Archivo de la categoría: Best of Pop

The Best of Pop: “Believe” de Cher

cher_-_believeEn 1998 se publicó uno de los mejores álbumes de la historia del pop y que supuso uno de los regresos más importantes e inesperados de todos los tiempos en el mundo de la música. Me estoy refiriendo a la legendaria cantante Cher, que resurgió de sus cenizas para ofrecernos Believe, para muchos el mejor álbum de toda su carrera y con el que logró aumentar su base de fans con millones de nuevos seguidores gracias a las magníficas canciones presentes en este trabajo. Believe es el álbum de estudio nº22 de Cher y tomó el relevo a It’s a Man’s World, publicado en 1995 y que fue recibido de manera muy tibia en tierras americanas, aunque en Europa obtuvo una mejor acogida. Believe destacó desde un primer momento por la divergencia en cuanto a sonido con respecto al catálogo musical anterior de Cher, ya que se distanciaba de su habitual estilo pop-rock para adentrarse en el territorio Dance y ofrecer un sonido más moderno, bailable y comercial. La veterana artista se unió al compositor y productor musical Mark Taylor para dar forma a un álbum muy breve (sólo contenía 10 canciones) pero donde no sobraba ninguna ya que era un trabajo muy sólido y consistente. Aunque Mark Taylor se encargó junto a Paul Barry de la mayoría de los temas del álbum, incluyendo los 4 singles, también participaron en este proyecto la gran compositora Diane Warren o Todd Terry, quien produjo 3 canciones. Believe recibió críticas principalmente positivas de los expertos musicales por su moderno y arriesgado sonido, pero también surgieron voces que lo tachaban de ser un álbum anodino y carente de personalidad. Gracias al single de idéntico título del que más tarde hablaré, el álbum obtuvo una excelente acogida en todo el mundo, disparando la popularidad de Cher tras unos años comercialmente infructuosos y elevándola de nuevo al olimpo de las divas del Pop. Believe fue #4 en Estados Unidos, la mejor posición de Cher en la lista Billboard, fue certificado 4 veces platino y vendió más de 3’5 millones de copias en tierras americanas, convirtiéndose en el álbum más exitoso de toda su carrera. El álbum fue #1 en Canadá, Alemania (donde Believe fue tremendamente exitoso y vendió más de un millón de copias) y varios países europeos. En total, el álbum superó los 10 millones de ejemplares en todo el mundo y fue uno de los discos más vendidos de 1998 y 1999. Believe recibió tres nominaciones a los premios Grammy a mejor álbum Pop, mejor grabación del año y mejor grabación Dance, ganando en esta última categoría.

El single presentación del álbum fue el single del mismo título, el cual pasará a la historia de la música como la canción con la que Cher protagonizó uno de los regresos espectaculares y se convirtió en la reina de las pistas de baile. Believe se trataba de un marchoso y bailable tema dance-pop que destacó por el uso del Auto-Tune en la voz de Cher, y tan famoso resultó este fenómeno de corrección de la voz que fue denominado desde ese momento el “efecto Cher”. La letra de Believe trataba el tema del auto-empoderamiento y salir adelante tras el fin de una relación dolorosa. Considerado por muchos como una obra maestra, Believe sentó un precedente en el mundo de la música ya que la influencia Dance fue incorporada desde ese momento a muchos temas pop, creando un subgénero muy popular (el dance-pop) que adoptarían numerosos artistas posteriormente. En un año extraordinario para el pop (ya que se lanzaron hits de la talla de …Baby One More Time de Britney Spears o Genie in a Bottle de Christina Aguilera) Believe consiguió un éxito sin precedentes en las listas de venta de todo el mundo. Fue #1 en prácticamente todos los países donde fue lanzado, logró vender más de 10 millones de ejemplares (cuando sólo existían CD singles en formato físico) y ha pasado a la historia de la música como una de las canciones más exitosas de todos los tiempos. Believe destacó por su excelente rendimiento comercial en Reino Unido, donde fue #1 durante 7 semanas y vendió más de 2 millones de ejemplares, o en Estados Unidos, donde lideró la lista de ventas durante 4 semanas, fue certificado platino y convirtió a Cher en la artista más veterana en conseguir un #1 en la lista americana.

Suele ocurrir que tras un single que logra un éxito tan desmesurado, el siguiente sencillo se queda a la sombra de éste y la respuesta comercial y el interés por parte del público disminuye en gran medida, sin embargo en esta ocasión Cher tenía guardado un as bajo la manga y nos ofreció uno de los temas más potentes del álbum como segundo single. Me refiero a Strong Enough, un magnífico tema dance-pop con gran influencia Disco que recibió grandes criticas por parte de los expertos musicales por la excelente ejecución vocal de Cher y su poderoso mensaje sobre reponerse de las adversidades convirtiéndose en un himno sobre el auto-empoderamiento. La respuesta comercial obviamente no logró igualar la de Believe, pero aún así resultó uno de los singles más importantes de 1999. Strong Enough fue un gran éxito en Europa y logró el top 5 en las listas de ventas de Reino Unido, Francia, Alemania y España, sin embargo en el resto del mundo su recibimiento fue más moderado, ocupando el top 20 en Canadá y Australia, y en Estados Unidos apenas fue top 60, sin embargo en el componente Dance de Billboard fue #1 al igual que su predecesor. Los siguientes sencillos del álbum no lograron tanta repercusión como los dos primeros. Como tercer single internacional se eligió All or Nothing, otro tema dance-pop/House producido de carácter bailable como los que abundaban en el álbum. Este sencillo contó con escasa promoción por parte de Cher, la cual estaba inmersa en el “Do You Believe? Tour” y por ello obtuvo un recibimiento moderado en las listas de venta, consiguiendo una de sus mejores posiciones en Reino Unido, donde fue #12, además de convertirse en el tercer single #1 del álbum en el componente Dance de la lista Billboard. Como cuarto y último single del disco se extrajo uno de sus temas más llamativos y originales, Dov’è L’amore, el único medio tiempo que podemos encontrar en Believe, el cual estaba muy influenciado por el sonido Latin-pop, destacaba por su gran uso de la guitarra española y donde Cher cantaba varias frases en italiano. Los remixes Dance de este tema resultaron muy populares, destacando el de Emilio Estefan Jr, el cual fue utilizado como single promocional en el disco recopilatorio que Cher publicó a finales de 1999 tras el éxito del álbum Believe.

Dentro de los 10 temas que componen Believe, y aparte de los 4 excelentes singles lanzados, merece la pena destacar “Runaway”, uno de los temas House/Dance más potentes y dirigidos a las pistas de baile, “The Power”, una de las dos versiones que podemos encontrar dentro del álbum, o el pegadizo y noventero tema House “Taxi Taxi”. En definitiva, Believe es uno de los álbumes más importantes dentro de la historia de la música, no sólo por el extraordinario éxito comercial que cosechó sino por su enorme impacto cultural, ya que influyó a una generación entera de personas, destacando su importancia sobre el colectivo Gay, para el que Cher se convirtió en una de sus divas indiscutibles. Además, gracias a Believe, Cher protagonizó uno de los regresos más destacados de todos los tiempos. Este álbum marcó un punto de inflexión en la trayectoria musical de Cher (al igual que Ray of Light para Madonna), ya que recuperó la popularidad perdida años atrás, afianzó su título de “Goddess of Pop” y supuso el inicio de una nueva etapa en la carrera de Cher, puesto que sus siguientes álbumes, sobretodo Living Proof, continuaron por la senda del sonido Dance iniciado con Believe. En mi opinión, los últimos años de la década de los 90 y principios del 2000 fueron los mejores años para la música, ya que durante este año se lanzaron varios de mis temas favoritos, entre ellos Believe y Strong Enough de Cher, dos joyas pop que nunca pasarán de moda.

Anuncios

The Best of Pop: “Gourmandises” de Alizée

alizee_gourmandises-singleTras participar en un concurso de búsqueda de talentos con tan sólo 15 años, Alizée fue descubierta por la veterana cantante francesa Mylène Farmer, quien se convirtió en su mentora y le dio una oportunidad para debutar en el mundo de la música. En el año 2000, la joven cantante publicó su primer álbum de estudio, Gourmandises (golosinas en francés), el cual fue compuesto y producido por Myléne Farmer junto a su habitual colaborador Laurent Boutonnat, quien se encargó de la música y del aspecto visual de la carrera de Alizée. Originaria de la isla de Córcega, la adolescente irrumpió en el mundo de la música con el tema Moi… Lolita, que pronto se convertió en un éxito en toda Europa. Durante sus primeros años en el mundo de la música, las apariciones y la imagen de Alizée estuvieron perfectamente calculadas por parte de su mentora Mylène Farmer, y la cantante mostró una imagen de adolescente modosita y recatada pero con un toque coqueto y sexy que representaba a la perfección la idea de “Lolita” que aborda la canción. “Moi… Lolita” era un marchoso tema encuadrado en el estilo french-pop y dance-pop con gran componente electrónico y que destacaba por su prominente uso de violines. Este single fue #1 en Italia y España, y aunque no consiguió llegar a lo más alto en su Francia natal, se mantuvo en el #2 durante numerosas semanas y en el top 5 durante varios meses. Este single fue certificado oro en Francia por ventas superiores al millón de copias y entró en la lista de las 40 canciones más exitosas de todos los tiempos en dicho país. Tras este impresionante debut, Alizée lanzó como segundo single L’Alizé, haciendo un juego de palabras entre el nombre de la cantante y los vientos alisios. Es notorio mencionar que cuando “L’Alize” consiguió el #1 en Francia (casi 5 meses después del lanzamiento de su single debut) “Moi… Lolita” todavía se encontraba en el #3 de la lista francesa, lo que da a entender el nivel de éxito que logró dicho single. Como último single del álbum fue lanzado el magnífico tema Gourmandises, que se trataba de un potente tema dance-pop y electro-pop con gran influencia de la música electrónica de los años 80 y 90, pero en esta ocasión no tuvo impacto en las listas de venta a diferencia de sus singles predecesores.

Arropado por un single debut tan exitoso, Gourmandises consiguió llegar al #1 en la lista de álbumes de Francia y fue certificado doble platino, y aunque en el resto de Europa no tuvo un desempeño tan positivo (teniendo en cuenta que se trataba de un álbum en francés, que no suele ser muy popular fuera de los mercados francófonos) ocupó el top 40 en España, Alemania e Italia. Gourmandises fue aclamado por la crítica debido a la producción del disco y al excelente trabajo de Mylène Farmer y Laurent Boutonnat, y aunque Alizée no era una vocalista excepcional (ya que tiene un registro muy limitado), sus pegadizas canciones y su simpatía y carisma hicieron de ella una de las artistas francesas más importantes de la década pasada. Tras el gran recibimiento que obtuvo Gourmandises, la inocente pero pícara Alizée publicó Mes Courants Électriques, que también resultó un éxito notable, fue #2 en Francia y contó con el hit “J’en ai marre!”. Después de un periodo comercial infructuoso, en 2013 Alizée participó en el famoso concurso de baile “Danse Avec Les Stars”, el cual devolvió la popularidad a la cantante gracias a su victoria en el programa. En la actualidad, Alizée tiene 34 años, está casada por segunda vez con el bailarín con el que participó en el programa de baile y es madre de una niña fruto de su primer matrimonio. Durante su trayectoria musical, la cantante ha publicado 5 álbumes de estudio, el último de ellos Blonde, que vio la luz en 2014 tras su paso por “Danse Avec Les Stars”.

En definitiva, aunque fuera de Francia casi nadie recuerde a Alizée hoy en día, fue una de las cantantes más populares en los primeros años de la década del 2000 gracias al hit “Moi… Lolita”, el cual se ha convertido sin duda en un clásico de la música que no envejece y sigue sonando actual y moderno. Aunque “Moi… Lolita” fue el tema más destacado del álbum (y una de mis canciones favoritas de aquellos años), Gourmandises esconde un puñado de canciones muy interesantes, por ello merece la pena rescatar este álbum del olvido.

The Best of Pop: “…Baby One More Time” de Britney Spears

baby_one_more_time_albumEl pasado 12 de enero se cumplieron 20 años del lanzamiento de uno de los álbumes más icónicos e importantes dentro de la historia de la música, me refiero por supuesto a …Baby One More Time de Britney Spears. Tal y como comentó la Princesa del Pop en sus redes sociales, ni ella misma puede creer que hayan pasado ya dos décadas desde que vio la luz su álbum debut, y agradeció a sus millones de seguidores el apoyo incondicional que ha recibido de ellos durante toda su trayectoria profesional. Aunque podría parecer que el 20 aniversario de la publicación de su disco más famoso ha sido motivo de celebración para Britney, lo cierto es que la cantante no está pasando por su mejor momento personal, ya que su padre está gravemente enfermo y ha decidido cancelar todos sus compromisos profesionales, incluyendo “Domination”, su próxima residencia de shows en Las Vegas, la cual tenía prevista comenzar el mes de febrero. Recordemos que Jamie Spears fue el mayor apoyo de Britney tras la famosa crisis que sufrió en el año 2007, cuando le fue retirada la custodia de sus hijos y se le declaró incapaz de manejar su fortuna y cuidar de sus dos pequeños. Tras ese duro revés, Jamie se convirtió en el tutor legal de Britney, tomando por ella todas las decisiones personales, profesionales y económicas, y lo más importante ayudándola a salir de esa oscura etapa, ya que gracias su incondicional apoyo, resurgiría más tarde como un ave fénix con Womanizer y su disco Circus. Desde el blog MiSTeR MuSiC me gustaría mandar todo mi cariño y apoyo a Britney Spears y deseo que su padre se recupere lo más pronto posible, y como homenaje a una de mis artistas favoritas voy a hacer la reseña de …Baby One More Time, uno de mis discos preferidos de todos los tiempos (en concreto fue uno de los primeros CD’s que compré).

Tras participar en el Club Disney americano junto a otros jóvenes cantantes y actores que más tarde se convertirían en estrellas del cine y la música como Justin Timberlake, Ryan Gosling o Christina Aguilera, Britney Spears formó parte brevemente de un grupo femenino llamado Innosense e hizo audiciones para varias discográficas interpretando canciones de Whitney Houston o Toni Braxton, las cuales rechazaron a la joven cantante argumentando que lo que buscaban en esos momentos eran grupos del tipo Backstreet Boys o Spice Girls y no artistas solistas, sin embargo los ejecutivos de Jive quedaron asombrados con la audición de Britney interpretando “I Have Nothing” de Whitney y decidieron hacerle un contrato y ficharla en su discográfica. Britney, con tan sólo 16 años, viajó a Suecia para trabajar con Max Martin, Rami y Denniz Pop en los famosos estudios de grabación Cheiron de Estocolmo, donde ya grabaron anteriormente estrellas del pop como la sueca Robyn o las boy-bands Five y Backstreet Boys. Bajo las astutas manos de Max Martin, la inocente Britney Jean grabó varias de las canciones de su disco debut, incluyendo un tema que fue rechazado por el grupo americano TLC y el cual cambiaría su vida. Estoy hablando obviamente de …Baby One More Time, el single debut de Britney Spears, el cual irrumpió las radios en octubre de 1998 y se convirtió en uno de los mayores éxitos de toda la historia de la música. Este tema, originalmente llamado “Hit Me One More Time” fue ofrecido a varios grupos (como por ejemplo Five) antes de caer en manos de Britney y sus letras y título tuvieron que ser modificados en parte para adaptarlo a la perspectiva de una adolescente. Este single alcanzó el #1 en las listas de venta de más de 20 países (incluyendo los mercados musicales más importantes como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Australia, Reino Unido, Francia o España), vendió 10 millones de copias en todo el mundo y la catapultó a lo más alto del panorama pop. No sólo la canción tuvo un tremendo impacto entre la juventud, sino que su videoclip causó sensación en internet, mostrando a una Britney ataviada como una colegiala sexy que hacía diversas coreografías en el colegio donde se grabó la legendaria película Grease, demostrando que además era una gran bailarina. 

baby-one-more-timeTras este éxito sin precedentes para una artista adolescente, el 12 de enero de 1999 se puso a la venta el disco debut de Britney, titulado también …Baby One More Time en intento por rentabilizar la enorme popularidad obtenida por el single de idéntico nombre. El álbum, respaldado por un single triunfal, obtuvo una extraordinaria acogida en todo el mundo: fue #1 en Estados Unidos, Canadá o Alemania, y ocupó el #2 en Reino Unido, España o Australia. En Estados Unidos debutó en lo más alto con unas discretas 121 mil copias, pero pasados los meses y gracias al apoyo de los siguientes singles promocionales, el álbum acabó siendo certificado diamante por ventas superiores a los 10 millones de copias (actualmente es 14 veces platino en USA), convirtiéndose en la artista americana más joven en obtener un disco de diamante, un hito que sólo lo habían logrado anteriormente cantantes de la talla de Alanis Morissette o Shania Twain. Alrededor del mundo …Baby One More Time ha vendido más de 25 millones de ejemplares, pasando a la lista de los álbumes más vendidos de todos los tiempos. Pero el éxito de Britney no fue flor de un día, y una vez acabada la extensa promoción del primer single, en abril de 1999 lanzó el segundo sencillo del álbum, titulado Sometimes. Esta romántica balada mid-tempo fue compuesta por Jorgen Elofsson y co-producida junto a Per Magnusson, ambos miembros de Cheiron Studios. Aunque era imposible superar el tremendo éxito del single precedente, Sometimes tuvo un desempeño comercial muy positivo en todo el mundo, ocupando el #2 en Australia o el #3 en Reino Unido, sin embargo en la lista americana fue un éxito moderado y sólo alcanzó el puesto #21. Como tercer single se lanzó el marchoso y enérgico (You Drive Me) Crazy, otra de las aportaciones de Max Martin al disco y que con el tiempo se ha convertido en uno de los temas más icónicos del álbum y una de las canciones más representativas de toda su la carrera, por lo que fue una auténtica delicia que Britney la rescatara para el repertorio de su residencia Piece of Me. Este tema dance-pop contaba con un sonido muy similar al de …Baby One More Time aunque resultaba más bailable, y para su lanzamiento como single se optó por la versión “The Stop Remix”. Crazy superó las posiciones de Sometimes en las listas de venta y obtuvo el segundo top 10 para Britney en Estados Unidos, además de alcanzar el top 5 en Reino Unido, Francia y Canadá. Como cuarto single para los mercados europeos se optó por el melódico tema euro-pop Born To Make You Happy, uno de los momentos más profundos del álbum y en el que Britney alcanza sus notas más altas, mientras que para Estados Unidos, Canadá y Australia se lanzó From The Bottom of My Broken Heart, una de las grandes baladas del disco, con la que la joven cantante de Louisiana anotó otro top 20 en la lista americana. Producido por Kristian Lundin, Born To Make You Happy por su parte resultó más popular y una apuesta más acertada para el mercado internacional, y gozó de una gran acogida en Reino Unido, donde logró su segundo single #1, además de ocupar el top 5 en Alemania y Suecia.

…Baby One More Time está formado por un compendio de marchosos temas dance-pop y de clásicas baladas, convirtiéndose junto con “Oops! I Did It Again” en los dos trabajos de Britney con un mayor número de baladas dentro de su catálogo musical. Dentro de los temas más bailables encontramos “I Will Be There”, la tercera aportación de Max Martin al disco, que destacaba por el uso de guitarra eléctrica, resultó una de las canciones favoritas de los fans y hubiera sido una gran apuesta como single, o “Deep In My Heart”, otro marchoso tema muy noventero que sólo fue incluido en la versión internacional del álbum. El álbum incluye también una cuestionable versión del tema “The Beat Goes On” de Cher. En lo que a baladas se refiere, hay que mencionar que el famoso productor Eric Foster White fue el responsable de la mayoría de ellas, entre las que destacan “E-Mail My Heart”, donde sorprende la ejecución vocal de Britney, “I Will Still Love You”, un dueto junto al cantante Don Philip o la antes mencionada “From The Bottom of My Broken Heart”. Meses más tarde el álbum fue re-editado con varios temas más, como el marchoso “Autumn Goodbye”, que previamente apareció como cara-B del single …Baby One More Time, o la bonita balada “I Never Stop Loving You”.

Sin duda, …Baby One More Time se ha convertido no sólo en uno de los álbumes más exitosos de la historia de la música sino en uno de los más influyentes dentro de la década de los 90 y en general de todos los tiempos, ya que fue clave en la época dorada que vivió el género Pop a finales de los 90 y principios del 2000 y sirvió de inspiración a una generación entera de cantantes, que más tarde copiarían el estilo de Britney y su puesta en escena. Este álbum ha aparecido en numerosas listas que lo sitúan como uno de los referentes de la música pop, y consiguió múltiples premios (entre ellos Billboard y American Music Awards) aunque perdió el codiciado Grammy a mejor nuevo artista a manos de su ami-enemiga Christina Aguilera. Aunque desde su aparición en el mundo de la música las habilidades vocales de Britney Spears fueron puestas en entredicho, sus actuaciones en directo criticadas y se le acusó en numerosas ocasiones de hacer play-back, es justo reconocer que dentro del álbum …Baby One More Time podemos encontrar algunos de sus momentos más memorables vocalmente hablando de su carrera, además cabe destacar que durante la promoción de esta era, la cantante actuó en numerosas ocasiones en directo demostrando que puede defenderse perfectamente en vivo aún con los inconvenientes que tiene cantar mientras se realizan complejas coreografías. Obviamente el registro vocal de Britney es mucho más limitado y plano que el de su compañera Christina Aguilera (con la que fue comparada hasta la saciedad en los inicios de su carrera) sin embargo es justo reconocer el talento de Britney como cantante en este magnífico álbum. En definitiva, …Baby One More Time es una obra maestra del pop que sigue resultando un auténtico placer escucharlo aunque hayan pasado ya 20 años. Puntuación: 9/10.

The Best of Pop: “Elle’ments” de No Angels

009A principios de la década del 2000 el Pop vivió su época dorada y tanto las boy-bands como las girl-bands triunfaban alrededor del mundo gracias al éxito masivo de Spice Girls, N’Sync o Backstreet Boys, que se convirtieron en auténticos fenómenos sociales, dominaron las listas de venta en todo el planeta, vendieron millones de copias con sus discos, además de ser el espejo en el que se miraron numerosos grupos posteriores, que imitaron sus coreografías, copiaron su imagen y estilo musical, e intentaron aprovechar el enorme tirón comercial de estos fenómenos fan aunque no lograron el espectacular éxito de dichos grupos. Tras el gran impacto que tuvieron Spice Girls en el mundo de la música, por todo el mundo aparecieron numerosos grupos femeninos con características muy similares a las chicas picantes y que seguían su mismo patrón, como por ejemplo No Angels, un grupo de 5 jovencitas que se presentaron al concurso musical Popstars en Alemania con el objetivo de crear una banda femenina muy parecida a Spice Girls. Al final de la competición, las chicas elegidas para formar el primer grupo de Popstars resultaron Nadja, Jessica, Sandy, Lucy y Vanessa, quienes fueron fichadas en el año 2000 por una importante discográfica y empezaron a grabar su primer álbum. El debut de No Angels en el mundo de la música fue el single Daylight In Your Eyes, un marchoso y bailable tema dance-pop que lideró las listas de ventas de Alemania, Suiza y Austria, también consiguió penetrar en otros mercados europeos, y acabó convirtiéndose en uno de los mayores éxitos del año 2001 en el viejo continente. Daylight In Your Eyes fue certificado platino por ventas superiores al medio millón de copias en Alemania, terminó como el single más exitoso del año 2001 en dicho país y el quinto de toda la década del 2000, lo cual denota el enorme impacto comercial de este single, arropado sin duda por el éxito que tuvo Popstars en Alemania, que dio gran popularidad a las chicas.

El quinteto alemán publicó en marzo del 2001 su álbum debut, llamado Elle’ments, el cual estaba formado por temas pop y dance-pop con influencia del sonido R&B y latin-pop, y recibió comparaciones con la música de los primeros álbumes de Britney Spears, Christina Aguilera y Spice Girls. Elle’ments fue #1 en los países germano-hablantes (Alemania, Suiza y Austria), destacando el éxito sin precedentes que obtuvo el disco en el país natal de grupo, donde acabó vendiendo un millón de copias. Como segundo single se lanzó Rivers of Joy, otro enérgico tema dance-pop con influencia de la música Gospel y melodía de piano que resultaba un auténtico himno sobre el auto-empoderamiento. Aunque no pudo repetir el gran impacto que supuso el primer single, Rivers of Joy también obtuvo un buen rendimiento en las listas de venta de Centro Europa y fue top 10 en Alemania. Cuando No Angels ya eran unas auténticas estrellas en Alemania gracias a su aparición en Popstars y al éxito de sus dos primeros sencillos, decidieron lanzar como tercer single un tema que originalmente no formaba parte del álbum, pero sí lo hizo en la re-edición de Elle’ments, llamada Special Winter Edition. El single en cuestión era una versión del famoso tema de Eurythmics There Must Be An Angel que respetaba la esencia de este clásico del grupo liderado por Annie Lennox. Este tema de pegadizo estribillo fue otro éxito para No Angels ya que logró el segundo #1 del grupo en las listas de venta alemana y austriaca y fue galardonado como mejor canción del año procedente de Alemania en los importantes premios británicos Top of The Pops. Como broche de oro a un año triunfal, el quinteto femenino lanzó el cuarto y último single de Elle’ments, When The Angels Sing, que se trataba de un medio tiempo pop con influencia R&B que suponía un contrapunto más tranquilo y emotivo a los anteriores singles de carácter up-tempo y bailable. When The Angels Sing demostró que el éxito de No Angels no era flor de un día y nuevamente consiguió el top 5 en el chart alemán.

Aunque la carrera musical de No Angels fue relativamente corta (como la mayoría de girl-bands nacidas en concursos de talentos) y sufrió la baja de alguna de sus componentes, durante su trayectoria se convirtieron en uno de los grupos/artistas alemanes más exitosos y con mayores ventas surgidos en la década del 2000 junto con Sarah Connor. Además No Angels ostentan el título de grupo femenino más importante de todos los tiempos en Alemania y una de las girl-bands con mayor impacto en Europa continental durante dicha década. Elle’ments permanece como el álbum más exitoso de No Angels y junto con su siguiente disco, Now… Us, son los dos mejores trabajos del quinteto femenino ya que resumen a la perfección el espíritu pop de aquellos años, cuando el fenómeno fan vivía sus mejores tiempos. Elle’ments – Amazon

The Best of Pop: “Irresistible” de Jessica Simpson

51C0CPBD42LA finales de los años 90 se produjo un apogeo del fenómeno fan, ya que boy-bands y girl-bands como Backstreet Boys, N’Sync o Spice Girls triunfaron en todo el mundo y el género Pop más comercial vivió uno de sus mejores momentos. Durante esos años también aparecieron cantantes femeninas surgidas de programas infantiles que lograron un éxito sin precedentes en el mundo de la música. Por supuesto me refiero a Britney Spears y Christina Aguilera, y debido a la tremenda repercusión que tuvieron ambas cantantes con sus primeros álbumes, las discográficas se apresuraron a lanzar al mercado a imitadoras para poder aprovechar este auge en el Pop femenino, que vivió su mejor momento desde que Madonna, Janet Jackson y Mariah Carey triunfaran en los años 80 y principios del 90. A la sombra de Britney y Christina estuvo Jessica Simpson, una eterna segundona cuya carrera musical se vio eclipsada totalmente por el éxito sin precedentes de las señoritas Spears y Aguilera, y aunque también gozó de buena acogida tuvo la mala suerte de co-existir en la misma época que dichas Princesas del Pop. Britney y Christina publicaron sus álbumes debut en el año 1999 y cuando ya habían conseguido grandes ventas y acumulaban millones de fans por todo el mundo, Jessica Simpson hizo lo propio y lanzó su primer álbum, titulado Sweet Kisses, a finales de ese año. Mientras que la imagen de Britney durante sus primeros años era la de una Lolita sexy aunque dulce y su música estaba dirigida a un público adolescente, la discográfica de Jessica Simpson, liderada por Tommy Mottola (ex-marido de Mariah Carey), quiso posicionarla en el mercado como la nueva Mariah y centrarse en un público mayor gracias a un sonido Adult Contemporary y una imagen más conservadora, seria y recatada. Jessica Simpson era una joven religiosa y tradicional que repitió hasta la saciedad que llegaría virgen al matrimonio, y encajaba más con el tipo de artista más tradicional que se llevaba a principios de los años 90 (como Mariah Carey en sus inicios), aunque lo que demandaba el público en el nuevo milenio era un tipo de cantante más sexy y divertida, como lo eran su máximas competidoras. Pese a que el álbum debut de Jessica Simpson gozó de buena acogida, distribuyó 2 millones de ejemplares en Estados Unidos y contó con el hit-single I Wanna Love You Forever, las comparaciones resultan odiosas y al lado de los debuts de Britney y Christina, con más de 10 millones de copias vendidas en tierras americanas y singles de la talla de …Baby One More Time o Genie In a Bottle, el álbum debut de Jessica no cubrió las expectativas de su discográfica y fue visto como un fracaso (aunque en nuestros días se consideraría un éxito notable).

La estrategia de marketing para el siguiente álbum de Jessica Simpson podríamos resumirla como “donde dije digo, digo Diego”, ya que el intento de su discográfica por convertirla en la nueva Mariah Carey y diferenciar a la cantante texana de sus competidoras mediante una imagen conservadora y más centrada en su voz y no el físico, no surtió efecto. Por ello en 2001, una Jessica Simpson más delgada, más ligerita de ropa y mostrando una imagen sexy irrumpió en el panorama musical con su segundo álbum de estudio, titulado Irresistible. Por tanto, para este nuevo trabajo se tragaron sus propias palabras sobre ser virgen hasta el matrimonio, e intentaron vender a Jessica no como la Mariah de los 90, sino como la Christina provocativa y la Britney con sus coreografías y sus canciones pegadizas. Además del radical cambio de imagen, la música de Jessica también evolucionó y dejó atrás sus emotivas baladas Pop para adoptar el sonido de moda, el R&B, que triunfaba durante aquellos años. Irresistible está compuesto en su mayoría por marchosos temas R&B con influencia dance-pop, además de varias baladas reminiscencia de Sweet Kisses. Algunos de los productores musicales del momento trabajaron en este álbum, como Cory Rooney (quien ya participó en su anterior álbum), Louis Biancaniello & Sam Watters, Rodney “Darkchild” Jerkins, además de Walter Afanasieff, quien produjo las baladas del disco y es el responsable de los mayores éxitos de Mariah Carey. El single presentación del álbum fue el tema que da título al álbum, Irresistible, un pegadizo tema pop/R&B producido por el sueco Anders Bagge que contaba con el típico sonido urbano de principios del 2000. Este single llamó la atención por su espectacular videoclip, que mostraba la nueva imagen de Jessica, con menos ropa y más coreografía, y resultó un éxito moderado en las listas de venta, ya que fue top 20 en Reino Unido y Estados Unidos. El segundo single fue A Little Bit, un marchoso tema dance-pop con influencias urbanas producido por Rick Wake, conocido por su trabajo previo con Anastacia, Jennifer Lopez o Mariah Carey. Este marchoso tema, uno de los más up-tempo y bailables del álbum, fue incapaz de repetir la buena acogida de Irresistible y fracasó en las listas de venta, por ello no más singles fueron lanzados de este álbum. Un tercer single fue planeado, la espectacular balada “When You Told Me You Loved Me” compuesta y producida por Afanassieff, pero su lanzamiento fue cancelado. Esta dramática balada, muy al estilo Mariah, es uno de los puntos fuertes del disco ya que Jessica nos muestra su enorme torrente de voz. Mi tema favorito del álbum es el medio tiempo R&B/pop “Forever In Your Eyes”, compuesto por el que se convertiría en su futuro marido Nick Lachey y que hubiera sido un gran candidato como single. De entre los temas up-tempo que abundan en el álbum, destacan el potente y enérgico “Hot Like Fire” producido por Cory Rooney y en el que Jessica se deshace de su imagen virginal y canta abiertamente de sexo, el marchoso tema dance-pop “What It’s Gonna Be” que podría pertenecer al álbum Oops! de Britney, “Imagination”, otro tema up-tempo R&B con influencia Hip-Hop por su base melódica, obra de Darkchild, o “I Never”, también producido por Darkchild y que contaba con su inconfundible sonido R&B del año 2000.

51y2DZ3Ic2LIrresistible recibió críticas principalmente negativas por ser un disco muy genérico y sobre-producido, debutó en el #6 de la lista americana de álbumes y fue certificado oro por ventas superiores al medio millón de unidades, una cifra claramente inferior a la de su álbum debut y también a la de su siguiente disco de estudio, In This Skin, que se convertiría en el trabajo más exitoso de su carrera musical. Aunque sea el menos vendido de sus tres primeros álbumes, y fuera muy infravalorado por la crítica y el público, es claramente superior a sus siguientes trabajos discográficos, en los que ha pasado del Dance-pop al Country sin encontrar su estilo propio y han tenido un impacto comercial mínimo. Definitivamente, Jessica Simpson no es santo de mi devoción ya que durante su carrera musical ha tocado todos los palos intentando adoptar un estilo musical basado en lo que está de moda en vez de seguir propio su criterio, y a que responde al estereotipo de “rubia tonta” (como demostró ampliamente en su reality-show). Sin embargo, dejando a un lado su peculiar personalidad y su falta de carisma, tengo que reconocer que Irresistible es uno de mis discos favoritos ya que combina el sonido R&B del año 2000 (mi favorito) con una gran voz como la de Jessica y cuenta con buenas canciones que pudieron haber triunfado de la mano de otro artista. Sin duda, Jessica Simpson canta mejor que Britney y es más atractiva físicamente que Christina, además cuenta con un gran talento vocal y un espectacular físico, sin embargo ha tenido un éxito muy limitado y reducido a Estados Unidos, y su carrera siempre ha estado a la sombra de estas dos pop-stars. Pese a todo, merece la pena rescatar del olvido este álbum, desconocido para muchos, pero que representa la esencia del Urban-pop que adoptaron muchos cantantes durante los primeros años de la década pasada debido al auge del sonido R&B. Puntuación: 8/10. Irresistible – Amazon

The Best of Pop: “Schizophonic” de Geri Halliwell

af3b4-gerihalliwell-schizophonicGeri Halliwell conmocionó el mundo de la música en mayo de 1998 cuando en plena promoción del Spiceworld Tour abandonó al grupo que le vio triunfar, las Spice Girls. La cantante británica de ascendencia española alegó al principio una enfermedad que le impedía continuar la gira aunque más tarde dio un comunicado en el que anunciaba su marcha definitiva del grupo por diferencias con sus compañeras pero declaró que “volvería pronto”. Y efectivamente lo hizo, Geri abandonó su pelo rojo, sus plataformas y sus modelitos provocativos, dejó atrás la imagen sexy y explosiva que le hizo famosa y se lanzó en solitario con un atuendo más dulce, sencillo y recatado. Tras participar como embajadora de buena voluntad en la ONU y en otros proyectos solidarios, en junio de 1999 Geri regresó al mundo de la música con Schizophonic, su disco debut como solista y el segundo lanzado por una componente de las Spice Girls en solitario tras “Northern Star” de Melanie C. Schizophonic debutó en el #4 de la lista de ventas británica y acabó vendiendo medio millón de copias en Reino Unido, siendo certificado dos veces platino. Aunque en el resto del mundo su desempeño no fue tan espectacular como en su Reino Unido natal, obtuvo unas ventas de 3 millones de ejemplares en todo el mundo y consiguió un éxito moderado en España, Italia y Canadá, donde ocupó el top 30, o en Estados Unidos, donde Schizophonic fue top 50, convirtiéndose en la única Spice Girl que consiguió debutar dentro de la lista americana. El éxito comercial de este álbum se debió a varias razones: al carisma de Geri como artista y show-woman, ya que era una de las Spice Girls más queridas por el público, también por el hecho de ser la segunda componente en lanzarse en solitario y por el buen momento que vivía el fenómeno fan durante aquellos años, pero principalmente por los 4 magníficos singles que se extrajeron del disco. Schizophonic es un álbum muy ecléctico que refleja todas las aspiraciones musicales de Geri como artista y combina temas marchosos y bailables, reminiscencia de su pasado en Spice Girls, con grandes baladas acompañadas de orquesta, e influencias de la música oriental y latina. Este álbum tenía dos partes muy diferenciadas correspondientes a las dos personalidades de Geri: el lado “angel” que corresponde a la portada en blanco y temas más lentos y baladas, y el lado “devil” correspondiente a la portada en rojo y que incluye los temas más up-tempo, enérgicos y divertidos.

Schizophonic fue presentado con Look At Me, un tema pop muy peculiar con varios tempos y sonido retro, que resultaba muy alegre, divertido, pegadizo y enganchó al público desde un principio y recibió críticas principalmente positivas. Muchas expectativas estaban puestas en este single tras el enorme éxito conseguido por los singles de Spice Girls (todos ellos #1 en Reino Unido con la excepción de Stop) y aunque no consiguió llegar a lo más alto de la lista británica, logró debutar #2 con unas ventas muy cercanas a las de Boyzone, quienes le arrebataron el #1. En el resto del mundo Look At Me también resultó un éxito comercial y ocupó el top 5 en España, Italia, Australia o Canadá. Tras este tema, Geri cambió totalmente de registro, sacó a relucir su ascendencia española y lanzó como segundo single Mi Chico Latino, un tema muy veraniego y bailable que destacaba por su sonido latino y en el que cantaba varias frases en español que pasarán a la historia de la música (famosa es la línea “es una sueño latino”). Gracias a este single, Geri consiguió su primer #1 en Reino Unido como artista en solitario, y también ocupó el top 10 en España. Mi Chico Latino es el tema más destacado y llamativo del álbum, y sin duda la mejor canción de Geri como solista, que permanecerá a lo largo de los años como su tema más característico. Demostrando la gran variedad de estilos presentes en el álbum, como tercer single se lanzó Lift Me Up, un tema más tranquilo que mostraba el lado más sensible y romántico de la cantante. Considerado uno de los mejores temas del disco por la crítica, Lift Me Up consiguió el #1 en la lista británica. Para cerrar la era Schizcophonic con un broche de oro, la que fuera “Ginger Spice” lanzó como último sencillo Bag It Up, un marchoso tema dance-pop con influencia Disco, y quizás el tema que más recordaba a la música que hacía junto a Spice Girls. Bag It Up estuvo acompañado de un espectacular videoclip y gracias a la intensa promoción, logró nuevamente el #1 en la lista británica, convirtiendo a Geri en la única cantante femenina británica en obtener tres singles #1 consecutivos de un mismo álbum. El dúo de productores Absolute, quienes participaron en varios de los temas más famosos del álbum debut de Spice Girls, fueron los responsables de la entera producción de Schizophonic, aunque Geri participó en la composición de los 10 temas que conforman el álbum. Aunque Geri no se caracteriza por ser una gran vocalista y tiene un registro muy limitado, lo compensa con una gran versatilidad vocal, y a pesar de que era una de las componentes de Spice Girls con una menor capacidad vocal, a lo largo de los años perfeccionó su técnica y mejoró considerablemente sus habilidades como cantante. Aparte de los 4 singles lanzados, elegidos a la perfección ya que son los mejores temas del álbum, dentro de Schizophonic también destacan “Walkaway”, una gran balada con orquesta que es el contrapunto más lento y emotivo del disco, “Let Me Love You”, que contaba con una introducción de música oriental y resultaba uno de los temas más originales del álbum, o “Someone’s Watching Over Me”, otra balada, en este caso dedicada a su padre fallecido y perteneciente también al lado “angel” del disco. Sin duda, Schizophonic es uno de los mejores álbumes de una Spice en solitario (personalmente mi favorito y el primero que compré de una Spice como solista) y una de las gemas del pop de finales de los años 90 ya que resulta muy variado, divertido y representa a la perfección el fenómeno pop que se vivió durante aquellos años. Puntuación: 8’5/10.

The Best of Pop: “Gotta Tell You” de Samantha Mumba

Samantha_Mumba-Gotta_Tell_You-FrontalDurante la época dorada del Pop que tuvo lugar a finales de los años 90 y principios de la década del 2000, cuando el fenómeno fan vivía su apogeo, debutó en el mundo de la música la cantante Samantha Mumba, de ascendencia zambiana por parte de padre e irlandesa por parte de madre. Su primer single, Gotta Tell You, irrumpió en el año 2000 en las radios europeas y resultó un gran éxito en las listas de venta, ya que consiguió el #2 en Reino Unido y el #1 en su nativa Irlanda, además de conseguir el top 10 en los principales mercados musicales europeos. Pero el gran logro que consiguió esta joven cantante fue llegar al #5 en la lista americana, en lo que podríamos denominar la segunda invasión británica gracias a Spice Girls y otros cantantes que consiguieron colocar sus singles en posiciones muy altas en Estados Unidos, algo que ha resultado por lo general muy complicado a los artistas pop británicos. Gotta Tell You era un marchoso y pegadizo tema pop/R&B que se convirtió en el single más famoso y recordado de la cantante irlandesa. Tras el éxito de su primer single, Samantha lanzó “Body II Body” en Europa, un tema con menos gancho que sampleaba la canción “Ashes To Ashes” de David Bowie y pasó más desapercibida entre el público, aunque nuevamente fue top 5 en Irlanda y Reino Unido. Más éxito consiguió el tercer single, “Always Come Back To Your Love”, que se trataba de un enérgico tema R&B/pop producido por el dúo noruego StarGate, por entonces poco conocidos a nivel internacional ya que trabajaban principalmente con artistas británicos. Este single logró el segundo #1 de la cantante en Irlanda y fue #3 en Reino Unido. Samantha Mumba, que era una gran bailarina y lucía un cuerpo en forma y tonificado, siguió desgranando canciones de su álbum y lanzó como cuarto single (segundo en Estados Unidos) Baby Come On Over, uno de los más marchosos y pegadizos del disco. Este tema dance-pop fue lanzado en una versión diferente a la del álbum y resultaba más comercial y bailable. Con Baby Come On Over, Samantha siguió encadenando éxitos en Europa ya que nuevamente fue top 5 en Reino Unido e Irlanda, sin embargo en Estados Unidos apenas fue top 50. Como último single se lanzó la balada R&B/Soul “Lately”, como contrapunto a los marchosos temas lanzados anteriormente. Lately era una versión del mismo tema del grupo R&B Divine, y en Reino Unido, donde fue #6, superó el desempeño comercial de la versión original.

El álbum debut de Samantha Mumba tenía por título Gotta Tell You, y estaba formado principalmente por bailables temas dance-pop con gran influencia del sonido R&B, y es el único disco de su corta carrera musical, ya que tras él desarrolló su faceta de actriz e hizo numerosas películas independientes. A Samantha Mumba podríamos considerarla una artista “one-hit wonder” en Estados Unidos ya que sólo tuvo un single top 5 en la lista de ventas americana gracias a “Gotta Tell You”, pero consiguió gran éxito en Irlanda y Reino Unido con los 5 singles extraídos de su primer álbum. Aunque no destacó por su gran voz ni por tener una carrera musical larga y logró un éxito efímero, siempre recordaremos a Samantha como aquella risueña muchacha que corría y bailaba por las calles de Fuengirola en el videoclip de Gotta Tell You, un gran tema que nos devuelve a una época donde la música vivía sus mejores momentos y se hacían grandes canciones pop. Gotta Tell You – Amazon

The Best of Pop: “No Strings Attached” de N’SYNC

Nsync_-_No_Strings_AttachedEl 2000 fue un gran año para la música y muchas de mis canciones favoritas fueron lanzadas este año, cuando el fenómeno fan vivía sus mejores momentos y varias de las boy-bands y jóvenes promesas del pop vivían su apogeo en el mundo de la música. El género R&B también vivía su época dorada a principios de la década del 2000 y debido al éxito de este tipo de música en las listas de venta y radios de todo el mundo (sobretodo en Estados Unidos), hizo que la música pop se influenciara en gran medida del R&B, lo que dio lugar al subgénero llamado urban-pop, que era un pop muy comercial y accesible con un toque de R&B, y cuyos máximos exponentes fueron Britney Spears, Christina Aguilera o los protagonistas de este post, N’SYNC. El grupo formado por Justin, JC, Chris, Lance y Joey, publicó su primer álbum de estudio en 1997 en Europa y un año más tarde en Estados Unidos, debutó en el #2 de la lista americana y acabó siendo certificado diamante por ventas superiores a los 10 millones de copias. Tras la gran acogida del primer álbum, N’SYNC publicaron en el año 2000 su segundo disco de estudio, titulado No Strings Attached, el cual debutó en el #1 de la lista americana con 2’4 millones de copias vendidas en la primera semana, estableciendo un récord a las mayores ventas en una semana de toda la historia de la lista Billboard. Este álbum se mantuvo durante 8 semanas consecutivas en el #1 y acabó vendiendo 12 millones de copias en Estados Unidos.

Aunque en sus inicios N’SYNC fueron comparados con Backstreet Boys y estuvieron a la sombra de ellos, después del tremendo éxito que lograron con sus dos primeros álbumes, dejaron de ser tratados como la copia de los chicos de la calle de atrás para convertirse en una de las boy-bands más importantes y exitosas de todos los tiempos, además intentaron desmarcarse de los típicos grupos masculinos incorporando R&B a su estilo musical, creando un fresco sonido urban-pop con el triunfaron en todo el mundo. En “No Strings Attached” siguieron trabajando con algunos de los productores de su primer disco, como Max Martin o Kristian Lundin, pero incorporaron nuevos productores como She’kspere o Babyface, quienes les ayudaron a conseguir su sonido deseado y dieron un toque R&B a la música de N’SYNC. Bye Bye Bye fue el primer single del álbum, consiguió gran éxito, logrando el #4 en Estados Unidos, el #1 en Australia y el top 10 en Reino Unido, y se convirtió en una de las canciones más populares del grupo. Uno de los puntos fuertes del disco y mi tema favorito es It’s Gonna Be Me, con el que N’SYNC consiguieron su primer y único #1 en la lista americana y que también tuvo buena acogida en el mercado internacional. Con su pegadizo ritmo, la gran producción obra de Max Martin y la particular forma de Justin Timberlake de pronunciar “Me”, convierten a este tema en una de las joyas de la música del 2000. Otros de los temas más destacados son la balada “This I Promise You” y “I’ll Never Stop”, un marchoso tema dance-pop reminiscencia de su primer trabajo. “No Strings Attached” es un gran álbum que resume a la perfección el fenómeno pop que tuvo lugar a principios del 2000 y muestra el sonido urban-pop que triunfó durante esos años. No Strings Attached – Amazon

The Best of Pop: Backstreet Boys “Millennium”

img_0743The Orlando-based group Backstreet Boys exploded onto the music scene in 1996 with their self-titled album, which only was released in Europe. Their sophomore album, Backstreet’s Back, experienced a commercial success and spawned 3 singles that attained high positions in the charts around the world. The first single released of the album, the iconic “Everybody” was a top 5 hit in every country where charted and it was the origin of the global phenomenon that dominated pop music in the last decades. The five member boy-band, consisted of Brian, Nick, Howie, Kevin and AJ, became one of the best selling groups in music history. Millennium is the title of the third album of Backstreet Boys released overseas but the second stateside. Millennium is a pop and dance-pop album and most of the songs were written and produced by Max Martin (the responsible of Britney’s biggest hits), Rami and Kristian Lundin. The first single and one of the best songs in the album is “I Want It That Way”, a massive success around the world and considered the signature song of the group. Another highlights are the up-tempo number “Larger Than Life” and the heartfelt ballad “Show Me The Meaning of Being Lonely”, the third single released and one of my favorite songs of the album. Millennium reached #1 in over twenty countries and sold 12 million albums in United States and 30 million worldwide. This post is dedicated to my sister Esther, who encouraged me to write about one of her favorite groups ever.

The Best of Pop: “Feels So Good” de Atomic Kitten

atomicDurante los años 90 y principios de la década del 2000 las boybands y girlbands vivieron su apogeo en el mundo de la música, ya que vendían millones de discos en todo el mundo, sus temas ocupaban las primeras posiciones en las listas de éxitos y contaban con millones de fans que consiguieron que el fenómeno pop viviera su mejor momento. En Estados Unidos triunfaban grupos como Backstreet Boys o N’Sync y en Gran Bretaña, donde este fenómeno se vivió con gran intensidad, surgieron grupos tan importantes como Spice Girls, Sugababes o Westlife. Tras la sombra de Spice Girls estaba otro grupo femenino que también tuvo una gran acogida en Reino Unido y el resto de Europa, Atomic Kitten, un grupo formado por tres jóvenes británicas (Karry Katona, Liz McClarnon y Natasha Hamilton) que aunque su fama se vio ensombrecida en cierta manera por el tremendo éxito de las chicas picantes, lograron hacerse un hueco importante en el mundo del pop durante su corta trayectoria. Como en todo grupo femenino que se precie, en Atomic Kitten también hubo cambios en las componentes, ya que en medio de la promoción del primer disco, Kerry Katona abandonó el grupo para ser madre y en su lugar entró Jenny Frost. Atomic Kitten publicaron su álbum debut, Right Now, en el año 2000, y tras varios singles que pasaron inadvertidos, triunfaron gracias a temas como “Whole Again” o su versión del clásico de The Bangles “Eternal Flame”, los cuales llegaron al #1 en las listas británicas. Dos años más tarde, publicaron su segundo disco, Feels So Good, que seguía la estela musical de su predecesor y se trataba de un álbum de pop en el más amplio sentido de la palabra, formado por medios tiempos, baladas y temas up-tempo de estilo dance-pop y disco, además de una ligera influencia del sonido R&B. “Feels So Good” fue presentado por “It’s OK!”, que obtuvo buena acogida por parte del público europeo, pero fue el segundo single el que más éxito logró dentro del álbum y se convirtió en una de las canciones más importantes del año 2002. Dicho single era la versión del famoso tema popularizado por Blondie The Tide Is High, que consiguió el tercer #1 del grupo en Reino Unido y también ocupó las primeras posiciones en las listas de venta de Europa y Australia. Tras el éxito de “The Tide Is High” llegó un single de doble cara A formado por “The Last Goodbye”, una emotiva balada (y mi canción favorita del álbum) que también tuvo una gran respuesta entre el público británico y “Be With You”, un marchoso tema Disco, y como último single se extrajo “Love Doesn’t Have To Hurt”, que nuevamente fue otro top 10 en Reino Unido para Atomic Kitten.

Tide Is HighPese a ser tachadas de ser un grupo prefabricado, de recurrir demasiado a las versiones de canciones famosas y tener una vida musical muy corta, Atomic Kitten demostraron que se podían defender perfectamente en directo, que eran algo más que una copia de Spice Girls y que la calidad de su trabajo era más que digna ya pueden presumir de tener dos álbumes #1 en Reino Unido, tres singles #1 y diez singles en el top 10 en la lista británica. “Feels So Good”, el que considero el mejor disco de su carrera, es pop en estado puro y tiene gran cantidad de buenos temas, entre los que me quedo con “The Last Goodbye”, “The Moment You Leave Me”, “Walking On The Water” o su versión de “The Tide Is High”. Puntuación: 8/10