respaldada por un gran mentor (en este caso Missy Elliott) sin embargo la protegida de Ja Rule cosechó más éxito y popularidad que Tweet, quien rápidamente desapareció de escena y dejó de ser una rival para Ashanti. Puntuación: 8/10.

The Best of R&B: «Part III» de 112

part_iii112 son un cuarteto masculino de R&B surgido en los años 90 que lograron un gran éxito con sus dos primeros álbumes, los cuales alcanzaron el top 10 en el componente R&B/Hip-Hop de la lista americana Billboard y fueron certificados doble platino en Estados Unidos. Tras participar en varios concursos de búsqueda de talentos, 112 actuaron ante el rapero y productor musical Sean Combs (anteriormente conocido como Puff Daddy y hoy en día Diddy), el cual fichó al prometedor grupo en su discográfica Bad Boy Records. El nombre del grupo proviene de un famoso club de la ciudad de Atlanta, de la cual son originarios los 4 componentes del grupo: Daron, Q, Mike y Slim. En el año 2001, el cuarteto publicó su tercer álbum de estudio, titulado simplemente Part III, el cual continuaba con el habitual sonido R&B de 112, pero resultaba más up-tempo y bailable que los anteriores álbumes y contaba con un mayor componente electrónico. El álbum fue producido ejecutivamente por Puff Daddy y destaca por el hecho de que el componente Daron Jones asumió un mayor papel en la composición y producción del álbum, aunque también participaron grandes nombres de la industria musical como Mario Winans o R. Kelly. El single presentación del álbum fue It’s Over Now, un magnífico tema R&B up-tempo compuesto por los componentes Q y Daron y producido por éste último que alcanzó el #6 en lista americana, la mejor posición de 112 en Estados Unidos hasta el momento. Sin duda It’s Over Now es uno de los temas más destacados del álbum, representa a la perfección el estilo R&B característico de principios de la década del 2000 y pasará a la historia de la música como una de las mejores canciones dentro del género R&B. Aunque este tema obtuvo una gran respuesta comercial y resultó uno de los singles más importantes del año 2001 en tierras americanas, el tema más popular del álbum fue el segundo single lanzado. Peaches & Cream era un marchoso tema electro-R&B que mostraba la evolución musical del grupo hacia un sonido más bailable y electrónico. Producido por Puff Daddy y Mario Winans, este single se convirtió en el mayor hit de toda la carrera de 112, ya que superó el éxito de It’s Over Now en la lista americana, donde alcanzó el #4 en Billboard. En el resto del mundo también tuvo un buen desempeño comercial y fue top 40 en la lista de ventas de Australia y Reino Unido. Este tema obtuvo una nominación a los premios Grammy del 2002 a mejor actuación R&B vocal de un dúo/grupo. Como tercer y último single del álbum se lanzó Dance With Me, otro de los temas up-tempo y más bailables que podemos encontrar en Part III. Este single de estilo R&B/dance-pop fue compuesto y producido por el componente del grupo Daron Jones, y resultó un éxito moderado en Estados Unidos, donde ocupó el top 40 en la lista americana, aunque a nivel internacional todavía resultó más exitoso y fue #2 en Australia.

Aunque los singles lanzados mostraban el lado más up-tempo del álbum y su nueva dirección dirección musical, el resto de Part III estaba compuesto principalmente por medios tiempos R&B y varias baladas Soul similares a las de sus anteriores discos. Entre los temas más destacados de Part III se encuentran «Don’t Hate Me», un interesante medio tiempo R&B que cuenta con la colaboración del rapero Twista (el único artista invitado del álbum), el marchoso tema electro-R&B «All I Want Is You» o la balada Soul «Do What You Gotta Do», cuyo responsable es el legendario R. Kelly. Gracias a tres singles muy populares durante el año 2001, Part III consiguió ser certificado platino por ventas superiores al millón de copias en tierras americanas, y aunque no logró superar las ventas de los dos anteriores discos (los cuales alcanzaron los 2 millones), sí ocupó la mejor posición de un álbum de 112 en Estados Unidos, concretamente el puesto #2 en lista americana y el #1 en el componente R&B/Hip-Hop de Billboard.

En definitiva, 112 resumen a la perfección el espíritu R&B de los años 90 y principios del 2000, cuando este género pasaba por su mejor momento y las canciones R&B sonaban sin cesar en las radios y ocupaban posiciones muy altas en la lista de ventas de Estados Unidos y también en el resto del mundo. 112 podríamos considerarlos como el equivalente R&B de famosas boy-bands americanas surgidas en los años 90 como Backstreet Boys o N’Sync, y destacaron por su perfecta harmonía vocal, su estilo urbano y su talento como bailarines realizando coreografías. En Estados Unidos, 112 lograron un gran éxito con sus tres primeros álbumes y aunque en el resto del mundo su nivel de popularidad no fue tan alto, sí consiguieron varios singles de éxito en Europa, principalmente en Reino Unido, y en Australia. Por todo lo cual, Part III de 112 merece formar parte del repaso a lo mejor del género R&B. 

The Best of R&B: ‘The Emancipation of Mimi’ de Mariah Carey

r-1828367-1265645407.jpegTras una serie de álbumes elogiados por la crítica y de ventas millonarias durante la década de los 90 que la encumbraron como una de las cantantes más importantes del mundo de la música, los primeros años de la década del 2000 supusieron el momento más bajo de toda la trayectoria profesional de Mariah Carey, ya que tras el fracaso de Glitter (tanto la película como el álbum que lo acompañó) y el moderado recibimiento de su siguiente disco, Charmbracelet, hicieron que la popularidad de Mariah descendiera de manera notoria y muchos dieron su carrera por acabada, sin embargo en el 2005 la cantante neoyorquina resurgió cual ave fénix y nos ofreció no sólo uno de sus mejores álbumes de la década sino de toda su carrera. Me estoy refiriendo por supuesto a The Emancipation of Mimi, un trabajo que obtuvo críticas muy positivas de los expertos musicales, atrajo a los seguidores que la abandonaron durante su etapa más oscura, obtuvo unas ventas sorprendentes y ayudó a Mariah Carey a retomar nuevamente su estatus de gran diva de la música. El título del álbum alude al sobrenombre con el que conocen a Mariah sus seres queridos, pero que quiso revelar a sus seguidores y público en general, ya que es un trabajo autobiográfico en el que la cantante ofrece su lado más íntimo y nos relata lo que ha vivido durante los anteriores años. ‘The Emancipation of Mimi’ debutó en lo más alto de la lista americana de álbumes, obteniendo su quinto disco #1 y el primero desde Butterfly, con más de 400 mil copias en su primera semana a la venta (las mayores cifras de su carrera hasta el momento) y acabó siendo certificado 6 veces platino por ventas superiores a los 6 millones de ejemplares en Estados Unidos y más de 10 en todo el mundo, convirtiéndolo en su mayor éxito de la década, tras las bajas ventas de Glitter y Charmbracelet, y superando las de otros importantes trabajos como Rainbow y Butterfly.

The Emancipation of Mimi está producido en su mayoría por Jermaine Dupri, habitual colaborador de Mariah Carey y responsable de éxitos como ‘Always Be My Baby’, aunque también participaron otros importantes nombres de la industria musical como Kanye West, Bryan-Michael Cox, Darkchild, James Wright o The Neptunes, para dar forma a un trabajo que profundizaba en el R&B con influencia Hip-Hop y que resultaba más actual, moderno y up-tempo que los anteriores álbumes de la cantante, aunque seguían apareciendo sus características baladas, las cuales contaban con un sonido retro e inspiración del Soul de los años 70 y el género Gospel. Jermaine Dupri, responsable de ‘Confessions’ de Usher y ‘The Emancipation of Mimi’ de Mariah Carey, vivió una de sus mejores etapas profesionales ya que fue pieza clave en el éxito de ambos trabajos, los cuales resultaron los álbumes más vendidos y exitosos de 2004 y 2005 respectivamente en Estados Unidos, además de contribuir redefinir el sonido R&B y elevarlo nuevamente a la primera fila de la música durante aquellos años. 

71meogmqm2l._sl1400_Sin duda, gran parte del éxito logrado por The Emancipation of Mimi se debió a la acertada elección de los singles, los cuales devolvieron a Mariah a las primeras posiciones de las listas de ventas tras años de ausencia. Lanzado en enero de 2005, It’s Like That fue el single presentación del álbum y resultó el perfecto anticipo de un disco más up-tempo y alegre que sus trabajos predecesores, ya que se trataba de un marchoso tema R&B/urban-pop influenciado por el Hip-Hop en el que Mariah mostraba su lado más festivo y divertido, celebraba su emancipación y auguraba un año plagado de éxitos. Producido por Jermaine Dupri, It’s Like That era un original tema con melodía de piano y chasquidos de dedo que contaba con la participación de Fatman Scoop como hype-man. Este single resultó un éxito moderado en Estados Unidos, donde ocupó el puesto #15 en la lista Billboard, una de las posiciones más altas de Mariah en los últimos años, y que presagiaba lo que estaba por venir. Como single previo a la publicación del álbum se lanzó We Belong Together, que se convertiría en una canción clave dentro de la carrera de Mariah, ya que gracias a ella no sólo obtuvo un tremendo éxito comercial sino que recobró de nuevo la credibilidad como artista que poseía a principios de su carrera y le llevó a uno de los momentos más altos de su trayectoria profesional. ‘We Belong Together’ es una balada mid-tempo R&B de sonido retro, inspirada en el sonido Soul de los años 70 y que contiene la interpolación de un tema de Bobby Womack y referencias al artista Babyface. Compuesto por Mariah junto a Jermaine Dupri, quien además se encarga de la producción, este tema fue aclamado por la crítica por las habilidades de Mariah como compositora y cantante, ya que su ejecución vocal en el tema es una de las mejores de su carrera. En esta balada de desamor, Mariah se lamenta por la marcha de su amante, narra cómo le echa de menos mientras escucha canciones románticas en la radio y termina expresando su frustración y desesperación en el punto álgido de la canción, cuando la voz de Mariah alcanza sus notas más altas. Con ‘We Belong Together’, Mariah rompió varios récords al lograr su decimosexto single #1 en la lista americana de singles, posición donde se mantuvo durante 14 semanas no consecutivas, un hito muy difícil de conseguir y que pocos artistas han logrado anteriormente (sólo superado por la propia Mariah con ‘One Sweet Day’, que fue #1 durante 16 semanas y el infame ‘Despacito’). A nivel internacional We Belong Together no alcanzó las cotas de éxito y popularidad que consiguió en Estados Unidos (donde vendió más de 1’7 millones de copias) sin embargo también fue uno de los singles del año y con él Mariah obtuvo algunas de sus mejores posiciones en las listas de venta de toda su carrera, como el #1 en Australia, #2 en Reino Unido o el #3 en España. 

mariah_carey_-_shake_it_offTanto el álbum como varios de sus singles recibieron numerosos elogios, incluyendo 8 nominaciones a los premios Grammy de 2006, de las cuales ganó en tres categorías: mejor canción R&B y mejor actuación vocal femenina de R&B por We Belong Together, y mejor álbum de R&B contemporáneo del año, aunque merece la pena destacar las nominaciones a canción del año, mejor grabación del año y álbum del año. Tras el éxito sin precedentes de We Belong Together y con su popularidad restablecida, la legendaria cantante lanzó como tercer single Shake It Off, un medio tiempo R&B y otra de las contribuciones de Jermaine Dupri al álbum. Cuando este single fue lanzado, We Belong Together todavía seguía muy fuerte en Billboard y se mantenía en el #1, lo que provocó que ‘Shake It Off’ ocupara el #2 durante varias semanas y fuera incapaz de robarle el #1 al single precedente. Al situarse la cantante en las dos primeras posiciones de la lista americana, Mariah consiguió un récord ya que ninguna cantante femenina hasta entonces había ocupado el #1 y #2 en la lista de ventas. Mientras que Shake It Off fue elegido como tercer single en Estados Unidos, para el mercado internacional se optó por Get Your Number, aunque en Reino Unido se lanzó como single de doble cara-A junto a Shake It Off. Este marchoso tema R&B/dance-pop contaba con la colaboración de Jermaine Dupri no sólo como productor sino como artista invitado, era uno de los más up-tempo y bailables del álbum y encajó mejor con los gustos europeos, convirtiéndose en un éxito moderado en Reino Unido, donde fue top 10. A finales de año, el álbum fue re-editado con varios temas nuevos entre los cuales se encontraba Don’t Forget About Us, que fue lanzado como quinto single del disco. Esta balada R&B con influencia Hip Hop-Soul resultaba muy similar a We Belong Together tanto en composición como en su estilo en general, y aunque no resultaba tan impactante u original como aquel tema, no le fue difícil alcanzar nuevamente la posición de honor en la lista americana. Al lograr su decimoséptimo single #1 en Billboard, Mariah Carey se convirtió en la artista con más temas #1 en la lista de ventas de Estados Unidos empatada con Elvis Presley. Don’t Forget About Us recibió opiniones principalmente positivas, aunque algunos expertos musicales se mostraron más críticos citando la falta de originalidad del tema, ya que repetía la fórmula de We Belong Together en un intento por replicar el éxito de este tema. Aún así este tema logró otras dos nominaciones a los premios Grammy del año 2007, a mejor canción R&B del año y mejor actuación vocal femenina de R&B, aunque esta vez Mariah no consiguió llevarse ninguno de los premios. Como sencillo promocional en Estados Unidos se lanzó Fly Like a Bird, una balada Gospel/Soul de sonido retro que destacaba por su temática religiosa y mensaje inspirador, y recibió elogios de la crítica por la poderosa ejecución vocal por parte de Mariah durante el climax del tema. Debido al gran recibimiento que obtuvo su actuación en los premios Grammy, esta canción logró una digna posición en la lista americana.

Emancipation destacó por su gran longevidad en la lista de ventas americana y muestra de ello son la gran variedad de singles que fueron extraídos. Como último single del álbum se extrajo Say Something, un marchoso tema R&B/Hip-Hop que contaba con la colaboración del rapero Snoop Dogg y era una de las dos contribuciones de The Neptunes al disco. Este single no resultó tan popular o exitoso pero teniendo en cuenta que era el sexto sencillo extraído en Estados Unidos, obtuvo un desempeño muy digno en la lista americana. Entre los temas más destacados del álbum, aparte de la gran calidad de todos los singles, encontramos ‘Stay The Night’, la única contribución de Kanye West al disco y que cuenta con un sonido R&B/Soul retro, ‘One and Only’, un marchoso tema Hip-Hop/R&B en el que participa el rapero Twista, junto a su secuela, ‘So Lonely’, producida por Darkchild, perteneciente a la re-edición del álbum y que nuevamente era una colaboración entre Twista y Mariah. Uno de mis temas favoritos pertenece también a la re-edición y se trata de ‘Makin’ It Last All Night’, un medio tiempo R&B/Hip-Hop muy sexy que contaba con el sonido clásico de las producciones de Jermaine Dupri. Aunque el álbum destaca por su sonido más up-tempo y contemporáneo con respecto a los trabajos precedentes de Mariah, en la segunda parte del disco dominan las baladas, entre las que destacan ‘Circles’, de estilo R&B/pop y que destaca por el amplio rango vocal de Mimi, ‘Mine Again’, con sonido Soul/Gospel y de corte retro o la balada mid-tempo ‘Your Girl’.

mariah_carey-fly_like_a_bird_(cd_single)-frontalEn resumen, The Emancipation of Mimi llegó en un momento en el que Mariah Carey atravesaba una de las etapas más complicadas de su carrera, ya que su popularidad había descendido dramáticamente y muchos consideraban escasa la viabilidad comercial de su música. Sin embargo el excelente desempeño del álbum en las listas de venta, las magníficas críticas recibidas y el éxito que cosecharon los singles lanzados, sobretodo ‘We Belong Together’, hizo que la cantante protagonizara uno de los regresos más importantes de todos los tiempos y recobrase el estatus de súper estrella de la música que tenía en los años 90. Además de poner de manifiesto el enorme talento de Mariah como cantante y compositora, este álbum ayudó a redefinir el sonido R&B. En definitiva, ‘Emancipation’ es uno de los mejores álbumes dentro del amplio catálogo musical de Mariah Carey y uno de los imprescindibles dentro del género R&B de la década del 2000. Puntuación: 9/10.

The Best of R&B: ‘Survivor’ de Destiny’s Child

unnamedUno de los grupos femeninos más importantes de la historia de la música, y concretamente dentro del género R&B, son sin lugar a dudas Destiny’s Child, quienes comenzaron como cuarteto en su álbum debut de título homónimo con las componentes Beyoncé Knowles, Kelly Rowland, LeToya Robertson y LaTavia Luckett bajo el mando de Matthew Knowles (padre de Beyoncé y tutor legal de Kelly) pero durante su trayectoria han sufrido numerosos cambios en sus integrantes, creando una gran confusión entre el público pero también aumentando considerablemente su popularidad. Tras el moderado éxito del primer disco de Destiny’s Child en Estados Unidos, el grupo publicó en 1999 su segundo álbum, The Writing’s On The Wall, el cual disparó la fama del grupo gracias a una acertada selección de singles que triunfaron en la lista de venta americana y aumentaron su presencia internacional. Bills Bills Bills y Say My Name, primer y tercer single del álbum respectivamente, fueron #1 en Estados Unidos y también ocuparon buenas posiciones en las listas de venta alrededor del mundo. Ambos temas los considero una auténtica joya del R&B de finales de los 90 y principios de la década pasada e imprescindibles dentro de la historia de la música negra. En este álbum participaron algunos de los mejores productores del momento como Darkchild, Missy Elliott o She’kspere, recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales y gozó de gran éxito en tierras americanas, ya que fue un ejemplo de longevidad en la lista de venta de Estados Unidos, donde vendió más de 6 millones de ejemplares y fue certificado 8 veces platino por más de 8 millones de copias distribuidas. Además del gran éxito comercial que consiguió, este álbum destacó sin duda por la controversia que causaron los cambios de componentes del grupo durante su promoción. LaTavia y LeToya intentaron demandar al manager del grupo y padre de Beyoncé por su desproporcionado porcentaje de beneficios y por el excesivo protagonismo de Beyoncé y Kelly, quienes acaparaban el micrófono y eran las voces principales en todas las canciones de Destiny’s Child, relegando a LeToya y LaTavia a meras coristas. Pero lo más sorprendente ocurrió cuando vio la luz el videoclip promocional de Say My Name y ninguna de las dos integrantes aparecían, siendo sustituidas por dos nuevas componentes: Michelle Williams y Farrah Franklin, aunque ésta última fue vista y no vista, ya que sólo formó parte de Destiny’s Child durante 5 meses y únicamente participó en los videoclips de Say My Name y Jumpin Jumpin, abandonando el grupo por no soportar el estrés y su escasa participación en las decisiones del grupo. Tras la marcha de Farrah, Destiny’s Child pasó a ser un trío y se convirtió en la formación más estable y recordada del famoso grupo.

En el año 2000, Destiny’s Child participaron en la banda sonora de la película «Los Angeles de Charlie» con el tema Independent Women, que fue el trampolín definitivo para afianzar la fama del grupo en todo el mundo, ya que este single no sólo resultó un tremendo éxito a nivel internacional sino que el tema superó la popularidad de la propia película. Este tema co-producido por la propia Beyoncé junto a Cory Rooney y cuyo título completo es Independent Women Part I (puesto que dos versiones de la canción fueron grabadas), alcanzó el #1 en la lista de ventas americana durante 11 semanas consecutivas, convirtiéndose en el tercer #1 del grupo en Estados Unidos y uno de los mayores hits del año. Este single no sólo triunfó en tierras americanas sino que fue un éxito a nivel mundial, ya que consiguió el primer #1 del grupo en Reino Unido y ocupó el top 10 en Australia, Canadá o España. Durante los meses siguientes, las tres componentes del grupo grabaron el que sería su tercer disco de estudio, Survivor, que se puso a la venta en mayo del 2001. Este álbum fue compuesto en su totalidad por Beyoncé (a diferencia de The Writing’s on the Wall en el que participaron Kelly, LeToya y LaTavia en la composición de varias de las canciones) y está co-producido por Beyoncé junto a Rob Fusari y Anthony Dent principalmente. Aunque podemos encuadrarlo dentro del sonido R&B contemporáneo, Survivor tiene un mayor componente pop que su álbum predecesor y es más accesible para el público en general, ya que tiene más temas up-tempo, aunque predominan los medios tiempos y cuenta con varias baladas. Survivor debutó en el #1 de la lista de ventas de Estados Unidos con más de 650 mil copias, convirtiéndose en el primer álbum #1 del grupo y logró la cifra de ventas más alta de un grupo femenino en la historia de la música americana. A nivel internacional, Survivor fue #1 en más de 10 países incluidos Reino Unido, Canadá o Alemania. Gracias a la magnífica acogida de los singles lanzados, Survivor vendió 3’7 millones de copias en Estados Unidos (donde fue certificado 4 veces platino) y más de 12 millones en todo el mundo, logrando el récord de ser el disco de un grupo femenino más vendido de la década del 2000.

Destiny's Child - Survivor (FanMade Album Cover) Made by JonathanLGardnerEl single presentación del álbum fue Survivor, un marchoso tema R&B/pop que resultaba altamente adictivo debido a su pegadiza melodía de violines y las maravillosas voces de Beyoncé, Kelly y Michelle. La idea de hacer un tema acerca de ser superviviente y superar las adversidades y la negatividad de ciertas personas vino de un chiste que hicieron en una radio estadounidense bromeando sobre cuál sería la siguiente componente de Destiny’s Child en abandonar el grupo, y esto sirvió de inspiración a Beyoncé para componer Survivor. Este tema resultó otro éxito para el trío originario de Houston, ocupando el #2 en Estados Unidos durante 7 semanas y siendo bloqueado de ascender a la posición de honor por el hit «All For You» de Janet Jackson, que ocupó el #1. En el resto del mundo también tuvo un gran rendimiento en las listas de venta, logrando el #1 en Reino Unido e Irlanda y el top 10 en Canadá, Australia y Alemania. Survivor estuvo acompañado de un espectacular videoclip ambientado en una isla desierta del Pacífico, donde Destiny’s Child aparecen en la playa tras naufragar, para más tarde explorar la isla y realizar una coreografía, compartiendo similitudes con el reality-show del mismo nombre. Survivor ganó numerosos premios, incluyendo mejor single R&B de un dúo/grupo en los Soul Train Awards y a mejor vídeo R&B en los MTV Video Music Awards. Tras el éxito de Survivor, Destiny’s Child lanzaron uno de los temas más bailables y marchosos del álbum: Bootylicious, que se trataba de un tema R&B/dance-pop up-tempo que hablaba de mover las posaderas de manera sexy y sentirse cómodo con tu propio cuerpo, y aunque creó cierta controversia por sus letras sexuales, más tarde fue considerado uno de los temas precursores del empoderamiento femenino y de lucir «un culo grande» sin ningún complejo, algo que se pondría de moda años después gracias a varias artistas y celebrities como Jennifer Lopez, Kim Kardashian o la propia Beyoncé. El término Bootylicious, formado por las palabras booty y delicious, logró tanta repercusión en Estados Unidos que fue incorporado al diccionario inglés Oxford y empezó a ser muy utilizado entre los jóvenes americanos, sobretodo entre el colectivo afroamericano y latino. Bootylicious resultó un gran éxito en la lista de ventas americana, donde se convirtió en el cuarto single #1 para el trío y también fue un gran hit alrededor del mundo, logrando el #2 en Reino Unido y el top 5 en Irlanda, Australia y Canadá. El tercer single elegido fue Emotion, una versión del tema compuesto por Bee Gees. Esta balada R&B/Soul mostraba el lado más emotivo y sensible de Destiny’s Child, recibió buenas impresiones de los críticos musicales aunque resultó sensiblemente menos exitoso que los anteriores singles en las listas de venta, pero aún así fue top 10 en Estados Unidos y Reino Unido. Como último single se extrajo Nasty Girl, uno de los temas con mayor componente R&B del álbum, en el que Destiny’s Child critican a las chicas sin clase, ordinarias y chabacanas que nos rodean o nos podemos encontrar habitualmente en nuestro barrio o en la discoteca. ‘Nasty Girl’ tuvo un impacto comercial mínimo ya que fue lanzado como single de manera muy limitada, aunque personalmente es uno de mis temas favoritos del álbum.

Aunque Beyoncé sigue siendo la voz principal en la mayoría de las canciones, la presencia de Kelly y Michelle incrementó de manera notoria en este álbum, siendo más equitativo el reparto de «solos» en las canciones, ya que se criticó el excesivo protagonismo de Beyoncé en los anteriores álbumes. Survivor está compuesto por 16 temas de los cuales apenas ninguno sobra y entre los más destacados se encuentran ‘Fancy’ y ‘Dance With Me’, dos medios tiempos de estilo R&B o los marchosos temas dance-pop ‘Sexy Daddy’ y ‘Happy Face’, los más bailables del álbum y que encajaban mejor con los gustos europeos. El álbum posee baladas muy interesantes como ‘Dangerously In Love’, una emotiva balada R&B cantada en su totalidad por Beyoncé y que fue la inspiración para su álbum debut en solitario, al que tituló de la misma manera que dicha canción. Aunque ‘The Writing’s on the Wall’ es mi disco favorito de Destiny’s Child y es considerado un auténtico referente en la música R&B de la década pasada, Survivor también lo encuentro uno de los mejores álbumes de este género, ya que mantiene el espíritu R&B típico del grupo, pero añade un toque dance-pop que lo hizo más accesible y comercial, y permitió al trío triunfar definitivamente en todo el mundo. En resumen, Survivor es un gran álbum y un digno sucesor del extraordinario ‘The Writing’s on the Wall’, compuesto por una magnífica selección de singles y un conjunto de canciones muy interesantes que cuentan con las maravillosas voces de Kelly, Beyoncé y Michelle, las cuales individualmente destacan, pero en conjunto harmonizan a la perfección. Temas imprescindibles: Survivor, Independent Women, Nasty Girl, Bootylicious, Fancy, Happy Face y Dangerously In Love. Puntuación: 9/10.