High Road, el regreso de Kesha

KeshaTras el drama ocurrido entre Kesha y su ex-productor Dr. Luke, en 2017 regresó con su tercer álbum de estudio, Rainbow, en el que abandonaba su habitual sonido electro-pop, sus marchosas canciones sobre salir de marcha y pasarlo bien y su excéntrica imagen de party-girl. En Rainbow, Kesha no sólo evolucionó hacia sonidos tan diferentes como el Country, el rock o el folk, sino que mostró su madurez al relatar la montaña rusa en que se convirtió su vida los últimos años, ya que sufrió un desorden alimenticio, pasó por un centro de rehabilitación y atravesó duros problemas personales y profesionales debido a su ardua batalla contra Dr. Luke, al que no sólo culpó de impedirle lanzar nueva música sino que le acusó de abusos sexuales y maltrato psicológico. Pese a resultar muy diferente al estilo de Animal y Warrior, sus dos primeros álbumes, Rainbow recibió buenas críticas por parte de los expertos musicales y debutó en el #1 de la lista americana. Aunque el público y muchos personajes públicos se solidarizaron con Kesha y se posicionaron a su favor, lo cierto es que por el camino perdió a millones de seguidores que preferían a la Kesha desenfadada y “petarda” en vez de la artista sobria y madura de Rainbow. Con una mayor credibilidad como artista pero una popularidad a la baja, la cantante californiana ha regresado este año con nueva música y ha anunciado que en enero de 2020 verá la luz su cuarto álbum de estudio, High Road. En octubre Kesha lanzó el single anticipo de su nuevo proyecto, Raising Hell, y desde la primera escucha pudimos notar que Kesha había regresado a su lado más marchoso y alegre, pero no al extremo de su hit “Tik Tok”, sino que mezclaba el estilo bailable de su álbum debut con un toque más orgánico e instrumental característico de Rainbow. Raising Hell es un tema dance-pop con influencias Gospel y Country que cuenta con la colaboración del peculiar artista Big Freedia y está acompañado de un original videoclip en el que Kesha se convierte en una telepredicadora y vuelve a mostrar su lado divertido y excéntrico de siempre. Si la cantante pretendía recuperar a los fans de sus inicios y mantener a los nuevos, lo cierto es que no ha conseguido ninguno de sus objetivos ya que Raising Hell no ha entrado en las principales listas de venta y se ha convertido en uno de los mayores flops del año. Tras este comienzo tan desafortunado de la era High Road, Kesha ha lanzado un nuevo single, My Own Dance, que se trata de un divertido tema electro-pop compuesto junto a Justin Tranter y producido por John Hill. En “My Own Dance” la cantante parece haber vuelto a su imagen de chica fiestera pero confiesa que ya no es la marioneta de nadie ni cometerá los mismos errores del pasado, toda una declaración de intenciones por parte de Kesha y un dardo envenenado hacia Dr. Luke.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: